Enzymes Enzymes

PUBLICIDAD

Algunos brotes de sarampión son consecuencia de reacciones a la vacuna y no a causa de un virus natural de sarampión

Análisis escrito por Dr. Joseph Mercola Datos comprobados

reaccion vacuna sarampion

Historia en Breve -

  • Un reciente artículo describe la nueva tecnología desarrollada para "distinguir rápidamente entre los casos de sarampión y las reacciones a la vacunación para evitar medidas innecesarias en respuesta a los brotes"
  • Durante el brote de sarampión de 2015 en California, el 38 % de las secuencias del virus de sarampión que se observaron en los pacientes se identificaron como secuencias de las vacunas, lo que significa que eran una reacción a la vacuna. La enfermedad no fue causada por la transmisión del virus natural de sarampión
  • Nueva York, Washington y Texas han reportado brotes de sarampión en enero y febrero de este año (con un total de 127 casos confirmados), y los defensores de la vacunación obligatoria están exhortando a los estados a eliminar las exenciones de vacunación por creencias personales
  • El Dr. Richard Pan, senador de California, incita al Cirujano General de los Estados Unidos a situar las vacunas obligatorias como una de las prioridades de la agenda de salud pública. El 27 de febrero se celebró una audiencia del Congreso en la Cámara, y hay otra programada para el 5 de marzo en el Senado con el fin de discutir el "brote" de sarampión, la renuencia a la vacuna y las leyes estatales de vacunación
  • Adam Schiff, presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, acusó a Google y Facebook de permitir la distribución de información errónea acerca de las vacunas; otros están pidiendo abiertamente censurar las conversaciones sobre la vacunación en las redes sociales. La plataforma Pinterest ya bloqueó todos los mensajes relacionados con las vacunas

Cuando escucha hablar de casos reportados de sarampión ¿se imagina que una parte de los afectados podría estar experimentando una reacción a la vacuna del virus vivo contra el sarampión?

En un artículo del Journal of Clinical Microbiology, los investigadores describen la nueva tecnología desarrollada para "distinguir rápidamente entre los casos de sarampión y las reacciones a la vacunación con el fin de evitar medidas innecesarias en respuesta a los brotes, como el aislamiento e investigación de personas contagiadas".

De acuerdo con este artículo:

“Durante el brote de sarampión de 2015 en California, una gran cantidad de presuntos casos se presentaron en personas que recientemente habían recibido la vacuna. De las 194 secuencias del virus de sarampión que se obtuvieron en los Estados Unidos en el año 2015, 73 se identificaron como secuencias de las vacunas".

Es decir, cerca del 38 % de los presuntos casos del brote de sarampión de Disneylandia en California del año 2015 estaban relacionados con la vacuna y no fueron causados por la transmisión del virus natural de sarampión.

Nueva York, Washington y Texas han reportado brotes de sarampión en enero y febrero de este año (con un total de 127 casos confirmados hasta el 14 de febrero de 2019), y ahora hay un nuevo auge en las peticiones para eliminar y restringir las exenciones de vacunación por creencias personales en los órganos legislativos estatales.

¿Acaso los funcionarios de salud saben con certeza que ninguno de esos casos fue ocasionado por una reacción a la vacuna y no por el virus de sarampión?

La ironía de esta situación debería ser evidente para todos. Cada vez que ocurre un brote de sarampión, siempre se le atribuye a quienes no están vacunados. Sin embargo, algunos de los afectados en realidad podrían enfermarse a causa del virus de la vacuna contra el sarampión.

Senador de California solicita medidas extremas

A pesar de la evidencia que demuestra que hay lagunas en el sustento científico de las vacunas y que la seguridad del programa de vacunación de la primera infancia no se ha establecido con claridad, y pese a las pruebas que demuestran que los brotes de sarampión también podrían involucrar reacciones a la vacuna, existe un esfuerzo continuo para suprimir de una vez por todas cualquier debate público acerca de las vacunas y sus efectos secundarios.

Por ejemplo, ahora el Dr. Richard Pan, senador del estado de California, demócrata de Sacramento, exhorta a Jerome Adams, Cirujano General de los Estados Unidos a situar las vacunas obligatorias como una de las prioridades de la agenda de salud pública.

En una carta a Adams, el senador escribe lo siguiente:

"Nuestro país requiere su liderazgo para detener este ataque a la salud de nuestra nación al abordar la difusión de información errónea sobre las vacunas que provoca renuencias injustificadas a la vacunación, y al recomendar políticas que restituyan la inmunidad comunitaria que protege a nuestros niños y a los más vulnerables entre los nuestros...

Ya que acabamos de celebrar el Día del Presidente, me gustaría recordar que George Washington ordenó la inoculación de su ejército contra el virus de la viruela durante la Guerra de Independencia para garantizar la libertad de nuestro país.

Les pido que protejan nuestro derecho como ciudadanos a estar libres de enfermedades prevenibles dentro de nuestra propia comunidad".

Legisladores exigen la participación de los CDC para detener la propagación de información errónea sobre las vacunas

En el mismo orden de ideas, el presidente del Comité de Salud del Senado de los Estados Unidos, Lamar Alexander, republicano de Tennessee, y el miembro de alto rango, Patty Murray, demócrata de Washington, escribieron una carta a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) y al Subsecretario de Salud que supervisa la Oficina del Programa de Vacunación Nacional (NVPO, por sus siglas en inglés).

Alexander y Murray exigen que las agencias federales tomen medidas para luchar contra la difusión de información errónea sobre las vacunas, ya que afirman que está afectando la capacidad de los estados para enfrentar los brotes de forma adecuada.

Adam Schiff, presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, demócrata de California, también envió cartas a Google y Facebook, en las que acusa a las compañías de permitir la difusión de información errónea sobre la vacunación, que "desalienta a los padres a vacunar a sus hijos". De acuerdo con el sitio web de Schiff:

"El representante demócrata de California, Adam Schiff, envió una carta a Sundar Pichai y Mark Zuckerberg, los directores ejecutivos de Google y Facebook, respectivamente, para expresar su preocupación acerca de que las plataformas de sus compañías, incluyendo YouTube, Facebook e Instagram, están surgiendo y recomendando información que desalienta a los padres a vacunar a sus hijos, lo que contribuye a la disminución de las tasas de vacunación y podría revertir el progreso logrado en la lucha contra las enfermedades prevenibles gracias a las vacunas.

‘Como miembro del Congreso que está profundamente preocupado por la disminución de las tasas de vacunación, solicito información adicional sobre las actuales medidas que se toman para proporcionarle a sus usuarios información médica precisa sobre las vacunas, y les exhorto a considerar estrategias adicionales para enfrentar este problema cada vez mayor’, escribió Schiff en la carta.

‘Me complació ver el reciente anuncio de YouTube de que ya no recomendará videos que infrinjan las pautas de la comunidad, tales como teorías de conspiración o videos médicamente imprecisos, y alentará a que se tomen más medidas relacionadas con la desinformación sobre las vacunas’.

Las comunidades médica y científica están en un consenso abrumador sobre la eficacia y seguridad de las vacunas. No hay evidencia que sugiera que las vacunas causen enfermedades mortales o incapacitantes, y la difusión de teorías infundadas y desmentidas sobre los peligros de las vacunas representan un gran riesgo para la salud pública".

Presión masiva para demonizar el debate sobre la seguridad de las vacunas y deshumanizar a quienes han sufrido lesiones por vacunación

Rachel Alter, asistente de investigación de posgradro del Centro Nacional de Prevención de Desastres de la Universidad de Columbia, y el Dr. Irwin Redlener, presidente emérito y cofundador de Children's Health Fund también solicitó la censura de las vacunas en las redes sociales, y Pinterest ya comenzó a bloquear las búsquedas sobre vacunación.

Mientras tanto, el jefe de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos, el Dr. Scott Gottlieb, cuya agencia es legalmente responsable de regular los productos de vacunación que producen las compañías farmacéuticas con el fin de garantizar su seguridad y eficacia, solicita una intervención federal "si los estados no obligan a más niños en edad escolar a ser vacunados".

Dijo para a CNN:

"Algunos estados permiten exenciones tan amplias que están creando la oportunidad para que se desarrollen brotes de (enfermedades infecciosas) a una escala que tendrá implicaciones nacionales".

¿Qué hay detrás de la presión para acabar con todos los debates sobre las vacunas?

Además de todo lo anterior, el Centro Nacional de Información sobre Vacunas (NVIC, por su siglas en inglés) informa que a partir del 18 de febrero de 2019, se han presentado más de 100 proyectos de ley en 30 estados, que expanden, restringen o eliminan los derechos de consentimiento informado sobre las vacunas.

Se han propuesto proyectos de ley para obligar el uso de nuevas vacunas; restringir la lista de proveedores autorizados para aprobar exenciones de vacunación; permitir la administración de vacunas contra el VPH y hepatitis B a menores sin el consentimiento de los padres; permitir la vacunación forzada bajo ciertas circunstancias; ordenar a los médicos a rastrear e informar el status de vacunación de niños y adultos en registros médicos electrónicos; exigir que las escuelas anuncien públicamente las tasas de vacunación; y, mucho, mucho más.

El NVIC supervisa, rastrea e informa sobre todos los proyectos de ley relacionados con las vacunas que afectan los derechos de consentimiento informado sobre la vacunación a nivel estatal y federal. Las alertas sobre estas medidas específicas se envían a los usuarios registrados en el Portal de Defensa del NVIC, quienes también están en contacto electrónico con sus propios legisladores.

Para estar al tanto de lo que está sucediendo con las propuestas que pueden afectar su derecho a decidir sobre las vacunas, asegúrese de registrarse (gratis) con el fin de poder tomar medidas para proteger sus derechos.

"De los 114 proyectos de ley relacionados con las vacunas que se han presentado en los estados, el NVIC respalda 50 buenos proyectos de ley en esta sesión legislativa que protegen o amplían los derechos de consentimiento informado sobre las vacunas", dijo la presidenta del NVIC, Barbara Loe Fisher.

“Eso se debe a que después de que California perdiera la exención de vacunación por creencias personales en 2015, las familias comenzaron a informar a los legisladores de otros estados sobre la necesidad de proteger las exenciones.

Sin duda, ahora es una lucha entre las personas que atacan el derecho legal y humano a tomar decisiones voluntarias sobre la vacunación y quienes defienden ese derecho".

El NVIC publicó un mensaje en una pantalla electrónica gigante de 56 por 29 pies en apoyo a las familias alrededor de Estados Unidos que defienden las exenciones de vacunación que decía "No a la vacunación forzada" y "Conozca los riesgos y fallas de las vacunas" en Times Square, el corazón de Nueva York.
El anuncio digital que celebra la libertad de pensamiento y conciencia en los Estados Unidos se publicará hasta abril de 2019 y se puede ver aquí. ¿Qué motiva esta sesgada persecución política actual?

La respuesta simple es el dinero de la industria farmacéutica. Como un ejemplo de tantos, antes de que California votara para eliminar la exención de vacunación por creencias personales y religiosas para niños en edad escolar en el año 2015, los fabricantes de vacunas donaron millones de dólares a los legisladores estatales, y Pan, un pediatra con un largo historial laboral con compañías farmacéuticas fue uno de los principales patrocinadores del proyecto de ley (SB 277).

La industria de las vacunas tiene un valor actual de más de 34 000 millones de dólares al año y se proyecta que supere los 49 000 millones de dólares para el 2022.

Es un campo enormemente lucrativo y uno de los más seguros con respecto a su responsabilidad, ya que las compañías farmacéuticas no pueden ser responsabilizadas de las lesiones o muerte a causa del uso de vacunas autorizadas por la FDA que son obligatorias por el gobierno.

Los gobiernos y las organizaciones no gubernamentales (ONG) también participan en la comercialización de las vacunas, lo que descarta su capacidad de ser imparciales.

Las lesiones a causa de la vacuna son muy reales

El video está disponible solo en inglés

En una entrevista reciente con la cadena CBS News, el Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID, por sus siglas en inglés), llegó al extremo de negar por completo que las vacunas pueden causar lesiones o muerte.

Sin embargo, decir que todas las vacunas son seguras, que no conllevan riesgos y que los daños a causa de las vacunas no existen, no solo es información errónea, sino que es una mentira absoluta.

Y el esfuerzo por silenciar a quienes hablan sobre el daño ocasionado por las vacunas y la necesidad de criterios científicos de mejor calidad para las vacunas, es el verdadero peligro para la salud pública.

Desde 1988, el Programa Nacional de Compensaciones por Lesiones Causadas por Vacunas (VICP, por sus siglas en inglés) operado por el gobierno federal, que fue creado bajo la Ley Nacional de Lesiones por Vacunas Infantiles promulgada en 1986, ha pagado aproximadamente 4000 millones de dólares en compensaciones para las víctimas afectadas por la vacuna, y eso solo es el 31 % de las solicitudes de inmunización.

Uno de estos casos se analiza en el video del año 2008 de CNN, presentado anteriormente. En él, el Dr. Sanjay Gupta entrevista al Dr. Jon Poling, neurólogo y padre de Hannah Poling, quien recibió una compensación del VICP por su lesión a causa de la vacuna.

Una investigación canadiense también sugiere que las reacciones a las vacunas es un tema mucho más común de lo normal. Los CDC afirman la presencia de reacciones graves "a una tasa de aproximadamente 1 por cada millón de dosis en muchas vacunas".

Sin embargo, este estudio encontró que 1 de cada 168 niños necesita ingresar la sala de urgencias (ER, por sus siglas en inglés) luego de asistir a su revisión de bienestar al primer año de edad, durante la cual se administran las vacunas, y 1 de cada 730 niños terminan en la ER después de su cita para la vacunación a los 18 meses de edad.

Los investigadores también señalan que se produjeron 20 convulsiones febriles adicionales por cada 100 000 niños vacunados a los 12 meses. Según los autores de este estudio:

"Hay riesgos significativamente elevados de visitar la sala de urgencias aproximadamente de una a dos semanas después de la vacunación de los 12 y 18 meses. Los siguientes estudios deben analizar si estos eventos podrían predecirse o prevenirse".

La situación podría ser incluso peor que eso. En el siguiente video, Del Bigtree, productor del programa de entrevistas "The Doctors" durante seis años y galardonado con el premio Emmy, así como uno de los productores del documental "Vaxxed" del año 2016, revela los primeros datos compilados por una compañía contratada por los CDC para automatizar el Sistema para Reportar Reacciones Adversas a las Vacunas (VAERS, por sus siglas en inglés) donde sugiere que las reacciones a las vacunas podrían afectar hasta a 1 de cada 10.

La automatización se diseñó de tal manera que cualquier posible reacción a la vacuna que sea reportada a los médicos que participan en Harvard Pilgrim HMO se actualizaría automáticamente en la base de datos VAERS. De las 376 452 personas que recibieron 45 vacunas diferentes, se identificaron 35 570 posibles reacciones a la vacunación.

Los CDC abandonaron el programa y, hasta el día de hoy, se estima que hasta el 99 % de las reacciones a las vacunas no se reporta, lo que por supuesto, es una forma muy útil de ocultar los riesgos y sobrestimar enormemente la seguridad de las vacunas.

El video está disponible solo en inglés

Lo cierto es que las vacunas son ‘irremediablemente inseguras’

En 2011, la Corte Suprema de los Estados Unidos declaró que las vacunas infantiles autorizadas, recomendadas por el gobierno y ordenadas por los estados son "irremediablemente inseguras", y las instrucciones proporcionadas por los fabricantes de las vacunas mencionan una amplia variedad de posibles efectos secundarios, entre los que se encuentran los siguientes:

Enfermedades autoinmunes

Alergias alimentarias

Asma

Eczema

Diabetes juvenil

Artritis reumatoide

Tics

Síndrome de Tourette

TDA/TDAH

Autismo

Retrasos del lenguaje

Trastornos del desarrollo neurológico

Síndrome de muerte súbita del lactante (SIDS, por sus siglas en inglés)

Trastorno convulsivo

Narcolepsia

Las vacunas también poseen el mayor número de retiros de comerciales en comparación con cualquier otro medicamento, lo que habla de su naturaleza "irremediablemente insegura".

En un informe reciente de Full Measure, la galardonada periodista de investigación y antigua corresponsal de la CBS, Sharyl Attkisson, destaca la necesidad de un debate abierto e imparcial sobre los riesgos de las vacunas.

Testigos del gobierno admiten que las vacunas pueden desencadenar autismo en algunos niños

En su informe, Attkisson revela cómo la opinión del principal experto en vacunas del gobierno, el Dr. Andrew Zimmerman, fue silenciada con el fin de rechazar las alegaciones de autismo en el tribunal de vacunación. Ella escribe:

"Zimmerman... afirma que durante las audiencias de vacunación todos estos años, dijo en privado a los abogados del gobierno que las vacunas pueden y causan autismo en algunos niños. Ese giro inesperado del propio médico experto del gobierno era capaz de cambiar todo lo relacionado con el debate sobre las vacunas y el autismo...

Ha comparecido y explicado cómo le dijo al gobierno de los Estados Unidos que las vacunas pueden causar autismo en un cierto subgrupo de niños y el gobierno de los Estados Unidos, el Departamento de Justicia [DOJ, por sus siglas en inglés], suprimieron su verdadera opinión".

Robert F. Kennedy Jr., presidente de World Mercury Project y Children’s Health Defense, fue quien convenció a Zimmerman de que hablara sobre el encubrimiento. En una declaración jurada que se llevó a cabo el 7 de septiembre de 2018, Zimmerman afirma que, en 2007, les dijo a los abogados del DOJ que había "descubierto excepciones en las que las vacunas podrían causar autismo".

"Expliqué que en un subgrupo de niños... la fiebre inducida por la vacuna y la estimulación inmunológica... provocaron [enfermedad cerebral] regresiva con las características del trastorno del espectro autista", escribe Zimmerman.

Una semana después de esta reunión de 2007, el DOJ lo despidió diciendo que sus servicios ya no eran necesarios. De acuerdo con Zimmerman, después, el Departamento de Justicia distorsionó su opinión en casos futuros, sin mencionar las excepciones de las que les había informado. Kennedy ahora ha presentado una queja por fraude ante el Inspector General del Departamento de Justicia.

Científico senior de los CDC ha confesado haber ocultado vínculos entre las vacunas y el autismo

William Thompson, Ph. D., científico senior del Centro Nacional de Inmunización y Enfermedades Respiratorias de los CDC, también ha confesado haber ocultado los vínculos encontrados entre las vacunas y el autismo, en este caso la vacuna contra el sarampión, paperas y rubéola (MMR).

Según Thompson, este fraude científico se cometió con el propósito expreso de encubrir posibles problemas de seguridad para que la agencia pudiera sustentar que la vacuna MMR había demostrado ser segura para todos los niños.

Al eliminar los datos incriminatorios, el vínculo desapareció y desde entonces esta investigación se ha citado como prueba de que las vacunas no causan autismo.

El informe de Attkisson también revela cómo los congresistas que querían investigar el vínculo entre el autismo y la vacuna fueron intimidados, hostigados y amenazados.

Dan Burton, republicano de Indiana y el Dr. Dave Weldon y Bill Posey republicanos de Florida, se encuentran entre los 11 funcionaros y miembros del Congreso actual y anterior que reportaron a Attkisson que los grupos de presión PhRMA les sugirieron  olvidar la cuestión de la seguridad de la vacuna.

+ Fuentes y Referencias