Electricidad Sucia—Un Factor Desencadenante Oculto de las Epidemias de Enfermedades y Menor Longevidad

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Mayo 28, 2017 | 28,240 vistas

Historia en Breve

  • Muchas enfermedades de la civilización, especialmente el cáncer, están relacionadas con un artefacto de electricidad: la interferencia electromagnética (EMI, por sus siglas en inglés) o “electricidad sucia”. Además, los datos históricos sugieren que la electrificación ha reducido la esperanza de vida
  • EMI es biológicamente activo y afecta a la función mitocondrial, que ahora hemos llegado a comprender que es una de las causas principales de prácticamente todas las enfermedades crónicas
  • Los tipos de cáncer parecen ser específicos en cada frecuencia, lo que significa que ciertas frecuencias causan ciertos tipos de cáncer específicos. El cáncer de seno masculino es un centinela de la exposición de EMI

Por el Dr. Mercola

¿Sabía que un porcentaje significativo de las enfermedades que ahora enfrentamos, está relacionado con un artefacto de electricidad?

El Dr. Sam Milham, autor de "Dirty Electricity: Electrification and the Diseases of Civilization" (Electricidad Sucia: La Electrificación y las Enfermedades de la Civilización), explica los peligros de la electricidad sucia o interferencia electromagnética (EMI) para la salud.

Milham es un médico y epidemiólogo que ha pasado décadas (ahora tiene 85 años de edad) haciendo una investigación pionera en este campo. En su libro, él detalla el extenso viaje que realizó para descubrir la relación entre la electricidad sucia y las enfermedades humanas.

En pocas palabras, la electricidad sucia, o más exactamente, EMI, impacta en su biología, específicamente en su función mitocondrial, que ahora hemos llegado a comprender que es una de las causas principales de casi todas las enfermedades crónicas.

¿Qué es la Electricidad Sucia?

La luz solar es una forma natural o nativa de frecuencia electromagnética (EMF, por sus siglas en inglés). También, hay cuatro exposiciones EMF no-nativas o artificiales: luz magnética, luz artificial, electricidad y rayos microondas (que incluye no solo al horno de microondas, sino también a los teléfonos celulares, enrutadores y teléfonos inalámbricos).

La electricidad sucia se refiere al componente eléctrico de este espectro EMF. Un término más preciso sería la interferencia electromagnética o EMI. "Sucio" es más un término laico descriptivo. Pero, ¿Qué es exactamente EMI y cómo se genera? Milham explica que:

"La red eléctrica comenzó con Edison en 1892, en la estación de generación de Pearl Street. Resulta que, desde el momento en que se empezó a generar electricidad, se ha producido electricidad sucia.

La razón por la que estoy enterado es porque, si lee sus publicaciones, él tenía un gran problema con sus generadores originales... Estos tenían unas escobillas embobinadas.

La forma en que producían la electricidad era al hacer girar los imanes que tenían escobillas para captar los puntos de contacto.

Todos los motores eléctricos tienen escobillas, al igual que los generadores. Estas están hechas de grafito... El embobinado y las chispas producen electricidad sucia, que en realidad es un tránsito de electricidad de alta frecuencia. Van y vienen, y son variables. Tienen tiempos de latencia muy breves.

Desde que empezó a utilizarse la red eléctrica, hemos estado expuestos a ello. No es una cosa de 60 ciclos. Nos referimos a frecuencias de kilohertz y más elevadas; miles de ciclos por segundo".

Los Rayos de Microondas de EMI Viajan a lo Largo y Ancho

También existen los rayos de microondas, y no se trata solo de su horno de microondas, sino también de su teléfono inalámbrico, teléfono celular y las torres de telefonía celular.

"Todos los transmisores, AM, frecuencia modulada (FM), y en especial las torres de telefonía celular [producen rayos microondas]. Su teléfono móvil funciona porque hay un transmisor--por ahí--que lo transmite hacia usted. Todos son transportados a través de DC.

Cada torre de telefonía celular del mundo tiene un gran convertidor para hacer que DC haga funcionar el transmisor, y también para cargar las baterías de reserva.

Esto produce una enorme cantidad de electricidad sucia. Muchas escuelas tienen torres de telefonía celular en el campus. Lo que hacen es que irradian a los niños [con EMI].

Esto nos hace volver hasta la cuestión de los cables; Los cables del lote y de alimentación. La red se convierte en una antena para toda esta electricidad sucia.

Se extiende a millas hacia adelante... [Un estudio brasileño] analizó las muertes provocadas por el cáncer [y] la distancia de los hogares hasta la base de la torre de telefonía celular.

Consiguieron obtener efectos a 500 metros; eso es 1 500 pies. En realidad, la torre de telefonía celular no podría cubrir un rango tan amplio. Lo que hace esto es la electricidad sucia--el EMI en la red, en los cables que entran en su casa, a través del suelo y los cables de alimentación.

La Electricidad Sucia es Biológicamente Activa

Un ejemplo clásico de EMI es la interrupción de la transmisión de onda de radio AM. Pero ¿por qué debemos preocuparnos exactamente por EMI en nuestros hogares?

"Durante los 50 años que he realizado esta investigación, se ha vuelto muy evidente que, en términos biológicos, la electricidad EMI, o sucia, es sumamente activa.

Escribí el libro para advertirle a la población, ya que, al parecer, nadie le ponía atención a esto. Esta es la principal causa de las denominadas enfermedades de la civilización",1 dice Milham.

Yo mismo me he apasionado mucho acerca de este tema. He sabido sobre la electricidad sucia o EMI durante casi dos décadas, pero nunca había apreciado el impacto que tenía, hasta que leí el libro de Milham. Entonces, repentinamente la relación me pareció evidente.

Durante el último año, me adentré profundamente en los estudios científicos sobre la función mitocondrial, y parece que así es como EMI afecta a su salud. En otras palabras, probablemente aumenta el daño causado por los radicales libres mitocondriales y contribuye a la disfunción mitocondrial.

Ciertamente, existen otras variables que también contribuyen a la enfermedad, tal como el procesamiento de alimentos, una desequilibrada proporción de nutrientes, contaminación por pesticidas, etc. Sin embargo, podría ser imprudente ignorar el impacto de EMI.

Todos Los Paneles Solares Generan Electricidad Sucia

En una nota adicional, muchas de las personas que utilizan paneles solares (paneles fotovoltaicos) ignoran por completo el hecho de que, estos son una fuente de electricidad sucia. He tenido 15 paneles solares de kilovatios en mi casa durante los últimos cinco años.

Los paneles fotovoltaicos generan corriente directa (DC, por sus siglas en inglés), que básicamente es inservible en la mayoría de los hogares.

Con el fin de utilizar la corriente DC que generan los paneles solares, es necesario utilizar un convertidor que la convierta en corriente alterna (AC, por sus siglas en inglés). El problema es que el convertidor utilizado para generar AC es una extraordinaria fuente de electricidad sucia.

He solucionado la mía y disminuido radicalmente los niveles del EMI generado cuando los convertidores están encendidos, durante el día.

Las grandes baterías solares comerciales tienen un problema similar. Estas utilizan convertidores--a veces miles de ellos, si realmente son grandes baterías--y todas ellas generan EMI o electricidad sucia.

"Si su herramienta tiene un apreciable componente solar o de viento, por definición, eso es lo que le proporciona la electricidad sucia", señala Milham. "[C]uando descubrí por primera vez este negocio, entré en línea; estudié las fuentes comerciales de convertidores fotovoltaicos...

Encontré este informe... [que] dice que todos los convertidores fotovoltaicos crean una interferencia de radio de amplitud modulada (AM). ¿Qué le indica eso? Eso indica que todo está sucio".

Este EMI conecta o impacta en su biología cuando se encuentra en un circuito. Por ejemplo, si tiene un panel solar en su casa, no todos los circuitos de su casa estarán conectados con este. Los únicos circuitos afectados por EMI serán los que estén conectados con el convertidor de paneles solares.

Tener una Crónica Exposición a EMI Aumenta Su Riesgo de Cáncer

Una vez que se genera EMI, ¿qué tan lejos debe estar del cable en cuestión, para evitar la interferencia biológica? Según Milham, la distancia podría ser bastante significativa. En muchos casos, áreas completas de tierra podrían ser una fuente de EMI, lo que eleva la corriente corporal.

"Hace aproximadamente tres años, Martin Graham ... y Dave Stetzer, quien fue pionero y estudió este campo, y me capacitó... me envió un multímetro con conectores, que medía voltios, amperios y ohms. Me mostró cómo utilizarlo para medir la corriente de mi cuerpo.

Eso fue sumamente abrumador... Puse un parche de electrocardiograma (EKG, por sus siglas en inglés) en mi pecho para un conector de plomo ... y el otro [ conector de plomo del multímetro] se conectaría con un tomacorriente con tierra... Entonces eso mediría la corriente en mi cuerpo...

El medidor viene con todo lo que necesita. Todo lo que tiene que hacer es tomar un cable calibre 12 y ponerle un enchufe de tres clavijas, donde solo hace contacto con el enchufe redondo; está unido al electrodo negro. Eso es para hacer tierra. El rojo va conectado al parche EKG en el pecho (o en la boca).

Descubrí que, al caminar sobre el pavimento, en una zona, podría obtener niveles muy elevados, y probablemente campos de corriente cancerígenos para el cuerpo. Nos referimos a milivoltios [y] microamperios...

Los Institutos Nacionales de Salud (NIHS, por sus siglas en inglés) estudiaron esto hace años. Concluyeron que 18 microamperios es bastante cantidad como para proporcionar suficiente voltaje a su cuerpo, para enfermarle de cáncer por una exposición crónica.

Debe mantener [la corriente de su cuerpo] en menos de 18 microamperios. Cuanto más alto sea, peor será...

Encontré que muchos lugares proporcionaban entre 200 y 300 microamperios, simplemente al permanecer de pie en el suelo... Uno de mis lugares favoritos aquí, es un mercado local de agricultores.

El año pasado, me horroricé al descubrir que solo por caminar o permanecer de pie en ese lugar, obtenía una corriente de 200 microamperios en mi cuerpo2...

Yo estaba sentado frente a una computadora portátil de Hewlett-Packard, mientras monitoreaba mis niveles. Tan solo toqué la cubierta de la computadora portátil y encontré que captaba 80 microamperios en mi cuerpo. Finalmente, me deshice de esto al poner un USB a un tomacorriente con tierra; eso lo soluciona".

Tenga Cuidado Con las Luces Fluorescentes y LEDs

Milham, también descubrió que casi todas las lámparas no incandescentes le proporcionaban una corriente elevada a su cuerpo, directamente de la luz. Esto incluye a las luces fluorescentes, luces fluorescentes compactas (CFLs, por sus siglas en inglés) y los focos de diodos emisores de luz (LEDs, por sus siglas en inglés).

El Dr. Alexander Wunsch, experto a nivel mundial en fotobiología, detalla muchos de los riesgos de salud asociados con luces LED, pero el componente de electricidad sucia es otra razón para evitar este tipo de focos, en su espacio de hogar y oficina. Como señaló Milham:

"Esto lo explica todo. Hace 30 años, empecé a realizar [investigaciones] de mortalidad ocupacional... Me sentí desconcertado sobre la razón por la que las tasas más elevadas de cáncer [ocurrían en] maestros, profesores y trabajadores de oficina.

¿Por qué el melanoma es más común en personas que trabajan en ambientes interiores, que en al aire libre?

¿Por qué es más común en profesores y maestros, que en socorristas o agricultores? ¿Por qué aparece en partes corporales que nunca entran en contacto con los rayos del sol? Esto es debido al EMF [no nativo y artificial], similar a lo que medi en las escuelas y colegios. No hay lugar donde esconderse".

En los años '50s, John Ott estudió a niños de una escuela de Florida, quienes padecían el trastorno por déficit de atención e hiperactividad.

Él creía que este tipo de problemas de comportamiento estaba asociado con la iluminación fluorescente, y fue capaz de mejorar el estado de los niños a través de una pantalla de malla de alambre para bloquear EMF frente a las luces que, posteriormente fueron conectadas a la tierra.

Este y otros hallazgos son abordados en el libro de Ott, "Health and Light: The Effects of Natural and Artificial Light on Man and Other Living Things " (La Salud y la Luz: Los Efectos de la Luz Natural y Artificial sobre el Hombre y Otros Seres Vivos).

El Cáncer de Seno Masculino--Un Centinela de la Exposición de EMI

Curiosamente, el trabajo de Milham sugiere que los tipos de cáncer son específicos en cada frecuencia,3 esto significa que ciertas frecuencias causan tipos de cáncer específicos.

También señala que, el cáncer de seno masculino es un centinela de la exposición de EMI,4 al igual que el mesotelioma es un centinela para la exposición de asbesto. Desafortunadamente, pocos están dispuestos a tomar el asunto de forma seria.

"En la segunda edición de mi libro hablo deliberadamente que hay una epidemia de cáncer de seno masculino en Camp Lejeune, en el Cuerpo de Marines. Les escribí y les dije: 'Analicen estos 15 estudios que relacionan a EMF con [cáncer de seno masculino]'.

Ellos exponían que era debido a la contaminación del agua potable. Eso no es posible, más bien, de seguro es debido a EMF. Pero, simplemente me ignoraron".

Asimismo, Milham participó en una investigación5 de la Escuela Secundaria la Quinta, en Palm Springs. Los profesores estaban convencidos de que un problema ambiental era el agente causante de una epidemia de cáncer en el personal.

En total, 18 profesores de la escuela habían desarrollado cáncer. Otras escuelas del sistema tenían como máximo dos o tres casos.

El encargado de la escuela contrató a un experto del instituto local del cáncer, quien informó a los profesores que su cáncer era debido a la exposición a los rayos del sol.

Inicialmente, Milham pasó meses tratando de contactar a la escuela, en vano. El encargado le dijo que estaban satisfechos con las respuestas que habían obtenido.

Eventualmente, a petición de los maestros, se le permitió entrar en la escuela por dos noches para investigar, y poco después, el distrito escolar le acusó de allanamiento. Simplemente, no querían que se involucrara. Además, la asociación de profesores obstaculizó su investigación.

"Intenté investigar en otra escuela que tenía una torre de telefonía celular en el campus, y una epidemia de cáncer de seno en la mayor parte del personal.

Una vez más, contrataron a un caifás para que viniera a una reunión del consejo escolar y tratara de derribar mi [investigación]. Ellos no cooperarían, así que ¿qué podría hacer? Podría llevar a estas personas al agua, pero no puede hacer que la beban.

Los Datos Históricos Revelan el Impacto de la Electrificación en la Salud Pública

Evidentemente, hay un fuerte incentivo negativo contra este tipo de información. Lo que me intrigó es que, cuando Milham hizo su análisis inicial y revisión histórica,6 encontró una fuerte correlación entre la electrificación y la mortalidad por cáncer, incluyendo al cáncer de seno femenino y la leucemia infantil7--¡y estos datos se remontan hasta el siglo XIX!

Al finalizar el siglo, la mayoría de las grandes ciudades del mundo tenían electricidad, mientras que las zonas rurales no lo lograron sino hasta mediados de los años '50s. Así que, durante medio siglo hubo dos grandes poblaciones cubiertas por un buen sistema de registro vital de muertes y nacimientos.

Un grupo poblacional fue expuesto a la electricidad, y el otro no. Al comparar a estos dos grupos, se descubrieron algunas diferencias verdaderamente sorprendentes en las estadísticas vitales.

"A principios de siglo, si vivía en la ciudad de Nueva York o en la mayoría de las otras ciudades del país, su esperanza de vida promedio era de hasta 50 años de edad. Si era Amish y no utilizaba electricidad o vivía en la zona rural de Mississippi o Nueva York, su longevidad sería hasta los años '70s.

Si avanzamos rápidamente a los años '30s... el cáncer urbano [mortalidad] fue entre 50 y 80 % más elevado, en comparación con la mortalidad por cáncer rural. Eso es suficiente para impresionarle. Y es eternamente consistente".

Hoy en día, los riesgos son más grandes que nunca, gracias a las corrientes de la tierra. La red eléctrica en los Estados Unidos llamada red blanca conectada a tierra, fue diseñada para proteger contra la iluminación.

Nueva York no tiene esta red, pero en el resto del país, alrededor del 80 % de la corriente entregada en cargas (es decir, a su casa y negocios), regresa a las subestaciones subterráneas, y donde solía haber un solo contacto en la tierra por milla, ahora hay cuatro.

Cada transformador tiene un cable que corre desde la toma central, con el transformador de tierra al suelo. Los granjeros lecheros fueron los primeros en sonar la alarma de que algo andaba mal.

En los años '70s, notaron que las vacas morían, no producían leche y tenían problemas para reproducirse. "Este gran y viejo BACI (que significa, el impacto del control, antes y después) es un maravilloso agente indicador de riesgo de EMF", señala Milham.

Stetzer, Graham y otros realizaron un estudio en el que identificaron las partes del espectro EMF que afectaba a la producción de leche en las vacas.

Curiosamente, sus hallazgos revelaron que la producción de leche era afectada de acuerdo a los armónicos múltiplos de 60. A estos intervalos, las frecuencias tenían un efecto dañino sobre las vacas. Lo más probable es que ocurra lo mismo en los seres humanos.

¿Cómo Afecta EMI en la Práctica de Earthing?

Seguramente, para este momento ya habrá adivinado que todo esto podría afectar a su capacidad de beneficiarse al practicar grounding o earthing--la práctica de caminar descalzo para absorber los iones negativos de la tierra.

En realidad, si hay interferencia electromagnética, es posible que solo obtenga electricidad sucia en su sistema.

Además, Milham señala que cuando los tapetes para earthing se presentaron por primera vez, recibió una serie de llamadas de personas que se quejaban de que los tapetes les hacía sentirse enfermos, y se preguntaban la razón de ello.

"Obtuve [un tapete para earthing] de personas que los vendían. Sucedió que, Dave Stetzer estaba de visita por aquí, y conseguimos el equipo y lo conectamos de acuerdo con el manual de earthing. Utilizamos un toma corriente con tierra.

También, utilizamos una tierra real. Conecté un alambre desde afuera a una estaca.

Mostramos que toda la basura que se encuentra en el suelo es captada, si utiliza el tapete. Comparamos lo que obtiene con el neutro primario hacia la tierra.

Fui hacia el transformador de la esquina, y la tierra que tenía era lo que entraba en mi casa, a través de las ventanas, por medio de los cables... No podría conseguir un terreno saludable en este país".

Eso es una terrible noticia. Aunque yo diría que podría haber alguna manera de remediar este problema--para limpiar de alguna forma el suelo—pero, Milham no cree que esto sea posible. Evidentemente, este es un tema de preocupación que tendrá que ser estudiado aún más, conforme pase el tiempo.

Por otra parte, Clint Ober, que popularizó la práctica de grounding, no está de acuerdo con esta conclusión y no cree que el EMI perjudique la capacidad de la tierra para mitigar este estrés. Por lo tanto, aun es un tema que se encuentra en debate.

Los Mecanismos Biológicos de EMI

Como se mencionó, la electricidad sucia o EMI son tránsitos eléctricos de alta frecuencia, que van y vienen. Estos aberrantes y máximos niveles de frecuencia son emitidos a una distancia considerable, que por lo general es superior a 10 pies.

Esto significa que, si estás dentro del alcance, estas frecuencias podrían resonar con su cuerpo, y por lo tanto, producir algún efecto biológico.

Un mecanismo de daño sugerido está relacionado con la producción de una especie reactiva del nitrógeno (RNS), llamada perioxinitrato. Asimismo, la evidencia sugiere que esto podría afectar la función mitocondrial, que creo que es un importante mecanismo de daño.

En términos más generales, EMI actúa como un factor de estrés biológico. En uno de los estudios de Milham, demostró que, al limpiar el ambiente eléctrico, fueron capaces de reducir la producción de hormonas del estrés.

También, ha demostrado que, al filtrar la electricidad sucia de una biblioteca, los niveles de neurotransmisores, en las personas que pasan tiempo en la biblioteca, fueron alterados de manera beneficiosa.

De igual manera, Milham cita un estudio realizado por dos investigadores alemanes, quienes demostraron que instalar una torre de telefonía celular en un valle previamente prístino, produjo cambios a largo plazo en una amplia variedad de hormonas medibles, incluyendo a las hormonas del estrés.

Para Obtener Más Información

Si está intrigado por esta información y desea obtener más información, asegúrese de conseguir una copia de "Dirty Electricity: Electrification and the Diseases of Civilization". Además, podría encontrar más información, incluyendo copias de los artículos de investigación de Milham e informes científicos en su sitio web, SamMilham.com.

De igual manera, a lo largo de este artículo, he proporcionado una serie de esos artículos, como referencias de apoyo.

Desde mi punto de vista, no hay duda de que la electricidad sucia ha desencadenado y/o exacerbando las enfermedades crónicas, y si está preocupado por su salud y longevidad, le insto a que afronte esta información, por más desagradable y desalentadora que parezca.

Si bien, podría ser imposible evitar toda la exposición a EMI, siempre hay maneras de limitar y minimizar su exposición dentro de su hogar, y posiblemente, en el trabajo. Al hacerlo, eso podría significar un gran avance para proteger su salud y la de su familia, a largo plazo.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1, 6 Medical Hypotheses 2010; 74: 337-345 (PDF)
  • 2 EMFs at the Olympia Farmers Market (PDF)
  • 3 Electromagnetic Biology and Medicine, DOI: 10.1080/15368378.2016.1214920 (PDF)
  • 4 American Journal of Industrial Medicine 2004; 46: 86-87 (PDF)
  • 5 American Journal of industrial Medicine 2008 (PDF)
  • 7 Medical Hypotheses 2001; 56(3): 290-295 (PDF)