La Vitamina E Ayuda a Disminuir Su Riesgo de Cáncer

Vitamina E

Historia en Breve -

  • La vitamina E es una importante vitamina liposoluble y antioxidante que combate la inflamación, crea los glóbulos rojos, sustenta una función inmunológica saludable y ayuda al cuerpo a utilizar la vitamina K, que es importante para la salud cardiaca
  • Tener una deficiencia de vitamina E aumenta el riesgo de una disfunción inmunológica, deterioro cognitivo, enfermedades cardiovasculares y ciertos tipos de cáncer, incluyendo de próstata, mama, colon y pulmón
  • Un reciente metaanálisis de 11 estudios concluyó que los pacientes que tenían concentraciones más bajas de vitamina E en suero (el nivel de vitamina E en la sangre) tenían un mayor riesgo de cáncer colorrectal
  • Además, los estudios previos han demostrado que la vitamina E natural podría reducir el riesgo de cáncer de pulmón en más de un 60 %; y el cofactor gamma-tocotrienol, podría disminuir la formación de tumores de próstata en un 75 % e inhibir el crecimiento de las células de cáncer de mama en humanos
  • Cuando tome algún suplemento, asegúrese de que sea elaborado con vitamina E natural (no sintética) y que tenga un equilibrio de los ocho compuestos de la vitamina E que no contengan soya ni ingredientes transgénicos

Por el Dr. Mercola

La vitamina E es liposoluble con una potente actividad antioxidante que ayuda a combatir los dañinos radicales libres. También, desempeña un rol en la formación de los glóbulos rojos, ayuda a su cuerpo a utilizar la vitamina K (lo cual es importante para la salud cardiaca)1 y está involucrada en su función inmunológica y señalización celular.

Al igual que con muchos otros nutrientes, muchos no reciben suficiente cantidad de este básico micronutriente a través de su alimentación.

Tan solo en los Estados Unidos, entre el 75 y 90 % de la población no logra consumir la cantidad diaria recomendada (RDA, por sus siglas en inglés) de vitamina E.2,3 La dosis diaria recomendada para las personas mayores de 14 años de edad es de 14 a 15 miligramos (mg) de vitamina E por día, pero la mayoría de las personas en los Estados Unidos consumen tan solo la mitad de esa cantidad.4

Tener una insuficiencia de vitamina E podría aumentar el riesgo de una amplia variedad de enfermedades, incluyendo una disfunción inmunológica, deterioro cognitivo, enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer,5 especialmente de próstata, colon y de pulmón.6,7

Padecer obesidad aumenta el riesgo de una mayor deficiencia de vitamina E, en parte, debido a que, para empezar, tener mayores niveles de estrés oxidativo en las células grasas aumenta los requerimientos de vitamina E.

La obesidad también afecta el uso de esta vitamina en el cuerpo.8,9 Su alimentación su mejor fuente de tal vitamina, ya que los alimentos contienen una combinación de los ocho tipos de vitamina E. Si toma un suplemento, hay consideraciones clave que debe abordar, las cuales revisaré enseguida.

Los Bajos Niveles de Vitamina E Se Relacionaron Nuevamente con un Riesgo Más Elevado de Cáncer Colorrectal

Un sin número de estudios han analizado la influencia de la vitamina E en enfermedades, tales como el cáncer.

Es importante percatarse de que, si bien, algunos estudios han relacionado la suplementación con vitamina E con un mayor riesgo de cáncer,10 la mayor parte de estos estudios analizaban la vitamina E sintética, la cual no recomiendo. Por otro lado, la vitamina E natural, tiene un efecto protector.

Los estudios que evaluaron el potencial anticancerígeno de la vitamina E natural encontraron que:

  • 300 UIs11 de vitamina E natural diarias podría reducir el riesgo de cáncer de pulmón en un 61 %12
  • El cofactor, gamma-tocotrienol, que se encuentra en los preparados de vitamina E, podría disminuir la incidencia de formación de tumores de próstata en un 75 %13
  • Además, el cofactor gamma-tocotrienol combate los tumores de cáncer de próstata existentes y podría inhibir el desarrollo de células de cáncer de mama en humanos14

Muy recientemente, un metanálisis15 de 11 estudios concluyó que los pacientes que tenían concentraciones más bajas de vitamina E en suero (el nivel de vitamina E en la sangre), tenían un mayor riesgo de cáncer colorrectal.

Un estudio pasado,16 publicado en 1993, también encontró que consumir elevadas cantidades de vitamina E ayudaba a disminuir el riesgo de cáncer colorrectal--especialmente en personas menores de 65 años de edad. Como se explicó en el estudio:

"La vitamina E es el principal antioxidante liposoluble que se encuentra en las membranas celulares, donde protege contra la peroxidación lipídica.

Además, al igual que los carotenoides y la vitamina C hidrosoluble, también podría estimular al sistema inmunológico y podría proteger contra el desarrollo de cáncer, a través de incrementar el control del sistema inmunológico. Las vitaminas E y C reducen los niveles de nitrito, que son los compuestos que causan la aparición de los tumores..."

Otros Beneficios de la Vitamina E Natural

Aparte de su potencial para prevenir el cáncer, la vitamina E natural también podría:

Reducir el riesgo de padecer enfermedades cardíacas y derrames cerebrales17

Ayudar a aliviar los síntomas relacionados con la esteatohepatitis no alcohólica, una común enfermedad del hígado graso relacionada con la obesidad

Reducir el riesgo de degeneración macular relacionada con la edad, una causa principal de pérdida de la vista en los adultos mayores18

Mejorar la función de los vasos sanguíneos, lo que ocurre cuando un fumador deja de fumar19

Aplazar la pérdida de la función cognitiva en pacientes que padecen enfermedad de Alzheimer.20

Los resultados demostraron que la progresión clínica de esta enfermedad disminuyó un 19 % anual en el grupo que recibió 2 000 UIs de vitamina E por día, en comparación con el placebo.

Este aplazamiento se tradujo en poco más de seis meses de retraso en la progresión durante el período de seguimiento de dos años. Además, el tiempo que el cuidador invirtió en el grupo que recibió vitamina E no tuvo tan efecto.

En realidad, este estudio utilizó alfa-tocoferol sintético que no estaba balanceado con los tocotrienoles ni con ninguno de los otros tocoferoles--beta, gamma y delta. Lo más probable es que los beneficios hubieran sido aún mayores si se usara la forma natural

¿Cuánta Cantidad de Vitamina E Necesita Para Tener Una Salud Óptima?

De acuerdo con un análisis científico,21,22 tan solo un 21 % de las personas estudiadas tenía un nivel protector de vitamina E en suero, el cual se cree que es de 30 micromoles por litro (mmol/L).

Este parece ser el límite superior donde se obtienen "los efectos definibles sobre la salud humana en múltiples áreas".23 Los estudios en los que participaron humanos también han encontrado que para obtener un nivel de 30 mmol/L se requiere consumir diariamente al menos 50 IUs de vitamina E.24

Una razón principal de dicha deficiencia generalizada es que la mayoría de las personas lleva una alimentación que contiene principalmente alimentos procesados, los cuales tienden a ser deficientes en vitamina E y otros nutrientes importantes.

Por otro lado, llevar una alimentación baja en grasas podría tener el efecto secundario indeseable de disminuir sus niveles de vitamina E, ya que posteriormente, esto deteriora su capacidad para absorber la vitamina E presente en los alimentos que consume o suplementos que toma.

Dado que la vitamina E es liposoluble, debe tomarla con un poco de grasas saludables, tal como el aceite de coco o aguacate, con el fin de ayudar a aumentar a su biodisponibilidad. De hecho, los estudios han demostrado que su cuerpo solo absorbe alrededor del 10 % de la vitamina E de un suplemento, cuando es tomado sin grasa.25

Señales Y Síntomas de Deficiencia de Vitamina E y Por Qué Es Tan Importante Durante el Embarazo

Entre los signos y síntomas que se manifiestan al tener una grave deficiencia de vitamina E se encuentran:26,27

Debilidad muscular y un paso inestable al caminar

Pérdida de masa muscular

Arritmia cardiaca

Problemas de la vista, incluyendo una contracción del campo visual; movimientos anormales de los ojos; ceguera

Demencia

Problemas renales y hepáticos

Tener una deficiencia de esta vitamina durante el embarazo podría ser particularmente problemático. A nivel mundial, alrededor del 13 % de las personas tienen niveles de vitamina E, inferiores al límite de “deficiencia funcional” de 12 mmol/L, y la mayor incidencia se presenta en los recién nacidos y niños pequeños.

Los bebés que son deficientes en vitamina E están en mayor riesgo de problemas inmunológicos y de la vista. La deficiencia de esta vitamina durante el embarazo también aumenta el riesgo de un aborto espontáneo.28

Vitamina E Natural Versus Sintética

La vitamina E sintética se deriva de los petroquímicos y tiene efectos tóxicos conocidos; sin embargo, el alfa-tocoferol sintético es el tipo más comúnmente utilizado cuando se investigan los efectos de la vitamina E en la salud.

Por lo tanto, no es algo tan sorprendente que los suplementos de vitamina E sintética no proporcionen ciertos beneficios para la salud y que, posiblemente, incrementen ciertos riesgos para la salud.

La vitamina E natural incluye un total de ocho compuestos diferentes, y tener un balance de estos ayudará a optimizar las funciones antioxidantes. Estos compuestos se dividen en los dos siguientes grupos de moléculas:

1. Tocoferoles

  1. Alfa
  2. Beta
  3. Gama
  4. Delta

2. Tocotrienoles

  1. Alfa
  2. Beta
  3. Gama
  4. Delta

Los tocoferoles son considerados la "verdadera" vitamina E, y muchos afirman que es la única clase que proporciona beneficios para la salud. Parte del problema con los tocotrienoles es que simplemente no han recibido tanta atención científica.

En mi opinión, es seguro asumir que se beneficiaría de un balance de los ocho y no solo de uno. Los alimentos son la fuente ideal de vitamina E, ya que los ocho compuestos de vitamina E se encuentran naturalmente disponibles.

Por lo general, los suplementos de vitamina E sintética solo incluyen al alfa-tocoferol; y la investigación,29,30 publicada en 2012, concluyó que los tocoferoles alfa sintéticos que se encuentran en los suplementos de vitamina E no proporcionaron una protección anticancerígena discernible, mientras que los tocoferoles, gamma y delta, que se encuentran en los alimentos, ayudan a prevenir el cáncer de colon, pulmón, mama y próstata.

Considere que, en realidad, un suplemento no le indicará que es sintético, por lo que tiene que saber qué es lo que debe buscar en la etiqueta.

  • El alfa-tocoferol sintético típicamente se enlista con una "dl" (es decir, dl-alfa-tocoferol)
  • Los productos que no son sintéticos o de origen natural típicamente se enlistan con una "d" (d-alfa-tocoferol)

Debe considerar que, cuando la vitamina E es estabilizada a través de agregar ácido succínico o ácido acético, el nombre químico cambia de tocoferol a tocoferilo (Por ejemplo, como en el caso del d-alfa-tocoferil succinato).

Una Guía Para Elegir un Suplemento de Vitamina E

Le recomiendo encarecidamente evitar los suplementos de vitamina E sintética, ya que han demostrado tener efectos tóxicos en cantidades mayores y/o a largo plazo.

La vitamina E sintética también podría aumentar la progresión de los tumores, y acelerar el cáncer de pulmón en ratones.31 Por lo tanto, si opta por tomar un suplemento, asegúrese de consumir un suplemento de vitamina E natural y balanceada, no una que sea sintética.

Otro problema potencial es que si se toma grandes cantidades de alfa-tocoferol en forma aislada, posiblemente, podría agotar los niveles de otros tocoferoles y tocotrienoles en el cuerpo.

Esto ocurre, ya sea si toma un suplemento natural o sintético, por lo que recomiendo que busque un suplemento alimenticio que tenga un balance de los ocho tipos de vitamina E (4 tocoferoles y 4 tocotrienoles).

También, debe buscar un suplemento que no contenga soya o derivados del aceite de soya e ingredientes transgénicos (GE)--algunos de los ingredientes transgénicos más comunes que se encuentran en los suplementos son hechos de maíz, soya y semilla de algodón.

La Mejor Fuente de Vitamina E

Es mejor tomar los suplementos junto con--no en lugar de--una alimentación saludable, y solo si realmente los necesita.

Una forma de evaluar sus requerimientos de una vitamina E u otros suplementos es utilizar un medidor de nutrientes, tal como Cronometer.com/Mercola, que es el más preciso que está disponible en el mercado, debido a su capacidad de eliminar los datos inexactos de la población; y este se encuentra disponible de forma gratuita.

La vitamina E podría obtenerse fácilmente de una alimentación saludable, por lo que antes de considerar un suplemento, considere incluir más alimentos altos en vitamina E en su alimentación. La vitamina E es sintetizada por las plantas, y las cantidades más altas se encuentran en los aceites vegetales.

Sin embargo, aunque algunas autoridades sanitarias recomiendan el aceite de canola como una buena fuente,32 en realidad, es una muy mala fuente. Los frijoles--que son una buena fuente de vitamina E--también podrían ser problemáticos para muchas personas, debido a su alto contenido de lectina.

Tres categorías generales de alimentos que contienen cantidades más altas de vitamina E, para evitar las fuentes posiblemente problemáticas, son:

  • Verduras de hojas verdes
  • Alimentos con un alto contenido de grasas, tales como frutos secos, semillas y mariscos/pescados grasos, incluyendo a los camarones y sardinas
  • Opciones de origen vegetal altos en aceite/grasas, tales como aceitunas y aguacates

Algunos ejemplos más específicos de alimentos que tienen un alto contenido de vitamina E son los siguientes:33,34

Alimento Tamaño de Porción Vitamina E (mg)

Semillas de girasol

1 onza

7.4 mg

Almendras

1 onza

6.8–7.3 mg

Aceite de girasol

1 cucharada

5.6 mg

Avellanas

1 onza

4.3 mg

Aguacate (rebanado)

1 taza

3.2 mg

Brócoli (hervido/al vapor)

½ taza

1.2 mg

Mango (rebanado)

½ taza

0.7 mg

Espinacas (crudas)

1 taza

0.6–3.8 mg

Kiwi

1 taza

2.7 mg

Publique su comentario