Ocultar
Presion Arterial

Historia en Breve -

  • La exposición a los ftalatos durante el embarazo podría causar un menor Coeficiente Intelectual (CI) en los niños. También podría interrumpir la función de la memoria y las capacidades de razonamiento perceptuales
  • De acuerdo con un ensayo aleatorio controlado, los BPAs de las latas o botellas de plástico pueden aumentar su presión arterial en cuestión de horas de haber ingerido
  • La FDA ha terminado una revisión de cuatro años de la investigación, anunciando que los BPAs son seguros en los niveles actuales en los alimentos y esa información disponible continua apoyando la seguridad de los BPAs para los actuales usos aprobados
Artículo Anterior Siguiente Artículo
 

Los Ftalatos y el BPA Están Vinculados a la Reducción del Coeficiente Intelectual y al Aumento de Presión Arterial, Pero la FDA Reafirma la Seguridad de Estos Químicos

Diciembre 24, 2014 | 22,089 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

Se sabe que un gran número de productos químicos que se encuentran en los productos de plástico actúan como disruptores endocrinos. Al ser similares a la estructura de las hormonas sexuales naturales, interfieren con el funcionamiento normal de esas hormonas.

Esto es particularmente problemático en los niños que todavía están creciendo y que están en desarrollo, ya que las glándulas del sistema endocrino y las hormonas que liberan, influyen en casi todas las células, órganos y funciones del cuerpo.

Su sistema endocrino en conjunto es fundamental para regular el estado de ánimo, el crecimiento, el desarrollo, la función de los tejidos, el metabolismo, así como la función sexual y los procesos productivos, además los disruptores endocrinos de hecho se han relacionado con una serie de problemas de salud reproductiva.

Los ftalatos que son algunos de los más perversos de todos los disruptores endocrinos conocidos. Según las estimaciones de la Agencia de Protección Ambiental1 (EPA), más de 470 millones de libras de los ftalatos se producen cada año.

Son utilizados principalmente para hacer más flexibles y más resistentes los plásticos como el cloruro de polivinilo (PVC), pero también se pueden encontrar en ambientadores, toallitas para secadora y productos para el cuidado personal como champú, geles de baño y maquillaje. Se cree que su prevalencia en los productos para el cuidado personal es la razón por qué las mujeres tienden a tener niveles más altos de ftalatos en su sistema a diferencia de los hombres.

Los muebles, tapicería, colchones y paredes también pueden contener ftalatos. Incluso han sido detectados en las fórmulas para bebes y alimentos para bebés (probablemente porque migraron de los materiales empacados).

Los Ftalatos Ahora Se Vinculan a un Menor Coeficiente Intelectual en los Niños

Aunque investigaciones anteriores han relacionado la exposición de ftalatos a defectos de nacimiento, bajo conteo de esperma, poliquistosis ovárica y pubertad precoz o retrasada, sólo por nombrar unos pocos, la reciente investigación sugiere que la exposición prenatal a los ftalatos también puede causar una reducción del coeficiente intelectual en niños.2, 3

También encontraron una asociación entre las concentraciones de ftalatos en el organismo de la madre durante el embarazo y la capacidad del niño para concentrarse, memoria laboral, sus habilidades de razonamiento perceptuales y el tiempo que le tomó al niño procesar y recuperar información a la edad de siete años. Según lo informado por CNN Health:4

"Las mujeres que tenían una alta cantidad de sustancias químicas llamadas ftalato de di-n-butilo y ftalato de di-isobutilo en sus cuerpos durante el embarazo dieron a luz a niños que tenían puntuaciones de CI notablemente más bajos, según un nuevo estudio que se publicó en la revista PLoS ONE.5

El estudio encontró que a la edad de siete años, los niños expuestos a más de estos productos químicos tenían un coeficiente intelectual menor de seis puntos que los niños expuestos a niveles más bajos de productos químicos...

Los resultados de este estudio no eran en su totalidad lo que los autores esperaban. ‘Estamos un poco sorprendidos por la magnitud de la caída del CI,’ dijo Factor-Litvak... ‘No estamos contentos con el resultado ya que los ftalatos están omnipresentes en el medio ambiente.’"

La causa exacta de la reducción del coeficiente intelectual aún es desconocida, ya que era sólo un estudio observacional, pero investigaciones anteriores en animales han encontrado que:6

  • Los ftalatos pueden afectar a la actividad de la aromatasa, una enzima que convierte la testosterona en estrógeno. El estrógeno desempeña un papel importante en el desarrollo del cerebro
  • El producto químico puede interferir con la producción de la hormona tiroidea, que desempeña un papel en el tiempo en que se desarrolla el cerebro
  • Los ftalatos también pueden interrumpir la actividad cerebral relacionada con el neurotransmisor dopamina, que puede producir síntomas como falta de atención e hiperactividad

Los BPAs Pueden Tener un Impacto Directo e Inmediato en la Salud Cardiovascular

Los ftalatos no son el único disruptor endocrino que puede causar problemas de salud crónicos. Al igual que los ftalatos, el bisfenol A (BPA) se puede encontrar en una infinidad de productos para el cuidado y plástico, incluyendo en el revestimiento de alimentos enlatados, contenedores de plástico y antiadherentes, envolturas de plástico, botellas de agua y hasta en los recibos de pago.

El BPA, que imita la hormona estrógeno, se ha relacionado con:

Daño estructural en su cerebro Pubertad temprana, estimulación del desarrollo de la glándula mamaria, ciclos reproductivos dañados, toxicidad ovárica,7 e infertilidad8
Hiperactividad, mayor agresividad y deficiencias de aprendizaje Enfermedades del corazón
Aumento de la formación de grasa y riesgo de obesidad Estimulación de las células de cáncer de próstata
Función inmunológica alterada Aumento del tamaño de la próstata, disminución de la producción de espermatozoides e hipospadias9 (deformación del pene)

Ahora podemos agregar a la lista la presión arterial. De acuerdo con un estudio aleatorio controlado totalmente nuevo, el BPA,10 de latas o botellas de plástico pueden aumentar su presión arterial dentro de pocas horas de la ingestión.11 Según lo publicado por New York Times:12

"El estudio encontró que cuando la gente bebía leche de soya enlatada, los niveles de BPA en la orina aumentaron dramáticamente en cuestión de dos horas—al igual que su presión arterial. Pero en los días en que bebieron la misma bebida envasada en botellas de vidrio, que no tienen revestimiento de BPA, no hubo ningún cambio significativo en sus niveles de BPA o presión arterial...

Los resultados sugieren que las personas que beben varios líquidos enlatados o en botellas de plástico todos los días, la exposición repetida a largo plazo podría contribuir a la hipertensión."

La cantidad de BPA que se filtra del revestimiento de las latas en realidad puede ser más preocupante de lo que se pensaba. Después de beber un líquido enlatado, los niveles de BPA en la orina de los participantes aumentaron alrededor de 1,600 por ciento, en comparación que cuando bebían leche de soya envasada en recipientes de vidrio.

Según los autores, los efectos pueden ser causados por el hecho de que el BPA bloquea los receptores de estrógeno que están involucrados con la reparación de los vasos sanguíneos y control de la presión arterial. Al dañar su hormona tiroidea, el BPA también puede afectar directamente su presión arterial. El autor principal, el Dr. Yun-Chul Hong dijo al New York Times:13

"’Los médicos y los pacientes--especialmente las personas con hipertensión o enfermedad cardiovascular - deben saber de los posibles problemas clínicos sobre la elevación de la presión arterial al consumir alimentos y bebidas en latadas.’... Él recomienda que las personas opten por alimentos frescos y bebidas envasadas en botellas de vidrio en lugar de envases de plástico, e invita a los fabricantes a "desarrollar y utilizar alternativas saludables al BPA para el revestimiento interior de las latas."

Entre Medio de la Publicidad Negativa, la FDA Reafirma la Seguridad del BPA

El grupo de la industria que es el American Chemistry Council, ha insistido continuamente que el BPA es seguro,14 y se ha opuesto a ambas propuestas legislativas estatales y federales para prohibir la sustancia química.

Curiosamente, sólo tres días antes de publicar en línea el estudio destacado sobre el BPA, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) emitió un comunicado oficial15 en el que se reafirma la seguridad del BPA. Después de una larga revisión de 300 estudios de cuatro años,16 la FDA concluyó que "el BPA es seguro en los niveles actuales que se encuentran en los alimentos." La agencia también señaló que "la información disponible sigue apoyando la seguridad del BPA para los actuales usos aprobados en el envasado y empaquetado de los alimentos.”

Es más que irracional concluir que este veredicto no esté en favor a la industria química. Hay evidencia condenatoria contra el uso del BPA--particularmente en los productos relacionados con la alimentación que está siendo ignorada. Irónicamente, Bloomberg,17 al informar sobre el anuncio de la FDA, incluso menciona que hay "más de 800 estudios académicos que han concluido que el bisfenol A podría perjudicar la reproducción y el desarrollo." Entonces, ¿por qué la FDA sólo revisó 300 estudios? Y ¿Cuáles fueron los 300 que eligieron? Y si hay 800 que muestran causar daño en el desarrollo, ¿Cómo es que se las ingeniaron para escoger los 300 que tenían este tipo de relación?

La Evaluación de la FDA NO Concuerda con los Hallazgos Internacionales

El hecho del asunto es que, cuando la investigación es financiada por la misma industria, los resultados son mucho más propensos a apoyar la afirmación de la seguridad y la eficacia de la industria y sabemos que muchos estudios sobre el BPA fueron financiados por la industria química. Como se discutió en un artículo anterior, también hay una red oculta en juego. No sólo la industria química ha optado por emplear las mismas estrategias de la industria tabacalera para mantener sus productos en el mercado, también están utilizando a los expertos de la industria del tabaco para respaldar sus afirmaciones de seguridad...

Por ejemplo, los estudios financiados por la industria se publican en ciertas revistas que en muchos casos están ligados a la industria del tabaco. La industria química también ha confiado en los científicos que anteriormente ayudaron a desacreditar la ciencia, que vinculo el tabaquismo y la exposición del humo de segunda mano a la enfermedad. Minutos de información confidencial18 de una reunión en 2009 de BPA Joint Trade Association también revelaron algunas de las tácticas empleadas para moldear la opinión pública, independientemente de los hechos científicos.

Los miembros de esta asociación comercial incluyen el American Chemical Council, Coca-Cola, Del Monte, y muchos otros. En esta reunión, exploraron una variedad de estrategias de publicidad. Los asistentes coincidieron en que la "portavoz” sería "una joven embarazada que estuviera dispuesta a hablar sobre los beneficios del BPA en todo el país." Uno de los aspectos más inquietantes de los esfuerzos de la industria química para ocultar los efectos peligrosos es que su objetivo se enfoca deliberadamente en las personas que son las más vulnerables a los daños, tanto los niños pequeños como mujeres embarazadas.

La evaluación de la FDA también no concuerda con un reciente informe co-producido por la Organización Mundial de la Salud (WHO) y el Programa Ambiental de las Naciones Unidas (UNEP), titulado: State of the Science of Endocrine Disrupting Chemicals,19 emitido el 19 de febrero 2014. Este informe sugiere que una prohibición total de los productos químicos disruptores del sistema endocrino podría ser necesaria para proteger la salud de las generaciones futuras. Este informe es promocionado como el informe más completo sobre los disruptores endocrinos hasta la fecha, ya que destaca una amplia variedad de problemas de salud asociados con la exposición, incluyendo:

Testículos no descendidos en los varones jóvenes Cáncer de mama en las mujeres Cáncer de próstata en los hombres
Efectos de desarrollo en el sistema nervioso en los niños Déficit de atención/hiperactividad en niños Cáncer de tiroides

Según el informe:

"Los diversos sistemas afectados por productos químicos disruptores del sistema endocrino probablemente incluyen todos los sistemas hormonales, incluyendo los que controlan el desarrollo y función de los órganos reproductivos hasta los tejidos y órganos que regulan el metabolismo y la saciedad. Los efectos sobre estos sistemas pueden conducir a la obesidad, infertilidad o menor fertilidad, dificultades de aprendizaje y memoria, aparición de diabetes en la edad adulta o enfermedad cardiovascular, así como una variedad de otras enfermedades.”

Cuidado: La Afirmación “Libre de BPA” No Es Una Garantía de Seguridad

En respuesta a la demanda hecha por los consumidores de los productos libres de BPA, muchos fabricantes han optado por el uso de una sustancia química diferente llamada bisfenol-S (BPS). Sin embargo, BPS parece ser tan tóxico como el BPA. En algunos casos, incluso parece ser peor. Reemplazar un producto químico disruptor del sistema endocrino por otro, no creará productos más seguros, por desgracia, la etiqueta "libre de BPA" talvez no tenga mucho significado. El año pasado, investigadores de University of Texas Medical Branch descubrieron que incluso las pequeñas concentraciones—menos de una parte por billón de BPS pueden alterar la función celular.

Los trastornos metabólicos como la obesidad, la diabetes, e incluso el cáncer, son posibles ramificaciones de tales interrupciones. Otras pruebas en animales20 también muestran que el BPS tiene efectos muy similares a los del BPA. Por ejemplo, los investigadores que estudian los efectos del BPS en embriones de pez cebra encontraron que los peces expuestos al BPS en concentraciones similares a las que se encuentran en el agua de un río cercano experimentaron un crecimiento neuronal explosivo, lo que causo una conducta errática e hiperactiva.

Los embriones de los peces expuestos al BPS tuvieron un incremento de 170 por ciento del crecimiento neuronal; mientras que los expuestos a BPA tenían un aumento del 240 por ciento. Otro estudio en ratas encontró que la exposición al BPA o BPS causó arritmia cardíaca en las hembras. Aquí, la dosis utilizada fue similar a las concentraciones encontradas en los seres humanos. Los investigadores descubrieron que el BPS bloquea un receptor de estrógeno que se encuentra únicamente en las hembras, el cual dañó los canales de calcio. Esto también es una causa común de arritmia cardiaca en los seres humanos.

Consejos para Ayudarle a Evitar las Sustancias Químicas Tóxicas

Aunque es prácticamente imposible mantenerse alejado de todos los productos químicos potencialmente peligrosos, claramente puede minimizar su exposición al mantener en mente algunos principios básicos.

  1. Consuma alimentos enteros, principalmente frescos. Los alimentos procesados y envasados son una fuente común de BPA y ftalatos--particularmente los enlatados, pero también los alimentos envasados en recipientes de plástico.
  2. Compre productos en botellas de vidrio en lugar de plástico o latas.
  3. Almacene los alimentos y bebidas en recipientes de vidrio, en lugar de plástico y evite el uso de envolturas de plástico. Si calienta alimentos en el microondas utilice recipientes de vidrio, ya que el calor tiende a aumentar la liberación de productos químicos presentes en el plástico. Tenga en cuenta que los plásticos incluso los "Libres de BPA" normalmente filtran otros productos químicos disruptores del sistema endocrino que son tan dañinos como los BPA.
  4. Utilice biberones de vidrio para su bebé.
  5. Tenga cuidado con los recibos de compra. Si va a las tiendas con regularidad, solicite a la gerencia recibos libres de BPA. Yo compro mis alimentos en Publix y cuando les llamé para solicitar recibos libres de BPA resulta que ya los tenían disponibles. Sin embargo, sería prudente limitar su contacto con todos recibos.
  6. Busque productos que estén hechos por compañías ecológicas, que protejan a los animales, sustentables, certificadas orgánicas y que sean libres de transgénicos. Esto se aplica para todo, desde alimentos y productos para el cuidado personal hasta materiales de construcción, alfombras, pinturas, artículos de bebé, muebles, colchones, y más. Si rediseña su hogar, busque alternativas "verdes" o ecológicas libres de toxinas en lugar de pinturas regulares y pisos de vinil, este último es otra fuente de ftalatos.
  7. Elija juguetes hechos con materiales naturales para evitar los productos químicos de plástico como los ftalatos y BPA/BPS, especialmente en los artículos que su niño tiene una alta probabilidad de chupar o morder.
  8. Dele a su bebe exclusivamente leche materna, por lo menos durante el primer año (de esta manea podrá evitar la exposición a ftalatos de los botes de las fórmulas para bebes y mamilas/chupones).
  9. Utilice productos de limpieza naturales o haga su propia mezcla.
  10. Cambie los artículos para limpieza personal, incluyendo champú, pasta de dientes, desodorantes y cosméticos por alternativas orgánicas. La base de datos de EWG’s Skin Deep21 puede ayudarle a encontrar productos de cuidado personal libres de ftalatos y otras sustancias químicas potencialmente peligrosas.
  11. Reemplace la cortina de vinil de la bañera por una tela.
  12. Reemplace los productos de higiene femenina (tampones y toallas higiénicas) por alternativas más seguras. Aunque la mayoría de los ingredientes en los productos de higiene femenina no se enlistan en las etiquetas,  las pruebas sugieren que pueden contener dioxinas y aditivos petroquímicos.
  13. Busque productos sin perfume; los ftalatos se utilizan a menudo para ayudar a que el producto mantenga su fragancia por más tiempo. La fragancia artificial también puede contener cientos--incluso miles-- de productos químicos potencialmente tóxicos. Evite suavizantes de ropa, toallitas para secadora, ambientadores, velas con aromas.
  14. Revise que el agua del grifo de su casa no tenga contaminantes y filtre el agua en caso de ser necesario. También podría ser recomendable usar una alternativa a los tubos de PVC para el suministro de agua.
  15. Enseñe a sus hijos a no tomar agua de la manguera del jardín, ya que muchas son hechas con plásticos que contienen ftalatos. Por lo general las mangueras de calidad son más caras, pero vale la pena la inversión.

© Copyright 1997-2017 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.