Los Espárragos Pueden Ayudar a Combatir la Hipertensión

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Junio 18, 2017 | 16,266 vistas

Historia en Breve

  • Los investigadores descubrieron un inhibidor natural de la enzima de conversión de angiotensina (ACE) en los espárragos, y parece ser útil para disminuir la presión arterial
  • Los inhibidores de la ACE actúan bloqueando una enzima necesaria para producir una sustancia que estrecha los vasos sanguíneos
  • En ratas a las que se les proporcionó una alimentación que contenía 5 % de espárragos se observó una disminución significativa de la presión arterial

Por el Dr. Mercola

Hay muchas razones para deleitarse con espárragos, como su impresionante concentración de vitaminas K, B y folato. El folato ayuda a que el cuerpo produzca dopamina, serotonina y norepinefrina, por esa razón los espárragos son un alimento "agradable" que puede apoyar su estado de ánimo.

También son ricos en glutatión, un importante anticarcinógeno y contienen rutina, que protege de rupturas a los pequeños vasos sanguíneos y puede proteger contra los efectos dañinos de la radiación. Los espárragos también son una buena fuente de vitaminas A, C, E, potasio y zinc.

Además, son un auténtico súper alimento para la salud digestiva, contienen tanto fibra insoluble como soluble además de inulina, un prebiótico que actúa como alimento para las bacterias beneficiosas del intestino.

Sin embargo, incluso más allá de sumar nutrientes valiosos a su alimentación, otra de las razones para consumir espárragos con regularidad es su efecto sobre la salud cardiaca, en específico, su papel beneficioso en el combate de la hipertensión.

Los Espárragos Pueden Ayudar a Disminuir la Presión Arterial

Por lo general, los inhibidores de la enzima de conversión de angiotensina (ACE) se prescriben para tratar la presión arterial alta. Trabajan bloqueando una enzima necesaria para producir una sustancia que estrecha los vasos sanguíneos.

A su vez, los medicamentos inhibidores de la ACE ayudan a que los vasos sanguíneos se relajen y se ensanchen, esto permite que la sangre fluya con más facilidad y con ello disminuya la presión arterial.1

El problema con los inhibidores de la ACE es su potencial de producir serios efectos secundarios, como insuficiencia renal repentina que es fatal en el 30 % de quienes la experimentan.2

También provocan un aumento en los niveles de potasio, lo cual puede conducir a graves problemas cardíacos, y también podrían causar una disminución en la función sexual, mareos, dolor de cabeza, fatiga, daño hepático y depresión.3

Sin embargo, hace poco los investigadores descubrieron un inhibidor natural de la ACE en el espárrago, y parece ser útil para disminuir la presión arterial. El estudio reveló un nuevo metabolito que contiene azufre, conocido como asparaptina el cual se encuentra en las puntas de los espárragos. Según el estudio, el compuesto actuó como un "nuevo inhibidor de la ACE".4

Además, anteriores investigaciones publicadas en el Journal of Agricultural and Food Chemistry demostraron que en ratas a las que se les dio una alimentación que contenía un 5 % de espárragos durante 10 semanas, disminuyó significativamente su presión arterial sistólica (el número máximo) en comparación con las ratas que no fueron alimentadas con espárragos.5

Los investigadores también observaron una disminución en la actividad de la enzima ACE, y creen que otro compuesto en los espárragos, 2-hidroxinicotianamina, también podría actuar como un inhibidor de la ACE.6

El grupo que se alimentó con espárragos también tenía una mayor tasa de depuración de creatinina, que es una medida de qué tan bien se encuentran trabajando los riñones.

Un estudio en seres humanos también reveló que el consumo de espárragos en polvo (seis gramos diarios durante 10 semanas) dio como resultado la reducción significativa de la presión arterial en 28 voluntarios saludables.7 Como se señaló en The Epoch Times:8

"Las investigaciones sugieren que los espárragos tienen un efecto beneficioso general para los riñones y para disminuir la presión arterial en casos de hipertensión".

La Mora Azul También Puede Beneficiar su Presión Arterial

Si le diagnostican hipertensión arterial, las estrategias de alimentación serán cruciales para controlar sus niveles. Por lo general, si padece pre-hipertensión, puede detener el progreso y recuperar los niveles saludables con sólo modificar su alimentación.

Además de consumir espárragos, una dosis diaria de mora azul también puede reducir la presión arterial. El estudio incluyó a mujeres posmenopáusicas con una tasa especialmente alta de hipertensión, que con frecuencia provoca el desarrollo de rigidez arterial, lo cual aumenta considerablemente su riesgo de sufrir enfermedades cardiacas.

Las mujeres que padecían pre-hipertensión o hipertensión, recibieron polvo de mora azul liofilizado--en una cantidad equivalente a aproximadamente una taza de moras frescas--o un placebo en polvo, todos los días durante ocho semanas.

Al final del estudio, la presión arterial sistólica disminuyó en un 5 % y la presión arterial diastólica (el número inferior) disminuyó en más del 6 % en el grupo que consumió polvo de moras, mientras que no hubo cambios significativos en el grupo placebo.

Las mediciones de óxido nítrico (NO) también aumentaron de manera significativa en el grupo que consumió mora azul en polvo, y no se presentó ningún cambio parecido en el grupo de control. El óxido nítrico ayuda a que sus vasos sanguíneos mantengan su elasticidad, además de dilatarlos, de este modo disminuye su presión arterial. Según los autores del estudio:

"El consumo diario de mora azul puede reducir la presión y la rigidez arterial, que en parte puede deberse a una mayor producción de óxido nítrico".

Alimento Principal Culpable de la Hipertensión: Azúcar

Una de las principales causas subyacentes de la hipertensión arterial está relacionada con el exceso de producción de insulina y leptina en su cuerpo, que es una respuesta a una alimentación rica en alimentos procesados y carbohidratos (mucha azúcar).

A medida que aumentan los niveles de insulina y leptina, aumenta la presión sanguínea. Con el tiempo, puede hacerse resistente a la insulina y/o leptina.

Como explicó el Dr. Rosedale, la insulina almacena magnesio, sin embargo, si sus receptores de insulina se debilitan y sus células desarrollan resistencia a la insulina, no puede almacenar magnesio, por lo tanto éste sale de su cuerpo a través de la micción. El magnesio que almacenan sus células relaja los músculos.

Si su nivel de magnesio es demasiado bajo, sus vasos sanguíneos no podrán relajarse por completo, y esta limitación aumenta la presión arterial.

La fructosa también eleva el ácido úrico, que a su vez, eleva la presión arterial al inhibir el óxido nítrico de sus vasos sanguíneos. (El ácido úrico se deriva del metabolismo de la fructosa. De hecho, por lo general la fructosa produce ácido úrico a los pocos minutos de ser consumida).

El óxido nítrico ayuda a sus vasos a mantener su elasticidad, por ello suprimir el óxido nítrico provoca el aumento de la presión arterial. Por esta razón cualquier programa de tratamiento que se aplique para controlar la hipertensión debe ayudar a normalizar su sensibilidad a la insulina y leptina, así como su nivel de ácido úrico.

Como puede observar, al eliminar de su alimentación el exceso de azúcar/fructosa, puede tratar los tres problemas al mismo tiempo (insulina, leptina y ácido úrico).

Como recomendación general, aconsejo mantener su consumo total de fructosa por debajo de 25 gramos al día, o hasta 15 gramos diarios o menos, si padece hipertensión (o diabetes, enfermedades del corazón u otro padecimiento crónico).

¿Cómo Debería ser su Alimentación Si Tiene Hipertensión?

En los Estados Unidos, uno de cada tres adultos tiene presión arterial alta (hipertensión),9 mientras que otros 59 millones de personas tienen prehipertensión10 (lo que significa que pronto podrían desarrollar hipertensión). Este es un problema increíblemente común, sin embargo, usted no tiene que ser parte de la estadística.

Aunque sin duda los alimentos funcionales como los espárragos y las moras azules, son saludables, no son el tratamiento principal para un problema de salud como la presión arterial alta. Deberá tratar las causas subyacentes si desea recuperarse de esta enfermedad.

Si padece hipertensión, mi recomendación principal es evitar los alimentos procesados (debido a su alto contenido de azúcar/fructosa, granos, grasas trans, además de otras grasas dañinas y sal procesada) En cambio, enfoque su alimentación al consumo de alimentos enteros, idealmente orgánicos.

Al reducir su consumo de alimentos procesados y otras fuentes de carbohidratos no vegetales, deberá reemplazarlos con grasas saludables. Las fuentes de grasas saludables que puede añadir a su alimentación incluyen las siguientes:

Aguacates

Mantequilla de leche sin pasteurizar proveniente de vacas alimentadas con pastura

Lácteos sin pasteurizar

Yemas de huevo orgánico

Cocos y aceite de coco

Aceite de frutos secos, sin calentar

Frutos secos crudos, como las macadamias y pacanas que son bajas en carbohidratos y ricas en grasas saludables

Carne de animales alimentados con pastura

Mis Mejores Estrategias para Prevenir la Hipertensión

No sólo su alimentación es importante para mantener una presión arterial saludable... un programa de acondicionamiento físico integral es otra estrategia que puede mejorar su presión arterial y salud cardiaca en múltiples aspectos (como mejorar su sensibilidad a la insulina).

Para obtener los mejores beneficios, recomiendo bastante incluir a su rutina, ejercicios en intervalos de alta intensidad, además, también deberá incluir entrenamiento con pesas.

Cuando trabaja grupos musculares de manera individual aumenta el flujo sanguíneo a esos músculos y un buen flujo sanguíneo aumentará su sensibilidad a la insulina. Si desea aprovechar varias cosas a la vez, ejercítese descalzo al aire libre en días soleados.

No sólo obtendrá luz del sol que es muy necesaria para promover la producción de vitamina D que es buena para el corazón, sino que además la exposición a la luz del día también le ayudará a mantener un ritmo circadiano saludable, esto le ayudará a dormir mejor. Con frecuencia se ignora que no dormir bien es otro factor que puede provocar hipertensión resistente.

Mientras que el estar descalzo, le ayudará a conectarse con la tierra. Los experimentos demuestran que caminar descalzo al aire libre--también denominado Earthing o grounding--mejora la viscosidad de la sangre y el flujo sanguíneo, lo cual ayuda a regular la presión arterial.

Tenga en cuenta que en la mayoría de los casos, la hipertensión es una enfermedad que se puede controlar y muchas veces se mejora al realizar cambios y adoptar un estilo de vida natural. Lo invito a leer mi lista completa de estrategias para prevenir y tratar la hipertensión, sin embargo, a continuación encontrará algunos puntos importantes adicionales.

1. Saltar el desayuno: Las investigaciones demuestran que el ayuno intermitente ayuda a combatir la obesidad y la diabetes tipo 2, que son factores de riesgo para la presión arterial alta. Su cuerpo es más sensible a la insulina y leptina después de un período de ayuno.

Si bien hay muchos tipos de planes de ayuno, uno de los más fáciles de realizar es un programa de alimentación donde limite su consumo de alimentos a un periodo específico de tiempo todos los días.

Por lo general recomiendo comenzar por saltarse el desayuno, y hacer de la comida su primer alimento del día hasta que mejore su resistencia a la insulina, después podrá desayunar si sus niveles de insulina en ayunas continúan en niveles normales.

2. Optimice sus niveles de vitamina D: La rigidez arterial (aterosclerosis) es un factor que estimula la hipertensión. A medida que su sangre viaja desde su corazón, las células de la pared de la aorta, llamadas barorreceptores, detectan la carga de presión y envían una señal a su sistema nervioso para que eleve o disminuya la presión.

Sin embargo, entre más rígidas estén sus arterias, pierden más sensibilidad a los barorreceptores y dejan de ser eficientes al enviar las señales adecuadas. A su vez, la deficiencia de vitamina D está asociada a la rigidez de las arterias, por ello es tan importante optimizar sus niveles.

3. Manejo del estrés: El vínculo entre el estrés y la hipertensión está bastante comprobado. Suprimir las emociones negativas tales como el miedo, cólera, y tristeza pueden limitar seriamente su capacidad para enfrentar las tensiones inevitables de la vida diaria.

Las situaciones de estrés no son perjudiciales en sí, lo es la falta de capacidad para manejarlas. Recomiendo la Técnica de Libertad Emocional (EFT) para tratar la supresión de las emociones negativas y aliviar el estrés.

4. Normalice sus proporciones de omega 6:3: La alimentación de la mayoría de las personas en los Estados Unidos contiene demasiado omega-6 y muy poco omega-3. Si sufre de resistencia a la insulina, consumir grasas saludables omega-3 le ayudará a volver a sensibilizar sus receptores de insulina.

Las grasas omega-6 se encuentran en el maíz, soya, canola, cártamo y aceite de girasol. Si se encuentra consumiendo muchos de estos aceites, deberá evitarlos o limitarlos.

Para obtener omega-3, lo mejor es optar por una fuente segura de pescado, o si esto le resulta muy difícil o costoso, consuma un suplemento de aceite de kril de alta calidad, ya que se ha descubierto que es 48 veces más potente que el aceite de pescado.

5. Optimice su flora intestinal: En comparación con un placebo, las personas con hipertensión que consumieron probióticos, redujeron en 3.56 mm Hg su presión arterial sistólica (el número máximo) y en 2.38 mm Hg su presión arterial diastólica (el número inferior).11

La mejor manera de optimizar su flora intestinal es evitar el azúcar y los alimentos procesados e incluir a su alimentación productos naturalmente fermentados, ya que éstos pueden contener alrededor de 100 veces la cantidad de bacterias de una botella de probióticos de alta potencia.

El uso de alimentos fermentados con un cultivo iniciador como el Kinetic Culture, también agregará niveles terapéuticos de nutrientes importantes como la vitamina K2.

6. Mantenga una proporción óptima de sodio-potasio: Como se mencionó antes, una proporción desequilibrada puede dar lugar a la hipertensión. Para asegurar que su proporción sea la adecuada, aléjese de todos los alimentos procesados ya que son ricos en sal procesada y bajos en potasio y otros nutrientes esenciales.

En cambio, lleve una dieta de alimentos enteros, no procesados, idealmente orgánicos que hayan sido cultivados localmente, con el fin de asegurar que contienen los niveles adecuados nutrientes. Este tipo de alimentación le proporcionará cantidades mucho más grandes de sodio y potasio, de manera natural.

7. Elimine la cafeína: No se entiende muy bien la conexión entre el consumo de café y la presión arterial elevada, sin embargo, hay amplia evidencia que indica que si padece hipertensión, el café y otras bebidas y alimentos con cafeína pueden agravar la situación.

8. Vitaminas C y E: Los estudios indican que las vitaminas C y E pueden ser útiles para disminuir la presión arterial. Si lleva una alimentación exclusiva de alimentos enteros, estará obteniendo suficientes cantidades de estos nutrientes sólo a través de su alimentación.

Si decide que necesitas un suplemento, asegúrese de tomar una forma natural de vitamina E (no sintética). Puede saber lo que está comprando al leer la etiqueta con detenimiento. La vitamina E natural siempre aparece como "d-" (d-alfa-tocoferol, d-beta-tocoferol, etc.). La vitamina E sintética aparece como "dl-".

9. Extracto de hojas de olivo: En un estudio realizado en el año 2008, al consumir 1000 mg de extracto de hojas de olivo, todos los días durante ocho semanas, se observó una reducción significativa en la presión arterial y el colesterol LDL ("malo"), en personas con hipertensión limítrofe.

Si desea incorporar hojas de olivo como complemento natural a una alimentación nutricionalmente saludable, busque extractos líquidos de hojas frescas con el fin de obtener la máxima potencia sinérgica.

También puede preparar su propio té de hojas de olivo. Coloque una gran cucharadita de hojas de olivo secas en un filtro de té o bolsa de hierbas. Agréguelo a aproximadamente dos cuartos de agua hirviendo y déjelo hervir entre tres y 10 minutos. Cuando está listo, el té debe tener un color ámbar medio.

10. Trucos rápidos: Aumentar el óxido nítrico en la sangre puede abrir los vasos sanguíneos contraídos y reducir la presión arterial. Los métodos para aumentar este compuesto incluyen tomar un baño caliente, inhalar y exhalar a través de una fosa nasal (cerrar la otra fosa nasal y la boca) y consumir melón amargo, rico en aminoácidos y vitamina C.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 WebMD ACE Inhibitors for High Blood Pressure
  • 2 Daily Mail November 6, 2013
  • 3 DrSinatra.com What are ACE Inhibitor Drugs
  • 4 Journal of Natural Products 2015, 78 (5)
  • 5 J Agric Food Chem. 2013 Jun 12;61(23):5520-5.
  • 6 NPR June 8, 2013
  • 7 J Tradit Complement Med. 2013 Oct;3(4):250-5.
  • 8 Epoch Times July 6, 2015
  • 9 US Centers for Disease Control and Prevention, High Blood Pressure Facts
  • 10 WebMD Prehypertension: Are You at Risk?
  • 11 Hypertension July 21, 2014