Cómo cultivar comino

planta de comino

Historia en Breve -

  • El comino que ha sido cultivado y utilizado ampliamente en las cocinas del norte de África, el Mediterráneo e Irán, tiene un cálido sabor a tierra que le da intensidad y un poco de sazón a diversos alimentos
  • El comino es una planta anual con flores que crece entre 12 y 20 pulgadas (30 y 50 cm), tarda aproximadamente 4 meses en madurar y prefiere una temporada de cultivo cálida
  • El comino crece mejor a pleno sol, por lo que elija un lugar soleado y lleno de luz en su jardín y siembre las plántulas en el suelo con una separación de 4 pulgadas (10 cm) y una profundidad superficial (cerca de un cuarto de pulgada – 6.35 mm –), en hileras con una separación de 18 pulgadas (45 cm)
  • También puede plantarlo en recipientes, y algunas personas sugieren hacerlo en cúmulos en lugar de en hileras, lo que ayuda a sostener las plantas conforme vayan creciendo y evita que las semillas se esparzan por todo el suelo
  • Las semillas están listas para ser recolectadas cuando las flores terminaron de florecer y los racimos se marchitan, lo cual suele pasar durante el otoño

Por el Dr. Mercola

El comino es la segunda especia más popular a nivel mundial que solo es superada por la pimienta negra. Como un miembro de la familia del perejil, sus semillas han sido apreciadas por miles de años y son más conocidas en su forma molida como una especia que se le pone a los platillos con curry.

El comino que ha sido cultivado y utilizado ampliamente en las cocinas del norte de África, el Mediterráneo e Irán, tiene un cálido sabor a tierra que le da intensidad y un poco de sazón a diversos alimentos. Esta es una especia popular para la carne de res y cordero, pero también es adecuada para los tubérculos y frijoles.

El fabricante de especias McCormick afirma que es una de las 10 especias más vendidas en los Estados Unidos, donde se usa comúnmente en recetas mexicanas (guisos, tacos), platillos del Medio Oriente (hummus, estofado y berenjena) y cocina de la India, donde a menudo se presenta junto con chile, cúrcuma, semilla de mostaza, semilla de cilantro y grano de pimienta.1

El comino también tiene un papel estelar en muchas mezclas de especias, como la de chile en polvo, garam masala, sofrito y baharat. Por tradición, las novias llevaban semillas de comino durante las ceremonias de matrimonio como símbolo de fidelidad, y en la antigua Grecia se usaban como un condimento de mesa similar a la sal de la actualidad.

También se usó con fines medicinales para ayudar con la digestión, apoyar la lactancia materna y tratar problemas de salud, como fiebre, diarrea y vómitos.2

Aunque quizás se vea tentado a ir al supermercado para abastecerse de esta especia versátil, puede cultivarla fácilmente en su propio jardín. Una vez que recolecte las semillas, póngalas en un molinillo de café y tendrá comino molido fresco siempre que lo necesite.

Cómo cultivar comino

El comino es una planta anual con flores que crece entre 12 y 20 pulgadas (30 y 50 cm) de alto. Sus flores de ciclo corto son rosadas o blancas (florecen a mediados de verano) y producen las semillas que se utilizan en la cocina.

El cultivo se recomienda para las zonas de rusticidad 5 a 10 del USDA y es una planta que tarda aproximadamente 4 meses en alcanzar la madurez y prefiere una temporada de cultivo cálida.

Esto significa que si reside en un área cuya temporada de cultivo es corta, necesitará comenzar la siembra en un espacio cerrado y solo podrá trasplantar las plantas al aire libre cuando las temperaturas (mínimas) lleguen o excedan los 60 ° F (15 ° C) o más, asimismo, las plantas crecerán alrededor de 2 pulgadas (5 cm).

Como una directriz general, inicie la siembra en un espacio cerrado entre unas 4 a 8 semanas antes de la última helada en su área.3

Las semillas deben germinar entre 1 y 2 semanas, asimismo, remojarlas antes de la siembra (durante cerca de 8 horas) puede aumentar sus tasas de germinación. Las semillas no toleran la trasplantación, por lo que es mejor usar macetas biodegradables que se pueden plantar directamente en el suelo cuando llegue el momento.

Y en vista de que cada planta solo produce una pequeña cantidad de semillas, necesitará cultivar muchas si planea usarlas regularmente.

El comino crece mejor a pleno sol, por lo que debe elegir un lugar soleado y lleno de luz en su jardín y siembre las plántulas en el suelo con una separación de 4 pulgadas (10 cm) y una profundidad superficial (cerca de un cuarto de pulgada – 6.35 mm –), en hileras con una separación de 18 pulgadas (45 cm).

También puede plantar comino en recipientes, y algunas personas sugieren hacerlo en cúmulos en lugar de en hileras, lo que ayuda a sostener las plantas, que en ocasiones se vuelven espigadas, conforme van creciendo y evita que las semillas se esparzan por todo el suelo.

Debe mantener las plántulas húmedas y regarlas de vez en cuando, sobre todo en climas secos, pero evite el exceso de agua, ya que esta planta disfruta de un suelo arenoso y bien drenado (pero tolerará la mayoría de los suelos, siempre y cuando sean fértiles). Si vive en una región con largos períodos de calor seco, el comino puede beneficiarse de la vaporización.4

Las plantas de comino con exceso de agua pueden padecer la putrefacción de su raíz, mientras que las plantas también son susceptibles a los áfidos, marchitez, tizones y mildiú polvoriento. Ahora bien, también se sabe que atraen insectos beneficiosos a su jardín que pueden ayudar a mantener alejadas otros tipos de plagas.5

Cómo cosechar comino

Las plantas deben ser supervisadas con sumo cuidado al final de la temporada de cultivo ya que, si no se atienden, las semillas se secarán y se esparcirán por el suelo, lo cual hará que la cosecha sea más difícil, si no es que imposible. Las plantas también pueden madurar a diferentes velocidades, así que prepárese para cosechar algunas y prescindir de otras.

Las semillas están listas para ser recolectadas cuando las flores terminan de florecer y los racimos se marchitan, lo cual suele pasar durante el otoño.

Puede cortar los tallos secos cerca del suelo y colocar los glomérulos en una bolsa de papel (boca abajo) con el fin de secar y atrapar las semillas, que son de color amarillo amarronado con una forma y tamaño similares a las semillas de alcaravea. The Homestead Garden recomienda que:6

"Cuando algunas de las plantas estén listas, corte de 5 a 6 desde el tallo y coloque los racimos de la vaina en una bolsa de papel. Átela y cuélguela boca abajo en un lugar cálido y seco. Después de 7 a 10 días, las vainas se habrán secado. Frótelas entre sus dedos y las semillas se desprenderán para que las utilice de inmediato o las almacene ...

También puede sacudir la bolsa cuando esté lista para la cosecha: Golpee la bolsa contra una superficie dura para que las semillas se caigan. Críbelas a través de una tela metálica con el fin de eliminar la ahechadura."

Asegúrese de que las semillas estén completamente deshumedecidas antes de guardarlas en un lugar fresco y seco, lejos de la luz directa del sol. Las semillas se pueden guardar por casi 2 años. Las semillas se pueden usar enteras o molidas, pero para conservar su frescura y sabor, muela lo que necesita antes de cocinar.

Los beneficios de las semillas de comino que abarcan desde la diabetes hasta la digestión

Las semillas de comino, que no deben confundirse con el comino negro o la semilla negra que son plantas completamente diferentes, son una buena fuente de hierro y contienen otros nutrientes como el manganeso, cobre, calcio, magnesio, vitamina B1 y fósforo. Su uso tradicional como auxiliar digestivo y tónico también tiene algún mérito contemporáneo.

De acuerdo con la organización sin fines de lucro George Mateljan Foundation, que descubrió, desarrolló y compartió información comprobada científicamente sobre los beneficios de una alimentación saludable, "las investigaciones han demostrado que el comino puede estimular la secreción de enzimas pancreáticas, compuestos necesarios para una digestión adecuada y la asimilación de nutrientes."7

De hecho, se ha demostrado que el aceite esencial de comino es prometedor para aliviar los síntomas del síndrome del intestino irritable, como el dolor de estómago y la hinchazón.8 La planta también contiene propiedades anticancerígenas y antidiabéticas que presuntamente se deben a sus componentes activos, como los terpenos, fenoles y flavonoides.9

De hecho, se ha encontrado que el comino funciona mejor que la glibenclamida, una medicina contra la diabetes, en el tratamiento de ratas con dicha afección10 y se encontraron beneficios similares en un estudio con humanos.

Cuando a diversas personas con diabetes tipo 2 se les administró aceite esencial de comino, exhibieron una reducción en sus niveles de insulina y glucosa en ayunas, así como en los marcadores de inflamación junto con un aumento de la adiponectina, una hormona que interviene en la regulación de los niveles de la glucosa. "Además, puede controlar las complicaciones de la diabetes tipo 2 en estos pacientes", señalaron los investigadores.11

También se encontró que el comino era efectivo contra los tumores estomacales y uterinos en ratones. Los investigadores observaron que "los resultados sugieren inequívocamente los potenciales quimiopreventivos del cáncer en su semilla, los cuales podrían atribuirse a su capacidad de modular el metabolismo carcinógeno".12

Comino para manejar el estrés y bajar de peso

El comino también tiene actividades contra el estrés y la oxidación, al igual que actividades potenciadoras de la memoria, de modo que cuando se le administró a ciertas ratas, este mejoró su memoria y nivel de estrés.13

Su actividad antioxidante también fue analizada en un estudio de 2004, donde se encontró que la especia (junto con otras, como alcaravea, cilantro, eneldo e hinojo) era mucho más potente que la vitamina C (ácido ascórbico).14

De igual forma, las personas con trastornos respiratorios como el asma y bronquitis pueden incluir comino en su alimentación, ya que actúa como un expectorante que puede desprender la mucosidad y la flema en el tracto respiratorio. De hecho, un estudio con animales encontró que reduce la tos de manera similar al medicamento Codeine.15

Incluso, algunas investigaciones demuestran que el comino podría ayudar a perder peso. Cuando los participantes con sobrepeso tomaron comino durante 8 semanas, perdieron una cantidad de peso similar a aquellos que tomaron orlistat120, un medicamento para bajar de peso, e incluso experimentaron el beneficio adicional de mejorar el metabolismo de la insulina.16

También es una buena especia para agregar a su cocina desde un punto de vista de la inocuidad alimentaria, ya que tiene propiedades antimicrobianas que pueden reducir el riesgo de enfermedades transmitidas por los alimentos.

El comino incluso tiene propiedades antibacterianas que pueden obstaculizar el progreso de aquellas que son resistentes a múltiples medicamentos como el Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (SARM).17

Cómo usar comino en su cocina

El comino es una especia con cierto picor, similar a la canela, alcaravea y nuez moscada, que le dará un sabor a nuez, dulce y ligeramente ahumado a una amplia gama de platillos. Agréguelo abundantemente a vegetales, estofados, sopas y platillos con curry, así como a aliños en platillos con carne de res, pollo y pescado. Si quiere obtener un sabor más intenso, puede asar ligeramente las semillas de comino antes de utilizarlas.

Para hacer té de comino, que puede ser especialmente relajante después de una comida, hierva en agua las semillas y déjelas reposar de 8 a 10 minutos.18 También puede intentar preparar las 2 recetas con comino que se presentan a continuación, las cuales no solo se expandirán su paladar, sino que también aumentarán su nutrición.

Rollos de lechuga con especias y comino

Ingredientes

  • 1 lechuga (francesa o de hoja roja)
  • 1 aguacate, pelado y rebanado en tiras
  • 2 cebollines, picados
  • 1 pimiento rojo picado
  • Brotes de alfalfa

Aderezo

  • 3 cucharadas de jugo de limón recién exprimido
  • 1 cucharadita de miel cruda
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 1/2 cucharadita de pimienta de cayena
  • Sal del Himalaya al gusto
  • 1/4 de taza de aceite de oliva

Procedimiento

  1. Corte los cogollos de lechuga y separe las hojas
  2. Agregue algunos cebollines picados junto con algunos trozos de pimiento rojo.
  3. Agregue algunos brotes y enrolle las hojas con cuidado mientras las sujeta con un palillo de dientes.
  4. Continúe el proceso con los ingredientes restantes.
  5. Para preparar el aderezo, mezcle el jugo de limón, la miel, el comino molido, la pimienta de cayena y la sal. Agregue aceite de oliva.
  6. Sirva los rollos de lechuga con aderezo a un costado.

Salsa de comino y jitomate a la parrilla

Ingredientes

  • 12 jitomates roma
  • 2 dientes de ajo, sin pelar
  • 1 cebolla pequeña, partida en 4
  • 1 chile verde
  • 1 cucharada 1/2 de aceite de coco
  • 1 cucharadita de semillas de comino molidas
  • ¼ de cucharadita de sal del Himalaya
  • 3 cucharadas de jugo de limón recién exprimido
  • Un puñado de cilantro fresco y picado

Procedimiento

  1. Precaliente la parrilla.
  2. Coloque los jitomates, cebolla, chile y ajo en un recipiente para hornear que sea mediano y luego vierta el aceite de coco.
  3. Áselos a la parrilla durante 5 a 10 minutos, o hasta que las partes externas estén asadas, Asegúrese de verificar su estado con frecuencia para evitar que se quemen.
  4. Retire los vegetales de la estufa. Retire y deseche el tallo de chile, los lóculos del jitomate y las cáscaras del ajo.
  5. Use un procesador de alimentos para cortarlos en trozos grandes. Pase todo a un recipiente y agregue el comino, el jugo de lima, la sal del Himalaya y el cilantro.

Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo