Cómo cultivar fresas

cultivar fresas

Historia en Breve -

  • Las fresas se pueden cultivar en macetas o en camas, y puede cosecharlas durante hasta cinco años con los cuidados adecuados. Incluso se pueden cultivar en una bolsa reutilizable para las compras
  • En el presente artículo se incluyen las variedades comunes de fresa y recomendaciones generales de cultivo para sistemas de hileras y montículos
  • Las fresas son ricas en nutrientes que estimulan el sistema inmunológico como la vitamina C, antocianinas, elagitaninos, flavonoles, terpenoides y ácidos fenólicos y elágicos que ayudan a combatir las infecciones. También contienen manganeso, folato, potasio y cobre
  • Las fresas comerciales están muy contaminadas con pesticidas y no hay garantía de que las fresas orgánicas sean verdaderamente orgánicas si las compra en el supermercado
  • Aunque un productor orgánico no usaría fumigantes químicos, los viveros donde se inician las plántulas sí los emplean. Estas plantas se venden a productores convencionales y orgánicos, y cuando se cosechan en una granja orgánica, a pesar de su origen tóxico, califican para obtener la certificación orgánica

Por el Dr. Mercola

Las fresas, un símbolo de amor, también tienen mucho que ofrecer a los apasionados de su salud.

Cuentan con un alto contenido de nutrientes que mejoran el sistema inmunológico como la vitamina C, antocianinas, elagitaninos, flavonoles, terpenoides, ácidos fenólicos y elágicos, con lo que ayudan a combatir las infecciones.

También están repletas de manganeso, folato, potasio con su enzima cofactorizadora, superóxido dismutasa y minerales como el cobre para el desarrollo saludable de los glóbulos rojos.

Es uno de los elementos favoritos para la cocina y un básico del verano entre personas de todas las edades. las fresas se cultivan mejor en casa, ya que las fresas de venta comercial están muy contaminadas con pesticidas, además de que cuando se compran en el supermercado no hay garantía de que las fresas orgánicas sean realmente orgánicas.

Aunque un productor orgánico no usaría fumigantes químicos, los viveros donde se inician las plántulas sí los emplean. Luego, estas plantas se venden a productores convencionales y orgánicos, y cuando se cosechan en una granja orgánica, a pesar de su inicio tóxico, califican para obtener la certificación orgánica.1,2

Cultive sus propias fresas

Las fresas son fáciles de cultivar en una cama de jardín o en pequeñas macetas de hasta 10 pulgadas de diámetro.3 Las macetas colgantes proporcionan la ventaja adicional de mantener a las babosas y otras criaturas alejadas de estas preciosas bayas.

Si emplea una maceta, asegúrese de que tenga buen drenaje. Se recomienda la mezcla de arcilla para macetas, con el fin de garantizar el drenado adecuado, y las fresas de día neutral (vea los tipos de fresas continuación) tienden a ser los mejores para crecer en maceta.

Incluso puede cultivar fresas en una bolsa reutilizable para las compras, una alternativa de 10 dólares que le tomará menos de 20 minutos. Todo lo que necesita es de seis a ocho plantas, una bolsa reutilizable para las compras que no necesite, una bolsa de 32 litros de mezcla orgánica para macetas, una botella de comida orgánica para tomates y una mesa resistente al aire libre.

El sitio web "Rodale's Organic Life" proporciona los detalles.4

"[Corte] agujeros para el drenaje en el fondo de la bolsa. Haga una ranura horizontal de aproximadamente 2 pulgadas de largo en el centro de la bolsa, por el frente y atrás. Luego, corte hendiduras similares en los dos lados laterales de su bolsa... Haga la primera ranura unas pulgadas por encima de la base y la segunda al menos 6 pulgadas por encima de la primera...

Ahora llene su bolsa con la mezcla para macetas al nivel de los orificios inferiores... Levante la bolsa y sacúdala firmemente hacia abajo para asentar la tierra.

Luego, desde dentro de la bolsa, coloque las hojas y la corona (la sección central gruesa entre las raíces y hojas) de una de las plantas por cada ranura y extienda las raíces hacia el interior... continúe llenando la bolsa con la mezcla de tierra hasta el siguiente nivel de rendijas, y repita este paso.

Llene el resto de su bolsa con la mezcla para macetas hasta 2 pulgadas de la superficie... Extienda las raíces de las dos últimas plantas sobre la mezcla y cúbralas con tierra, llene la bolsa a media pulgada de la parte superior. Solo asegúrese de que la corona de cada planta esté fuera de la mezcla para macetas y sus raíces estén completamente cubiertas.

Riegue hasta que la mezcla para macetas esté húmeda de manera uniforme. Riegue cada dos o tres días para mantener toda la tierra húmeda... Gire la bolsa 180 grados cada dos o tres días, para que todas las plantas se expongan al sol. Una vez por semana, alimente las plantas con fertilizante orgánico de acuerdo con las instrucciones de la etiqueta".

Tipos de fresas

Las tres variedades básicas de plantas de fresas que puede elegir son:

June bearing, que produce una sola cosecha grande de primavera cada año. La mayoría dará sus frutos a principios del verano, alrededor de junio, aunque también hay variedades de mediados y finales de la temporada.

Para extender el tiempo de su cosecha, plante un par de cada una. Las variedades incluyen a las siguientes. Si desea obtener una lista más completa, consulte la guía de cultivo de fresas del sitio web "The Spruce":5

Allstar (final de temporada, resistente a la estela roja y al marchitamiento por verticillium)

Annapolis (a mitad de temporada, resistente a la estela roja, se desarrolla bien en el área del Atlántico Medio)

Cornwallis (a mitad de temporada y resistente a la estela roja)

Cavendish (a mitad de temporada, resistente a la estela roja y al marchitamiento por verticillium)

Northeaster (a principios de la temporada con cierta resistencia a la estela roja y al marchitamiento por verticillium)

Everbearing, que produce hasta tres cosechas por año durante la primavera, verano y otoño. Las variedades populares incluyen:

Fort Laramie

Quinault

De día neutral, produce cantidades más pequeñas de fruta durante la temporada de crecimiento. El tamaño de las bayas también es más pequeño que el de las variedades June bearing. Las variedades de día neutral incluyen:

Seascape (en la parte continental de los Estados Unidos)

Selva (California y Florida)

Tributo (adecuado para climas más fríos)

Tristar (adecuado para climas más fríos)

Como regla general, las plantas de fresa necesitan entre ocho y 10 horas de luz solar durante el día y un suelo bien drenado con un pH de entre 5.8 y 6.2. En climas más frescos, es mejor sembrar las fresas a comienzos de la primavera, mientras que las plantaciones de otoño son mejores en áreas más cálidas como California y Florida.

Si está rotando los cultivos, que es una estrategia elemental de la jardinería orgánica, evite plantar sus fresas en un área donde haya cultivado frambuesas, tomates, papas, pimientos, berenjenas o lotes anteriores de fresas. Esto reducirá el riesgo de marchitamiento por verticillium.

Guía general de cultivo: sistema de hileras

Hay dos formas diferentes de plantar fresas en su jardín: hileras y montículos.

Independientemente del método que elija, adecúe la tierra antes de colocar de 1 a 2 pulgadas de composta en el suelo. Las plantas June bearing, con su abundancia de tallos rastreros, se desarrollan mejor en filas, lo que se hace de la siguiente manera:

Forme varias filas de 2 pies. Coloque dos plantas en cada fila, con espacios de aproximadamente 18 pulgadas de distancia. Separe las filas a una distancia mínima de 4 pies.

Aplique un fertilizante orgánico balanceado (10-10-10) a la hora de sembrar, y de nuevo después de la renovación (ver a continuación). Evite agregar fertilizante al final de la temporada para no promover un nuevo crecimiento que sea propenso a dañarse por las heladas.

Coloque mantillo entre las plantas para refrescar el suelo, promover la retención de agua y evitar el crecimiento de maleza. El mantillo también evitará que las bayas se pudran cuando toquen la tierra.

Asegúrese de regar sus plantas con 1 o 2 pulgadas de agua por semana.

Durante el primer año, quite todas las flores de las variedades June bearing para fomentar el crecimiento vigoroso y los tallos rastreros. Aunque esto significa que no obtendrá una cosecha el primer año, conseguirá un mayor rendimiento en los próximos años.

Cuando aparezcan los tallos rastreros, oriéntelos para que comiencen a llenar la fila, asegurándose de espaciarlos a una distancia de 6 a 9 pulgadas. Para hacerlo, solo presione el tallo contra el suelo y cubra con una poca cantidad de tierra o pequeña roca para mantenerlo en su lugar hasta que se formen las raíces.

No corte los tallos rastreros de la planta madre. Con el tiempo, todos estos tallos formarán una alfombra que cubrirá cada fila.

En climas más fríos, agregue varias pulgadas de mantillo sobre las plantas durante el invierno si las temperaturas disminuyen más de 20 grados F, con el fin de proteger las coronas. La paja es ideal para este fin.

Para garantizar una producción vigorosa de hasta cinco años, renueve la cama cada año. Después de haber cosechado todas las bayas, corte las plantas a una altura de aproximadamente 3 pulgadas y agregue un fertilizante orgánico balanceado.

Hasta el área entre las filas. Estreche cada fila a 18 pulgadas quitando las plantas más viejas que crecen al lado. (Al situar los tallos rastreros de la planta a lo largo del lateral, puede alternar los lados de la fila durante la renovación, dejando que las plantas más jóvenes sigan creciendo cada año).

Reduzca las plantas en la hilera restante, de modo que tengan un espacio de entre 6 y 9 pulgadas.

Guía general de cultivo: sistema de montículos

Este sistema es mejor para las variedades Everbearing y Día Neutral ya que no producen muchos tallos rastreros. Se emplea de la siguiente manera:

Cree una cama elevada de aproximadamente 8 pulgadas de alto y 2 pies de ancho. Escalonando las plantas colóquelas en filas dobles, con un espacio de aproximadamente 1 pie de distancia.

Aplique un fertilizante orgánico balanceado (10-10-10) a la hora de sembrar, y de nuevo después de la renovación (ver a continuación). Evite agregar fertilizante al final de la temporada para no promover un nuevo crecimiento que sea propenso a dañarse por las heladas.

Asegúrese de regar sus plantas con 1 o 2 pulgadas de agua por semana.

Coloque mantillo entre las plantas para refrescar el suelo, promover la retención de agua y evitar el crecimiento de maleza. El mantillo también evitará que las bayas se pudran cuando toquen la tierra.

Retire todos los tallos rastreros y flores que aparezcan antes del 1 de julio en el primer año.

Aunque las variedades Everbearing y Día Neutral producirán bayas por varios años, las plantas deberían ser reemplazadas una vez que disminuya su lozanía, normalmente después de tres años más o menos.

En climas más fríos, agregue varias pulgadas de mantillo sobre las plantas durante el invierno si las temperaturas disminuyen más de 20 grados F con el fin de proteger las coronas. La paja es ideal para este fin.

Evite las fresas envenenadas al cosechar su propio cultivo

Como se mencionó, si desea evitar los pesticidas tóxicos y otras exposiciones químicas, lo ideal es cultivar sus fresas en su jardín. Cada año, el Grupo de Trabajo Ambiental (EWG, por sus siglas en inglés) publica una Guía del Consumidor sobre el Uso de Pesticidas en los Alimentos,6 y este año, las fresas encabezan la lista una vez más. De acuerdo con el EWG:

"La información de California demuestra que en el 2015 se aplicaron casi 300 libras de pesticidas a cada acre de cultivo de fresa; una cantidad asombrosa, en comparación con alrededor de las 5 libras de pesticidas por acre de maíz, que se considera un cultivo intensivo en pesticidas".

Las pruebas realizadas por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos en 2015 y 2016 revelaron un promedio de casi ocho plaguicidas diferentes por cada muestra de fresa, en comparación con solo dos en otros cultivos.

El 99 % de las muestras tenían niveles detectables de al menos un pesticida, y 1 de cada 5 muestras tenía residuos de 10 o más sustancias químicas. La muestra más contaminada tuvo 22.

En conjunto, se encontraron no menos de 81 plaguicidas diferentes en las muestras, que provenían de productores de Estados Unidos, México y los Países Bajos.

Entre los pesticidas más peligrosos se encuentran el carbendazim, un fungicida y disruptor hormonal relacionado con el daño reproductivo en los hombres, así como la bifentrina, un insecticida piretroide clasificado como un posible carcinógeno humano.

Lo más inquietante es que 40 de las 1 174 muestras presentaron pesticidas que en realidad es ilegal usar en el cultivo de fresa. Los productores convencionales de fresa también usan grandes cantidades de fumigantes tóxicos para esterilizar el suelo antes de la plantación, y los viveros fumigan su tierra de igual forma.

Por lo tanto, a menos que el productor orgánico también cultive sus propias plantas de semillero, es probable que esté comprando plántulas de un vivero que usó fumigantes.

De modo que, si compra fresas orgánicas, asegúrese de que el productor pueda garantizar que sus plántulas provienen de un vivero orgánico.

Además de practicar la rotación de cultivos y desinfección anaeróbica del suelo,7 una alternativa orgánica a la fumigación de la tierra para el cultivo de fresa que le permite al productor controlar los patógenos que se originan en el suelo sin usar fumigantes tóxicos.

Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo