La Ciencia de los Pensamientos Curativos

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Febrero 11, 2016 | 25,133 vistas

Historia en Breve

  • Los pensamientos positivos son capaces de impulsar cambios en su cuerpo y de fortalecer su sistema inmunológico, disminuir el dolor y las enfermedades crónicas, y proveer alivio al estrés
  • Los pacientes quemados experimentaron menor dolor en más del 50% durante sus tratamientos para las quemaduras, cuando jugaron un juego de realidad virtual
  • Los analgésicos inherentes con placebo ejercen efectos biológicos, incluyendo un incremento de endorfinas, sustancias químicas naturales en su cuerpo que alivian el dolor

Por el Dr. Mercola

¿Podría su mente curar su cuerpo? Puede sonar imposible que el poder de sus pensamientos y emociones puedan ejercer cambios biológicos y físicos, pero existen ejemplos innumerables, científicos y anecdóticos, que muestran que esta posibilidad es muy real.

Una periodista científica, Jo Marchant, compartió numerosos ejemplos similares en su libro "Cure", de los veteranos de guerra de Irak y muchos otros. Ella dijo al Scientific American:1

"Ahora hay varias líneas de investigación que sugieren que nuestra percepción mental del mundo, informa y guía constantemente a nuestro sistema inmunológico en una forma que nos hace que seamos más capaces de responder a amenazas futuras.

Esta fue una especie de momento ‘aja’ para mí --en donde la idea de un cuerpo y mente entrelazados, de repente dio un sentido más científico que un conocimiento efímero de que de alguna manera estamos separados de nuestra propia materia".

El Estado de Su Mente Influye en el Estado de Su Sistema Inmunológico

Su mente, para bien o para mal, ejerce un increíble poder sobre la salud de su sistema inmunológico. Por ejemplo, el estrés, tiene una fuerte influencia negativa en la función de su sistema inmunológico, que es la razón por la que probablemente se percató de que es muy propenso a adquirir un resfriado cuando está bajo mucho estrés.

Cuando los investigadores de Carnegie Mellon University infectaron a participantes en el estudio con un virus de resfriado común, aquellos que reportaron estar bajo estrés tuvieron el doble de posibilidad de enfermarse.2

Y, en el caso de que se enferme, los estresores emocionales realmente pueden hacer que los síntomas de su resfriado y gripe empeoren. Como lo señaló el autor principal, el Dr. Sheldon Cohen, Profesor de Psicología en Carnegie Mellon University:3

"La inflamación es en parte regulada por la hormona cortisol y cuando al cortisol no se le permite hacer esta función, la inflamación puede salirse de control...

La habilidad del sistema inmunológico de regular la inflamación, predice quién desarrollará un resfriado, pero más importantemente provee una explicación de cómo el estrés puede fomentar enfermedades.

Cuando se encuentra bajo estrés, las células del sistema inmunológico son capaces de responder a la hormona de control, y consecuentemente, producir niveles de inflamación que fomenten enfermedades.

Debido a que la inflamación juega un papel en muchas enfermedades tales como cardiovasculares, asma y trastornos autoinmunológicas, este modelo también sugiere por qué el estrés los afecta.

Lo opuesto también es verdad, ya que los pensamientos y actitudes positivas son capaces de provocar cambios en su cuerpo que fortalecen a su sistema inmunológico, impulsando las emociones positivas, disminuyendo el dolor y las enfermedades crónicas, y proveyendo alivio al estrés.

Por ejemplo, un estudio encontró, que la felicidad, el optimismo, la satisfacción en la vida, y otras características psicológicas positivas se encuentran asociadas con un riesgo más bajo de tener una enfermedad cardiaca.4

Incluso, se ha demostrado científicamente que ¡la felicidad puede alterar sus genes! Un equipo de investigadores de la UCLA demostró que las personas con una profunda sensación de felicidad y bienestar tienen niveles inferiores de expresión genética inflamatoria y una respuesta más fuerte a los anticuerpos y antiviral.5

Una Vez Más el Efecto Placebo Prueba que ‘la Materia Domina la Mente’

Un placebo, por definición, es una sustancia inerte, inocua, que no tiene efecto en su cuerpo. Sin embargo, el efecto placebo, en el cual un paciente cree, él o ella, que es en un verdadero medicamento, y subsecuentemente se siente mejor, a pesar de recibir un tratamiento que no es del todo "activo", se ha convertido en un fenómeno muy reconocido.

Como lo señaló Marchant, existen muchos ejemplos del efecto placebo en acción:6

“Los analgésicos con placebo pueden accionar la descarga de unas sustancias químicas naturales que alivian el dolor, llamadas endorfinas. Los pacientes con enfermedad responden a los placebos con una gran cantidad de dopamina.

Se ha demostrado que el oxígeno artificial, que se le proporciona a alguien en las alturas, corta los niveles de neurotransmisores llamados prostaglandinas (los cuales dilatan los vasos sanguíneos, entre otras cosas, y son responsables de muchos de los síntomas de las enfermedades de altura (vértigo).”

Como ella explicó, "ninguno de estos efectos biológicos son causados por los mismo placebos... son desencadenados por nuestra respuesta psicológica a aquellos tratamientos falsos".7 Incluso se encontró que el efecto placebo produce marcados efectos aun cuando no hay decepción involucrada.

En un ensayo, casi el 60 % de los pacientes que se le proporcionó una pastilla placebo, que se les indicó que estaban recibiendo un placebo, reportaron un alivio adecuado de los síntomas del síndrome de intestino irritable (IBT). Solo el 35 % de aquellos que no recibieron tratamiento del todo, reportaron un alivio adecuado.8

El mecanismo exacto detrás del efecto placebo todavía está siendo examinado, pero no se puede negar que el efecto es real. Y muy probablemente, el efecto placebo asume muchas diversas formas, impactando los mecanismos cerebrales involucrados en la expectativa, ansiedad y recompensa.

Brevemente, un placebo en realidad hace un cambio físicamente en su cuerpo, incluyendo a su cerebro, en innumerables formas diferentes. Al escribir en la revista Neuropsychopharmacology, los investigadores señalaron:9

"Primero, ya que el efecto placebo es básicamente un efecto de contexto psicosocial, estos datos indican que un estímulo social diferente, tal como palabras y rituales de acción terapéutica, pueden cambiar la química y circuito cerebral de los pacientes.

Segundo, los mecanismos que son activados por los placebos, son los mimos que aquellos que son activados por los medicamentos, lo que sugiere una interferencia cognitiva/afectiva con la acción del medicamento.

Tercero, si el funcionamiento prefrontal es deficiente, la respuesta del placebo se reduce o es totalmente insuficiente, como ocurre con la demencia del tipo Alzheimer".

Los Juegos de Realidad Virtual y Distracción Ayudan a Aliviar el Dolor

Sus vías al dolor son plásticas --pueden ser moldeadas y transformadas utilizando una variedad de métodos, debido a que muchísimas áreas de su cerebro y sistema nervioso están en juego.

Esta es otra posibilidad por medio de la cuál su mente tiene un increíble poder sobre los síntomas físicos, ya que puede ser capaz de reducir drásticamente el dolor que experimenta, al distraer su mente.

Por ejemplo, los investigadores de la unidad de quemados del Centro Médico de Harborview, en Seattle, han capitalizado el factor de que los centros de atención cerebral pueden ser una "forma de distracción" de una experiencia dolorosa. Las victimas de quemaduras, frecuentemente reciben desbridamiento y procedimientos de tratamiento para lesiones dolorosas.

Puesto que todos respondemos fuertemente a estímulos visuales, incluso un solo vistazo con las herramientas para tratar las heridas pueden amplificar el dolor de las víctimas por quemaduras. Por lo que los investigadores desarrollaron un video juego de acción, llamado "Snow World", al que los pacientes con quemaduras podían dedicarse durante el tratamiento de las heridas.

El resultado ha sido asombroso --los pacientes con quemaduras experimentaron menor dolor en más del 50%  durante sus tratamientos para quemaduras cuando jugaron Snow World. Su cerebro tiene límites en la potencia de su procesamiento, por lo que sí está altamente dedicado a una actividad, su cerebro no será capaz de procesar todas las señales de dolor.

Los resultados netos es que experimenta menos dolor. Estudios similares muestran que cuando su mente es alentada a "alejarse" de los estímulos dolorosos, un área abundante en opiáceos de su cerebro es estimulada, resultando en una supresión del dolor.10 Marchant dijo al Scientific American que:11

"Esta es solo una de muchas líneas de investigación que nos dicen como el cerebro juega un gran rol en determinar el nivel de dolor que sentimos. Por supuesto que cualquier daño físico es importante, pero no es ni adecuado ni necesario para nosotros sentir dolor. Por lo que pienso que hemos tenido un enfoque equivocado del dolor.

... Nuestra prioridad es casi exclusivamente en tratar de desvanecerlo con medicamentos, lo cual es increíblemente costoso y causa enormes problemas junto con efectos secundarios y adicción.

Investigaciones como Snow World, demuestran el potencial de los enfoques psicológicos para tratar el dolor: ambos para maximizar la efectividad de los medicamentos y talvez en algunos casos para reemplazarlos".

¿Cómo Curar un Corazón Roto?

La mayoría de las personas han sufrido de un "corazón roto" o dos, durante toda su vida. Esto puede ocurrir después de un rompimiento romántico, una muerte en su familia o cada vez que una importante relación se interrumpe.

El extremo del estrés emocional puede ocasionar miocardiopatía por estrés, lo que desencadena síntomas que son muy similares a aquellos de un ataque cardiaco típico, incluyendo dolor de pecho, dificultad respiratoria, baja presión arterial, e incluso insuficiencia cardíaca congestiva.

En la mayoría de los casos, un ataque cardíaco típico ocurre debido a bloqueo en las arterias coronarias que interrumpen el flujo sanguíneo y causan la muerte de las células del corazón, causando un daño irreversible. Pero las personas con síndrome de corazón roto a menudo tienen unas arterias normales sin bloqueo significativo.

Los síntomas ocurren debido al estrés emocional, por lo que cuando el estrés empieza a desaparecer, su corazón es capaz de recuperarse. En este caso, una vez más su mente puede jugar un poderoso papel en ayudar a recuperarse de un corazón roto. Lifehack compiló varias medidas necesarias con este fin:12

  • Enfrente a sus Sentimientos: Es posible que este tentado a huir de su dolor o esconderse de él (piense en el exceso de trabajo o el abuso a sustancias). Una mejor opción es enfrentar a sus sentimientos, aceptarlos y sentirlos. Solo entonces será capaz de dejarlos en el pasado.
  • Libérese de la Culpa: Si ha cometido errores en sus relaciones pasadas, discúlpese, si es necesario. Entonces, se liberará de la culpa y continuará. Las Técnicas de Libertad Emocional (EFT, por sus siglas en inglés) pueden ser muy efectivas en ayudarle a hacer esto.
  • Tómelo con Calma: Entienda que pasar por un rompimiento o pérdida es difícil. Permítase experimentar plenamente todas las emociones que vengan junto con esto y no se juzgue a sí mismo cuando necesite tiempo adicional para procesarlas.
  • Sumérjase en sus Pasiones Creativas: Si le apasiona escribir, cantar, bailar o crear de otra forma, permítase perderse en el proceso creativo. Le ayudará a expresar sus pensamientos y emociones de una forma productiva y saludable.
  • Elija una Mentalidad Positiva: El permanecer negativo no le ayudará a largo plazo. Cada día, tome la decisión de mirar el lado bueno y ser más abierto a nuevos comienzos positivos.

Cuando su corazón roto empiece a mejorar, puede ayudarse a sentirse mucho mejor al enfocarse en los siguientes hábitos positivos:13

Lleve un estilo de vida saludable Enfóquese en sus ambiciones y objetivos
Rodéese de personas que le den apoyo y sean positivas Perdónese y perdone a otros
Manténgase en contacto con su lado espiritual a través de la naturaleza, meditación y/u oración Continúe asistiendo a lugares que le gusten, incluso si le recuerdan el pasado; haga nuevas experiencias allí
Permítase comenzar nuevas relaciones Haga algo completamente para sí mismo, por sí mismo
Rompa con cualquier patrón dañino (por ejemplo, reconocer si tienden a salir con el mismo tipo de persona que no le es adecuada) Aprenda de sus errores

La Ira Incontrolada Puede Ser Mortal

La ira es una emoción universal experimentada en todas las edades, géneros y culturas. No es necesariamente mala, ya que la ira prepara a su cuerpo para combatir una amenaza, la cual puede salvarle la vida en las circunstancias apropiadas. Sin embargo, si la ira no es manejada y expresada apropiadamente, puede causar serias consecuencias para su salud, relaciones, trabajo y más.

Dejar que su ira surja explosivamente puede ser dañino, porque esto desencadena una sobrecarga de estrés en las hormonas y lesiones en el revestimiento de los vasos sanguíneos.

Un estudio de Universidad Estatal de Washington encontró que las personas arriba de los 50 años qué expresaban su ira a través de agresiones, eran más propensas a tener depósitos de calcio en sus arterias coronarias --una indicación de que está en un alto riesgo de tener un ataque cardiaco-- que las personas más moderadas.14

Un análisis sistemático que involucró la información de 5 000 ataques cardíacos, 800 derrames cerebrales y 300 casos de arritmia, también reveló que la ira incrementa el riesgo de tener un ataque cardiaco, derrame cerebral y arritmia --y el riesgo incrementa con episodios frecuentes de ira.15 Así que ¿cómo saber si su ira está cruzando la línea en términos de su salud?

El Epoch Times sugiere que:16

"Si empieza a notar que está en el límite, hace cosas que más tarde se arrepiente, está listo para reaccionar en vez de responder, y que hay personas en su vida que le han dicho que tiende a ponerse colérico, podría ser de utilidad hacer algo al respecto".

Consejos para el Control de Ira Saludable

El control de la Ira puede desarrollarse en varias formas, incluyendo la terapia de comportamiento cognitivo o una técnica más novedosa llamada terapia enfocada a la compasión. La última le ayuda a calmarse y lidiar con los sentimientos negativos que alimentan la ira.17 Para controlar la ira que viene junto con la vida diaria, puede además intentar estos consejos de la Sociedad Australiana de Psicología:18

  • Identifique lo que desencadena su ira (personas, diferentes ambientes, etc.)
  • Reconozca las señales físicas de alarma de la ira (rigidez de los hombros, incremento del ritmo cardíaco, calor en la cara, etc.)
  • Participe en estrategias de control de la ira que le funcionen (técnicas de respiración, cambio de ambiente, estrategias de relajación, EFT, etc.)
  • Practique estrategias de control de ira (imagine estar en una situación que le haga enojar y use una de sus estrategias para controlar sus sentimientos)

Si hay algo que le desencadena la ira, le recomiendo utilizar las técnicas de psicología energética tales como las Técnicas de Libertad Emocional (EFT).

Las EFT pueden reprogramar las reacciones de su cuerpo a los estresores inevitables de la vida diaria al estimular los diferentes puntos meridianos de energía en su cuerpo. Se realiza al pulsar en específicos puntos clave con las puntas de sus dedos, mientras dice repetidamente afirmaciones verbales propias.

Esto puede realizarse solo bajo la supervisión de un terapeuta calificado. Al hacer más consciente un momento --enfocándose en que está haciendo y las sensaciones que está experimentando en ese momento -- puede además ayudar en mejorar su perspectiva mental y emocional.

Cuando este en el momento presente, su mente tendrá menos oportunidad de errar y rumiar en incidentes estresantes y causantes de ira, lo que puede ayudar a dejar ir sus sentimientos de ira.

En los momentos cuando este iracundo, intente ver la luz al final del túnel. ¿Puede trabajar en este malentendido con otras partes? ¿Aprenderá más acerca de sí mismo y sus propias culpas? Este seguro de expresar también la ira en una forma constructiva; por ejemplo, al cambiar la energía de la ira en hacer ejercicio o la limpieza de su casa.

Trabajar en Aceptarse a Sí Mismo puede Incrementar la Salud y Felicidad

Ya sea si está enfrentando retos en la salud, quiere manifestar su sanación o simplemente desea incrementar su bienestar, cambiar a emociones positivas, es en su mejor interés.

A la larga, ser feliz es una decisión que necesita tomar, algo así como elegir hacer ejercicio o comer adecuadamente. La felicidad proviene de adentro — no es determinada solo por las circunstancias. Es por eso que, si verdaderamente desea ser feliz, necesita trabajar primero en sí mismo.

Y los beneficios en la salud mencionados anteriormente, como la reducción significativa del riesgo de tener un ataque al corazón y otros episodios cardiacos o la habilidad para ayudar a su cuerpo a sanar, debe proveer una amplia motivación para hacerlo. Curiosamente, la auto aceptación parece ser uno de los factores más importante que pueden producir una sensación más consistente de felicidad.

En la encuesta realizada en 5 000 personas hecha por la organización benéfica Action for Happiness, se les pidió a las personas que se calificaran a ellas mismas entre 1 y 10, en los 10 hábitos que están científicamente más vinculados con la felicidad.19

Mientras que los 10 hábitos fueron fuertemente vinculados a la satisfacción total de la vida, la aceptación fue el indicador más fuerte. En todo esto, la encuesta resultó en las siguientes “10 Claves para Vivir Más Feliz"

  • De: hacer cosas por otros
  • Relaciónese: conectarse con las personas
  • Haga ejercicio atender a su cuerpo
  • Aprecie: darse cuenta del mundo que le rodea
  • Intente: intentar aprender nuevas cosas
  • Enfóquese: tener objetivos que obtener
  • Sea resistente: encontrar formas para recuperarse
  • Emociónese: tener un enfoque positivo
  • Acéptese: estar cómodo con quién es
  • Involúcrese: ser parte de algo mucho más grande

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1, 6, 7, 11 Scientific American January 19, 2016
  • 2 Proceedings of National Academy of Sciences April 2, 2012
  • 3 Science Daily April 2, 2012
  • 4 Psychol Bull. 2012 Jul;138(4):655-91
  • 5 PNAS July 25, 2013
  • 8 PLoS ONE December 22, 2010, 5(12)
  • 9 Neuropsychopharmacology. 2011 Jan;36(1):339-54.
  • 10 National Academy of Sciences October 4, 2013
  • 12, 13 Lifehack
  • 14 USA Today March 7, 2007
  • 15 European Heart Journal March 3, 2014
  • 16, 17, 18 Epoch Times January 20, 2016
  • 19 Action for Happiness