Cómo cultivar hojas de diente de león

Hojas de diente de león

Historia en Breve -

  • Las hojas de diente de león son deliciosas, versátiles y pueden añadirse en ensaladas, sopas, guisos o infusiones cargadas de vitaminas, minerales y con propiedades medicinales
  • Existen casi 100 especies diferentes de dientes de león; podría comprar semillas y cultivar las plantas para que le brinden el sabor y beneficios deseados
  • Las estrategias que no son tóxicas para eliminar el diente de león ayudan a proteger el medio ambiente y calidad del agua de la llave; use vinagre blanco y rocíe agua salada, utilice deshierbadoras mecánicas construidas para remover la raíz primaria del diente de león y manténgase alerta antes de que la flor produzca semillas

Por el Dr. Mercola

Las hojas de diente de león son nutritivas, deliciosas y versátiles. Se pueden añadir en ensaladas, sopas y guisos, o pueden ser salteados y servidas como guarnición. Es posible que solo la haya imaginado como una molesta hierba de su jardín, pero realmente es una hierba floreciente con importantes beneficios.

La planta de diente de león pertenece a la familia de plantas más grande—la familia de las Asteraceae o girasol—que incluye a más de 22 000 especies, como las margaritas y cardos. Tan solo el diente de león cuenta con más de 100 especies diferentes, que son beneficiosas para su salud.1 De hecho, se pueden utilizar todas las partes del diente de león, desde las raíces hasta sus hojas y flores.

Es probable que ya sepa lo difícil que es erradicarlo del jardín. Cuando es cortada cada semana, la planta se adapta y produce un tallo más corto.2 Los dientes de león se han convertido en maestros de la supervivencia, que es lo que los convierte en hierbas malas y exitosas.

Sin embargo, aunque es posible que no desee que crezcan en su jardín, podría obtener beneficios al cultivarlos en un pedazo de tierra y cosechar las hojas de diente de león para incluirlas en sus alimentos.

Historia del diente de león

El diente de león ha sido adoptado por las culturas a través de los siglos, pero ahora se ha clasificado como el principal enemigo suburbano.

En los Estados Unidos, se estima que se vierten 80 millones de libras de sustancias químicas en los jardines de los hogares para erradicar estas pequeñas plantas florecientes, pero año tras año reaparecen estas resistentes plantas. No obstante, antes de la invención del césped, los jardineros solían eliminar la hierba para dejar espacio para más dientes de león.

El nombre de esta planta proviene del idioma francés, en el que es llamado "dent de lion" o diente de león, ya que los bordes dentados de las hojas sugieren un diente de león.3

Aunque es originaria de Europa y Asia, ha sido transportada por todo el mundo y probablemente sea una de las plantas más fáciles de reconocer a nivel mundial. Se cree que los colonos europeos encontraron la planta tan útil que la llevaron deliberadamente al Nuevo Mundo.

El nombre botánico oficial del diente de león es Taraxacum officinale. El polen del diente de león no causa reacciones alérgicas ya que sus granos son demasiado grandes. Sin embargo, la savia de la planta podría producir una típica dermatitis de contacto que cause inflamación y picazón.4

Se sabe que la planta crece prácticamente en cualquier lugar, pero adora la luz solar directa. A medida que la flor madura, forma su conocida nube de semillas, las cuales pueden flotar hasta 100 millas en el viento, antes de entrar en contacto con el suelo y plantarse en otra área de tierra.5

Algunos amantes de la naturaleza afirman que el diente de león les ayuda a predecir el clima. Después de que la flor ha producido semillas, si llueve la cabeza cubrirá las semillas para protegerlas hasta que haya pasado la amenaza de la lluvia.6

Cultive sus dientes de león durante la temporada de primavera

Si cultiva sus dientes de león, probablemente será mejor cultivarlos lejos del jardín de su vecino y eliminar las cabezas antes de que produzcan semillas. Podría sembrar un cultivo completo en su patio trasero en un invernadero de bajo costo que permita la entrada del sol y evite que las semillas se propaguen.

Pero, incluso con estas precauciones, las semillas podrían escaparse del invernadero por medio de su ropa o la suela de sus zapatos, por lo que debe quitar las cabezas antes de que se forme la nube de semillas.

Cuando comienza un cultivo, las primeras semillas podrían esparcirse en el exterior alrededor de cuatro a seis semanas antes de la última helada.7 Una vez que hayan germinado—lo que tarda entre 7 y 10 días8—debe disminuir la distancia entre ellos, para que queden a 6 u 8 pulgadas, lo que permitirá un crecimiento total de las hojas y mucho espacio para la raíz primaria.

Puede elegir entre una variedad de diferentes plantas de diente de león para satisfacer sus necesidades particulares. La variedad Clio produce hojas verticales que son fáciles de cosechar y la variedad Ameliore es de origen francés con hojas más anchas y un sabor más suave.9

Por lo general, la raíz del diente de león llega a abarcar hasta 18 pulgadas de profundidad en la tierra y es una excelente manera de evitar que el suelo se compacte.10 La raíz es gruesa y frecuentemente tiene pequeñas raicillas con vellosidades que podrían permanecer en el suelo cuando las plantas son cosechadas y volver a crecer como plantas nuevas.11

Aunque las plantas son increíblemente resistentes a las inclemencias del ambiente, la calidad de la nutrición que recibe de sus hojas dependerá de la calidad del suelo en el que crezca la hierba.

Los dientes de león se desarrollarán bajo plena luz solar, pero crecerán bajo una sombra parcial. Utilice tierra que se drene bien y abone el suelo durante el otoño, para estimular un cultivo resistente durante la primavera.

Podría recolectar las hojas y flores durante los meses de verano. Es mejor recolectar las raíces durante los meses de otoño sin heladas.12 Antes de recolectar las hojas, cubra las plantas con un trapo oscuro y opaco para que las hojas se escalden, lo cual disminuiría su amargura.13

Las flores se deben recolectar cuando son jóvenes y tiernas, justo cuando han florecido. Ponerlas en un recipiente con agua fría evitará que se cierren antes de consumirlas.14

Los dientes de león crecerán sin problemas. No tendrá que tratar las plagas o cambiar la ubicación de cultivo a menos que estén sembradas bajo sombra total.

Además, los dientes de león se pueden cultivar en jardines de macetas, lo que facilita mucho más cubrirlos para escaldar las hojas, o cortar la flor cuando produzca semillas, que si se plantaran en un jardín de hierbas. También podría colocar macetas para reducir la probabilidad de un dolor de espalda mientras se agacha para cuidar las plantas, y evitar que se siembren en el césped o jardín de su vecino.

Los dientes de león otorgan importantes beneficios

Las aves pequeñas comen semillas del diente de león; los cerdos, cabras y conejos comen las flores y la abeja melífera consume su néctar.15 Pero, más allá de ser una fuente de alimento para la vida silvestre, el diente de león también contiene una increíble cantidad de beneficios.

En su cocina puede utilizar desde la raíz hasta la flor, y de igual manera, cada parte de la planta otorga beneficios. Algunos estudios han demostrado que las hojas ayudan a producir anticuerpos contra el cáncer.16

Las hojas de diente de león son altas en calcio, hierro y potasio.17 Además, tienen un alto contenido de las vitaminas C, A, K,18 tiamina y riboflavina,19 y sorprendentemente se clasifican por encima del brócoli y las espinacas, en cuestión de valor nutritivo. Una taza llena de hojas picadas contiene apenas 24 calorías, y proporciona mayor nutrición en una porción que algunos de los otros vegetales que cultive de forma cotidiana en su jardín cada año.

Las vitaminas y minerales provistos por las hojas de diente de león ayudan a prevenir la enfermedad de Alzheimer, trastornos oculares, apoyan el sistema inmunológico y el desarrollo de huesos y dientes fuertes.

Los practicantes de la medicina popular han utilizado raíz y hojas de diente de león durante siglos para prevenir y tratar diversos padecimientos. La raíz de la planta incrementa el flujo de la bilis, lo que podría ayudar a disminuir los cálculos biliares, congestión e inflamación del hígado, así como la ictericia.20

La planta tiene un segundo nombre, "pis-en-lit", (moja camas)—un nombre que hace referencia al efecto diurético de sus hojas.21 Cuando son consumidas antes de dormir, es posible que necesite acudir al baño varias veces durante la noche.

Algunos encuentran que las hojas tienen un ligero efecto laxante que estimula los movimientos del tracto digestivo.22 Tradicionalmente, la raíz del diente de león se ha utilizado en el tratamiento del reumatismo, ya que tiene leves efectos antiinflamatorios.

La temporada de recolección influye en las propiedades de la raíz. La recolección durante el otoño otorga los mayores beneficios para la salud y produce un extracto opaco con niveles más elevados de inulina y levulina, sustancias parecidas al almidón que podrían ayudar a equilibrar el azúcar en la sangre.23

Cuando la raíz es recolectada durante la temporada de primavera y verano proporciona un producto menos amargo, pero con beneficios de salud menos potentes.

Esta hierba ha sido utilizada por los nativos americanos para ayudar a aliviar el malestar y acidez estomacal, y los chinos la han utilizado para mejorar el flujo de la leche materna, así como para disminuir la inflamación de los senos durante la lactancia.24

Los europeos empleaban hojas de diente de león para ayudar a aliviar la fiebre, forúnculos, diarrea y diabetes. Como nota preventiva, el diente de león podría empeorar los efectos secundarios del litio e incrementar el riesgo de hemorragias, si toma anticoagulantes.25

El diente de león se propaga ampliamente

Los dientes de león que crecen en el centro de su jardín podrían cosecharse y comerse siempre que su patio esté libre de sustancias químicas y sus vecinos tampoco las apliquen. Incluso si sus vecinos utilizan gránulos químicos para tratar sus jardines, estas sustancias químicas podrían filtrarse hasta los límites de su jardín, por lo que no debe cosechar y consumir los dientes de león a menos de 10 pies del jardín de su vecino.

Podrían terminar creciendo dientes de león en partes de su jardín donde no quiere que crezcan. Hay varias formas de eliminarlos sin recurrir a sustancias químicas. Incluso los gránulos que esparce en el césped para controlar las malas hierbas contribuyen al daño causado a la vida silvestre en su área y a la contaminación del agua subterránea que afecta la calidad del agua potable.

Más de 5 mil millones de libras de pesticidas se utilizan anualmente en todo el mundo.26 Estas sustancias químicas afectan tanto a la vida vegetal como a las aves y vida silvestre que se alimentan de la vegetación.

En la mayoría de los casos, las sustancias químicas son liposolubles. Eso significa que hay una biomagnificación significativa ya que los químicos permanecen en el insecto y en el cuerpo de los animales y se acumulan a largo de la cadena alimenticia.

Por ejemplo, una estimación conservadora sería, en los Estados Unidos cada año 672 millones de aves están expuestas a pesticidas y el 10 % de ellas—o 67 millones—muere directamente por ingerir las sustancias químicas;27 por lo que, es difícil estimar la extensión del daño provocado en la población de aves a largo plazo.

Las aves expuestas a las sustancias químicas también padecen efectos "subletales" que incluyen el adelgazamiento de los cascarones de sus huevos, que se rompen bajo el peso del adulto durante la incubación, alteración de las hormonas, deterioro del sistema inmunológico y falta de apetito.28 Cada una de estas consecuencias afecta severamente en la capacidad de las aves para reproducirse, migrar y sobrevivir.

Las aves podrían ser particularmente vulnerables, ya que pueden confundir los gránulos de pesticidas por semillas y consumir insectos que también estén cargados de sustancias químicas, lo que duplicaría la carga de pesticidas que ingieren.

Además, los niños son más vulnerables que los adultos, ya que absorben mayor cantidad de sustancias químicas debido a su tamaño, en comparación con los adultos, y son más vulnerables a los efectos de las toxinas en sus cuerpos. Un informe de Environmental and Human Health Inc. descubrió que los niños expuestos a pesticidas tenían una mayor incidencia de leucemia infantil, sarcomas de tejidos blandos y cáncer cerebral.29

Algunos asumen que estas sustancias químicas son seguras ya que se venden sin receta, pero aunque la Agencia de Protección Ambiental califica que cuatro de los químicos para el césped más comunes tienen datos insuficientes para poder evaluar el impacto en el desarrollo del cáncer en los seres humanos, todos están relacionados con la sexta forma más común de cáncer en los Estados Unidos, el linfoma no Hodgkin.30

Estas sustancias químicas tampoco desaparecen después de un par de días. Se agregan en las hojas de la hierba, que es el alimento de los insectos, y en su perro. Se filtran en las aguas subterráneas de su vecindario, lo que afecta eventualmente a su agua de la llave. Los residuos podrían rastrearse hasta el interior de sus zapatos, donde se acumula el polvo de la casa.

¿Cómo podría deshacerse de los dientes de león en su jardín de forma natural?

Existen varias formas de mantener su jardín libre de dientes de león, sin recurrir a sustancias químicas tóxicas. Los dientes de león se desarrollan bajo la luz solar directa, por lo que cuando la hierba crece entre 3 y 4 pulgadas de altura, ayuda a disminuir el crecimiento de la planta.

La planta no florecerá hasta que se hayan terminado de formar todas las hojas, y solo si hay suficiente luz solar y humedad.31 En el video de corta duración del enlace anterior, podrá observar a un diente de león pasar de la flor a la nube de semillas en dos días.

Podría eliminar la planta y, por lo tanto, no preocuparse por la raíz primaria que produce otra planta, al rociar una mezcla de vinagre blanco, agua y sal directamente sobre la planta. Además, esto destruirá a las plantas circundantes también, por lo tanto, debe rociar de forma directa y tener cuidado de dónde hacerlo.

Su tercera opción es arrancar las plantas de la tierra, mientras tiene el cuidado de sacar la raíz primaria desde la punta, ya que cualquier raíz que deje producirá otra planta. Trabaje en su jardín cuando la tierra esté húmedoa, como por ejemplo, después de regar abundantemente o una lluvia lenta y prolongada.

Mother Earth News recomienda tres diferentes deshierbadores diseñados específicamente para los dientes de león, para ayudarle a evitar las sustancias químicas.32

Cada una de las opciones de eliminación le permitirá trabajar de pie para reducir la tensión en la parte inferior de la espalda y rodillas. Los precios oscilan entre US$ 20 y US$ 30.

Implementar la combinación de las tres estrategias—considerar la longitud del césped, rociar cada planta con vinagre y sal, y eliminar cada una de las plantas—podría ayudarle a mantener un césped libre de dientes de león e incluso a tratar otros tipos de malezas.

Recuerde abordar la planta antes de que produzca las semillas, ya que una vez que las semillas comienzan a esparcirse, la situación podría descontrolarse.

Utilice sus hojas, raíces y flores para elaborar recetas caseras

Utilizar sus hojas en una ensalada solo es una forma de emplear esta planta—puede utilizarse en muchas otras preparaciones:33,34

Las raíces pueden secarse, molerse y prepararse como café

El vino de diente de león se elabora con sus flores

Las flores pueden freírse en mantequilla

Las raíces pueden secarse, asarse a 300 °F, molerse y agregarse en el chocolate caliente

Puede mezclar sus hojas en una ensalada de papa o huevo

Podría saltearlasa como espinacas y añadirlas en los huevos, servirlas como guarnición o en un quiche

Puede encurtirlas en frío en una salmuera; el calor podría destruir sus delicadas hojas

El kimchi puede elaborarse con hojas de diente de león

Puede mezclar las flores con cáscara de manzana o ralladura de naranja y elaborar mermelada

Las raíces pueden picarse finamente y saltearse

Podría hacer pesto de semilla de calabaza con diente de león

Puede elaborar galletas de flor de diente de león

Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo