Los alimentos ultraprocesados y contaminados con plásticos son perjudiciales para la salud

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Febrero 28, 2018 | 31,562 vistas

Historia en Breve

  • Los peligros de consumir azúcar en exceso son bien conocidos, y fueron aceptados oficialmente en las directrices alimenticias 2015-2020 de los Estados Unidos; las cuales recomiendan limitar el consumo de azúcares añadidos a un máximo de 10 % de las calorías diarias
  • En los Estados Unidos, el 60 % de los alimentos procesados que consumen los habitantes consiste en alimentos ultraprocesados y estos representan el 90 % del consumo de azúcar añadido
  • Algunos ejemplos de alimentos ultraprocesados incluyen los cereales para el desayuno, pizza, nuggets de pollo, sodas, papas fritas, snacks salados/dulces/apetitosos, productos horneados envasados, alimentos congelados para microondas, sopas instantáneas y salsas
  • Los estudios han resaltado los riesgos de los tipos de alimentación procesados con alto contenido de azúcar, lo que demuestra que consumir azúcar en exceso es una causa principal de muchas de las epidemias de enfermedades actuales, ya que causan obesidad y resistencia a la insulina
  • Hoy en día, los investigadores franceses advierten que los alimentos ultraprocesados aumentan el riesgo de cáncer, y cuanto más cantidad de alimentos ultraprocesados consuma, mayor será su riesgo; por cada incremento del 10 % en el consumo de alimentos ultraprocesados, la tasa de cáncer se eleva un 12 %

Por el Dr. Mercola

Los peligros de consumir azúcar en exceso son bien conocidos, y fueron aceptados oficialmente en las directrices alimenticias 2015-2020 de los Estados Unidos,1 las cuales recomiendan limitar el consumo de azúcares añadidos a un máximo del 10 % de las calorías diarias.2 No obstante, no es tan sencillo, ya que este objetivo es casi imposible de lograr si la alimentación es a base de alimentos procesados.

Una comida rápida que consista en una hamburguesa, papas fritas y soda, fácilmente podría sumar toda la cantidad de calorías requeridas durante todo un día, mientras que, por otro lado, es posible deje al cuerpo carente de vitaminas, minerales, enzimas vivas, micronutrientes y grasas saludables.

Inevitablemente, llevar este tipo de alimentación todos los días, durante meses y años, impedirá mantener una buena salud.

De hecho, la investigación sugiere que los tipos de alimentación que incluyen alimentos refinados con alto contenido de carbohidratos, son tan riesgosos como fumar, por lo que elevan hasta en un 49 % el riesgo de cáncer de pulmón.3 Los investigadores también han pronosticado que la obesidad superará al tabaquismo como una de las principales causas de muerte por cáncer.4

Desafortunadamente, los habitantes en los Estados Unidos no solo consumen una cantidad preponderante de alimentos procesados, sino que el 60 % consiste en alimentos ultraprocesados5,6--productos que se encuentran en el final del espectro "significativamente transformados".

Definición de alimentos ultraprocesados

Entre los ejemplos de alimentos ultraprocesados ​​se incluyen los cereales para el desayuno, pizza, nuggets de pollo, sodas, papas fritas y otros snacks salados/dulces/apetitosos, productos horneados envasados, alimentos congelados para microondas, sopas instantáneas y salsas, entre otros.

En términos más generales, los alimentos ultraprocesados ​​se pueden definir como productos alimenticios que contienen uno o más de los siguientes ingredientes:

El azúcar no solo es una sustancia altamente adictiva (que según algunos estudios, supera a la cocaína), sino que otros ingredientes también son altamente adictivos, en especial, la sal y la grasa.

De hecho, la industria de alimentos procesados ​​ha desarrollado el concepto de "craveabilty" (en inglés [que consiste en potenciar un antojo alimenticio a través de sus características sensoriales]) como una forma de arte. Nada se deja al azar, y al hacer que los alimentos sean adictivos, los fabricantes aseguran poder repetir sus ventas.

Los alimentos ultraprocesados ​​podrían estar vinculados al cáncer

Un sin número de estudios han destacado los riesgos de los alimentos procesadas con alto contenido de azúcar, lo que demuestra que consumir azúcar en exceso es una causa principal de muchas de las epidemias de enfermedades actuales, ya que causa obesidad y resistencia a la insulina.

Muy recientemente, los investigadores franceses advirtieron que los alimentos ultraprocesados ​​aumentaban el riesgo de cáncer, y que cuanto más alimentos ultraprocesados ​​consumía, mayor sería su riesgo.7,8,9,10

Casi 105 000 participantes del estudio, en el cual la mayoría eran mujeres de mediana edad, fueron monitoreados durante una media de cinco años.

En promedio, el 18 % de su alimentación consistía en alimentos ultraprocesados, y los resultados demostraron que cada vez que aumentaban en un 10 % su consumo de alimentos ultraprocesados, ​​elevaban en un 12 % su tasa de cáncer, lo que ha causado 9 casos de cáncer adicionales por cada 10 000 personas, cada año.

El riesgo de cáncer de mama aumentó específicamente en un 11 %, cada vez que aumentaban en un 10 % su consumo de alimentos ultraprocesados. Las bebidas endulzadas, alimentos grasosos y salsas estuvieron muy fuertemente relacionados con el cáncer en general, mientras que los alimentos altos en azúcar tuvieron una correlación más fuerte con el cáncer de mama.

Según los autores, "estos resultados sugieren que incrementar paulatinamente el consumo de alimentos ultraprocesados ​​podría generar una carga creciente de cáncer en las siguientes décadas".

La coautora, Mathilde Touvier, dijo para CNN Health que,11 "fue bastante sorprendente, la solidez de los resultados. Estuvieron sumamente relacionados, hicimos muchos análisis sensibles y aplicamos diversos cofactores en los descubrimientos, y aun así, los resultados fueron bastante preocupantes".

También podría haber factores de confusión en juego, ya que las personas que consumieron muchos alimentos ultraprocesados ​​también tenían más probabilidades de fumar y utilizar anticonceptivos orales, hacer menos ejercicio y comer más calorías en general.

La alimentación es un factor clave que determina la salud y longevidad

La investigación,12 publicada el año pasado, relacionó la mala alimentación con un mayor riesgo de mortalidad cardiometabólica (muerte como resultado de diabetes tipo 2, enfermedades cardíacas y derrames cerebrales).

Según los autores, consumir cantidades insuficientes de alimentos esenciales, tales como frutas, vegetales, frutos secos, semillas, y grasas omega-3 de origen animal, junto con cantidades excesivas de alimentos procesados, tales como carnes y bebidas endulzadas con azúcar, representó más del 45 % del total de las muertes cardiometabólicas durante el 2012.

En otras palabras, mientras más alimentos procesados ​​y menos alimentos enteros coma, mayor será su riesgo de enfermedades crónicas y muerte. Otra investigación publicada el año anterior encontró que comer papas fritas (tales como las papas a la francesa, hash Brown y chips) dos o más veces por semana podría duplicar el riesgo de muerte por todas las causas.13

Comer papas que no estaban fritas no estuvo relacionado con un mayor riesgo de mortalidad, lo que sugiere que freír--y muy probablemente el aceite elegido--sea el principal problema.

Los alimentos ultraprocesados ​​se han convertido en el estándar

Los habitantes en los Estados Unidos no son los únicos que consumen demasiada cantidad de alimentos artificiales. Como se mencionó anteriormente, la investigación sugiere que el 60 % de las calorías que contiene la típica alimentación estadounidense proviene de alimentos ultraprocesados, pero los canadienses y británicos no se quedan atrás, ya que su alimentación también esta constituida en un 50 % de alimentos procesados.14

En general, el mundo desarrollado consume cantidades significativas de alimentos procesados, y las estadísticas de enfermedades revelan que esta tendencia es inherentemente absurda.

En realidad, no hay duda de que, si tiene sobrepeso, resistencia a la insulina o alguna enfermedad crónica, una de las medidas que debe implementar urgentemente es consumir una menor cantidad de azúcar.

Se ha estimado que hasta el 40 % de la inversión en servicios de atención para la salud en los Estados Unidos es destinada a atender enfermedades directamente relacionadas con el consumo excesivo de azúcar.15

En los Estados Unidos, se gasta más de USD 1 billón en el tratamiento de enfermedades relacionadas con el azúcar y comida chatarra, cada año,16,17 que abarcan desde la obesidad y diabetes hasta las enfermedades cardíacas y el cáncer.

De acuerdo con el reporte18 sobre la carga de cáncer a nivel mundial, publicado en 2014, la obesidad es responsable de aproximadamente 500 000 casos de cáncer alrededor del mundo, cada año. Un informe británico más reciente estima que la obesidad podría ocasionar una cantidad adicional de 670 000 casos de cáncer en Reino Unido, tan solo en los siguientes 20 años.

Incremento en el gasto por servicios de atención médica para las enfermedades relacionadas con la obesidad

Por primera vez, ahora también tenemos información sobre cómo la obesidad impacta en los gastos de servicios de atención médica para cada estado de los Estados Unidos, de forma individual. De acuerdo con el reporte "The Impact of Obesity on Medical Costs and Labor Market Outcomes in the U.S.",19 coproducido por los analistas de la Universidad de Cornell y la Universidad de Lehigh:20

Contaminación por plásticos--otra preocupación urgente

La contaminación por plásticos también ha tenido consecuencias en la salud, ya que tanto los alimentos como el agua están cada vez más contaminados con estas partículas tóxicas. Según el grupo de defensa del medio ambiente, Ocean Conservancy, algunos productos de plástico persistirán durante tanto tiempo que aún serán reconocibles después de 400 años.21

El plástico que se descompone en partículas microscópicas es un problema igualmente alarmante. Las partículas de microplásticos, que tienen menos de 5 milímetros de largo, literalmente han invadido los océanos por zonas.

Hoy en día, estos remolinos de "contaminación plástica", transportados por las corrientes oceánicas,22 cubren alrededor del 40 % de las superficies oceánicas del mundo.23 Son consumidos por peces y otras especies marinas—lo cual es bien conocido.

Pero, tan solo recientemente los investigadores tomaron el siguiente paso lógico para determinar que no solo la vida marina es la que ingiere el plástico, sino que probablemente también nosotros lo hagamos.

La investigación24 encomendada por el medio de comunicación Orb, reveló datos alarmantes sobre la contaminación por plásticos en el agua de la llave, en el cual el 83 % de las muestras comprobadas a nivel mundial resultó contaminada.

En los Estados Unidos, se encontró que el 94 % de las muestras de agua de la llave contenía plástico--la mayoría provino de todas las zonas analizadas. Orb señala seis fuentes principales de "plásticos invisibles", una de las cuales son las microfibras artificiales de ropa sintética, tales como el forro polar, acrílico y poliéster.

Las microfibras se desprenden durante el proceso de lavado, en una cantidad total de 1 millón de toneladas por año, y la forma irregular de estas partículas de plástico podría ser más difícil de excretar para la vida marina, en comparación con otros microplásticos.

Las microperlas--esas pequeñas bolitas de plástico que posiblemente haya visto al lavarse la cara o en el jabón para manos--son otra fuente principal de contaminación por plásticos que llega hasta sus alimentos y al interior de su cuerpo.

Las microperlas son tan pequeñas que son desechadas por el desagüe del baño y se desplazan fácilmente por las plantas de tratamiento de aguas residuales, ya que son demasiado pequeñas para ser atrapadas durante el proceso de filtración.

Ocho millones de toneladas de plásticos de uso similar, tales como los tenedores, bolsas, popotes y envases de alimentos para llevar, también llegan a las vías fluviales cada año y, además, estos artículos eventualmente se descomponen en microplásticos.

Como resultado de toda esta contaminación por plásticos, un tercio del pescado capturado en el Canal de la Mancha contiene microperlas, al igual que el 83 % de los langostinos vendidos en el Reino Unido.25 La mayoría de la sal marina también contiene fragmentos de plástico.

El plástico también contamina las tierras de cultivo

La contaminación por plásticos también se ha acumulado en las tierras de cultivo. Según estudios26 publicados en Science of the Total Environment, se estima que, anualmente, la liberación de plásticos en la tierra es entre 4 y 23 veces mayor, que la liberada en los océanos. El uso de aguas residuales (biosólidos) como fertilizantes, puede ser particularmente problemático.

Los datos sugieren que, es posible que se agreguen entre 125 y 850 toneladas de microplásticos por cada millón de habitantes, en los suelos agrícolas europeos, cada año.

Si se considera el rango de las tasas de aplicación de residuos, y se asume que los datos de otros países con uso similar de plásticos son comparables, se estima que el aporte total anual de microplásticos en las tierras agrícolas europeas y norteamericanas, respectivamente, es de 63 000 a 430 000, y de 44 000 a 300 000 toneladas.

Según los investigadores, este es "un resultado alarmantemente alto", que excede la carga acumulada total de 93 000 a 236 000 toneladas de microplásticos presentes en la superficie de las aguas oceánicas, alrededor del mundo.27

Para mejorar su salud, evite consumir alimentos procesados

Alrededor del 90 % del dinero que los habitantes de los Estados Unidos gastan en alimento es para comprar alimentos procesados.28,29,30 De eso, el 60 % consiste en alimentos ultraprocesados.31

Básicamente, más de la mitad de lo que el habitante promedio consume en un día determinado son alimentos de conveniencia que se pueden comprar en una gasolinera local. ¡Menos del 30 % de las calorías proviene de alimentos sin procesar ​o mínimamente procesados, y menos del 1 % de las calorías diarias proviene de vegetales!

Además de ser productos artificiales y, por lo tanto, carentes de nutrientes valiosos, en los Estados Unidos, los alimentos ultraprocesados también representan el 90 % del consumo de azúcar añadido.

Alrededor del 2 % de las calorías de los alimentos procesados ​​proviene de azúcares añadidos. Por definición, los alimentos sin procesar ​​o mínimamente procesados ​​no contienen ninguno. Por otro lado, los alimentos ultraprocesados obtienen el 21 % de sus calorías de los azúcares añadidos.

Por esta razón, para disminuir el consumo de azúcar es necesario eliminar los alimentos procesados, en especial, los que son ultraprocesados--básicamente, se refiere a cualquier alimento que no provenga directamente de una vid, arbusto, árbol o de la tierra.

Las investigaciones demuestran que solo el 7.5 % de la población de los Estados Unidos; es decir, las personas que consumen una menor cantidad de alimentos procesados, realmente cumplen con las recomendaciones alimenticias de los Estados Unidos de obtener una cantidad máxima del 10 % de sus calorías diarias de azúcares.32

¿Cómo podría saber si se alimenta saludablemente?

En mi opinión, llevar una alimentación que sea 90 % comida verdadera y solo un 10 % o menos de alimentos procesados, es un objetivo factible para la mayoría, que podría hacer una diferencia significativa en su peso y salud general.

A menos que viaje, mi alimentación es muy cercana al 100 % de alimentos verdaderos, gran parte de los cuales son cultivados en mi propiedad. Simplemente, necesita hacer el compromiso y darle alta prioridad. Estas son algunas de las directrices alimenticias generales que le ayudarán a controlar su salud:

Enfóquese en consumir alimentos crudos y frescos, y evite los alimentos procesados ​​tanto como le sea posible (si viene en una lata, botella o paquete, y tiene una lista de ingredientes, es un alimento procesado)

Limite estrictamente su consumo de carbohidratos (azúcares refinados, fructosa y granos procesados)

Consuma una mayor cantidad de grasas saludables, las cuales deben constituir aproximadamente entre el 50 y 85 % de sus calorías diarias. (Recuerde que, obtener grasas de su alimentación no es lo que le hace aumentar de peso; sino más bien, el azúcar/fructosa y los granos)

Puede comer una cantidad ilimitada de vegetales sin almidón. Ya que son estos muy bajos en calorías, la mayoría de los alimentos que consume deberían ser vegetales

Límite el consumo de proteínas a una cantidad inferior a 0.5 gramos por libra de peso corporal magro

Reemplace las sodas y otras bebidas endulzadas por agua pura y filtrada

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 U.S. Dietary Guidelines 2015-2020
  • 2 NBC News January 7, 2016
  • 3 Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention March 2016, DOI: 10.1158/1055-9965.EPI-15-0765
  • 4 USA Today June 9, 2017
  • 5, 31 BMJ Open 2016; 6:e009892
  • 6 The Atlantic March 10, 2016
  • 7 BMJ 2018; 360:k322
  • 8 BBC News February 15, 2018
  • 9 Time Magazine February 14, 2018
  • 10 The Guardian February 14, 2018
  • 11, 14 CNN Health February 14, 2018
  • 12 JAMA 2017;317(9):912-924
  • 13 CNN, June 15, 2017
  • 15, 17 Credit-Suisse October 22, 2013, Sugar Consumption at a Crossroads (PDF)
  • 16 Forbes October 27, 2013
  • 18 Lancet Oncology January 2015; 16(1): 36-46
  • 19 Clinical Chemistry 2018 Jan;64(1):108-117
  • 20 Eurekalert February 8, 2018
  • 21 Ocean Conservancy, Stemming the Tide
  • 22 Huffington Post May 24, 2017
  • 23 The Center for Biological Diversity, Plastics Pollution
  • 24 Orb, Invisibles: The Plastic Inside Us
  • 25 Daily Mail August 28, 2016
  • 26 Science of the Total Environment May 15, 2017; 586: 127-141
  • 27 Environmental Science & Technology September 29, 2016; 50(20): 10777-10779
  • 28 Fast Food Nation by Eric Schlosser (Penguin Books 2001)
  • 29 Rense August 23, 2007
  • 30 PBS April 21, 2010
  • 32 Time March 9, 2016