Guía práctica para cultivar okra

Escrito por Dr. Joseph Mercola Datos comprobados

okra

Historia en Breve -

  • La okra se desarrolla mejor en un suelo seco, con abundante composta, bajo plena luz solar, con un pH entre 5.5 y 6.0, y debe cultivarse después de que la temperatura del suelo haya alcanzado los 18.3 °C
  • Tiene otros nombres, incluyendo bamia, gumbo y quimbombó; se cree que se originó cerca de Etiopía y luego fue cultivada por los egipcios. Hoy en día, cuenta con al menos 36 variedades, que crecen de 1 a más de 2 metros de altura
  • La mayoría de estas plantas pueden recolectarse dentro de los 60 días después de la siembra y debe hacerse durante varias jornadas para que los vegetales no crezcan más de 3 o 4 pulgadas de largo, ya que eso podría elevar la posibilidad de que se endurezcan y vuelvan leñosos
  • La okra puede consumirse cruda, utilizarse como espesante o para preparar guisados y sopas. Sus pequeñas vainas tienen un alto contenido de vitaminas, minerales y glutatión, reconocidos como un poderoso antioxidante protector contra el daño oxidativo

La okra (Hibiscus esculentus) es un vegetal anual y extraordinario que pertenece a la misma familia que la malvarrosa. Por lo general, es del color de las hojas de maíz fresco, tiene la forma de una espiga y la textura de un pepino acanalado. Cuando es rebanado, parece una pequeña carambola.

Aunque técnicamente es una fruta porque sus semillas se encuentran dentro de la planta, por lo general la okra es clasificada como un vegetal, también conocido como "dedos de dama" que hace referencia a su forma y cuenta con más de una variedad. Es uno de los favoritos en el sur de los Estados Unidos, así como en áreas de África y el Mediterráneo, donde suele cocinarse.

Como cultivo ancestral, también se empleaba con fines medicinales. Las hojas se utilizaban para aliviar el dolor y problemas urinarios. Hoy en día, aún es usada por profesionales holísticos para tratar la inflamación pulmonar, dolor de garganta y como laxante para producir heces más voluminosas. Así mismo, puede ser eficaz para tratar el reflujo ácido, cataratas y aterosclerosis.

La okra es un cultivo de clima cálido, que puede cultivarse fácilmente en el jardín y recolectarse después de varios días. Este vegetal es fácil de utilizar para preparar alimentos, y su planta es un buen adorno para el jardín mientras florece durante los meses de verano.

Historia de la poderosa okra

La okra tiene otros nombres que incluyen bamia, gumbo y quimbombó. Es probable que su nombre se derive de uno de los grupos de lenguas nigero-congoleñas, que se convirtió en un anglicismo a finales del siglo XVIII.

Se cree que se originó cerca de Etiopía y fue cultivada por los antiguos egipcios. Su cultivo se extendió por todo el Norte de África y Medio Oriente, donde las vainas de las semillas eran consumidas cocidas y las semillas se tostaban, molían y utilizaban como sustituto del café.

En el siglo XVIII, fue llevada al Caribe y los Estados Unidos, ya sea por los esclavos de África Occidental o colonos franceses a Luisiana. Sin embargo, su primera aparición en el hemisferio occidental fue a principios del siglo XVII, en Brasil a través de África. En los Estados Unidos, se usa comúnmente para preparar la cocina cajún, sureña y criolla.

Hay diversas variedades de okra a elegir

Southern Exposure Seed Exchange enlista 36 variedades diferentes de okra que puede cultivar por medio de semillas en casa. Aunque la mayoría es de color verde intenso, algunas presentan desde ligeras vetas de rojo hasta rojo intenso, como la variedad Asian Jing Orange Okra, cuyos tallos también son de color rojo brillante y sus hojas tienen vetas rojas.

Usualmente, la planta crece hasta 1 metro de altura, pero algunas variedades crecen más de 2 metros de altura. La variedad Clemson Spineless representa la mayor cantidad de plantaciones con fines comerciales y residenciales de okra en California. El término sin espinas se refiere a una relativa falta de espinas en las vainas y ramas.

La variedad Estrella de David es una planta de okra de polinización abierta, que crece hasta 2 metros de altura o más, con hojas purpúreas y vainas abultadas. Algunos ejemplos de sus diversos tipos híbridos incluyen a las variedades Annie Oakley, Green Vest y 1285. Las variedades de okra de color rojo Incluyen a la Red Velvet, Burgundy y Bowling Red.

Si busca un vegetal de gran tamaño, puede probar la vaina larga Perkins Mammoth, que madura en 60 días y crece a una altura entre 1.83 metros hasta casi 3 metros de altura. Old Farmer's Almanac recomienda las siguientes variedades:

Annie Oakley — Esta planta híbrida tarda 52 días en madurar y tiene vainas sin espinas; crece alrededor de un metro y medio de altura.

Park’s Candelabra Branching — Esta planta es una variedad de okra de tipo ramificación, lo que facilita un poco más su recolección.

Louisiana Green Velvet — Esta planta híbrida es ideal para áreas con jardines más amplios. Es fuerte y crece hasta 1.83 metros de altura; también es suave y no tiene espinas.

Medidas para cuidar el cultivo de okra

La planta de okra se desarrolla mejor en un suelo seco con un pH de 5.5 a 6.0. Las plantas crecen adecuadamente en suelos fértiles y compostados. El requerimiento de agregar o no el fertilizante a base de nitrógeno dependerá de la cantidad de nitrógeno que contenga la tierra del jardín. Demasiada cantidad de nitrógeno podría resultar en más hojas que vegetales.

Debe preparar el área con un suelo bien drenado a plena luz solar. Aunque no son plantas grandes, son altas, así que asegúrese de espaciar las filas a una distancia de 90 centímetros a 1.20 metros para permitir que las hojas inferiores obtengan suficientes rayos del sol.

La okra es una planta de clima cálido, por lo tanto, debe considerar comenzar en espacios interiores tres o cuatro semanas antes de la última helada de primavera, en macetas con turba bajo plena luz solar.

Dado que, por lo general su temporada de crecimiento es de 50 a 60 días, también puede comenzar a sembrarla directamente en su jardín después de la última helada, o utilizar una malla antiheladas, tres o cuatro semanas antes de la última helada. Sin la malla antiheladas, debe contar con un clima cálido estable, y el suelo debe tener una temperatura de a 18.3 °C a 21 °C.

Puede sembrar las semillas de tres cuartos a una pulgada de profundidad. Las semillas podrían germinar de forma lenta, pero puede acelerar el proceso al remojar las semillas en agua durante la noche, o rasparlas ligeramente con un papel de lija para romper la capa dura de la semilla, antes de sembrarlas.

Si trasplanta las semillas de okra, asegúrese de espaciarlas a 60 centímetros de distancia para proporcionarles un área amplia para desarrollarse, así como surcos de 90 centímetros a 1.20 metros de distancia. Si siembra semillas al aire libre, espacie las plántulas para permitirles crecer en un área similar.

Una vez que las plantas hayan germinado, retire la maleza y cúbralas con abundante cantidad de abono para evitar el crecimiento de malezas. Además, en ese momento puede fertilizar las plantas con composta madura o nutritiva.

Métodos para recolectar y almacenar la okra

La primera recolección del cultivo debe ser en alrededor de 60 días después de la siembra, en función de la variedad. Ya que la okra puede endurecerse y volverse leñosa si permanece en la planta demasiado tiempo, debe recolectarla cuando tenga entre 2 y 3 pulgadas de largo, que podría ser casi cada dos días. Los vegetales aparecen en la planta aproximadamente cuatro días después de la floración.

Debe cortar el tallo de la okra justo abajo del cáliz con un cuchillo; se han creado algunas variedades para desprenderse de la planta cuando están listas para ser recolectadas. Si el tallo es demasiado difícil de cortar, es probable que la vaina sea demasiado vieja y debe desecharse.

Recuerde utilizar guantes y mangas largas al recolectar o cuidar de las plantas de okra. La mayoría de las variedades están cubiertas con pequeñas espinas que son irritantes para la piel, a menos que haya plantado una variedad sin espinas. Lo curioso es que esta irritación no ocurre internamente cuando es consumida.

A medida que recolecte la okra cada dos días, deberá almacenarla hasta que tenga suficiente para preparar sus alimentos. Puede colocar las vainas sin cortar ni cocer en bolsas para congelar, guardarlas en el congelador durante varios meses y utilizarlas durante el invierno.

También, puede utilizar okra enlatada para freírla posteriormente durante el invierno (aunque no recomiendo freír los alimentos). El proceso es similar al de envasar otros vegetales.

Vigile la aparición de plagas a lo largo de la estación de crecimiento

Es importante rotar el cultivo cada cuatro años, ya que las variedades que son viejas tienden a tener sistemas radiculares profundos. En los años en los que el área presente alta población de saltamontes, los insectos podrían consumir las hojas más bajas de las plantas.

Otras plagas y enfermedades que pueden afectar a las plantas de okra son los áfidos, gusano elotero, chinches y marchitez de fusarium.

Los áfidos son pequeños insectos verdes que aparecen en la parte superior o inferior de las hojas, tienen el cuerpo blando, pueden sobrevivir en casi cualquier zona de temperatura y se multiplican rápidamente, por lo que es importante mantenerlos bajo control.

Busque hojas deformes, mal desarrolladas o amarillentas y revise la parte inferior, ya que es donde a los áfidos les encanta esconderse. Si las hojas o tallos tienen una sustancia pegajosa, también es un signo de que los áfidos han bebido la savia, intente rociar las hojas con agua fría de la manguera, ya que a veces todo lo que se necesita es una ráfaga de agua fría para quitarlos de la planta.

También, puede emplear una mezcla de detergente para platos y agua para matar los insectos, y aplicar nuevamente agua y jabón cada dos o tres días durante dos semanas para deshacerse por completo de los insectos. Cuando hay una gran invasión, puede intentar espolvorear las plantas con harina, ya que congestiona y destruye las plagas.

Los gusanos eloteros pueden ser desalentados al rociar las plantas con aceite mineral en cuanto empiece a brotar pelo; puede repetirlo después de los períodos de lluvia. En los Estados Unidos, es común encontrar la marchitez de fusarium, que es un patógeno transmitido por la tierra. El hongo ingresa por medio del sistema radicular e interfiere con la distribución de agua en la planta.

Por lo general, los síntomas de la enfermedad aparecen al final de la temporada de crecimiento y se observan por primera vez en la parte inferior de la planta. Por desgracia, el patógeno puede sobrevivir durante años en la tierra, y a menudo es transmitido por insectos y equipos de jardinería.

Cuando le sea posible, cultive variedades resistentes; elimine los brotes del jardín que esten infectados y esterilice sus tijeras para podar. El uso de fertilizantes con alto contenido de nitrógeno puede aumentar la susceptibilidad, por lo que la mejor opción es utilizar un fertilizante orgánico de liberación lenta.

Si la enfermedad persiste, es posible que tenga que eliminar la parte afectada del jardín e incrementar la temperatura con una cubierta de plástico transparente en la superficie, durante cuatro a seis semanas en el período más caluroso del año. Esta medida podría reducir muchas de las plagas que habitan en el suelo, incluyendo los nematodos, hongos, insectos y semillas de malezas.

Poderosos beneficios que contiene esta pequeña vaina

Las vainas de okra tienen un alto contenido de vitaminas y minerales, incluyendo quercetina, catequina y epicatequina. También, se sabe que son altas en vitamina C, vitamina K y folato. Muchos de los beneficios provienen de su contenido de fibra superior, que puede ayudar a regular la digestión y mantener los niveles de azúcar en la sangre.

En investigaciones realizadas con ratas preñadas con diabetes gestacional inducido se utilizaron extractos de okra para disminuir el estrés oxidativo y resistencia a la insulina. Los científicos encontraron que el extracto exhibía posibles efectos antihiperglucémicos e hipolipidémicos, y que también estuvo relacionado con menor daño en el tejido pancreático.

En otro estudio, los investigadores encontraron que la okra podría mejorar la homeostasis de la glucosa y disminuir el daño de las células B en la diabetes. Un estudio realizado en 2018 afirmó que la okra podría mejorar las complicaciones metabólicas, y que si producía un efecto beneficioso en el páncreas de las ratas los beneficios también podrían manifestarse en los seres humanos.

El glutatión es un compuesto esencial que se encuentra presente en la okra. Los alimentos que contienen este nutriente se dividen en dos categorías, los que contienen la molécula de glutatión y las que promueven la producción de glutatión o "transfieren" la actividad de las enzimas de glutatión al cuerpo.

Sin embargo, la okra no debe ser cocinada, ya que cocinar los alimentos con glutatión podría disminuir su contenido. Además, los métodos de almacenamiento pueden influir en sus niveles. Un estudio demostró que el consumo de glutatión podría disminuir el riesgo de cáncer oral y faríngeo.

Un estudio realizado con animales encontró que puede proteger contra la nefropatía diabética (daño renal ocasionado por la diabetes) y neuropatía (daño en los nervios y eventual insuficiencia renal).

La okra contiene diversos nutrientes valiosos, incluyendo fibra; muchos de los más importantes deben obtenerse por medio de los alimentos, y si no tiene suficiente cantidad, una deficiencia podría comprometer seriamente su salud. Cinco de los más beneficiosos son:

Potasio — Es un mineral, así como electrolito, ya que puede producir impulsos eléctricos por todo el cuerpo, ayuda a normalizar las contracciones musculares, frecuencia cardíaca, presión arterial, digestión, equilibrio del pH y más.

Dado que su cuerpo no lo produce, debe obtener cantidades óptimas por medio de los alimentos, mientras se asegura de equilibrarlo con su consumo de sodio.

Folato — Es una de las muchas vitaminas B, produce glóbulos rojos, crea y repara su ADN. Su deficiencia podría provocar anemia y privar a las células de oxígeno. Una de sus funciones más significativas favorece a las mujeres embarazadas, ya que está involucrado en la prevención de defectos de nacimiento.

Nota: Aunque muchas personas los usan de manera intercambiable, no debe confundir el folato, que se produce naturalmente en los alimentos, con el ácido fólico, que es una forma sintética de vitamina B9, la cual se utiliza como suplemento, así como aditivo en los alimentos procesados.

Calcio — Es almacenado en los huesos, y trabaja con la vitamina D para evitar el desarrollo de huesos frágiles y propensos a romperse. Para evitar que el calcio se acumule en áreas en las que no debe estar y enviarlo hacia donde es requerido, también necesita de la vitamina K2.

Vitamina K — Es una vitamina liposoluble, desempeña un rol fundamental en la protección de la salud cardiaca, desarrollo óseo, optimización de los niveles de insulina y coagulación sanguínea adecuada. La vitamina K puede ayudar a prevenir enfermedades cardíacas, osteoporosis, diabetes, múltiples tipos de cáncer e incluso la enfermedad de Alzheimer.

Vitamina C — Este poderoso antioxidante puede disminuir tanto la duración como la gravedad de un resfriado, y es necesario para producir colágeno, la proteína más abundante en los mamíferos, que mantiene la piel y tejidos firmes pero flexibles. La deficiencia de vitamina C puede debilitar el sistema inmunológico.

Usos y formas para preparar la okra en casa

Cuando la okra es calentada a fuego lento, produce un líquido viscoso y pegajoso llamado mucílago; al hervir y aplicar el mucílago transparente en el cabello como acondicionador puede ayudar a combatir la caspa y darle un brillo adicional. Las siguientes son cinco alternativas para preparar platillos, con algunas variaciones, inspiradas en la revista Smithsonian:

Okra frita — Esta es la forma tradicional de servir okra en la parte sur, que involucra utilizar harina de maíz y los llamados "aceites vegetales", que no son las opciones más saludables. Si opta por consumir okra frita, asegúrese de usar un aceite de cocina saludable, como el aceite de coco, tal vez espolvoreada con un poco de queso parmesano, y cocínela a una temperatura más baja.

Gumbo — Una opción es utilizar la okra en el platillo de gumbo para espesarlo, brindarle sabor e incluirla con la obligada "santa trinidad" compuesta por pimiento morrón, cebolla y apio. Este es un alimento básico del sur. De hecho, la receta se deriva del nombre africano "gombo". A menudo, se mezcla con carne, jitomate y hojas de laurel.

Okra en escabeche — Esta es otra forma de servir el vegetal al utilizar la variedad dulce y picante de okra que, a menudo incluye chiles secos, granos de pimienta negra, semillas de mostaza, chiles picosos, vinagre, eneldo fresco, sal y vinagre de vino de arroz.

Okra a la parrilla o al horno — Esta receta puede ser tan simple como rociar con aceite de oliva las vainas de okra limpias y partidas en cuartos, espolvorearlas con sal y pimienta en una bandeja para hornear y luego cocinarlas durante 15 minutos.

Guisado de okra — Esta es una excelente forma de añadirle nutrientes, pero con sabores más intensos, como el caldo de res, cordero, vinagre balsámico, clavo de olor, pasta de jitomate, ajo, hojas de menta y especias, como en el caso de la banya, un guisado egipcio a base de carne y okra.

+ Fuentes y Referencias
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario