Por favor ingrese el término de búsqueda

El Tratamiento de la Presión Arterial Está Relacionado Con Más Enfermedades

Diciembre 27, 2017

Historia en Breve

  • Sus elecciones diarias de estilo de vida afectan su presión arterial; hacer pequeños cambios en la alimentación, la forma en que respira y cuánto ejercicio realiza tiene un efecto conjunto en su salud
  • La información reciente demuestra que aquellos que toman hidroclorotiazida, que es comúnmente recetada para la hipertensión, experimentan mayor riesgo de desarrollar cáncer de labio y cáncer de piel de células escamosas y basales
  • La Asociación Americana del Corazón y el Colegio Americano de Cardiología publicaron nuevas recomendaciones que triplican el número de hombres y duplican el de mujeres menores de 45 años a quienes se les diagnostica con hipertensión
  • Antes de tomar medicamentos que puedan dañar su salud aún más, considere opciones sencillas de estilo de vida, como un simple ejercicio de tres minutos, consumir más vegetales y reducir drásticamente el azúcar refinado y fructosa para disminuir su presión arterial

Por el Dr. Mercola

Lo que come y bebe, cuánto se ejercita e incluso cómo respira todos los días, tiene un efecto conjunto en su salud general. Incluso hacer pequeños cambios en su estilo de vida puede generar grandes beneficios en los próximos meses y años.

Lo mismo puede decirse de las pequeñas decisiones poco saludables que toma. Una soda no tiene un efecto en su vida, mientras que varias a la semana tienen un efecto significativamente perjudicial.

Las decisiones que tome también afectan sus mediciones de la presión sanguínea y, por lo tanto, su posible riesgo de padecer enfermedades cardíacas y derrames cerebrovasculares.

De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), en los Estados Unidos,1 de cada 3 adultos, o 75 millones de personas, tienen presión arterial alta.1 El costo total asociado con el tratamiento de la afección es de más de $ 46 mil millones en hospitalizaciones, medicamentos y días sin ir al trabajo.

Un reciente anuncio de la Asociación Americana del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés) sobre las recomendaciones para el diagnóstico de la presión arterial alta, también conocida como hipertensión, podría significar que en los Estados Unidos casi la mitad de las personas puede ser clasificada con presión arterial alta.2

Con frecuencia, el tratamiento para la hipertensión implica una prescripción que puede aumentar su riesgo de desarrollar cáncer.3

Los Medicamentos Comunes Para la Hipertensión Podrían Aumentar Su Riesgo de Cáncer

Un reciente estudio danés, en colaboración con la Universidad Estatal de Florida, descubrió que uno de los medicamentos más populares que se usan en todo el mundo para tratar la presión arterial alta aumenta siete veces el riesgo de desarrollar cáncer de piel.

Los hallazgos fueron publicados en la Revista de la Asociación Americana de Dermatología4 por investigadores que habían encontrado previamente un vínculo entre el medicamento hidroclorotiazida y el cáncer de labio.

En este estudio, demostraron una asociación entre el medicamento y los carcinomas de células escamosas y células basales, formas de cáncer de piel menos invasivo.5

Los investigadores también han analizado otros medicamentos antihipertensivos, pero no han encontrado una asociación entre ellos y el cáncer de piel.6 Anton Pottegard, Ph.D., profesor asociado de la Universidad del Sur de Dinamarca, inició el estudio. Comentó sobre lo que provocó el análisis del posible vínculo entre la hidroclorotiazida y el cáncer de piel, y dijo:

"Sabíamos que la hidroclorotiazida hacía que la piel fuera más vulnerable al daño de los rayos UV del sol, pero lo nuevo y sorprendente es que el uso a largo plazo de este medicamento para la presión arterial aumenta de manera significativa el riesgo de desarrollar cáncer de piel".

El estudio se basó en información de bases de datos nacionales que monitorearon 80 000 casos de cáncer de piel que no es melanoma y los compararon con 1.5 millones de personas saludables para control.

Investigaciones anteriores demostraron que la medicación aumentó la vulnerabilidad de la piel ante el sol, pero los investigadores declararon que estaban sorprendidos de que esta vulnerabilidad provocara un mayor riesgo de cáncer.

El coautor del estudio, el Dr. Armand B. Cognetta Jr., de la Universidad Estatal de Florida, ha encontrado resultados similares en los pacientes que trata en Florida, donde "el único factor de riesgo, además de la exposición a la luz solar, parece ser la hidroclorotiazida".7

El carcinoma de células escamosas tiene una baja tasa de mortalidad, pero los tratamientos conllevan un riesgo de deterioro y la posibilidad de que el cáncer se propague.8 Los investigadores continúan trabajando en estudios adicionales que podrían arrojar más luz sobre estos riesgos, lo cual reconoce Pottengard al decir:9

"Por supuesto, el riesgo de desarrollar cáncer de piel debe ponderarse contra el hecho de que la hidroclorotiazida es un tratamiento efectivo y seguro para la mayoría de los pacientes.

Sin embargo, nuestros resultados deberían conducir a una reconsideración del uso de hidroclorotiazida. Afortunadamente, con este estudio podemos contribuir a garantizar un tratamiento más seguro para la presión arterial alta en el futuro".

La Manera En que Toma Su Presión Arterial Podría Afectar la Medición

La técnica que usa su médico o enfermera para medir su presión arterial podría tener un efecto en la lectura. El método actual para medir la presión sanguínea se inventó en 1881 y se refinó en 1905.10

Hoy en día, la máquina que mide la presión sanguínea continúa midiendo la apariencia y desaparición de los sonidos en las arterias, conocidos como sonidos de Korotkoff, como estándar de medición.

Las medidas tomadas en el consultorio de su médico utilizan la arteria braquial en la parte superior de su brazo o la arteria femoral en su muslo.

Sin embargo, la presión arterial aórtica central (CBP, por sus siglas en inglés) se considera un mejor marcador de la enfermedad cardiovascular11 y un mejor indicador de la presión que experimentan sus órganos internos.12 Por desgracia, la CBP requiere un procedimiento invasivo para determinar la medición.

Dado que una gran desviación entre la CBP y la medición periférica (brazo o pierna) puede afectar la decisión de tratar la hipertensión o controlar la prescripción de medicamentos, los investigadores llevaron a cabo un estudio13 para comparar las diferencias y encontraron que las mediciones periféricas fueron bastante precisas cuando se compararon con la CBP en quienes tenían una presión arterial inferior a 120/80 o superior a 160/100.

En estos extremos, la precisión era de hasta 80 %. Sin embargo, en el rango promedio, la precisión disminuyó drásticamente a entre 50 y 57 %.14

Las imprecisiones en la medición de la presión arterial podrían asociarse con varios factores que puede controlar en el consultorio de su médico y que analizo en mi artículo anterior, "Las Pruebas de Presión Arterial Casi Son Inexactas".

Evalúe Su Riesgo de Hipertensión en Casa

Un método no invasivo para medir su riesgo de padecer presión arterial elevada en el hogar es una evaluación de su proporción cintura-cadera. Las investigaciones sugieren que el tamaño de su cintura puede determinar de manera efectiva su riesgo de hipertensión relacionada con la obesidad,15 así como dicha proporción podría aumentar el riesgo de padecer hipertensión relacionada con la obesidad.

La proporción entre la cintura y la cadera es la comparación de la cantidad de peso que tiene alrededor de las caderas en comparación con su cintura.

Para calcular esta relación, mida la circunferencia de sus caderas en la parte más ancha, a través de sus glúteos, y su cintura en la parte más pequeña, justo por encima del ombligo. Luego divida la medida de la cintura entre la de su cadera para obtener la proporción. Por ejemplo, si sus caderas miden 42 pulgadas y su cintura mide 37, divida 37 entre 42, lo que le da una proporción de 0.88.

La Clínica Mayo utiliza las siguientes designaciones de proporción cintura-cadera para evaluar su riesgo para la salud:16

Nueva Definición de Hipertensión Aumenta Su Posible Riesgo

Hace poco, la AHA redujo la medida de presión arterial a la que alguien será diagnosticado con hipertensión.17 Según los nuevos criterios, se calcula que en los Estados Unidos, casi la mitad de los adultos pueden ser diagnosticados con hipertensión.

Anteriormente, las lecturas de 140/90 y superiores se consideraban hipertensivas, pero las recomendaciones más recientes formuladas por la AHA y el Colegio Americano de Cardiología18 reducen esos números a 130/80.

Según la antigua definición, el 32 % de la población de los Estados Unidos sufría de hipertensión. Con las normas más recientes, se estima que el número de hombres menores de 45 años con hipertensión se triplicará y el de mujeres menores de 45 años será el doble.19

De acuerdo con los autores, estas nuevas pautas están diseñadas para alentar a las personas a tomar medidas tempranas para controlar la presión arterial.

Los expertos en salud de estas organizaciones creen que si la población de los Estados Unidos actuara para disminuir su presión a través de la alimentación, ejercicio y terapia farmacológica, podrían reducir su índice de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.20

Los médicos que escriben las recomendaciones hacen énfasis en la importancia de la precisión al medir la presión sanguínea con el fin de determinar la necesidad de cambios en su estilo de vida o medicamentos. Creen que es importante que haya al menos dos mediciones elevadas en dos ocasiones diferentes.21

Aquellos que podrían tener hipertensión deben usar un medidor aprobado en casa y llevar sus mediciones al médico para diferenciar entre personas con hipertensión y aquellos que tienen el "síndrome de la bata blanca"--personas cuya presión arterial aumenta bajo situaciones estresantes o de ansiedad, como el consultorio del doctor.

Las nuevas recomendaciones establecen que cualquier persona con un riesgo de al menos 10 % de sufrir un ataque cardíaco o derrame cerebral debe aspirar a una presión arterial de al menos 130/80 o menos.

Sin embargo, con los nuevos criterios, cualquier persona mayor de 65 años ha alcanzado un umbral donde su riesgo anticipado a sufrir un ataque cardíaco es de al menos 10 %. Esto significa que las pautas recomiendan que una vez que llegue a los 65 años de edad, debe tomar lecturas de presión arterial de 130/80 o inferiores.

A la hora de desarrollar estas pautas, se consideraron cientos de resultados de investigación.22 Sin embargo, los datos del estudio federal Sprint que fueron publicados en el año 2016, fueron los que convencieron al equipo.

En lo que se llamó un estudio "emblemático" de los Institutos Nacionales de la Salud, los investigadores establecieron un estricto control de la presión arterial como resultado una menor mortalidad cardiovascular.23

Durante el estudio, los investigadores asignaron en uno de los dos grupos a más de 9 300 adultos mayores de 50 años que estaban en alto riesgo de sufrir un ataque cardíaco. En un grupo, la presión arterial sistólica objetivo (número superior) fue de 120, y en el segundo fue de 140.

En el grupo asignado a los 120 sístoles, la incidencia de ataque cardíaco, insuficiencia cardíaca y derrame cerebral, disminuyó en un tercio.24 Sin embargo, los participantes en este grupo promediaron tomar tres medicamentos para controlar su presión arterial en lugar de dos.

No Todos Están Convencidos de que las Nuevas Pautas Serán un Éxito

No todos los médicos están convencidos de que recomendaciones inferiores producirán mejores resultados. En el ensayo de Sprint, un tratamiento farmacológico más intensivo provocó el doble del riesgo de lesión renal en el grupo con el objetivo de 120 sístoles, que recibió más medicamentos antihipertensivos.

El Dr. Raymond Townsend de Penn Medicine comentó a The New York Times, y dijo:25 "Aunque el objetivo inferior era mejor para el corazón, no era mejor para los riñones. Entonces, sí, estoy preocupado".

Otros médicos expresaron su preocupación sobre la cantidad de personas que serían tratadas con terapia farmacológica.

El Dr. Harlan Krumholz, cardiólogo de la Universidad de Yale, cree que aunque los cambios en el estilo de vida como la alimentación y el ejercicio podrían ayudar a muchos a reducir su presión arterial, es probable que muchos de quienes serán diagnosticados con hipertensión de acuerdo con las nuevas pautas empleen terapia farmacológica y la actual estrategia de tratamiento con medicamentos no ha sido tan exitosa para muchos pacientes como se esperaba. Continuó:26

"Este es un gran cambio que terminará diagnosticando con hipertensión y recomendando el tratamiento farmacológico a muchas más personas. La forma en que toleran el medicamento si quieren alcanzar niveles más bajos, son alternativas y no deben imponerse o nos enfrentaremos a la misma situación de hoy--muchas recetas sin surtir y pastillas sin consumir”.

El posible resultado de los cambios en las pautas sobre la hipertensión es que muchas más personas serán recetadas con medicamentos que por sí solos tienen una larga lista de efectos secundarios y consecuencias peligrosas para la salud.

Es decir, no es poco probable que con un número de personas que toman medicamentos antihipertensivos cada vez más elevado, pueda haber un número creciente que experimente los efectos secundarios de estos medicamentos, tales como:27,28

Diarrea

Estreñimiento

Vértigo

Intranquilidad

Fatiga

Dolor de cabeza

Nauseas

Vómito

Sarpullido

Disfunción eréctil

Gota

Deshidratación

Falta de aliento

Dificultad para respirar

Daño renal

Hiperpotasemia

Reflujo ácido

Sequedad bucal

Somnolencia

Pesadillas

Congestión nasal

Depresión

Dolor articular

Problemas pasa dormir

Exceso de vello corporal

Inflamación de los tobillos

Aumento de peso o disminución de manera involuntaria

Cambios en sus niveles de azúcar en la sangre

Ginecomastia (agrandamiento de los senos en hombres)

Ataque cardíaco con desaparición repentina

Relación del Óxido Nítrico y la Presión Arterial

En este breve video, demuestro un ejercicio sencillo llamado de Liberación de Óxido Nítrico. El ejercicio, nombrado así por el Dr. Zach Bush, aumenta sus niveles de óxido nítrico circulante para que pueda disfrutar los beneficios en su sistema arterial.

Video disponible solo en ingles

El ejercicio estimula la liberación de óxido nítrico almacenado en el revestimiento de los vasos sanguíneos. El óxido nítrico es un radical libre que hace que los vasos sanguíneos se expandan y se dilaten, lo que ayuda a reducir la presión arterial.

El óxido nítrico también mejora su salud cardiovascular al disminuir la agregación plaquetaria, lo cual reduce su riesgo de sufrir ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. El óxido nítrico también es un poderoso estimulante que sirve para mejorar la función inmunológica y es un estímulo anabólico que aumenta la masa corporal magra.

Este ejercicio rápido y fácil es solo una de varias opciones de estilo de vida que puede tomar en cuenta para reducir su presión arterial sin medicamentos. Describo muchas de las opciones para ayudar a optimizar su presión arterial en mi artículo anterior, "Estrategias Libres de Medicamentos Para Disminuir la Presión Arterial".

Articulo AnteriorCómo el BPA y BPS están enfermando a las personas Siguiente ArticuloLa Luz Nocturna Perjudica Su Salud y Posiblemente a las Generaciones Futuras

[+] Fuentes y Referencias [-] Fuentes y Referencias

  • 1 Centers for Disease Control and Prevention, High Blood Pressure Frequently Asked Questions
  • 2, 17, 22 American Heart Association, November 13, 2017
  • 3, 7 Medical News Today, December 6, 2017
  • 4 Journal of the American Association of Dermatology, December 3, 2017
  • 5 Medicalxpress, December 5, 2017
  • 6, 8, 9 Drug Discovery and Development, December 5, 2017
  • 10 American Diagnostic Corporation, History of the Sphygmomanometer
  • 11 Current Hypertension Reviews, 2012;8(2):80
  • 12, 14 The Conversation, July 24, 2017
  • 13 Journal of the American College of Cardiology, 2017;70(5)
  • 15 Canadian Journal of Cardiology, 2012;28(5):S122
  • 16 Mayo Clinic, August 27, 2012
  • 18, 19, 20, 24, 25, 26 New York Times, November 13, 2017
  • 21 ABC, November 13, 2017
  • 23 National Institutes of Health, September 11, 2015
  • 27 Medline Plus, High Blood Pressure Medicines
  • 28 RXList, High Blood Pressure Medications