Cómo cultivar linaza para cosechar sus semillas y su fibra

linaza

Historia en Breve -

  • La linaza se cultiva por sus nutritivas semillas, y su fibra se utiliza en la fabricación de lino. Su historia de uso se extiende más de 10 000 años
  • Esta planta puede sembrarse en la mayor parte de los Estados Unidos. Primero, debe seleccionar un espacio de tierra que reciba mucha luz solar con un suelo fértil y bien drenado. Se desarrolla mejor en climas más fríos, por lo que el inicio de la primavera es el momento ideal para comenzar a cultivar
  • Si bien, la linaza le proporciona múltiples opciones, tendrá que decidir si recolectará las semillas o la fibra, ya que la fibra de la más alta calidad se obtiene antes de que se formen las semillas
  • La linaza es una de las mejores fuentes de ácido alfa-linoleico (ALA), una grasa omega-3 de origen vegetal
  • Además, contiene una mezcla diversa de vitaminas y minerales, incluyendo a las vitaminas E, K, C, B1, B2, B3, B5, B6, calcio, hierro, magnesio, fósforo y hierro

Por el Dr. Mercola

La linaza (Linum usitatissimum)1 es uno de los superalimentos más antiguos, con una historia de uso que se extiende a más de 10 000 años.

Se han encontrado restos de linaza en viviendas de la Edad de Piedra en Suiza y Egipto; de hecho, los antiguos egipcios la utilizaban en la fabricación de sábanas. Este cultivo llegó a los Estados Unidos en el siglo XIX con el arribo de los colonos europeos.

La planta puede cultivarse por sus nutritivas semillas, y su fibra se utiliza en la fabricación de lino; además, crece 3 pies de altura aproximadamente y tiene hojas angostas, de color verde pálido y pequeñas flores azules.

Una vez que las flores caen, se forman las semillas. Cada vaina contiene entre 4 y 10 semillas. Según el sitio web "Mother Earth Living",2 una pequeña porción de tierra para cultivo de linaza de 4 pies cuadrados puede proporcionar suficientes semillas como "para elaborar un lote de pan" y suficiente fibra para crear una canasta pequeña.

Conceptos básicos para su cultivo

Debido a su capacidad de adaptabilidad, la linaza se puede cultivar en la mayor parte de los Estados Unidos. Idealmente, debe seleccionar un espacio de tierra que reciba mucha luz solar con un suelo fértil y bien drenado.

La linaza se desarrolla mejor en climas más fríos, por lo que una vez que el riesgo de heladas haya pasado, a principios de la primavera, será el momento ideal para comenzar a sembrar.

Necesitará, más o menos, de 1 cucharada de semillas de linaza por cada 10 pies cuadrados. Las semillas son pequeñas, por lo que la forma más fácil de sembrarlas es mezclarlas con una pequeña cantidad de harina, lo que ayudará a separarlas. Distribuya las semillas en la superficie de la tierra, luego utilice un rastrillo para introducirlas ligeramente a una media pulgada del suelo.

El suelo debe ser regado ligeramente y mantenerse húmedo, hasta que las semillas hayan germinado, lo cual demorará cerca de 10 días. Una vez que hayan germinado, las plantas serán propensas a desarrollar un sistema radicular robusto y requerirán un riego menos frecuente.

La planta madura a una altura de unos 3 pies, y agregarle un fertilizante rico en nitrógeno en su suelo podría incrementar el rendimiento de las semillas; por lo demás, generalmente no es necesario.

Aparte de la variedad L. usitatissimum, también están disponibles diversas especies de linaza. Por ejemplo, la linaza perenne (L. perenne), que crece hasta una altura de solo 1 a 2 pies y es resistente en las zonas 5 a 9.

El cultivo "Alba" produce flores blancas, en vez de azules. La linaza dorada (L. flavum), que es originaria de Europa, crece cerca de 1.5 pies de altura, produce flores amarillas, presenta mejores tasas de crecimiento en la zona 5.

¿Qué debe recolectar?: la fibra, la semilla o ambas

Si bien, la linaza proporciona múltiples opciones, tendrá que decidir si recolectará sus semillas o fibra, ya que la fibra de la más alta calidad se obtiene antes de que se formen las semillas. Como alternativa, puede decidirse por una fibra más gruesa, que también le permitirá recolectar las semillas. El sitio web "Mother Earth Living" explica:3

"Si espera hasta que las semillas maduren (cerca de cuatro meses después de sembrarlas), la fibra se habrá vuelto áspera. Esta diferencia en el momento de la recolección es una de las razones principales por las que los agricultores comerciales de linaza producen fibra o semillas, pero no ambas.

Una vez más, los productores aficionados podrían comprometer el producto final.

La fibra de las plantas maduras es demasiado gruesa para tejer telas finas, pero es aceptable para hacer cestas u otros proyectos artesanales sencillos.

Para recolectar tanto semillas como fibra, debe recolectar la linaza alrededor de cuatro meses después de sembrarla. Las hojas en la mitad inferior o dos tercios del tallo se volverán amarillas y se caerán.

La mayoría de las vainas de semillas habrán obtenido una tonalidad dorada o tostada; y si las agita, las semillas sonarán por dentro. Sujete los tallos –un puñado a la vez– justo al nivel del suelo y arránquelos, con raíces y todo.

Sacuda la tierra de las raíces, junte algunos tallos y utilice bandas elásticas o cuerdas para hacer un bulto. Cuélguelos en un lugar cálido con buena circulación de aire. Después de algunas semanas, cuando los tallos estén firmes y secos, podrá extraer las semillas".

Cómo extraer las semillas de linaza

Para extraer las semillas hay que aplastar las vainas donde se encuentran, es un proceso conocido como trilla. Aunque parece algo simple, requiere un poco de esfuerzo físico. Tome un manojo de tallos de la linaza que recolectó y colóquelos en una bolsa de tela. Una vieja funda de almohada podría servir para este fin.

Ate la abertura alrededor de los tallos y coloque la bolsa en una superficie plana que no se dañe al recibir algunos golpes. Con un bloque de madera, piedra o mazo de plástico, golpee las vainas a través de la bolsa de tela. Otras estrategias incluyen utilizar un rodillo para amasar, o pisar la bolsa con un zapato de suela dura.

Una vez que las vainas se encuentren aplastadas, agite la bolsa para soltar las semillas y luego vierta el contenido en un tazón. Cuando haya trillado todos lo manojos, será el momento de cribar las semillas de la paja. Un colador o filtro podrá serle de utilidad.

¿Cómo puede procesarse la fibra de linaza?

Si bien, el procesamiento de su propia fibra de linaza podría ser una experiencia gratificante, es una tarea bastante compleja y extenuante que requiere cierta inversión en herramientas especializadas.

El clima también puede influir significativamente en el resultado, por lo que la linaza para la producción de lino se cultiva en áreas con un clima otoñal más húmedo. Al escribir para el sitio web "Mother Earth Living", la tejedora e hilandera Rita Buchanan, explica las cuestiones básicas:4

"Las fibras en el tallo de la planta de linaza forman una capa delgada entre el núcleo leñoso y la piel externa o epidermis que se extiende desde las raíces hasta las puntas. Las fibras ya han alcanzado su longitud máxima cuando la planta comienza a florecer, aproximadamente dos meses después de la siembra, pero aún son delgadas, delicadas y débiles.

Desde la floración hasta la muerte de la planta, las fibras se vuelven cada vez más gruesas y fuertes, pero también más rígidas y quebradizas... El primer paso, llamado enriado, involucra remojar o humedecer los tallos durante varios días o semanas para estimular la acción bacteriana, que separará las diferentes capas de tejidos del tallo y aflojará las fibras.

Después de este proceso, los tallos se secan nuevamente y luego se aplastan entre las aspas de madera de una herramienta llamada espadillado, que rompe el núcleo leñoso en pedazos pequeños que se desprenden de la masa de las fibras.

Finalmente, los manojos son separados en peines de metal llamados rastrilladoras. El resultado es un paquete liso de fibras largas y rectas llamadas líneas de lino y una pila de fibras suaves y enredadas, más cortas, llamadas estopas. La línea de lino se utiliza para hacer telas brillantes y nítidas, y la estopa se utiliza para productos cotidianos".

Enfermedades y plagas comunes en la planta de linaza

Al igual que en la mayoría de las plantas, un sin número de insectos y enfermedades pueden ocasionar estragos. Para minimizar el riesgo de enfermedades, debe evitar cultivar linaza en la misma área durante más de tres años seguidos.

De igual manera, debe evitar sembrarla en áreas donde previamente haya cultivado papas o legumbres, para minimizar el riesgo de la enfermedad fúngica Rhizoctonia solani. Las siguientes son algunas de las enfermedades y plagas más comunes que pueden atacar a la planta de linaza:5

Gusano de la linaza — Las larvas de este gusano se alimentan de las flores y semillas de la linaza, y consumen efectivamente la materia prima. Parecen pequeños gusanos verdes con rayas blancas. Simplemente puede retirarlos de la planta cuando los encuentre.

Gusanos cortadores — Estos son fieles a su nombre, ya que consumen las hojas de las plantas. Puede espolvorear tierra de diatomeas alrededor de la base de las plantas para evitarlos y eliminar los que se encuentren en las plantas.

Áfidos — Para expulsarlos, rocíe las plantas con un fuerte chorro de agua. También puede utilizar trampas pegajosas y agua jabonosa.

Marchitez de Fusarium — Un tipo de hongo del suelo que destruye las plántulas y hace que las plantas maduras se tornen de color amarillo y se marchiten. Las plantas infectadas deben ser arrancadas y destruidas (no debe añadir composta). Por desgracia, el hongo permanece en el suelo, así que no debe plantar linaza (ni otras plantas que podrían ser afectadas por esta enfermedad) en el área durante al menos tres años.

Marchitamiento fúngico — Otra enfermedad fúngica que ocasiona la caída de las hojas y puede afectar la capacidad de la planta para producir semillas. Una vez que se establece, es difícil evitar que se propague. Para prevenirlo, evite sembrar las plantas de linaza en áreas que no se drenen adecuadamente, ya que la humedad fomenta el crecimiento de este hongo.

Beneficios de la linaza

La linaza es una de las mejores fuentes de ácido alfa-linoleico (ALA), una grasa omega-3 de origen vegetal. También, contiene una mezcla diversa de vitaminas y minerales, incluyendo a las vitaminas E, K, C, B1, B2, B3, B5, B6, calcio, hierro, magnesio, fósforo y hierro. Todos estos elementos son esenciales para sustentar diversas funciones corporales y una buena salud.

Asimismo, la linaza es una fuente alta en lignanos, un compuesto vegetal con antioxidantes y propiedades inhibidoras de estrógeno que han demostrado reducir el riesgo de cáncer.6 En relación con la anterior, lo que le otorga un plus a la linaza es que contiene de 75 a 800 veces más lignanos, en comparación con otras frutas y vegetales.7

En un estudio8 que contó con 6 000 participantes femeninas, quienes consumieron linaza manifestaron 18 % menor propensión a desarrollar cáncer de mama. En otro estudio,9 en el que participaron 15 hombres, quienes consumieron 30 gramos diarios de linaza exhibieron menores niveles en los biomarcadores de cáncer de próstata, lo que sugirió menor riesgo de cáncer de próstata.

Adicionalmente, una cucharada de linaza contiene 3 gramos de fibra alimenticia, tanto soluble (20 a 40 %) como insoluble (60 a 80 %).

La fibra soluble ayuda a mantener niveles saludables de azúcar y colesterol en la sangre, y alimenta a las bacterias intestinales beneficiosas, mientras que la fibra insoluble ayuda a mantener la salud digestiva al agregar agua en las heces, lo que les permite pasar por los intestinos más rápidamente.

Esto podría ayudar a disminuir el riesgo de estreñimiento, síndrome del intestino irritable y enfermedad diverticular.

Usos de la linaza

La linaza podría proporcionarle un impulso nutritivo a casi cualquier alimento. Por ejemplo, puede:

Utilizar las semillas de linaza, en vez de migas de pan, en diversas recetas

Añadirlas en los batidos o smoothies, para agregarle un sabor adicional y fibra

Usarlas como guarnición en ensaladas

Agregarlas en hummus para modificar el sabor, mientras que le agrega nutrientes adicionales

Emplearlas como un sustituto de huevo para hacer pudín

Mejorar el perfil nutricional de los caldos sin cambiar su sabor

Verter linaza molida en sus salsas favoritas para espesarlas un poco más

Mezclar la linaza en su yogur para realzar el sabor y añadirle más nutrientes

Algunas contraindicaciones

A pesar de todos sus beneficios, hay casos en los que es mejor evitar las semillas de linaza.10 Por ejemplo, ha habido informes de reacciones alérgicas a la linaza y aceite de linaza, que pueden causar urticaria, picazón en las palmas de las manos y ojos, náuseas, vómitos, así como dolor estomacal.

La linaza también podría disminuir el azúcar en la sangre hasta niveles alarmantes, en especial cuando se mezcla con medicamentos para la diabetes, así que debe tener cuidado si padece diabetes o es propenso a la hipoglucemia.

De igual manera, la alta cantidad de fibra en la linaza puede estimular aún más los movimientos intestinales, así que debe asegurarse de limitar el uso de linaza hasta saber cómo podría influir en su digestión.

Publique su comentario