Agua y homeopatía: los últimos descubrimientos de la ciencia vanguardista

homeopatia

Historia en Breve -

  • En la Royal Society of Medicine de Londres se realizó una importante conferencia de investigación, que confirmó los efectos terapéuticos de dosis extremadamente pequeñas (nanodosis) de medicamentos homeopáticos
  • Dos científicos ganadores del Premio Nobel y otros investigadores respetados mundialmente presentaron pruebas convincentes de que los agentes medicinales no solo persistían en el agua, sino que también conservaban sus efectos terapéuticos en estas nanodosis
  • Las hormonas de nuestro cuerpo y sistemas de señalización celular también funcionan con este nivel de nanodosis tan pequeño
  • El profesor Vladimir Voeikov afirmó que los científicos rusos han sabido durante décadas que las pequeñas dosis de medicamentos pueden tener efectos drásticos en los sistemas biológicos
  • El profesor Jerry Pollack de la Universidad de Washington es uno de los principales expertos en agua, quien informó sobre su investigación y confirmó que el agua tenía la capacidad de almacenar grandes cantidades de datos medicinales, lo que podría permitir que las nanodosis homeopáticas tuvieran un impacto total en la fisiología de una persona

Por Dana Ullman, MPH, CCH y Lionel Milgrom, Ph. D., RHom, MARH

Si los típicos médicos, científicos y consumidores informados creyeran en lo que expone Wikipedia, asumirían que no hay absolutamente ninguna investigación que demuestre la eficacia de los medicamentos homeopáticos en el tratamiento de alguna enfermedad.

Además, concluirían que los medicamentos homeopáticos constituyen dosis tan pequeñas, que literalmente no contienen "nada".

Y si es una persona crédula y vulnerable a la publicidad de la gran industria farmacológica, entonces creerá que puede comprar una isla por 24 dólares. Según el periódico The Washington Post, los artículos de Wikipedia sobre la homeopatía y Jesucristo son los dos más controversiales del sitio web que se encuentran en los cuatro idiomas principales (inglés, francés, alemán y español).

Las investigaciones demuestran la eficacia de la medicina homeopática

El hecho es que, en algunas de las revistas médicas más respetadas del mundo se han publicado investigaciones que demuestran la eficacia de los medicamentos homeopáticos. Enseguida se encuentra una lista de algunos ejemplos:

The Lancet;1 BMJ2,3 (British Medical Journal); Chest (publicación del Colegio Americana de Médicos del Tórax);4 Pediatrics (publicación de la Academia Americana de Pediatría);5 Cancer (revista de la Sociedad Americana del Cáncer);6 Revista de Oncología Clínica;7 Pediatrics Infectious Disease Journal (publicación de la European Society of Pediatric Infectious Diseases);8 European Journal of Pediatrics (publicación de la Swiss Society of Pediatrics y la Belgium Society of Pediatrics).9

¿Le parecería sorprendente saber que Wikipedia no menciona 8 de 9 de estas referencias? Los estudios independientes no son los únicos que han descubierto la eficacia de los medicamentos homeopáticos, sino que diversas revisiones sistemáticas o metanálisis también han concluido que los efectos de los medicamentos homeopáticos son diferentes a los de un placebo.

La revisión más reciente sobre investigación homeopática publicada en la revista Systematic Reviews10 confirmó la existencia de una diferencia entre los efectos del tratamiento homeopático y un placebo.

Al revisar "estudios de mayor calidad", los investigadores encontraron que los pacientes que recibieron tratamiento homeopático tenían casi el doble de probabilidades de experimentar un beneficio terapéutico, que los que recibieron un placebo.

Además, al revisar un total de 22 ensayos clínicos, los pacientes que recibieron remedios homeopáticos experimentaron una probabilidad 50 % mayor de beneficiarse del tratamiento, que los que recibieron un placebo. Una vez más, Wikipedia ni siquiera menciona esta nueva revisión de la investigación clínica sobre homeopatía.

Esta importante revisión de investigación clínica también reconoció que 4 de las 5 revisiones sistemáticas previas y principales sobre investigación homeopática encontraron que los beneficios del tratamiento homeopático eran superiores a los del placebo:

"Cinco revisiones sistemáticas han examinado los estudios de investigación RCT sobre la homeopatía en su totalidad, incluyendo el amplio espectro de padecimientos médicos investigados y todas las formas de homeopatía: cuatro de estas revisiones sistemáticas 'globales' concluyeron que —con importantes advertencias— una intervención homeopática probablemente podría diferir de un placebo".

Y por si eso no fuera suficiente, recientemente en Suiza se realizó la mayor y más completa revisión sobre investigaciones en ciencias básicas (investigación de fundamentos fisico-químicos, estudios botánicos, estudios realizados con animales y estudios in vitro con células humanas) e investigación clínica sobre homeopatía sin patrocinio de alguna agencia gubernamental.11

Este informe suizo afirmó que, al parecer la alta capacidad homeopática puede generar efectos reguladores y cambios específicos en las células y organismos vivos. También, informó que 20 de las 22 revisiones sistemáticas sobre investigación clínica que analizaron medicamentos homeopáticos detectaron al menos una tendencia en favor de la homeopatía.

Entonces, ¿le parecería sorprendente que esta importante revisión sobre investigación homeopática no fuera mencionada ni referenciada por Wikipedia?

Conferencia sobre homeopatía en la Royal Society of Medicine

El 14 de julio de 2018, asistimos a una conferencia innovadora en Londres titulada: "New Horizons in Water Science—'The Evidence for Homeopathy?' en los sagrados salones de la Royal Society of Medicine, en el Reino Unido.

Realizada por solicitud de (Lord) Aaron Kenneth Ward-Atherton, quien organizó y presidió el evento. Ken no solo es un homeópata practicante y médico integrativo, sino que también ha sido asesor oficial de Medicina Integrativa de un miembro del Departamento de Salud del Gobierno de Reino Unido, y cuenta con el apoyo de diversos pares de la Cámara de los Lores del Reino Unido.

Sin duda, esta conferencia habrá tenido fuertes repercusiones en todo el mundo, ya que los delegados de más de 20 países escucharon con asombro a dos premios Nobel —el físico emérito de Cambridge, Brian Josephson, y el descubridor del virus del SIDA, profesor Luc Montagnier, MD— y a diversos científicos de clase mundial de los Estados Unidos, Reino Unido, Israel y Rusia y con niveles académicos similares.

¡Y lo que expusieron fue una total herejía para los principios médicos convencionales! Como resultado, la investigación sobre la ciencia del agua parecía sustentar la idea de que existía una diferencia significativa entre los efectos biológicos y físicos de los medicamentos homeopáticos y el agua común y corriente.

Debemos señalar que el propósito de esta conferencia especial no era revisar el cuerpo de investigación clínica (anterior) que verificaba la eficacia de los medicamentos homeopáticos, ni trató de describir todos los estudios científicos básicos que demostraban que los medicamentos homeopáticos tenían efectos biológicos o físicos.

En realidad, esta conferencia optó por enfocarse en cuestiones más fundamentales como, ¿tendrá el proceso de elaboración de remedios homeopáticos (es decir, dilución y sucesión —agitación vigorosa— de una sustancia medicinal en agua/alcohol) un efecto en la estructura de amplio alcance del agua diferente al del agua pura y simple?

Y segundo, ¿son razonables y plausibles las explicaciones sobre cómo los medicamentos homeopáticos persisten en soluciones de agua, a pesar de realizarse múltiples diluciones?

Debido a que la mayoría de los médicos y científicos no están completamente familiarizados con las fascinantes y sorprendentes cualidades y capacidades del agua, sus afirmaciones sobre lo que es y no es posible en los medicamentos homeopáticos representa un punto de vista deshonrosamente desinformado.

En el mejor de los casos, tales afirmaciones son poco científicas, y en el peor, simplemente representan simple ignorancia. Los mejores científicos hacen afirmaciones humildes por el hecho de que comprenden que su conocimiento siempre es limitado.

No obstante, por lo general el médico o científico promedio actúa con arrogancia, particularmente en temas que desconoce por completo.

Las biomoléculas se comunican a la distancia

El profesor Brian Josephson, Ph. D., de la Universidad de Cambridge en Reino Unido, fue el primer orador, y referenció las consideraciones que había hecho en la revista New Scientist, al indicar que:

"Un análisis simple podría sugerir que el agua, al ser un fluido, no puede tener una estructura del tipo que exigiría tal perspectiva. Pero los casos como el de los cristales líquidos, que fluyen como un fluido ordinario y pueden mantener una estructura ordenada en distancias macroscópicas, demuestran la limitación de tales tipos de pensamiento.

Hasta donde tengo conocimiento, no ha habido refutaciones sobre la homeopatía que sigan siendo válidas después de considerar este punto en particular".

El profesor Josephson criticó de forma enérgica las teorías generalmente aceptadas sobre cómo reaccionan las biomoléculas con sus sustratos. En términos convencionales, se piensa que estos son "compatibles", como una cerradura y su llave, pero solo sucede cuando tienen contacto físico directo. Por lo tanto, no ocurre de esta manera, indicó Josephson.

Al igual que su famoso predecesor, el profesor Jacques Benveniste (a quien Josephson hospedó en el Laboratorio Cavendish de la Universidad de Cambridge, en marzo de 1999), argumenta que podían "comunicarse" a cierta distancia mucho antes de que se unieran, y que tales interacciones eran descritas mejor por medio de la teoría cuántica y señalización electromagnética.

Asimismo, Josephson criticó a los científicos que exigían que los medicamentos homeopáticos fueran "analizados químicamente". Afirmó que la aplicación de análisis químico en los remedios homeopáticos no proporcionaría más información sobre sus propiedades de lo que la aplicación de un análisis químico en un CD podría indicar su contenido de música.

El análisis químico es una herramienta demasiado limitada en cualquiera de los dos casos.

Además, Josephson mostró algunas fotos y videos increíblemente hermosos que brindaron una poderosa evidencia sobre el nivel de hipersensibilidad del agua hacia el sonido.

Por medio de esta nueva e impresionante tecnología llamada cimascopia (desarrollada por el ingeniero de acústica John Stuart Reid),12 Josephson pudo demostrar la increíble influencia que tenía el sonido sobre el agua, al producir impresionantes patrones de ondas dinámicas en el agua que seguían los cambios en el tono de un sonido.13

Demostró dramáticamente cómo puede cambiarse la estructura dinámica del agua conforme se reproduce la música. Y para que eso ocurra, tiene que haber un ordenamiento de moléculas en el agua, para darle esa estructura dinámica; lo que comúnmente se conoce como "memoria".

"Así es la vida", concluyó Josephson. "El orden surge espontáneamente. La creación del orden (orden-ación) es algo natural. El orden incluye al desorden (fluctuaciones), por lo que el mismo orden requiere tener orden.

En el caso de los cristales, el orden es estático; cuando hay vida, es dinámico. Cuando hay actividad, hay ordenamiento. Hasta ahora, nuestra comprensión de todo había sido cualitativa y limitada, pero ese debe ser el siguiente paso para la ciencia".

Al final, Josephson respondió irónicamente a la ignorancia crónica de los escépticos sobre la homeopatía, al indicar que, "la idea de que el agua puede tener memoria podría ser fácilmente refutada por un sin número de argumentos invalidados y muy comprensibles".

Las propiedades físicas de los sistemas acuosos

El siguiente en hablar fue el profesor Vladimir Voeikov de la Universidad Estata de Moscú, en Lomonosov, Rusia. Como experto mundialmente reconocido en las propiedades químicas y físicas de los sistemas acuosos y su papel clave en los procesos vitales de los sistemas vivos, Voeikov también señaló a los críticos que se burlan de la plausibilidad de la homeopatía.

Enseguida, presentó una descripción sobre el extenso y altamente detallado estudio acerca de los efectos biológicos de las diluciones ultra-altas (o UHDs, por sus siglas en inglés) que se han realizado en Rusia desde los años 80.

Uno de los desafortunados efectos secundarios de la eterna desconfianza que existe entre Rusia y Occidente ha sido el acceso a investigaciones como esta, principalmente porque solo ha aparecido en revistas rusas (es decir, en lenguaje cirílico). En consecuencia, Voeikov tenía mucho camino por recorrer… ¡lo cual hizo, muy claramente!

Y para sorpresa de la audiencia, resulta que el profesor Jacques Benveniste —quien en 1988 fue tan ridiculizado (por los científicos, escépticos y la revista Nature) que su reputación fue destrozada y perdió sus laboratorios y financiamiento— no fue el primero en sugerir que las soluciones diluidas y fuertemente agitadas, hasta el punto en que no pudiera haber ninguna molécula de la sustancia original, aún podrían ejercer efectos biológicos.

Si profundizamos en los estudios, ya se había anunciado alrededor de un siglo antes de Benveniste. En 1955, ya se había publicado una revisión sobre la actividad de las UHDs.

Con base en su trabajo y el de sus colegas rusos, Voeikov concluyó que realmente era incorrecto el pensamiento convencional sobre cómo el agua disolvía las sustancias.

Hasta ahora, cuando algo se disolvía en el agua, se creía que sus partículas se distribuían aleatoriamente por todo el disolvente; y que conforme la solución se diluía de forma continua, tan solo disminuía la cantidad de estas partículas, hasta que con una determinada dilución (conocida como el límite de Avogadro) desaparecía por completo.

En consecuencia, si una solución es diluida más allá de tal límite —en la que al parecer no quedan partículas— dichas UHDs no pueden tener ningún efecto, y mucho menos en los sistemas biológicos.

Por lo tanto, la homeopatía (que a veces utiliza diluciones de sustancias que superan el límite de Avogadro) debe parecer algo completamente ilógico, en gran medida para el pensamiento convencional.

Lo que Voeikov y sus colegas han demostrado una y otra vez, es que el proceso de dilución y agitación homeopáticas, que incluso superan el límite de Avogadro (en el cual se supone que no restan partículas presentes), NO elimina la sustancia disuelta en su totalidad.

En cambio, las "aglomeraciones" microscópicamente pequeñas de la sustancia disuelta —conocidas como nanoasociadas— permanecen rezagadas y son biológicamente activas.

Además, se pueden emplear diversas técnicas analíticas para rastrearlas, y afectan al agua de tantas maneras que la convierten en algo diferente al agua pura; por ejemplo, por medio de la conductividad eléctrica, tensión superficial, etc. Por lo tanto, una solución diluida y agitada más allá del límite de Avogadro es totalmente diferente al agua pura.

Las nanopartículas violan las leyes convencionales del comportamiento

Por si no fuera suficiente, Voeikov y sus colegas han demostrado que las denominadas soluciones ordinarias —del tipo que se elabora de forma cotidiana y que no se han diluido ni agitado secuencialmente como lo hacen los homeópatas— también pueden contener nanopartículas, lo que contradice lo que se ha creído durante años; es decir, las "leyes de comportamiento", estipuladas en los manuales estándar sobre soluciones acuosas.

Entonces, no solo los escépticos y detractores tendrán que acostumbrarse a que las diluciones homeopáticas y sus efectos son reales, sino que tendrán que revaluar completamente su comprensión de lo que sucede cuando CUALQUIER sustancia es disuelta en agua. Sin duda, ¡aquellos que tienen el deber solemne de reescribir los manuales tendrán 'un día de campo'!

Cuando apenas nos recuperábamos del asombro, fuimos invitados a una de las charlas más inspiradoras de toda la conferencia, impartida por Jerry Pollack, Ph. D., profesor de bioingeniería en la Universidad de Washington, en Seattle.

Probablemente, Pollack sea más conocido por su obra presentada en 2014, The Fourth Phase of Water: Beyond Solid, Liquid, and Vapor (La cuarta fase del agua: Más allá del sólido, líquido y gaseoso), en la que describe en términos muy amenos sobre algunos de los sorprendentes descubrimientos sobre el agua que realizó junto con su equipo.

El agua de zona de exclusión puede tener implicaciones significativas en la homeopatía

Esto se relaciona, sobre todo, a lo que le sucede al agua cuando entra en contacto con una superficie, por ejemplo, una membrana. Y para cualquier duda de Thomas, debemos señalar que los sorprendentes descubrimientos de Pollack con respecto al agua, se han verificado muchas veces de forma independiente.

Resulta que las moléculas de agua más cercanas a la superficie de la membrana forman una alineación casi cristalina que tiene el efecto de excluir cualquier partícula disuelta en el agua.

Y estas zonas de exclusión —o EZ, como también se conocen— tienen propiedades que son completamente diferentes a las del agua en masa y cuyas consecuencias tendrá un gran impacto no solo en nuestra forma de ver el agua, sino también en cómo la utilizamos.

Por ejemplo, dependiendo de la naturaleza de la superficie de la membrana, se produce una separación de cargas entre la capa de EZ y la fase del agua en masa.

Pollack nos demostró cómo puede aprovecharse este fenómeno, no solo para producir una batería increíblemente simple que funciona con energía radiante, sino también puede utilizarse como base para un sistema de desalinización de agua. 

Hasta el momento, esta última aplicación debe estudiarse más a fondo antes de su uso práctico y de lograrse, sería sin duda alguna un gran candidato al premio Nobel.

Además —si tomamos en cuenta que la sangre está compuesta principalmente de agua que es bombeada a través de los tubos de las membranas biológicas—, Pollack sugiere que el mismo mecanismo de separación de cargas que alimenta la batería de energía radiante, también podría aplicarse para ayudar a pasar la sangre a través de los vasos más estrechos alejados de la acción de bombeo del corazón.

De ser así, este descubrimiento tendrá enormes ramificaciones para comprender mejor la fisiología.

Resulta que las EZ semicristalinas de Pollack no solo pueden separarse, sino que también son capaces de almacenar información de forma electromagnética en su estructura molecular.

Y dado que la preparación de los remedios homeopáticos también involucra soluciones de agua en contacto con superficies, es muy factible que sus descubrimientos sobre las EZ tengan un gran impacto en nuestro conocimiento sobre la memoria del agua y la homeopatía.

De hecho, Pollack afirma que el agua tiene una GRAN capacidad para almacenar información. Además, señala que el proceso de sucesión (agitación vigorosa del agua en el vidrio) crea más canales para el agua EZ, lo que a su vez produce un mayor almacenamiento de agua.

Los métodos homeopáticos clásicos optimizan el almacenamiento de información en el agua

El fundador de la homeopatía, el Dr. Samuel Hahnemann (1755-1843) era médico y autor de un importante libro de texto para farmacéuticos de aquella época. Realizó muchos experimentos con el fin de reducir los efectos secundarios dañinos de las sustancias medicinales, esto lo llevó a descubrir el método de dilución y agitación que utilizan los homeópatas hoy en día.

Curiosamente, lo que nos dice toda esta ciencia nueva presentada en esta conferencia es que el método de Hahnemann parece optimizar el almacenamiento de información medicinal dentro de la misma estructura del agua. Incluso después de más de 200 años, el descubrimiento de la homeopatía de Hahnemann y sus contribuciones a la medicina y farmacología se siguen aprovechando y estudiando.

El Dr. Luc Montagnier comenzó a estudiar la homeopatía gracias al inmunólogo francés, el Dr. Jacques Benveniste. En una muy buena entrevista publicada en la revista Science el 24 de diciembre de 2010,14 Montagnier expresó su apoyo a esta especialidad de la medicina (homeopática) que muchas veces es menospreciada e incomprendida.

"Lo que puedo decir ahora es que las disoluciones elevadas (utilizadas en la homeopatía) son correctas. Las diluciones elevadas de algo no son nada. Son estructuras que imitan a las moléculas originales".

Montagnier concluyó la entrevista cuando le preguntaron si le preocupaba el hecho de que podría estar enfocándose en una pseudociencia a lo que respondió rotundamente que: "No, porque no es una pseudociencia. No es una charlatanería. Se trata de un fenómeno real que merece mayor estudio".

Efectos de la 'teletransportación'

El estudio de Montagnier descubrió que, con las condiciones adecuadas, se pudieron transmitir las señales electromagnéticas de los tubos de prueba que contenían una muestra de ADN altamente diluida a un tubo de prueba diferente que solo contenía agua y que cuando las enzimas que copian moléculas de ADN se agregaron a esta agua, entonces comienzan a comportarse como si hubiera moléculas de ADN presentes, produciendo moléculas nuevas de ADN.15

Se encontró que este efecto de 'teletransportación' de ADN, de un tubo de prueba a otro, solo ocurrió cuando se utilizó el procedimiento homeopático de dilución secuencial, con agitación vigorosa del tubo de prueba. Junto con varios científicos muy respetados, Montagnier también fue coautor de un artículo publicado en una de las revistas científicas más importantes.16

Este artículo postula los efectos cuánticos que van más allá de la química simple.

Los estudios de Motagnier encontraron que el ADN altamente diluido de bacterias patogénicas y especies virales puede emitir ondas de radio específicas y que "estas ondas de radio están relacionadas con las "nanoestructuras" en la solución que puede ser capaz de recrear el patógeno".

Un escritor de la revista New Scientist ha afirmado que, si sus conclusiones son ciertas, "estos serían los experimentos más importantes realizados en los últimos 90 años, lo que obligaría a que se volviera a evaluar todo el marco conceptual de la química moderna".17

Si bien el trabajo de Motagnier muestra la influencia de los campos electromagnéticos que tienen un efecto biológico, otros investigadores en la conferencia encontraron que las nanodosis de la medicina homeopática persisten en las soluciones de agua.

El Dr. Jayesh Bellare del prestigiado Instituto de Tecnología de la India, habló sobre su investigación seminal publicada en Langmuir, una revista muy respetada publicada por la Sociedad Americana de Química.18

Ballare y sus colegas encontraron que seis medicinas homeopáticas diferentes, todas hechas de minerales (oro, plata, cobre, estaño, zinc y platino) que se diluyeron 1:100 seis veces, 30 veces y 200 veces, se encontraron en nanodosis de uno de los tres tipos diferentes de espectroscopia.

Ballare y su equipo explicaron que, por lo general, los medicamentos homeopáticos se fabrican en botellas de vidrio y que el agitado vigoroso del agua en estas botellas libera fragmentos de sílice nanométricos de las paredes de vidrio y que la sustancia que se está convirtiendo en un medicamento es literalmente se une a estos "trocitos" de sílice flotante.

Luego, cuando se vierte el 99 % del agua, los trocitos de sílice se adhieren a las paredes de vidrio. Los científicos encontraron que cada uno de los seis minerales siguen presentes en el agua sin importar cuántas veces diluyan la medicina.

Si consideramos que muchas de las hormonas más importantes y agentes de señalización celular del cuerpo operan a niveles de nanodosis, entonces las nanodosis encontradas en los medicamentos homeopáticos pueden ayudar a explicar cómo funcionan estos medicamentos.

Además, el hecho de que las nanodosis tienen una mayor capacidad de cruzar la barrera hematoencefálica, así como la mayoría de las membranas celulares, nos proporciona una perspectiva adicional sobre cómo y por qué las nanodosis homeopáticas pueden provocar respuestas inmunológicas tan significativas y poderosas en el cuerpo.

Epílogo: ¡Noticia de última hora!

El día después de la entrevista de Dana Ullman con el Dr. Joseph Mercola, se publicó un estudio muy importante sobre homeopatía en el sitio web de Nature, una de las revistas científicas más importantes del mundo.

El sitio web "Nature.com" acaba de publicar una serie de estudios que probaron diferentes potencias homeopáticas de Rhus toxicodendron (también conocido como Rhus tox y Toxicodendron pubescens), incluyendo 2X, 4X, 6X, 8X, 12X, 24X y 30X en el tratamiento de la neuropatía en ratas.19

Investigaciones previas habían encontrado que el Rhus toxicodendron tiene propiedades antiinflamatorias, antiartríticas e inmunomoduladoras.

Esta novedosa investigación evaluó la eficacia antionociceptiva (reductora del dolor) del Rhus tox en el dolor neuropático y describió su mecanismo subyacente. Específicamente, esta investigación encontró que el medicamento homeopático mostró importantes propiedades antioxidantes y antinflamatorias.

Este estudio encontró que las dosis homeopáticas de Rhus tox 24X y 30X tuvieron efectos dramáticos que igualaron los resultados del medicamento convencional, gabapentina, pero en dosis mucho más seguras.

Los científicos convencionales afirman que estas dosis extremadamente pequeñas de medicinas homeopáticas no tienen NINGÚN efecto, sin embargo, este estudio, así como muchos otros, han demostrado que los científicos convencionales están equivocados.

El estudio descrito anteriormente no investigó la influencia del agua, pero sí confirma que las nanodosis homeopáticas tienen efectos biológicos y clínicos muy potentes.

Dedicatoria

Este artículo está dedicado al Dr. Peter Fisher, el médico (ahora fallecido) de su majestad la reina Isabel II. Graduado de la Universidad de Cambridge y miembro del Royal College of Physicians y Facultad de Homeopatía, un experto que realizó muchas publicaciones sobre la reumatología y formas de medicina complementaria y alternativa.

Fisher presidió el grupo de trabajo de la Organización Mundial de la Salud sobre medicina tradicional y complementaria. Fue director clínico durante 18 años y director de investigación en el Royal London Hospital for Integrated Medicine (antes conocido como el Royal London Homoeopathic Hospital) durante 22 años.

También fue presidente de la Facultad de Homeopatía y editor de la revista Homeopathy (una de las principales revistas de investigación en el campo). Además, en 2007, fue galardonado con la Medalla de Oro Albert Schweitzer de la Academia Polaca de Medicina. También fue moderador de la segunda mitad de la conferencia de investigación homeopática de la que hablamos en este artículo.

Además de todos sus logros académicos, Fisher tenía un sentido del humor británico seco, incluso muy seco. Era conocido por su constante lucha contra los muchos escépticos no informados y malinformados, cuyas críticas a la homeopatía simplemente demostraban su absoluta ignorancia sobre el tema.

Por desgracia, el 15 de agosto de 2018, en Londres, Fisher iba hacia su trabajo en bicicleta como solía hacerlo cuando fue atropellado por un camión y murió.

Dana Ullman, MPH, CCH, ha escrito 10 libros sobre homeopatía, 4 capítulos en libros de texto médicos, ha publicado 40 libros sobre homeopatía por sus colegas (copu con North Atlantic Books) y dirige servicios educativos homeopáticos, un centro líder de recursos homeopáticos para ayudar a las personas a acceder a libros, medicamentos, software y cursos electrónicos homeopáticos (www.homeopathic.com).

También ha creado un curso electrónico especial sobre "Aprender a usar un kit de medicina homeopática" (detalles en https://homeopathicfamilymedicine.com/). También mantiene una práctica homeopática en la que "atiende" a la mayoría de sus pacientes a través de Skype, varias aplicaciones de video o por teléfono.

El Dr. Lionel R Milgrom Ph. D. FRSC MARH RHom ha sido investigador químico durante 40 años (cofundador de una empresa universitaria de biotecnología contra el cáncer), ha realizado muchas publicaciones y un libro de texto. También ha sido un homeópata practicante durante 20 años.

Su principal interés de investigación en estos días es la comprensión de la homeopatía en contextos científicos y filosóficos y ha publicado extensamente sobre estos temas. También ha publicado el primer volumen de una trilogía de libros electrónicos titulado Homeopathy and Science: A Guide for the Perplexed.

Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo