Tomar Acetaminofén Durante el Embarazo Podría Incrementar el Riesgo de TDAH en su Hijo

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Abril 22, 2017 | 44,783 vistas

Historia en Breve

  • Las investigaciones demuestran que entre más frecuente sea el uso de acetaminofén durante el embarazo, mayor es la probabilidad de que su hijo sea diagnosticado con problemas relacionados con el TDAH
  • El uso de acetaminofeno durante el embarazo se relacionó con un riesgo 30 % mayor de TDAH en el niño, y un riesgo 37 % mayor de trastorno hipercinético (HKD), una forma grave de TDAH
  • La sobredosis por acetaminofeno es la principal causa de llamadas a los Centros de Control de Envenenamiento en todo los Estados Unidos y cada año causa un estimado de 458 muertes por insuficiencia hepática aguda
  • Cuando se combina con el alcohol, el acetaminofén también se ha relacionado con la disfunción renal, reacciones cutáneas potencialmente letales, leucemia y una menor respuesta de anticuerpo cuando se aplica como profiláctico en las vacunas

Por el Dr. Mercola

Muchas personas creen que los medicamentos de venta libre (OTC, por sus siglas en ingles) son seguros porque no requieren receta médica. Nada podría estar más lejos de la realidad. De hecho, anteriormente muchos medicamentos sin receta médica eran monitoreados cuidadosamente.

Los medicamentos OTC siguen siendo productos químicos que de ninguna manera, forma o figura tratan la causa del problema, y ​​pueden provocar complicaciones que pueden dañarlo gravemente e incluso matarlo. Un claro ejemplo es el acetaminofén,  un medicamento que calma el dolor y disminuye la fiebre.

La mayoría de las personas tomará este medicamento sin pensarlo dos veces, que esa es la razón por la que probablemente la sobredosis por acetaminofén es la causa principal de las llamadas a los Centros del Control del Envenenamiento en todo los Estados Unidos cada año.

El acetaminofén también es responsable de más de 56 000 visitas a la sala de emergencias, 2 600 hospitalizaciones y aproximadamente 458 muertes por insuficiencia hepática aguda1 cada año.

En 2009, la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos finalmente agregó advertencias sobre daño hepático en la etiqueta del medicamento.

Esta acción se produjo 32 años después de que un panel de expertos aconsejara a la agencia que era "obligatorio" hacerlo...

Luego, el 14 de enero de este año, la FDA emitió un comunicado2,3 solicitándoles a los profesionales de la salud dejar de recetar y dispensar medicamentos recetados combinados que contienen más de 325 mg de acetaminofén por tableta, cápsula u otra unidad de dosificación, con el fin de limitar el riesgo de efectos secundarios graves.

Tenga en cuenta que ciertos analgésicos recetados, como Vicodin y Percocet, también contienen acetaminofén y por lo tanto no deben mezclarse con otros medicamentos que contienen acetaminofén.

El Uso de Acetaminofén Durante el Embarazo Puede Incitar el TDAH en los Niños

Ahora, un equipo de investigadores está planteando preguntas sobre el uso de acetaminofén durante el embarazo, ya que en el futuro podría aumentar el riesgo de problemas de comportamiento en los niños.

El estudio, publicado en la revista JAMA Pediatrics,4 señala que "los datos de investigación sugieren que el acetaminofén es un disruptor hormonal, y las anormales exposiciones hormonales en el embarazo pueden influir en el desarrollo del cerebro fetal".

Aunque dicen que es demasiado pronto para hacer recomendaciones definitivas al público, una advertencia "de posible daño" no sería imprudente. Según Forbes:5

"...Dado que los resultados sugieren que el uso prenatal podría hasta duplicar el riesgo de trastornos de comportamiento en los niños, las mujeres embarazadas tendrán que tomar en consideración el estudio, o hablar con sus médicos".

El estudio incluyó datos de más de 64 000 madres y niños en la Cohorte Nacional Danesa de Nacimiento. Más del 50 % de las mujeres reportó haber tomado acetaminofén mientras estaban embarazadas, lo cual demostró estar relacionado con:

Un riesgo 30 % mayor de TDAH en el niño durante los primeros siete años de vida

Un riesgo 37 % mayor de ser diagnosticado con trastorno hipercinético (HKD, por sus siglas en ingles), una forma grave de TDAH

Los efectos de comportamiento al parecer fueron dependientes de la dosis. Entre más frecuente sea el uso de acetaminofén durante el embarazo, mayor será la probabilidad de que el niño sea diagnosticado con problemas relacionados con el TDAH.

Los hijos de mujeres que tomaron el medicamento durante 20 o más semanas durante el embarazo tenían casi el doble de riesgo de ser diagnosticados con HKD. También tenían una probabilidad 50 % de que se les recetara un medicamento para el TDAH. De acuerdo con el artículo destacado: 6

"El acetaminofén puede atravesar la placenta, lo que le permite abrirse camino para llegar al feto y su delicado sistema nervioso en desarrollo. El medicamentos es un conocido destructor endocrino (hormonas), y anteriormente se relacionó con los testículos no descendidos en bebés varones.

Dado que el ambiente de la hormona materna desempeña un rol fundamental en el desarrollo del feto, los autores dicen que es posible que el acetaminofén pueda interrumpir el desarrollo cerebral al interferir con las hormonas maternas o a través de la neurotoxicidad como incitar el estrés oxidativo que puede causar la muerte neuronal."

Las Tasas de TDAH Están en Aumento

Con el fin de proteger la salud de su hijo, creo que es muy importante tener conocimiento y abstenerse tanto como sea posible de tantas posibles neurotoxinas durante el embarazo.

Nuestro ambiente está saturado con una gran variedad de toxinas, y es posible que no pueda evitarlos todos y cada uno de ellos, pero sí tiene un gran grado de control directo en su hogar.

Los alimentos y bebidas que ingiere y los productos para el hogar, el cuidado personal y médicos que elije durante el embarazo pueden tener un impacto diferente en el desarrollo de su hijo y en la salud a largo plazo.

En las últimas décadas los problemas de comportamiento como el TDAH se han disparado, lo que indica que algo está mal. Nuestro ambiente se está volviendo demasiado tóxico y los niños están pagando el precio por nuestros estilos de vida repletos de químicos.

Según una encuesta del gobierno de los Estados Unidos realizada en 2010, actualmente 1 de cada 10 niños en dicho país padecen trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH)--un aumento del 22 % desde 2003.

El TDAH hace que los niños no se concentren y no controlen su comportamiento impulsivo, y cerca de un tercio de los niños diagnosticados con TDAH están tomando algún tipo de medicamentos recetados. Estos medicamentos, a su vez, están envenenando aun más a los niños. Los efectos secundarios potenciales de los medicamentos para el TDAH incluyen:

Daño cerebral permanente

Toxicidad cardiaca y daño hepático

Cáncer

Cambios de personalidad, depresión y/o alucinaciones

Ataque cardíaco y accidente cerebrovascular

Muerte súbita y suicidio

Según los datos publicados el año pasado por el Departamento de Salud Mental y Abuso de Sustancias7 (SAMHSA, por sus siglas en inglés), los medicamentos para el TDAH como Ritalin, Vyvanse, Strattera y Adderall (y sus equivalentes genéricos) fueron responsables de casi 23 000 visitas a la sala de emergencias en 2011.

Esto es un aumento de más del 400 % en las visitas a urgencias debido a reacciones adversas a estos medicamentos en tan sólo seis años. Otros reportes demuestran un aumento dramático en el consumo de medicamentos para el TDAH.

Por ejemplo, los datos de IMS Health 8 mostraron que las recetas para los medicamentos para el TDAH incrementaron en un 39 % entre 2007 y 2011, lo que represento una increíble cifra 48.4 millones de recetas emitidas en 2011.

Realmente necesitamos detener estas tendencias antes de que se dañe toda una generación entera. Para ello, debemos prestar mayor atención a proteger a las mujeres embarazadas de cualquier exposición tóxica, ya que no hay manera de saber cuál es el que desencadene un problema de salud...

Con eso en mente, le recomiendo evitar los medicamentos de todo tipo durante el embarazo, si es posible, incluyendo los medicamentos OTC como el acetaminofén.

Otros Efectos Dañinos Relacionados con el Uso de Acetaminofeno

Además del daño hepático, el acetaminofén también se ha relacionado a otros efectos secundarios graves, como disfunción renal cuando se combina con alcohol y reacciones cutáneas potencialmente letales: Síndrome de Stevens-Johnson (SJS), necrosis epidérmica tóxica (TENS) y pustulosis exantemática aguda generalizada (AGEP).

El año pasado, la FDA agregó una advertencia sobre posibles reacciones cutáneas en las etiquetas de los medicamentos recetados que contienen acetaminofén.

No hay manera de predecir quién podría estar en mayor riesgo de tales efectos secundarios, así que por favor ponga mucha atención a la recomendación de la FDA 9 y NO vuelva a tomar acetaminofén en caso de desarrollar una reacción cutánea.

Las investigaciones publicadas en los últimos años también han relacionado el uso crónico y alto de acetaminofén a un mayor riesgo de leucemia.

La definición de uso "alto" es cuando se toma el acetaminofén por lo menos cuatro veces por semana durante al menos cuatro años--una enorme cantidad de personas en los Estados Unidos podrían fácilmente superar esta cantidad, sin siquiera notarlo.

Una investigación poco conocida realizada en 2009 sugiere que el acetaminofén también podría hacer que las vacunas sean menos efectivas cuando se administran juntas.

De acuerdo con este estudio, 10 niños que tomaron acetaminofén justo después de recibir una vacuna experimentaron una menor respuesta inmunológica, desarrollaron una cantidad de anticuerpos significativamente menor contra la enfermedad a la que fueron vacunados.

Las vacunas utilizadas en el estudio fueron para la enfermedad neumocócica, Haemophilus influenzae tipo b (Hib), difteria, tétanos, tos ferina, hepatitis B, polio y rotavirus. (Las vacunas contra la gripe no se incluyeron, pero es probable que el efecto siga siendo el mismo). Los autores concluyeron que:

"Aunque las reacciones febriles disminuyeron significativamente, la administración profiláctica de medicamentos antipiréticos al momento de la vacunación no debería ser recomendada como de rutina, ya que disminuyeron las respuestas de los anticuerpos a varios antígenos de vacunas".

Si TIENE que Tomar Acetaminofén, NAC Podría Contrarrestar los Peligros

Dado sus riesgos para la salud, por lo general no recomiendo tomar medicamentos que contengan acetaminofén para dolores y molestias menores. Hay muchas otras maneras de aliviar el dolor agudo y crónico que no incluye tomar un medicamento.

Para una larga lista de alternativas para aliviar el dolor, consulte este artículo anterior. Dicho esto, los medicamentos para aliviar el dolor como el acetaminofén si son necesarios. Por ejemplo, el dolor después la cirugía u otro dolor severo, puede justificar su uso temporal.

Para esos casos, le recomiendo tomárselo junto con N-acetil cisteína (NAC), que es el nutriente que limita la velocidad de que se genere el antioxidante intracelular glutatión.

Se cree que el daño hepático que causa el acetaminofén es en gran parte debido al hecho de que puede agotar el glutatión, un compuesto antioxidante secretado por el hígado en respuesta a la exposición tóxica.

El glutatión también ayuda a proteger sus células del daño de los radicales libres. NAC es el estándar de atención en casos de sobredosis por acetaminofeno, 11 el cual fue aprobado en 1985 por la FDA como un antídoto para la toxicidad por acetaminofén. 12

Se ha demostrado que en casos de sobredosis por acetaminofén, la mortalidad debido a la toxicidad por acetaminofén casi se elimina cuando se administra rápidamente NAC.

Aquí, no puedo dejar de destacar la ironía de la situación, como un suplemento nutricional—NA—se receta como el antídoto a un medicamento farmacéutico... Este es sólo uno de los muchos ejemplos en donde un suplemento puede ser imperativo después de que un medicamento convencional ha causado daño.

Otro ejemplo es la CoQ10, que es crucial si desea disminuir los efectos secundarios más debilitantes causados ​​por las estatinas.

Sugerencias para un Embarazo Libre de Toxinas

Aunque es posible que no pueda evitar por completo la exposición tóxica, es importante que por lo menos tome las medidas que pueda para reducir su carga tóxica, especialmente antes y durante el embarazo.

Evitar cualquier y todos los medicamentos innecesarios y vacunas es algo en lo que tiene mucho control. A continuación le presento varias más opciones. 

En lugar de crear una lista interminable de lo que debe evitar, es mucho más fácil enfocarse en lo que debe hacer para llevar un estilo de vida saludable con una mínima exposición química. Incluyendo:

1. Compre y coma la mayor cantidad posible de vegetales orgánicos y productos de animales camperos y orgánicos con el fin de reducir su exposición a las sustancias químicas agrícolas como el glifosato.

Evite los alimentos procesados y pre-envasados ​​de todo tipo. De esta manera automáticamente evitara los pesticidas, aditivos artificiales,  endulzantes artificiales peligrosos, colorantes, MSG e ingredientes transgénicos sin etiquetar.

2. En lugar de comer pescado convencional o criado en piscifactorías, que a menudo está muy contaminados con PCB y mercurio, supleméntese con un aceite de kril de alta calidad o coma pescado silvestre y cuya pureza haya sido analizada en un laboratorio. El salmón silvestre de Alaska es uno de los pocos peces que todavía recomiendo comer.

3. Guarde sus alimentos y bebidas en recipientes de vidrio en lugar de plástico y evite el uso de envolturas de plástico y alimentos enlatados (que a menudo contienen un revestimiento que contienen BPA).

4. Realice pruebas a su agua de la llave y, si hay contaminantes, instale un filtro de agua apropiado en todos los grifos (incluso en la bañera).

5. Utilice únicamente productos de limpieza naturales en su hogar.

6. Cambie a marcas naturales de artículos de tocador como champú, pasta de dientes, antitranspirantes y cosméticos. El Grupo de Trabajo Ambiental tiene una excelente base de datos 13 que le puede ayudar a encontrar productos para el cuidado personal más seguros.

También en mi sitio web tenemos disponible la línea de productos orgánicos y de la más alta calidad para el cuidado de la piel, champú y acondicionador y mantequilla corporal que son completamente naturales y seguros.

7. Evite el uso de ambientadores artificiales, hojitas para la secadora, suavizantes de telas u otras fragancias sintéticas. Borre de su mente la idea de que la fragancia o el perfume es sinónimo de "limpio". ¡No es así! La ropa limpia no debe oler a nada, así de simple.

8. Reemplace sus ollas y sartenes antiadherentes por utensilios de cocina de cerámica o de vidrio.

9. Cuando remodele su casa busque alternativas "ecológicas", libres de toxinas en lugar de pintura regular y revestimientos de pisos de vinilo.

10. Reemplace su cortina de la bañera de vinilo por una de tela o instale una puerta de cristal. La mayoría de los plásticos flexibles, como las cortinas de la bañera, contienen plastificantes peligrosos, como los ftalatos.

11. Evite aplicar pesticidas alrededor de su hogar o repelentes de insectos que contengan DEET en su cuerpo. Hay otras alternativas naturales.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 Hepatology 2004 Jul;40(1):6-9
  • 2 FDA.gov January 14, 2014
  • 3 NPR.org January 16, 2014
  • 4 JAMA Pediatrics February 24, 2014 [Epub ahead of print]
  • 5 Forbes February 24, 2014