La Alacena de Su Cocina Todavía Podría Estar Llena de Toxinas

Enlatados

Historia en Breve -

  • En un análisis realizado a 252 marcas de comida enlatada, 78 aún utilizan bisfenol-A en sus productos enlatados
  • Muchos fabricantes han cambiado el bisfenol-A por BPS, un químico similarmente tóxico
  • Incluso si una lata (o un producto enlatado) está etiquetado como “Libre de bisfenol-A”, usted no puede saber si tampoco contiene BPS u otro químico, como el ftalato

Por el Dr. Mercola

Es bien sabido que el bisfenol-A (BPA), un químico que perturba el sistema endócrino, es utilizado en los plásticos y como resultado se ha eliminado de muchas botellas para bebé, botellas de agua y otros productos de plástico.

Es menos conocido el hecho de que el BPA también se utiliza para crear resinas BPA, que evitan que el metal se carcoma y se rompa. Cubre el 75 por ciento de las latas en América del Norte, lo que significa que si consume alimentos enlatados, estos son una gran fuente de exposición al BPA para usted.

En un estudio, ¡el consumir sopa enlatada durante cinco días incrementó la concentración de BPA en la orina de los participantes en más de 1,000 % en comparación con la sopa recién hecha!1 Incluso a pesar de que los riesgos alrededor del BPA son demasiados como para pasar inadvertidos, los fabricantes de alimentos se han tardado en eliminar este químico de las latas – e incluso si lo hacen, usted todavía no estaría a salvo.

75 Marcas Comunes de Alimentos que Aún Utilizan BPA en sus Productos Enlatado

El Grupo de Trabajo Ambiental (EWG) analizó 252 marcas de productos enlatados en el 2014 para revelar si sus latas estaban cubiertas con revestimiento epóxico basado en BPA. 78 marcas todavía utilizan este químico, como las que se enlistan a continuación. Muchas de esta marcas son vendidas en Estados Unidos y Latino america:2

¿Por qué no hay más compañías de alimentos que eliminen este químico tóxico de sus productos? El grupo de comercio industrial American y el Consejo Americano de Química ha insistido continuamente que el BPA es seguro y ha estado en oposición a las propuestas legislativas estatales y federales sobre la prohibición del químico.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) también ha apoyado la seguridad del químico y en el 2014 publicó un anuncio oficial reafirmando la "seguridad" del BPA."3 La decisión se tomó después de revisar 300 estudios, incluso cuando más de 800 estudios académicos concluyeron que el BPA puede dañar la reproducción y el desarrollo.4

¿Por qué la FDA sólo revisó 300? Y, si hay 800 que muestran el daño en el desarrollo, ¿cómo se las ingeniaron para elegir 300 que no tienen tal conexión?

Estas preguntas aún no han sido contestadas, sin embargo, una buena noticia del reporte del EWG es que 31 marcas ya utilizan latas sin BPA en todos sus productos enlatados. Esto incluye:5

Opciones del BPA Vs. BPS

Las latas necesitan llevar algún tipo de recubrimiento y generalmente usted no tendrá forma de saber de qué "tipo" es: frecuentemente, se utiliza un químico similar conocido como (BPS).

Desafortunadamente, el BPS no es una alternativa segura. Las investigaciones han mostrado que el BPS tiene actividad estrogénica comparable al estradiol, el estrógeno humano más poderoso. También se encontró que es capaz de realzar la señalización celular mediada por el estradiol, lo que lo convierte en un interruptor endócrino poderoso.6

Además, un estudio mostró que el BPS puede inducir apoptosis (muerte celular) e interferir en la secreción celular de prolactina (PRL) –una hormona que regula cientos de funciones biológicas, como el metabolismo, la reproducción y la lactancia.

Originalmente, el BPS había sido proclamado una alternativa adecuada ya que parecía ser menos propenso a filtrarse que el BPA… sin embargo, debe de estarse filtrando en los alimentos ya que la mayoría de las personas en Estados Unidos tienen niveles detectables de éste en el cuerpo. Scientific American afirmó:7

"El BPS era un reemplazo favorable ya que se creía que era más resistente a la filtración. Si las personas consumen menos del químico, se pensaba, no causaría ningún daño o solamente el mínimo. Sin embargo, el BPS se está filtrando. Cerca del 81 por ciento de las personas en Estados Unidos tienen niveles detectables de BPS en la orina. Y una vez que entra en el cuerpo puede afectar las células en formas paralelas al BPA".

Desafortunadamente, incluso si una lata (o un producto de plástico) está etiquetado como "Libre de bisfenol-A", usted no puede estar seguro de que tampoco contenga BPS. E incluso si no contiene BPS, hay una gran posibilidad de que contenga otros químicos dañinos, como ftalatos. La prohibición del BPS no resolverá el problema, ya que hay muchos tipos de bisfenoles y cambiar simplemente de uno a otro no es más que un toxico juego de las sillas.

Actualmente, usted podría estar pagando más por un producto "Libre de BPA" que no es más seguro que uno de la vieja variedad que sí contiene BPA. También está expuesto a una variedad de otros químicos cortesía de los contenedores de alimentos y bebidas,8 la mayoría de los cuales no tienen etiquetas de advertencia en lo absoluto.

¿Cuáles Son los Posibles Riesgos a la Salud del BPA (y Posiblemente del BPS)?

Como interruptor endócrino, el BPA imita o interfiere con las hormonas del cuerpo e "interrumpe" su sistema endócrino. Las glándulas del sistema endócrino y las hormonas que éstas liberan, influencian casi a todas las células, órganos y funciones del cuerpo.

Son fundamentales para regular el ánimo, el crecimiento, el desarrollo, la función de los tejidos, el metabolismo, así como la función sexual y los procesos reproductivos. El BPA ha sido relacionado a una variedad de problemas de salud, particularmente en las mujeres embarazadas, los fetos y niños pequeños, pero también en los adultos, como:

Daño estructural del cerebro Cambios en el comportamiento de género y comportamiento sexual anormal
Hiperactividad, aumento en la agresividad y menor aprendizaje Pubertad temprana, estimulación del desarrollo de las glándulas mamarias, ciclos reproductivos interrumpidos, disfunción de los ovarios e infertilidad
Aumento en la formación de grasa y riesgo a la obesidad Estimulación de las células de cáncer de próstata
Función inmune alterada Incremento del tamaño de la próstata y menor producción de esperma

Además, las investigaciones realizadas con seres humanos han mostrado riesgos similares. Por ejemplo, el BPA de las latas o de las botellas de plástico puede incrementar la presión arterial tan sólo pocas horas después de ingerirse.9 Y en un estudio NHANES, publicado en el 2010, los adultos con los niveles más altos de BPA en la orina eran más de dos veces propensos a desarrollar enfermedad coronaria que aquellos con los niveles más bajos.10

Además, la toxicidad de los ovarios parece ser una fuerte característica del BPA. Los investigadores de Harvard encontraron que los niveles altos de BPA en las mujeres estaban relacionados al número reducido de óvulos fértiles. De acuerdo con el New York Times:11

"La acumulación de las investigaciones alimenta la creciente preocupación entre los científicos de que la exposición de los niños al BPA podría contribuir a la infertilidad femenina y que la exposición de los adultos pueda ocasionar una reducción de la duración de la vida reproductiva.

'Creo que la mayoría de los científicos actualmente están de acuerdo en que el BPA intoxica los ovarios', dijo el Dr. Flaws. Un análisis de las investigaciones sobre el BPA, publicado este verano en el diario Environmental Health Perspectives,12 afirmó que la toxicidad de los ovarios es uno de los efectos más consistentes y fuertes encontrados 'tanto en modelos animales como en mujeres'".

Otros Productos Donde Se Encuentran el BPA y Otros Químicos que Son Interruptores Endócrinos

Evitar los productos enlatados no es suficiente para deshacerse del BPA en su alacena. Además de los productos enlatados, el BPA se encuentra en:

  • Sodas de lata
  • Ciertos plásticos y empaques de alimentos
  • Algunos selladores dentales
  • Algunos plásticos sin BPA
  • Recibos y dinero en efectivo (intente limitar o evitar cargar recibos en su cartera o bolso, ya que parece que el químico se transfiere a las superficies con las que está en contacto.)

También sería prudente lavar sus manos después de tocar recibos o dinero y evitar tocarlos particularmente si se acaba de poner alguna loción o tiene otra sustancia grasosa en las manos, ya que esto podría incrementar la exposición).

Incluso si usted logra evitar el BPA o el BPS, es probable que esté en contacto con los ftalatos, que son utilizados como plastificadores en todo, desde los pisos de vinil hasta los detergentes y juguetes. Este interruptor de hormonas también se encuentra en jabones, champús y cosméticos de todo tipo. ¡Incluso se utilizan como aditivos en los alimentos!

Los investigadores han relacionado los ftalatos con la feminización de los machos de todas las especies. Estos químicos han interrumpido el sistema endócrino de los animales salvajes, lo que ocasiona cáncer testicular, deformaciones genitales, concentración baja de espermas e infertilidad en osos polares, venados, ballenas y nutrias, sólo por nombrar algunos.

Los científicos creen que los ftalatos también son responsables de un patrón similar en los humanos. Los efectos de la exposición a los ftalatos son muy similares a los de los bisfenoles (BPA y BPS), lo cual no es sorprendente considerando que todos afectan al sistema endócrino y a las hormonas sexuales. La mejor forma de mantenerse alejado de tales químicos es consumir alimentos frescos y sin procesar, lo que minimizará la exposición a los químicos de todo tipo que se encuentran en los empaques de los alimentos.

15 Consejos Para Reducir su Exposición a los Químicos Interruptores Endócrinos

Aunque es prácticamente imposible mantenerse alejado de TODOS los químicos potencialmente dañinos, usted ciertamente puede minimizar su exposición a ellos al tener algunos principios clave en mente.

  1. Consuma mayormente alimentos enteros frescos. Los alimentos procesados y empacados son una fuente común de BPA y ftalatos – particularmente las latas, pero también los alimentos empaquetados en plástico.
  2. Compre productos que vengan en botellas y frascos de vidrio en vez de aquellos en plásticos o latas. Los tetrapack también son preferibles a los plásticos o latas.
  3. Almacene sus alimentos y bebidas en recipientes de vidrio, en lugar de plástico y evite utilizar envolturas de plástico. Utilice contenedores de vidrio para calentar los alimentos en el microondas, ya que el calor tiende a incrementar la liberación de químicos del plástico.
  4. Utilice botellas de vidrio para sus hijos.
  5. Tenga cuidado con los recibos de la caja registradora. Si usted va regularmente a una tienda, solicítele a la gerencia a cambiar a los recibos sin BPA. Yo compro mis alimentos en Publix y cuando les llamé para hablarles sobre los recibos, resultó que ya habían hecho el cambio. Sin embargo, es prudente limitar su contacto con todos los recibos de este tipo.
  6. Busque productos que estén hechos por compañías ecológicas, respetuosas con los animales, sustentables, con certificación orgánica y sin transgénicos. Esto se refiere a todo, desde alimentos y productos de cuidado personal hasta materiales de construcción, alfombras, pintura, objetos de bebé, muebles, colchones y más. Cuando reconstruya su hogar, busque las alternativas "verdes", sin toxinas, en lugar de las pinturas y el suelo con cubierta de vinil. Éste último es otra fuente de ftalatos.
  7. Elija juguetes hechos con materiales naturales para evitar los químicos plásticos como los ftalatos y los BPA/BPS, particularmente en los objetos que los niños son propensos a chupar o masticar.
  8. Alimente a su bebé exclusivamente con leche materna si es posible, al menos durante el primer año (así evitará la exposición a los ftalatos del contenedor de fórmula para bebés y de las botellas y chupones).
  9. Utilice productos de limpieza naturales, o haga los suyos.
  10. Cambie a productos de baño orgánicos, como champú, pasta dental, antitranspirantes y cosméticos. La base de datos Skin Deep de EWG puede ayudarle a encontrar productos de cuidado personal que no contienen ftalatos o ningún otro químico potencialmente peligroso.13
  11. Reemplace su cortina de baño de vinil por una de tela.
  12. Reemplace sus productos de higiene femenina (tampones y toallas sanitarias) por alternativas más seguras. Mientras que la mayoría de los ingredientes de higiene femenina no se mencionan, los análisis sugieren que podrían contener dioxinas y aditivos petroquímicos.
  13. Busque productos sin fragancia; frecuentemente se utilizan ftalatos para ayudar a que el producto mantenga su fragancia por más tiempo. La fragancia artificial también contiene cientos – incluso miles – de químicos potencialmente tóxicos. Evite los suavizantes de ropa, las toallitas de la secadora, ambientadores y velas aromáticas por la misma razón.
  14. Analice el agua del grifo de su hogar en busca de contaminantes y filtre el agua si fuera necesario. Quizá también sería recomendable utilizar una alternativa a los tubos de PVC en su suministro de agua.
  15. Enseñe a sus hijos a no beber el agua de la manguera del jardín, ya que la mayoría están hechas con plásticos que contienen ftalatos.

Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo