¿Acaso Este Compuesto del Cacao Podría Retardar la Diabetes?

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Diciembre 20, 2017 | 7,132 vistas

Historia en Breve

  • Los científicos están motivados en encontrar soluciones para la diabetes, dado que más de 30 millones de personas padecen esta enfermedad y, se considera que, otros 84 millones padecen prediabetes
  • Los investigadores que estudian los efectos de los antioxidantes que provienen del cacao en las células beta del páncreas descubrieron que las ratas que recibían una alimentación alta en grasas, incluyendo al compuesto del cacao, tenían niveles más bajos de obesidad y una mayor capacidad para controlar niveles más altos de azúcar en la sangre
  • Continúo recomendando que hacer cambios en la alimentación y estilo de vida es el mejor método para tratar enfermedades crónicas, tal como la diabetes; se ha demostrado que una dieta cetogénica cíclica ayuda a las personas con diabetes a disminuir su dependencia a los medicamentos

Por el Dr. Mercola

De acuerdo con la Asociación Americana de la Diabetes,1 más de 30 millones de habitantes en los Estados Unidos tienen diabetes, de los cuales, la mayoría padece diabetes tipo 2.

Otros 84 millones de habitantes tienen prediabetes, lo que significa que este padecimiento podría evolucionar a una enfermedad completamente desarrollada en menos de cinco años. Para el año 2035, se prevé que la diabetes afectará a 592 millones de personas en todo el mundo.2

Como he mencionado frecuentemente, llevar un estilo de vida saludable no solo podría prevenir la diabetes tipo 2, sino que, también podría ser capaz de revertirla. Al atender adecuadamente la alimentación y el estilo de vida, la diabetes tipo 2 podría ser, en la mayoría de los casos, un padecimiento curable. En la mayoría de las situaciones, no requiere medicación.

Debido a su influencia en los niveles de glucosa en la sangre, las investigaciones han sugerido que un compuesto encontrado en el cacao podría ayudar a retrasar la aparición de la diabetes.

Si padece diabetes o prediabetes, y también ama el chocolate, estas podrían ser las noticias que necesita para justificar su apetito por el dulce. Después de todo, el cacao se encuentra en el chocolate. Sin embargo, antes de emocionarse demasiado, veamos más de cerca esta investigación.

Los Científicos Se Esfuerzan Por Identificar Posibles Intervenciones Médicas Para la Diabetes

Debido a la creciente prevalencia de la diabetes, los científicos trabajan arduamente para identificar intervenciones médicas para las personas en riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Dadas las estadísticas presentadas anteriormente, hay buenas razones para tener este interés. Dicho lo anterior, es posible que no todo lo que se propone sea necesariamente beneficioso para usted.

Un ejemplo de ello, proviene de un equipo de la Universidad de Carolina del Sur, el cual implantó esponjas de polímero en el abdomen graso de ratones obesos. Sugerían que la presencia de las esponjas ayudaba a reducir los niveles de azúcar en la sangre y evitaba el aumento de peso.3

Desde una perspectiva de salud, es difícil entender por qué querría depender de un objeto extraño implantado en su abdomen para regular su peso y niveles de azúcar en la sangre, cuando podría lograr los mismos o mejores resultados, simplemente al ajustar su alimentación y estilo de vida.

En ese contexto, consideremos la investigación que involucra al cacao y la diabetes; en primer lugar, al revisar algunos conceptos básicos sobre la diabetes. Si tiene diabetes tipo 2, es probable que su médico le haya indicado que su cuerpo es menos sensible a la insulina, una hormona producida, almacenada y liberada por las células beta del páncreas.

Al contrario de lo que le han dicho, la función principal de la insulina NO es disminuir los niveles de azúcar en la sangre, sino almacenar energía adicional (glucógeno, que es un almidón) para el consumo presente y futuro.

Simplemente, su capacidad para disminuir los niveles de azúcar en la sangre es un efecto secundario de este proceso de almacenamiento de energía. En última instancia, la diabetes es una enfermedad ocasionada por la insulina y un mal funcionamiento en la señalización de la leptina.

Dicho lo anterior, si sus niveles de azúcar en la sangre son muy elevados, podrían dañar a los vasos sanguíneos y órganos, pero si son demasiado bajos, es posible que su cuerpo no funcione adecuadamente.

Si es una persona que padece diabetes tipo 2, quien es menos sensible a la insulina, su cuerpo no solo tendrá que producir una mayor cantidad de la hormona para lograr los efectos deseados, sino que también sus células beta serán más susceptibles a una mayor tasa de mortalidad.4

Dada la sensibilidad de sus células beta al estrés oxidativo--también conocido como radicales libres--los investigadores de la Universidad Brigham Young y Virginia Tech se propusieron reforzar el rendimiento de las células beta.

Eligieron estudiar el impacto de los compuestos de flavanol, encontrados en el cacao, en las células beta. Estos compuestos contienen antioxidantes.

El estudio,5,6,7 publicado en Journal of Nutritional Biochemistry, descubrió que las ratas que recibían una alimentación alta en grasas, que incluía al compuesto de cacao, tenían niveles más bajos de obesidad y una mayor capacidad para controlar niveles más elevados de azúcar en la sangre.

Los Compuestos de Cacao y Sus Mitocondrias Se Unen Para Combatir la Diabetes

Si bien, durante la mayor parte de los últimos 10 años, los científicos han investigado la relación entre los flavonoles y la función de las células beta, esta investigación es la primera en centrarse en un flavonoide llamado catequina. De todos los flavonoides que se han analizado hasta la fecha, la catequina ha producido los resultados más positivos, al optimizar la capacidad de las células beta para secretar insulina.

Los investigadores aún no han descubierto cómo es que la catequina, que es una molécula única y el compuesto más pequeño analizado, mejora a sus células beta. El autor del estudio Jeffery Tessem, Ph.D., profesor asistente de nutrición, dietética y ciencia de los alimentos en la Universidad Brigham Young, explica lo que se ha descubierto hasta ahora:

"Lo que ocurre es que [la catequina] protege a las células, mejora su capacidad para lidiar con el estrés oxidativo. Los monómeros de la catequina fortalecen a las mitocondrias que se encuentran en las células beta, lo que produce una mayor cantidad de ATP (la fuente de energía de una célula), que luego incrementa la liberación de la insulina".

Debido a que los científicos observaron una mayor expresión génica que promueve la función mitocondrial y la respuesta corporal al estrés oxidativo, concluyeron que los monómeros de epicatequina fortalecían a las mitocondrias dentro de las células beta.

Las mitocondrias son las "fuentes de poder" de las células. Las mitocondrias son tan vitales para la salud que, convertí a la Terapia Metabólica Mitocondrial (MMT, por sus siglas en inglés) en el tema central de mi último libro "Fat for Fuel" (Grasas Como Combustible).

MMT es un programa completo que incluye llevar una alimentación cetogénica cíclica, y tiene como objetivo sanar no solo a sus mitocondrias, sino también las causas de las enfermedades crónicas y el envejecimiento.

Dado mi conocimiento del importante rol que desempeñan con respecto a su salud en general, es lógico que las mitocondrias sean nombradas en el estudio de la diabetes. Acerca de la investigación, el coautor Andrew Neilson, Ph.D., profesor asistente de ciencia y tecnología de los alimentos en Virginia Tech, declaró que:

"Estos resultados nos ayudarán a acercarnos más al uso de estos compuestos de manera más efectiva en alimentos o suplementos, para mantener un control normal de la glucosa en la sangre y, posiblemente, retardar o prevenir la aparición de la diabetes tipo 2".

Dicho lo anterior, tanto Tessem como Neilson rechazaron rápidamente cualquier noción de que comer chocolate endulzado y con alto contenido de grasa le ayudará a protegerse contra la diabetes.

Por supuesto que, si padece diabetes o prediabetes, Tessem señala que "probablemente deba comer mucho cacao" para obtener suficiente cantidad de monómeros de epicatequina, y lograr el efecto deseado en los niveles de azúcar en la sangre. "Este el compuesto que debe buscar y se encuentra en el cacao, [no en el chocolate]".8

Siete Medidas Que Podría Aplicar Hoy Para Controlar Sus Niveles de Azúcar en la Sangre

En vez de depender de futuros adelantos científicos para mejorar su salud, relacionados con la diabetes o prediabetes, le sugiero que considere las siguientes siete medidas que podría aplicar hoy para controlar sus niveles de azúcar en la sangre.

Aumente el consumo de fibra. Muchos alimentos enteros, especialmente las frutas y vegetales, contienen fibra soluble e insoluble de forma natural. Se ha demostrado que la fibra soluble, tal como la que se encuentra en las moras azules, pepinos y frutos secos, es beneficiosa para la diabetes tipo 2, porque ralentiza la digestión.

La fibra insoluble, que contiene la zanahoria, apio y verduras de hojas verde oscuro no se disuelve y, por lo tanto, se acumula en el volumen de la materia fecal, para promover la regularidad. Póngase como objetivo incluir de 40 a 50 gramos de fibra en su régimen diario, por cada 1 000 calorías que consuma.

Un estudio realizado en el Colegio Imperial de Londres sugirió que los participantes que consumían la mayor cantidad de fibra (más de 26 gramos al día) tenían un riesgo 18 % menor de desarrollar diabetes tipo 2, en comparación con los que consumían una menor cantidad (menos de 19 gramos por día).9

Reduzca el consumo de carbohidratos netos: Una alimentación baja en carbohidratos de 50 gramos al día o menos reduce el estrés en su cuerpo, la inflamación y la cantidad de insulina requerida para utilizar la energía de los alimentos que consume.

Este número se calcula tomando el número total de carbohidratos en gramos que ha consumido durante el día y le resta la cantidad de fibra en gramos. De esta forma una alimentación alta en fibra también le ayudará a reducir la cantidad de insulina que necesita producir.

Grasas de alta calidad: Cuando reduce el consumo de carbohidratos, debe reemplazarlos por grasas de alta calidad. Su cuerpo se nutre de grasas saludables porque son necesarias para la salud mitocondrial, lo cual impacta a todo su cuerpo y reduce el riesgo de enfermedades. Las grasas saludables incluyen a: los aguacates, aceite de coco, mantequilla y carne de animales alimentados con pastura orgánica, aceite de oliva virgen auténtico, huevos orgánicos de gallinas camperas y frutos secos.

Ejercicio: Si bien, el ejercicio no parece tener ningún efecto en la cantidad de leptina secretada en su cuerpo, tiene un impacto significativo en la resistencia que cuerpo acumula en esta importante hormona,10 lo que se analizará enseguida de forma más detallada.

Mientras más ejercicio haga, más sensibles serán sus células a la leptina. A medida que su cuerpo se vuelve sensible a esta hormona, reduce su posible resistencia a la insulina y por lo tanto su riesgo de diabetes.

Hidratación: Cuando se deshidrata, su hígado comienza a segregar una hormona que aumenta el azúcar en la sangre. A medida que se hidrata sus niveles de azúcar disminuyen naturalmente. 

Puede monitorear fácilmente sus niveles de hidratación a través de verificar el color de su orina durante el día. El color debería ser de color amarillo claro, a menos que tome suplementos de vitaminas B, lo que hace que su orina adquiera un color amarillo brillante.

Reduzca sus niveles de estrés: Cuando se estresa, su cuerpo segrega cortisol y glucagón, ambos afectan sus niveles de azúcar en la sangre. Controle sus niveles de estrés a través del ejercicio, meditación, yoga, oración o técnicas de relajación. Las Técnicas de Libertad Emocional (EFT, por sus siglas en inglés) también son una forma efectiva para abordar el estrés.

Sueño: El sueño de calidad es necesario para sentirse bien y experimentar una buena salud. Los malos hábitos de sueño podrían reducir la sensibilidad a la insulina y promover el aumento de peso.11 El tema del sueño es tan importante que lo abordaré más adelante en este artículo.

La Insulina No es la Única Hormona Que Influye en Su Riesgo de Diabetes

Si bien, es probable escuchar mucho sobre la insulina y su rol con respecto a la diabetes, es importante familiarizarse con otras dos hormonas--leptina y grelina--que también influyen en las enfermedades.

Más allá de tener niveles elevados de azúcar en la sangre, las personas que padecen diabetes luchan contra la resistencia a la insulina a nivel celular. Cuando sus células se vuelven resistentes a la insulina, la glucosa (azúcar) permanece en su sangre, lo cual eleva sus niveles de azúcar en la sangre.

Como se mencionó anteriormente, otro componente de la diabetes tipo 2 es el mal funcionamiento de la señalización de la leptina; también conocida como la "hormona de la obesidad", que controla la sensación de hambre y saciedad.

Esta es una hormona producida por las células grasas involucradas en el gasto energético, consumo de alimentos, función inmunológica, metabolismo y función neuroendocrina.12

La tercera hormona íntimamente relacionada con la diabetes es la grelina, que es la "hormona del hambre", secretada por el revestimiento estomacal. Esta es responsable de indicarle a su cerebro que tiene hambre.

Al parecer, la grelina también puede actuar en los "centros de placer" del cerebro, lo que le incita a comer otro antojo simplemente porque recuerda el buen sabor que tenía la primera vez que lo probó, y la sensación que le provocó mientras lo degustaba.

Estos son los tres factores principales en el desarrollo de la diabetes. Si tiene un mal funcionamiento en la señalización de leptina o grelina, es posible que consuma demasiados alimentos para su nivel de actividad y la velocidad de su metabolismo, lo que podría ocasionar un aumento de peso y obesidad.

Con frecuencia, la obesidad es originada por una resistencia a la insulina a nivel celular, lo que se traduce en niveles elevados de azúcar en la sangre. Entonces, solo es una cuestión de tiempo antes de recibir un diagnóstico de diabetes.

El Sueño de Mala Calidad Afecta a la Grelina y Leptina

Ahora que sabe el rol que desempeñan la grelina y leptina en la diabetes, quería mencionar cómo estas hormonas son afectadas por la falta de sueño, principalmente porque al parecer no dormir la cantidad de horas necesarias es un problema cada vez más generalizado alrededor del mundo.

Es posible que no se percate de que la falta de sueño constante y de alta calidad perjudica tanto a la grelina como a la leptina, lo que le pone en riesgo de desarrollar diabetes.

La falta de sueño crónica podría provocar que se eleven los niveles de grelina, lo que aumentaría su sensación de apetito cuando realmente no necesita alimentarse. En particular, es preocupante comer tarde por la noche.

Si entra en un ciclo de comer tarde por la noche, es muy probable que tenga la tentación de consumir alimentos con un alto contenido de carbohidratos, y probablemente estas calorías adicionales se almacenen en forma de grasas.

Cuando come un postre endulzado, aumenta su producción de insulina, por lo que el azúcar en la sangre podría ser transportado a las células y utilizado como energía. También, aumenta su producción de leptina.

Si tiene exceso de peso, ya que la leptina es secretada por el tejido graso, es probable que tenga niveles de leptina más elevados de lo normal, lo que podría ocasionar resistencia a la misma. Los niveles elevados de leptina se han relacionado con enfermedades cardiacas, presión arterial alta, obesidad y derrames cerebrales, así como con problemas de azúcar en la sangre.13

Si tiene resistencia a la leptina, es probable que su cuerpo reciba señales que lo induzcan a seguir comiendo incluso cuando ya haya comido suficiente. Los investigadores involucrados en un estudio sobre los trastornos del sueño en el que participaron más de 1 000 personas, que buscaban descubrir un vínculo entre los problemas del sueño y las hormonas metabólicas, concluyeron que:14

"Los participantes que dormían pocas horas tenían bajos niveles de leptina y elevados niveles de grelina. Es probable que estas diferencias entre la leptina y grelina aumenten la sensación de apetito, lo que posiblemente explique el aumento del BMI observado cuando duermen pocas horas".

Si desea ayudarse a tener un mejor equilibrio hormonal entre la insulina, grelina y leptina, una medida que podría tomar inmediatamente es dormir mejor.

Después de revisar más de 300 estudios para determinar cuántas horas de sueño necesita la mayoría de las personas para mantener su salud, un panel de expertos concluyó que la mayoría de los adultos necesitan alrededor de ocho horas por noche, para que su cuerpo tenga un funcionamiento adecuado. Los niños y adolescentes requieren dormir más horas.

Cómo Limitar Su Consumo de Azúcar

El azúcar, en su forma natural, como el que se encuentra en la fruta, no es inherentemente malo cuando se consume en cantidades que le permiten quemar grasas como su principal combustible.

Sin embargo, debe evitar todas las fuentes de fructosa procesada, particularmente en los alimentos procesados y bebidas, tales como las sodas y jugos embotellados. De acuerdo con SugarScience.org, el 74 % de los alimentos procesados ​​comprados en la tienda de comestibles contienen azúcar agregada.15 Otras fuentes han sugerido que podría llegar hasta un 80 %.

Por esa razón y más, le recomiendo que lleve una alimentación compuesta principalmente de alimentos enteros y naturales, con un 10 % o menos de alimentos procesados.

Recomiendo limitar estrictamente su consumo de carbohidratos refinados, que se encuentran en el pan, cereal, pasta y otros alimentos a base de granos, ya que se convierten en azúcar en el cuerpo, lo que podría elevar sus niveles de insulina y contribuir a la resistencia a la insulina.

Como recomendación general, sugiero que mantenga un consumo total de fructosa inferior a 25 gramos por día, incluyendo a la fructosa que proviene de frutas enteras, y tan bajo como 15 gramos por día si padece diabetes u otra enfermedad crónica. Considere que, si bien, las frutas tienen un alto contenido de nutrientes y antioxidantes, también contienen fructosa de forma natural.

Si consume en grandes cantidades (especialmente si no quema grasas como su combustible principal), la fructosa de frutas empeorará su sensibilidad a la insulina y aumentará sus niveles de ácido úrico.

Asegúrese de evitar los endulzantes artificiales como el aspartame y la sucralosa, debido a los problemas de salud que involucran. En mi opinión, los riesgos relacionados con esas sustancias tóxicas son peores que los que podría obtener con el jarabe de maíz y el azúcar.

Como se mencionó anteriormente, su mejor opción es reemplazar los carbohidratos endulzados de su alimentación por grasas saludables y de alta calidad. Algunos de mis favoritos son los aguacates, la mantequilla de animales alimentados con pastura, las nueces de macadamia sin procesar y el salmón silvestre de Alaska.

La Dieta Cetogénica Cíclica y el Ayuno Intermitente Podrían Disminuir el Riesgo de Diabetes

En pocas palabras, la dieta cetogénica busca minimizar los carbohidratos netos, al reemplazarlos por grasas saludables y cantidades adecuadas de proteínas de alta calidad.

Casi todas las personas podrían beneficiarse al llevar una dieta cetogénica cíclica o específica, en la cual debe aumentar su consumo de carbohidratos y proteínas uno o dos días a la semana en los que haga entrenamiento de fuerza--una vez que puede quemar grasas como combustible.

Al implementar un enfoque cetogénico cíclico, podría disminuir el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 y un sin número de diferentes enfermedades crónicas.

En un estudio16 publicado en Nutrition & Metabolism, los investigadores observaron que las personas con diabetes que llevaban una dieta cetogénica baja en carbohidratos, fueron capaces de reducir significativamente su dependencia a los medicamentos para la diabetes.

Declararon que, "la ... dieta cetogénica fue más efectiva para mejorar el control glucémico que la dieta de bajo índice glucémico. La modificación del estilo de vida con intervenciones alimenticias bajas en carbohidratos es efectiva para corregir la obesidad y la diabetes tipo 2".

Considero que este tipo de alimentación es saludable para la mayoría de las personas, ya sea que tenga o no un problema de salud crónico. Lo digo porque la alimentación cetogénica le ayudará a optimizar su salud al hacer la transición de quemar carbohidratos a quemar grasas como su combustible principal.

Su cuerpo debería poder quemar azúcar y grasas como combustible, pero la mayoría de las personas han perdido la capacidad de quemar grasas, debido a que llevan una alimentación demasiado alta en azúcares. Para tener una salud y peso óptimos es fundamental recuperar esa flexibilidad metabólica.

Uno de los efectos secundarios más comunes al convertirse en un quemador de azúcar es que termina con una resistencia a la insulina y leptina, que es la causa de la mayoría de las enfermedades crónicas, incluyendo a la diabetes.

Dado que su cuerpo ha perdido su capacidad para quemar grasas como combustible, también tendrá problemas para perder peso. Una vez que recupere la capacidad de quemar grasas, probablemente descubrirá que su peso se normaliza automáticamente.

Al adoptar la dieta cetogénica junto con un ayuno intermitente podría mejorar aún más sus resultados. El ayuno intermitente es una de las estrategias más efectivas que conozco para que su cuerpo haga la transición de quemar azúcar a quemar grasas como combustible.

Si bien, existen muchas estrategias, la que utilicé personalmente para adaptarme a las grasas involucraba restringir mi alimentación diaria a un intervalo de seis a ocho horas. Eso significa que debe desayunar de 16 a 18 horas cada día.

Podría tomar tiempo para que funcione ese período de ayuno. Lo primero que debe hacer es retardar un poco la hora del desayuno hasta que pueda evitarlo por completo.

Podría utilizar el ayuno intermitente para poder hacer una transición gradual a una dieta cetogénica. En especial, es útil para poder eliminar la adicción a la glucosa de su cuerpo. Descubrirá que uno de los efectos secundarios mejor recibidos del ayuno intermitente es eliminar los antojos de azúcar.

También Podría Ser Útil Hacer Un Ayuno Más Avanzado

Con el tiempo, es posible que pueda ayunar inclusive por más tiempo. He realizado ayunos intermitentes diarios de 14 a 16 horas, durante 18 meses. En los últimos dos meses los incremente entre 20 y 21 horas, y también comencé a realizar ayunos de agua durante cuatro días.

En toda mi experiencia clínica, nunca he visto una intervención más efectiva que los ayunos de varios días, en los que lo único que debe consumir son suplementos de minerales y agua, y ningún otro alimento o bebida.

Anteriormente, me había opuesto a hacer ayunos, si uno ya tenía un peso corporal ideal. Sin embargo, no me había percatado de que hay una magia metabólica que simplemente no ocurre en ningún otro entorno.

Ahora percibo que este tipo de ayuno extremo es como sacar la basura. Le permite a su cuerpo hacer una seria regulación ascendente de la autofagia y mitofagia, así como eliminar la mayoría de las células senescentes dañadas de su cuerpo. Por supuesto que, esto incluiría a las células premalignas.

Es una magnífica manera de ayudarle a su cuerpo a protegerse del cáncer. También es una excelente forma de ayudarle a lograr un peso corporal óptimo, y podría mejorar su salud y prolongar su esperanza de vida.

En el futuro, entrevistaré a expertos en el ayuno para conocer más detalles sobre todos los beneficios que proporciona; pero hasta entonces, lo invito encarecidamente a que considere seriamente aumentar su ayuno intermitente diario a un rango de 18 a 20 horas, y así podrá hacer un ayuno de agua más fácilmente, y posteriormente alimentarse hasta el hartazgo.

Como Comenzar a Hacer la Dieta Cetogénica

Independientemente de si realiza o no un ayuno intermitentemente, las siguientes directrices alimenticias le ayudarán a recuperar el equilibrio en su alimentación y eliminar el peso indeseable, dos medidas que son importantes si padece diabetes. Comience al enfocarse en lo siguiente.

Para obtener más recomendaciones sobre cómo implementar una dieta cetogénica, consulte mi artículo "Guía Para Implementar la Dieta Cetogénica para Principiantes: una Manera Eficaz de Optimizar Su Salud".

  1. Evite los alimentos procesados, azúcar refinada y fructosa procesada, si es más de 15 gramos por día, así como los granos
  2. Consuma alimentos enteros, que sean idealmente orgánicos
  3. Reemplace los carbohidratos de granos por:
  4. Una gran cantidad de vegetales orgánicos

    Mayor cantidad de grasas saludables (podría obtener de 50 a 85 % de sus calorías totales diarias de grasas saludables y de alta calidad--grasas saturadas y monoinsaturadas de origen animal y fuentes de aceite tropicales)

    Cantidades bajas a moderadas de proteína de alta calidad

Satisfaga Sus Antojos de Dulce Con esta Saludable Receta de Trufa de Chocolate

Si la idea de renunciar a los dulces le impide realizar los cambios en su alimentación que sabe que su cuerpo necesita y anhela, considere esta saludable alternativa, en vez de comprar trufas de chocolate, esta es una receta por cortesía de Jennafer Ashley de Paleohacks. Contiene ingredientes saludables y deliciosos, y es fácil de preparar.

Receta de Trufas de Chocolate Ricas en Grasa

Tiempo de Preparacion: 10 minutos

Ingredientes

  • 1 cucharada de extracto de vainilla del Dr. Mercola
  • aguacates pequeños y orgánicos
  • 1 taza de cacao crudo en polvo
  • 2 cucharadas de cacao crudo en polvo
  • 3 cucharadas de aceite de coco del Dr. Mercola, derretido
  • 2 cucharadas de miel cruda del Dr. Mercola o 1 cucharada de endulzante de fruta del monje
  • 1-2 gotas de stevia (opcional)
Porcion: 12 trufas

Procedimiento:

  1. En un tazón, mezcle el aceite de coco derretido, aguacate, miel y stevia (en caso de utilizar este ingrediente). Con un mezclador manual o una batidora a media velocidad, mezcle los ingredientes hasta que tomen una consistencia suave.
  2. Mezcle gradualmente 1 taza de cacao en polvo hasta que se combine por completo con los demás ingredientes. Coloque la mezcla en el congelador durante 10 minutos.
  3. Con ayuda de una cuchara, extraiga la mezcla y utilícela para hacer bolas pequeñas. Rocíelas con el cacao en polvo.
  4. Guarde la mezcla en el refrigerador y sírvalas frías.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 American Diabetes Association July 19, 2017
  • 2 Diabetes Research and Clinical Practice February 2014;103(2):137-49
  • 3, 5 Medical News Today August 22, 2017
  • 4 Diabetes January 2003; 52(1): 102-110
  • 6 Daily Mail August 29, 2017
  • 7 EurekAlert! August 28, 2017
  • 8 Science Daily August 28, 2017
  • 9 Diabetologia May 26, 2015 (PDF)
  • 10 Experimental Biology and Medicine October 2002; 227(9): 701-708
  • 11 Authority Nutrition June 6, 2017
  • 12 Cell Metabolism July 2013; 18(1): 29-42
  • 13 Wellness Mama March 13, 2017
  • 14 PLOS Medicine December 2004; 1(3): e62
  • 15 Sugar Science, Hidden in Plain Sight
  • 16 Nutrition & Metabolism December 19, 2008; 5(36)