Los Retardantes de Llamas y las Sustancias Químicas Cosméticas Podrían Estar Dañando Su Salud

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Febrero 24, 2015 | 20,289 vistas

Historia en Breve

  • Muchos de los retardantes de llamas bromados (PBDEs) fueron remplazados por retardantes de llamas organofosforados, que han sido relacionados los mismos problemas de salud que los PBDEs, incluyendo alteraciones endocrinas y cáncer
  • El esmalte de uñas actualmente está siendo investigado como una posible fuente de retardantes de llamas TPHP
  • Las evaluaciones de las sustancias químicas tóxicas realizadas por la Agencia de Protección Ambiental ha llegado a un punto muerto, esto gracias a las disputas políticas que siguen retrasando los resultados condenatorios

Por el Dr. Mercola

A menos que viva en un lugar completamente remoto, lo más probable es que esté expuesto a una gran variedad de sustancias químicas de forma cotidiana y esto puede dañar su salud. Una clase de sustancias químicas que se ha vuelto sumamente común en los Estados Unidos son los retardantes de llamas.

En la década de 1970, los Estados Unidos implementó normas de seguridad contra incendios que dieron lugar a más y más productos que adoptaron el uso de polibromodifenil éteres (PBDE) para lograr cumplir con las estrictas normas.

Los PBDEs tienen una estructura molecular similar a la de los PCBs que ya han sido prohibidos, esto debido a que han sido relacionados con el cáncer, problemas reproductivos y alteración del desarrollo cerebral en fetos.

Y aunque desde entonces, algunos PBDEs han sido prohibidos en algunos estados del país, siguen estando presentes en el ambiente y acumulados en su cuerpo. Las pruebas han revelado que hasta el 97 por ciento de las personas en Estados Unidos tienen niveles significativos de PBDE en la sangre.

Muchas sustancias químicas dañinas también se encuentran contenidas en los productos de cuidado personal que aplica sobre su cuerpo de forma regular.

Un artículo reciente publicado en Environmental Health Perspectives1 habla sobre el impacto de los retardantes de llamas nuevos y las rutas por las cuales las personas están expuestas a estas sustancias químicas dañinas- que, sorprendentemente, podrían incluir a los productos de cuidado personal.

Exposición de la Mano a la Boca en Adultos

En el 2005, los PBDEs utilizados en los muebles de espuma fueron retirados de forma voluntaria del mercado en Estados Unidps.2 Pero, ¿fueron remplazados con productos químicos inofensivos? No lo creo.

Muchos PBDEs fueron remplazados con retardantes de llamas organofosfatados como el fosfato de tris (TDCIPP) y fosfato de trifenilo (TPHP), ambos son utilizados en una gran variedad de productos de consumo, incluyendo muebles, asientos para autos, alfombras y productos para bebé, por mencionar algunos.

De acuerdo con el artículo presentado:3

“El TDCIPP se encuentra enlistado como un carcinógeno humano bajo la Prop. 65 de California y un estudio pequeño realizado en humanos encontró evidencia de que la exposición al TDCIPP y TPHP estuvo relacionada con niveles alterados de algunas hormonas y una reducción en la concentración de espermatozoides.

Los datos in vitro y en animales han relacionado al TDCIPP y TPHP con neurotoxicidad y ambos son disruptores endocrinos.”

Un estudio4 reciente que investigó cómo y en qué grado, las personas están expuestas a estas sustancias químicas en sus hogares. En el estudio participaron un total de 53 hombres y mujeres y más del 90 por ciento de ellos proporcionaron muestras de polvo de sus hogares.

Además de que todas las muestras de polvo contenían tanto TDCIPP como TPHP, también se encontraron metabolitos de TPHP y TDCIPP en el 91 y 83 por ciento de las muestras de orina, respectivamente.

Los Retardantes de Llamas Podrían Ocultarse en Productos para la Mujer

Curiosamente, las mujeres tuvieron casi el doble de los niveles de metabolitos de TPHP que los hombres, lo que sugiere que debe de haber una ruta de exposición oculta con la que entran en contacto las mujeres de forma más regular que los hombres… De acuerdo con la autora del estudio, Heather Stapleton:

“Este es un resultado muy inusual. No habíamos visto esto antes [con respecto a las retardantes de llamas], lo que nos sugiere que probablemente exista una exposición a través de los productos de cuidado personal.”

El esmalte de uñas actualmente está siendo investigado como una posible fuente de exposición al retardante de llamas TPHP.

El estudio también encontró que aquellos con los niveles más altos de rastros químicos organofosforados en sus manos tuvieron niveles más altos en su orina, lo que sugiere que “el contacto de la boca a la mano o la absorción dermal podrían ser importantes vías de exposición a estos compuestos.”

De acuerdo con los investigadores, lavarse las manos con frecuencia podría ayudar a reducir algo de exposición, pero claramente, su mejor opción sería determinar las fuentes y eliminar las más que pueda- especialmente si tiene hijos pequeños.

Lo ideal es que todos comencemos a poner atención a la presencia de estas sustancias químicas, porque no sólo son malas cuando son ingeridas o absorbidas, sino que también son malas para el medio ambiente cuando son desechadas por el desagüe…

Las Investigaciones Químicas Regidas por la Política, No Es Ciencia

Un artículo reciente publicado por The Center for Public Integrity5 (CPI) revela lo poco que está haciendo el gobierno de los Estados Unidos para protegerlo de estos peligros químicos, por lo tanto es necesario tomar más responsabilidad personal.

Parece ser que las evaluaciones de las sustancias químicas tóxicas realizadas por la Agencia de Protección Ambiental (EPA) ha llegado a un punto muerto, esto gracias a las disputas políticas.

Una de las responsabilidades de la EPA es determinar que sustancias químicas representan un peligro para la salud humana y después decidir cómo proteger al público de esas sustancias químicas. Podrían decidir prohibir la sustancia química en cuestión o crear normas más estrictas, por ejemplo.

Sin embargo, cualquiera de esas medidas resultará en una pérdida de ganancias para la industria de las sustancias químicas, que está trabajando duro para mantener sus productos en el mercado- y tienen un poderoso grupo de presión político para asegurarse que su negocio siga como de costumbre.

Una de las tácticas que utiliza la industria química es simplemente sembrar la duda cuando surgen preguntas sobre los posibles peligros para la salud.

Es bastante difícil saber exactamente a cuántas sustancias químicas estamos expuestos antes de sucumbir ante el cáncer y alguna otra enfermedad y la industria química utiliza este hecho para argumentar por la seguridad de una sustancia química.

Esta es una estrategia que originalmente fue utilizada con gran éxito por la industria del tabaco. Otra estrategia política utilizada hoy en día es retrasar los resultados científicos. De acuerdo con el reportero David Heath de CPI:

“Los investigadores del Congreso encontraron que la Casa Blanca de Bush pospuso muchos resultados científicos de la EPA. De hecho, los investigadores dijeron que este retraso era tan interminable que las investigaciones científicas realizadas por la EPA eran prácticamente obsoletas. Las cosas llegaban hasta la administración de Bush y ellos hacían muchas preguntas y regresaban todo el trabajo para que comenzara de nuevo…

La administración de Obama llegó con un plan para arreglarlo. Ese plan básicamente consistía en hacer más evaluaciones químicas y hacerlas mucho más rápido. Pero el plan no ha funcionado. En los últimos tres años la EPA ha hecho menos evaluaciones químicas que nunca antes.”

Desastrosa Valoración del Arsénico Detenida y Enterrada

En 1998, la EPA comenzó a trabajar en una evaluación toxicológica del formaldehído y sigue sin ser publicada. ¿Por qué? De acuerdo con Heath, el senador de Luisiana, David Vitter logró posponer la evaluación amenazando con bloquear un nombramiento clave para la EPA. Lo mismo ocurrió con la evaluación de la EPA sobre el arsénico. La agencia comenzó con su evaluación en el 2003. Después, en el 2011, el congresista de Idaho, Mike Simpson insertó un documento en un reporte del comité unido a la ley de gastos para retrasar la publicación de esa evaluación. Y a pesar de que esto no es jurídicamente legal, la EPA hizo caso a ese documento.

Sorprendentemente, Heath reporta que la EPA había determinado que el arsénico es un cancerígeno 17 veces más potente de lo que se pensaba anteriormente, sin embargo estos resultados jamás fueron publicados.

“Lo que eso significaba era que incluso las personas que consumían el límite legal de arsénico6 en el agua potable tenían probabilidades de desarrollar cáncer gracias a esto. De hecho, calcularon que 730 de 100,000 personas habían desarrollado cáncer gracias a esto,” dice Heath.

“Todas las evaluaciones químicas que se han realizado han sido retrasadas. El congresista Simpson actuó en nombre de dos compañías de pesticidas que producen un herbicida que contiene arsénico.

Esas compañías contrataron a Charlie Grizzle, de un grupo de presión, quien había sido oficial de la EPA y conocía bien todos sus movimientos. Al mismo tiempo él estaba trabajando para la industria del formaldehído. Y al mismo tiempo estaba trabajando como parte de un grupo de presión en contra de la evaluación del arsénico, estaba intentado retrasar todas las evaluaciones químicas, casi unas 50 en total.”

Sustancias Químicas que Abundan en los Productos de Cuidado Personal

Las sustancias químicas como el formaldehído y el arsénico pueden encontrarse en muchos productos-algunos de los cuales podría estar ingiriendo o aplicando sobre su cuerpo de forma regular. El esmalte para uñas, por ejemplo- que se encuentra bajo investigación para determinar la presencia de retardantes de llamas- por lo general contiene formaldehido junto con ftalato de dibutilo (DBP) y tolueno. Incluso el champú para bebé de Johnsons & Johnsons- un producto básico para el baño de cualquier bebé- contenía formaldehído cuando era vendido en los Estados Unidos (pero esa versión no se vendió en ningún otro país).

El año pasado, después de años de presión de los grupos de salud pública, incluyendo un boicot, la compañía anunció que su famoso champú para bebé había sido reformulado y ya no contenía formaldehído y 1-4 dioxina7 (otra sustancia química conocida por sus efectos tóxicos). Los cosméticos son una de las principales fuentes de exposición tóxica para las mujeres.8

Las pruebas sugieren que se pueden absorber cinco libras de sustancias químicas cada año de su maquillaje. Muchas de estas sustancias químicas han sido relacionadas directamente con el cáncer o son conocidos por causar daños en su cerebro, sistema reproductivo y otros órganos. En promedio, las mujeres aplican 126 ingredientes diferentes a su piel y el 90 por ciento de ellos jamás han sido evaluados para su seguridad. Algunas de las sustancias químicas más dañinas, incluyen:

  • Parabeno, una sustancia química contenida en desodorantes y otros cosméticos que se ha demostrado imita la acción de la hormona femenina estrógeno, lo que puede dar lugar al desarrollo de tumores de mama
  • Lauril sulfato de sodio, un agente tensioactivo, detergente y emulsionante utilizado en miles de productos cosméticos, así como en limpiadores industriales. Está presente en casi todos los champús, tratamientos para el cuero cabelludo, tintes para cabello, agentes blanqueadores, pastas de dientes, jabones líquidos, cremas limpiadoras, maquillaje, detergentes de ropa y aceites de baño/sales de baño. El verdadero problema con SLES/SLS es que está contaminado con 1,4-dioxano, un subproducto carcinógeno.
  • Ftalatos, son ingredientes plastificantes que han sido relacionados con defectos de nacimiento en el sistema reproductivo de niños y reducción de la motilidad de espermas en hombres adultos, entre otros problemas. Tenga en cuenta que los ftalatos por lo general se encuentran ocultos en las etiquetas de champú bajo el término genérico de “fragancia.”
  • Metilisotiazolinona (MIT), una sustancia química utilizada en el champú para evitar que se desarrollen bacterias, lo que podría tener efectos perjudiciales en su sistema nervioso.
  • Tolueno, hecho de petróleo o alquitrán de hulla y encontrado en la mayoría de las fragancias sintéticas. La exposición crónica ha sido relacionada con anemia, un menor recuento de glóbulos, daño renal o hepático y podría afectar a un feto en desarrollo.

Perfume- Una Cornucopia de Ingredientes Tóxicos

Los perfumes son otra ruta común de exposición tóxica y aunque no se ha hablado de esto con frecuencia, lo mismo aplica para las colonias y aerosoles para hombre. Es de particular preocupación si cuando lee las etiquetas encuentra el término general “fragancia” o “parfum.” Estos son términos que pueden utilizarse para unos 10,000 ingredientes diferentes, la mayoría de los cuales no han sido analizados para su seguridad. Como se mencionó en la parte de arriba, los ftalatos también se encuentran ocultos tras estos términos. Un artículo reciente publicado en la revista Time9 sobre el tema señala que:

“Los ftalatos son una maravilla para los cosméticos porque hacen que las cosas se deslicen muy bien… Cuando se trata de perfumes, los ftalatos mantienen los diferentes elementos de los líquidos suspendidos y distribuidos uniformemente… Entonces, ¿cuál es el problema? Algunos ftalatos- conocidos como dietil ftalato (DEP)- han demostrado alterar nuestras hormonas, incluyendo la testosterona. Eso es sumamente preocupante para las mujeres embarazadas, dice el Dr. Patisaul. Existe evidencia que relaciona a los ftalatos con trastornos de desarrollo, especialmente entre niños recién nacidos...

Más investigaciones han relacionado al DEP con una mala función pulmonar y muchísimos más problemas de esperma, desde conteos bajos hasta una reducción en la motilidad… Lo que significa que los hombres- principalmente los adolescentes que llenan sus cuerpos aún en desarrollo con aerosoles para cuerpo- podrían estar en riesgo… Lo que no está claro: Cuánta exposición es demasiada. ‘No es como si pudiéramos exponer deliberadamente a un grupo de mujeres embarazadas o niños a los ftalatos y ver qué sucede,’ dice Patisaul. ‘Así que sacar pruebas es muy complicado.’ Ese mismo dilema ayudó a las compañías de cigarros a esquivar las regulaciones de salud durante décadas.”

Estos riesgos son particularmente pronunciados en los Estados Unidos, porque aquí, se asume que las sustancias químicas son seguras hasta que se compruebe lo contrario. Muchos otros países ponen la carga de pruebas sobre el productor químico. Los ingredientes de perfumes que están prohibidos en Europa siguen siendo utilizados en productos estadounidenses. Francia, conocido por su afición a los perfumes, también tiene algunas de las normas más estrictas en los ingredientes cosméticos que cualquier otro país, aunque eso no significa que los perfumes fabricados en Francia sean 100 por ciento seguros.

Cómo Reducir Su Exposición a Sustancias Tóxicas

Existen decenas de miles de sustancias químicas potencialmente tóxicas que acechan su hogar, así que mi recomendación principal es que opte por alternativas orgánicas o “ecológicas” sin importar qué producto esté bajo consideración- ya sea una pieza de mobiliario, ropa, juguetes para niños, producto de limpieza o de cuidado personal. Esto es por mucho, la mejor manera de hacerlo, ya que los fabricantes no están obligados a revelar si las sustancias químicas que utilizan para fabricar sus productos cumplen con las normas de seguridad, como la norma de seguridad contra incendios. Su colchón, por ejemplo, podría estar lleno de retardantes de llamas tóxicos, pero usted no encontrará este ingrediente en ninguna etiqueta de colchón.

Ciertamente puede preguntar qué tipo de retardante de llama contiene el producto, pero no siempre obtendrá la respuesta. Y aunque probablemente no encuentre PBDEs en los productos de espuma más nuevos, existe un gran número de sustancias químicas retardantes de llamas que pueden ser sumamente dañinas para su salud, incluyendo antimonio, formaldehído, ácido bórico y otras sustancias químicas bromadas. Los productos de limpieza y cosméticos también son conocidos por no revelar sus ingredientes, ya que muchos de sus brebajes están protegidos como secretos comerciales. A continuación, algunas recomendaciones generales a considerar que pueden ayudarlo a reducir la exposición a toxinas en su hogar:

  • Tenga cuidado con los productos de espuma de poliuretano fabricados antes del 2005, como los muebles tapizados, colchones y almohadas, ya que la mayoría contienen PBDEs. Si usted tiene cualquiera de estos productos en su hogar, inspecciónelos cuidadosamente y remplace el tapiz roto y/o espuma que parezca estar dañada. También evite el retapizar sus muebles usted mismo ya que este proceso aumenta el riesgo de exposición.
  • En caso de tener duda, puede mandar analizar una muestra de espuma de poliuretano de forma gratuita para estar seguro. Esto es particularmente útil para los artículos que tiene en su hogar, ya que ayuda a determinar que productos dañinos necesitan ser remplazados.

  • Las alfombras acolchonadas son otra de las principales fuentes de PBDEs, así que tome sus precauciones cuando quite las alfombras viejas. Debe aislar su área de trabajo del resto de su hogar para evitar la propagación y utilizar una aspiradora con filtro HEPA para limpiar.
  • Probablemente también tenga otras fuentes de PBDEs conocidas como Deca en su hogar y también ha sido prohibida en varios estados por su toxicidad. El PBDE Deca puede encontrarse en productos electrónicos como televisores, teléfonos celulares, productos para la cocina, ventiladores, cartuchos tóner y más. Es buena idea lavarse las manos después de entrar en contacto con esos productos, especialmente antes de comer y asegurarse de que los bebés no lleven a sus bocas ninguno de ellos (como el control remoto de la televisión o el teléfono celular)
  • A medida que remplace los productos que contienen PBDE, seleccione materiales naturalmente menos inflamables como el cuero, lana y algodón.
  • Busque materiales de construcción orgánicos o “ecológicos,” alfombras, artículos para su bebé y tapicería, que estén libres de sustancias químicas tóxicas. Los muebles que contienen algodón, lana o poliéster tienden a ser más seguros que los que contienen espuma tratada con sustancias químicas, algunos productos también afirman ser “libres de retardantes de llamas”
  • Muchas veces, los PBDEs se encuentran en el polvo de los hogares, así que lo mejor es limpiar con aspiradora con filtro HEPA y/o un trapeador húmedo.
  • Busque colchones hechos con lana 100 por ciento orgánica, que es resistente a las llamas de forma natural, 100 por ciento algodón o franela, fibras Kevlar, el material del que están hechos los chalecos antibalas, que es suficiente para pasar las normas contra incendios. Stearns and Foster es una marca que vende este tipo de colchones.
  • Al momento de comprar productos para el cuidado personal, busque el sello de la USDA. Si no puede pronunciarlo, probablemente no debe ponerlo en su cuerpo. Pregúntese a usted mismo, ¿yo me comería esto? Una forma de limpiar su régimen de belleza es haciendo sus propios productos. El aceite de coco, por ejemplo, puede remplazar una gran cantidad de productos que van desde la crema hidratante hasta el tratamiento para el cabello.
  • La base de datos Skin Deep de EWG10 puede ayudarlo a encontrar productos para el cuidado personal que son libres de ftalatos y otras sustancias químicas potencialmente peligrosas.
  • Busque productos libres de fragancias. Esto aplica también para los productos de cuidado personas y de limpieza del hogar. Si quiere un poco de aroma, considere utilizar un aceite esencial puro.
  • Compre productos que vengan en botellas de vidrio en lugar de plástico, dado a que las sustancias químicas pueden filtrarse en el contenido. El bisfenol-A (BPA) es una gran preocupación. Asegúrese de que su contenedor de plástico sea libre de BPA.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1, 3, 4 Environmental Health Perspectives February 2015 (PDF)
  • 2 EWG October 15, 2008
  • 5 Center for Public Integrity February 3, 2015
  • 6 Center for Public Integrity June 28, 2014
  • 7 New York Times January 18, 2014
  • 8 Guardian February 10, 2015
  • 9 Time Magazine February 11, 2015
  • 10 EWG Skin Deep Database