Anniversary Sale Anniversary Sale

PUBLICIDAD

Reduzca su exposición a los EMF, no permita que su wifi lo perjudique

Análisis escrito por Dr. Joseph Mercola Datos comprobados

emf wifi luz azul

Historia en Breve -

  • Estar expuesto de forma continua a frecuencias de microondas como las de los celulares puede causar disfunción mitocondrial y daño en el ADN nuclear a causa de los radicales libres que reaccionan al peroxinitrito
  • La exposición excesiva a los celulares y redes wifi se ha relacionado con enfermedades crónicas como arritmia cardíaca, ansiedad, depresión, autismo, Alzheimer e infertilidad
  • Los dispositivos que continuamente emiten radiación EMF a niveles perjudiciales para sus mitocondrias incluyen: su celular, torres de telefonía, enrutadores y módems de internet inalámbrico, monitores para bebés y dispositivos “inteligentes” de todo tipo, incluidos los medidores y equipos inteligentes
  • La exposición a los EMF ha aumentado alrededor de 1 quintillón de veces en los últimos 100 años. La mayoría de las personas experimentan impactos biológicos, pero no aprecian el daño causado hasta que ya es demasiado tarde. Incluso entonces, es extremadamente difícil vincular la exposición con sus síntomas o enfermedades
  • La tecnología 5G se basa principalmente en el ancho de banda de ondas milimétricas, que se sabe que penetra de 1 a 2 milímetros de tejido humano y se ha relacionado con diversos problemas de salud, como padecimientos oculares y cardíacos, dolor y supresión de la función inmunológica

30 Tips en 30 Días Diseñados para Ayudarle a Tomar Control de Su Salud

Este artículo es parte de la Guía Propósitos de 30 Días. Cada día del mes de enero se agregará un nuevo consejo diseñado para ayudarle a tomar control de su salud. Para ver la lista completa de clic aquí.

Las posibles consecuencias de la exposición indiscriminada a la radiación de campos electromagnéticos (EMF, por sus siglas en inglés) son inmensas.

Martin Pall, Ph. D., profesor emérito de bioquímica y ciencias médicas básicas en Washington State University, explica que el principal peligro de los EMF —y lo que desencadena los procesos de enfermedades crónicas— es el daño mitocondrial provocado por los peroxinitritos, uno de los tipos de especies más dañinas de nitrógeno reactivo.

Los dispositivos que continuamente emiten radiación EMF a niveles perjudiciales para sus mitocondrias incluyen su celular, torres de telefonía, enrutadores y módems de internet inalámbrico, monitores para bebés y dispositivos "inteligentes" de todo tipo, incluidos los medidores y equipos inteligentes.

Tipos de EMF perjudiciales

Los EMF se pueden dividir en tres categorías:

Campos eléctricos: Campos eléctricos de corriente alterna a 60 Hz (50 Hz en Europa) desde el cableado del hogar y los aparatos con cable (sobre todo los que no tienen conexión a tierra: Cables que solo tienen dos clavijas en lugar de tres).

Los campos eléctricos son los más difíciles de medir con precisión y contribuyen de forma significativa a la confusión sobre los EMF

Campos magnéticos: Campos magnéticos de corriente alterna a 60/50Hz Hz de las líneas eléctricas, errores de cableado en la instalación del hogar, corriente en las conexiones a tierra, y provenientes de motores y transformadores

Radiofrecuencias (RF) de los teléfonos celulares, medidores inteligentes, wifi, Bluetooth y otros dispositivos inalámbricos

Además de estas tres categorías, también está la electricidad sucia o EMI (interferencia electromagnética) causada por los picos de voltaje transitorios.

Si retrocedemos en el tiempo hasta el final de la Primera Guerra Mundial, a alrededor del año 1918, y usamos ese período de tiempo como referencia de la exposición a los EMF en el público en general, llegaremos a la sorprendente conclusión de que la exposición a los EMF ha aumentado aproximadamente 1 quintillón de veces durante los últimos 100 años.

Sería irracional asumir que este aumento radical —un incremento de mil millones de millones de veces— no tuviera algunos efectos adversos. La realidad es que la mayoría de las personas están experimentando impactos biológicos como resultado de la exposición a los EMF, pero no aprecian el daño causado hasta que ya es demasiado tarde.

Aun así, es muy difícil relacionar la exposición con sus síntomas o enfermedades.

Su corazón, su cerebro y los órganos reproductores masculinos corren el mayor riesgo

De acuerdo con la teoría de Pall, las ubicaciones físicas donde los canales de calcio voltaje dependientes (VGCC, por sus siglas en inglés) son más densos, son indicios de las enfermedades que se podrían esperar a causa de la exposición crónica y excesiva a los EMF.

Ahora bien, la mayor densidad de VGCC se encuentra en su sistema nervioso, cerebro, marcapasos cardíaco y testículos masculinos.

Como resultado, es probable que los EMF contribuyan al desarrollo de problemas neurológicos, neuropsiquiátricos, cardíacos y reproductivos, que incluyen, entre otros, a las arritmias cardíacas, ansiedad, depresión, autismo, Alzheimer e infertilidad.

La señalización excesiva de calcio producida por la exposición a los EMF también tiene funciones importantes en los efectos fisiopatológicos provocados por los campos electromagnéticos, incluidos cada uno de los efectos antes mencionados.

Durante los últimos 25 años, la industria ha afirmado que la radiación no ionizante es inofensiva y que la única radiación de la que debe preocuparse es la radiación ionizante. La investigación de Pall demuestra sin equivocación que dicha suposición es falsa.

Gracias al trabajo de Pall, ahora sabemos que los VGCC son 7.2 millones de veces más sensibles a la radiación de microondas en comparación con las partículas cargadas dentro y fuera de nuestras células. Esto significa que los estándares de seguridad para esta exposición están desactivados por un factor de 7.2 millones.

En términos de daño oxidativo, la investigación demuestra que la tecnología 3G crea el mismo nivel de estrés celular y daño oxidativo que aproximadamente 1600 radiografías de tórax.

La implementación de la tecnología 5G aumentará drásticamente los riesgos

La industria se jacta de la tecnología 5G, la red inalámbrica de "quinta generación", como una forma de crear servicios de streaming e Internet más rápidos, así como una mejor cobertura de telefonía celular.

El problema es que el 5G se basa principalmente en el ancho de banda de ondas milimétricas (MMW), que se sabe que penetra de 1 a 2 milímetros de tejido humano y se ha relacionado con diversos problemas de salud, entre ellos:

  • Problemas oculares como la opacidad del cristalino en ratas, que está vinculada con la producción de cataratas
  • Un impacto en la variabilidad de la frecuencia cardíaca, lo cual fue un indicador de estrés en ratas y cambios en la frecuencia cardíaca (arritmias) en las ranas
  • Dolor
  • Supresión de la función inmunológica

En realidad, las ondas MMW son lo que se usa en las armas no letales de control de multitudes (Sistemas de Denegación Activa) del Departamento de Defensa de los Estados Unidos, ya que tienen la capacidad de causar una sensación de ardor severo.

A diferencia de la tecnología de "cuarta generación" (4G) que se encuentra actualmente en uso, la cual se establece en torres de celdas de 90 pies con aproximadamente 12 puertos de antena en cada una, el sistema 5G utiliza instalaciones o bases de "celdas pequeñas", cada una con aproximadamente 100 puertos de antena.

Una vez que esta tecnología se instale en su colonia ya no tendrá la opción de mantenerse al margen de la exposición continua al 5G, y la investigación recopilada por el autor y técnico en EMF, Lloyd Burrell, demuestra que la difusión del 5G a favor de un Internet más rápido, podría ser desastroso para la salud pública.

Si bien las ondas MMW no se han usado de forma extensa con anterioridad, ya se ha sugerido que los conductos de sudor en la piel humana actúan como antenas cuando entran en contacto con las MMW.

En 2017, más de 180 médicos y científicos de 35 países firmaron una petición para promulgar una moratoria en el lanzamiento de 5G debido a los posibles riesgos para la vida silvestre y la salud humana, que incluyen un mayor riesgo de:

  • Cáncer
  • Estrés celular y aumento de radicales libres perjudiciales
  • Daño genético
  • Problemas reproductivos
  • Trastornos neurológicos

En el año 2015, más de 230 científicos participaron en el estudio de los efectos biológicos y para la salud de los EMF no ionizantes donde 41 países firmaron una petición internacional a las Naciones Unidas, en la cual se solicitaba la protección contra la exposición no ionizante de los EMF debido a la evidencia de efectos sobre la salud incluso a niveles bajos.

20 datos sobre el impacto de la tecnología 5G en la salud humana

La organización sin ánimo de lucro Environmental Health Trust ha publicado una lista de 20 datos que debe conocer acerca de la tecnología inalámbrica 5G. La cual incluye lo siguiente:

La cobertura 5G requiere la instalación de antenas de "celdas pequeñas" en todos los vecindarios.

Es necesario construir millones de celdas pequeñas en los patios delanteros de las personas.

La radiación de las celdas pequeñas de 5G no es menor, y aumentará la radiación de EMF cerca de los hogares, lo que provoca un deterioro estético del medio ambiente además de riesgos para la salud.

El 5G no reemplazará la tecnología inalámbrica actual, sino que se sumará a ella, lo que aumentará exponencialmente la exposición.

El poder comunitario está siendo ignorado en todos los niveles de gobierno con el fin de aumentar la cobertura de telefonía celular y la velocidad del Internet.

Las compañías de teléfonos celulares han confirmado que las celdas pequeñas de 5G funcionarán a una distancia de 3 000 pies y no es necesario colocarlas cada 100 pies, lo que implica instalarlas cerca de los hogares.

Científicos de todo el mundo están pidiendo que se detenga el lanzamiento del 5G.

La exposición a la radiación diaria y acumulativa se asocia con graves efectos sobre la salud, como cáncer, alteraciones en el desarrollo cerebral infantil y daño reproductivo en los hombres.

De hecho, miles de estudios que demuestran los efectos biológicos de los EMF de baja intensidad se resumieron en el informe BioInitiative Report (2007 y 2012), los cuales demuestran los efectos neurológicos, cognitivos y del sistema inmunológico, entre muchos otros.

Otro importante estudio financiado por el gobierno de los Estados Unidos, publicado en 2011 en la revista de la Asociación Médica Americana.

Mediante una exploración por medio de una tomografía por emisión de positrones (PET, por sus siglas en inglés) capaz de detectar alteraciones en la glucosa, los investigadores determinaron que la radiación de los celulares hace que las células del cerebro metabolicen la glucosa a un ritmo más elevado.

El metabolismo de la glucosa equivale a la activación celular, por lo que los resultados indican que la radiación de su celular tiene una influencia medible bien definida en el cerebro. En esencia, cada vez que coloca un celular en su oído, está activando sus células cerebrales de manera artificial.

Muchos reportes han llegado a la conclusión de que la radiación inalámbrica es un carcinógeno humano.

En el año 2011, la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer clasificó los celulares como un "posible carcinógeno" del Grupo 2B y dos estudios recientes (uno por el Programa Nacional de Toxicología de los Estados Unidos (NTP) y otro por el Instituto Ramazzini en Italia) confirman su potencial carcinogénico.

El estudio del NTP encontró tumores cardíacos (schwannomas malignos) en las ratas macho, "similar a los neuromas acústicos, un tumor benigno en las personas que involucra el nervio que conecta el oído con el cerebro, el cual algunos estudios han relacionado con el uso del teléfono celular".

Según los expertos, las facturas de transmisión inalámbrica de celdas pequeñas del 5G no tienen sentido financiero.

Las antenas cerca de las casas también devalúan las propiedades.

Las antenas de microondas en los patios delanteros representan varios riesgos para la seguridad pública y laboral.

Las compañías inalámbricas advierten a los inversionistas sobre los riesgos, pero no informan a las personas que viven cerca de las torres de telefonía celular.

Las antenas cerca de los hogares causarán un deterioro en el sueño de los residentes, lo que resultará en menor rendimiento y salud.

Se ha demostrado que la radiación de los celulares tiene un impacto adverso en las aves, abejas, árboles y plantas.

Muchas ciudades de los Estados Unidos y países enteros están a favor de suspender la tecnología 5G.

La Comisión Federal de Comunicaciones no inspecciona las exposiciones a la radiación de las instalaciones celulares y muchas torres de telefonía ya violan los límites de radiación.

La Asociación Internacional de Bomberos se opone oficialmente a las torres de telefonía celular en las estaciones de bomberos, y lo ha hecho desde 2004, después de que las investigaciones demostraran que los bomberos con antenas en sus estaciones habían sufrido daños neurológicos, incluidos problemas de memoria, confusión intermitente y sensación de debilidad.

La Academia Americana de Pediatría y muchas otras organizaciones médicas solicitan acciones federales para proteger a los niños de las exposiciones a los EMF, y citan investigaciones que demuestran que vivir cerca de estaciones base de telefonía móvil está asociado con un mayor riesgo de dolores de cabeza, problemas de memoria, mareos, depresión y trastornos del sueño.

La investigación de Pall que fue publicada en 2016, detalla cómo es que cuando se activan los VGCC en el cerebro, liberan neurotransmisores y hormonas neuroendocrinas. Por lo tanto, las consecuencias en el cerebro de la exposición crónica a los EMF también incluyen ansiedad, depresión, autismo y Alzheimer.

Los resultados preliminares del estudio más extenso sobre el desarrollo cerebral y la salud de los jóvenes en los Estados Unidos, el Estudio del Desarrollo Cognitivo del Cerebro Adolescente (ABCD, por sus siglas en inglés) también revela que los cerebros de los usuarios más asiduos de dispositivos electrónicos son diferentes en comparación con quienes usan teléfonos inteligentes, tabletas y videojuegos con menor frecuencia.

Los niños que usan dispositivos electrónicos durante siete horas o más al día presentan adelgazamiento prematuro de la corteza cerebral, la capa cerebral externa que procesa la información de los cinco sentidos físicos (gusto, tacto, vista, olfato y oído).

Hasta dos horas de tiempo de pantalla al día podrían afectar la cognición, lo que se ve reflejado en menores puntuaciones en las pruebas de pensamiento y lenguaje.

Las conexiones de fibra óptica son la solución y alternativa segura para aumentar la velocidad y seguridad de la Internet.

Protéjase y proteja a su familia del exceso de EMF

No cabe la menor duda de que la exposición a RF-EMF es un peligro importante para la salud que debe abordar si le preocupa su salud. Sin duda, el lanzamiento de la tecnología 5G dificultaría aún más las medidas correctivas, por lo que todos debemos involucrarnos y hacer lo que podamos para evitarlo.

Además de ello, enseguida encontrará varias sugerencias que le ayudarán a reducir su exposición a los EMF y a mitigar el daño de las exposiciones que son inevitables.

Identifique las fuentes principales de EMF, como: su celular, teléfonos inalámbricos, enrutadores wifi, audífonos Bluetooth y otros artículos equipados con Bluetooth, mouse y teclados inalámbricos, termostatos inteligentes, monitores para bebés, medidores inteligentes y el microondas en su cocina.

Lo ideal sería abordar a cada fuente y determinar cómo puede limitar mejor su uso.

Salvo una emergencia que ponga en peligro su vida, los niños no deben usar celulares ni dispositivos inalámbricos de ningún tipo. Los niños son mucho más vulnerables a la radiación de los celulares en comparación con los adultos debido a que sus huesos del cráneo son más delgados y su cerebro y sistema inmunológico están en desarrollo.

La investigación también demuestra que los bebés menores de 1 año no aprenden de forma efectiva el lenguaje por medio de videos y no transfieren lo que aprenden del iPad hacia el mundo real, por lo que es un error pensar que los dispositivos electrónicos son valiosos para la educación.

Conecte su computadora de escritorio al internet por medio de una conexión por cable y asegúrese de poner el escritorio en modo avión. También evite los teclados, trackballs, mouse, sistemas de juegos, impresoras y teléfonos de casa inalámbricos. Opte por las versiones con cable.

Si debe usar wifi, apáguelo cuando no esté en uso, sobre todo durante la noche cuando está durmiendo. Idealmente, es mejor instalar los cables necesarios en su casa para que pueda apagar el wifi en todo momento.

Si tiene una computadora portátil sin puertos Ethernet, es fácil comprar un adaptador USB de Ethernet que le permitirá conectarse a Internet sin una conexión inalámbrica.

Evite utilizar cargadores inalámbricos para su celular, ya que también aumentarán los EMF en toda su casa. La carga inalámbrica también es mucho menos eficiente que el uso de un adaptador conectado a una toma de corriente, ya que consume energía continua (y emite EMF), ya sea que esté o no en uso.

De acuerdo con Venkat Srinivasan, director de Argonne Collaborative Center for Energy Storage Science, mantener su celular o tableta completamente cargados en todo momento también reducirá la vida útil de la batería, lo cual implicará comprar un teléfono nuevo.

Cuando una batería de iones de litio se carga y descarga, los iones pasan entre un electrodo positivo y un electrodo negativo. Entre más alta es la carga de la batería, más rápido se degradan los iones, por lo que es mejor realizar ciclos entre el 45 % y el 55 %.

Apague la corriente eléctrica hacia su habitación durante la noche. Por lo general, esto funciona para reducir los campos eléctricos de los cables de la pared, a menos que haya una habitación adyacente al lado de su dormitorio. Si ese es el caso, necesitará usar un medidor para determinar si también necesita apagar la energía en la habitación de al lado.

Use un reloj con baterías, lo ideal es que sea uno sin luz. Utilizo un reloj parlante para personas con discapacidad visual.

Si aún usa horno de microondas, considere reemplazarlo por un horno de convección de vapor, que calentará sus alimentos con la misma rapidez y mucho más seguridad.

Evite el uso de electrodomésticos y termostatos "inteligentes" que dependen de la señalización inalámbrica. Esto incluiría todas las nuevas pantallas "inteligentes".

Se les denomina inteligentes porque emiten una señal de wifi y, a diferencia de las computadoras, no puede apagar su señal de wifi. Considere utilizar un monitor de computadora de gran tamaño como televisión, ya que no emiten wifi.

Rehúsese a utilizar medidores inteligentes tanto como le sea posible o incorpore un escudo a su medidor inteligente existente, algunos de ellos han demostrado reducir en un 98 a 99 % la radiación.

Considere mover la cama de su bebé a su habitación en lugar de usar un monitor inalámbrico para bebés. Otra alternativa son las opciones con cable.

Reemplace los focos CFL por focos incandescentes. Lo ideal es que elimine todas las luces fluorescentes de su casa. No solo emiten luz poco saludable, sino que lo más importante es que en realidad, transfieren la corriente a su cuerpo con solo estar cerca de ellos.

Evite llevar su celular consigo en el cuerpo a menos que se encuentre en modo avión y nunca duerma con él en su habitación, a menos que esté en modo avión. Incluso en modo avión, puede emitir señales, por eso coloco mi celular en una bolsa de Faraday.

Cuando use su celular, utilice el altavoz y sostenga el teléfono por lo menos a 3 pies de distancia de usted. Intente disminuir drásticamente el tiempo que usa su celular. En su lugar, use los teléfonos de software VoIP que puede usar mientras está conectado a Internet a través de una conexión por cable.

Evite usar su celular y otros dispositivos electrónicos al menos una hora (de preferencia varias horas) antes de irse a la cama, ya que la luz azul de la pantalla y los EMF inhiben la producción de melatonina.

La investigación demuestra claramente que los usuarios más asiduos de computadoras y celulares son más propensos a padecer insomnio. Por ejemplo, un estudio de 2008 reveló que las personas expuestas a la radiación de sus celulares durante las tres horas anteriores a la hora de dormir tenían más problemas para conciliar el sueño y dormir profundamente.

Ya que ahora sabemos que los bloqueadores de los canales de calcio reducen los efectos de los EMF, asegúrese de obtener suficiente magnesio. La mayoría de las personas son deficientes en magnesio, lo que empeorará el impacto de los EMF. Como señaló Pall:

"Está claro que cuando se es deficiente en magnesio, se tiene un exceso de actividad de los VGCC. También se obtiene un flujo excesivo de calcio a través del receptor de N-metil-D-aspartato, causado por la deficiencia de magnesio, lo que también es problemático, por lo que es importante corregir dicha deficiencia".

Pall también publicó un artículo que sugiere que elevar su nivel de proteína Nrf2 podría ayudar a mejorar el daño de los EMF. Una forma sencilla de activar la Nrf2 es consumir compuestos alimenticios que la estimulen.

Algunos ejemplos incluyen a los vegetales crucíferos que contienen sulforafano, alimentos con alto contenido de antioxidantes fenólicos, grasas omega-3 de cadena larga DHA y EPA, carotenoides (sobre todo licopeno), compuestos de azufre provenientes de los vegetales allium, isotiocianatos de la familia de la col y alimentos ricos en terpenoides.

El ejercicio, la restricción de calorías (como el ayuno intermitente) y la activación de la vía de señalización de óxido nítrico (una forma de hacerlo es por medio del ejercicio de Liberación de Óxido Nítrico) también aumentarán la Nrf2.

Incorpore el entrenamiento de Liberación de Óxido Nítrico en su rutina diaria de acondicionamiento físico.

Según Pall, la vía de señalización del óxido nítrico y las vías de peroxinitrito se inhiben entre sí, lo que significa que a medida que aumenta la señalización de óxido nítrico, disminuyen los peroxinitritos. Conforme aumenta la liberación de óxido, este podría proporcionarle cierta protección contra el daño ocasionado por los EMF.

Se ha demostrado que el hidrógeno molecular aborda los radicales libres producidos en respuesta a la radiación, como los peroxinitritos. Los estudios han demostrado que el hidrógeno molecular puede mitigar alrededor del 80 % de este daño.

Ciertas especias podrían ayudar a prevenir o reparar el daño causado por los peroxinitritos. Las especias ricas en fenoles, en específico la canela, clavo, raíz de jengibre, romero y cúrcuma, han demostrado tener algunos efectos protectores contra el daño inducido por los peroxinitritos.

+ Fuentes y Referencias
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario