¿Este científico desarrolló una cura para el COVID-19?

Análisis escrito por Dr. Joseph Mercola Datos comprobados

anticuerpos contra el coronavirus covid 19

Historia en Breve

  • Una compañía de biotecnología llamada Distributed Bio afirma haber desarrollado una terapia de anticuerpos contra el COVID-19. El medicamento será analizado por el Instituto de Investigación Médica de Enfermedades Infecciosas del Ejército de Estados Unidos
  • Existen dos medicamentos antiguos contra la malaria que ahora se están usando contra el COVID-19: la cloroquina y la hidroxicloroquina. La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos permite que la cloroquina se use contra el COVID-19, un fin no indicado en la etiqueta
  • Un estudio pequeño, pero positivo, en Francia demostró que los pacientes con COVID-19 tratados con cloroquina experimentaron una recuperación rápida. También redujo el tiempo de contagio
  • La cloroquina parece actuar como un ionóforo de zinc, es decir, permite que ingrese más zinc a las células, lo que a su vez puede promover la muerte del virus, pero también tiene efectos secundarios mortales
  • Tanto la cloroquina, como la hidroxicloroquina tienen el efecto secundario de alargar la onda QT del electrocardiograma. Esto significa que afectará la actividad eléctrica en el corazón, lo que puede provocar convulsiones, desmayos y muerte súbita

Jacob Glanville, Ph. D., un autodescrito como "emprendedor, inventor e inmuno-ingeniero computacional" que aparece en la serie documental de Netflix "Pandemia: cómo prevenir un brote", afirma haber desarrollado una cura para COVID-19 que pronto se someterá a pruebas por parte del ejército de Estados Unidos.

Glanville, socio fundador y presidente ejecutivo de una compañía de biotecnología llamada Distributed Bio, y un grupo de empleados comenzaron a trabajar en un tratamiento el 25 de enero de 2020. Según el sitio web de la compañía:

“Nuestra estrategia fue diseñar un panel de anticuerpos anti-SARS para reconocer y bloquear el nuevo coronavirus. El resultado de ese trabajo es un panel de anticuerpos terapéuticos de alta afinidad para neutralizar el SARS-CoV-2 (el virus que está detrás de COVID-19).

El trabajo aprovechó tanto la tecnología de descubrimiento de anticuerpos humanos Distributed Bio SuperHuman 2.0 como la tecnología de optimización computacional de anticuerpos Tumbler para descubrir miles de anticuerpos contra un nuevo virus en 9 semanas".

Cómo funciona el tratamiento con anticuerpos

En una entrevista realizada el 31 de marzo de 2020, Glanville explicó cómo su compañía ideó el tratamiento:

"... Mi equipo ha tomado con éxito cinco anticuerpos que en 2002 se unieron para neutralizar, bloquear y detener el virus del SARS ... El nuevo virus es primo del antiguo SARS.

Entonces, lo que hicimos fue crear cientos de millones de versiones de esos anticuerpos, los mutamos un poco y encontramos versiones que los cruzan ... Se unen en el mismo punto que el virus Covid-19.

Se une [al] punto que utiliza el virus para ingresar a sus células. Esto lo bloquea. Por el momento, sabemos que se une en el mismo punto de forma muy estrecha con alta afinidad. El siguiente paso es enviar los anticuerpos al ejército, probarlos directamente y demostrar que bloquean su capacidad para infectar las células".

Según lo informado por Fox News, la terapia con anticuerpos evita la necesidad de una vacuna. "En lugar de aplicarse una vacuna y esperar a que produzca una respuesta inmunológica, mejor le proporcionamos esos anticuerpos de inmediato y en aproximadamente 20 minutos, ese paciente tendrá la capacidad de neutralizar el virus", dijo Glanville.

Según Glanville, el Instituto de Investigación Médica de Enfermedades Infecciosas del Ejercito (USAMRIID, por sus siglas en inglés) probará la eficacia del medicamento completo, mientras que los Laboratorios Charles River realizaran pruebas de seguridad.

Según el New York Post, los ensayos en humanos pueden comenzar al finalizar el verano. En el mejor de los casos, el medicamento podría lanzarse en septiembre para uso compasivo, dice Glanville, lo que significa que los pacientes lo podrán obtener fuera de un ensayo clínico.

Cuando se le preguntó al Dr. Anthony Fauci, actual director del Insitituto Nacional De Alergias y Enfermedades Infecciosas de los Estados Unidos (NIAID, por sus siglas en inglés) acerca de las afirmaciones de Glanville, respondió que el uso de anticuerpos monoclonales es "un concepto antiguo" y que "lo correcto" era buscarlo.

Publicidad
Haga clic aquí para leer másHaga clic aquí para leer más

Los medicamentos para la malaria son prometedores contra COVID-19

En una entrevista de KRON ON, Glanville también analiza algunos de los medicamentos que parecen prometedoras contra COVID-19. Uno de ellos es la cloroquina, un medicamento contra la malaria, que la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos permite su uso fuera de lo indicado contra COVID-19. Las pruebas de laboratorio en cultivos celulares demostraron que es eficaz contra el SARS-CoV-2.

El otro medicamento que se usa es la hidroxicloroquina (Plaquenil). Aunque se utiliza la misma vía que la cloroquina, tiene efectos secundarios más seguros. Un estudio publicado recientemente tuvo resultados alentadores con el uso de este medicamento. El especialista en control de infecciones Dr. Didier Raoult de Francia inscribió a 24 pacientes con COVID-19 confirmado.

Los pacientes recibieron 600 mg de hidroxicloroquina cada día y se controló su carga viral. Según su cuadro clínico, los investigadores agregaron azitromicina al protocolo de tratamiento. Se utilizó como controles a los pacientes de otro hospital que rechazaron el tratamiento.

Aunque el estudio fue pequeño, los hallazgos sugieren que "el tratamiento con hidroxicloroquina se relaciona con la reducción/desaparición de la carga viral en pacientes con COVID-19 y su efecto se ve reforzado por la azitromicina".

Otro médico compartió sus resultados positivos con un protocolo similar. El Dr. Vladimir Zelenko trata a una población muy unida de 35 000 en Kiryas Joel, NY. Después de que las pruebas mostraron que puede haber 20 000 infectados en la comunidad, desarrolló un protocolo de tratamiento antes de que los pacientes fueran admitidos.

Durante un período de cinco días, trató a cualquier paciente con dificultad para respirar o que estaba en una categoría de alto riesgo con síntomas leves. El equipo usó hidroxicloroquina, azitromicina y sulfato de zinc durante cinco días. En esos cinco días no hubo muertes, hospitalizaciones ni incubaciones. Informó que "aproximadamente el 10 % de los pacientes" tenía "náuseas y diarrea temporales".

Los medicamentos contra la malaria no están exentos de riesgo

Por favor, comprenda que no estoy recomendando este enfoque y de ninguna manera lo respaldo, ya que, como cualquier medicamento, puede tener consecuencias indeseadas, es decir, efectos secundarios que podrían ser muy graves.

Si bien la cloroquina y la hidroxicloroquina han demostrado ser prometedoras contra el COVID-19, no están exentas de riesgos. Ambos medicamentos tienen el efecto secundario de alargar la onda QT del electrocardiograma. Esto significa que afectará la actividad eléctrica en el corazón, lo que puede provocar convulsiones, desmayos y muerte súbita.

Dos días después de que China emitió una directriz de tratamiento para usar cloroquina, envió una advertencia para controlar de cerca los efectos secundarios adversos y limitar el uso a aquellas personas que no tienen enfermedad cardíaca, hepática o renal, y las que no toman antibióticos como azitromicina o esteroides recetados.

Creo que existen estrategias más efectivas, menos costosas y simples que he comentado previamente y se deberían considerar antes de este enfoque radical.

El zinc puede desempeñar un papel importante

El video está disponible solo en inglés

Curiosamente, la cloroquina parece mejorar la absorción de zinc, y esto podría ser parte de lo que la hace tan útil contra el COVID-19. La evidencia demuestra que el gluconato de zinc y el acetato de zinc reducen efectivamente la gravedad y la duración de las infecciones virales. El zinc es crucial para la efectividad de su sistema inmunológico, función enzimática, síntesis de proteínas y división celular.

Los estudios demuestran que el uso de pastillas de zinc reduce en un 33 % la duración de un resfriado y disminuye la gravedad de sus síntomas. También se ha demostrado que el zinc inhibe el coronavirus in vitro y bloquea la replicación del coronavirus en el cultivo celular. Como lo explicó el Dr. Seheult en el video de MedCram:

“Cuando el coronavirus infecta su célula, deposita en su célula un ARN mensajero que se convertirá por medio de ribosomas. Lo primero que hacen esos ribosomas es convertir esa molécula de ARN en una proteína llamada ARN polimerasa dependiente ARN o replicasa.

Y esta es enzima que se inhibe por las altas concentraciones intracelulares de zinc. Pues resulta que al igual que la hidroxicloroquina, la cloroquina es un ionóforo de zinc. El ionóforo de zinc es básicamente una proteína o una puerta que permite que el zinc ingrese a las células.

No sabemos si en este caso esa es la forma real en que está funcionando, pero parece confirmar el mecanismo de acción de que el zinc sí inhibe la replicasa y que la hidroxicloroquina y la cloroquina aumentan la concentración intracelular de zinc".

Su sistema inmunológico es su principal defensa

A raíz del brote del coronavirus, me he comprometido a brindarle opciones viables de prevención y tratamiento que puede utilizar en casa. Un artículo publicado recientemente por Mark McCarty y James DiNicolantonio, PharmD, propone varios nutracéuticos que ayudan a reducir los síntomas y la gravedad de la gripe y los coronavirus. Según los autores, estos virus:

"… causan una gran inflamación en los pulmones y esta reacción es la que podría provocar dificultad respiratoria aguda, insuficiencia orgánica y la muerte.

Existen ciertos nutracéuticos que podrían ayudar a disminuir la inflamación pulmonar que es desarrollada por los virus de ARN, también hay otros que podrían ayudar a mejorar la respuesta de interferón tipo 1 a estos virus, que es el principal método para ayudar a crear anticuerpos para combatir las infecciones virales".

Según las conclusiones de varios estudios clínicos aleatorizados, DiNicolantonio y McCarty creen que los efectos antivirales de algunos nutracéuticos son muy claros, y esperan que estos beneficios fomenten más investigaciones para probar esta estrategia.

He resumido estos nutracéuticos en el artículo "Nutrientes esenciales para protegerse del coronavirus". Se pueden encontrar sugerencias adicionales en el artículo "La quercetina y vitamina D serían posibles aliados contra el coronavirus".

También recuerde cuidar su microbioma intestinal, reducir su consumo de azúcar y carbohidratos, tener un sueño de calidad y practicar el lavado de manos para respaldar sus esfuerzos por mantenerse bien.

Recuerde que, si está enfermo, debe mantenerse alejado de los demás para evitar la propagación de cualquier virus que pueda portar, así como buscar atención médica de la misma forma en que lo haría si padeciera una gripe grave.

La dificultad para respirar es un claro indicador de que se puede requerir atención médica. Esto aplica para las mujeres embarazadas, quienes tienen un sistema inmunológico débil o una afección médica crónica ya que pueden ponerlo en una categoría de mayor riesgo de infección grave por COVID-19.