Ocultar
Vacunas en California

Historia en Breve -

  • El 29 de junio de 2015, California promulgó a una ley que niega a los padres el derecho legal de solicitar una excepción por creencia personal a las vacunas debido a creencias religiosas o de conciencia para que sus hijos puedan asistir a la escuela
  • En California, West Virginia y Mississippi, los niños no pueden entrar a una guardería ni a la escuela, a menos que hayan recibido todas las vacunas requeridas por el gobierno federal o que un médico les otorgue el una excepción a las vacunas
  • La excepción a las vacunas es extremadamente rara y los doctores niegan las excepciones a las vacunas al 99.99 por ciento de los niños bajo las directrices federales
 

California Promulga la Ley de Vacunas que Obliga a los Padres a Elegir Entre los Derechos Humanos y los Derechos Civiles

Julio 14, 2015 | 13,893 vistas
| Available in English Available in English

Por Barbara Loe Fisher

Desde que se enfocaron hasta que lo lograron, les tomó al poder corporativo político, la industria médica y los cabilderos gubernamentales seis meses de este año para despojar el derecho humano al consentimiento informado para tomar el riesgo médico y el derecho ciudadano a una educación escolar en California.

Lo hicieron al promulgar una nueva ley (SB 277) firmada por el gobernador Jerry Brown el 29 de junio, 2015 que niega a los padres el derecho legal de solicitar una excepción por creencia personal a la vacunación debido a creencias religiosas y de conciencia para que sus hijos puedan asistir a la escuela.

Con el fin de firmar el proyecto de ley, el gobernador Brown tuvo que abandonar su largo historial legislativo como campeón de la patria potestad, religiosa y educación escolar.

NVIC lo convocó el 1 julio, 2015 en una carta por no proteger a las familias de California de la segregación y la discriminación basada en opciones de vacunación y de salud que los padres toman con el mejor interés en sus hijos menores de edad. Haga clic aquí para leer la conferencia de prensa de NVIC el 1 de julio, 2015 CNTV.

Brutal Poder Político Ejercido por el Gobierno y la Industria Aceleraran el Proyecto en Ley Dictatorial

Consistentemente, durante todo el proceso legislativo, el número de ciudadanos de California que testificaron en contra del dictatorial proyecto de ley, superó enormemente la cantidad de quienes lo apoyaron.

La imposición de la ley SB 277 a través de la legislatura de California a pesar de la fuerte oposición pública fue una impresionante demostración de la fuerza brutal que pueden ejercer las alianzas pública-privada entre el gobierno y la industria que domina el sistema de salud de los Estados Unidos en el siglo 21.

La desinformación sobre el brote de sarampión en Disneyland,1 la seguridad y efectividad de la vacuna fue utilizada por los medios de comunicación convencionales para acelerar la agenda de vacunación forzada en la legislatura en un intento de neutralizar el creciente número de ciudadanos que protestan y defienden sus derechos humanos y civiles de nuestra nación en el estado más grande de la nación.

A pesar de que miles de hombres, mujeres y niños de todos los sectores llegaron en cantidades exorbitantes a Sacramento este año para asistir a juntas públicas y testificar en contra de la ley SB 277 en el Senado y Audiencia de la Asamblea del comité, el Senado votó 25 a 10 y la Asamblea votó 46 a 30 para aprobar la legislación después de debates contenciosos.

El Despertar de un Gigante Dormido

Durante los seis meses, el proyecto de ley se fue abriendo camino a través del proceso legislativo, muchos de los nuevos grupos de base que se centran en temas de salud y libertad médica se formaron en el estado con el objetivo común de oponerse a la ley SB 277.

Los viejos cabilderos de Sacramento comentaron que no habían visto a tantos ciudadanos reunirse en los pasillos del Capitolio estatal durante horas para testificar y protestar en el territorio del Capitolio desde la guerra de Vietnam. Otro observador comentó que el proyecto de ley de la vacunación forzada había despertado a "un gigante dormido".

¿Vacunarse, Escuela en Casa o Ir a la Cárcel?

California ahora se convierte en uno de los tres estados, junto con West Virginia y Mississippi, que niega la entrada a guarderías y escuelas a niños al menos que reciban docenas de dosis de vacunas recomendadas por el gobierno federal o que un médico otorgue una excepción a las vacunas--una exención que los médicos le niegan al 99.99 por ciento de los niños bajo las estrictas directrices federales.2

Los padres que no cumplan con la nueva ley tendrán que educar en casa a sus hijos y, si no pueden educar en casa por motivos económicos o de otro tipo, podrían estar sujetos a leyes de absentismo escolar que incluyen multas y encarcelamiento por no proporcionarles a sus hijos una educación.

Medidas Incrementales en el Camino Hacia la Tiranía Médica

En verdad, el camino hacia la tiranía médica en California comenzó en 2012. Ese fue el año en que los mismos políticos y grupos de la industria médica presionaron a los legisladores en que aprobaran la ley AB 2109,3 un proyecto de ley que obligó a los padres a obtener una firma de un médico o que un trabajador médico estatal afirmara que el padre había sido "educado" sobre la vacunación antes de solicitar una exención de la vacuna debido a creencias personales.

NVIC se opuso a esa ley porque sabían que eran medidas que los llevarían a una dictatorial ley de vacunación forzada como la SB 277 a través de la legislatura, que es exactamente lo que se hizo.

Los Ciudadanos Se Retractaron y Ganaron en Otros Estados

Las recomendaciones por el uso de vacunas son hechas por agencias de salud federales y grupos comerciales médicos, pero los mandatos de vacunas son leyes estatales. Más de 100 proyectos de ley fueron introducidos en varios estados este año para restringir o eliminar las excepciones de vacunas sin autorización médica o agregar más mandatos de vacunas. La mayoría no tuvo éxito.

Sólo en Texas, más de 20 proyectos de ley relacionados con la vacuna fueron derrotados porque las familias de todo el estado se levantaron y defendieron exitosamente su consentimiento informado y sus derechos civiles.

Aunque California ha perdido, al menos temporalmente, la excepción a la vacuna por creencia personal y que Vermont haya perdido la exención por creencia filosófica (mientras que retiene una excepción por creencias religiosas), los ciudadanos lucharon por sus derechos de consentimiento informado, educando a sus legisladores y bloqueando los proyectos de ley en Washington, Oregon, Maryland, Carolina del Norte, Pennsylvania, Maine y otros estados.

La Llamada Definitiva para Levantarnos

Lo que pasó en California en 2015 es una llamada definitiva para levantarnos. Los proyectos de vacunación forzados como la SB 277 que tienen el objetivo de eliminar todas las exenciones sin autorización médica eventualmente serán introducidos en todos los estados y no se limitarán a los niños en edad escolar.

Los adultos también serán el siguiente grupo, ya que los funcionarios de salud del gobierno, grupos comerciales y médicos abogan en que se apliquen sanciones más sociales que incluyan la pérdida de la atención médica y empleo a las personas que se nieguen a recibir las vacunas recomendadas por el gobierno federal.

¿Qué es lo que está en juego? Si el Estado puede etiquetar, rastrear y obligarnos en contra de nuestra voluntad a ser vacunados con productos biológicos de toxicidad conocida y desconocida, no habrá límite en el que las libertades individuales no puedan ser despojadas en el nombre de un mejor mañana.

Por favor, involúcrese y participe activamente en nuestra democracia. Si no subestimamos la libertad, podemos recuperar y proteger nuestros derechos civiles y humanos en California y todos los estados de Estados Unidos.

© Copyright 1997-2017 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.