La Importancia de Evitar los Campos Electromagnéticos en el Tratamiento de las Enfermedades Crónicas

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Diciembre 10, 2017 | 27,291 vistas

Historia en Breve

  • De acuerdo con el Dr. Dietrich Klinghardt, las mujeres deben tomar medidas drásticas para reducir su exposición a los EMFs durante el embarazo con el fin de reducir el riesgo de que su bebé padezca autismo
  • La radiación de microondas de los teléfonos celulares, enrutadores de Wi-Fi y dispositivos similares se concentran 20 veces más en el útero, lo que significa que cualquiera que sea el nivel fuera del útero, la medición será 20 veces mayor dentro de la madre
  • Klinghardt descubrió que la exposición promedio de un niño autista a los campos eléctricos de baja frecuencia de las corrientes domésticas y a las microondas de los celulares y otras tecnologías inalámbricas era 20 veces mayor que la de los niños sin autismo
  • La radiación de microondas no ionizantes de los celulares también se ha relacionado con la enfermedad de Alzheimer e infertilidad, sobre todo en los hombres; ambos padecimientos al igual que el autismo, están aumentando su prevalencia
  • Una de las mejores estrategias es eliminar la exposición a los campos eléctricos ELF mientras duerme, ya que este es uno de los momentos más importantes para su cerebro. Le daré más detalles sobre cómo hacerlo, así como muchas otras estrategias de saneamiento

Por el Dr. Mercola

Los campos electromagnéticos (EMFs, por sus siglas en inglés) son una de las amenazas más dañinas para su salud. La pregunta es, ¿cómo limitar su exposición a niveles más saludables? El Dr. Dietrich Klinghardt, uno de mis mentores desde hace mucho tiempo, fue fundamental para mi aprendizaje acerca de la influencia de los EMFs sobre la salud.

Klinghardt, quien fundó el Instituto Sophia Health1 en el año 2012, donde todavía está activamente involucrado en el tratamiento de pacientes, ni siquiera lo aceptará como nuevo paciente a menos que acceda a abordar su exposición a los EMFs. Así de convencido está de la influencia que ejercen.

En Alemania, que es de donde proviene Klinghardt, han estado utilizando EMF pulsado beneficioso para propósitos de curación desde finales de 1800. Incluso en la escuela preparatoria, se les hizo conscientes del hecho de que las enfermedades que causan los campos electromagnéticos producidos por las líneas de alta potencia, campos magnéticos elevados y señales de microondas, eran peligrosos para la salud.

"Nos hicieron consientes de que no deberíamos dormir junto a una toma de corriente; que no deberíamos tener luces ni despertadores eléctricos cerca de nuestra cama. Eso ya se sabía en la década de 1960", dice Klinghardt.

Una vez que Klinghardt se instaló en los Estados Unidos, dejó a un lado ese tipo de conocimientos básicos--hasta que comenzó a trabajar con niños autistas. En ese momento, la realidad de los EMFs y sus efectos sobre la salud recobraron su importancia.

"Observaba la increíble crisis de autismo y comencé a tratar niños autistas a fines de los años 90, fui a las reuniones médicas con los métodos biomédicos para su tratamiento. Lo que faltaba en esas conferencias por completo, era el aspecto de los campos electromagnéticos que experimentan los niños", dice.

La Exposición en Exceso a los EMFs Durante el Embarazo Aumenta el Riesgo de Autismo

Klinghardt dirigió un estudio piloto en el que evaluó los EMFs presentes en la habitación donde la madre durmió durante el embarazo. Resulta que la exposición promedio de un niño autista a los EMFs de baja frecuencia de corrientes domésticas y a las microondas de los celulares y otras tecnologías inalámbricas fue 20 veces mayor que la de los niños no autistas.

Por desgracia, el estudio nunca llegó a publicarse, pero lo convenció de que los EMFs son un factor no reconocido que contribuye al autismo.

Otro estudio citado por Klinghardt demuestra que la radiación de microondas de los teléfonos celulares, enrutadores de Wi-Fi y dispositivos similares se concentra 20 veces más en el útero, lo que significa que sea cual sea el nivel fuera del útero, la medición será 20 veces mayor dentro de la madre.

Como señaló Klinghardt, "Desafortunadamente, las membranas que rodean el útero tienen el extraño efecto de concentrar significativamente los campos electromagnéticos del entorno en el que se encuentra la madre, alcanzando niveles que no son sostenibles para el desarrollo humano".

El impacto de los EMFs en el mundo real también es evidente en su consultorio clínico, ya que las familias con niños autistas que se toman en serio la eliminación de los EMFs reportan mejoras significativas.

Estos hallazgos también han hecho que Klinghardt se apasione por advertir a los posibles padres acerca de la importancia de evitar los EMFs durante el embarazo para reducir el riesgo de que el bebé padezca autismo. Por desgracia, en los Estados Unidos se ha comprendido muy lentamente la importancia de dicha recomendación.

Estados Unidos Necesita Tomarse En Serio la Exposición a los EMFs Antes de Que Sea Demasiado Tarde

Según Klinghardt, Rusia e Irán tienen algunas de las reglas más estrictas que regulan la amplitud de la radiación de los teléfonos celulares.

"Mi hermano me envió este [video] (y tengo un colega ruso que trabaja conmigo) de una conferencia que Putin impartió a su asamblea [donde] básicamente dijo, 'No necesitamos declararle la guerra a Estados Unidos.

Estados Unidos está cometiendo suicidio colectivo por la forma en que usan la electricidad. Solo tenemos que esperar hasta que todos estén en un hospital psiquiátrico’. Eso fue lo que dijo Putin literalmente...

[Putin] quiere que Rusia vuelva a ser una nación fuerte, y lo está haciendo de manera diferente. Al limitar las exposiciones electromagnéticas ya que sabe que va a crear una generación de niños completamente distintos que crecerán para ser inteligentes, científicos y líderes en el mundo.

[Estados Unidos es] una nación que básicamente está muriendo debido a la forma en que se fluoriza el agua, como hemos adaptado el programa de vacunación y el electro-smog. Creamos el escenario perfecto para bajar el nivel intelectual de toda una nación".

Sin embargo, el autismo no es el único problema agravado por la exposición incontrolada a los EMFs. Este tipo de radiación no ionizante también se ha relacionado con el Alzheimer y la infertilidad, sobre todo en los hombres, y estos tres son problemas que están aumentando su prevalencia. Con las tendencias actuales, la sociedad tal como la conocemos eventualmente dejará de funcionar.

La Amenaza de la Extinción Humana Es Muy Real

Según Klinghardt, Barrie Trower, científico líder del servicio británico de inteligencia MI-6, exploró los efectos de las microondas en la salud humana al exponer a los niños que viven en orfanatos a varias frecuencias y niveles.

Esta investigación posteriormente fue llevada a hospitales psiquiátricos, donde descubrieron que se puede esterilizar a una población completa al exponerla a 2.4 gigahertz (GHz)--la misma frecuencia portadora que actualmente se usa en los países occidentales para los servicios de telefonía celular.

"Se estima que durante más de dos o tres generaciones de exposición, el contacto continuo con la misma radiación de los celulares que estamos empleando ahora, todos seremos estériles y básicamente nos extinguiremos como especie", dice.

Klinghardt también cita la investigación de Olle Johansson2 (a quien entrevisté en el 2008), un neurocientífico y profesor titular en el Instituto Karolinska de Suecia, en el que descubrió que las áreas con la mayor densidad de la enfermedad de Alzheimer en Suecia estaban directamente relacionadas con las áreas con las mayores exposiciones a los EMFs.

Durante más de una década, Johansson ha emitido advertencias acerca de la radiación de los celulares y ha estado bajo una presión intensa con el fin de que renuncie al Karolinska ya que la industria de la telefonía ha amenazado con retirar su financiación al instituto si él permanece ahí. Actualmente, Johansson está solicitando donaciones privadas para continuar su trabajo sobre los EMFs.3

Estrategias Prácticas de Remediación Nocturna

Una de las mejores estrategias de prevención que he encontrado hasta ahora es eliminar la exposición a frecuencias extremadamente bajas (frecuencias ELF, que se encuentran en el rango de 50 a 60 Hz) de campos eléctricos y magnéticos mientras duerme, ya que este es uno de los momentos más importantes para el cerebro.

Durante el sueño profundo, se activa el sistema linfático de su cerebro, lo que le permite desintoxicar y eliminar los desechos acumulados, incluidas las proteínas beta amiloideas, que son una característica de la enfermedad de Alzheimer.

En la mayoría de las áreas, la única forma de hacerlo es desactivando la electricidad de su habitación desde el interruptor de circuito. Las excepciones incluyen a Chicago y Nueva York, ya que sus códigos de construcción requieren que todos los cables eléctricos se coloquen dentro de un conducto.

Como resultado, si vive en cualquiera de estas dos áreas, lo único que necesita hacer es desconectar su equipo electrónico. No tiene que apagar su electricidad, lo cual hace que sea mucho más fácil evitar los campos electromagnéticos.

Si está enfermo o embarazada, sería prudente seguir la recomendación más estricta de Klinghardt, que es desactivar la electricidad en toda la casa--a excepción del refrigerador, aire acondicionado o calefacción, y cualquier equipo médico indispensable--no solo el sistema de circuitos de su habitación. Klinghardt explica:

"Los campos eléctricos son muy curiosos. Puede apagar el campo eléctrico en su dormitorio y mantenerlo activo en dos habitaciones lejanas, y por inducción, el campo puede saltar de un circuito al siguiente y aún podría encontrarse en un campo realmente peligroso.

Estamos hablando de voltaje corporal--eso es lo que se acumula en su sistema cuando se encuentra en un campo de baja frecuencia, un campo de 60 Hz de una corriente doméstica. Por la noche, debemos apagar los fusibles...

Si le es posible, invierta unos cientos de dólares e instale correctamente un interruptor remoto, para que desde su cama pueda oprimir un botón y apagar los fusibles de la caja eléctrica. Eso es lo primero. En segundo lugar, [si] vive en un edificio de apartamentos y hay personas debajo, a su lado o sobre usted, mi primera recomendación es mudarse si es posible.

Si no es posible, puede crear una pared que lo proteja de los vecinos con solo utilizar papel aluminio al colocar el lado brillante hacia el vecino. Toda la pared debe estar cubierta.

También puede hacerlo en el piso hacia la persona que está debajo de usted, pero debe estar conectado a tierra.

Tiene que colocarle una pinza... que se conecte a la toma de corriente de tierra. Esto funciona de maravilla [contra] las microondas--[bloquea] el enrutador celular que su vecino tiene debajo, encima o al lado de usted...

La conexión a tierra es para los campos de baja frecuencia (dispositivos emisores de baja frecuencia). Es una solución práctica que debemos hacer con frecuencia porque cuesta como máximo uno o dos rollos de papel de aluminio, más un cable de RadioShack, por lo que puede hacerlo por menos de $ 20 dólares..."

Los Principales Responsables Se Encuentran Dentro de Su Propio Hogar

Es importante percatarse de que tener un enrutador Wi-Fi, es como tener una torre de telefonía dentro de su hogar. Lo ideal es que elimine el Wi-Fi y use únicamente una conexión por cable.

Si le es absolutamente necesario tener un enrutador, puede colocarlo dentro de una bolsa blindada cuando no esté en uso. Puede encontrar artículos de blindaje en línea, o elaborar los suyos con tela Swiss Shield.

Tenga en cuenta que hay algunas otras formas de radiación de las que puede ser muy difícil protegerse. Esto incluye frecuencias en el rango de 400 000 Hz que usan los departamentos de policía y bomberos.

Si vive cerca de una estación de policía o bomberos y ha desarrollado problemas de salud desde que llegó, su mejor opción sería mudarse, ya que es casi imposible protegerse de esta longitud de onda con cualquier tecnología conocida.

Sin embargo, para la mayoría de las personas, la peor exposición son las corrientes eléctricas de sus hogares, teléfonos celulares (cuando no están en modo avión) y su enrutador de Wi-Fi.

Otro punto importante a recordar es que los EMFs le afectarán sin importar si realmente los siente o no. Las personas que son electrosensibles son físicamente conscientes de su exposición, pero independientemente de la sensibilidad, las tasas de enfermedad son las mismas. En promedio, una persona experimentará efectos biológicos de un celular a una distancia de 12 pies.

Al emplear un medidor, descubrí que todavía se está expuesto a niveles no saludables a una distancia de 30 pies, por lo que cuando no estoy usando mi teléfono celular, siempre lo mantengo en modo avión y/o dentro de una bolsa de Faraday.

De acuerdo con Klinghardt, el grado en que los pacientes informan una mejora en sus padecimientos, se correlaciona directamente con sus esfuerzos de mitigación de los EMFs. Quienes no reportan ninguna mejora en su revisión cuatrimestral han hecho poco o nada para mitigar su exposición, mientras que quienes informan mejoras significativas han tomado medidas proactivas. Así de simple, dice.

Remediación Diurna

Reducir su exposición a los EMFs durante el día es más complicado, ya que la mayoría de nosotros necesita usar dispositivos electrónicos durante el día y desplazarse en áreas con Wi-Fi habilitado.

Para pacientes gravemente enfermos, Klinghardt recomienda el uso de filtros Stetzer para disminuir el nivel de electricidad sucia o interferencia electromagnética que se genera. También puede llevarlos al trabajo.

Además, reconsidere el uso de focos de luz fluorescente compacta (CFL, por sus siglas en inglés), ya que emiten microondas. "Cada foco (CFL) es como una pequeña torre de telefonía celular que emite a esas frecuencias, lo cual es absolutamente devastador para la salud de las personas", dice Klinghardt. "Debe eliminarlos y reemplazarlos por focos antiguos (incandescentes).

Son seguros. Utilizan más electricidad, pero el costo de salud de las personas que [usan] CFLs es un millón de veces más alto de lo que se ahorran en electricidad". También es mejor evitar los diodos emisores de luz (LEDs).

En cuanto al Internet, opte por una conexión de Ethernet por cable y elimine su servicio de Wi-Fi. Cuando no lo esté usando, asegúrese de que su celular esté en modo avión y/o dentro de una bolsa blindada de Faraday.

Si usa un celular, puede reducir su exposición al enviar mensajes de texto (y manteniendo conversaciones cortas) o usando audífonos Blue Tube (air tube) para que pueda mantener el celular lejos de su cuerpo. Evite usar los audífonos estándar o de Bluetooth, ya que conducen el campo eléctrico directamente hacia su cerebro por medio de sus oídos.

"En general, las personas deberían regresar e insistir en tener líneas terrestres en sus hogares y en el trabajo, y usarlas lo más que puedan. Solo use el teléfono celular como dispositivo de emergencia o para enviar mensajes de texto", dice Klinghardt. "Por último, está la ropa de protección. LessEMF.com es un buen sitio web que tiene todo eso, incluido un burka completo...

Hay camisetas muy atractivas, ropa interior. Es lo mínimo que le pido a mis pacientes con enfermedades neurológicas y niños autistas; deben usar estas prendas las 24 horas, los 7 días de la semana, y eso ha hecho una gran diferencia...

Al proteger la parte más grande de su cuerpo con la camiseta obtiene más beneficios para su cerebro que cuando usa una gorra de [protección] para la cabeza, por ejemplo".

Cómo Es Que los Campos Electromagnéticos Causan Daño

Los campos electromagnéticos perjudican por medio de una variedad de mecanismos distintos. Como explicó Klinghardt, la radiación afecta su microbioma al convertir lo que de otra manera podrían ser microbios patógenos beneficiosos.

La investigación del Dr. Martin Pall también demuestra que la radiación de microondas activa sus canales de calcio voltaje dependientes (VGCC, por sus siglas en inglés)--canales de la membrana externa de sus células.

Una vez activados, los VGCC se abren, lo cual permite una entrada anormal de iones de calcio en la célula. Este aumento del calcio intracelular y el aumento de la señalización del calcio que lo acompaña parecen ser responsables de la mayor parte del daño que se produce.

Para obtener más detalles al respecto, consulte mi anterior entrevista con Pall. Por esa razón, los bloqueadores naturales de los canales de calcio, tales como el magnesio, pueden ser útiles contra la exposición a los EMFs, además, es importante asegurarse de no ser deficiente en magnesio.

El treonato de magnesio parece ser particularmente beneficioso ya que actúa como un potente agente antirretroviral. Klinghardt recomienda consumirlo según su tolerancia intestinal, lo que significa que aumentará la dosis hasta que tenga deposiciones ligeramente sueltas. En sus pacientes, siempre lo combina con fosfato de calcio 12X (calcio fosfórico), un medicamento homeopático que ayuda a modular los canales de calcio.

Impactos Ambientales de los Campos Electromagnéticos

Klinghardt también señala que el electro-smog desempeña un papel importante en la desaparición de las abejas y otros polinizadores esenciales--en combinación con los pesticidas y herbicidas tóxicos. Y, a medida que los insectos beneficiosos mueren, las garrapatas que propagan enfermedades se hacen más predominantes, ya que resultan ser bastante insensibles a la radiación de los celulares.

"Lo devastador es que lo que solía controlar la población de garrapatas en el pasado eran las aves. Las aves comen garrapatas, pero no pueden vivir solo de garrapatas, necesitan todos los demás insectos, y por lo tanto ha habido una dramática desaparición de pájaros cantores y aves que se alimentan de insectos", dice Klinghardt.

"Hay una drástica reducción de [insectos], pero solo en lugares donde hay exposición a microondas. Tenemos filmaciones de Alemania donde se observan árboles y bosques enteros muriendo solo porque se colocó una torre de telefonía celular.

La radiación de la telefonía, de la manera en que se usa actualmente, va completamente en contra de la vida y se ve agravada por los metales pesados ​​que hay en nosotros, sobre todo el aluminio que proviene del cielo y del aire que respiramos.

Sabemos que el glifosato, la atrazina y otros herbicidas, pesticidas, además de los conservadores de los [alimentos], tienen un efecto de recrudecimiento en nuestro cuerpo.

Básicamente hemos creado el escenario perfecto, que todavía podemos remediar al consumir productos orgánicos, y evitar ciertas cosas y ambientes..."

Estoy firmemente convencido de que la exposición incontrolada a los EMFs es un factor importante y oculto que contribuye a prácticamente todas las enfermedades crónicas y dificulta su recuperación. La experiencia clínica de Klinghardt respalda este punto de vista, ya que los pacientes rara vez mejoran a menos de que, o hasta que, empiezan a tomarse en serio evitar su exposición a los EMFs.

Tenga en cuenta que si está enfermo, es probable que no vaya a ser suficiente reducir su tiempo de uso del celular de varias horas al día a solo unas cuantas horas. Realmente necesita tomar medidas más drásticas para limitar e, idealmente, eliminar su exposición a los campos magnéticos y eléctricos, al menos durante la noche.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 Sophia Health Institute
  • 2 Cellphonetaskforce.org, Olle Johansson
  • 3 Support Olle Johansson, Facebook