Por favor ingrese el término de búsqueda

Acuda con un Dentista Que No Utilice Mercurio

Enero 23, 2018

Historia en Breve

  • Aproximadamente la mitad del total de los dentistas en los Estados Unidos aun utiliza amalgamas de "plata", en las cuales, el 50 % está realmente constituido por mercurio, no plata
  • El mercurio es el más volátil y tóxico de los metales pesados, y los vapores liberados al masticar o cepillarse representan un peligro evidente y tangible para la salud, especialmente para el cerebro y los riñones
  • Europa ha prohibido el uso de empastes de amalgama en mujeres embarazadas o que están lactando, y en niños menores de 15 años de edad. Esta ley entrará en vigor el 1 de julio de 2018
  • A pesar de los esfuerzos para que la FDA de los Estados Unidos aplique la ley de la Convención de Minamata sobre el mercurio, que establece que deben tomarse medidas proactivas para eliminar el uso del mercurio dental, la agencia continúa alentando el uso de amalgamas, incluso en niños
  • No deje pasar otro año sin buscar a un dentista calificado que no utilice mercurio. También, debe revisar su póliza de seguro dental; si esta no cubre totalmente los empastes sin mercurio en todos los dientes, debe saber cómo poder contraatacar

30 Tips para Ayudarle a Tomar Control de Su Salud

Este artículo es parte de la Guía de 30 Tips para Ayudar a Revolucionar Su Salud. Cada día del mes descubra un nuevo consejo diseñado para ayudarle a tomar control de su salud. Para ver la lista completa de clic aquí.

Por el Dr. Mercola

Aproximadamente la mitad del total de los dentistas en los Estados Unidos aun utiliza amalgamas dentales, que consiste en un 50 % de mercurio combinado con plata, estaño, cobre y otros oligoelementos.

El mercurio es el más volátil y tóxico de los metales pesados, y los vapores que se liberan al masticar o cepillarse representan un peligro evidente y tangible para la salud, especialmente para el cerebro y los riñones, ya que el mercurio es una neurotoxina y nefrotoxina. Además, es tóxico para el sistema reproductivo.

Ahora, Europa ha establecido un antecedente para el resto del mundo, al prohibir el uso de empastes de amalgama en mujeres embarazadas o que están lactando, y niños menores de 15 años de edad. La ley entra en vigor el 1 de julio del presente año y se aplicará en toda la Unión Europea (UE)1 –28 países en total, con una población total de más de 500 millones de personas.

Ha tomado años para lograr esta prohibición, pero ha valido la pena. En Europa, millones de niños nunca estarán expuestos al mercurio dental, como resultado de esta victoria. Hasta el momento, en los Estados Unidos, los niños no han tenido tanta suerte.

A pesar de los grandes esfuerzos para lograr que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos haga cumplir la ley de la Convención de Minamata sobre el mercurio, que establece que todos los países signatarios deben tomar medidas proactivas para eliminar gradualmente el uso de mercurio dental, la agencia aún continúa alentando el uso de amalgamas, incluso en niños.

Convierta el Concepto Libre de Mercurio en Un Requisito Obligatorio

Los dentistas de los Estados Unidos y en otros lugares que son lo suficientemente imprudentes como para aplicar amalgamas, lo hacen principalmente por razones financieras. Es una forma rápida y fácil de obtener ganancias, y el daño en los dientes que las amalgamas producen a largo plazo asegura que los clientes vuelvan a requerir este servicio.

Consumers for Dental Choice, que ha pasado las últimas dos décadas abogando por la eliminación completa del mercurio en la odontología, ha ayudado a cambiar radicalmente las reglas del juego en favor de los consumidores que desean una odontología sin mercurio.

Si aún no ha hecho este cambio, considere hacerlo inmediatamente. No deje pasar otro año sin encontrar un dentista calificado que no utilice mercurio. Al hacerlo no solo protegerá su propia salud; también impulsará a toda la industria de la odontología a acercarse más al objetivo en el que absolutamente nadie tendrá mercurio tóxico implantado en sus dientes.

Al negarse a trabajar con dentistas que aun utilizan este veneno pernicioso, se verán obligados a "actualizarse" y dejar de utilizar mercurio, o renunciar a ejercer su profesión.

Las empresas de seguros y los programas gubernamentales también se verán obligados a actualizar sus políticas. En la actualidad, los indemnizadores de terceros continúan promoviendo el uso de amalgamas y representan una importante barrera para la odontología libre de mercurio en Norteamérica.

Simplemente, esto debe acabar, y el rechazo del consumidor hacia las amalgamas podría ser la forma más rápida para impulsar este cambio.

Verifique Su Póliza de Seguro

¿Sabía que, en los Estados Unidos, es más probable que se le aplique una amalgama de mercurio si tiene seguro dental, que si no cuenta con uno? La razón de esto es porque, muchas empresas de seguros privadas no cubren los empastes sin mercurio para todos los dientes.

Incluso, si afirman cubrir los rellenos combinados o de resina, siempre encontrará escondido en las letras pequeñas que, a menudo, el plan no cubre los empastes sin mercurio en los dientes posteriores (los que se encuentran en la parte de atrás). Si desea un relleno combinado, tendrá que pagar de su bolsillo, aunque tenga seguro.

Alternativamente, algunos de los planes que sí pagan por empastes combinados en dientes molares solo los cubren hasta el costo de una amalgama, lo que significa que tendrá que pagar la diferencia.

Además, muchos planes contienen una cláusula de "tratamiento alternativo menos costoso" (LEAT, por sus siglas en inglés), que establece que el plan solo cubrirá la alternativa de tratamiento menos costosa--independientemente de cuán inapropiada pueda ser esa alternativa. Sin duda, los empastes de mercurio ya no son adecuados por diversas razones.

Por si fuera poco, muchas pólizas de seguro no cubren la eliminación de amalgamas antiguas y el reemplazo con empastes combinados, aun si su dentista cree que este es el mejor tratamiento.

El resultado final es que, a menudo, los planes de seguro orillan a los consumidores a elegir a los dentistas que son partidarios de utilizar mercurio, quienes ejercen su profesión bajo el infame lema de "perforar, llenar y cobrar"--y esto los convierte en clientes cautivos.

Los Programas Gubernamentales Fuerzan la Aplicación de Amalgamas en los Desfavorecidos

Muchos programas gubernamentales estatales y federales--incluyendo a programas dentales escolares y Medicaid, Servicio de Salud Para Indígenas Estadounidenses (IHS, por sus siglas en inglés), Buró Federal de Prisiones, Departamento de Defensa y el Departamento de Asuntos de los Veteranos--también promueven ampliamente la aplicación de amalgamas.

Solo por poner un ejemplo indignante, el 1 de marzo de 2015, el Departamento de Servicios Sociales de Connecticut emitió un boletín para proveedores de servicios, que les informaba a los dentistas que "Medicaid no pagaría las restauraciones combinadas en las muelas, independientemente de si tal servicio profesional se comercializa a sí mismo como 'libre de amalgamas'".

Esta nueva regla no solo promovió un mayor uso de amalgamas--en personas que generalmente no pueden pagar una opción alternativa--¡sino que también prohibió que los dentistas que no utilizaban amalgamas participaran en el programa estatal de Medicaid!

Además, el IHS demuestra que hay una aplicación desproporcionada de amalgamas en minorías y personas de color, por parte del gobierno federal.

Un estudio realizado en 2011 encontró que las amalgamas dentales se utilizaban en el 73 % de las restauraciones dentales en pacientes de "otras" razas--definidos como Nativos de Alaska/Asiáticos/de las islas del Pacífico/Indígenas Americanos--de los cuales muchos reciben servicios de IHS.

En comparación, las amalgamas dentales se utilizan en el 51 % de las restauraciones en pacientes caucásicos. Incluso, el Congreso Nacional de Nativos Americanos adoptó una resolución que pedía la eliminación de la aplicación de amalgamas en las reservas indígenas, pero 200 años de historia continúan; a pesar de un tratado tras otro, el gobierno de los Estados Unidos ignora los deseos de los nativos americanos.

Los Problemas Causados Por los Rellenos de Mercurio Protegidos Por los Seguros y el Gobierno

Al promover el uso de las amalgamas y negarse a pagar los empastes sin mercurio, estos indemnizadores de terceros:

Incrementan la exposición al mercurio. Las amalgamas dentales liberan vapores de mercurio neurotóxico en el cuerpo. Los niños, nonatos e hipersensibles son especialmente vulnerables a sus efectos tóxicos. Al promover las amalgamas, incluso las personas más vulnerables están en riesgo de una mayor exposición al mercurio.

Las amalgamas dentales también contaminan los consultorios dentales con mercurio, no solo al exponer al paciente por sí solo al mercurio, sino también a los dentistas, higienistas dentales, asistentes dentales y al personal de recepción del consultorio.

Debido a esta exposición constante, se ha descubierto que los profesionales dentales—entre los cuales muchos son mujeres en edad fértil--tienen niveles sistémicos de mercurio más altos que la población en general.

Disminuyen la calidad de los servicios de atención dental. Como si la exposición al mercurio no fuera ya una situación lo suficientemente mala, tal como una mezcla pre-Guerra Civil, la amalgama requiere la eliminación del tejido dental sano, debilita la estructura del diente y fractura los dientes, lo que, posteriormente, origina gastos dentales más elevados.

Cuando los indemnizadores de terceros promueven el uso de amalgamas, disminuyen la calidad en los servicios de atención en la salud oral.

Agravan la contaminación por mercurio. Las amalgamas dentales son la mayor fuente de mercurio en los Estados Unidos. La mayor parte de este mercurio, alrededor de 28.5 toneladas métricas anuales, terminan contaminando nuestros suelos, agua y aire.

Una vez que el mercurio elemental de la amalgama llega al medio ambiente, puede convertirse en metilmercurio, el cual contamina los bancos de peces.

La contaminación por mercurio podría causar padecimientos neurológicos severos y permanentes, especialmente en los niños y nonatos, cuyo cerebro y sistema nervioso aún se encuentran en desarrollo. Cuando los indemnizadores de terceros promueven el uso de amalgamas, apoyan y ayudan a agravar la contaminación por mercurio.

Limitan el acceso a los servicios de atención dental. Las encuestas demuestran que entre el 32 y 52 % de los dentistas en los Estados Unidos no utilizan mercurio, y la cantidad de dentistas que continúan aplicando amalgamas ha disminuido constantemente. Sin embargo, los seguros no se encuentran actualizados con respecto a los dentistas.

Al no cubrir por completo los empastes sin mercurio, los indemnizadores de terceros limitan la cantidad de dentistas a los que pueden acudir sus clientes y obtienen el máximo beneficio de sus pólizas.

Interfieren con la autonomía del paciente. El derecho de cada paciente a tomar decisiones sobre su propio cuerpo--incluyendo el material de relleno que se implanta en sus dientes--está consagrado en las leyes, políticas y resoluciones en todo el mundo. Cuando los indemnizadores de terceros promueven el uso de amalgamas, interfieren con el derecho de elegir de los pacientes.

Tome Medidas--Encuentre Un Dentista Que No Utilice Mercurio y Rechace los Planes de Seguros Que Se Nieguen a Cubrirlo

En un mundo lógico, el seguro cubriría solamente los empastes sin mercurio, y no pagaría ni un centavo por las amalgamas, si consideraramos sus efectos adversos sobre los dientes y la salud en general. De hecho, los expertos alrededor del mundo coinciden en que los seguros dentales deben actualizarse y promover el uso de empastes sin mercurio en vez de amalgamas.

Esto incluye al Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, que ha declarado que:2

"Tradicionalmente, muchas empresas de seguros solo cubrían el costo de los empastes de amalgamas, por razones de precios marginales. Sin embargo, la carga del costo ambiental a largo plazo no se refleja en estas diferencias de precios".

La Organización Mundial de la Salud también ha declarado que "los sistemas de pagos a terceros existentes o planificados deben considerar esquemas de reembolso que incluyan los servicios de atención dental que utilicen materiales alternativos a las amalgamas dentales".

Ahora que aproximadamente la mitad de los odontólogos en los Estados Unidos no utilizan mercurio, Consumers for Dental Choice ha cambiado su enfoque de la oferta por la demanda, y la demanda de los consumidores por una odontología libre de mercurio es frenada principalmente por las empresas de seguros y otros indemnizadores de terceros, que ordenan que continúe la aplicación de amalgamas.

Es el momento de transmitir este mensaje de concientización, de que los consumidores ya no tolerarán el uso de amalgamas con mercurio, y no se conformarán con los programas y planes de seguros que exigen aplicar amalgamas. Para participar:

1. Verifique los detalles de su póliza de seguro dental. Si esta cubre completamente la aplicación de amalgamas, mientras que limita o niega la cobertura de empastes libres de mercurio, registre sus objeciones a través de este formato en línea fácil de llenar, que luego puede enviar por correo electrónico a su empresa de seguros.

Visite el sitio web "Demand Your Choice" de Consumer for Dental Choice, para encontrar detalles y herramientas adicionales que le ayuden a oponerse a las políticas a favor del mercurio de la empresa que le brinda el servicio de seguros.

2. Luego, busque otro plan o empresa de seguros que pague los rellenos libres de mercurio en todos los dientes, sin excepciones o cláusulas LEAT.

3. Si su dentista actual continua utilizando mercurio en su clínica profesional--incluso si también proporciona opciones sin mercurio, busque un dentista que le ofrezca empastes sin mercurio a todos los pacientes. Y asegúrese de informarle a su dentista la razón por la que buscará otra opción.

Nuevamente, la razón de esto es porque los dentistas que aun aplican amalgamas terminan haciéndolo en personas que rara vez tienen otra opción, ya sea porque no pueden pagar la diferencia o porque su programa estatal o gubernamental dictamina que solo pueden recibir las opciones con mercurio.

Esta práctica desleal debe terminar, y mientras más rápido logremos que todos los dentistas dejen de utilizar mercurio por completo, más pronto serán obligados a cambiar estos programas. Por lo tanto, seleccionar un dentista que no utilice mercurio por completo es una elección altruista de su parte, lo que ayudará a las personas cuyas voces son frecuentemente ignoradas.

4. Si tiene empastes de mercurio, asegúrese de consultarlo con un dentista biológico que esté capacitado para extraer estas amalgamas de manera segura (vea los recursos en seguida).

5. Por último, difunda este mensaje y exhorte a su familia y amigos a desafiar las políticas tóxicas de las empresas de seguros, y también a cambiar de elección y acudir con un dentista que no utilice mercurio.

Articulo Anterior¿Acaso las moras azules fermentadas podrían ser el tónico más poderoso? Siguiente ArticuloLos Pesticidas Se Encuentran en el 85 % de los Vegetales y Frutas

[+] Fuentes y Referencias [-] Fuentes y Referencias

  • 1 EEB.org December 8, 2016 (PDF
  • 2 Mercuryfreedentistry.net, Modify Insurance and Government Programs