El Reflujo Ácido Podría Responder Mejor al Tipo de Alimentación Que a los Medicamentos

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Enero 10, 2018 | 8,122 vistas

Historia en Breve

  • Los habitantes de los Estados Unidos invierten US$ 13 mil millones al año en inhibidores de la bomba de protones (PPIs, por sus siglas en inglés) de venta libre y recetados, que son los medicamentos antirreflujo más populares disponibles comercialmente
  • El reflujo ácido, también conocido como la enfermedad por reflujo gastroesofágico (GERD, por sus siglas en inglés), es un padecimiento que afecta a aproximadamente el 20 % de la población de los Estados Unidos
  • Llevar una Dieta Mediterránea podría ser tan eficaz como utilizar PPIs para tratar los síntomas de reflujo ácido; la dieta estilo Mediterránea se enfoca en las frutas, grasas saludables, carnes magras, frutos secos y vegetales
  • A menudo, se puede restaurar el equilibrio ácido del cuerpo simplemente al evitar los alimentos procesados y azúcar, consumir alimentos reales y repoblar el microbioma intestinal con bacterias beneficiosas de alimentos fermentados o un probiótico de alta calidad
  • Un sin número de remedios naturales, tal como el vinagre de sidra de manzana, bicarbonato de sodio, jengibre y olmo resbaladizo, podrían ser útiles para tratar los problemas ocasionales de reflujo que, junto con cambios en la alimentación, podría eliminar la necesidad de recurrir a los PPIs y otros medicamentos

Por el Dr. Mercola

Los habitantes de los Estados Unidos invierten la asombrosa cantidad de US$ 13 mil millones al año en inhibidores de la bomba de protones (PPIs) de venta libre y con prescripción, que son los medicamentos antirreflujo más populares disponibles comercialmente.1

Debido a que inhiben la producción de ácido, los PPIs con prescripción, tales como Nexium, Prevacid y Prilosec, se utilizan para tratar el reflujo ácido, también conocido como la enfermedad por reflujo gastroesofágico (GERD), un padecimiento que afecta aproximadamente al 20 % de la población de los Estados Unidos.2

Una vez recetados, el médico podría seguir prescribiéndole PPIs durante años, a pesar de las advertencias que aparecen en la etiqueta que sugieren que solo se deben utilizar por períodos cortos.

Si regularmente padece acidez estomacal o reflujo ácido, debe poner atención a la investigación que sugiere que hacer cambios en la alimentación es tan--o más--efectivo que los medicamentos, para tratar el reflujo ácido.

En muchos casos, puede comenzar a restablecer el equilibrio gástrico y una función corporal adecuada, simplemente al evitar los alimentos procesados y el azúcar.

Al consumir alimentos reales y repoblar su microbioma intestinal con bacterias beneficiosas—de alimentos fermentados tradicionalmente o un suplemento probiótico de alta calidad--puede reequilibrar su sistema digestivo y eliminar la necesidad de recurrir a los PPIs y otros medicamentos. Además, existen varios remedios naturales disponibles para ayudarle a tratar este padecimiento.

¿Qué Es el Reflujo?

El reflujo, o GERD, ocurre cuando el contenido del estómago regresa al esófago, lo cual ocasiona que el ácido estomacal irrite el revestimiento del esófago. Otras típicas denominaciones para este padecimiento Incluyen:

Si experimenta síntomas de reflujo ácido más de dos veces a la semana, es muy probable que tenga la enfermedad de reflujo o GERD, que involucra distensión abdominal, ardor en el pecho y malestar intestinal.

Los pacientes que padecen GERD experimentan síntomas pronunciados de reflujo concentrados en la parte superior de la garganta, incluyendo a la faringe y laringe, podrían tener una enfermedad más grave llamada reflujo laringofaríngeo (LPR, por sus siglas en inglés).

El LPR ocurre cuando la pepsina, una enzima digestiva del estómago, daña los tejidos sensibles en la parte posterior de la garganta, lo que produce síntomas como:3

Las Investigaciones Demuestran Que la Alimentación Desempeña Un Rol Esencial en el Tratamiento del Reflujo Ácido

Un estudio publicado en la Revista de la Asociación Médica Americana de Cirugía de Cuello y Cabeza y Otorrinolaringología,4 en el que participaron 184 personas, sugiere que llevar una Dieta Mediterránea--enfocada en frutas, grasas saludables, carnes magras, frutos secos y vegetales—podría ser tan efectiva como los PPIs, para tratar los síntomas de reflujo ácido.

El tipo de reflujo abordado en la investigación fue el LPR, en el que el ácido estomacal afecta a los tejidos sensibles que se encuentran en la parte posterior de la garganta.

"Se supone que no debe tener ácido en la garganta", indica el autor principal del estudio, el Dr. Craig Zalvan, Jefe de otorrinolaringología y Director médico del Instituto Phelps de trastornos de la voz y deglución en el Hospital Phelps de Nueva York. "Los tejidos que se encuentran allí están mal protegidos contra el ácido y la pepsina".

A todos los participantes del estudio se les recomendó evitar los agentes desencadenantes del reflujo, tales como el alcohol, chocolate, café, alimentos grasos y grasosos, alimentos picantes y té. La investigación comparó los resultados a través de dos grupos:

Después de seis semanas, los resultados se midieron a través de una escala de reflujo estandarizada. De forma notable, los que cambiaron su alimentación y los que tomaron PPIs reportaron una disminución similar en sus síntomas de reflujo, el grupo que llevó tal alimentación indicó un nivel de mejora ligeramente mayor.

Si se consideran los resultados, Zalvan cree que la alimentación es la mejor de las dos opciones, para abordar los síntomas de LPR. El afirma que:

"Estos resultados demuestran realmente que se puede tratar a las personas con un enfoque basado en los alimentos, al llevar una alimentación a base de vegetales. Si se considera a todos los pacientes con LPR y se les proporciona una alimentación a base de vegetales... la mayoría mejora. Y dejan de tomar medicamentos, lo cual en general mejora la salud".

Los Beneficios de Llevar Una Dieta Mediterránea Para el Reflujo

Aunque la investigación no esclareció por qué esta opción de alimentación particular ayudó evidentemente a aliviar los síntomas de reflujo, una serie de estudios confirmaron los beneficios generales para la salud al llevar una dieta estilo Mediterránea.

Como se puede imaginar, una alimentación saludable podría contribuir naturalmente a un equilibrio ácido apropiado del cuerpo.

Incluso, si no tiene problemas de reflujo, una dieta estilo Mediterránea es una buena opción si está interesado en optimizar su salud, ya que es baja en azúcar, moderada en proteínas e incluye una gran cantidad de frutas y vegetales frescos, así como grasas saludables.

Se ha demostrado que la dieta estilo Mediterránea mejora la salud cardiovascular y reduce significativamente el riesgo de derrames cerebrales. También, se ha demostrado que disminuye el riesgo de la enfermedad de Alzheimer,5,6 cáncer, Parkinson y artritis reumatoide.

En general, la Dieta Mediterránea es una de las mejores opciones convencionales para apoyar la salud cerebral y cardiaca. Las investigaciones indican que los tipos de alimentación altos en grasas saludables, que provienen de aguacates, frutos secos y aceite de oliva, podrían estimular la memoria y cognición en adultos mayores.7,8

Acerca de la investigación, Samantha Heller, dietista/nutricionista certificada en el Centro Ortopédico Langone Orthopedic de la Universidad de Nueva York, declaró que:

"Estas grasas saludables han demostrado mejorar la función cognitiva y salud cerebral. Por otro lado, las investigaciones sugieren que consumir grasas que no son saludables, como las grasas trans, que se encuentran en alimentos procesados, y las grasas saturadas que provienen de alimentos animales, aceleraron el deterioro cognitivo y la mala memoria, y están relacionadas con el riesgo de padecer demencia".

Si bien, estoy de acuerdo con la mayor parte de lo que dijo Heller, no estoy de acuerdo con su afirmación de que las grasas saturadas que provienen de alimentos de origen animal son perjudiciales.

Las grasas saturadas que se encuentran en las carnes y otros productos de origen animal son sumamente beneficiosas, pero solo si elige fuentes de alta calidad, como la carne de res alimentada con pastura y las gallinas camperas, o pescado saludable, tal como el salmón silvestre de Alaska, anchoas o sardinas.

El Agua Alcalina es Una Solución a Corto Plazo, No Una Solución a Largo Plazo Para el Reflujo

Si bien, no hay duda de que necesita el agua para sobrevivir, el tipo de agua que tome tendrá un impacto significativo en su bienestar. Debido a que el agua alcalina fue combinada con una dieta estilo Mediterránea en el estudio de reflujo presentado, me gustaría abordar este tema.

Lo que es más importante, si padece GERD u otra enfermedad grave causada por el reflujo, me gustaría disipar cualquier idea que pueda tener sobre consumir agua alcalina de forma regular. Simplemente, su cuerpo no podrá controlar el cambio de pH que se producirá si hace tal transición.

Para un alivio ocasional de los síntomas de ardor por reflujo, puede utilizar agua alcalina, debido a que tiene un nivel de pH más alto que el agua potable regular, por lo que esta podría brindar un alivio reconfortante, al neutralizar el ácido en el cuerpo.

Si bien, el agua potable normal tiene un pH neutro de 7, el pH del agua alcalina es de aproximadamente 8 o 9.

En esas ocasiones cuando se presenta una "emergencia", podría elaborar agua alcalina de forma fácil y rápida en casa, simplemente al agregar un chorrito de jugo de limón o lima, o ½ a 1 cucharadita de bicarbonato de sodio, en un vaso de agua filtrada. Los autores de un estudio realizado en 2012, indicaron los efectos beneficiosos del agua alcalina en la enfermedad por reflujo, al señalar que:9

"A diferencia del agua potable convencional, el pH 8.8 del agua alcalina desnaturaliza instantáneamente a la pepsina, lo cual la inactiva de forma permanente. Además, tiene una buena capacidad para amortiguar el ácido. Por lo tanto, consumir agua alcalina podría proporcionar beneficios terapéuticos para pacientes que padecen una enfermedad por reflujo".

De nuevo, destacaría la importancia del agua alcalina como solución temporal, y solo si su reflujo es realmente causado por un exceso de ácido estomacal. La mayoría de las veces, la acidez es la causa de tener cantidades insuficientes de ácido.

Su cuerpo está diseñado naturalmente para lograr un equilibrio y necesita del ácido para digerir los alimentos. Si tiene un nivel bajo de ácido estomacal y mala digestión, no solo absorberá menos cantidad de nutrientes de sus alimentos, sino que también sentará las bases para posibles infecciones bacterianas. (Enseguida encontrará más información sobre este tema).

La conclusión es que consumir diariamente agua que sea demasiado ácida o demasiado alcalina podría ser problemático. Lo que debe hacer es consumir agua pura—que esté limpia y balanceada. Lo ideal es que el pH del agua se encuentre entre 6 y 8.

Con este fin, la opción más económica y ambientalmente racional que puede elegir es comprar e instalar un filtro de agua en su casa. Aún mejor, es posible que pueda obtener su agua potable de un manantial natural alimentado por gravedad--consulte FindaSpring.com10 para saber si hay uno cerca de su hogar.

El agua de manantial no solo es filtrada de forma natural y tiene un pH balanceado, sino que esta "viva" o "estructurada", lo que significa que se cree que tiene importantes beneficios para la salud, más allá de la mera hidratación.

Los PPIs Interfieren Con los Procesos Corporales Naturales Que Involucran la Producción de Ácido

Incluso, aunque su médico le indique que son perfectamente seguros, los PPIs se han relacionado con graves problemas de salud y muerte prematura. Zalvan afirma que este tipo de medicamentos no son necesariamente efectivos para tratar todos los padecimientos de reflujo, al señalar que algunos estudios encuentran que estos medicamentos son inadecuados para hasta el 40 a 80 % de las personas que los toman.11

El principal problema es que los PPIs inhiben la bomba de protones del cuerpo que produce ácido clorhídrico. Contrario a la creencia popular, el exceso de ácido estomacal rara vez es el desencadenante principal de la acidez estomacal e indigestión.

De hecho, la acidez suele ser un indicador de que tiene muy poca cantidad de ácido clorhídrico, lo que significa que si agrega PPIs, solo agravará el problema, al disminuir sus niveles de ácido aún más.

Debido a que el ácido clorhídrico (y la pepsina) son necesarios para descomponer las proteínas en el tracto intestinal, disminuir los niveles de ácido afecta en la capacidad corporal para absorber los nutrientes.

Sin una descomposición adecuada de proteínas, también aumenta el riesgo de disbiosis,12 un desequilibrio en el microbioma intestinal entre las bacterias malas y buenas. Conforme estas moléculas de proteínas sin digerir se fermentan en los intestinos, se convierten en alimento para organismos patógenos como la Candida, C. difficile y Helicobacter pylori (H. pylori).

El Uso de PPIs Podría Ponerle en Riesgo de Infecciones Bacterianas

Un estudio publicado en la revista British Journal of Clinical Pharmacology13,14 indica que utilizar PPIs, así como bloqueadores H2, tales como Pepcid, Tagamet y Zantac, podrían aumentar el riesgo de infecciones intestinales.

Este estudio, en el que participaron aproximadamente 565 000 adultos, descubrió que los participantes que tomaban ciertos medicamentos para la acidez tenían entre 1.7 y 3.7 veces más riesgo de desarrollar infecciones causadas por C. difficile y Campylobacter, debido a que suprimían la producción de ácido estomacal.

Ambas bacterias son potencialmente graves y causan inflamación intestinal y estomacal. Algunos de los síntomas relacionados con estas infecciones incluyen diarrea, cólicos abdominales severos y vómitos. Ambas bacterias podrían convertirse en problemas aún más serios y suponer un riesgo para la vida, especialmente la C. difficile.

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, alrededor de 500 000 de los habitantes en los Estados Unidos se enfermaron por una infección en 2011, y 29 000 de ellos murieron menos de un mes después de recibir el diagnóstico inicial de C. difficile.15

Evidentemente, existen graves riesgos al depender de los PPIs. Aparentemente, la pronta disponibilidad y popularidad de los PPIs nos ha dado la falsa sensación de que son "100 % seguros", indica el Dr. F. Paul Buckley, Director quirúrgico del Centro de Acidez Estomacal y Reflujo Ácido en la Clínica Baylor Scott & White, en Round Rock, Texas. "Aún existe el mito de que estos medicamentos son benignos. Pero eso no es verdad".16

Los PPIs También Están Relacionados Con Un Mayor Riesgo de Demencia

Más allá de las infecciones, la investigación ha vinculado a los PPIs con la demencia, e incluso su uso a corto plazo podría contribuir a que se presenten cambios cognitivos.

Un estudio en el que participaron 60 personas sugirió que estos habían causado alteraciones clínica y estadísticamente significativas en la atención, función de ejecución, memoria visual y laboral y en la planificación, después de solo una semana de utilizarlos.17

De acuerdo con una investigación publicada en JAMA Neurology,18,19,20 las personas mayores de 75 años que tomaban PPIs de forma regular, tuvieron un riesgo 44 % mayor de demencia, en comparación con las que no lo hicieron. Los hombres que utilizaron PPIs tuvieron un mayor riesgo, lo que aumentó en un promedio de 52 % su riesgo de demencia, en comparación con el 42 % que presentaron las mujeres.

Una característica de la demencia es la acumulación de placas beta-amiloides en el cerebro, que provocan inflamación y finalmente destruyen las células cerebrales.

Actualmente, hay una gran cantidad de evidencia científica que sugiere que los PPIs no solo aumentan la producción de placas beta-amiloides en el cerebro, sino que también disminuyen la capacidad corporal para eliminarlas.21,22

Los PPIs Indicados Para Ataques Cardíacos y Otras Enfermedades Graves

El uso de PPIs a largo plazo se ha relacionado con ataques cardíacos y otros padecimientos graves. Si los ha tomado durante un período de tiempo prolongado, debe preguntarle a su médico sobre el posible riesgo relacionado con los siguientes problemas de salud graves:

Enfermedad Renal Crónica. Más de 10 000 participantes fueron monitoreados en un estudio que duró casi 12 años,23 el cual concluyó que el uso de PPIs estaba relacionado con un mayor riesgo de padecer una enfermedad renal crónica.

Muerte por Cualquier Causa. Esta investigación en la que participaron casi 350 000 veteranos de los Estados Unidos durante seis años, indicó que las personas que tomaban PPIs tenían una probabilidad casi 20 % mayor de morir por cualquier causa; cuanto más tiempo los utilice, mayor será su riesgo de muerte prematura.24,25,26,27

Enfermedades cardíacas y ataques cardíacos. Las investigaciones acumuladas a través de un estudio de recopilación de datos,28 en el que participaron casi 3 millones de personas, relacionaron el uso de PPIs a largo plazo con un mayor riesgo de enfermedades cardíacas y ataques cardíacos, aún si no tenían antecedentes de enfermedades cardiovasculares.29,30

En un estudio, los pacientes con GERD que tomaron PPIs tuvieron un riesgo 16 % mayor de ataques cardíacos, y un riesgo doblemente mayor de muerte por padecimientos cardiovasculares.31

Se cree que la razón de este efecto se debe a que estos medicamentos reducen los niveles de óxido nítrico en las paredes de los vasos sanguíneos. El óxido nítrico relaja los vasos sanguíneos, por lo que al reducir sus niveles, los PPIs podrían aumentar el riesgo de tener un ataque cardíaco.

Mayor riesgo de fracturas óseas.32 Un estudio de varios años de duración, que monitoreó a casi 80 000 mujeres posmenopáusicas, indicó que el riesgo de fractura de cadera en las mujeres que habían tomado PPIs de forma regular durante al menos dos años era 35 % mayor, en comparación con las que no los utilizaban. El uso prolongado de PPIs está relacionado con un mayor riesgo de fracturas de cadera.

Deficiencia de vitamina B12. Según un estudio realizado en 2011 y publicado en la Revista de la Asociación Médica Americana,33,34 utilizar medicamentos inhibidores de ácido durante dos o más años podría producir deficiencia de vitamina B12, particularmente entre mujeres y personas más jóvenes que toman dosis más fuertes.

Los autores del estudio indicaron que cuando la deficiencia de vitamina B12 no era atendida, podría originar "demencia, daño neurológico, anemia y otras complicaciones que podrían ser irreversibles".35

10 Remedios Naturales Para Tratar los Problemas Ocasionales de Reflujo

Debido a que los PPIs pueden tener graves efectos perjudiciales para la salud, primero, sería prudente considerar alternativas diferentes a los medicamentos. Enseguida se encuentran 10 remedios naturales que pueden ayudarle a controlar los ataques ocasionales de acidez estomacal, indigestión y otros síntomas menores de reflujo:36,37

Jugo de Aloe Vera

El jugo de la planta de aloe ayuda a reducir la inflamación de forma natural, lo que podría aliviar los síntomas de reflujo ácido. Beba aproximadamente 1/2 taza de jugo de aloe vera antes de sus alimentos. Si quiere evitar su efecto laxante, busque una marca que haya eliminado ese componente.

Vinagre de Sidra de Manzana (Sin procesar ni Filtrar)

Por lo general, el reflujo ácido es causado por tener muy poco ácido en el estómago. Podrá aumentar fácilmente sus niveles de ácido estomacal al tomar una cucharada de vinagre de sidra de manzana sin procesar ni filtrar con un vaso grande de agua.

Astaxantina

Se descubrió que este antioxidante excepcionalmente potente disminuía los síntomas del reflujo ácido en pacientes, en comparación con un placebo, particularmente en las personas con una fuerte infección causada por Helicobacter pylori.38 Los investigadores concluyeron que tomar una dosis diaria de 40 mg era más eficaz para disminuir el reflujo.

Bicarbonato de Sodio

Agregar de media a una cucharadita de bicarbonato de sodio (bicarbonato) en un vaso de ocho onzas de agua podría neutralizar el ácido estomacal y aliviar las quemaduras ocasionadas por el reflujo ácido. Si bien, yo no recomendaría esto como una solución habitual, es un método eficaz para tratar una “emergencia”, cuando se presente un dolor insoportable.

Raíz de Regaliz Desglicirrizado

El regaliz desglicirrizado (DGL, por sus siglas en inglés) también podría ser un método útil porque ayuda a bloquear las prostaglandinas inflamatorias. No obstante, el regaliz debe utilizarse de forma cuidadosa porque contiene el metabolito activo glicirriza, que en dosis altas podría afectar a sus glándulas suprarrenales, causar debilidad muscular o entumecimiento y elevar su presión arterial.

El regaliz está contraindicado si toma diuréticos o laxantes estimulantes. Las mujeres bajo terapia hormonal, que padecen un tipo de cáncer originado por estrógenos, o enfermedades reproductivas, tales como una endometriosis, también deben evitarlo.

Raíz de Jengibre

Se ha descubierto que el jengibre tiene un efecto gastroprotector al bloquear el ácido y al suprimir a la bacteria Helicobacter pylori. Añada dos o tres rebanadas de raíz de jengibre fresco en dos tazas de agua caliente y deje reposar durante algunos minutos. Bébalo alrededor de 20 minutos, antes de comer.

Glutamina

El aminoácido glutamina ha demostrado abordar el daño gastrointestinal causado por H. pylori. Este elemento se puede encontrar en muchos alimentos, incluyendo a la carne de res, pollo, pescado, huevos, productos lácteos y algunas frutas y vegetales. La L-glutamina también se encuentra ampliamente disponible como suplemento.

Papaya (Suplemento de Papaína) o Piña (Suplemento de Bromelina)

La papaya contiene papaína, una enzima útil para descomponer las proteínas y los carbohidratos. La bromelina es una enzima proteolítica que se encuentra en la piña y, al igual que la papaína, ayuda a digerir las proteínas; también promueve la actividad antiinflamatoria y ayuda a mantener los movimientos intestinales regulares.

Olmo Resbaladizo

El olmo resbaladizo cubre y alivia la boca, garganta, estómago e intestinos, y contiene antioxidantes que pueden ayudar a abordar las enfermedades inflamatorias intestinales. Es útil para incrementar la secreción de mucosidad, que protege el tracto gastrointestinal contra las úlceras y el exceso de acidez, debido a que estimula las terminales nerviosas en el tracto gastrointestinal.

Vitamina D

La vitamina D es crucialmente importante para su salud intestinal. Una vez que sus niveles de vitamina D se encuentran optimizados, también optimizara la producción de alrededor de 200 péptidos antimicrobianos que ayudarán a que su cuerpo pueda erradicar cualquier tipo de infección intestinal.

Platique con Su Médico Sobre Cómo Dejar de Tomar PPIs

Si actualmente toma PPIs para controlar el reflujo, este artículo debería ser una llamada de atención para que considere el daño que podría causarle a su cuerpo y salud. Los riesgos son reales, especialmente si planea tomar PPIs a largo plazo.

Por lo menos, espero que esta información le haya animado a considerar la posibilidad de realizar cambios en su alimentación para sanar su intestino y restablecer el equilibrio natural de ácido en su cuerpo.

Además de ayudarse a sí mismo, posiblemente deba compartir este artículo con amigos o familiares que también tengan problemas de reflujo. Una vez que se comprometa a realizar estos cambios, consulte con su médico sobre como interrumpir su consumo de PPIs. Debido a que probablemente su cuerpo se ha vuelto dependiente de este medicamento, tendrá que dejar de tomarlo con mucho cuidado.

Dejar de utilizarlos de forma imprevista podría ocasionar un efecto de rebote severo conocido como hipersecreción ácida de rebote. Para evitarlo, debe dejar de tomar gradualmente los PPIs. Comience por reducir la dosis que toma, mientras que implementa las modificaciones de estilo de vida sugeridas.

Una vez que llegue a la dosis más baja de PPIs, podría comenzar a sustituirlos por un bloqueador H2 de venta libre, tal como Tagamet, Cimetidina, Zantac o Ranitidina. Luego, debe dejar de tomar paulatinamente el bloqueador H2, en las siguientes semanas.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1, 11 Time September 7, 2017
  • 2 Healthline, GERD by the Numbers: Facts, Statistics & You
  • 3 WebMD November 1, 2016
  • 4 Journal of the American Medical Association Otolaryngology – Head & Neck Surgery September 7, 2017; doi:10.1001/jamaoto.2017.1454
  • 5 Journal of the American Medical Association Internal Medicine July 2015; 175(7): 1094-1103
  • 6 Reuters May 11, 2015
  • 7 Scientific American May 11, 2015
  • 8 Market Watch May 12, 2015
  • 9 Annals of Otology Rhinology and Laryngology July 2012; 121(7): 431-4
  • 10 FindaSpring.com
  • 12 Nourish Holistic Nutrition January 25, 2017
  • 13 British Journal of Clinical Pharmacology January 5, 2017; 83: 1298–1308
  • 14, 16 HealthDay, January 5, 2017
  • 15 U.S. Centers for Disease Control and Prevention February 25, 2015
  • 17 Alzheimer's Research & Therapy December 27, 2015; 7: 79
  • 18 JAMA Neurology April 2016; 4(73): 410-416
  • 19 New York Times February 17, 2016
  • 20 Time February 16, 2016
  • 21 PLOS One March 8, 2013; 8(3): e58837
  • 22 Frontiers in Aging Neuroscience February 12, 2016; 8:18
  • 23 The Journal of the American Medical Association February 2016; 176(2): 238-246
  • 24 BMJ Open July 2017; 7(6): e015735
  • 25 Medical News Today July 4, 2017
  • 26 New York Times July 5, 2017
  • 27 Time July 5, 2017
  • 28 PLOS ONE December 27, 2013; 8(12): e84890
  • 29 PLOS One June 10, 2015; 10(6): e0124653
  • 30 New York Times June 10, 2015
  • 31 Scientific American June 10, 2015
  • 32 BMJ January 31, 2012; 344: e372
  • 33, 35 Journal of the American Medical Association December 11, 2013; 310(22): 2435-2442
  • 34 WebMD December 10, 2013
  • 36 Health January 25, 2016
  • 37 Everyday Roots, 15 Natural Remedies for Heartburn & Severe Acid Reflux
  • 38 Phytomedicine June 2008; 15(6-7): 391-9