La Exposición al Fluoruro Durante el Embarazo Se Correlaciona con un Menor Coeficiente Intelectual

Prenatal

Historia en Breve -

  • El fluoruro es una sustancia química disruptora endocrina que está relacionada con la enfermedad de la tiroides, deterioro de la memoria, trastorno por déficit de atención e hiperactividad y un menor coeficiente intelectual (IQ) en niños
  • Un estudio a largo plazo patrocinado por el Instituto Nacional de Salud de los Estados Unidos encontró una correlación entre la exposición al fluoruro en el útero y reducciones posteriores en la función cognitiva
  • Cada aumento de 0.5 mg/L de fluoruro por encima de los 0.8 mg/L en la orina de la madre se relacionó con una reducción de 2.5 puntos en el IQ y una reducción de 3.15 puntos en las puntuaciones generales de índice cognitivo en el niño
  • A medida que aumentaba el nivel de fluoruro, se reducía el IQ – en todos los niveles de exposición – lo que significa que no hay cantidad que no provoque ningún efecto dañino en la cognición, lo único que cambia es el grado
  • En el 2015, el nivel recomendado de fluoruro en el agua potable de los Estados Unidos se redujo de un límite superior de 1.2 mg/L a 0.7 mg/L, esto con el fin de reducir los síntomas de la sobreexposición, pero incluso a este nivel, lo más probable es que ponga en riesgo el desarrollo y la función cerebral de los niños

Por el Dr. Mercola

A pesar de que cada vez hay más información sobre este tema, muchas personas aún no entienden los riesgos para la salud que se ha demostrado que provoca el agua fluorada.

Desde la década de 1945 se decía que añadir fluoruro al agua potable era seguro y una forma efectiva de mejorar la salud dental de las personas. Durante décadas, muchas personas creyeron esto sin dudarlo un solo momento, a pesar de que la evidencia demuestra todo lo contrario.

Las investigaciones científicas han revelado que el fluoruro es una sustancia química disruptora endocrina1 y ha sido relacionado con la creciente prevalencia de la enfermedad tiroidea.2

Es importante destacar que el fluoruro ha sido identificado como una neurotoxina de desarrollo que tiene un impacto negativo en la memoria laboral y en la memoria a corto plazo, contribuye con las crecientes tasas de trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH)3 y provoca una reducción en el coeficiente intelectual (IQ) en los niños.4

Actualmente, un nuevo estudio multimillonario a largo plazo patrocinado por Instituto Nacional de Salud (NIH) de los Estados Unidos y realizado por un equipo de investigación que ha producido más de 50 artículos sobres los efectos de las exposiciones ambientales en la salud cognitiva de los niños, ha revelado el precio que pagan los niños cuando sus madres se exponen al fluoruro durante el embarazo.

Como lo señaló Paul Connett, Ph.D., toxicólogo, químico ambientalista y ex director de Fluoride Action Network (FAN) en el video presentado en la parte de arriba (a pesar de que ya se retiró y entregó su puesto de director a su hijo Michael, Connet sigue participando en la organización):

"Esto debería significar el final de la fluoración del agua a nivel mundial. ¿Cómo pueden seguir exponiendo a millones de mujeres embarazadas y niños a una conocida sustancia neurotóxica cuando ya saben que existe una relación entre la cantidad de fluoruro a la que se expone una mujer durante el embarazo y el nivel de IQ con el que nace el niño?"

A Pesar de que se Disminuyó el Nivel de Fluoruro Sigue Siendo Demasiado Alto

En abril de 2015, el gobierno estadounidense admitió que el nivel “óptimo” de fluoruro recomendado desde 1962 era demasiado alto y que había provocado que más del 40 % de los adolescentes que viven en los Estados Unidos padecieran fluorosis – un signo de sobreexposición al fluoruro.

En algunas áreas, las tasas de fluorosis dental son tan altas como 70 a 80 % y algunos de estos niños sufren la forma avanzada de la enfermedad.

Como resultado de estos hallazgos, el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) de los Estados Unidos redujo en un 40 % su nivel de fluoruro recomendado en el agua potable, de un límite superior de 1.2 miligramos por litro (mg/L) a 0.7 mg/L.5

En el 2025 el HHS reevaluará las tasas de fluorosis dental entre los niños con el fin de evaluar si la reducción de fluoruro en el agua potable ayudó a reducir las tasas de fluorosis dental.

Sin embargo, incluso si los 0.7 mg/L ayudan a reducir la incidencia de fluorosis dental, el estudio presentado demuestra claramente que esto NO significa que es un nivel seguro en general.

La Exposición Prenatal al Fluoruro Reduce el IQ en Niños

En una denuncia presentada en contra de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos en respuesta a su negativa a la petición de prohibir la fluoración del agua, FAN, junto con una coalición de grupos ambientales y de salud pública, se presentaron ante la agencia con más de 180 estudios que demuestran que el fluoruro causa daño neurotóxico y menor IQ en niños.6

Muchos de estos estudios encontraron daños causados a niveles dentro del rango, o precariamente cerca a los niveles que millones de niños que viven en los Estados Unidos reciben de forma regular. En total, hay más de 300 estudios realizados tanto en animales como en humanos que demuestran que el fluoruro puede causar:7

  • Daño cerebral, especialmente cuando se combina con una deficiencia de yodo o niveles excesivos de aluminio
  • Reducción en el IQ
  • Déficits neuroconductuales como deterioro en la organización visual-espacial
  • Deterioro en el desarrollo cerebral fetal

Ahora podemos añadir otro estudio a esta lista cada vez mayor. Este estudio,8,9,10,11 que fue publicado el mes pasado en Environmental Health Perspectives encontró una correlación entre la exposición al fluoruro en el útero y posteriores reducciones en la función cognitiva a la edad de 4 y 6 hasta los 12 años de edad.

Cada aumento de 0.5 mg/L de fluoruro por encima de los 0.8 mg/L en la orina de la madre se relacionó con una reducción de 2.5 puntos en el IQ y una reducción de 3.15 puntos en las puntuaciones generales del índice cognitivo (GCI) en el niño, lo que llevó a los autores a concluir que:

una mayor exposición prenatal al fluoruro, en el rango general de exposiciones reportadas para otras muestras de la población de mujeres embarazadas y mujeres adultas no embarazadas en general, se relacionó con menores puntuaciones en las pruebas de función cognitiva en sus hijos a la edad de 4 y 6 hasta los 12 años”.

La Exposición Prenatal Es Más Peligrosa que la Exposición Infantil

De acuerdo con el autor principal Howard Hu, decano fundador de la Escuela Dalla Lana de Salud Pública en la Universidad de Toronto, este es uno de los estudios más grandes, largos y rigurosos que se hayan hecho acerca del fluoruro y el neurodesarrollo.

Se recolectaron datos de casi 300 madres mexicanas y sus hijos. Aunque en México no se fluoriza el agua potable, los mexicanos están expuestos a muchas fuentes de fluoruro, incluyendo el fluoruro que se encuentra de forma natural en el agua, sal fluorada, productos dentales, suplementos, pesticidas y té.

Es importante destacar que los investigadores encontraron que la exposición prenatal influía mucho más con respecto a la función cognitiva que la exposición durante la infancia.

Como lo señaló Hu, “el sistema del feta tiende a ser más sensible a las sustancias tóxicas ambientales que el sistema de un niño”, y este estudio respalda este punto de vista. De acuerdo con Connett:

Este es el momento más importante para nosotros desde que se formó Fluoride Action Network (FAN) en el año 2000. Justifica las preocupaciones que hemos tenido sobre la neurotoxicidad del fluoruro desde el estudio de Mullenix en el comportamiento animal en 1995 y los primeros dos estudios chinos sobre el IQ publicados en 1996”.

El nivel promedio de fluoruro en la orina de las madres incluidas en el estudio fue de 0.9 mg/L. En los Estados Unidos el 75 % del agua potable está fluorada y de acuerdo con Hu, es poco probable que los niveles de fluoruro en las madres mexicanas sean significativamente diferentes a los niveles de las mujeres que viven en los Estados Unidos.

A pesar de eso, la Asociación Dental Americana (ADA) sigue negándose a ver la luz y comentó sobre el estudio diciendo que sus resultados “no aplican para los Estados Unidos” y que la ADA “sigue apoyando la fluoración del agua pública como la medida de salud pública más efectiva para prevenir la caries dental”.12 El hecho de que la ADA ponga como prioridad la prevención de la caries dental por encima de la pérdida de IQ es algo realmente incomprensible.

Especialmente cuando hay investigaciones13 que demuestran que el fluoruro sólo funciona – y de una forma poco eficaz – cuando se utiliza tópicamente.

Así que cuando se ingiere, no tiene efectos beneficiosos en los dientes. ¡Además, existen formas mucho más seguras y efectivas de reducir la caries dental que utilizar un veneno tópico o ingerir un contaminante industrial dañino!

La Pérdida de IQ por la Exposición al Fluoruro Es un Problema Grave

De acuerdo con Connett, el estudio presentado es muy importante, ya que revela que la pérdida de IQ es un problema significativo. Es decir, un niño cuya madre bebió agua con 1 parte por millón (ppm) de fluoruro durante su embarazo tendría un coeficiente intelectual entre 5 y 6 puntos menor que un niño cuya madre bebió agua sin fluoruro durante su embarazo.

Otro punto importante con respecto a este estudio es que el fluoruro medido en la orina es un indicador más exacto del consumo total de fluoruro en comparación con el simple hecho de medir la concentración de fluoruro en el agua potable y después calcular la cantidad de agua que se consume.

Cuando el agua potable es la principal fuente de fluoruro, entonces las concentraciones de fluoruro en la orina y el agua casi siempre son las mismas.

Por lo tanto el nivel promedio de fluoruro en la orina de 0.9 mg/L implica que las mujeres estuvieron consumiendo la misma cantidad de fluoruro que las mujeres que bebieron agua con un nivel de fluoruro de 0.9 mg/L – sólo 0.2 mg/L por encima del nivel para el agua potable recomendado actualmente en los Estados Unidos.

Cuando se toma en cuenta el rango de exposiciones al fluoruro en el estudio, es muy probable que la exposición sea muy similar a la del rango encontrado en muchas áreas fluoradas del país.

En un correo electrónico personal que me envío Connett, escribe:

Las dosis en este estudio son directamente aplicables a las áreas con fluoración artificial. No hay necesidad de extrapolar los efectos a dosis más altas.

Este estudio refuta las afirmaciones hechas por los defensores de la fluoración de que los estudios utilizan dosis más altas que las que hay en las áreas con fluoración artificial y que por eso ocurre una pérdida de IQ.

Esas falsas afirmaciones oscilan entre 11 a 30 veces más altas, pero se basan en la falacia lógica de que lo relevante es la dosis más alta entre varios estudios, cuando en realidad lo más relevante es la dosis más BAJA entre los estudios”.

Las Diferentes Formas en las que el Fluoruro Daña la Función Cerebral de los Niños

Como se mencionó, actualmente, hay cientos de estudios que demuestran que el fluoruro daña la función cerebral en muchas formas diferentes. Entre los mecanismos de daño propuestos, los estudios han demostrado que el fluoruro puede:14

Interferir con las funciones básicas de las células nerviosas en el cerebro

Reducir los receptores nicotínicos de la acetilcolina

Reducir el contenido de lípidos en el cerebro

Dañar la glándula pineal a través de la acumulación de fluoruro

Alterar los sistemas de defensa antioxidante

Dañar el hipocampo

Dañar las células Purkinje

Aumentar la captación de aluminio, lo cual tiene efectos neurotóxicos

Fomentar la formación de placas beta-amiloides (la anormalidad cerebral clásica en la enfermedad de Alzheimer

Exacerbar las lesiones inducidas por deficiencia de yodo

Aumentar la absorción manganeso, lo que también está relacionado con un menor IQ en niños

Alterar la función tiroidea, lo que también afecta el desarrollo cerebral

El Fluoruro es un Medicamento No Aprobado

Si todos conocieran los peligros del fluoruro y tuvieran la opción de elegir, seguramente, la mayoría optaría por beber agua libre de fluoruro. Desafortunadamente, si vive en un área que añade fluoruro a su suministro de agua municipal, entonces no tiene esa opción. Lo quiera o no, está siendo medicado con una sustancia conocida por tener efectos tóxicos.

Es importante recordar que el fluoruro es un medicamento ya que se utiliza para prevenir una enfermedad (caries dental) y jamás se ha administrado ningún otro medicamento como una medida de salud pública sin antes tomar en cuenta la edad, sexo, las necesidades médicas y otros factores que podrían ponerlo en un mayor riesgo de efectos secundarios.

Los pacientes que son recetados con medicinas deben ser medicamente supervisados, sin embargo en el caso de fluoruro, nadie supervisa nada.

Una vez que ponen fluoruro en el agua, no hay forma de controlar quién la consume, ni cuánta y si sufre los efectos secundarios, no hay forma de saber a qué se deben. La mayoría ni siquiera se da cuenta de que sus problemas de salud podrían estar relacionados con la toxicidad del fluoruro.

El fluoruro en el agua ni siquiera está regulado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los Estados Unidos, a pesar de que regula el contenido de fluoruro en las pastas dentales y otros productos para el cuidado oral, que deben llevar etiquetas de advertencia sobre los peligros de ingerirlos.

La FDA ni si quiera reconoce los suplementos de fluoruro (que al igual que el agua, son ingeridos) como seguros y eficaces. De hecho, hasta la fecha, la FDA los clasifica como medicamentos nuevos “no aprobados”. El año pasado, la FDA prohibió que las farmacias vendieran suplementos de fluoruro no aprobados.

También emitió una carta de advertencia para los fabricantes de suplementos de fluoruro, exigiéndoles que dejaran de producir sus productos porque eran medicamentos no aprobados – por lo tanto es ilegal fabricarlos y venderlos.

Entonces, ¿cómo es posible que sigan añadiendo fluoruro a los suministros de agua en todo Estados Unidos con el fin de prevenir la caries dental – un propósito que en los ojos de la FDA lo convierte en un medicamento y uno que la FDA jamás ha aprobado como seguro ni eficaz? Es una situación muy extraña para la cual nadie parece tener la respuesta.

Publique su comentario