¿Debería Tirar Sus Almohadas?

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Junio 18, 2017 | 44,626 vistas

Historia en Breve

  • Utilice la prueba de plegado para determinar si su almohada debe ser reemplazada: doble la almohada por la mitad, y si se queda doblada, en vez de volver a su forma de nuevo, es el momento de comprar una nueva almohada
  • Otros expertos del sueño recomiendan reemplazar las almohadas aproximadamente cada seis meses, a una vez cada dos años
  • Si conserva la almohada demasiado tiempo, esta se aplanará, lo cual dejará a la cabeza y el cuello sin un apoyo adecuado, noche tras noche, y esto podría ocasionar dolor y noches sin dormir
  • Asimismo, conservar una almohada durante demasiado tiempo también podría causar una infestación de ácaros del polvo o elevados niveles de esporas de hongos
  • Las almohadas para dormir también podrían contener sustancias químicas ignífugas tóxicas, como PBDEs, donde las almohadas de espuma de poliuretano serían las peores opciones

Por el Dr. Mercola

¿Desde hace cuánto tiempo duerme con la misma almohada? Si no puede recordarlo, probablemente ha sido demasiado tiempo... una persona promedio utiliza su almohada por más de tres años, y más de la mitad solo reemplaza su almohada y sabanas de cama cuando se percatan de que estas comienzan a desgastarse.1

Pero, ¿debe reemplazar su almohada mucho antes? El Instituto Sleep to Live, en los Estados Unidos, recomienda reemplazar la almohada cada seis meses, lo que podría ser un poco agresivo (el Instituto tiene vínculos con la industria).

Un enfoque más razonable podría ser utilizar la prueba de plegado: doble la almohada por la mitad, y si esta se queda doblada en vez de volver a su forma, es el momento de encontrar una nueva.

Si prefiere utilizar la extensión del tiempo como indicador, el Consejo del Sueño del Reino Unido recomienda reemplazar las almohadas cada dos años.2

Los Riesgos Por Utilizar una Almohada Demasiado Tiempo Son Tener Problemas del Cuello y los Ácaros del Polvo

Lo ideal es que, para evitar el dolor de cuello, su almohada llene el espacio que se encuentra localizado entre su cabeza y hombros, cuando se acuesta para dormir.3

Si utiliza su almohada durante demasiado tiempo, esta se aplana, y deja a la cabeza y el cuello sin un apoyo adecuado todas las noches, y esto podría ocasionar un dolor y noches sin dormir.

El otro problema significativo de utilizar una almohada durante demasiado tiempo es debido a una infestación de ácaros del polvo.

Los ácaros del polvo son insectos microscópicos que se alimentan de las células muertas de la piel y prosperan en entornos cálidos y húmedos... como su almohada. Los ácaros del polvo no muerden y no propagan enfermedades, pero son el alérgeno más común encontrado en el polvo del hogar.

Se estima que alrededor del 10 % de los habitantes en los Estados Unidos es alérgico a los ácaros del polvo (o más específicamente, a sus heces fecales y fragmentos corporales).

En el caso de las personas que son alérgicas, los ácaros del polvo podrían desencadenar síntomas alérgicos, y los elevados niveles de exposición se han relacionado con el desarrollo de asma infantil.4

Los edredones y almohadas de plumón son conocidos por atraer a la mayoría de los ácaros del polvo, y es difícil limpiarlos adecuadamente, cuando quieren eliminar los ácaros.

Sin embargo, cualquier almohada podría convertirse en un depósito de ácaros de polvo, y de hecho, después de un año de utilizarlas, del 10 al 15 % del peso de la almohada podría estar constituida por residuos de ácaros del polvo...5

Si encuentra que sus síntomas de alergia son peores por la mañana, es posible que sea debido a los altos niveles de ácaros del polvo que residen en su almohada y sabanas de la cama.

Lave la almohada una vez a la semana con agua caliente (130 a 140 °F), esto eliminará a los ácaros del polvo (y también puede congelarla durante la noche), por lo que, si tiene una alergia a los ácaros del polvo, sería una buena idea utilizar estas estrategias preventivas.

Tendrá que lavar (o congelar) toda la almohada (no solo la funda de almohada). También, podría ponerle una cubierta a prueba de polvo a sus almohadas, o elegir una almohada de lana de alta calidad, que sea hipoalergénica y repele a los ácaros del polvo de forma natural. Las almohadas de lana son naturalmente resistentes al fuego y no contienen retardantes de llama peligrosos.

Su Almohada Podría Contener Un Millón de Esporas de Hongos

¿Qué más podría estar latente en su almohada? Las esporas de hongos, incluyendo al Aspergillus fumigatus, que podría causar Aspergilosis, una infección que comienza en sus pulmones y podría extenderse a otras partes de su cuerpo, como su cerebro.

Cuando los investigadores hicieron pruebas en las muestras de almohadas que se habían utilizado entre 1.5 y 20 años, encontraron varios miles de esporas de hongos por gramo de almohada, lo que significa que cualquier almohada podría contener más de 1 millón de esporas.6

En las muestras individuales, se detectaron hasta 16 especies diferentes de hongos, desde variedades encontradas en el pan hasta variedades comunes que se localizan en las regaderas.

Las almohadas hechas de materiales sintéticos eran propensas a tener niveles más elevados, que es otra razón por la que son preferibles las almohadas hechas de lana natural.

Según uno de los investigadores del estudio, debido a que pasa tanto tiempo cerca de su almohada, la contaminación por hongos podría tener consecuencias para su salud:7

"Sabemos que las almohadas son habitadas por el ácaro del polvo doméstico que come hongos, y la teoría es que, a su vez, los hongos utilizan las heces de los ácaros del polvo domésticos como una importante fuente de nitrógeno y nutrición (junto con las escamas de la piel humana). Posiblemente, dentro de nuestras almohadas trabaje un 'ecosistema en miniatura'.

... Dado que los pacientes pasan un tercio de su vida durmiendo y respirando cerca de una fuente posiblemente grande y variada de hongos; sin duda, estos descubrimientos tienen importantes implicaciones para los pacientes que padecen enfermedades respiratorias, especialmente en relación al asma y sinusitis".

Su Almohada Podría Ser Una Importante Fuente de Exposición a Productos Químicos Retardantes de Llama

Los riesgos de exposición a los ácaros del polvo y las esporas de hongos palidecen en comparación con los productos químicos retardantes de llama que son agregados a algunas almohadas para dormir.

Los investigadores fueron capaces de estimar los niveles existentes de un tipo de producto químico retardante de llama--los éteres de difenilo polibromados (PBDEs, por sus siglas en inglés)--que podrían contener, al utilizar un analizador de rayos X, que podría detectar niveles de bromo en artículos para el hogar.

Las almohadas para dormir superaban la lista (seguidas muy de cerca por los cojines para descanso en los vehículos). Los PBDEs tienen una estructura molecular similar a la de los PCBs, que se han relacionado con el cáncer, problemas reproductivos y el deterioro del desarrollo del cerebro fetal.

Al igual que los PCBs, a pesar de que algunos PBDEs se han prohibido en algunos estados de los Estados Unidos y la Unión Europea, persisten en el medio ambiente y se acumulan en su cuerpo –y a menudo se encuentran en productos importados de otros países.

Tener una exposición más elevada a los PBDEs se ha relacionado con una menor fertilidad,8 que en parte, podría ser debido a que los productos químicos podrían imitar, y por lo tanto, alterar a sus hormonas tiroideas.

Las investigaciones han sugerido que es posible que los PBDEs disminuyan los niveles de la hormona estimulante de la tiroides (TSH, por sus siglas en inglés),9 que usualmente es una señal de que su tiroides se encuentra alterada y que desarrollará hipertiroidismo.

Si es una mujer embarazada, esto podría tener ramificaciones significativas, tanto para usted como para su bebe nonato.

En cuanto al cáncer, un tipo de PBDE (decaBDE) fue clasificado como un posible agente cancerígeno humano por la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos, mientras que los otros siguen sin ser analizados tan ampliamente.

Un estudio realizado por los investigadores de la Universidad de California, en Berkeley, también reveló que tanto las exposiciones de PBDEs en el útero, como en la infancia, se asociaron con retrasos en el desarrollo neurológico, incluyendo una menor capacidad de atención, coordinación motora fina y cognición en niños en edad escolar.10

Durante el estudio de las almohadas, los investigadores encontraron que los niveles de bromo presentes en las almohadas para dormir estaban significativamente asociados con los niveles de PBDEs en la sangre de los participantes del estudio.11

Ciertos tipos de almohadas eran peores que otras, donde las almohadas de espuma de poliuretano encabezaban la lista de las peores opciones, por un amplio margen:12

Exponerse a productos químicos retardantes de llama, mientras duerme, es un riesgo completamente innecesario, ya que existen almohadas naturales disponibles comercialmente y que no contienen tales productos químicos.

Las almohadas de lana de alta calidad (colchones y sabanas para cama) son resistente al fuego de forma natural, por lo que no se utilizan retardantes de llama, tales como PBDEs.

¿Su Almohada es la Opción Correcta Para Su Posición al Dormir?

Más del 90 % de los habitantes en los Estados Unidos, indica que tener una almohada cómoda es importante para poder dormir adecuadamente durante la noche,13 pero ¿Qué significa una almohada "cómoda"?

Probablemente tiene una preferencia por una almohada firme o esponjosa, e inclusive podría apilar dos o más. Si se despierta sin dolor y siente que ha dormido bien, el estado de la almohada probablemente esté bien ... pero si, por el contrario, despierta con dolor de espalda y cuello, o tiene un reflujo ácido o ronquidos, podría ser útil adecuar su posición para dormir, Incluyendo a su almohada.

Es ampliamente aceptado que la mejor posición para dormir es boca arriba. Cuando duerme sobre su espalda, la cabeza, cuello y columna vertebral mantienen una posición neutral, y los síntomas de reflujo ácido se minimizan (porque su cara no es aplastada contra una almohada, y por lo mismo, dormir de espalda también podría ser mejor para prevenir las arrugas faciales)

Cuando duerme boca arriba, realmente ninguna almohada es mejor para su espina dorsal, que una almohada blanda que mantenga su cabeza apoyada, aunque, una relativamente delgada también funcionará. Si utiliza una almohada gruesa no obtendrá todos los beneficios al dormir de espalda, ya que esto empujará la cabeza y el cuello hacia adelante, y afectará su respiración.

Dormir de lado permite que su espina dorsal permanezca en una posición absolutamente neutral, mientras que ayuda a reducir los problemas de ronquidos, si algunas personas los padecen. Si duerme de lado, busque una almohada firme para llenar el espacio que encuentra localizado entre su oído y el hombro exterior.

De igual manera, algunas personas encuentran que dormir de lado con una almohada entre las rodillas mejora radicalmente el dolor de espalda, ya que tiende a normalizar las curvas de la columna vertebral normal.

En relación a dormir boca abajo, usualmente es considerada como la peor posición, debido a la forma en que distorsiona la curva natural de la parte inferior de la columna vertebral. Si decide dormir boca abajo, busque una almohada fina (o evite utilizar una almohada por completo).

Es posible que deba poner una almohada debajo de su estómago para ayudar a aliviar el posible dolor de espalda ocasionado por dormir en esa posición. Considere que no necesita tener un solo tipo de almohada.

Podría utilizar una almohada firme para apoyar su cabeza mientras lee en la cama y que prefiera otra para dormir. El espesor y la firmeza de su almohada depende de su preferencia personal, pero el material con el que sea elaborada debe ser natural, no sintético, para evitar exponerse a productos químicos retardantes de llama.

Por último, debe asegurarse de que su almohada sea lavable para reducir la cantidad de ácaros del polvo y otros organismos, tales como las esporas de hongos.

Las almohadas naturales son fácilmente lavables, pero muchas almohadas de espuma sintética no lo son. De hecho, las células porosas de la espuma en las almohadas de espuma podrían conservar el agua si intenta lavarlas, lo que podría facilitar el desarrollo de hongos. En lo personal, nunca duermo en otra cosa que no sea una almohada de lana, por razones de salud.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1, 2 Daily Mail March 12, 2014
  • 3, 5 PreventDisease August 8, 2014
  • 4 American College of Allergy, Asthma & Immunology, House Dust Allergy
  • 6, 7 University of Manchester November 2005
  • 8 Environ Health Perspect. 2010 May;118(5):699-704.
  • 9 Environ Health Perspect. 2010 October; 118(10): 1444–1449.
  • 10 Environmental Health Perspectives November 15, 2012
  • 11 Environmental Health News November 24, 2009
  • 12 Environmental Health Perspectives December 2009, Volume 117, Issue 12
  • 13 National Sleep Foundation April 1, 2012