Se Ha Confirmado una Relación Entre la Deficiencia de Vitamina D y la Demencia

Demencia

Historia en Breve -

  • La vitamina D puede mejorar un sin número de problemas cerebrales, incluyendo la demencia y su forma más severa, el Alzheimer
  • Las personas de la tercera edad con deficiencia de Vitamina D severa podrían aumentar el riesgo de demencia en un 125 por ciento
  • Tantos como el 95 por ciento de los adultos mayores carecen de vitamina D
  • Recientes hallazgos sugieren que los niveles de vitamina D por debajo de los 20 ng/ml aumenta su riesgo de demencia
  • Yo creo que 20 ng/ml es demasiado bajo, el rango óptimo para una salud general debería ser entre 50-70 ng/ml

Por el Dr. Mercola

La vitamina D ha demostrado mejorar un sin número de problemas cerebrales, incluyendo la demencia y su forma más severa, la enfermedad de Alzheimer,1 la última de estas ahora afecta a un estimado de 5.2 millones de personas en Estados Unidos.2

La más reciente estadística sobre mortalidad coloca al Alzheimer como uno de los tres primeros asesinos en los Estados Unidos, justo después de la enfermedad cardiaca y el cáncer.3 La deficiencia de Vitamina D también es algo incontrolable. Los investigadores estiman que la mitad de toda la población está en riesgo de deficiencia o insuficiencia de Vitamina D.

Entre las personas de la tercera edad, el estimado llega hasta un 95 por ciento. Si bien ciertamente no es la causa única de la demencia, la evidencia sugiere que la vitamina D podría ser un factor importante para la prevención exitosa.

Una gran variedad de tejidos cerebrales contienen receptores vitamina D, y cuando ellos se activan por la vitamina D, facilita el crecimiento de los nervios en su cerebro. Los investigadores también creen que los niveles óptimos de vitamina D mejoran los niveles de importantes sustancias químicas cerebrales, y protegen a las células del cerebro al aumentar la efectividad de las células gliales y recuperando así la salud de las neuronas.

La vitamina D también podría ejercer algunos de sus efectos benéficos sobre su cerebro a través de sus propiedades antiinflamatorias y benéficas para el sistema inmunológico, que están bien establecidas.

El Estudio Más Robusto de su Estilo, Confirma una Relación Entre los Bajos Niveles de Vitamina D y la Demencia

La relación entre los bajos niveles de vitamina D y la demencia ha sido nuevamente confirmada en la publicación de un estudio robusto de seis años de duración4 realizado por el equipo internacional de investigadores. Como lo reportó Sciencie Daily:5

“Los participantes del estudio que tienen una severa deficiencia de vitamina D tienen más del doble de posibilidades de desarrollar demencia y Alzheimer…

Los adultos en el estudio que eran más moderadamente deficientes en vitamina D tuvieron un riesgo del 53 por ciento mayor de desarrollar demencia de cualquier tipo, y el riesgo aumentó a 125 por ciento en los que eran severamente deficientes.

Resultados similares fueron registrados en la enfermedad de Alzheimer, con un grupo modernamente deficiente con una probabilidad del 69 por ciento más de desarrollar este tipo de demencia, lo que elevó el riesgo a 122 por ciento más en las personas severamente deficientes.”

Los autores concluyeron que “nuestros resultados indican que la deficiencia de vitamina D está relacionada con un riesgo substancialmente mayor de demencia y enfermedad de Alzheimer de todas las causas. Esto se suma al reciente debate sobre el rol de la Vitamina D en condiciones no esqueléticas.”

Los hallazgos también sugieren que hay un nivel umbral circulando la vitamina D, el cual aumenta el riesgo de padecerla. El umbral resulto estar alrededor de 50 mmol/L o 20 ng/ml. Los niveles más elevados estuvieron relacionados con una buena salud cerebral.

Según una previa investigación, creo que 20 ng/ml es demasiado bajo y potencialmente peligroso, por lo tanto, cuando se trata de la vitamina D, lo ideal sería que estuvieran en el rango óptimo clínicamente relevante, y a medida que los años pasan, los investigadores han elevado progresivamente ese rango.

Al momento, en base a la evaluación de las poblaciones saludables que reciben suficiente exposición solar, el rango óptimo para una salud en general parece ser alrededor de los 50 y 70 ng/ml o 125-175nmol/L. Que es complemente diferente al umbral sugerido en el estudio.

niveles de vitamina d
Referencias para rangos específicos

La Exposición al Sol es la Mejor Manera de Optimizar su Nivel de Vitamina D

Creo que una ligera exposición al sol es la mejor manera de optimizar sus niveles de Vitamina D. Como regla general, asegúrese de exponer su piel desnuda al sol hasta que empiece a tener un color rosa ligero, en caso de ser de piel blanca.

Esto normalmente ocurría en la mitad del tiempo que le tomara quemar su piel. Así que si sabe que tiende a quemarse en 30 minutos, solo manténgase expuesto al sol por 15 minutos.

Las personas de piel oscura podrían necesitar ser cuidadosos en identificar cuando empiezan a ponerse rojos. Es casi imposible darle cualquier recomendación firme del tiempo que requiere exponerse al sol con el fin de optimizar su producción de vitamina D, ya que varía enormemente dependiendo de un número de factores, como:

Niveles de antioxidantes y alimentación en general Edad
Color de piel y nivel actual de bronceado Uso de protector solar
Latitud y altitud (nivel del mar) Nubes y contaminación
Capa de ozono Reflexión de superficie
Estación Hora del día
Peso Altitud

Otras Alternativas: Una Cama de Bronceado o un Suplemento

Su segunda opción sería utilizar una cama de bronceado. Solo asegúrese de utilizar equipo de bronceado que utilice balastos electrónicos, ya que los balastos magnéticos crean campos electromagnéticos que pueden causar cáncer. (Si escucha un sonido mientras esta en la cama de bronceado, esto quiere decir que tiene un sistema magnético.)

Si sus circunstancias no le permiten una cama de bronceado. Entonces su única opción sería tomar un suplemento de Vitamina D. GrassrootsHealth tiene una tabla informativa que muestra la dosis promedio en los adultos para lograr estar en el nivel saludable de vitamina D según sus niveles medidos al principio. Muchos expertos argumentan que 35 IUs de vitamina D Por libra de peso corporal puede ser utilizado como un estimado para su dosis ideal.

Asegúrese de tomar vitamina D3 –la no forma sintética D2—y tomar vitamina K2 en combinación. El papel biológico de la Vitamina K2 es ayudar a mover el calcio a las áreas adecuadas de su cuerpo y sin suficientes cantidades, el calcio podría almacenarse en áreas como en sus arterias y tejidos blandos. Esto podría causar calcificación que puede endurecer las arterias—un efecto secundario que se pensó previamente que podría ser causado por la toxicidad de vitamina D. Ahora ya sabemos que la calcificación en realidad se debe a la carencia de vitamina K2 en lugar de mucha vitamina D.

El Magnesio Es También Importante para la Actividad de la Vitamina D

El magnesio también es importante—tanto para la adecuada función del calcio como para la actividad de la vitamina D, ya que convierte la vitamina D en su forma activa. El magnesio también activa la actividad enzimática que ayuda a que su cuerpo utilice la vitamina D. De hecho, todas las enzimas que metabolizan la vitamina D requieren de magnesio para funcionar. El magnesio también parece desempeñar un papel en los efectos de la vitamina D que mejoran el sistema inmunológico. Como lo mencionó la experta en magnesio, la Dra. Carolyn Dean, MD, ND:6

“La efectividad y beneficios de la vitamina D son en gran parte debilitados por la carencia de niveles adecuados de magnesio en su cuerpo. El magnesio actúa y es esencial para la actividad de la vitamina D, y hoy en día muchas personas no obtienen la cantidad diaria recomendad de este importante mineral.”

Al igual que la vitamina D y la K2, la deficiencia de magnesio también es común, y si tiene deficiencia de magnesio y toma un suplemento de calcio, podría empeorar la situación. La Vitamina K2, el Magnesio, Calcio y Vitamina D, trabajan en conjunto, por esa razón es que es importante cuidar sus niveles. La vitamina D, zinc y boro son otros factores importantes que interactúan con la vitamina D, y de hecho la deficiencia de zinc también ha sido identifica como un factor que contribuye al Alzheimer

Cuando tome suplementos, puede ser muy fácil crear niveles disparejos, por lo que obtener estos nutrientes a través de una alimentación de alimentos enteros y orgánicos y exposición al sol moderada es generalmente su mejor opción. Las fuentes alimentarias de magnesio incluyen los vegetales marinos, como las algas, dulse y nori. Los vegetales pueden ser una excelente fuente. En cuanto a los suplementos, el citrato de magnesio y el treonato de magnesio son unas de las mejores fuentes.

Estrategias de Prevención para el Alzheimer

Dado que existen pocos tratamientos para el Alzheimer y no hay cura disponible, lo único que le queda es una sola opción, y es prevenir que le suceda en primer lugar. La alimentación es parte fundamental de un plan de prevención exitoso, y mi Plan de Nutrición optimizado, lo puede poner en al camino correcto. Como lo explico el neurólogo, Dr. David Perlmutter, autor del libro Grain Brain, la enfermedad de Alzheimer es una enfermedad que se deriva principalmente de sus elecciones en su estilo de vida; los dos principales culpables son el consumo excesivo de azúcar y el gluten.

Otro factor principal es el desarrollo y el consumo elevado de granos transgénicos, que están altamente contaminados con glifosato—un herbicida que se cree es peor que el DDT, y el DDT ya ha sido relacionado con el desarrollo del Alzheimer… el azúcar y los granos transgénicos están hora presentes en casi todos los alimentos procesados vendidos en los Estados Unidos, por lo que reemplazar los alimentos procesados por alimentos enteros es una parte esencial de la ecuación. En términos de su alimentación y factores de estilo de vida, las siguientes sugerencias podrían ser unas de las más importantes para la prevención de la Enfermedad de Alzheimer:

  • Evite el azúcar y la fructosa refinada. Lo ideal es que mantuviera su consumo total de azúcar y fructosa por debajo de los 25 gramos al día o hasta 15 gramos al día si padece de resistencia a la insulina o trastornos relacionados
  • Evite el gluten y la caseína (principalmente el trigo y productos lácteos pasteurizados, pero no la grasa de los productos lácteos, como la mantequilla). Las investigaciones demuestran que su barrera hematoencefálica, la barrera que elimina las cosas que no pertenecen en el cerebro, se ve afectada de forma negativa por el gluten. El gluten también hace a su intestino más permeable, lo que permite que las proteínas entren en su torrente sanguíneo, lugar al que no pertenecen. Eso sensibiliza su sistema inmunológico y promueve la inflamación y la autoinmunidad, ambos desempeñan un papel muy importante en el desarrollo del Alzheimer.
  • Optimice su flora intestinal comiendo regularmente alimentos fermentados o tomando un suplemento de probióticos de alta calidad y de alta potencia.
  • Aumente el consumo de todas las grasas saludables, incluyendo ácidos grasos omega-3. Grasas promotoras de la salud que su cerebro necesita para un funcionamiento óptimo mencionadas anteriormente. Asimismo, asegúrese de que está recibiendo suficientes grasas omega-3 de origen animal, tales como el aceite de krill. (Recomiendo evitar la mayoría de los peces, ya que, aunque el pescado es naturalmente alto en ácidos grasos omega-3, la mayoría de los peces están severamente contaminados con mercurio.) El alto consumo de grasas omega-3 EPA y DHA ayuda a prevenir el daño celular causado por el Alzheimer, por lo tanto ralentiza su progresión, y la reducción de su riesgo de desarrollar el trastorno.
  • Reduzca su consumo total de calorías y/o ayune intermitentemente. Las Cetonas se movilizan cada vez que reemplaza carbohidratos con aceite de coco y otras fuentes de grasas saludables. Como se mencionó anteriormente el ayuno intermitente es una poderosa herramienta para mejorar la habilidad de que su cuerpo recuerde cómo quemar grasa y reparar la resistencia a la inulina/leptina, que es también un factor principal que contribuye a la enfermedad de Alzheimer. Para obtener más información, por favor consulte este artículo anterior.
  • Mejore sus niveles de magnesio. Existe una emocionante investigación preliminar que sugiere fuertemente una disminución en los síntomas de Alzheimer con tan solo aumentar los niveles de magnesio en el cerebro. Desafortunadamente, la mayoría de los suplementos de magnesio no superan los niveles sanguíneos en el cerebro, pero un nuevo, el treonato magnesio, parece y resulta prometedor para el tratamiento de esta condición y puede ser superior a otras formas.
  • Lleve una alimentación rica en folato. Los vegetales, sin lugar a dudas, son la mejor fuente de folato y debe comer todos los vegetales crudos y frescos. Evite los suplementos de ácido fólico, que es una versión sintética inferior de folato.
  • Haga ejercicio regularmente. Se ha sugerido que el ejercicio puede causar un cambio en la forma en la que se metaboliza la proteína amiloide,7 por lo tanto, reduce la aparición y progresión de Alzheimer. El ejercicio también aumenta los niveles de la proteína PGC-1 alfa. Las investigaciones también han demostrado que las personas con Alzheimer tienen menos PGC-1 alfa. En sus cerebros y las células que contienen más de la proteína producen menos proteína amiloide tóxica relacionada con el Alzheimer. Yo recomendaría revisar la Técnica Peak Fitness para mis recomendaciones específicas.
  • Optimice sus niveles de vitamina D por medio de la exposición al sol. Tener los niveles adecuados de vitamina D es sumamente importante para el funcionamiento apropiado del sistema inmunológico para combatir la inflamación que está relacionada con el Alzheimer.
  • Evite o elimine el mercurio de su cuerpo: Las amalgamas dentales, que el 50 por ciento de su composición es mercurio, son una de las principales fuentes de toxicidad por metales pesados. Sin embargo, debería estar sano antes de practicarse una extracción. Una vez que haya implementado los cambios alimentarios descritos en mi plan nutricional, puede seguir el protocolo de desintoxicación de mercurio y después encontrar un dentista biológico que le extraiga sus amalgamas.
  • Evite el aluminio de su cuerpo. Fuentes de aluminio incluyen los antitranspirantes, utensilios antiadherentes, coadyuvantes de vacunas, etc. Para obtener recomendación de como desintoxicarse de aluminio, por favor vea mi artículo anterior El Primer Caso Práctico que Muestra la Relación Entre el Alzheimer y la Toxicidad por Aluminio.
  • Evite las vacunas para la gripe ya que la mayoría contienen mercurio y aluminio, que son neurotóxicos y agentes inmunotóxicos bien conocidos.
  • Evite los anticolinérgicos y los medicamentos de estatinas. Los medicamentos que bloquean la acetilcolina, un neurotransmisor del sistema nervioso, ha demostrado aumentar el riesgo de demencia. Estos medicamentos incluyen a ciertos analgésicos para dolor nocturno, antihistaminas, pastillas para dormir, ciertos antidepresivos, medicamentos para controlar la incontinencia y ciertos analgésicos narcóticos. Los medicamentos de estatinas son particularmente problemáticos porque suprimen la síntesis de colesterol, agotan su cerebro de coenzima Q10 y neurotransmisores, también previenen la entrega adecuada de ácidos grasos esenciales y antioxidantes solubles en grasa para su cerebro inhibiendo la producción de biomoléculas indispensables conocidas como lipoproteína de baja densidad.
  • Desafíe a su mente todos los días. La estimulación mental, especialmente aprender algo nuevo, como aprender a tocar un instrumento o un nuevo idioma, está relacionada con una disminución del riesgo de Alzheimer. Los investigadores sospechan que el desafío mental ayuda a fortalecer el cerebro, haciéndolo menos susceptible a lesiones relacionadas con el Alzheimer.
  • Evite los campos electromagnéticos (EMF) creado por los dispositivos inalámbricos. El reporte Biolnitiative,8 publicado inicialmente en el 2007 y nuevamente en el 2012 por un grupo de trabajo internacional de científicos, investigadores y profesionales de la salud pública, concluyeron que las normas actuales para la seguridad del público son completamente inadecuadas para proteger su salud. El reporte incluye evidencia de que los campos electromagnéticos y la exposición a radiofrecuencias pueden tener un impacto negativo en la Enfermedad de Alzheimer, junto con una variedad de otros problemas de salud.

Revise sus Niveles por lo Menos una Vez al Año

Considerando la importancia de la vitamina D, le recomiendo revisar sus niveles por lo menos una vez al año, a la mitad del invierto cuando los niveles están súper bajos. Esto le dará una idea de la magnitud de su insuficiencia. Lo ideal sería que revisara sus niveles varias veces al año, en intervalos regulares para garantizar que se mantiene continuamente dentro del rango ideal. Una vez que conozca su patrón y pueda cómodamente predecir que sus niveles no disminuirán por debajo de los 60 ng-ml, entonces puede realizar la prueba una vez al año.

El D*Action Project por GrassrootsHealth es una solución económica. Para participar, sólo tiene que comprar el D*Action Measurement Kit y seguir las instrucciones de registro incluidas. (Tenga en cuenta que el 100 por ciento de los ingresos de los kits van a financiar el proyecto de investigación. No cobro un solo centavo como distribuidor de los kits de prueba.)

Como participante, usted está de acuerdo en revisar sus niveles de vitamina D dos veces al año durante un estudio de cinco años, y compartir su estado de salud para demostrar el impacto en la salud pública de este nutriente. Hay una cuota de $65 dólares cada seis meses para patrocinar este proyecto de investigación, que incluye un kit de prueba que puede utilizar en su hogar e informes electrónicos sobre el progreso en marcha. Recibirá un email de seguimiento cada seis meses que le recuerda que es momento de realizarse la siguiente prueba y la encuesta de salud."

Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo