Ocultar
Inflamación

Historia en Breve -

  • Una gran cantidad de problemas de salud, incluyendo, pero no limitados al dolor crónico, obesidad, ADD/ADHD, neuropatía periférica, diabetes, enfermedad cardíaca, derrame cerebral, migrañas, problemas de tiroides, problemas dentales, y cáncer son causados por la inflamación, que debe abordarse adecuadamente si desea ser curado
  • La mayoría de las enfermedades inflamatorias comienzan en el intestino con una reacción autoinmune que progresa en inflamación sistémica. Para realmente ser eficaz en el manejo de la enfermedad o para superarla debe abordarse en todos los niveles
  • Cuando la mucosa intestinal se daña en repetidas ocasiones debido al síndrome del intestino permeable recurrente, las células dañadas llamadas microvilli se vuelven incapaces de hacer su trabajo correctamente. No son capaces de procesar y utilizar los nutrientes y las enzimas que son vitales para una buena digestión. Eventualmente, la digestión se deteriora y la absorción de nutrientes se ve afectada de forma negativa. A medida que hay mayor exposición su cuerpo inicia un ataque contra estos invasores externos. Responde con inflamación, reacciones alérgicas y otros síntomas relacionamos con una variedad de enfermedades
Artículo Anterior Siguiente Artículo
 

Cómo la Inflamación Afecta Cada Aspecto de su Salud

Abril 25, 2015 | 84,854 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. David M. Marquis, DC, DACBN

La inflamación controla nuestras vidas. ¿Usted o algún ser querido ha tenido problemas de dolor, obesidad, ADD/ADHD, neuropatía periférica, diabetes, enfermedades cardiacas, derrames cerebrales, migrañas, problemas de tiroides, problemas dentales, o cáncer?

Si contestó que sí a cualquiera de estos trastornos significa que está tratando con la inflamación.

Lamentablemente, la mayoría de nosotros sufrimos de uno o más de estos trastornos, pero no tenemos idea de cómo eliminar la inflamación. La mayoría de los médicos están utilizando medicamentos en lugar de llegar a la raíz del problema.

Para la mayoría de las personas a menudo parece muy extraño cuando se dan cuenta que la mayoría de las enfermedades inflamatorias comienzan en el intestino con una reacción autoinmune que se convierte en inflamación sistémica. Para ser realmente eficaz en el manejo de la enfermedad o para superarla debe abordarse en todos los niveles. Y revisar en donde comienza este proceso es la clave.

¿Dónde Comienza la Inflamación?

Su intestino está hecho de un intrincado revestimiento increíblemente grande y semipermeable. La superficie de su intestino podría cubrir dos canchas de tenis, si lo estiráramos y aplanáramos.

Su grado de permeabilidad fluctúa en respuesta a una variedad de condiciones mediadas químicamente. Por ejemplo, cuando el cortisol se eleva debido al estrés de un argumento o sus niveles de hormona tiroidea fluctúan debido a la que se queda haciendo tareas por la noche, su revestimiento intestinal se vuelve más permeable en tiempo real.

Entonces, se sienta a comer y los alimentos parcialmente digeridos, toxinas, virus, levaduras y bacterias tienen la oportunidad de pasar a través del intestino y acceder al torrente sanguíneo, esto se conoce como síndrome de intestino permeable, o (LGS por sus siglas en ingles).

Cuando el revestimiento intestinal se daña en repetidas ocasiones debido al recurrente síndrome del intestino permeable, las células dañadas llamados microvilli se vuelven incapaces de hacer su trabajo correctamente. No pueden procesar y utilizar los nutrientes y enzimas que son vitales para una buena digestión. Eventualmente, la digestión se deteriora y la absorción de nutrientes se ve afectada de forma negativa. A medida que hay mayor exposición, el cuerpo inicia un ataque contra estos invasores externos. Responde con inflamación, reacciones alérgicas, y otros síntomas que relacionamos con una variedad de enfermedades.

Así que podría preguntarse, ¿cuál es el daño de la inflamación y las reacciones alérgicas que provoca?

Podría sonar relativamente inofensivo, pero esta situación podría y suele dar lugar a numerosas enfermedades graves y debilitantes. Debido a que su sistema inmunológico puede llegar a ser sobrecargado, estos factores inflamatorios desencadenantes se repiten continuamente a través de la sangre donde afectan a nervios, órganos, tejidos conectivos, articulaciones y músculos. Probablemente podría empezar a ver cómo se desarrollan las enfermedades.

La Inflamación Desencadena los Síntomas de las Enfermedades

La presencia de la inflamación es lo que hace más perceptible la enfermedad a un individuo. Se podría y suele ocurrir durante años, antes de que exista en niveles suficientes para ser aparente o clínicamente significativa.

Cuánto tiempo en realidad ha estado latente para determinar el grado de severidad de una enfermedad y a menudo el pronóstico, asumiendo que la inflamación podría ser controlada. También se podría argumentar que sin inflamación la mayoría de las enfermedades ni siquiera existirían. Echémosle un vistazo a esta lista de enfermedades y su relación con la inflamación:

Enfermedad Mecanismo
Alergias 4 Tipos de sensibilidades mediadas por el sistema inmunológico, de las cuales todas causan inflamación
Alzheimer La inflamación crónica destruye las células del cerebro
Anemia Las citoquinas inflamatorias atacan la producción de eritropoyetina
Espondilitis Anquilosante Las citoquinas inflamatorias inducen reacciones autoinmunes contra las superficies articulares
Asma Las citoquinas inflamatorias inducen reacciones autoinmunes contra el revestimiento de las vías respiratorias
Autismo Las citoquinas inflamatorias inducen reacciones autoinmunes en el cerebro deteniendo el desarrollo del hemisferio derecho
Artritis Las citoquinas inflamatorias destruyen el cartílago articular y el líquido sinovial
Síndrome del Túnel Carpiano La inflamación crónica provoca tensión muscular excesiva acortando los tendones en el antebrazo y comprimiendo los nervios de la muñeca.
Celiaquía La inflamación crónica daña el revestimiento intestinal
Enfermedad de Crohn La inflamación crónica daña el revestimiento intestinal
Insuficiencia Cardíaca Congestiva La inflamación crónica contribuye a la pérdida de masa muscular del corazón
Eccema La inflamación crónica del intestino y del hígado junto con una mala desintoxicación y a menudo con anticuerpos contra la transglutaminasa-3.
Fibromialgia Tejido conectivo inflamado comúnmente debido a las alergias alimentarias y agravado por un desequilibrio nutricional y neurológico secundario
Fibrosis Las citoquinas inflamatorias atacan el tejido traumatizado
Enfermedades de la Vesícula Biliar La inflamación del conducto biliar o el exceso de colesterol se produce en respuesta a la inflamación intestinal
GERD (Reflujo Gastroesofágico) La inflamación del tracto digestivo y el esófago casi siempre por la sensibilidad a los alimentos e impulso del pH
Síndrome de Guillain-Barre Ataque autoinmune del sistema nervioso a menudo causado por la respuesta autoinmune debido a los factores estresantes externos, tales como las vacunas
Tiroiditis Crónica (Enfermedad de Hashimoto) Reacción autoinmune originada en el intestino provocada por anticuerpos contra las enzimas de la tiroides y las proteínas
Ataques Cardíacos La inflamación crónica contribuye a la aterosclerosis coronaria
Insuficiencia Renal Las citoquinas inflamatorias restringen la circulación y dañan las nefronas y los túbulos de los riñones
Lupus Las citoquinas inflamatorias inducen un ataque autoinmune contra el tejido conectivo
Esclerosis Múltiple Las citoquinas inflamatorias inducen reacciones autoinmunes contra la mielina
Neuropatía Las citoquinas inflamatorias inducen reacciones autoinmunes contra la mielina y vasculares y los tejidos conectivos que irritan los nervios
Pancreatitis Las citoquinas inflamatorias inducen la lesión celular pancreática
Soriasis La inflamación crónica del intestino y del hígado con una mala desintoxicación
Polimialgia Reumática Las citoquinas inflamatorias inducen reacciones autoinmunes contra los músculos y el tejido conectivo
Artritis Reumatoide Las citoquinas inflamatorias inducen reacciones autoinmunes contra articulaciones
Esclerodermia Las citoquinas inflamatorias inducen un ataque autoinmune contra el tejido conectivo
Derrames Cerebrales La inflamación crónica promueve los eventos tromboembólicos
Complicaciones Quirúrgicas Las citoquinas inflamatorias (a menudo antes de la cirugía) retardan o previenen la cicatrización

¿Por Qué La Inflamación Debe Abordarse Desde la Raíz?

El hecho de que su sistema inmunológico conduce el proceso inflamatorio en las enfermedades está bien establecido. Lamentablemente la medicina occidental ofrece pocas respuestas reales en cuanto al manejo o superación del proceso autoinmune. El enfoque típico a la terapia generalmente es suprimir la respuesta inmune con agentes inmunosupresores o a veces esteroides. Ambos enfoques están diseñados para reducir la inflamación, pero ninguno detiene los procesos de las enfermedades subyacentes o permite que los tejidos dañados se regeneren.

A menos que apague la causa real del fuego (inflamación), lo único que ha hecho es posponer lo inevitable y potencialmente destruir más el edificio (su cuerpo) en el proceso, al permitir que el fuego arda de forma subclínica.

Todos los días, en la televisión, puede ver a los atletas profesionales y a otras personas que actúan como portavoces de metotrexato, Orencia, Enbrel, Humira, Remicade, y otros medicamentos que en gran medida están diseñados para ocultar la inflamación o suprimir la respuesta inmune. Ninguno de estos medicamentos en realidad tiene la capacidad de corregir la condición subyacente y sin embargo, las imágenes de los anuncios dejan al espectador con la idea de que va a recuperar su vida.

El Vínculo Entre la Disfunción Intestinal y las Enfermedades Inflamatorias

El término inflamación rara vez provoca una imagen verdaderamente precisa en la mente de alguien a menos que la están experimentando. Entonces comienza a tener sentido por el dolor y la disfunción asociada con la inflamación. La capacidad de inflamarse es absolutamente necesaria para que ocurran los procesos normales de reparación. Cuando el proceso de inflamación no está regulado o controlado es que empezamos a tener un problema con la inflamación.

Se ha demostrado que muchas de las enfermedades inflamatorias que sufrimos tienen que ver con el intestino pero en realidad no son problemas intestinales. El Dr. Maios Hadjivassiliou del Reino Unido, una autoridad mundial en la sensibilidad al gluten, ha informado en la revista The Lancet, que "la sensibilidad al gluten podría ser en primer lugar y a veces, exclusivamente una enfermedad neurológica."

Esto significa que las personas muestran sensibilidad al gluten por tener problemas con la función cerebral, a pesar de no tener problemas gastrointestinales. El Dr. Hadjivassiliou indica que los anticuerpos que una persona tiene cuando es sensible al gluten podrían ser tóxicos directa y únicamente para el cerebro. Para ello existen pruebas especiales que se han desarrollado.

Otro autor, dijo en una edición reciente de Pediatrics: "Este estudio sugiere que la variabilidad de los trastornos neurológicos que ocurren en la enfermedad celíaca es más amplia de lo que se informó con anterioridad, e incluye los trastornos neurológicos más suaves y más comunes como cefalea crónica, retraso del desarrollo, hipotonía y trastornos aprendizaje o ADHD." Es evidente que tenemos que ampliar nuestros criterios de evaluación y quizás la definición de enfermedad cuando un paciente se presenta con quejas de que no encaja en un típico cuadro clínico.

Cómo Evaluar las Enfermedades Inflamatorias

Dado que la inflamación es comúnmente mediada por el intestino es un punto de partida lógico en el proceso de evaluación de cualquier paciente. Existen siete zonas comunes que deben ser consideradas cuando se buscan los factores que causan la disfunción gastrointestinal que crean el ambiente para la inflamación crónica. Se enumeran a continuación junto con los factores desencadenantes clave dentro de la categoría de evaluación:

  • Alimentación: Alcohol, Gluten, Caseína, Alimentos Procesados, Azúcares, Comida Rápida
  • Medicamentos: Corticosteroides, Antibióticos, Antiácidos, Xenobióticos
  • Infecciones: Tales como H-Pylori, Crecimiento Excesivo de Levadura o Bacterias, Infección Viral o Parasitaria
  • Estrés: Aumento de Cortisol y Aumento de Catecolaminas
  • Hormonal: Tiroides, Progesterona, Estradiol, Testosterona
  • Neurológico: Traumatismo cerebral, Derrames, Neurodegeneración
  • Metabólico: Productos Finales Glicosilados (productos finales inflamatorios del metabolismo del azúcar), Inflamación Intestinal, Autoinmunidad

Inflamación y Enfermedades Autoinmunes

La verdad de la situación es que la alimentación IMPORTA. Es correcto, no es sólo una película (que por cierto todos deberían ver). La Hiper-permeabilidad del intestino, independientemente de si se puede sentir o no, a menudo es una causa significativa de una larga y creciente lista de condiciones. La cascada inflamatoria que se produce por cualquier desencadenante inflamatorio (alimentación, medicamentos, infecciones, estrés, hormonas, nervios o metabolismo) podría romper la permeabilidad intestinal y permitir que el mecanismo del intestino permeable inicie.

Debido a la variedad de factores que lo desencadenan, a menudo es posible reducir la reactividad inmune de un individuo, pero no curarlo si el intestino permeable no es el factor primario del proceso inflamatorio. Hay varios modelos de autoinmunidad, aunque cada vez es más aceptado que una vez que desarrolló la autoinmunidad también habrá aumentado la permeabilidad intestinal.

La autoinmunidad se podría poner en remisión y esto podría tener profundas consecuencias para mejorar la vida, pero también podría activarse de nuevo si las circunstancias de vida cambian. Se considera "incurable". Podría ser capaz de cambiar la expresión de ello, pero si piensa que con tomar un barco cargado de suplementos y cambiar su alimentación y curar la enfermedad generalmente se sentirá defraudado.

Las respuestas crecientes y menguantes son parte de la autoinmunidad. Cuando el estrés aumenta a pesar del consumo alimentario se espera que una persona estalle. Esta inflamación se inicia por el aumento de los niveles de iNOS (óxido nítrico inducible), lo que causa un aumento inmediato en la permeabilidad intestinal, parecida a los niveles de cortisol elevados por el estrés. Una vez que esto ocurre, las partículas de proteína del suero se filtran y se vuelven extremadamente reactivas.

El gluten es una proteína de suero extremadamente común en una situación de aumento de la permeabilidad simplemente debido a la uniformidad de la exposición diaria.

Si toma demasiados proyectos, come mal, tiene patrones para dormir malos o limitados, entonces podría apostar que la permeabilidad intestinal aumentará y la comida comenzará a gotear del intestino.

Su sistema inmune comenzará entonces a reconocer estas proteínas como otras proteínas similares, como el cerebelo, la tiroides, etc... Cuando eso ocurre experimentará síntomas que generalmente están muy lejos de lo que alguien consideraría está relacionado con los alimentos, ya que no se siente en el intestino. En cambio experimenta confusión mental, dolor, fatiga, falta de sueño, ansiedad o trastornos endocrinos.

Cuando los anticuerpos se combinan con nuestras proteínas estructurales, genes específicos se activan en un tipo especial de célula inmune en el cuerpo. Se crean las sustancias químicas inflamatorias llamadas citoquinas, que dañan fuertemente a la función cerebral. De hecho, las citoquinas elevadas se observan en condiciones devastadoras como la enfermedad de Alzheimer, enfermedad de Parkinson, esclerosis múltiple, e incluso el autismo.

Ve, la enfermedad autoinmune no está diagnosticada clínicamente hasta que el tejido está destruido. Para algunas enfermedades neurodegenerativas, necesita hasta un 70 por ciento de desmielinización (daño nervioso) antes de que se muestre en una resonancia magnética. No puede permitirse el lujo de esperar a que ese tipo de destrucción avance antes de actuar.

Si tiene algún síntoma y muestra tener anticuerpos o un resultado positivo en cualquiera de las pruebas mencionadas con anterioridad, tiene Reactividad Autoinmune y eso es suficiente para tomar medidas y hacer cambios de vida para potencialmente detener que el proceso continúe. La inflamación podría ser un gran amigo en este sentido. Tómelo como una señal de advertencia temprana y tome medidas antes de que se convierta en un incendio descontrolado de un tejido del cuerpo a otro.

Recapitulación y Tratamiento

La inflamación es rampante. De hecho 1 de cada 12 mujeres y 1 de cada 24 hombres tienen problemas serios de inflamación mediada autoinmune. El número de personas sin diagnosticar va a ser mucho mayor. Las personas con inflamación en las primeras fases de la autoinmunidad normalmente dirán que no está relacionada con la alimentación. Esta es una suposición imprecisa, sin embargo, debido a que la autoinmunidad es a menudo provocada por factores que no están estrictamente relacionados con la alimentación y la alimentación podría ser un disparador secundario más adelante en el desarrollo de la condición. Si está lidiando con la inflamación, obtenga una evaluación completa para ver qué es lo que está perpetuando su fuego interior.

  1. Estilo de Vida: Retire mecanismos adversos (estrés, exceso de ejercicio, falta de sueño, desregulación del azúcar en la sangre, comportamientos sociales malos.) Los factores del estilo de vida son muy importantes, la respuesta al estrés desencadena un marcador inmunológico IL6 que se convierte en la vía inmune TH17, que es la vía más rápida a la autoinmunidad.
  2. Estilo de vida: Restaure mecanismos beneficiosos: Genere condiciones de amor y aprecio, mantenga una actitud positiva, haga el ejercicio apropiado (entrenando a un rango cardíaco máximo, es decir, ejercicios Peak Fitness, duerma las cantidades adecuadas, restablezca el equilibrio del azúcar en la sangre y facilite las interacciones sociales saludables. Todas estas cosas promueven los opiáceos sistémicos naturales que empujan vía inmunológica TH3 que reduce la autoinmunidad.
  3. Apoyo Alimenticio: Estabilice el azúcar en la sangre, elimine los alimentos que desencadenan la autoinmunidad, promueva la integridad intestinal con la flora adecuada y las vías del el óxido nítrico y glutatión. Incluya alimentos fermentados y compleméntelos adecuadamente según sea necesario.

Recuerde, que una amplia gama de problemas de salud, incluyendo, pero no limitados al dolor crónico, obesidad, ADD/ADHD, neuropatía periférica, diabetes, enfermedades cardiacas, derrame cerebral, migrañas, problemas de tiroides, problemas dentales y cáncer son desencadenados por la inflamación, lo que debe tratarse debidamente si desea ser sanado.

Sobre el Autor

El Dr. Marquis es un Médico Quiropráctico, certificado en el Clinical Nutrition en San Luis Obispo County, CA. También posee certificaciones en Medicina Botánica, Terapias láser de clase IV, Manipulación Bajo Anestesia, Terapias con Metrónomo Interactivo y actualmente está llevando a cabo otro Diplomado en Neurología Funcional.

[+] Fuentes y Referencias

© Copyright 1997-2017 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.