¿Por Qué los Temores Sobre el Cáncer de Colon Son Falsos?

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Marzo 22, 2017 | 34,669 vistas

Historia en Breve

  • Se estima que 135 000 personas son diagnosticadas con cáncer colorrectal cada año (alrededor de 95 500 casos de cáncer de colon y 39 900 casos de cáncer de recto), y más de 50 000 personas mueren a causa de ello
  • La incidencia de cáncer de colon ha aumentado en adultos jóvenes. Desde mediados de los años ‘80s, las tasas de cáncer de colon en personas que tenían entre las edades de 20 y 39 años aumentó en un 1 %, y actualmente, afecta a un 2.4 % de la población de este grupo de edad por año
  • El riesgo de muerte por colonoscopia podría ser tan alto como en 1 de cada 1 000 procedimientos. De acuerdo con un informe, el daño combinado con una tasa de mortalidad por complicaciones relacionadas con colonoscopias es de 0.5 %, o alrededor de 70 000 personas por año

Por el Dr. Mercola

El cáncer colorrectal, que incluye tanto al cáncer de colon como al de recto, es la segunda causa principal de muerte relacionada con el cáncer, en los Estados Unidos.

Se estima que 135 000 personas son diagnosticadas con cáncer colorrectal cada año (alrededor de 95 500 casos de cáncer de colon y 39 900 casos de cáncer de recto),1 y más de 50 000 mueren a causa de ello.

Históricamente, el cáncer de colon se había limitado a los adultos mayores de 50 años de edad, pero eso ha cambiado. De acuerdo con un reciente informe realizado2 por la Sociedad Americana del Cáncer, la prevalencia entre los jóvenes ha aumentado.3,4,5 Según informó STAT News:6

"Desde mediados de los años '80s, el cáncer de colon ha aumentado de 1 a 2.4 % por año, en los adultos que se encuentran entre las edades de 20 y 39 años.

Esta mayor incidencia ha sido tan dramática que las personas nacidas en los '90s y posteriormente, tienen tasas de cáncer de colon que no eran vistas desde 1890".

Los descubrimientos fueron noticia, y como era de esperarse, ahora, a los más jóvenes se les insta a considerar los análisis de detección del cáncer de colon, que suelen realizarse a través de una colonoscopia.

Sin embargo, lo que el estudio y muchas fuentes de noticias no mencionan, es que, si se encuentra en sus 20s y 30s, ¡su riesgo de muerte por colonoscopia es mucho mayor que su riesgo de cáncer de colon!

Esta es una consideración de vital importancia a la que simplemente no se le da la debida atención.

Es un error comparar la detección con la prevención, y en todo caso, los resultados son un señal de alerta para la Generación X y los Millennials, quienes realmente necesitan reevaluar sus opciones de estilo de vida, ya que las consecuencias de llevar una alimentación deficiente y tener un comportamiento sedentario aparecen a una edad cada vez más temprana.

Las Tasas de Cáncer de Colon y Recto Aumentan Entre los Adultos Jóvenes

De acuerdo con el informe presentado, aunque la incidencia de cáncer de colon ha disminuido en general, observamos que la incidencia aumenta rápidamente entre los 20s y 30s. Además, la aparición de cáncer rectal ha aumentado. Las siguientes son algunas estadísticas reveladas en el informe:7

De acuerdo con los autores: "Por consiguiente, en comparación con los adultos nacidos alrededor de los años '50s, los nacidos alrededor de los años '90s tienen el doble del riesgo de cáncer de colon, y el cuádruple de riesgo de cáncer rectal."

Con base en estos resultados, la Sociedad Americana del Cáncer revalúa las directrices de los análisis de detección de cáncer de colon, las cuales actualmente recomiendan hacer estudios desde los 50 años de edad.

Comparación del Riesgo de Cáncer Con los Riesgos de Detección

Si bien, todo eso podría sonar aterrador, analicemos más profundamente su riesgo, y comparémoslo con los riesgos de estudios de colonoscopia.

La tasa de mortalidad por cáncer de colon en los adultos jóvenes ha aumentado de alrededor de 1 fallecimiento por cada 100 000 adultos jóvenes, a un riesgo de 3 fallecimientos por cada 100 000.

Sin embargo, el riesgo de muerte por colonoscopia es de aproximadamente 1 por cada 16 318 procedimientos8 ¡a 1 por cada 1 000 procedimientos,9 en función de la fuente!

En los Estados Unidos se realizan aproximadamente 15 millones de colonoscopias cada año,10 lo que significa que hasta 15 000 habitantes en los Estados Unidos mueren como resultado de esta prueba de detección de rutina, y es probable que los números aumenten aún más si las directrices son cambiadas para alentar a las personas menores de 50 años de edad a realizarse este tipo de análisis.

Nuevamente, este año, se diagnosticarán 13 500 nuevos casos de cáncer de colon y recto en adultos menores de 50 años de edad, y si el posible número de muertes se extrapola en un 37 % (la tasa del promedio de mortalidad para todos los grupos de edad), entonces menos de 5 000 personas menores de 50 años de edad morirán por causa del cáncer colorrectal.

Esto significa que podría tener tres veces más probabilidades de morir por el procedimiento de detección que por la propia enfermedad.

Asimismo, las graves complicaciones de la colonoscopia son producidas a una tasa de aproximadamente 1 por cada 20011 a 35012 procedimientos; de nuevo, esto es en función de la fuente de datos.

De acuerdo con el informe "Complications of Colonoscopy in an Integrated Health Care Delivery System", el daño combinado con una tasa de mortalidad por complicaciones relacionadas con colonoscopias es de 0.5 %, o aproximadamente 70 000 por año.13

Recuerde que, a modo de comparación, 50 000 personas mueren cada año por causa del cáncer de colon y cáncer de recto combinados; así que, en el análisis final, si aún es joven, su riesgo de daños graves y/o muerte por colonoscopia es MUCHO mayor que su riesgo de cáncer colorrectal.14

Otros extensos estudios han descubierto que por cada 1 000 personas examinadas una vez cada 10 años se previenen entre 1.5 y 3 muertes por cáncer de colon; mientras que, por cada 1 000 personas analizadas, 2.5 resultan gravemente dañadas o fallecen.15

En términos de riesgo, parece algo al azar, pero al menos si es adulto mayor y se encuentra en una categoría de riesgo mayor, hacer un análisis de detección se convierte en un riesgo más razonable.

También, debe tener cuidado de que la exposición a rayos X de una colonoscopia virtual aumente el riesgo de cualquier forma de cáncer en un 20 %. Como señaló GutSense.org,16 "Actualmente, se recomienda realizar colonoscopias virtuales cada cinco años.

A los 70 años de edad el riesgo de desarrollar cualquier otra forma de cáncer aumente al 100 %. Quitarle la vida con otra forma de cáncer antes de que el colon sea afectado es [una] tremenda forma de "prevenir" el cáncer de colon".

Otros Efectos Secundarios de las Colonoscopias

Aparte de la posibilidad de muerte, otros riesgos causados por las colonoscopias incluyen a los siguientes:17,18

Como señaló Jessica Herzstein, consultora de medicina preventiva y miembro del Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de los Estados Unidos, "La persona morirá con ellos, no por causa de ellos".

Los diagnósticos falsos positivos ocasionan que se realicen tratamientos innecesarios, que casi siempre son dañinos, además de la ansiedad que provoca tener un diagnóstico de cáncer.

Por ejemplo, la incontinencia y disfunción eréctil son dos efectos secundarios comunes de la radioterapia, y la terapia hormonal se ha relacionado con la osteoporosis y depresión

Las Sigmoidoscopías Son Mucho Más Seguras, Pero No Se Realizan Con Tanta Frecuencia

Por lo general, las sigmoidoscopías presentan 10 veces menos complicaciones; sin embargo, la mayoría de los médicos todavía recomiendan hacer colonoscopias, el 95 % del tiempo.

Por otra parte, aunque existen tres métodos aceptables para detectar el cáncer de colon,23 la colonoscopia--que es la más riesgosa de los tres—aún es el más recomendado por los médicos, y elegido por los pacientes.

Aparte de realizar una colonoscopia cada 10 años, el cáncer colorrectal también podría ser diagnosticado a través de pruebas fecales de sangre oculta en las heces (FOBT, por sus siglas en inglés) de forma anual (para comprobar si hay rastros de sangre en las heces), o una sigmoidoscopía flexible cada cinco años.

Los investigadores han encontrado que, en la mayoría de los casos, los médicos no analizan todas estas opciones—al igual que los beneficios e inconvenientes de cada una--con sus pacientes.

Curiosamente, otros países desarrollados apoyan la prueba FOBT. Parte de la razón de esto, es que en otros países a los médicos no se les paga por procedimientos de referencia.

Sin embargo, por lo general, en los Estados Unidos, los médicos obtienen sobornos financieros cuando refieren a los pacientes hacia diversos procedimientos, y según señaló Greger, "Se estima que los médicos hacen casi un millón de referencias adicionales cada año, de lo que harían si no se beneficiaran personalmente".

Una Simple Pregunta Previa al Procedimiento Que Podría Salvar Su Vida

Como se comentó en la entrevista previa con el Dr. David Lewis, microbiólogo jubilado de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés), el instrumental que no es desechable, utilizado en las colonoscopias y sigmoidoscopías flexibles conlleva graves riesgos para los pacientes.

Dado que este instrumental debe ser reutilizado, requiere ser esterilizado y limpiado cuidadosamente antes de cada uso.

Sin embargo, este tipo de instrumental no puede ser esterilizado en autoclave (esterilizado con calor), y las pruebas revelan que los agentes y técnicas de desinfección usados el 80 % del tiempo son sumamente inadecuados.

Como resultado, el instrumental podría propagar todo tipo de infecciones de un paciente a otro. Si consideramos que las infecciones bacterianas multirresistentes han aumentado, esto implica una gran preocupación. La buena noticia es que PUEDE protegerse y disminuir drásticamente su riesgo de infección al hacer preguntas correctas, antes de programar su cita:

Hacer estas preguntas, en concreto, sobre qué tipo de agente utiliza la clínica u hospital, literalmente podría salvar su vida. Y si es un profesional de la salud, le insto a que comience a abordar este problema desde el interior.

Realmente necesita ser consciente de que hacer una desinfección inadecuada pone en riesgo de graves--y posiblemente intratables—infecciones, a sus pacientes.

¿Qué es lo Causa el Cáncer de Colon y Cómo Podría Prevenirlo?

El colon--también conocido como intestino grueso--desempeña un rol muy importante en su salud. Conforme el alimento pasa a través de su colon, el líquido y la sal son eliminados para prepararlo para hacer la evacuación.

Aparte de ayudar a formar, almacenar y eliminar los residuos, su colon contiene miles de millones de bacterias, un equilibrio saludable que es esencial para tener una óptima salud.

Si bien, el cáncer colorrectal es la segunda causa de muerte por cáncer en los Estados Unidos, la evidencia sugiere que muchos de estos casos podrían ser prevenidos a través de realizar simples cambios en el estilo de vida.

En términos generales, los investigadores han concluido que aproximadamente entre el 90 y 95 % de los tipos de cáncer son causados por factores ambientales y de estilo de vida.

Como fue señalado en un estudio realizado en 2008, "El cáncer es una enfermedad prevenible que requiere de cambios de estilo de vida",24 algunos de los más notorios factores de estilo de vida que contribuyen al cáncer son:

En términos alimenticios, los alimentos fritos, una cantidad excesiva de proteínas, carnes procesadas, alcohol, no consumir frutas ni vegetales, así como un excesivo consumo de calorías, fueron relacionados con un mayor riesgo de cáncer.

Específicamente, las carnes procesadas, tales como las salchichas, hot dogs, embutidos y carnes frías, se han relacionado con el cáncer colorrectal, y en 2015, fueron clasificadas como cancerígenos del grupo 1 (lo que significa que son agentes cancerígenos para el ser humano) por la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés).25

El instituto advierte explícitamente que "no hay un límite seguro" para comer carnes procesadas, ya que representan un mismo riesgo de cáncer que el tabaquismo y el asbesto. También, recomienda limitar el consumo de carnes rojas a un máximo de 18 onzas por semana, para evitar aumentar el riesgo de cáncer colorrectal.

Recomendaciones Lógicas Para Prevenir el Cáncer Colorrectal

Enseguida se encuentran varias sugerencias de alimentación y acondicionamiento físico que podrían disminuir significativamente su riesgo de cáncer colorrectal, independientemente de su edad:

Comer Más Vegetales y Algunas Frutas

Los vegetales contienen una serie de antioxidantes y otros compuestos que combaten las enfermedades, los cuales son muy difíciles de conseguir de cualquier otra forma--como el magnesio.

Los resultados de un meta-análisis indicaron que por cada 100 miligramos adicionales en el consumo de magnesio, el riesgo de tumor colorrectal se redujo en un 13 %, mientras que el riesgo de cáncer colorrectal se redujo en un 12 %.26

Los investigadores notaron que los efectos del magnesio contra el cáncer pueden estar relacionados con su capacidad para reducir la resistencia a la insulina, lo que puede afectar positivamente el desarrollo de tumores.

Más allá del magnesio, las sustancias químicas de las plantas llamadas fitoquímicos pueden reducir la inflamación y eliminar las sustancias cancerígenas, mientras que otras regulan la velocidad en la que las células se reproducen, al deshacerse de las células viejas y mantener el ADN.

Los vegetales también son una de las mejores formas de fibra alimenticia. Los estudios han demostrado repetidamente que las personas con un mayor consumo de vegetales tienen menores tasas de cáncer.27 Los vegetales crucíferos pueden ser particularmente beneficiosos debido al sulforafano que contienen.

Si está saludable, consumir algunas frutas con moderación también puede ser beneficioso. De acuerdo con un estudio, las ciruelas secas (es decir, las ciruelas pasas) pueden disminuir su riesgo de cáncer de colon.28

Comer Más Fibra

Para una óptima salud, le recomiendo consumir 50 gramos de fibra por cada 1 000 calorías. Si sigue mi recomendación anterior y come más vegetales, naturalmente estará consumiendo más fibra de las mejores fuentes posibles.

La cascara de Psylium, la linaza, semillas de cáñamo y las semillas de chía también proporcionan fuente importantes de fibra soluble e insoluble que nutre su bacteria intestinal, promueve movientes intestinales saludables y disminuye su riesgo de cáncer colorrectal.

Optimizar sus niveles de vitamina D

La deficiencia de vitamina D es un factor de riesgo para el cáncer colorrectal. De acuerdo con un reciente estudio:29

"La evidencia sugiere que la vitamina D su inmunidad antitumoral tienen efectos protectores en el riesgo de cáncer colorrectal.

Las células inmunológicas en un microambiente tumoral pueden convertir el 25-hidroxivitamina D [25 (OH) D] [vitamina D] en un 1α, 25-dihidroxivitamina D3 bioactiva, lo cual influye en las células neoplásicas e inmunológicas

... Un nivel alto de plasma de 25 (OH) D está asociado a un menor riesgo de cáncer colorrectal con una intensa reacción inmunológica, al apoyar el desempeño de la vitamina D en la inmuno-prevención del cáncer a través de la interacción tumor-huésped".

Regular la exposición al sol, y/o la suplementación con un suplemento de vitamina D3 puede llevar a sus niveles de vitamina D al rango óptimo de 45-60 nanogramos por mililitro (ng/mL) Tendrá que controlar sus niveles para asegurarse de que se mantengan dentro de este rango objetivo.

Disminuir su Consumo de Proteína y Evitar las Carnes Procesadas

La mayoría de las personas come más proteína de la que necesita, lo que incrementa su riesgo de cáncer. Un consumo de proteína ideal probablemente sea de medio gramo de proteína por cada libra de masa corporal magra.

La calidad de su proteína animal y el término de la cocción también deben considerarse. Cuando se refiere a las carnes, solo recomiendo el consumo de carnes de animales criados orgánicamente con pasto y solo cocinarlos ligeramente (rara vez, a término Well-Done) con el fin de evitar las toxinas creadas por la cocción.

Evite las carnes procesadas de todo tipo, es decir, las ahumadas y curadas o las que tengan conservadores químicos. Esto incluye el tocino, jamón, pastrami, salami, pepperoni, salchichas, hamburguesas (si son conservadas con sal o aditivos químicos) y muchas otras más.

Hacer Ejercicio Regularmente

Hay pruebas convincentes de que hacer ejercicio regular puede reducir significativamente el riesgo de cáncer de colon.30

Por ejemplo, un estudio31 reveló que los hombres y las mujeres físicamente activos tienen aproximadamente un riesgo 30 a 40 % menor de desarrollar cáncer de colon en comparación con las personas inactivas.

Para empezar, hacer ejercicio disminuye los niveles de insulina, y controlar los niveles de insulina es una de las maneras más eficaces de reducir el riesgo de cáncer. También se ha sugerido que la apoptosis (muerte celular programada) es provocada por el ejercicio, ocasionando que mueran las células cancerosas.

También, hacer ejercicio mejora la circulación de las células inmunológicas en la sangre. El trabajo de estas células es neutralizar a los agentes patógenos en su cuerpo, así como destruir las células precancerosas antes de que se vuelvan cancerosas. Entre mejor circulen estas células, más eficiente será su sistema inmunológico al defenderlo contra las infecciones y enfermedades como el cáncer.

Mantener un Peso Saludable y Controlar la Grasa del Vientre

Un sin número de estudios han vinculado a la obesidad con un mayor riesgo de una docena de diferentes tipos de cáncer, incluyendo el cáncer de colon.

Si tiene sobrepeso o es obeso, incluso pequeñas cantidades de pérdida de peso pueden causar importantes beneficios para su salud. En cuanto a la prevención del cáncer, perder el exceso de grasa del vientre es particularmente importante, ya que la grasa del vientre está relacionada con un mayor riesgo de cáncer de colon, independientemente de su peso corporal.

Limitar su Consumo de Alcohol y Dejar de Fumar

Tanto el consumo excesivo de alcohol como el fumar están asociados con un mayor riesgo de cáncer colorrectal.

Cuando se trata de alcohol, generalmente defino el consumo "moderado" de alcohol (que está permitido en la fase de principiante de mi Plan de Nutrición) como una copa de 5 onzas de vino, una cerveza de 12 onzas o 1 onza de licor fuerte, diariamente junto con los alimentos.

A medida que avance aún más en el plan de nutrición, recomiendo eliminar todas las formas de alcohol. Si es un fumador, aquí puede encontrar consejos para dejar de fumar.

Comer Más Ajo

La investigación ha demostrados que las personas que comen ajo con regularidad (junto con frutas y vegetales) tienen un riesgo 35 % menor de cáncer de colon.32

Otro estudio también encontró que quienes consumen altas cantidades de ajo crudo tienen menor riesgo de cáncer de estomago y colorrectal.33

Cuando le pone ajo a sus alimentos, tiene que machacarlo o picarlo para que propicie la liberación de una enzima llamada alinasa, lo que a su vez cataliza la formación de alicina.

La alicina a su vez, se desintegra rápidamente en una forma de muchos diferentes compuestos organosulfarados. Así que, con el fin de activar las propiedades medicinales del ajo, machaque el ajo antes de comérselo, píquelo finamente antes de agregarlo a su ensalada o échelo a su extractor para sus jugos.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 American Cancer Society
  • 2, 7 Journal of the National Cancer Institute 2017; 109(8): djw322
  • 3 Medicinenet.com February 28, 2017
  • 4 New York Times February 28, 2017
  • 5 Newsweek March 4, 2017
  • 6 STAT News March 9, 2017
  • 8, 11, 13 Annals of Internal Medicine 2006 Dec 19;145(12):880-6
  • 9, 12 Nutritionfacts.org, What to Take Before a Colonoscopy
  • 10 CDC.gov, Colorectal Cancer Screening Capacity in the U.S.
  • 14, 16 GutSense.org, Colonoscopy: Is it Worth the Risk?
  • 15 Google Books, Emergencies in Gastroenterology and Hepatology, Risks and Benefits
  • 17 Natural Healthy Concepts February 4, 2014
  • 18 The Atlantic June 29, 2015
  • 19 Google Books, Emergencies in Gastroenterology and Hepatology p. 359
  • 20 Journal of the National Cancer Institute 2003; 95(3): 230-236
  • 21 Washington Post May 19, 2015
  • 22 Prostate Cancer Foundation
  • 23 American Cancer Society Colorectal Cancer Screening
  • 24 Pharm Res. 2008 Sep; 25(9): 2097–2116
  • 25 Scientific American October 26, 2015
  • 26 The American Journal of Clinical Nutrition September 2012
  • 27 Journal of Epidemiology and Community Health March 31, 2014
  • 28 CBS Houston September 29, 2015
  • 29 Gut January 15, 2015
  • 30 J. Nutr. November 1, 2002 vol. 132 no. 11 3456S-3464S
  • 31 Medicine & Science in Sports & Exercise: November 2003; 35(11): 1823-1827
  • 32 University of Maryland Medical Center, Garlic
  • 33 Am J Clin Nutr. 2000 Oct;72(4):1047-52