Cómo cultivar frambuesas en casa

Cultivar frambuesas

Historia en Breve -

  • Las frambuesas son un cultivo perfecto para el jardín de su casa, y un complemento delicioso en los alimentos o como mascarilla facial. Esta fruta es alta en antioxidantes y podría comerse fresca o congelada durante todo el invierno
  • En función de la variedad de la planta que elija, puede recolectar las bayas desde el verano hasta el otoño. Se pueden cultivar en el suelo o en macetas; sin embargo, todas las plantas son propensas a la pudrición de la raíz e infecciones fúngicas
  • Este tipo de plantas rinden mejor cuando la tierra tiene un pH de 5.8 a 6.2, y están listas para ser recolectadas cuando la fruta ostenta un color fuerte y se desprende fácilmente del tallo
  • Las frambuesas son altas en antioxidantes, por lo tanto podrían servir como un complemento saludable para combatir enfermedades cardiacas, deterioro relacionado con el envejecimiento, enfermedades circulatorias y cáncer

Por el Dr. Mercola

Las mejores frambuesas provienen directamente del arbusto, son perfectas para el jardín de su hogar y constituyen un sabroso complemento para ensaladas o como snack. Cultivarlas en casa le garantizará obtener bayas que no han sido rociadas con pesticidas e insecticidas.

Aunque las frambuesas rojas son las más comunes, puede elegir entre diversas variedades. Las hay en muchos colores, que maduran en diferentes épocas del año, lo que le permite extender su cosecha.

Una vez recolectadas, considere añadirlas en smoothies, yogur casero, ensaladas mixtas, y mezclarlas en aderezos caseros para ensaladas. Para aprovechar al máximo sus frambuesas recolectadas cada verano, elija una variedad de planta adecuada para su zona climática, el mejor lugar en su jardín, evite plagas y enfermedades, y aprenda técnicas sencillas para cuidar y podar sus plantas.

Variedades vegetales

Este tipo de bayas del tamaño de un bocado vienen en diversos colores. Si bien, el rojo es el más común, tanto el rojo como el amarillo son los más resistentes y dulces. Curiosamente, las frambuesas moradas son un híbrido entre las frambuesas negras y rojas.

Las frambuesas negras son deliciosas y diferentes a las zarzamoras, pero también son las menos resistentes y más susceptibles a las enfermedades. Cuando las frambuesas negras son recolectadas, el tallo permanece en la planta, a diferencia de las zarzamoras, cuyo tallo se desprende de la planta durante la recolección.

Por medio de un mapa de zonas climáticas,1 podrá determinar si vive en las zonas 3 a 9, ya que es donde por lo general crecen mejor las frambuesas. Las zonas de temperatura determinan las temperaturas más bajas.

En la zona 3 las temperaturas pueden bajar hasta -35 °F (Farenheit) mientras que, por lo general en la zona 9 las temperaturas no bajan de los 20 °F. Este amplio rango de temperaturas significa que tiene una mayor probabilidad de encontrar una variedad adecuada para su clima.

La mayoría de las variedades de frambuesas maduran a lo largo de los meses de verano y otoño, lo que proporciona una extensa temporada de crecimiento y recolección.

Sin embargo, algunas producen más fruta durante el verano y otras producen más durante el otoño. Es posible que deba seleccionar diversas variedades para madurar en diferentes momentos, con el fin de extender aún más la temporada de recolección.2

  • Las frambuesas rojas de verano maduran temprano, a la mitad del verano
  • Las frambuesas rojas y predominantes se pueden observar desde el verano hasta el otoño
  • Las frambuesas negras pueden crecer en la naturaleza, en las Montañas Rocosas del Este, y solo lo hacen durante una breve temporada, que comienza a principios de julio y dura aproximadamente tres semanas3
  • Las frambuesas doradas son recolectadas durante los meses de otoño4
  • Las frambuesas moradas son tan productivas como las frambuesas rojas, y se producen en grandes cantidades , que maduran a principios del verano

Condiciones ideales de cultivo

Antes de sembrar, identifique la variedad más adecuada para su región. La mayoría de las variedades son adecuadas para los veranos frescos e inviernos ligeros, pero muchas se han adaptado a los climas cálidos y soleados. Si cultiva sus frambuesas en un clima más cálido, debe asegurarse de estén bajo la sombra por la tarde. En climas más fríos, crecerán mejor bajo plena luz solar.

Los arbustos deben plantarse en un suelo bien drenado, ya que el agua estancada podría pudrir las raíces en cuestión de días.5 Si su jardín no cuenta con buen drenaje, considere instalar camas elevadas y tuberías de drenaje, o sembrarlas en contenedores. Cultivar en un contenedor requiere un esfuerzo similar a sembrar en el suelo, ya que las frambuesas pueden colocarse en un jardín soleado y moverse a la sombra por la tarde.

En teoría, cualquier arbusto del jardín puede cultivarse en maceta, pero las plantas más compactas podrían desarrollarse mejor en una maceta ya que no requieren de ningún soporte para mantenerse erguidas.

Utilice un contenedor de al menos 24 pulgadas de diámetro para permitir que las plantas florezcan. Además, eso ayuda con la resistencia al frío. La maceta debe llenarse con composta a base de tierra, y las plantas deben regarse abundantemente cuando son colocadas en la maceta. Al igual que con las plantas en el suelo, nunca debe permitir que la tierra se seque por completo.6

Las plantas se desarrollan mejor en un suelo con un pH entre 5.8 y 6.2. Según los resultados de un análisis de suelo, podrá elevar el nivel de pH al agregar cal. A menudo, la oficina local de extensión universitaria puede brindar este servicio.

Las plantas de frambuesa pueden vivir hasta 15 años o más, por lo que preparar con antelación la cama ayudará a asegurar la larga vida de la planta. Aunque es posible que el sistema reticular de la planta no sea profundo, debe cavar a una profundidad de al menos 12 pulgadas para aflojar el suelo y eliminar las piedras con el fin de garantizar un buen drenaje, que es un elemento crucial para tener un cultivo exitoso.

Si agrega demasiada agua el sistema reticular se pudrirá; pero si añade muy poca sus plantas no producirán frutos.7 En especial, durante el fructificación las plantas requieren entre 1 y 2 pulgadas de agua cada semana. Si la tierra siempre se encuentra ligeramente húmeda al tacto, pero no empapada, es probable que la planta tenga suficiente cantidad de agua.

El riego excesivo puede promover la transmisión de enfermedades. En vez de eso, utilice un sistema de goteo o mangueras para proporcionarle a sus arbustos de frambuesa suficiente humedad y tener una buena recolección.

Los cuidados y poda incrementan la capacidad de producción de la planta

Los virus debilitan seriamente las plantas de frambuesa, por lo que es mejor comenzar con plantas certificadas como libres de virus,8 así como eliminar todas las plantas silvestres de frambuesa del área. Puede comprar una rama latente o una planta viva en maceta, para tener un arbusto de frambuesa.

En función de la variedad que elija, las plantas pueden alcanzar entre 36 y 60 pulgadas de alto con una capacidad de propagación de 24 a 36 pulgadas.9

Las ramas latentes pueden sembrarse entre cuatro y seis semanas antes de la última helada en su área, mientras que las plantas que se cultivan en contenedores deben sembrarse después de que haya pasado el peligro de las heladas.

Las plantas deben colocarse en el suelo a 1 pulgada adicional de profundidad, en comparación con los contenedores del vivero. Antes de sembrarlas en el suelo, elimine las malezas y prepare el suelo con composta madura u otra materia orgánica de alta calidad.10

Lo ideal es trabajar el suelo al menos dos semanas antes de cultivar los arbustos de frambuesa. También, es un buen momento para aplicar ligeramente cal o ceniza de madera para incrementar el nivel de pH de la tierra, en caso de que las pruebas indiquen que es necesario.

Coloque cada planta a 2 pies de distancia en línea, y cada línea a una distancia de al menos 8 pies, para permitir que las plantas se desarrollen y dejen suficiente espacio para caminar entre ellas sin ser rasguñado por las espinas.

Las plantas tendrán brotes. Cualquiera que crezca hasta 12 pulgadas desde la base de la vara hasta el pasillo entre las líneas debe recortarse ya que puede reducir significativamente el ancho del área para caminar.

Una vez que son cultivadas, es el momento de proporcionarles entre 1 y 2 pulgadas de agua. Debe asegurarse de que el cepellón no esté expuesto ya que la planta podría deshidratarse rápidamente. Colocar una gruesa capa de mantillo natural ayudará a mejorar el drenaje, retener la humedad y reducir la cantidad de maleza.

Las técnicas de poda que utilice dependerán de la variedad que cultive.11 En todas las variedades de verano deben eliminarse las varas débiles al nivel del suelo al inicio de la primavera. Debe dejar entre 10 y 12 de las varas más saludables y limpiar cualquier daño sufrido por el frío. Las variedades de otoño pueden ser podadas para obtener uno o dos cultivos.

Para lograr dos cultivos, debe podar las plantas como si fueran variedades de verano; después de la recolección de otoño debe podarlas hasta el suelo. Si solo quiere un cultivo, no hay necesidad de podar durante el verano, pero debe recortar todos las varas en la primavera.

Cuando las varas terminen de producir la fruta, morirán de forma natural. Retire las varas viejas al recortarlas desde el suelo y jálelas desde la parte superior para promover una buena circulación de aire entre las plantas, así como entrada de los rayos del sol entre las hojas. Esa pequeña medida también ayudará a disminuir la posibilidad de enfermedades.

Como prevenir enfermedades

Podría evitar muchos problemas en sus plantas de frambuesa al proporcionarles un lugar soleado con suelo fértil y bien drenado.12 Las frambuesas son sensibles a la pudrición de la raíz, así que debe evitar cultivarlas cerca de jitomates, papas u otras plantas susceptibles a la verticilosis.

Si una vara de frambuesa parece afectada por una enfermedad—podría ser a causa de la larva del barrenador—simplemente, corte la vara a 6 pulgadas por debajo del daño para evitar más lesiones.

Además, las frambuesas son susceptibles a enfermedades fúngicas, lo que ocasiona que las hojas se tornen de un color óxido.13 A medida que la enfermedad progresa, aparecen pústulas amarillas en la parte inferior de las hojas, que más tarde se vuelven negras y contienen esporas que pueden invernar.

Al detectar rápidamente una infección fúngica significa que puede eliminar las hojas, lo que podría detener su propagación. Sin embargo, si la planta parece estar totalmente enferma, es necesario eliminarla por completo y estar muy atento las que se encuentran cerca.

Otra enfermedad común que ataca a las plantas de frambuesa es el chancro del tallo,14 que afecta en mayor medida a las frambuesas rojas y moradas. Esta es otra infección fúngica que ataca las hojas y tallos, y disminuye la producción.

A menudo, las hojas son las primeras en demostrar los síntomas conforme los bordes exteriores se tornan de color amarillo y las hojas mueren lentamente. Las hojas más bajas son las primeras en infectarse y cuando caen, el tallo permanece en el arbusto. Durante un ataque severo, también mueren las hojas más jóvenes de la parte superior.

Al mantener el área sin maleza y las líneas recortadas para facilitar el secado adecuado y exposición a los rayos del sol, contribuirá ampliamente a prevenir las enfermedades. Las infecciones fúngicas favorecen las condiciones de humedad y pueden controlarse al favorecer una buena circulación entre las varas, mantenerlas bien separadas y permitir una buena exposición a luz solar.

Como cosechar las deliciosas bayas y hojas

Las frambuesas estarán maduras para recolección cuando exhiban un color fuerte y se desprendan fácilmente del tallo. Lo mejor es recolectarlas diariamente ya que los rayos del sol podrían escaldar las bayas maduras, y las lluvias prolongadas podrían pudrirlas.15 Coloque no más de tres bayas en recipientes poco profundos y refrigere de inmediato.

Lave y limpie con agua fría justo antes de consumirlas o congelarlas. Podrá disfrutar de sus frambuesas durante los meses de invierno al congelarlas en una bandeja poco profunda cubierta con papel encerado. Una vez congeladas de forma individual durante aproximadamente una hora, transfiéralas a contenedores adecuados para congelación y consúmalas durante todo el invierno.

Sus plantas de frambuesa producen no solo fruta fresca sino también hojas para té de hojas de frambuesa. El té de frambuesa se ha empleado para tratar síntomas menstruales y facilitar el parto.16 Las hojas tienen un alto contenido de potasio, hierro, manganeso y vitaminas B.

La recolección de las hojas para el té debe hacerse a media mañana, antes de que la planta florezca y justo después de que el rocío se evapore. Esto es cuando los aceites esenciales y el sabor en las hojas están en su punto máximo.

Cada vez que coseche bayas u hojas, debe asegurarse de utilizar mangas largas y guantes para protegerse de las espinas. Las hojas se pueden cosechar en cualquier momento del año. Elija hojas verdes, jóvenes y vibrantes para su té.

Lávelas, déjelas secar y colóquelas en una pantalla para que se sequen al aire.17 Guarde las hojas secas en un frasco de vidrio en un área fresca y seca, resguardada de los rayos del sol. Cuando desee preparar té, triture las hojas y utilice una cucharadita por cada ocho onzas de agua hirviendo. Deje en infusión durante cinco minutos.

Valiosos beneficios de las frambuesas

Las frambuesas son ricas en vitamina C, quercetina y ácido gálico.18 Se cree que su alto contenido antioxidante contribuye a su capacidad para combatir las enfermedades cardíacas, circulatorias, deterioro relacionado con el envejecimiento y cáncer.

El aceite de frambuesa tiene un factor de protección solar y puede proteger contra las arrugas. Considere hacer una mascarilla facial al mezclar una taza de yogur natural con dos tazas de frambuesas frescas hasta que obtenga una mezcla uniforme.

Aplique en su cara durante 15 minutos y después lave con agua tibia. El poder antioxidante de la vitamina C puede ayudar a disminuir decoloraciones y manchas causadas por el envejecimiento.

Además, gracias a su alto contenido en ácido elágico, un agente quimioprotector con propiedades antiinflamatorias, las frambuesas pueden ayudar eficazmente a detener el daño en las membranas celulares. En combinación con otras moléculas de flavonoides presentes en las frambuesas, esta mezcla única de antioxidantes también cuenta con algunas propiedades antimicrobianas.19

El alto valor nutritivo de estas bayas tiene la capacidad de ayudar a fortalecer el sistema inmunológico para combatir enfermedades. Cuando son cultivadas en suelo fértil, son una excelente fuente de manganeso y vitamina C, los cuales ayudan a proteger contra el daño causado por el oxígeno.

Los estudios realizados en animales han demostrado que la combinación de flavonoides y antioxidantes en las frambuesas pueden proporcionar algunas mejoras en la memoria, y pueden proteger contra el deterioro cognitivo.20 De igual manera, el contenido de fibra y agua de las bayas podría ayudar a prevenir el estreñimiento.

Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo