Los Efectos Nocivos de los Campos Electromagnéticos

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Septiembre 10, 2017 | 28,562 vistas

Historia en Breve

  • Exponerse a campos electromagnéticos de microondas, tales como los teléfonos celulares, causa una disfunción mitocondrial masiva debido al daño producido por los radicales libres de peroxinitrito, que también ocasionan rupturas en las cadenas sencillas y dobles del ADN
  • La excesiva cantidad de radicales libres originados por exponerse a las microondas de baja frecuencia de los teléfonos celulares y redes de Wi-Fi, se ha relacionado con enfermedades crónicas, tales como arritmias cardíacas, ansiedad, depresión, autismo, enfermedad de Alzheimer e infertilidad
  • Asimismo, una excesiva señalización del calcio producida por exponerse a los EMFs desempeña un rol importante en la producción de efectos fisiopatológicos ocasionados por EMFs, incluyendo cada uno de los efectos enumerados anteriormente
  • Las estrategias que podrían ayudar a reducir los efectos nocivos de los EMFs incluyen optimizar los niveles de magnesio, consumir ciertos alimentos estimuladores de Nrf2, hacer ejercicio, restringir calorías y estrategias que impulsan la señalización del óxido nítrico (que, a su vez, incrementa los niveles de Nrf2)

Por el Dr. Mercola

Frecuentemente, he observado que los campos electromagnéticos (EMFs, por sus siglas en inglés) son un riesgo oculto y pernicioso para la salud.

Pero, exactamente ¿cómo es que este tipo de radiación de microondas daña a su salud? Martin Pall, Ph.D., ha identificado y publicado investigaciones que describen los posibles mecanismos moleculares de cómo los campos electromagnéticos de los teléfonos celulares y tecnologías inalámbricas dañan a las plantas, animales y seres humanos.1,2,3,4

Pall tiene un grado de licenciatura en física emitido por la Universidad Johns Hopkins y un Ph.D. en bioquímica y genética emitido por la Universidad Caltech, y está excepcionalmente cualificado para este tipo de investigación.

Durante los últimos 18 años, ha examinado estudios médicos, integrado y trazado paralelismos entre las investigaciones realizadas por otros, para responder a esta pregunta apremiante. Pall explica:

"Existe una enorme cantidad de información que nadie ha tenido el tiempo de integrar, analizar y hacer conexiones [en ello].

Eso es lo que he hecho... Ya estaba interesado en los EMFs, desde antes de que pudiera entender cómo funcionaban. Luego, encontré dos artículos que me indicaron que, 'Bueno, aparentemente, esta es la forma en la que funcionan', y luego investigue a detalle cada vez más artículos...

Lo que los estudios [iniciales] demostraron fue que, se podían bloquear o disminuir, en gran medida, los efectos [de los EMFs], a través de utilizar los bloqueadores de los canales de calcio... Esa fue la observación clave...

Ahora [he encontrado] 26 [artículos]... Todos ellos demuestran que los EMFs funcionan al activar lo que se denomina canales de calcio dependientes de voltaje (VGCCs, por sus siglas en inglés).

Estos son canales que se encuentran en la membrana externa de las células—que es la membrana plasmática que rodea a todas nuestras células. Cuando se activan, se abren y permiten que el calcio fluya hacia la célula. El exceso de calcio en la célula es el factor responsable de la mayoría, sino de todos [los efectos biológicos]".

EMFs y el Calcio Intracelular

Al exponer las células a EMFs, aumentan los niveles del calcio intercelular. Además, se elevan los niveles de señalización del calcio, lo cual también es importante, para explicar el daño causado por EMFs.

Durante los últimos 25 años, la industria había afirmado que la radiación no ionizante era inofensiva y que la única radiación por la que valía la pena preocuparse era la radiación ionizante. La investigación de Pall demuestra inequívocamente que esta suposición es falsa.

"Fue muy evidente que, si nos remontábamos hacia el pasado, hasta 1971, e incluso antes, eso no era cierto. Pero no sabíamos cuál era el mecanismo. Ahora, sí lo sabemos. Creo que esta cuestión es muy importante, porque la industria ha intentado engañar a todas las personas durante décadas.

Ahora sabemos cómo funciona; y otra de las cuestiones que es muy importante acerca de esto, es que se han reportado una gran variedad de diversos efectos en la salud. Ahora, podemos explicar cómo surgen estos problemas".

Como Dañan los EMFs a su Salud

Cuando los VGCCs son expuestos a EMFs, estos se abren, lo cual permite el flujo de una cantidad anormalmente grande de iones de calcio en las células—alrededor de 1 millón de iones por segundo por cada canal.

Cada VGCC tiene un sensor de voltaje, una estructura que detecta cambios eléctricos a través de la membrana plasmática y abre el canal. Los EMFs actúan a través del sensor de voltaje para activar el canal y aumentar radicalmente los niveles intracelulares en rangos peligrosos.

"Debido a la estructura del sensor de voltaje y su localización en la membrana plasmática, uno podría predecir, en función de las ciencias físicas básicas, que es extraordinariamente sensible a las fuerzas eléctricas de los EMFs", señala Pall.

En promedio, estas fuerzas son alrededor de 7.2 millones de veces más fuertes en el sensor de voltaje, en comparación con los grupos eléctricos cargados individualmente que se encuentran en la parte acuosa (líquida) de la célula. Lo que esto significa es que, los estándares de seguridad actuales son inactivados por un factor de aproximadamente 7 millones.

Realmente, esa es la forma en que estos muy débiles EMFs--que la industria afirma que no pueden causarle ningún daño—le provocan una muerte prematura. Estos funcionan al activar a los VGCCs; lo que resulta ser absolutamente crucial, porque cuando hay un exceso de calcio en las células, ocurren una serie de procesos.

No solo se origina un exceso de señalización del calcio, sino que también aumentan los niveles de óxido nítrico (NO). Si bien, NO manifiesta muchos efectos beneficiosos para la salud, tener unos niveles excesivamente masivos de NO reaccionan con el superóxido.

De igual manera, los niveles de superóxido aumentan en respuesta a los niveles elevados de calcio intercelular. Juntos, forman el peroxinitrito, que es un factor de estrés oxidante extremadamente poderoso.

Si bien, los peroxinitritos no son radicales libres, se descomponen para formar radicales libres reactivos, especies reactivas del nitrógeno y especies reactivas del oxígeno (ROS, por sus siglas en inglés), así como radicales libres de hidroxilo.

"Se producen los dos, porque se obtienen tanto radicales hidroxilo como radicales de carbonato, así como radicales NO2", explica Pall.

Los tres son perjudiciales; y según Pall, probablemente, la mayor parte del daño es causado por una excesiva cantidad de radicales libres, pero algunos daños son causados ​​directamente por las peroxinitritas.

El resultado final es, más bien, un daño masivo, ya que el exceso de estrés oxidativo y estrés nitrosativo están involucrados en casi todas las enfermedades crónicas. Además, gran parte de la fisiopatología está relacionada con la excesiva señalización del calcio, independientemente del peroxinitrito.

Efectos Neuropsiquiátricos de la Exposición a EMFs

Y esto nos lleva al punto crucial del problema; es decir, los puntos físicos que tienen mayores cantidades de VGCCs, y las enfermedades posteriores que se pueden esperar por tener una exposición excesivamente crónica a EMFs.

La mayor densidad de VGCCs se encuentra en su sistema nervioso y, de hecho, los estudios que datan de los años '50s y '60s demuestran que el sistema nervioso es el órgano más sensible a los EMFs.

Algunos de estos estudios demuestran cambios masivos en la estructura de las neuronas, incluyendo la muerte celular y disfunción sináptica. Cuando los VGCCs son activados en el cerebro liberan neurotransmisores y hormonas neuroendocrinas.

Por lo tanto, las consecuencias de exponer crónicamente al cerebro a los EMFS, incluyen a los siguientes padecimientos, que Pall detalla en un artículo realizado en 2016:5

En el caso de los animales expuestos a EMFs, ocurren efectos masivos y acumulativos en sus cerebros. Los estudios de polimorfismo genético también demuestran que tener una elevada actividad de VGCCs en ciertas partes del cerebro produce una variedad de efectos neuropsiquiátricos.

"Revisé un [gran número] de estudios sobre diversos tipos de exposición a EMFs, cada uno de ellos demostró una incidencia de efectos neuropsiquiátricos. Lo que encontramos es que estos efectos se han repetido muchas veces en estos estudios epidemiológicos.

Son las mismas cuestiones sobre las que se quejan las personas: 'Estoy cansado todo el tiempo', 'no puedo dormir', 'no puedo concentrarme', 'estoy deprimido', 'estoy ansioso todo el tiempo', 'mi memoria ya no funciona bien'. Todas las cosas de las que todas las personas se quejan.

Sabemos que todas esas cosas son causadas por exponerse a los EMFs, no hay duda de eso. Debido a que sabemos sus efectos en el cerebro, sabemos que la excesiva actividad de los VGCCs podría producir varios problemas neuropsiquiátricos.

Tenemos todos estos datos epidemiológicos que confirman que esto ocurre en los seres humanos que viven cerca de torres de telefonía celular, que fueron expuestos a Wi-Fi, a la radiación de emisiones, que utilizan teléfonos celulares, tabletas, y así sucesivamente. Esto es muy significativo, considero que deberíamos preocuparnos por estas cuestiones".

Efectos Cardiacos

Asimismo, su corazón es muy sensible a los EMFs, en particular las células del marcapasos de su corazón, ya que estas tienen la mayor densidad de VGCCs.

Como consecuencia de esto, encontramos que los EMFs son propensos a desencadenar los siguientes padecimientos. Si padece cualquiera de estas enfermedades (o cualquiera de las mencionadas anterior y posteriormente), necesita saber que la exposición a EMFs es un significativo factor contribuyente, y debe tomar medidas inmediatas y enérgicas para solucionar su exposición.

Efectos Reproductivos

La tercera área que se encuentra densamente poblada de VGCCs es el sistema reproductivo, en particular, los testículos masculinos. Una consecuencia de ello sería la disminución o reducción de la fertilidad.

Hay pruebas de que los EMFs podrían causar tanto infertilidad masculina como femenina, pero se ha estudiado más ampliamente la infertilidad masculina. Pall describe un experimento clásico de reproducción, publicado hace 19 años por Ioannis Magras y Thomas Xenos, en Grecia:

"Ellos tomaron pares de ratones jóvenes, uno masculino y el otro femenino. Los colocaron en una pequeña jaula en el suelo al aire libre en un parque con antenas... Los niveles [de radiación] en el suelo estaban dentro del rango de las actuales directrices de seguridad...

Entonces, los pusieron en dos lugares diferentes, uno donde había un mayor nivel de exposición y el otro en un lugar que tenía menor nivel de exposición.

Lo que descubrieron fue que al tener un mayor nivel de exposición, cada par produjo una camada que tuvo aproximadamente el número normal de nacimientos, luego una segunda camada que claramente tuvo un menor número de nacimientos y luego se volvieron completamente infértiles... después no hubo un solo nacimiento de ratones...

A un menor nivel de exposición, era básicamente la misma historia, excepto que les tomó el doble de tiempo. Ellos produjeron cuatro camadas con números decrecientes, y luego se volvieron completamente infértiles.

Actualmente, los humanos de muchos países alrededor del mundo, han disminuido su conteo de espermatozoides masculinos--en más de un 50 %, en los países occidentales, y alrededor de la mitad de esa cantidad en otros países del mundo.6,7

El autor principal de este artículo indica que: 'Si esto continúa, nos extinguiremos', tan solo por tener un menor conteo de espermatozoides masculinos.

Sabemos que eso ocurre en los seres humanos--en los hombres que portan sus teléfonos celulares en sus bolsillos delanteros y que colocan sus computadoras portátiles en su regazo con el Wi-Fi encendido. Sabemos que esto ocurre; pero, por supuesto, la industria lo niega todo".

De hecho, los estudios han relacionado la exposición a la radiación electromagnética de bajo nivel (EMR) de los teléfonos celulares a tener 8 % menos motilidad de los espermatozoides y 9 % menos viabilidad de los espermatozoides.8,9

Las computadoras portátiles, que están equipadas con Wi-Fi, también se han vinculado con una menor motilidad del esperma y una mayor fragmentación del ADN del esperma, después de tan solo cuatro horas de uso.10

EMFs y Cáncer

Asimismo, los estudios sobre el cáncer fueron bloqueados por la industria en un sinfín de formas, incluyendo al evitar que los investigadores obtuvieran datos reales sobre el uso de los teléfonos celulares.

Obviamente, las personas que utilizan sus teléfonos celulares tienen un mayor riesgo. Si bien, el cáncer no se encuentra entre los principales problemas asociados con la exposición a los EMFs, sigue siendo otra posible consecuencia del daño mitocondrial.

Por ejemplo, en el caso de las mujeres que portan sus teléfonos celulares en el brasier, tienen un riesgo de cáncer de mama en el cuadrante superior interno de los senos, lo cual es muy atípico, a diferencia del cuadrante superior externo.

El cáncer cerebral es otra posibilidad ocasionada por utilizar excesivamente los teléfonos móviles, si continuamente coloca el teléfono sobre su oreja. Dicho lo anterior, se enfatiza que el riesgo de cáncer es probablemente perjudicial, ya que la mayoría de las personas utilizan teléfonos celulares y los que desarrollan cáncer cerebral son pocos e inusuales.

El problema es que el cáncer cerebral tiene un período de latencia de una década o más. Por otro lado, las arritmias, autismo, ansiedad y la enfermedad de Alzheimer, son extremadamente frecuentes en estos días, y ahora tenemos un mecanismo que explica cómo los EMFs contribuyen a estos padecimientos.

Ahora bien, aunque dos senadores de los Estados Unidos probablemente padecen cáncer cerebral por el uso de teléfonos celulares (Ted Kennedy y John McCain), es importante entender que los peligros de los teléfonos celulares van más allá del cáncer cerebral.

También, son todos estos diversos problemas de salud, incluyendo la infertilidad. "En mi opinión, el cáncer se encuentra aproximadamente en la posición 4 o 5 de mi lista de preocupaciones.

No es que el cáncer no sea relevante, es una enfermedad muy importante; sin embargo, en este momento, observamos las primeras etapas debido a largos períodos de latencia", dice Pall.

¿Cuáles Son Más Peligrosos, los Teléfonos Celulares o los Rayos X?

Si es como la mayoría de las personas, pensará que la respuesta obvia es los rayos X. Eso es porque fue convencido por las mentiras engañosas de la industria de las telecomunicaciones; que han cabildeado al gobierno para reforzar este ilusorio mito. La realidad es que, existen pruebas convincentes de que los teléfonos celulares son más peligrosos que los rayos X--en diversos niveles de magnitud.

Algunas de las mejores pruebas provienen de un estudio alemán (encabezado por el profesor Franz Adlkofer), en el que los efectos de la radiación ionizante equivalente a 1 600 radiografías de tórax fueron comparados contra 24 horas de uso de un teléfono celular.

Sorprendentemente, encontraron que ambas produjeron cantidades aproximadamente equivalentes de ruptura de ADN en los ensayos in vitro. De acuerdo con Pall, realmente, esto subestima enormemente los efectos de los teléfonos celulares, ya que las anteriores no utilizan pulsaciones de ondas, sino ondas continuas de EMFs.

Existe una amplia evidencia que demuestra que las pulsaciones de ondas de EMFs ​​son mucho más dañinas que las ondas continuas de EMFs. Eso es importante por un sin número de razones, incluyendo el hecho de que todos los dispositivos de comunicación inalámbrica se comunican por pulsaciones.

En otro artículo, el grupo demostró que cuando se utilizaban pulsaciones diseñadas para imitar las pulsaciones de onda de los teléfonos celulares reales, el daño se produjo a intensidades mucho más bajas.

"Esto plantea la pregunta, '¿Cómo es posible que suceda esto?' Creo que la respuesta proviene del tipo de diagrama que he publicado, que es cómo los campos electromagnéticos producen radicales libres", dice Pall. "Tanto la radiación ionizante como la frecuencia de microondas de EMFs dañan el ADN a través de los radicales libres. Son similares en esa manera. La vía peroxinitriada es de donde provienen los radicales libres.

Resulta que cuando pasa de recibir EMFs a tener radicales libres, a través de esa vía, existen tres pasos que involucran altos niveles de amplificación. Uno de ellos es cuando se abren los canales, que es cuando fluyen alrededor de un millón de iones de calcio por segundo. La segunda es que aumentan los niveles de NO y superóxido.

En efecto, esto significaría que es el calcio que actúa catalíticamente, porque una vez que se encuentra en la célula, mientras tenga niveles elevados, continuará recibiendo cada vez más [NO y superóxido].

Y entonces, esos dos reaccionarán entre sí para formar peroxinitrito. La velocidad de reacción es producida por las dos concentraciones. Por lo que, tiene tres niveles de amplificación. Si ocurre lo anterior, entonces, obtendrá una infructuosa respuesta a un factor de estrés muy pequeño".

Radiación Ionizante y Rupturas del ADN

La industria dice que no hay suficiente energía en la radiación de microondas para causar daño directo a los enlaces covalentes del ADN. Esto es verdad, no la hay; sin embargo, lo que causa el daño es la amplificación biológica que resulta en un excesivo estrés oxidativo.

Curiosamente, incluso la mayoría de los daños causados ​​por la radiación ionizante, en realidad, ocurren debido a la formación secundaria de radicales libres que rompen el ADN. Esto no ocurre directamente por la energía que proviene de la radiación. Pall explica:

"Eso fue publicado por Arthur Compton. Gracias a ello obtuvo el Premio Nobel en 1927. Básicamente, la forma en la que funciona la radiación ionizante, es que obtiene moléculas y átomos, y elimina a los electrones; posteriormente, se generan pares de radicales libres. Eso se llama dispersión Compton.

Ocurre una amplificación causada por la radiación ionizante, pero solo sucede en un nivel. Un fotón energético podría producir una cadena de radicales libres.

Obtiene tres niveles de amplificación con la frecuencia de microondas de EMFs. Realmente, la cantidad de daño que se obtiene--con base en esos estudios--es extraordinaria. Por supuesto que, Adlkofer y [Pilger] Rudinger fueron severamente atacados por la industria".

Estrategias Prácticas Para Limitar Su Exposición

Naturalmente, para reducir el riesgo de daños, es necesario reducir la exposición a EMFs. Las torres de telefonía celular deben ser una importante preocupación si trabaja o acude a la escuela y se encuentra a 300 metros (aproximadamente 1 000 pies) de una de ellas. Incluso, conducir podría exponerle a una radiación sustancial a las torre de telefonía celular.

Su teléfono celular es una significativa fuente de exposición, al igual que los teléfonos inalámbricos, módems de Wi-Fi, audífonos Bluetooth y otros objetos equipados con Bluetooth, teclados y mouse inalámbricos, termostatos inteligentes, monitores para bebés, medidores inteligentes y hornos de microondas en la cocina. Lo ideal es abordar cada fuente y determinar la mejor forma de limitar su uso.

Un remedio sencillo es apagar el modem de Wi-Fi todas las noches. Tan solo eso representa una exposición innecesaria. Otras medidas simples son que, no debe portar su teléfono celular sobre su cuerpo, ni colocar su computadora portátil directamente sobre su regazo.

Podría conseguir una funda para teléfono celular que se encuentre aislada por un lado, por lo que poner ese lado hacia su cuerpo le proporcionará cierta protección. Utilice su teléfono celular con audífonos o el altavoz del teléfono.

Trabaje con dispositivos que sean alámbricos para que no tenga que estar dentro de un campo de Wi-Fi y no se exponga a radiación innecesaria de parte de teclados, impresoras y mouse inalámbricos. También, es posible aislar su casa o departamento para reducir las exposiciones.

Una vez que conozca el mecanismo del daño, tendrá una mejor idea sobre como remediar el problema. En este caso, ya sabemos que los efectos de los EMFs son reducidos por los bloqueadores de los canales de calcio, una solución natural sería asegurarse de recibir suficiente cantidad de magnesio.

La mayoría de las personas son deficientes en magnesio, lo que podría agravar el impacto de los EMFs. Como señala Pall:

"Es evidente que cuando hay una deficiencia de magnesio, tiene una excesiva actividad de VGCCs. De igual forma, se produce un excesivo flujo de calcio a través del receptor de N-metil-D-aspartato, ocasionado por la deficiencia de magnesio, lo cual también es problemático, por lo que es importante solucionar esa deficiencia.

Ahora bien, siempre les comento a las personas que no soy médico, sino que tengo un Ph.D., porque ninguna de estas [sugerencias] debe ser percibida como recomendación médica.

Pero creo que un enfoque para poder abordar estas cuestiones es elevar el nivel del factor de transcripción nuclear eritroide 2 (Nrf2), sobre el cual he publicado [en un artículo]."11

Cómo Activar Nrf2 Para Reducir el Impacto de los EMFs

Estoy en el proceso de escribir un artículo muy completo sobre Nrf2, que es un agente hormético biológico vitalmente importante que regula de forma ascendente al superóxido dismutasa, la catalasa y los demás beneficiosos antioxidantes intercelulares. Además:

Una manera sencilla para activar Nrf2 es a través de consumir compuestos alimenticios estimuladores de Nrf2, tales como el sulforafano que contienen los vegetales crucíferos, alimentos ricos en antioxidantes fenólicos, las grasas omega-3 de cadena larga, DHA y EPA, carotenoides (especialmente el licopeno), compuestos de azufre provenientes de los vegetales de la familia Allium, isotiocianatos de la familia de la col y los alimentos altos en terpenoides.

El ejercicio, la restricción calórica (tal como el ayuno intermitente) y la activación de la vía de señalización de NO (una manera de hacer eso es a través del ejercicio que libera NO) también elevarán los niveles de Nrf2. En su artículo, Pall señala que:

"Las importantes funciones de desintoxicación de Nrf2 indican que es probable que aumentar la actividad Nrf2 sea particularmente vital para cientos de millones de personas en todo el mundo, quienes a menudo se encuentran expuestas a sustancias químicas tóxicas que causan enfermedades caracterizadas por un estrés oxidativo, inflamación y disfunción mitocondrial, que incluyen a la mayoría de las enfermedades crónicas del siglo XXI".

"Una de las cosas que argumentó en ese artículo es que los dos tipos de alimentación más útiles conocidos—la dieta mediterránea tradicional y la dieta tradicional de Okinawa--son altas en nutrientes que elevan los niveles de Nrf2", añade Pall.

¿Cuál es la Conclusión Final?

Personalmente, considero que exponerse a EMFs podría ser uno de los factores más significativos observados, tales como un menor recuento de espermatozoides masculinos y una mayor prevalencia de la ansiedad, depresión, autismo y la enfermedad de Alzheimer. Asimismo, es muy probable que sea un factor que contribuye al cáncer.

Aunque no está ampliamente difundido, en mayo de 2011, la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer, que es el brazo de investigación contra el cáncer de la Organización Mundial de la Salud, clasificó a los EMFs de radiofrecuencia—tales como la radiación de los teléfonos celulares—como un agente cancerígeno clase 2B, lo que significa que es un posible cancerígeno para los seres humanos.12

Pall ha hecho una contribución significativa al bienestar público con su descubrimiento sobre cómo los EMFs causan daño biológico, y sería prudente estar atento a este tema. En lo personal, considero que merece un Premio Nobel por su contribución a la ciencia.

Una vez más, el daño no se produce a través del calor o la radiación ionizante; sino que, se origina al activar los VGCCs, lo cual desencadena una reacción en cadena que produce cantidades excesivas de ROS, peroxinitritos y radicales libres de hidroxilo--los radicales libres más destructivos conocidos por el hombre, así como a través de una excesiva señalización del calcio.

Los radicales libres de hidroxilo merman el ADN mitocondrial y nuclear, así como sus membranas y proteínas. Tener una excesiva cantidad de calcio en las mitocondrias también podría afectar a sus funciones.

El resultado final sería una disfunción mitocondrial, que ahora sabemos que, es uno de los factores principales que ocasionan la mayoría de las enfermedades crónicas. Dado que su cerebro, el marcapasos de su corazón y los testículos masculinos tienen densidades más elevadas de VGCCs, estas áreas son las más propensas a dañarse cuando son expuestas a EMFs.

Lo que esta investigación nos indica es que tener una excesiva exposición a las microondas podría ser un agente que contribuye directamente a la aparición de padecimientos, tales como la enfermedad de Alzheimer, ansiedad, depresión, autismo, arritmias cardíacas e infertilidad.13

Por lo tanto, si le preocupa su salud cardiaca, cerebral y reproductiva, evite portar su teléfono móvil en su bolsillo o sobre la cadera, evite colocar las computadoras portátiles y tabletas sobre su regazo, y tome medidas para limitar o eliminar la mayor cantidad posible de fuentes de EMFs innecesaria, tanto en su hogar como en su área de trabajo.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 Rev Environ Health. 2015;30(2):99-116
  • 2 International Journal of Innovative Research in Engineering and Management, September 2015; 2(5)
  • 3 J Cell Mol Med. 2013 Aug;17(8):958-65
  • 4 Current Chemical Biology 2016; 10(1): 74-82
  • 5 Journal of Chemical Neuroanatomy 2016 Sep;75(Pt B):43-51
  • 6 Washington Post July 25, 2017
  • 7 Scientific American July 26, 2017
  • 8 Environ Int. 2014 Sep; 70C:106-112
  • 9 Central European Journal of Urology 2014; 67(1): 65–71
  • 10 Fertility and Sterility January 2012; 97(1): 39-45.e2
  • 11 Sheng Li Zue Bao 2015 Feb 25;67(1):1-18
  • 12 IARC, Press Release May 31, 2011
  • 13 Safe Space Protection, Male Fertility Impacted by EMFs