Enzymes Enzymes

PUBLICIDAD

La ashwagandha podría disminuir la sensación de estrés y ansiedad

Análisis escrito por Dr. Joseph Mercola Datos comprobados

ashwagandha para el estres y la ansiedad

Historia en Breve -

  • La ashwagandha es una poderosa hierba adaptogénica que puede ayudar al cuerpo a controlar y adaptarse al estrés a través de equilibrar el sistema inmunológico, metabolismo y sistemas hormonales
  • Sus propiedades antiinflamatorias, antitumorales, antiestrés, antioxidantes, inmunomoduladoras, hemopoyéticas y rejuvenecedoras la convierten en una de las hierbas más importantes de la medicina ayurvédica
  • En comparación con el placebo, la ashwagandha ha demostrado reducir significativamente los síntomas del estrés en personas con antecedentes de estrés crónico. Si bien, las puntuaciones de la escala de estrés percibido (PSS) en el grupo de control disminuyeron apenas un 5.5 % durante los 60 días, el grupo de tratamiento que recibió ashwagandha exhibió una reducción del 44 % en las puntuaciones de PSS
  • Una revisión sistemática realizada en 2014, basada en ensayos con la participación de seres humanos, concluyó que el tratamiento con ashwagandha "produjo mayores mejoras en la puntuación (significativas en la mayoría de los casos), en comparación con el placebo, en los resultados en las escalas de estrés o ansiedad"
  • Aunque esta planta suele ser segura, además de ser tolerada por el cuerpo, está contraindicada y no debe ser utilizada por mujeres embarazadas, en período de lactancia o personas que toman sedantes

La ashwagandha (Withania somnifera) es una planta nativa de la India con muchos efectos bioactivos, conocida como una hierba multipropósito y "rejuvenecedora", utilizada en la antigua medicina ayurvédica y china durante miles de años.

Además, es una de las pocas hierbas adaptógenas verdaderas que pueden ayudar al cuerpo a adaptarse al estrés a través de equilibrar el sistema inmunológico, metabolismo y sistemas hormonales. Como señaló la revisión médica, "Scientific Basis for the Therapeutic Use of Withania Somnifera(Ashwagandha)":

"Los estudios indican que la ashwagandha posee propiedades antiinflamatorias, antitumorales, anti estrés, antioxidantes, inmunomoduladoras, hemopoyéticas y rejuvenecedoras. Asimismo, parece influir de forma positiva en los sistemas endocrino, cardiopulmonar y nervioso central... Los estudios de toxicidad revelan que al parecer la ashwagandha es un compuesto seguro".

Si bien, algunos adaptógenos son estimulantes disfrazados, en el caso de la ashwagandha es todo lo contrario. Puede proveer energía adicional para hacer el ejercicio matutino, y cuando se toma antes de dormir también puede ayudarle a dormir bien durante la noche.

De igual manera, podría regular descendente o ascendentemente de forma "inteligente" los niveles de cortisol ­adrenales, según sea necesario, lo que la convierte en un complemento valioso contra el estrés y la ansiedad.

La ashwagandha demuestra disminuir el estrés, la depresión y la ansiedad

En un ensayo clínico controlado con placebo, publicado en 2012, los voluntarios con antecedentes de estrés crónico que tomaron 300 miligramos (mg) de un extracto de ashwagandha de espectro completo altamente concentrado dos veces al día, durante 60 días, informaron disminuciones significativas en el estrés, en comparación con los controles, que recibieron un placebo.

Mientras que las puntuaciones en la escala de estrés percibido (PSS, por sus siglas en inglés) en el grupo de control disminuyeron apenas un 5.5% durante los 60 días, el grupo de tratamiento que recibió ashwagandha presentó una reducción del 44% en las puntuaciones de PSS. Y según informaron los autores:

"Además, la disminución en la medida de estrés durante el período de estudio de 60 días fue considerablemente mayor en el grupo de Ashwagandha que en el grupo de placebo... En el grupo de Ashwagandha, en el día 60 de tratamiento hubo una reducción significativa en las puntuaciones correspondientes en todo el subconjunto de elementos:

76.1 % en el subconjunto de elementos 'somático', 69.7 % para el subconjunto 'ansiedad e insomnio', 68.1 % para el subconjunto 'disfunción social', 79.2 % para el subconjunto 'depresión grave'.

En contraste, en el grupo de control con placebo, las disminuciones correspondientes en las puntuaciones fueron mucho más pequeñas; es decir, respectivamente, 4.9 %, 11.6 %, –3.7 % y –10.6 %. Como puede observarse fácilmente, la diferencia es de al menos 58 puntos porcentuales y tan alta como 89 puntos porcentuales".

Las pruebas de sangre también revelaron que los niveles de cortisol en el grupo de tratamiento disminuyeron en un promedio de 27.9 % después de 60 días de suplementación, mientras que el grupo de placebo exhibió una disminución de solo 7.9 %. En conclusión, los investigadores declararon:

"Los hallazgos sugieren que el extracto de raíz de ashwagandha de alto espectro y alta concentración puede mejorar la resistencia de una persona al estrés y, por lo tanto, mejorar la calidad de vida autopercibida.

El extracto de raíz de ashwagandha de alto espectro de alta concentración puede utilizarse de manera segura como un adaptógeno en adultos que padecen estrés".

Otros estudios demuestran los beneficios de la ashwagandha para la ansiedad

Se encontraron resultados similares en un estudio realizado en 2009, en el que los pacientes diagnosticados con ansiedad moderada a severa que se manifestó más de seis semanas y que fue tratada con 300 mg de raíz de ashwagandha durante tres meses, informaron síntomas "significativamente menores", en comparación con las personas que se sometieron a psicoterapia estándar.

Las puntuaciones del inventario de ansiedad de Beck (BAI, por sus siglas en inglés) disminuyeron un 56.5 % en el grupo de ashwagandha después de 12 semanas de tratamiento, en comparación con el 30.5 % en el grupo de psicoterapia. Según los investigadores:

"También, se observaron diferencias significativas entre los grupos, en cuestión de salud mental, concentración, fatiga, funcionamiento social, vitalidad y calidad de vida en general, ya que el grupo [de atención naturópata] exhibió mayores beneficios clínicos".

Una revisión sistemática publicada en 2014, basada en cinco ensayos realizados con la participación de humanos, también concluyó que el tratamiento con ashwagandha "produjo mayores mejoras en la puntuación (significativas en la mayoría de los casos), en comparación con el placebo, en los resultados en las escalas de estrés o ansiedad".

Sin embargo, aunque los cinco estudios apoyaron esta conclusión, los autores señalaron que "la evidencia actual debe obtenerse con precaución debido a la diversidad de métodos de estudio y casos con posible sesgo".

Un cuarto estudio, publicado en 2015, encontró "evidencia empírica que respaldaba el uso tradicional de [ashwagandha] para ayudar en el proceso mental que involucra la señalización GABAérgica". Según indicaron los autores:

"Nuestros resultados proporcionan evidencia que indica que los componentes clave en la [ashwagandha] pueden tener un rol crucial en el desarrollo de tratamientos farmacológicos para abordar los trastornos neurológicos relacionados con la disfunción de señalización GABAérgica, como trastornos de ansiedad general, trastornos del sueño, espasmos musculares y convulsiones".

Principales compuestos bioactivos de la ashwagandha

Los flavonoides y otros compuestos son los ingredientes activos que le otorgan a la ashwagandha sus múltiples propiedades poderosas. Entre otros, incluyen a:

Withanólidos, un tipo de esteroides naturales. Estos han demostrado suprimir las vías responsables de diversas enfermedades relacionadas con la inflamación, como la artritis, asma, hipertensión, osteoporosis y cáncer.

Los withanólidos de la ashwagandha también exhiben propiedades inmunomoduladoras, y son descritos como sustancias que pueden estimular o suprimir el sistema inmunológico para ayudar a combatir infecciones, cáncer y otras enfermedades.

Somniferina — Uno de los alcaloides presentes en la ashwagandha, puede ayudar a promover la relajación y sueño profundo. Un estudio realizado en la Universidad de Tsukuba, en Japón, también encontró que puede aliviar problemas relacionados, como el insomnio y síndrome de piernas inquietas.

Trietilenglicol — Este compuesto, presente en las hojas de la planta ashwagandha, también ha demostrado inducir el sueño y combatir el insomnio.

Ashwagandholide — Un withanólido dimérico encontrado en la raíz de ashwagandha ha demostrado inhibir el desarrollo de diversos tipos de cáncer (incluyendo el cáncer gástrico, de mama, del sistema nervioso central, colon y pulmón).

También, inhibe la inflamación al bloquear la actividad y peroxidación lipídica de la ciclooxigenasa-2, una enzima que acelera la producción de prostaglandinas inflamatorias.

Los múltiples beneficios de la ashwagandha

Si ha pensado que la ashwagandha podría ser beneficiosa para otros padecimientos además de la ansiedad y estrés, ha acertado completamente. Debido a sus grandes beneficios, es considerada una de las hierbas más importantes en la medicina ayurvédica.

Es fundamental destacar que un sin número de estudios han demostrado que puede tratar diversas enfermedades y trastornos mejor que los medicamentos, sin todos los efectos secundarios.

Por ejemplo, los estudios demuestran que la ashwagandha tiene capacidades antitumorales, de producción de la sangre (hemopoyética), y puede beneficiar a los sistemas cardiopulmonar, endocrino y nervioso central, "con poca o ninguna toxicidad relacionada". Además, la ashwagandha ha demostrado que:

Fomenta niveles saludables de lípidos, colesterol y triglicéridos que ya se encuentran en un rango normal

Fortalece los efectos de la radioterapia lo que reduce los niveles de GSH en los tumores Lo cual ha demostrado revertir la neutropenia (conteo bajo de neutrófilos, un tipo de glóbulo blanco) inducida por paclitaxel en estudios de ratones

Contrarresta la osteoporosis (menor densidad ósea)

Protege a su cerebro del estrés oxidativo y disminuye su riesgo de padecer Alzheimer

Mejora la memoria y función cognitiva al disminuir el deterioro de las células cerebrales, reparar el daño de las células cerebrales y reconstruir las redes neuronales y sinapsis

Estimula el desarrollo adecuado de la función tiroidea y puede tratar el hipotiroidismo subclínico. En un estudio a doble ciego controlado con placebo, se comparó a la ashwagandha con algunos de los medicamentos más populares usados en pacientes con hipotiroidismo.

En el estudio participaron 50 personas con altos niveles séricos de la hormona estimulante de la tiroides (TSH, por sus siglas en inglés), cuyo rango de edad iba desde los 18 hasta los 50 años.

Se dividió al grupo en dos y cada uno fue tratado con ashwagandha o placebos hechos de almidón durante ocho semanas.

Según los investigadores, la ashwagandha normalizó de manera efectiva y significativa los niveles séricos de la hormona estimulante de la tiroides (TSH), así como los de las hormonas T3 y T4, en comparación con el grupo que recibió placebos, lo cual indica que dicho tratamiento puede favorecer a los pacientes con hipotiroidismo.

Según lo explicado por Thyroid Advisor, la ashwagandha "guía a la hormona THS para que llegue a la glándula pituitaria. Luego, la TSH provoca que la glándula tiroidea produzca cantidades suficientes de T4 y T3". Una mejor función de la tiroides también ayuda a estabilizar el estado de ánimo

Reduce la presión arterial

Inhibe la inflamación. En estudios realizados con animales, se encontró que la ashwagandha es más efectiva que la fenilbutazona o hidrocortisona para contrarrestar la inflamación

Protege al funcionamiento del sistema nervioso y al proceso de oxidación

Alivia el dolor de manera natural

Nutre y protege a su hígado

Aumenta la producción de glóbulos rojos

Mejora la función suprarrenal

Aumenta la energía y resistencia

Promueve una función inmunológica saludable

Funciona como tratamiento de apoyo para el TDAH

Mejora los casos de incontinencia

Funciona como tratamiento de apoyo para la diabetes tipo 2, ya que ayuda a restaurar la sensibilidad a la insulina

Mejora la conjuntivitis

Funciona como tratamiento de apoyo para el vitíligo

Alivia los síntomas del Parkinson

Sirve de apoyo para la hiperglucemia

Promueve la longevidad

Mejora la salud cardiovascular. La ashwagandha ayuda a mantener la salud de su corazón debido a que ayuda a regular la circulación de la sangre. También ayuda a prevenir los coágulos sanguíneos y a mantener sus niveles de presión arterial dentro del rango normal, lo cual evita que el estrés agobie a su corazón

Permite que la piel se mantenga con una apariencia juvenil. La ashwagandha aumenta sus niveles de estrógeno, lo que a su vez activa su producción de colágeno. Esto permite que la piel mantenga su aspecto juvenil y ayuda en la producción de aceites naturales. Además combate a los radicales libres que provocan arrugas, manchas oscuras e imperfecciones

Ayuda en la cicatrización de las heridas. El polvo de la raíz de ashwagandha se puede usar tópicamente como cataplasma para tratar las heridas. Mezcle el polvo con agua para hacer una pasta suave y aplíquelo sobre la herida. Le ayudará a combatir las bacterias, aliviar el dolor y acelerar el proceso de curación

Funciona como tratamiento de apoyo para la artritis. Se ha observado en los manuscritos ayurvédicos, así como en la medicina moderna, que la ashwagandha funciona como un remedio eficaz tanto para la artritis reumatoide (Amavata) como para la osteoartritis (Sandhi-gata Vata).

Según un estudio, "Los pacientes con artritis reumatoide que recibieron polvo de raíz de ashwagandha respondieron muy bien ante ella. Su dolor e hinchazón desaparecieron por completo. Un estudio doble ciego controlado con placebo que combina la ashwagandha, cúrcuma y zinc, demostró una mejora significativa del dolor e inflamación"

Apoya la salud sexual y reproductiva en hombres y mujeres. En hombres que padecen infertilidad, la ashwagandha ha demostrado equilibrar la hormona luteinizante, que controla la función de los órganos reproductivos en hombres y mujeres.

Además, la ashwagandha puede ayudar a incrementar los niveles de testosterona en los hombres, lo que podría generar un efecto beneficioso sobre la libido y rendimiento sexual.

En un ensayo controlado por placebo, a los hombres de entre 18 y 50 años se les administró un placebo o 300 mg de extracto de raíz de ashwagandha dos veces al día además realizaron un programa de entrenamiento de fuerza.

Después de ocho semanas, las personas que tomaron ashwagandha tuvieron mayores incrementos en los niveles de testosterona, tamaño muscular y fuerza, en comparación con los que tomaron un placebo.

También, ha demostrado que puede mejorar la calidad del semen en hombres infértiles, en parte al inhibir las especies reactivas del oxígeno, así como optimizar las concentraciones de metales esenciales, incluyendo a los niveles de zinc, hierro y cobre. Otra investigación sugiere que la ashwagandha puede mejorar la calidad del semen ya que regula importantes hormonas reproductivas.

En mujeres, por lo general sanas, la ashwagandha ha demostrado mejorar la excitación, lubricación, orgasmo y satisfacción sexual en general. Asimismo, la ashwagandha ha exhibido la capacidad de reequilibrar las hormonas (incluyendo a la hormona tiroidea, estrógeno y progesterona) mejorar el síndrome de ovario poliquístico y aliviar los síntomas relacionados con la menopausia

Posibles efectos secundarios y contraindicaciones

Aunque esta planta suele ser segura, además de ser tolerada por el cuerpo y no provocar toxicidad, aún es posible que ocurran efectos secundarios. El Memorial Sloan Kettering Cancer Center cita informes de casos que demuestran que algunos de los efectos secundarios de ashwagandha pueden incluir los siguientes:

  • Náuseas, cefaleas, irritación estomacal y heces blandas
  • Somnolencia 
  • Hipertiroidismo
  • Ardor, comezón y decoloración de la piel o de las membranas mucosas
  • Latidos irregulares del corazón o mareos

Si bien, la ashwagandha parece ser beneficiosa para los problemas de la tiroides, si tiene un trastorno tiroideo, tenga cuidado y consulte con su médico, ya que es posible que necesite hacer modificaciones en los medicamentos que tome. De igual manera, la ashwagandha está contraindicada y no debe ser utilizada por:

  • Mujeres embarazadas, ya que puede inducir el aborto
  • Mujeres en periodo de lactancia, ya que puede tener consecuencias en los bebés
  • Personas que toman sedantes, ya que esta planta puede intensificar los efectos de estas sustancias

Tenga cuidado con los productos de ashwagandha adulterados

No es necesario decir que, es de suma importancia asegurarse de obtener un producto de alta calidad. Para asegurar la efectividad, recomiendo utilizar una raíz de ashwagandha 100 % orgánica, libre de rellenos, aditivos y excipientes.

El aceite de ashwagandha es otra presentación que puede proporcionar una amplia variedad de usos medicinales y prácticos. Por lo general, se mezcla con otros aceites esenciales (o se diluye con un aceite portador seguro). El aceite de Ashwagandha tiene propiedades antioxidantes y puede utilizarse como alivio tópico para el dolor en las personas con artritis y reumatismo.

Por desgracia, se han encontrado productos adulterados de ashwagandha en el mercado, así que le invito a ser más cuidado al comprador tales productos. Un comunicado del Botanical Adulterants Prevention Program revela que muchos polvos y extractos de raíz de ashwagandha fabricados en la India son adulterados al agregar hojas, tallos y partes aéreas de la planta, sin declararlos en la etiqueta.

En algunas pruebas, se encontró que hasta el 80 % de los productos estaban adulterados. Esta adición de material vegetal sin declarar es una estrategia fraudulenta para ahorrarse costos de producción, que resulta en productos de menor calidad con una eficacia cuestionable. El mensaje final es que, al comprar ashwagandha, valdría la pena que investigara y se asegurara de que obtiene un producto de calidad.

Aborde su ansiedad sin medicamentos

Volviendo al tema de la ansiedad, es importante comprender que hay muchas maneras de abordar este problema generalizado. Idealmente, los medicamentos no deben ser el primero, sino el último recurso, ya que muchos pueden causar otros problemas graves.

Si bien, la genética, química cerebral, personalidad y eventos de la vida desempeñan un rol en el desarrollo de los trastornos de ansiedad, el estrés es un típico desencadenante. La ansiedad es una respuesta normal al estrés, pero en algunas personas se vuelve abrumadora y difícil de controlar, hasta el punto de afectar la vida cotidiana.

Hay un sinnúmero de situaciones diferentes y problemas subyacentes también pueden desencadenar o exacerbar la ansiedad. Esto incluye a los siguientes, asimismo abordar estos problemas podría ser de utilidad para resolver algún trastorno de ansiedad. Para obtener más información sobre cada uno de estos, por favor siga los enlaces proporcionados:

Eventos traumáticos de la vida La investigación publicada en 2015 concluyó que las experiencias traumáticas de la vida eran el mayor factor determinante de ansiedad y depresión, seguidos en menor medida por los antecedentes familiares de enfermedades mentales y otros factores sociales

En el enlace proveído, encontrará información sobre cómo reprogramar las reacciones del cuerpo ante eventos traumáticos por medio de una técnica sencilla de tapping

Exposición a la radiación de microondas Las fuentes comunes incluyen dispositivos como teléfonos celulares, enrutadores wifi, teléfonos inalámbricos, medidores inteligentes, monitores para bebés y torres de telefonía celular. Reducir su exposición a los campos electromagnéticos y microondas es una medida importante si padece ansiedad o depresión, ya que han demostrado tener un impacto directo

Aditivos y colorantes alimenticios. Los colorantes alimenticios especialmente preocupantes incluyen azul #1 y #2, verde #3, naranja B, rojo #3 y #40, amarillo #5 y #6 y el conservador benzoato de sodio

Los GMO y la exposición al glifosato a través de la alimentación. Hoy en día, la mayoría de los alimentos que no son orgánicos están contaminados con glifosato, y esta sustancia ha demostrado producir ansiedad y comportamientos similares a la depresión en ratones, ya que puede influir en el microbiana intestinal

Disfunción intestinal a causa del desequilibrio de la microbiana

Bajos niveles de vitamina D

Deficiencia de grasas omega-3 de origen animal. Las investigaciones han demostrado una reducción del 20 % en la ansiedad entre los estudiantes de medicina que consumen omega-3

Falta de magnesio La ansiedad es uno de los innumerables síntomas de niveles bajos de magnesio, y como se señaló en el documento de 2018, "El papel del magnesio en los trastornos neurológicos":

"El magnesio está involucrado en diversos procesos fisiológicos en el sistema psiconeuroendrocrino y modula el eje hipotalámico, pituitario y suprarrenal (HPA), y bloquea el flujo de calcio de los receptores glutamatérgicos NMDA, lo cual ayuda a evitar la sensación de estrés y ansiedad"

El uso de endulzantes artificiales

Consumo excesivo de azúcar y comida chatarra

Respiración inapropiada

Exposición tóxica al moho

+ Fuentes y Referencias