Guía para cultivar melones

Cultivo de melones

Historia en Breve -

  • Cuanto más tiempo permanezcan los melones en la vid, más dulces serán, pero los productores los recolectan de forma prematura con la esperanza de que estén en su punto máximo de madurez para cuando lleguen a las tiendas
  • Los melones contienen fibra, vitamina B6, folato, altos niveles de vitamina A y C, flavonoides como beta-caroteno, luteína, zeaxantina para proteger contra la degeneración macular relacionada con la edad y potasio para proteger la salud cardiaca
  • Cultivar los melones en montículos ayuda a elevar las frutas anegadas si hay mucha lluvia, pero si están en un área soleada también les ayuda a secarse rápidamente y prevenir enfermedades
  • Ya sea que cultive las semillas de melón en el interior de su hogar o directamente en la tierra dependerá de donde este localizado su jardín que, junto con el control de plagas y enfermedades orgánicas y algunas otras recomendaciones, le ayudará a asegurar un apetitoso cultivo de melones en su jardín

Por el Dr. Mercola

Los melones son dulces, suculentos y deliciosos, y una de las frutas más grandes que hay, además tienen un sabor que los distingue por completo de todas las demás frutas. Pero, ¿cuál es el beneficio de cultivarlos?

Una de las razones es debido a que los melones cultivados para fines comerciales son recolectados cuando todavía están un poco inmaduros para poder sobrevivir el transporte a grandes distancias.

De igual manera, existe la gran posibilidad de queden en el fondo de un camión, o en un anaquel en la trastienda del supermercado o en un contener entre otra docena de melones, por lo que si los productores y las cadenas de alimentos requieren que se comercialicen en su punto máximo de madurez, deben ser recolectados cuando todavía están un poco verdes.

Sin embargo, mientras más tiempo permanezcan los melones en la vid, serán más dulces y apetitosos. Eso explica por qué probablemente haya comprado lo que parecía ser un melón perfectamente maduro en el supermercado, pero que al cortarlo tenía una pulpa insípida.

La solución es cultivar los suyos. ¿Se imagina tener enredaderas que crezcan a un ritmo de unos cuantos centímetros por día, y observar cómo se forman los melones del tamaño de una pelota de golf y se convierten en un alimento más grande, jugoso y apetitoso?

Los melones contienen fibra, vitamina B6 y folato, al igual que altos niveles de vitamina C, para combatir las infecciones, y vitamina A, para mejorar la vista. Además, contiene flavonoides, beta-caroteno, luteína y zeaxantina, que son carotenoides absorbidos en la retina que podrían filtrar la luz para proteger contra la degeneración macular relacionada con la edad.

El potasio en los melones ayuda a controlar la frecuencia cardíaca y la presión arterial, y también evita derrames cerebrales y enfermedades cardiacas. Asimismo, el manganeso presente en los melones, es un cofactor de la enzima superóxido dismutasa, un poderoso antioxidante.

Orígenes y variedades de melones (también conocidos como cantalupos)

Hay muchos tipos de melones; Horticulture de la Universidad Estatal de Oregón señala que, aunque todos los melones están clasificados como Cucumis melo, los productos que se cultivan en los Estados Unidos son las variedades de enredaderas, aromáticas y persas (reticulatus).

Los verdaderos cantalupos son cultivados principalmente en Europa (cantaloupensis), aunque la mayoría de las personas en los Estados Unidos los denominan como cantalupos o melones almizcleños (muskmelon).

Otras variedades son el melón casaba, crenshaw, melón de piel lisa (o honeydew) y melón de invierno de maduración tardía (que son inodoros), los cuales tienen una forma más oval con una superficie cerosa, lisa o arrugada y son menos fragantes.

Estas variedades comienzan a madurar conforme el clima se hace frio y requieren permanecer 100 días completos en su vid. También, está el melón serpiente (flexuosus) que es cultivado en Asia, y el Oriental pickling melon (conomon).1

La variedad muskmelon puede identificarse por sus rayas verticales y su piel áspera de color verde-camuflaje, que parece cubierta por una malla ajustada de tonalidad bronceada. Rodale Organic Life explica que los cantalupos verdaderos tienen una pulpa anaranjada y piel rugosa y escamosa con bordes ásperos y desiguales.2

En pocas palabras, la historia de los cantalupos indica que se originaron en Armenia, desde donde fueron transportados a otras partes de Europa, incluyendo a Italia, donde hay una ciudad llamada Cantalupo. A lo largo de siglos, todas las variedades se han desarrollado por medio de cultivos cruzados. Asimismo:

"El cantalupo original era más pequeño y no era tan dulce como los que se cultivan actualmente. Este cultivo se ha desarrollado a lo largo del tiempo hasta lograr un tamaño uniforme, mejor sabor y resistencia a enfermedades. Su elevado nivel de consistencia ha contribuido a que en la actualidad se haya convertido en la variedad de melón más consumida en los Estados Unidos".3

Lo que los melones necesitan para tener una textura y dulzor óptimos

La luz solar y calidez son cruciales para que los melones tengan un crecimiento óptimo. El requisito de tener un clima cálido durante tres o cuatro meses, junto con un suelo que contenga muchos nutrientes, no es un requerimiento excesivo si desea que estos maravillosos frutos crezcan adecuadamente y tengan un excelente sabor al consumirlos. Algunas recomendaciones de cultivo son:

Plantar semillas en montículos o filas elevadas llamadas colinas, de alrededor de 6 a 8 pulgadas de alto, ayudará a que tengan un mejor drenaje (a estas plantas no les favorece estar sobre el agua), y beneficia a las vides de melón en desarrollo para que retengan el calor de los rayos del sol durante más tiempo.

Las semillas deben plantarse a 1 pulgada de profundidad, 18 pulgadas de distancia, en montículos de tierra separados aproximadamente a 3 pies. De nuevo, si el espacio es limitado, se pueden utilizar cercas, enrejados u otros soportes para forzar al cultivo a trepar en vez de extenderse de forma horizontal.

Mantenga los melones desarrollados sobre la tierra en un ambiente con niveles de humedad uniforme, pero no empapados, ya que algunas veces la fruta se esponja de repente y obtiene una consistencia acuosa.

Demasiada lluvia o riego después de haberse secado por un período de tiempo podría causar anegamiento, así como agrietamiento en los melones que se encuentran en proceso de maduración, así que debe tratar de mantener el suelo con una humedad constante.

Antes de cultivar las plántulas al aire libre, aclimátelas en un área soleada durante el día y luego regréselas por la noche.

Para cultivar melones excepcionales es importante utilizar un suelo rico en materia orgánica, por lo que es conveniente agregar composta. Lo ideal es mantener un pH de 6.5 a 7.5 en la tierra de la mayoría de las plantas del jardín.

Además de agregar algunas pulgadas de composta al área de cultivo, el especialista en jardinería, Mark Abbott-Compton recomienda nutrir el suelo con potasa orgánica, también conocida como potasio, y agregar un fertilizante orgánico hecho a base de plantas de consuelda de raíz profunda.

(Con el tiempo, los fertilizantes a base de fósforo podrían dañar no solo su propio suelo, sino contribuir a filtraciones perjudiciales, señala el University of Minnesota Extension [UMN, por sus siglas en inglés]).4

Según Grow It Organically,5 el potasio proporciona a las plantas una mayor y mejor inmunidad, floración y fructificación, además de nutrientes. Organic Gardener6 explica cómo preparar un extracto de consuelda fermentado y rico en potasio y nitrógeno, y que sirva como un pesticida natural.

Algunos datos sobre el cultivo (y el almacenamiento) de los melones

Sin duda, los melones ocupan mucho espacio. En comparación, una sola enredadera de sandía puede abarcar hasta 100 pies cuadrados, y producir únicamente dos sandias, mientras que un área de 16 pies cuadrados podría producir un promedio de 16 frutos de la variedad muskmelon.

Si el lugar donde vive tiene un espacio reducido, hay variedades de arbustos que crecen verticalmente sobre cercas o enrejados, en vez de forma rastrera.

Si un muskmelon en desarrollo cuelga en vez estar sobre el suelo (y se encuentra perfectamente bien), es posible que llegue a pesar tanto que la enredadera podría romperse una semana antes de que el melón madure por completo.

Para evitarlo, Abbott-Compton aplica este enfoque novedoso: Busque un par de medias transparentes que pueda pasar sobre el melón y simplemente ate la parte de la pierna en puntos más elevados del enrejado para soportar mejor el peso del fruto.

Las medias se expandirán sin impedir el crecimiento del melón, lo que le permitirá permanecer en la enredadera durante el tiempo que sea necesario para alcanzar su punto máximo de madurez.

Pero, es posible que se pregunte cómo puede saber si sus melones están "listos". Abbott-Compton proporciona algunos consejos. Uno es oprimir suavemente el fruto, el cual debe "ceder" un poco cuando está maduro. Otra pista es su fragancia, ya que debe emitir el olor de su pulpa.

Alternativamente, Specialty Produce señala que los melones deben sentirse pesados, en vez de huecos, y "deben ceder ligeramente a la presión de los dedos en la parte del ápice, que es opuesto al extremo de los bordes, donde se eliminó del tallo".7

En las enredaderas entrelazadas de la variedad muskmelon, se obtienen dos tipos de flores. Una es de tipo masculino y la otra es femenino, esta última produce la fruta, y la otro solo es masculina, explica Abbott-Compton. UMN detalla esa información con datos sumamente fascinantes:

"Las flores de cantalupo tienen el rango de polinización de un día. El polen debe transferirse de la flor masculina a la flor femenina durante este día para favorecer el desarrollo de la semilla y el fruto. El tamaño y la forma del fruto están relacionados con la cantidad de semillas. Las flores que son mal polinizadas producen el aborto del producto o una fruta deforme.

A menudo, las primeras flores producen plantas de melón, pero eso no constituye un problema. Las primeras flores que aparecen en las vides son masculinas. Las flores femeninas, que se abren después, se hinchan en la base, donde se forma la fruta (es decir, el ovario). ¡Después de que las abejas polinizan estas flores femeninas, la fruta se desarrolla!"8

El cultivo de melones en diferentes zonas de jardinería

Si su jardín se encuentra en un clima muy cálido, podría plantarlos directamente en la tierra, después de que pase la amenaza de una helada. Podría medir la temperatura del suelo; lo recomendable es que sea al menos 65 °F (e incluso 70 a 75 °F sería mejor), para garantizar que se realice una germinación adecuada.

Sin embargo, las plántulas cultivadas en espacios cerrados que desarrollan zarzas o más de cuatro hojas podrían tener problemas para enraizarse una vez que son trasplantadas.

Los melones tienen un tiempo de crecimiento más extenso que algunas otras plantas, por lo que es importante colocar las semillas en el suelo lo más rápido posible después de la última helada, en la temporada de primavera.

Para que el suelo tenga una temperatura más cálida (y mantenerlo caliente una vez que las plantas estén cultivadas en la tierra) podría cubrirlo con tela o un manto de papel negro unas semanas antes de sembrar o hacer el trasplante.

Mother Earth News9 sugiere asegurar las cubiertas de las hileras con postes de bambú o madera de 2 por 2. También, podría utilizar botes de plástico con los recortes colocados sobre cada plántula joven para mantenerlas calientes y protegidas de bichos.

Sin embargo, si vive en una de las zonas elevadas de siembra en los Estados Unidos; por ejemplo, la zona 5B o inferior, lo que indica una temporada más corta, sería bueno saber que lo ideal es sembrar varias semillas a media pulgada de profundidad en macetas con turba de 4 pulgadas en una ventana orientada hacia el Sur o cultivar adentro de casa con iluminación.

Estilice las plántulas de 2 pulgadas para obtener plantas más resistentes, al cortar pequeños brotes a nivel del suelo.

Luego, debe considerar el final de la temporada de crecimiento. Un productor de melones canadiense le preguntó al Almanac qué debía hacer con sus melones de buen crecimiento, ya que era inminente la llegada de las heladas, y se preguntaba si eso alteraría su recolección. La respuesta fue:

"De hecho, al igual que todos los melones y las frutas 'cargadas de agua', los cantalupos son susceptibles a las heladas. Deberá cubrirlos con mantas o toallas durante la noche para ayudar a retener el calor de la tierra y luego retirarlas durante el día para que continúen madurando bajo los rayos del sol. Es algo laborioso, ¡pero sí puede hacerse!"

Una buena idea es registrar el día que realizó el cultivo para que pueda calcular aproximadamente el momento de la cosecha, que generalmente es de 65 a 86 días, de acuerdo con Heirloom Organics.10

Un cantalupo podría ser refrigerado durante algunos días si ya está maduro, hasta que esté listo para ser utilizado, o si no lo está, podría almacenarse a temperatura ambiente durante un par de días hasta de estar listo.

Métodos naturales para controlar las plagas y enfermedades

Un poco de información adicional que podría serle de utilidad es que, a lo largo del proceso de crecimiento de estos cultivos podrían suscitarse algunos problemas; es decir, insectos y enfermedades, que podrían causarles inconvenientes a los productores orgánicos.

Algunos de los bichos (que en realidad pueden causar enfermedades) son el insecto de la calabaza en plantas jóvenes, barrenador de la vid de la calabaza, que podrían atravesar las vides, pulgones del melón y escarabajo del pepino (que causan la mayoría de los problemas), que se comen las hojas, tallos y fruta.

Para remediar el problema es importante identificar la plaga exacta, sin recurrir al uso de sustancias químicas.

Asegúrese de examinar por debajo de las hojas grandes de las vides del melón para detectar el daño, como hojas rizadas, y una sustancia pegajosa conocida como melazo (denominada irónicamente, como la variedad honeydew, en inglés), así como los insectos mismos. Home Guides11 sugiere:

  • Aspirar con una aspiradora portátil y rociar agua jabonosa
  • Quitarlos con la mano y colocarlos en un recipiente o balde con agua jabonosa
  • "Rociar con un fuerte chorro de agua de la manguera sobre las vides del melón, lo cual a menudo es suficiente para matar a la mayoría de los pulgones del melón, así como pequeñas plagas como los trips y ácaros, que se alimentan de los tallos y el follaje de los melones".12
  • Preparar un jabón insecticida con 3 cucharaditas de jabón líquido por cada galón de agua, y rociar profusamente sobre las hojas, cada dos o tres días, y también después de las lluvias

Los excrementos con aspecto de aserrín de los insectos perforadores son una pista de su actividad, al igual que las enredaderas marchitas y/o los agujeros en los tallos. Una bacteria de origen natural Bacillus thuringiensis (Bt), tóxica para algunos insectos específicos, ha sido utilizada por los productores orgánicos para controlar los insectos que se comen los cultivos.

Está se encuentra disponible en tiendas; mézclela según las indicaciones, llene una jeringa e inyecte en las raíces justo por encima de la línea del suelo. (No debe confundirla con la perjudicial Toxina Bt, que se utiliza en cultivos transgénicos [GE] como el de maíz y soya).

En cuanto a las enfermedades, una de ellas es el "marchitamiento fúngico", causado por un suelo frío y húmedo. La otra es el marchitamiento bacteriano, que es descrita por su nombre. Los puntos blancos pulverulentos son una enfermedad causada por hongos, la cual se manifiesta a través de manchas blancas en las hojas que podrían infectar a los melones.

Puede comprar semillas que sean resistente a las enfermedades, y protegerlas aún más al no cultivarlos durante tres o cuatro años donde cultive plantas de la familia de la calabaza.13

Controle las malas hierbas para ayudar a prevenir y eliminar tales enfermedades. Cultive las plantas con un espacio adecuado entre ellas, retire de inmediato las plantas infectadas y quémelas.

Siempre limpie sus herramientas y lávese las manos y los guantes después de trabajar en el jardín. Según Organic Growers School, la Universidad de Rutgers sugiere utilizar el polvo de wollastonita, el cual enfatiza que prevenir las enfermedades es el mejor remedio para cultivar melones o cualquier otra planta de jardín.14

Otra razón para cultivar melones es para guardar sus semillas

Cuando los melones son recolectados en su punto máximo de madurez, las semillas son lo suficientemente maduras para guardarlas y utilizarlas en un cultivo futuro, según Heirloom Organics:15

  • Corte el melón por la mitad con un cuchillo afilado, retire la parte pulposa interna donde se encuentran las semillas y colóquela junto con las semillas en un recipiente.
  • Retire la mayor cantidad posible de esta pulpa con la mano para desecharla, y agregue agua tibia en el recipiente. Limpie la capa superficial del agua para eliminar las semillas flotantes que no producirán plantas.
  • Enjuague el resto de las semillas para eliminar el azúcar y la pulpa restante y colóquelas en una pantalla para secarlas.
  • Deje secar las semillas durante aproximadamente tres días, luego colóquelas en una bolsa hermética y marcada con el tipo de semilla y la fecha en que fueron recolectadas. Coloque la bolsa en el congelador hasta la siguiente temporada.

¿Existe alguna otra razón para que cultive sus melones? Hay una gran probabilidad de que los productores convencionales hayan utilizado fertilizantes químicos, pesticidas y herbicidas en el cultivo de la mayoría de los melones que se encuentran en los supermercados.

Además, los melones han sido la fuente de numerosos brotes de enfermedades de origen alimenticio, incluyendo a la listeriosis. Al cultivar los suyos, estará seguro de que están libres de pesticidas y que es mucho menos probable que estén contaminados con bacterias causantes de enfermedades.

Si compra cantalupos, lo mejor es buscar productos orgánicos, pero si eso no le es posible, estos tienden a ser uno de los cultivos menos contaminados con pesticidas. Actualmente, los melones cantalupos ocupan el lugar 39 en la lista de la Docena Sucia de las frutas y verduras más cargadas de pesticidas, proporcionada por el Grupo de Trabajo Ambiental (EWG, por sus siglas en inglés).16

Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo