Nuevas Revelaciones Sobre el Vínculo Entre la Función Inmunológica y el Sueño

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Febrero 01, 2018 | 8,913 vistas

Historia en Breve

  • Investigaciones recientes demuestran que la privación del sueño tiene el mismo efecto en el sistema inmunológico que el estrés físico o las enfermedades, por lo que es posible que no se sienta bien después de una noche de insomnio
  • Estudios relacionados han descubierto una acción clave en la forma en que el sistema inmunológico estimula la inflamación en el cuerpo. Al estudiar cómo los neutrófilos—las células inmunológicas que defienden contra las infecciones bacterianas y producen inflamación--se adhieren a los vasos sanguíneos, los investigadores esperan desarrollar tratamientos basados en la modulación o bloqueo de una de las fases de la cascada de adhesión para reducir la captación de neutrófilos
  • Los investigadores han revelado cómo los glóbulos blancos se trasladan a las áreas donde se encuentra la infección, y entender los detalles moleculares de estos procesos podría proporcionar una profunda comprensión sobre cómo nuestros cuerpos responden a la inflamación, y ayudar al desarrollo de tratamientos farmacológicos para controlar el sistema inmunológico
  • Es improbable que los tratamientos farmacológicos que activan o desactivan al sistema inmunológico promuevan una salud óptima, ya que dicha manipulación artificial podría provocar fácilmente una cascada de efectos secundarios perjudiciales. Hay una conexión cada vez más evidente entre el sueño, función inmunológica y la salud
  • Las elecciones de estilo de vida tales como la alimentación, actividad física y cantidad de horas adecuadas de sueño, podrían tener un profundo impacto en la salud, ya que equilibran y armonizan al cuerpo, lo que le permite funcionar de manera óptima--sin recurrir a medicamentos para intentar forzar artificialmente al cuerpo a seguir un patrón de respuesta antinatural

Por el Dr. Mercola

¿Alguna vez se ha sentido físicamente mal debido a una noche de insomnio?

Si es así, hay una razón perfectamente natural para que esto ocurra. Una investigación reciente, publicada en la revista Sleep, informa que la falta de sueño tiene el mismo efecto en el sistema inmunológico que el estrés físico.1

Los investigadores midieron el recuento de glóbulos blancos en 15 personas, quienes permanecieron despiertas durante 29 horas seguidas, y descubrieron que el recuento de células sanguíneas se elevaba durante el período de privación del sueño. Ese es el mismo tipo de respuesta que normalmente se observa cuando se encuentra enfermo o estresado.

En pocas palabras, ya sea que esté físicamente estresado, enfermo o privado de sueño, su sistema inmunológico se vuelve hiperactivo y comienza a producir glóbulos blancos, que es la primera línea de defensa del cuerpo, contra los invasores externos, tales como los agentes infecciosos. Por lo general, tener niveles elevados de glóbulos blancos es un signo de enfermedad.

Entonces, su cuerpo reacciona a la privación del sueño de la misma forma que lo hace con las enfermedades.

De acuerdo con Science Daily:2

"Las investigaciones futuras revelarán los mecanismos moleculares detrás de esta respuesta inmediata al estrés, y esclarecerá su rol en el desarrollo de enfermedades relacionadas con la privación crónica del sueño", indicó Katrin Ackermann, Ph.D., autora principal del estudio.

"Si esto se confirma con más información, tendrá implicaciones en la práctica clínica y las profesiones relacionadas con la privación del sueño a largo plazo, tal como el trabajo en rotación de turnos".

¿Cómo el Sistema Inmunológico Activa la Respuesta Inflamatoria?

Una investigación relacionada, y publicada en la revista Nature,3 afirma haber descubierto una "acción clave" en la forma en que el sistema inmunológico acciona la inflamación corporal.

El estudio se enfocó en los neutrófilos—las células inmunológicas que defienden contra las infecciones bacterianas y desencadenan la inflamación--y cómo se adhieren a los vasos sanguíneos.

De acuerdo con Medical News Today:4

"De acuerdo con el [investigador principal] Dr. Ley, cuando el flujo sanguíneo es extremadamente rápido, los neutrófilos se adhieren a las paredes de los vasos sanguíneos por medio de una especie de brazo o protrusión celular. En el estudio... utilizan una técnica novedosa de imaginología... para observar y fotografiar el proceso de adhesión de los neutrófilos...

Los neutrófilos se mueven a través del torrente sanguíneo por medio de la corriente sanguínea para combatir las infecciones, pero para ello, deben viajar a través de las paredes de los vasos sanguíneos hacia las áreas donde se encuentra la inflamación, infección o lesión.

El Dr. Ley y su equipo se enfocaron en cómo los neutrófilos se adherían a las paredes de los vasos sanguíneos, en vez de salir de los mismos.

El Dr. Ley dijo: "Esto es importante porque brinda la oportunidad de desarrollar nuevos tratamientos basados ​​en la modulación o bloqueo de una de las fases en la cascada de adhesión".

Los resultados de los estudios previos han demostrado que bloquear solo una de las fases podría disminuir significativamente la captación de neutrófilos... Cuando hay un área con inflamación en el cuerpo, el flujo sanguíneo aumenta, porque la sangre transporta las células inmunológicas al área para promover la curación.

Aunque la inflamación es parte normal del proceso de curación, no es algo deseable en ciertas enfermedades".

Los Investigadores Están Cada Vez Más Cerca de Comprender Cómo las Proteínas Regulan al Sistema Inmunológico

Mientras tanto, los investigadores de la Universidad de Calgary han revelado cómo los glóbulos blancos se mueven a las áreas de infección dentro del cuerpo. Este estudio fue publicado en la edición de junio de la revista Journal of Biological Chemistry.5 Hay dos proteínas involucradas en este proceso, L-selectina y calmodulina.

La primera, L-selectina, se encuentra dentro de la membrana misma de los glóbulos blancos. Su acción es descrita como la de un velcro, ya que se adhiere al glóbulo blanco por medio de la pared del vaso sanguíneo.

Una vez que la célula llega a su destino--es decir, el área donde se encuentra la inflamación--la proteína calmodulina se involucra en el proceso para eliminar a la proteína L-selectina, lo que le permite ingresar al tejido inflamado.

Según explicó Medical News:6

"En 1998, los biólogos celulares se percataron de que la calmodulina regulaba negativamente el proceso de eliminación de L-selectina", indicó Jessica Gifford, estudiante de doctorado, supervisada por Hans Vogel. "Sabían que la calmodulina realizaba esta función, pero no sabían cómo".

Por medio de poderosos imanes y una técnica llamada espectroscopía de resonancia magnética nuclear (NMR, por sus siglas en inglés), Gifford y Vogel determinaron la estructura molecular de la interacción entre las dos proteínas, lo que proporcionó una importante percepción a nivel molecular de cómo la calmodulina controlaba la eliminación de L-selectina.

"Comprender los detalles moleculares de estos procesos nos ayudará a entender cómo nuestros cuerpos responden a la inflamación", indicó Gifford, "y poder entenderlo es el primer paso para crear tratamientos farmacológicos con el fin de controlar el sistema inmunológico, ya sea para activarlo o desactivarlo.

Hay un creciente interés en las terapias con medicamentos para ayudar a regular el sistema inmunológico", indicó Gifford.

"Muchos de los problemas que las personas padecen se deben a que tienen sistemas inmunológicos hiperactivos", indica. "Al comprender la actividad de los glóbulos blancos, entonces tal vez podamos evitar que lleguen allí cuando no son necesarios".

Por supuesto que, este tipo de investigación casi siempre está orientada hacia el desarrollo de un tratamiento farmacológico, pero es importante recordar que el cuerpo posee la sabiduría innata para "hacer lo correcto" o funcionar adecuada y apropiadamente, siempre que se le dé la oportunidad.

Es improbable que suspender la acción del sistema inmunológico para realizar sus funciones innatas pueda promover una salud óptima...

Si su sistema inmunológico es hiperactivo, ¿acaso no sería más lógico alterar su estilo de vida para eliminar el estrés que desencadena este modo hiperactivo?

La conexión entre los patrones de sueño, función inmunológica y la salud es cada vez más evidente.

Las elecciones de estilo de vida, tales como la alimentación, actividad física y cantidad de horas adecuadas de sueño, podrían tener un profundo impacto en la salud, ya que reequilibran y armonizan al cuerpo, lo que podría permitirle funcionar de manera óptima, sin recurrir a medicamentos para intentar forzar artificialmente al cuerpo a seguir un patrón de respuesta antinatural.

Otro Importante Agente Que Contribuye al Desarrollo y Equilibrio del Sistema Inmunológico

Una de las influencias más poderosas para optimizar el sistema inmunológico es el equilibrio de los organismos intestinales beneficiosos y causantes de enfermedades. Al eliminar los azúcares y alimentos procesados, podría ayudar a reducir radicalmente la cantidad de levaduras patógenas, hongos, virus y bacterias.

Al incluir alimentos fermentados repletos de bacterias beneficiosas que producen ácido láctico, podría mejorar radicalmente el estado de su microbioma intestinal.

Si no consume alimentos fermentados, lo más probable es que necesite suplementar con probióticos de forma regular, en especial si consume gran cantidad de alimentos procesados. Como explicó la Dra. Natasha Campbell-McBride en un artículo anterior:

"De forma paralela a los microbios beneficiosos en un intestino saludable, los científicos han encontrado miles de diferentes especies de microbios totalmente patógenos causantes de enfermedades: bacterias, virus, hongos y otros tipos de microbios.

Pero, mientras haya una predominación de bacterias intestinales benéficas, estas mantendrán bajo control a todos las bacterias patógenas... Las mantendrán en colonias pequeñas y no les permitirán proliferar".

La Dra. Campbell-McBride ha desarrollado el Protocolo Nutricional del Síndrome del Intestino y la Psicología (GAPS, por sus siglas en inglés), diseñado para restaurar la integridad del revestimiento intestinal y para ayudarle a recuperar la salud.

"Nuestro sistema digestivo está cubierto por células muy especializadas, que se llaman enterocitos. Estas pequeñas células solo viven unos cuantos días", explica la Dra. McBride. "Viven entre dos y tres días. Luego... mueren, se desprenden y son reemplazadas por enterocitos nuevos y saludables.

El proceso de regeneración celular del revestimiento intestinal es un proceso muy activo.

...Tenemos una verdadera oportunidad de sanar y sellar nuestro revestimiento intestinal dañado gracias a este maravilloso proceso de regeneración celular. Pero el truco consiste en que, para que su cuerpo pueda producir estos nuevos enterocitos saludables y funcionales, se necesitan dos factores.

Primero, necesita componentes esenciales, porque son elaborados de ciertos nutrientes (proteínas, ciertas grasas, vitaminas, enzimas y otras moléculas activas)... Segundo, necesita que todo el proceso sea organizado por los microbios benéficos de su sistema digestivo; por un microbioma intestinal sano y beneficioso".

Las personas que padecen el Síndrome del Intestino y la Psicología/Síndrome del Intestino y la Fisiología (GAPS) no manifiestan ninguno de esos factores.

Se quedaron sin compuestos esenciales a causa de una nutrición inadecuada, lo que impide la proliferación de enterocitos nuevos y saludables, y su revestimiento intestinal está sobrepoblado con bacterias patógenas, virus, hongos, gusanos, protozoos y otros microbios patógenos.

Como resultado, los microbios beneficiosos son prácticamente inexistentes, y el equilibrio entre las bacterias buenas y malas está dramáticamente desproporcionado, lo que puede diezmar su sistema inmunológico y ocasionar una amplia variedad de padecimientos, incluyendo enfermedades inmunológicas.

Cómo Influye el Sueño en Su Salud Física

Desafortunadamente, el sueño es uno de los factores más ignorados para promover una función inmunológica y salud óptimas. Pero no debe equivocarse al respecto, si no duerme adecuadamente, puede ser difícil alcanzar un estado de salud óptimo, inclusive si se alimenta bien y hace ejercicio (aunque es posible que estos factores mejoren su capacidad para dormir mejor).

Además de que la falta de sueño afecta directamente su función inmunológica, otra explicación de porqué podría ocasionar efectos perjudiciales tan variados en la salud es que, el sistema circadiano "controla" el ritmo de la actividad biológica a nivel celular. Por lo tanto, los trastornos tienden a manifestarse en cascada por todo el cuerpo.

Por ejemplo, además de perjudicar la función inmunológica y aumentar el riesgo de cáncer, el sueño interrumpido o la falta de sueño también podrían:

Aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas.

Dañar el cerebro al impedir la producción de nuevas células.

La falta de sueño podría incrementar los niveles de corticosterona (una hormona del estrés), lo que podría ocasionar una menor producción de células cerebrales nuevas en el hipocampo.

Agravar o hacer que sea más susceptible a las úlceras estomacales.

Contribuir a un estado prediabético, haciéndole sentir hambre aun cuando ya comió, lo que podría causar estragos en su peso.

Mayor presión sanguínea.

Contribuir al envejecimiento prematuro, al interferir en la producción de la hormona del crecimiento.

Por lo regular, esta es liberada por la glándula pituitaria durante la fase del sueño profundo (y al hacer ciertos tipos de ejercicio, tal como el entrenamiento en intervalos de alta intensidad).

Agravar el estreñimiento.

Aumentar el riesgo de morir por alguna causa.

Además, la falta de sueño puede agravar aún más las enfermedades crónicas, tales como:

Enfermedad de Parkinson

Enfermedad de Alzheimer

Esclerosis Múltiple (MS)

Trastornos del tracto gastrointestinal

Enfermedad renal

Problemas de conducta en los niños

Cómo Optimizar Sus Horas de Sueño

A continuación se encuentra media docena de mis principales recomendaciones para poder dormir mejor. Para obtener una guía completa sobre el sueño, consulte mi artículo, 33 Secretos Para Dormir Bien Durante la Noche.

Evite mirar la televisión o usar la computadora por la noche--o al menos alrededor de una hora antes de dormir--ya que este tipo de tecnología podría tener un impacto significativamente perjudicial en su sueño.

Las pantallas de TV y computadoras emiten luz azul; casi idéntica a la luz a la que está expuesto al aire libre, durante el día. Esto engaña a su cerebro para que piense que aún es de día, y por lo tanto desactiva la secreción de melatonina.

En circunstancias normales, su cerebro comenzaría a secretar melatonina entre las 9 o 10 p.m., lo cual le haría sentir somnoliento. Interrumpir este ciclo de secreción natural, debido a la excesiva exposición a la luz después del anochecer, podría ocasionar insomnio.

Duerma en oscuridad total o un entorno que sea lo más similar posible. Incluso la más mínima luz en la habitación podría interrumpir su reloj interno y la producción de melatonina y serotonina de la glándula pineal. Así que, debe cerrar la puerta de su habitación y eliminar todas las luces nocturnas.

Evite encender cualquier luz durante la noche, incluso cuando se levante para ir al baño, y cubra su radio despertador. Asegúrese de cubrir las ventanas--le recomiendo utilizar persianas o cortinas de bloqueo.

Mantenga su habitación a una temperatura que no sea superior a 70 °F. Muchas personas mantienen sus casas demasiado cálidas y en especial las habitaciones de los pisos superiores. Los estudios demuestran que el estado óptimo para dormir es una temperatura ambiente de 60 a 68 grados. Tener una habitación con una temperatura más fría o caliente podría ocasionar un sueño inquieto.

Esto se debe a que cuando duerme, la temperatura interna del cuerpo disminuye a su nivel más bajo, en general, aproximadamente cuatro horas después de conciliar el sueño. Los científicos creen que tener un dormitorio más fresco podría ser más propicio para dormir, ya que imita la disminución natural de la temperatura corporal.

Tome un baño caliente entre 90 y 120 minutos antes de dormir. Esto elevará la temperatura corporal de la zona core, y cuando salga del baño, ésta disminuirá abruptamente, lo que le indicará al cuerpo que está listo para dormir.

Busque en su habitación fuentes de campos electromagnéticos (EMFs, por sus siglas en inglés). Estos podrían alterar la glándula pineal, así como la producción de melatonina y serotonina, y también podrían tener otros efectos negativos.

Para hacerlo, necesita un medidor de Gauss. Puede encontrar varios modelos en línea, desde alrededor de $ 50 a $ 200 dólares. Incluso, algunos expertos recomiendan apagar el interruptor de circuitos antes de dormir, para desactivar toda la energía de la casa.

Aleje el despertador y otros dispositivos eléctricos de su cama. Si necesita utilizar estos dispositivos, manténgalos lo más lejos posible de su cama, de preferencia al menos a tres pies de distancia.

Al menos esto servirá de dos formas; en primer lugar, podría sentirse estresado al ver la hora cuando no puede conciliar el sueño o al despertar a mitad de la noche; y en segundo lugar, el brillo del radio despertador podría ser suficiente como para suprimir la producción de melatonina e interferir en sus horas de sueño.

Idealmente, los teléfonos celulares, teléfonos inalámbricos y dispositivos de carga, deben mantenerse a tres habitaciones de distancia de su dormitorio para evitar estos EMFs perjudiciales.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 SLEEP 2012;35(7):933-940
  • 2 Science Daily July 1, 2012
  • 3 Nature (2012) doi:10.1038/nature11248
  • 4 Medical News Today July 5, 2012
  • 5 Journal of Biological Chemistry June 18, 2012 doi: 10.1074/jbc.M112.373373
  • 6 Medical News Today July 5, 2012