Cómo cultivar albahaca

Cultivar Albahaca

Historia en Breve -

  • La albahaca es una planta fácil de cultivar con diferentes variedades, y los expertos en gastronomía consideran que es la hierba perfecta para combinar con los jitomates, ya que reduce la acidez del jitomate para brindar un sabor equilibrado
  • Las variedades de ocimum basilicum incluyen albahaca dulce, la más común, y varios tipos más, como la albahaca santa, albahaca lima y limón e incluso canela, las cuales poseen diferentes aceites
  • Al igual que muchas otras hierbas, la albahaca ha destacado por sus poderosos beneficios que se le pueden atribuir al aceite esencial de eugenol, antioxidantes y polifenoles
  • Cosechar con frecuencia una planta de albahaca es como darle una infusión de energía. Recortar las hojas correctas en el momento adecuado es la clave para fomentar un crecimiento más frondoso y mayor producción

Por el Dr. Mercola

Deliciosa salsa verde al pesto, ensalada de jitomate y mozzarella, casi cualquier plato con huevo, salmón silvestre de Alaska—estas y muchas opciones de platillos adquieren un fresco toque de sabor cuando la albahaca es parte de la receta.

Sin embargo, si alguna vez ha ido a la sección de vegetales del supermercado para comprar un poco de albahaca, sabe lo costosa que puede ser. Cultivar su propia planta es súper fácil, incluso si lo único que tiene como jardín es un balcón, patio o terraza.

La albahaca (ocimum basilicum, miembro de la familia de la menta) se desarrolla perfectamente en macetas o el jardín de su patio trasero, le ofrece un bonito toque de vegetación que puede recortar y añadir a cualquier cantidad de deliciosas recetas.

El horticultor Monty Don, dice que no hay otra hierba que se lleve tan bien con los jitomates como la albahaca, ya que reduce la acidez del jitomate para crear un perfecto equilibrio de sabores. Además, los jitomates y la albahaca comparten las mismas normas y condiciones de crecimiento:

"Vale la pena recordar que la albahaca no es una hierba mediterránea. Procede del Asia tropical. Le gusta el calor, y también cierta cantidad de humedad (no le agrada estar empapada), y entre más dura sea, más agua puede usar. Si riega sus tomates de forma adecuada, seguramente regará bien su albahaca".1

Otro aspecto clave a destacar es que la albahaca, al ser un "subarbusto", necesita mucho espacio para crecer—tal vez más de lo que parece requerir. "Es una planta generosa", agrega. "Desea crecer fuerte y vigorosamente, sobre todo si obtiene suficiente calor".

La albahaca seca le servirá en caso de emergencia, pero una vez que pruebe las hojas frescas de albahaca verde, sabrá que su sabor es mucho más intenso. Al emplearla en combinación con otras hierbas como el tomillo, carnes y sopas, adquiere una esencia más penetrante y compleja.

Curiosamente, la albahaca picada en el medio de algunos platillos fríos brinda una característica fresca y primaveral. Si bien la albahaca fresca es más fragante y sabrosa, puede secar rápidamente las hojas de albahaca siguiendo las sencillas indicaciones a continuación:

Instrucciones:

  1. Caliente su horno a 140 grados F (60 °C)
  2. Coloque una sola capa de hojas de albahaca en una bandeja para hornear
  3. Coloque la bandeja dentro del horno y apáguelo
  4. Mantenga dentro las hojas de albahaca durante 20 minutos, luego retírelas y deje enfriar
  5. Almacénelas inmediatamente en bolsas o frascos herméticos, lejos de la luz del sol

Razones para cultivar albahaca: Sus increíbles beneficios

Medical News Today2 señala que el pronunciado aroma a clavo de la variedad más común, la albahaca dulce, se debe a su alta concentración del aceite fitoquímico y esencial de eugenol. Las variedades de albahaca lima y limón emiten un fuerte aroma cítrico debido a su alta concentración de limoneno.

Un estudio de la Universidad Purdue3 demostró que los aceites esenciales de la albahaca son "ricos en compuestos fenólicos y en una amplia gama de otros productos naturales, incluyendo polifenoles como los flavonoides y antocianinas".

En la albahaca dulce se encontraron los niveles más elevados de antioxidantes. La albahaca santa (o albahaca sagrada [ocimum sanctum, conocida como "tulsi" en hindi]) se menciona en la medicina ayurvédica como un tratamiento para "dolor, fiebre, vómitos, bronquitis, dolor de oídos y enfermedades del corazón y la sangre", pero su uso para tratar la diabetes, artritis y el asma4 está respaldado por un gran número de estudios farmacológicos.5

Entre las altas cantidades de vitaminas A, C, K y manganeso, y varios aceites esenciales menos comunes como el cinamato, geraniol, citronelol, linalool, terpineol y pineno (que pueden favorecer su supuesta capacidad para ejercer como afrodisíaco en los círculos ayurvédicos), los estudios demuestran que la albahaca produce una amplia variedad de impresionantes beneficios:6

Mejor inmunidad

Antiinflamatorio

Protección de vasos sanguíneos

Prevención de la diabetes7

Reducción del dolor (analgésico)

Adaptógeno (para combatir el estrés)8

Protector del hígado (hepatoprotector)

Reducción de la fiebre (antipirético)

Combatiente del cáncer9

Antioxidante

Antienvejecimiento

Antibiótico/ Antimicrobiano10

Tips y trucos para cultivar albahaca

Elegir la variedad (o variedades) de albahaca que desee cultivar depende del propósito para el que le gustaría usarla. Según Rodale's Organic Life, puede comenzar a cultivarla a partir de semillas sobre una ventana orientada al sur debido a que, reitero, la planta prefiere un lugar cálido y soleado.

La albahaca es considerada como una planta tropical, por lo que no prospera en condiciones frías. Debido a que las plantas de albahaca son amantes de la luz, las luces de crecimiento o alfombras térmicas para simular el calor de la luz del sol—70 grados Fahrenheit es suficiente—realmente ayudan hasta que sea lo suficientemente cálido como para poder trasplantarlas al exterior.

Plantar semillas directamente en el suelo es otra alternativa después de la última helada (lo que es difícil de determinar), si se asegura de que las plantas reciban pleno sol y estén sobre un suelo que se drene con facilidad.

También puede comprar "esquejes" de albahaca o plántulas, que generalmente vienen en macetas pequeñas, pero no están destinadas a permanecer allí durante mucho tiempo porque sus raíces prefieren tener espacio para crecer, entre otras cosas.

Se podría decir que cosechar con frecuencia una planta de albahaca es como darle una infusión de energía. Cortar las hojas correctas en el momento correcto es la clave para fomentar un crecimiento más frondoso.

Una sugerencia para garantizar un sabor más fresco es asegurarse de que la planta no florezca, lo que desencadena el final del ciclo de vida de la planta, llamado crecimiento acelerado. Una vez que comienza ese proceso, no hay mucho que pueda hacer para detenerlo. Natural Living Ideas explica:

"Si deja su albahaca en la pequeña maceta en la que venía, no obtendrá una planta grande y exuberante, aún cuando le proporcione agua y fertilizantes de manera regular. Las raíces necesitan espacio para extenderse, así que transfiérala a una maceta más grande o plántela afuera en el jardín.

La mayoría de los consejos de horticultura para la albahaca sugieren mantener la planta compacta y espesa, sin embargo, las plantas grandes proporcionan más hojas... Incluso una pequeña cantidad de pesto requiere una cantidad bastante grande de hojas.

Si quiere obtener una planta grande de albahaca, evite aplastar la punta cuando la planta mida 6 pulgadas de alto, como aconseja la mayoría de los jardineros. Permita que la planta crezca hasta que tenga entre 12 [y] 15 pulgadas de alto... Retire aproximadamente 2 pulgadas de la punta del tallo. Esto promueve la ramificación de los nodos inferiores. Puede permitir que las ramas laterales crezcan y se llenen antes de cortar sus puntas".11

Le reitero, estos son algunos aspectos básicos que la albahaca necesita para prosperar:

Requerimientos:

  • Pleno sol
  • Suelo bien drenado que no esté demasiado compacto
  • El espacio adecuado entre las plantas favorece la extensión de sus raíces y ayuda a prevenir las enfermedades fúngicas
  • Uso de composta, estiércol preparado y/u otro material orgánico
  • Mucha agua, pero no en abundancia

Una vez que su albahaca esté creciendo afuera

Cuando sus semillas hayan germinado o las plántulas que compró estén en el suelo (luego de seguir las instrucciones antes mencionadas), hay algunas cosas que son necesarias para garantizar que sus plantas de albahaca sigan creciendo:

  • Coloque mantillo alrededor de las plantas para retener la humedad, sobre todo en climas cálidos
  • Coseche hojas para fomentar el crecimiento del arbusto
  • Corte los capullos con frecuencia para que la energía de la planta se utilice en las hojas

Rodale's Organic Life señala que para mantener la albahaca fresca lista durante todo el año:

"Cultive algunas plantas de albahaca en macetas para que pueda transportarlas al interior antes de la helada de otoño. O siembre un segundo conjunto al aire libre en junio para tener plantas pequeñas que pueda colocar en macetas y llevar al interior durante el invierno.

A medida que se acerquen las heladas, también puede cortar algunos los brotes del jardín y enraizarlos en agua para sembrarlos en macetas más adelante".12

Variedades de albahaca de canela a lima

Descubrirá que hay varios tipos diferentes de albahaca, algunos con sabores o colores distintivos en comparación con la albahaca dulce, la variedad más común. Algunos son más púrpura o borgoña que verde, como el ópalo negro, que es muy aromático, o el rojo rubí.

Las variedades exóticas de albahaca dulce tailandesa, como la reina Siam con su toque de regaliz o anís, se pueden calentar a temperaturas más altas para ciertos platillos. Estás son algunos otros tipos de albahaca a considerar:

  • La variedad de albahaca de hojas de lechuga tiene hojas más grandes que el promedio, por lo que requiere un poco más de espacio en el jardín
  • La albahaca de hojas rizadas tiene el aspecto que cabría esperar, luce tan encantadora en ensaladas como en el jardín y crece de 20 a 24 pulgadas de alto en comparación con la mayoría de los otros tipos de albahaca, que alcanzan una altura máxima de 12 a 18 pulgadas
  • La albahaca limón, que se identifica con facilidad al aplastar una hoja entre sus dedos y tiene aroma a limón, es maravillosa para platillos de pollo y vegetales a la parrilla
  • La albahaca santa, que los hindúes consideran sagrada, es otra variedad con una fragancia dulce y almizclada, a menudo es cocinada en platillos de la India ya que cruda es ligeramente más amarga

La albahaca canela es una variedad que se puede utilizar en platillos con fruta, como las peras cocidas, o con verduras salteadas y a la parrilla. También verá tipos de albahaca con toques de canela, clavo y lima.

Qué hacer con las plagas u hongos que afectan su planta de albahaca

Puede parecer un poco arcaico, pero para mantener bajo control las plagas como los escarabajos japoneses, lo más fácil es quitarlos a mano. Otras plagas incluyen a las babosas y áfidos. Los tres representan la increíble diversidad de plagas que pueden atacar a las hojas de albahaca.

Aunque desee acabar con esas pequeñas criaturas rápidamente, también debe hacerlo de forma natural. Los pesticidas químicos pueden ser mucho más dañinos para el medio ambiente como el agua, tierra y aire, de lo que se podría imaginar.

Hay opciones más seguras y naturales. De acuerdo con Beyond Pesticides, el ácido bórico formulado a partir de un mineral natural es "un efectivo veneno estomacal contra insectos" que en comparación, cuando se aplica correctamente, tiene poca toxicidad. El ácido bórico es otra solución:

"Si bien el ácido bórico tiene una acción un poco más lenta que otros materiales, es altamente efectivo durante un largo período de tiempo. Pero recuerde, todos los pesticidas son venenos diseñados para matar y deben manipularse con cuidado.

El ácido bórico debe aplicarse solo en áreas donde no entrará en contacto con las personas... El encargado de aplicarlo debe usar ropa protectora, guantes y una máscara de filtro. Otros pesticidas menos tóxicos incluyen tierra de diatomeas, vinagre, aceite de eucalipto limón, Bacillus thuringiensis (Bt), jabones de neem y de horticultura".13

Según Gardening Know How,14 las enfermedades fúngicas como la marchitez por fusarium, manchas negras u hongo oídio pueden tratarse con una solución simple y natural, que contiene:

Ingredientes

  • 1 taza de aceite vegetal
  • 1 cucharada de jabón líquido para platos (no para lavavajillas)
  • 1 litro de agua tibia
  • 1 cucharadita de vinagre de sidra de manzana

Instrucciones

Mezcle los ingredientes y con un atomizador rocíe bien la parte superior, inferior y los tallos de las plantas afectadas (o que podrían estarlo). Observe el clima para evitar aplicar el tratamiento si hay lluvia inminente, y evite regar las flores preferidas de las abejas, colibríes u otras criaturas deseables.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario