¡20 propósitos saludables para el 2020! De solo propósitos a soluciones ¡20 propósitos saludables para el 2020! De solo propósitos a soluciones

PUBLICIDAD

Estas 3 toxinas tienen un gran impacto en la longevidad

Análisis escrito por Dr. Joseph Mercola Datos comprobados

riesgos para la salud de la exposicion al entorno

Historia en Breve -

  • Las exposiciones ambientales se relacionan fuertemente con el envejecimiento biológico o celular, y según un estudio de diciembre del 2019, el plomo, el mercurio y el ácido perfluorooctanosulfónico (PFOS, por sus siglas en inglés) son las toxinas con mayor impacto en la longevidad
  • Es posible modificar el envejecimiento biológico. Es importante evitar las exposiciones tóxicas, pero la alimentación, el ejercicio y otros factores del estilo de vida también son factores claves. Un factor importante para la longevidad es mantener la sensibilidad a la insulina en niveles saludables, ya que su resistencia es una característica distintiva de la mayoría de las enfermedades crónicas
  • El plomo y el calcio son similares químicamente, lo que convierte al plomo en un contrincante a nivel celular e interrumpe muchos sistemas corporales diferentes
  • Dos de las fuentes más frecuentes de mercurio son las amalgamas dentales y los mariscos. A partir del 1 de julio del 2018, Europa comenzó con el cambio global al prohibir el uso de amalgamas dentales en mujeres embarazadas o lactantes, así como en niños menores de 15 años
  • El PFOS está relacionado con una amplia gama de problemas de salud, que incluyen: cáncer, disfunción inmunológica y tiroidea, bajos niveles de peso al nacer y más

La edad biológica puede ofrecer un buen indicio sobre la longevidad, mucho más que la edad cronológica. La edad biológica se refiere al estado de las células, ya que pueden ser más jóvenes o mayores que la edad civil, lo que significa que se envejece más rápido o más lento de lo esperado.

Las exposiciones ambientales se relacionan fuertemente con el envejecimiento biológico o celular, y según un estudio de diciembre del 2019 publicado en The Journals of Gerontology, el plomo, el mercurio y el ácido perfluorooctanosulfónico (PFOS) son las toxinas con mayor impacto en la longevidad.

Pese a que el glifosato no se incluyó en este estudio, probablemente también es uno de los principales causantes, dado que altera las funciones normales del cuerpo, especialmente el intestino, y parece incrementar los efectos dañinos de otras toxinas.

Según Stephanie Seneff, Ph. D., científica investigadora del Instituto de Tecnología de Massachusetts, el glifosato empeora todas las enfermedades modernas que, por supuesto, afectan la longevidad.

Dicho esto, el plomo, el mercurio y el PFOS se han identificado como factores importantes para las enfermedades crónicas y se encuentran entre las toxinas más penetrantes y preocupantes que existen.

Peligros del plomo

Como era de esperar, el estudio de diciembre del 2019 encontró que la edad biológica es mayor en relación con la edad civil de las personas con enfermedades crónicas, mientras que aquellos que participaban en un programa de bienestar mostraban signos más lentos de envejecimiento.

"Esta observación sugiere que es posible modificar el envejecimiento biológico", señalan los investigadores, y que reducir su ritmo es "una señal de envejecimiento saludable". La salud metabólica, la inflamación y la acumulación tóxica, con plomo, mercurio y PFOS fueron los predictores más influyentes de la edad biológica.

Es importante destacar que aún se desconoce si existe una exposición segura al plomo, que a menudo afecta más a los niños pequeños y a los grupos socioeconómicos más bajos.

Los estudios epidemiológicos han revelado que los niños afroamericanos tienen una mayor incidencia de envenenamiento por plomo, quizás por una manera diferente de metabolizar el metal pesado.

El plomo y el calcio son similares químicamente, lo que convierte al plomo en un participante a nivel celular e interrumpe muchos sistemas corporales diferentes. En el sistema neurológico, puede alterar las neuronas que utilizan calcio para transmitir información.

La presencia de plomo causará que algunas neuronas se disparen y disminuyan las señales de otras. Esto puede alterar el desarrollo neurológico cerebral de los niños que han absorbido plomo por medio de su entorno.

Los héroes que lucharon por reducir la exposición al plomo

Uno de los líderes en la lucha contra el plomo fue el Dr. Herbert Needleman, un pediatra que fue testigo del daño que el plomo causa en los niños. Después de años de consultas infantiles y observar sus efectos a largo plazo, sostuvo que una acumulación lenta de plomo podría desencadenar síntomas incluso con la falta de intoxicación.

Debido a que la pintura y la gasolina a base de plomo fueron los factores principales del envenenamiento por plomo, Needleman y el Dr. Philip Landrigan comenzaron a presionar para que eliminaran el plomo de dichos productos.

La industria se defendió con la ayuda de expertos para separar y criticar públicamente la investigación. La industria persiguió a Needleman personalmente, al tratar de desacreditarlo y destruir su carrera.

Otro participante destacado fue el geoquímico Clair Patterson, Ph. D., quien luchó contra las compañías petroleras para que removieran el plomo de la gasolina. Incluso cuando se añadió al gas en la década de 1920, se supo que causaba daño neurológico. Aun así, el proceso continuo ya que ofrecía grandes ganancias a las compañías petroleras.

En 1965, Patterson publicó su libro Contaminated and Natural Lead Environments of Man, con la intensión de publicar los peligros de la gasolina con plomo sobre la salud y el medioambiente.

Una vez más, la industria trato de desacreditar a la ciencia en un esfuerzo por mantener sus ganancias. Pero pese a las abrumadoras probabilidades, Patterson tuvo éxito y fue fundamental para presentar el mandato que requería gasolina sin plomo en 1975.

En 1986, Patterson logró la eliminación del plomo en toda la gasolina de los Estados Unidos. Como resultado, los niveles de plomo en la sangre de las personas en los Estados Unidos disminuyeron hasta un 80 % a finales de la década de 1990. En mi opinión, Patterson es uno de los héroes de salud pública del siglo XX.

Publicidad
Obtenga mis 20 propósitos saludables GRATIS para 2020 aquíObtenga mis 20 propósitos saludables GRATIS para 2020 aquí

La exposición al plomo continúa siendo grave

Sin embargo, la eliminación de la gasolina con plomo no eliminó las exposiciones totales al plomo. Como se señaló en un artículo del 26 de junio del 2019 en The Guardian, "cientos de miles de niños en los Estados Unidos continúan en riesgo de exposición al plomo, el cual causa déficits cognitivos y de comportamiento".

De los 31 estados con estadísticas sobre los niveles más elevados de plomo en los niños, Louisiana y Kentucky se encuentran entre los peores.

El Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de los Estados Unidos estima que hasta 24 millones de residencias construidas antes de 1978 aún contienen restos de plomo, mientras que en junio del 2019 se anunció que se donarían 330 millones de dólares para limpiar el plomo y otros peligros en comunidades de bajos recursos.

Un estudio del 2017 también señaló que muchos niños con niveles elevados de plomo permanecen sin diagnosticar. Se estima que entre 1999 y el 2010 se produjeron 1.2 millones de casos de niveles elevados de plomo, sin embargo, únicamente se informaron 606 709 casos a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos, lo que sugiere una falta de información significativa.

Según los autores, "De acuerdo con las mejores estimaciones disponibles, al parecer los pediatras no miden los niveles de plomo en la sangre en numerosos estados". De hecho, es probable que muchos pediatras ignoren factores como la exposición al plomo cuando tratan a niños con problemas neurológicos.

Esto es una farsa, ya que la condición del niño continuara en decadencia salvo que se aborde y reduzca la acumulación de plomo a través de un programa de desintoxicación.

Cómo evitar el envenenamiento por plomo

Es urgente prevenir el envenenamiento por plomo, ya sea que tenga hijos pequeños o no. Harvard Medical School ofrece las siguientes sugerencias para evitar la exposición al plomo:

¿Vive en una casa construida antes de 1978? De ser así, solicite una inspección para determinar la existencia de pintura con plomo.

La eliminación de esta pintura debe ser realizada por un profesional certificado para garantizar la seguridad. El polvo es altamente tóxico. Para mayor información, consulte la página "Lead-Based Paint Activities Professionals" de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos.

Solicite una prueba para detectar la presencia de plomo en el agua

Recuerde que ciertos objetos domésticos pueden contener plomo. Para mayor información sobre los productos que contienen plomo, consulte el sitio web de la Comisión de Seguridad de Productos para el Consumidor

Solicite una evaluación para detectar la presencia de plomo en su hijo Lo ideal sería que todos los niños se realizaran la prueba dentro de los 2 primeros años de vida, así como a los 3 y 4 años si residen en una casa más antigua.

Asimismo, se recomienda evaluar a su hijo siempre que exista una preocupación por la exposición. Un nivel de 5mcg /dL o mayor es considerado peligroso

Peligros del mercurio

Cuando se trata de mercurio, dos de las fuentes más importantes son las amalgamas dentales y los mariscos. Las amalgamas emiten vapor de mercurio incluso después de su implantación en el cuerpo. Este mercurio es bioacumulativo y atraviesa la placenta para acumularse en los fetos.

El mercurio de las amalgamas dentales es un riesgo conocido, especialmente en los niños, fetos, bebes en periodo de lactancia y personas con insuficiencia renal.

Las amalgamas dentales a base de mercurio también contaminan el agua a través de desechos de clínicas dentales y desechos humanos; el aire a través de la cremación, emisiones de clínicas dentales, incineración y respiración de sedimentos; y la tierra por los basureros, tumbas y fertilizantes.

Una vez en el medioambiente, el mercurio dental se convierte en su forma más tóxica, el metilmercurio, el cual se convierte en una fuente importante de mercurio en los peces para el consumo humano.

Durante varios años, he trabajado con Charlie Brown y a institución de investigaciones Consumers for Dental Choice para eliminar el uso de las amalgamas en los Estados Unidos y a nivel mundial. A partir del 1 de julio del 2018, Europa comenzó con el cambio global al prohibir el uso de amalgamas dentales en mujeres embarazadas o lactantes, así como en niños menores de 15 años.

En los Estados Unidos, la Administración de Alimentos y Medicamentos ha tratado de frenar esta situación y finalmente estamos viendo algunas mejoras. El 13 de noviembre del 2019, un panel de asesoramiento científico se reunió para revisar la ciencia sobre el mercurio. Consumers for Dental Choice obtuvo el apoyo de varios oradores para testificar.

El comité científico, mediante un consenso, solicito a la FDA que se ponga en marcha y que comience a obtener información sobre los riesgos de las amalgamas en la población de los Estados Unidos, especialmente en las poblaciones vulnerables.

Lo importante es si la agencia continuará protegiendo este negocio a expensas de la salud pública, como lo ha hecho durante décadas, y continuará ignorando las conclusiones científicas.

Evite las amalgamas de mercurio a toda costa

Independientemente de lo que decida la FDA, es importante evitar las amalgamas para proteger su salud. A continuación, se muestran algunos consejos y lineamientos:

1. Verifique los detalles de su póliza de seguro dental. Busque un plan o compañía de seguros que page por rellenos sin plomo para toda la dentadura y sin excepciones o cláusulas LEAT.

2. Si su dentista aún utiliza mercurio en su consultorio, incluso si ofrece opciones sin mercurio, busque otro dentista que únicamente ofrezca rellenos libres de mercurio para todos sus pacientes. Asegúrese de informar a su dentista la razón de su cambio.

La razón es porque los dentistas que continúan utilizando amalgamas terminan aplicándolas en personas que no tienen otra opción, ya sea por lo económico o porque su programa estatal o gubernamental así lo establece.

Esto debe terminar, y mientras más rápido logremos que todos los dentistas ya no usen el mercurio, más rápido cambiaran estos programas. Por lo tanto, es importante seleccionar un dentista que no use mercurio, lo que ayudará a aquel sector ignorado.

3. En caso de tener amalgamas de mercurio, es importante consultar a un dentista capacitado en extraer dichas amalgamas de manera segura. Para mayor información, consulte mi artículo anterior "Cómo encontrar un dentista biológico que pueda tratarle holísticamente".

La contaminación por PFOS es omnipresente

Las sustancias per y polifluoroalquilo (PFAS, por sus siglas en inglés) son productos químicos ampliamente utilizados que generan una mayor resistencia al agua, aceite, grasa y manchas. Los productos químicos también se utilizan en la espuma contra incendios.

El ácido perfluorooctanoico (PFOA, por sus siglas en inglés), se encuentra comúnmente en los utensilios de cocina antiadherentes más antiguos.

El PFOA y el PFOS se relacionan con una amplia gama de problemas de salud, que incluyen: cáncer, disfunción inmunológica y tiroidea, bajos niveles de peso al nacer y más. Para empeorar las cosas, estos productos químicos tardan miles de años en degradarse y se encuentran en las aguas subterráneas de todo el país. Son una amenaza ambiental considerable.

La investigación realizada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos publicada en el 2007 encontró PFAS en la sangre de más del 98 % de la población examinada en los Estados Unidos. A partir del 2000, se eliminó el PFOS gradualmente. Sin embargo, gracias a su prevalencia en el medioambiente, aún aparece en los lugares más extraños, incluyendo la comida.

Pero ¿cómo se filtra en los alimentos? A través del lodo residual, aplicado a las tierras de cultivo. Los documentos obtenidos por The Intercept revelan 44 muestras de lodo residual analizadas por el Departamento de Protección Ambiental de Maine, las cuales contenían al menos un producto químico PFAS.

Asimismo, se encuentra en los envoltorios antiadherentes. La investigación publicada en el 2017 reveló que el 33 % de los envoltorios y contenedores de comida rápida contienen flúor, lo que sugiere que se utilizaron químicos perfluorados (PFC, por sus siglas en inglés) para añadirle la superficie resbaladiza, mientras que estudios anteriores han confirmado que los productos químicos fluorados pueden transferirse del envase a los alimentos.

Más recientemente, las pruebas realizadas por la FDA (en el 2017 como parte de su Estudio de alimentación total y presentadas en la reunión del 2019 de la Sociedad de Toxicología y Química Ambiental) revelan que los productos químicos PFAS se encuentran en el suministro de alimentos de los Estados Unidos en niveles que exceden el límite sugerido de PFOA y PFAS del agua potable (actualmente no existen límites en los alimentos).

De los 91 alimentos evaluados para 16 tipos de PFAS, se encontró que 10 contenían dichos químicos. Según lo informado por PBS:

"El PFOS, una forma más antigua del PFAS que ya no se fabrica en los Estados Unidos, apareció en niveles que abarcan desde las 134 partes por billón a 865 partes por trillón en la tilapia, el pollo, el pavo, la carne de res, el bacalao, el salmón, los camarones, el cordero, el bagre y las salchichas."

Cómo evitar la exposición a los PFC tóxicos

Para minimizar la exposición a los PFC tóxicos, evite los productos resistentes a las manchas, al agua o los antiadherentes, o que hayan sido tratados con productos químicos ignífugos. La "Guía para evitar el PFCS" del Grupo del Trabajo Ambiental (EWG, por sus siglas en inglés) ofrece numerosos consejos. Asimismo, se recomienda implementar las siguientes medidas preventivas:

Evitar los artículos pretratados con repelentes de manchas y optar por adquirir muebles y alfombras que no hayan recibido dichos tratamientos.

Evitar ropa que repele el agua o las manchas. Esto sucede cuando un artículo fabricado con fibras artificiales utiliza el término "transpirable", ya que se trata con politetrafluoroetileno, un fluoropolímero sintético.

Evitar artículos tratados con productos químicos ignífugos. Esto incluye una amplia variedad de artículos para bebés, muebles, colchones y almohadas. Mejor elija materiales menos inflamables como el cuero, la lana y el algodón.

Evite la comida rápida. Los envoltorios generalmente son tratados con PFC.

Evite las palomitas de maíz para microondas. Los PFC pueden estar presentes en el revestimiento interior de la bolsa, los cuales pueden migrar al aceite del empaque durante el calentamiento. Mejor consuma palomitas de maíz tradicionales.

Evite los utensilios antiadherentes y tratados. Las opciones más saludables incluyen utensilios de cerámica y hierro fundido, los cuales son duraderos, fáciles de limpiar e inertes, lo que significa que no liberan ningún químico dañino dentro del hogar.

Evite el hilo dental Oral-B y cualquier otro producto que contenga PTFE o "fluoro" o "perfluoro". El EWG tiene una excelente base de datos conocida como Skin Deep que ofrece opciones más saludables

Evite el agua sin filtrar. Por desgracia, las opciones se limitan cuando se trata de evitar los PFAS en el agua potable. Es necesario filtrar el agua u obtenerla de una fuente limpia. Ambas soluciones pueden ser problemáticas o costosas.

Aunque muchas personas optan por el agua embotellada, es importante comprender que los PFAS no se encuentran regulados para el agua embotellada, por lo que no existe ninguna garantía de que estén libres de estos u otros productos químicos.

El agua embotellada también aumenta el riesgo de exposición a productos químicos plásticos peligrosos como el bisfenol A, que tiene sus propios riesgos para la salud.

Los filtros más comunes en los supermercados no eliminarán los PFAS. Realmente es necesario instalar un sistema de filtración de carbono de alta calidad.

El New Jersey Drinking Water Quality Institute recomienda el uso de carbón activado granulado "o una tecnología igualmente eficiente" para eliminar los productos químicos PFC como el PFOA y el PFOS del agua potable. Se ha demostrado que el carbón activado elimina aproximadamente el 90 % de estos químicos.

Incremente su longevidad al disminuir su edad biológica

Si le interesa vivir sano por más tiempo, es importante minimizar las exposiciones tóxicas, mientras que las toxinas mencionadas anteriormente (plomo, mercurio y PFOS) parecen causar un mayor impacto en el envejecimiento biológico. Dicho esto, es importante considerar otros factores básicos del estilo de vida, como la alimentación.

Como se demostró en el estudio presentado en The Journals of Gerontology, la HbA1c también es un factor importante. Los niveles elevados de HbA1c indican una resistencia a la insulina y la diabetes tipo 2, las cuales tienen un impacto enorme en la salud y longevidad.

La resistencia a la insulina es un factor muy importante en la mayoría de las enfermedades crónicas, y una vez que se transforma en diabetes, existen una variedad de complicaciones adicionales, como un mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas y Alzheimer.

Por lo tanto, además de evitar los químicos tóxicos y los metales pesados, también es importante evitar los alimentos con un alto contenido de azúcar y químicos sintéticos.

Esto significa cambiar los alimentos procesados y aquellos que provienen de los restaurantes por alimentos caseros, de preferencia orgánicos. Asimismo, es posible optimizar la sensibilidad a la insulina a través del entrenamiento de resistencia (especialmente el entrenamiento de restricción del flujo sanguíneo) y horarios de comida establecidos.

+ Fuentes y Referencias