Obtenga hasta Más del 45 % de descuento Colágeno Orgánico en Polvo Cree su paquete de 2 Obtenga hasta Más del 45 % de descuento Colágeno Orgánico en Polvo Cree su paquete de 2

PUBLICIDAD

El gran debate sobre las estatinas y la razón por la que el colesterol no se ha entendido

Análisis escrito por Dr. Joseph Mercola Datos comprobados

estatinas colesterol

Historia en Breve -

  • Hace poco, el editor de salud del Daily Mail publicó un artículo que promueve los méritos de los medicamentos para reducir el colesterol y rechaza la "propaganda mortal de los detractores de las estatinas"
  • Los expertos en el ámbito se siguen pronunciando en contra de las estatinas como un intento por despejar los mitos generalizados sobre el colesterol y la salud
  • Los factores de riesgo más preocupantes de las enfermedades cardiovasculares en realidad son la resistencia a la insulina y diabetes tipo 2, así como la inflamación crónica relacionada con tales afecciones
  • Un análisis reciente reveló que las personas que alguna vez usaron estatinas tenían un riesgo 38 % mayor de padecer diabetes tipo 2, y que dicho riesgo era mayor en quienes presentaban alteraciones en la homeostasis de la glucosa y personas con sobrepeso u obesidad

Hace poco, el editor de salud del Daily Mail publicó un artículo que promueve los méritos de los medicamentos para reducir el colesterol, y peor aún, rechaza la "propaganda mortal de los detractores de las estatinas"

Señaló un análisis publicado en el BMJ, que sugería que 200 000 pacientes podrían haber dejado de tomar estatinas a causa de la divulgación de información negativa sobre los medicamentos en los medios de comunicación, el artículo ataca a quienes ponen en duda el valor de las estatinas y afirma que reducen el riesgo de un incidente cardíaco grave como un “dato científico indiscutible”.

Sin embargo, la realidad está lejos de ser tan extremista, por lo cual continúa el gran debate sobre las estatinas, y los expertos en el ámbito se siguen pronunciando en contra de las estatinas como un intento por despejar los mitos generalizados sobre el colesterol y la salud.

¿Acaso la preocupación sobre las estatinas es solo “mala publicidad”?

El Daily Mail analizó lo que denominó como “mala publicidad” sobre las estatinas, incluida la idea de que tener colesterol alto es inofensivo. El hecho es que el "colesterol alto", tal como lo definen muchas organizaciones de salud, no es lo mismo con los altos niveles de colesterol que realmente pueden dañar su salud.

Aquí, el artículo señala a la hipercolesterolemia familiar (HF), una afección hereditaria que se caracteriza por tener niveles anormalmente altos de colesterol, que suele ser difícil de reducir mediante estrategias de estilo de vida como la alimentación y ejercicio.

Durante mucho tiempo he afirmado que el único grupo que podría obtener beneficios de un medicamento para reducir el colesterol son las personas con hipercolesterolemia familiar genética.

Sin embargo, este grupo representa una minoría entre las personas que toman estos medicamentos que, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos, están indicados para cualquier persona que ya haya sufrido un ataque cardíaco o derrame cerebral o que haya sido diagnosticada con enfermedad arterial periférica, con niveles de colesterol LDL de 190 mg/dL o más, o tenga entre 40 y 75 años de edad con un nivel de LDL de 70 mg/dL o más, así como diabetes o un alto riesgo de desarrollar una enfermedad cardíaca o derrame cerebral.

En resumen, en los Estados Unidos una increíble cantidad de personas "califica" para tomar medicamentos que disminuyen el colesterol. Según los CDC, la cifra es de más de 78 millones de personas, que podrían tomar o ya se encuentran tomando dichos medicamentos.

Sin embargo, el artículo del Daily Mail señaló que "millones de personas de mediana edad que se beneficiarían de tomar estatinas, no las toman", lo cual podría deberse "a que se les ha hecho creer que estos medicamentos no funcionan".

En las enfermedades cardíacas influyen otros factores además del colesterol

El video está disponible solo en inglés

Las estatinas son efectivas para reducir el colesterol, pero si saber si es la panacea para ayudarlo a evitar una enfermedad cardíaca y prolongar su esperanza de vida, es una cuestión que merece un análisis más detenido.

Lo hizo el Dr. Malcolm Kendrick, médico británico y autor de los libros How to Sort Out Medical Advice from Medical Nonsense; The Great Cholesterol Con; y, A Statin Nation: Damaging Millions in a Brave New Post-Health World. Kendrik también uno de los "detractores de las estatinas" a los que señala el Daily Mail.

Kendrick se encuentra entre los que creen que el colesterol no causa enfermedades cardíacas, y responde al artículo del Daily Mail con el video anterior.

Kendrick afirma que los factores de riesgo más preocupantes de las enfermedades cardiovasculares en realidad son la resistencia a la insulina y diabetes tipo 2, así como la inflamación crónica relacionada con tales afecciones, junto con aspectos como su manera de comer, ya sea que se apresure o se tome su tiempo, y otros componentes relacionados con el estrés, tanto físico como psicológico.

Cree que la hipótesis convencional sobre el LDL/colesterol es errónea, en parte porque el daño de las capas interiores de las arterias precede a las enfermedades cardíacas, y este daño puede ser inducido por una serie de factores, entre los cuales se encuentra el tabaquismo, hipertensión, mayores niveles de azúcar en la sangre e inflamación.

Una vez que se daña la arteria, la placa que es rica en colesterol comienza a acumularse como un mecanismo de protección. Los problemas surgen cuando la tasa de daño y la formación de coágulos sanguíneos superan la capacidad de reparación del cuerpo.

Como señaló Kendrick, "Para gozar de buena salud, debe mantener un equilibrio entre la sangre que está muy lista para coagularse y la que no se coagula cuando debería".

Entonces, ¿qué factores podrían conducirle a una situación en la que el daño arterial sobrepasa la capacidad de reparación de su cuerpo?

La "lista corta" de Kendrick incluye más de 30 factores, entre los que se encuentran:

  • Tomar de ciertos medicamentos, tales como esteroides orales, omeprazol, Avastin y talidomida
  • Afecciones como las enfermedades de Cushing, Kawasaki, artritis reumatoide, lupus eritematoso sistémico, enfermedad renal crónica e insuficiencia renal aguda, enfermedad de células falciformes, malaria y diabetes tipo 2, así como las infecciones bacterianas y virales
  • Estrés físico y mental grave, al igual que el estrés mental crónico
  • Exponerse a metales pesados, incluidos el plomo y mercurio
  • Ciertas deficiencias nutricionales, incluidas las deficiencias de vitaminas B y C

Sin no hay colesterol en su cuerpo podría estar en riesgo de muerte

Otra "detractora de las estatinas" señalada por el Daily Mail es Zoe Harcombe, Ph. D., investigadora nutricional, autora y conferencista, quien indica lo siguiente: "Es prácticamente imposible explicar lo vital que es el colesterol para el cuerpo humano. Si no hubiera colesterol en el cuerpo, estaríamos muertos".

El hígado produce la mayor parte del colesterol, alrededor del 80 %, que el cuerpo requiere, lo que por sí solo sugiere que no podemos sobrevivir sin colesterol. El 20 % restante proviene de los alimentos. Sin embargo, el colesterol de su alimentación se absorbe a una tasa de 20 % a 60 %, dependiendo de cada persona, y si consume menos, su cuerpo lo compensará al producir más y viceversa.

Contrario a la creencia popular, el colesterol es una molécula crucial necesaria para una salud óptima, y realmente no es culpable como lo han dicho. Debido a que el colesterol es una sustancia grasa, no se desplaza bien a través del torrente sanguíneo que tiene una base acuosa. Es por ello que esta encapsulado en una lipoproteína.

Como señaló Harcombe, la idea de que hay colesterol bueno y malo también está mal. Las lipoproteínas de baja densidad (LDL) y las lipoproteínas de alta densidad (HDL) ni siquiera son colesterol; son portadores y transportadores del colesterol, triglicéridos (grasas), fosfolípidos y proteínas.

"Sería más preciso llamar al LDL portador de colesterol fresco y al HDL portador de colesterol reciclado, para ser exactos", indica.

Ivor Cummins, un ingeniero bioquímico con experiencia en la ingeniería de dispositivos médicos y equipos líderes en solución de problemas complejos, compara de manera similar las lipoproteínas de muy baja densidad (VLDL) que produce el hígado, con un barco que no solo transporta colesterol sino también triglicéridos a través de su torrente sanguíneo y tejidos.

Las VLDL llegan a los receptores en su tejido muscular, donde liberan triglicéridos para utilizarlos como energía. Si sus niveles de triglicéridos son altos, significa que consume demasiados carbohidratos netos, porque en realidad el azúcar es lo que hace que aumenten los triglicéridos, no la grasa alimenticia.

Una vez que las VLDL han liberado triglicéridos para ser quemados como combustible (o almacenados como grasa si no utiliza esa energía debido a la falta de actividad), la VLDL se convierte en una lipoproteína de baja densidad (LDL), que en la ideología convencional es un tipo de colesterol “malo”.

La lipoproteína de alta densidad (HDL) se conoce coloquialmente como colesterol "bueno", y es realmente beneficiosa porque actúa como un director general al ayudar a proteger el LDL contra la oxidación y transporte de triglicéridos y colesterol dentro y fuera de la VLDL. En una persona sana, el LDL es reabsorbido por el hígado después de aproximadamente dos días, donde se descompone y recicla.

Como regla general, llevar una alimentación rica en azúcar hará que aumenten las LDL dañadas, disminuyan las HDL beneficiosas, y se eleve la cantidad de triglicéridos y, a menudo, de colesterol total. En conjunto, todos estos son los típicos indicadores de aterosclerosis o inflamación arterial que pueden precipitar un ataque cardíaco.

Entre las personas con bajo riesgo, comer una manzana al día disminuye su riesgo de ataque cardíaco igual que una estatina

El Dr. Aseem Malhotra, un consultor de cardiólogos intervencionistas en Londres, Reino Unido, es el tercer "detractor de las estatinas" que menciona el Daily Mail.

Obtuvo bastante publicidad después de la publicación en el BMJ de su editorial revisado por expertos en el año 2013, donde argumentaba que deberíamos ignorar las recomendaciones de reducir el consumo de grasas saturadas, ya que en realidad aumenta su riesgo de padecer obesidad y enfermedades cardíacas.

Además de defender el valor de las grasas saturadas saludables, Malhotra señala los riesgos de las estatinas, e indica que más de la mitad las personas con un tratamiento de estatinas dejan de usarlas luego de un año, y la mayoría menciona sufrir efectos secundarios.

Con el uso de estatinas se han relacionado síntomas como la fatiga, náuseas, dolor articular y muscular y mayores niveles de azúcar en la sangre, la mayoría de los cuales cesan al suspender los medicamentos. También señala que una alimentación poco saludable, incluido el consumo excesivo de azúcar, es el verdadero responsable de las enfermedades del corazón:

"Más del 80% de las enfermedades cardiovasculares (CVD, por sus siglas en inglés) se pueden atribuir a factores ambientales, sobre todo a una alimentación poco saludable y también al tabaquismo, alcoholismo y falta de actividad física.

La alimentación es prioritaria, ya que es un factor más importante para el desarrollo de enfermedades cardiovasculares y muerte que el tabaco, alcohol e inactividad combinados. Entre quienes tienen un riesgo bajo, comer una manzana al día reduce el riesgo de infarto de miocardio [ataque cardíaco] de forma equivalente que tomar una estatina".

Las estatinas aumentan el riesgo de diabetes

Se ha demostrado que las estatinas aumentan su riesgo de diabetes a través de varios mecanismos distintos. El más importante es que aumentan la resistencia a la insulina, lo que puede ser bastante perjudicial. En segundo lugar, las estatinas aumentan el riesgo de diabetes al aumentar el azúcar en la sangre. La función de las estatinas es evitar que su hígado produzca colesterol.

Como consecuencia, el hígado devuelve el azúcar al torrente sanguíneo, lo que aumenta sus niveles de azúcar en la sangre. Estos medicamentos también le quitan ciertos nutrientes valiosos a su cuerpo, lo cual también pueden afectar sus niveles de azúcar. Se necesita de dos nutrientes en particular, la vitamina D y CoQ10, para mantener los niveles ideales de glucosa en la sangre.

Es importante destacar que las estatinas agotan la CoQ10, vitamina K2, dolicol y selenio de su cuerpo, lo que representa una amenaza aún mayor para su corazón y salud en general. La capacidad de las estatinas para reducir el riesgo de ataques cardíacos menores en realidad podría estar relacionada con su capacidad para disminuir la proteína C reactiva, mucho más por disminuir los niveles de colesterol.

Investigadores del Centro Médico Erasmus en los Países Bajos recientemente analizaron la información de más de 9500 pacientes. Aquellos que alguna vez usaron estatinas tuvieron un riesgo 38 % mayor de desarrollar diabetes tipo 2, entre quienes dicho riesgo fue mayor si padecían alteraciones en la homeostasis de la glucosa y personas con sobrepeso u obesidad.

Los investigadores concluyeron: "Las personas que toman estatinas podrían estar en mayor riesgo de hiperglucemia, resistencia a la insulina y, con el tiempo, diabetes tipo 2. Las estrategias estrictas de prevención, como mantener su glucosa bajo control y bajar de peso al iniciar el tratamiento con estatinas, podrían ayudar a minimizar el riesgo de diabetes".

Pero una estrategia mucho mejor puede ser prevenir la resistencia a la insulina desde el inicio, al evitar el uso de estatinas y llevar una alimentación saludable. Según Malhotra y un colega:

"En adultos jóvenes, prevenir la resistencia a la insulina podría evitar el 42 % de los infartos al miocardio, lo que representa una reducción mayor que abordar la hipertensión (36 %), los bajos niveles de colesterol de lipoproteínas de alta densidad (HDL-C) (31%), un índice de masa corporal (IMC) (21%) o el LDL-C (16%).

Puede ser que los pequeños beneficios de las estatinas para prevenir enfermedades cardiovasculares provengan de sus efectos pleiotrópicos, los cuales son independientes de la reducción del LDL.

Por lo tanto, el principal método de prevención debe enfocarse en la alimentación y los grupos de alimentos que han demostrado ser beneficiosos para reducir los parámetros resistentes y la mortalidad".

Cómo identificar y disminuir su riesgo de enfermedades cardíacas

En lugar de centrarse en el colesterol, dos pruebas que son mucho más importantes para evaluar su riesgo de CVD son los exámenes de ferritina sérica y gamma-glutamil transpeptidasa (GGT).

El análisis GGT se puede usar como un indicador de detección del exceso de hierro libre y es un excelente indicador de su riesgo de muerte súbita cardíaca. Los niveles ideales recomendados de ferritina y GGT son los siguientes. Para obtener más información sobre estas pruebas consulte mi artículo anterior: "El colesterol no causa enfermedades cardíacas".

Ferritina — Hombres adultos y mujeres que no se encuentran menstruando: de 30 a 40 nanogramos por mililitro (ng/mL) o de 75 a 100 nanomoles por litro (nmol/L8).

El umbral más comúnmente utilizado para la deficiencia de hierro en estudios clínicos es de 12 a 15 ng/ml (30 a 37 nmol/l). No debe tener niveles por debajo de los 20 ng/ml (50 nmol/l) ni por encima de 80 ng/mL (200 nmol/L).

Los niveles elevados de hierro durante el embarazo también representan un problema; tener un nivel de 60 o 70 ng/ml (150 o 175 nmol/L) se relaciona con mayores probabilidades de resultados desfavorables en el embarazo.

GGT — Su riesgo de padecer enfermedades crónicas aumenta significativamente si tiene niveles por debajo de 16 unidades por litro (U/L) en hombres y debajo de 9 U/L en mujeres, o por encima de 25 U/L en hombres y 18 U/L en mujeres.

Para protegerse de las enfermedades del corazón, enseguida encontrará varias sugerencias que pueden ayudarlo a disminuir su resistencia a la insulina y restaurar su sensibilidad a la misma, entre otros mecanismos de protección para su corazón:

Evite los contaminantes y toxinas ambientaleslos cuales incluyen sustancias para fumar y vapear, así como metales pesados, herbicidas y pesticidas, en especial el glifosato.

Minimice su exposición a los campos electromagnéticos y a la radiación inalámbrica emitida por los teléfonos celulares, señales de wifi, enrutadores, medidores inteligentes y más, ya que se ha demostrado que este tipo de radiación provoca un daño grave de radicales libres y disfunción mitocondrial.

Lleve una alimentación basada en alimentos enteros sin procesar, baja en carbohidratos netos y alta en grasas saludables. Una dieta cetogénica, la cual es muy baja en carbohidratos netos y alta en grasas saludables, es clave para impulsar la función mitocondrial.

Cuando su cuerpo es capaz de quemar grasa como combustible, su hígado crea grasas solubles en agua llamadas cetonas que se queman con mayor eficiencia que los carbohidratos, creando menos especies reactivas de oxígeno y radicales libres secundarios. Las cetonas también disminuyen la inflamación y mejoran el metabolismo de la glucosa.

Consuma alimentos ricos en nitratos para normalizar su presión arterial. Entre las fuentes correctas de nitratos están la rúcula, cilantro, ruibarbo, lechuga francesa, spring greens (mezcla se hojas de lechugas), hojas de betabel, jugo fresco de betabel, el kvass (jugo fermentado de betabel) y el polvo fermentado de betabel.

Muévase todos los días lo más posible aún si no hace ejercicio: camine más e incorpore ejercicios de mayor intensidad según lo permita tu salud.

Practique el ayuno intermitente. Una vez que se haya acostumbrado a ayunar de forma intermitente en periodos de 16 a 18 horas, puede probar un ayuno más estricto una o dos veces por semana, cuando ingiera una comida de 300 a 800 calorías llena de nutrientes que apoyen la desintoxicación, seguido de un ayuno de 24 horas. Entonces, en esencia, solo estará consumiendo una comida de 300 a 800 calorías en 42 horas.

Si tiene una enfermedad cardíaca, considere realizarse una contrapulsación externa mejorada (EECP). Para encontrar un proveedor, visite EECP.com

Si tiene alguna enfermedad cardíaca, también puede considerar tomar estrofantina-g (ouabaína), una hormona suprarrenal que ayuda a producir más neurotransmisores del sistema nervioso parasimpático, lo cual es un apoyo para su sistema nervioso parasimpático. También ayuda a eliminar el ácido láctico.

Hay una planta que se llama estrofanto, cuyo ingrediente activo se llama estrofantina-g en Europa y ouabaína en los Estados Unidos.

Expóngase a los rayos del sol para optimizar sus niveles de vitamina D o tome un suplemento oral de vitamina D3 con magnesio y vitamina K2.

Integre prácticas para el bienestar de su corazón, como conectarse con sus seres queridos y practicar la gratitud.