Reporte Inspirador Sobre Como Poner en Remisión la Artritis Reumatoide

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Agosto 09, 2015 | 178,041 vistas

Historia en Breve

  • La artritis reumatoide (AR) es una enfermedad autoinmune en la que el cuerpo destruye las articulaciones y puede ser terminal. Menos de uno por ciento de las personas con la enfermedad la ponen en remisión espontánea
  • Una de mis ex pacientes cuenta la historia de cómo puso en remisión la AR en dos años, usando un protocolo nutricional y cambios de estilo de vida saludables

Por el Dr. Mercola

Si usted o alguien que conoce tiene artritis reumatoide (AR), le recomiendo leer este artículo. Sarah Allen, quien es una ex paciente, comparte cómo puso en remisión la artritis reumatoide y es una historia de éxito notable.

La artritis reumatoide fue una de mis pasiones, mientras todavía estaba en la práctica activa. Traté a más de 3,000 pacientes con esta enfermedad. Calculo que entre el 80 al 85 por ciento de ellos experimentó una recuperación significativa, si no es que una remisión, al igual que Sarah.

Conocí a Sarah después de dar una presentación recientemente en Orlando, en la cual también estuvo presente. Después de hablar con ella, decidí que teníamos que compartir su importante historia, ya que ofrecería esperanza a muchas personas que luchaban con esta enfermedad.

Primero vino a verme en agosto, 2003. A pesar de que sólo tenía 28 años de edad en ese momento, había estado experimentando síntomas de la AR durante unos tres o cuatro años.

"Pensé que era muy saludable", dice. 'Era joven. Era un triatleta competitiva. Pensé que tenía una muy buena alimentación. Por lo tanto, no entendía muy bien por qué estaba experimentando tanto dolor en los dedos y en los pies.

Tenía dolor migratorio y muchos problemas de tendinitis en todo mi cuerpo. Les tomó a los médicos occidentales mucho tiempo para diagnosticarme. Me tomó cerca de tres años de ir a diferentes médicos antes de saber lo que estaba mal.

No apareció en mi sangre; no tenía el factor de AR, y mis niveles de proteína C reactiva (CRP) eran normales. Pero apareció en una radiografía. '"

Signos Característicos de la AR

Uno de los síntomas característicos de la artritis reumatoide es el dolor en las manos y/o pies. Tiende a afectar a las articulaciones proximales más que los distales, es decir, las articulaciones más cercanas a su palma de la mano, por ejemplo, a diferencia de las ultimas articulaciones en los dedos.

Por lo tanto, si tiene dolor allí, especialmente si es simétrica (que afecta las mismas articulaciones de ambas manos o pies) entonces casi por definición tendrá artritis reumatoide o una variante de la AR. Realmente no importa lo que muestra el trabajo sanguíneo.

La AR es mucho menos común que la osteoartritis o enfermedad degenerativa de las articulaciones, que no es tan incapacitante. En realidad la artritis degenerativa es fácil de tratar si entiende los componentes de un estilo de vida saludable.

La artritis reumatoide es una enfermedad mucho más compleja. Es una enfermedad autoinmune; su cuerpo se está destruyendo por sí mismo y ​​podría ser terminal—incluso se ha sabido que algunas personas se suicidan debido al dolor devastador.

Es bastante notable que menos del uno por ciento de las personas con la enfermedad tienen una remisión espontánea. La discapacidad ocurre entre el 50 a 70 por ciento de las personas en un lapso de cinco años después de que apareció la enfermedad y la mitad morirá en un lapso de 10 años.

La AR Comúnmente Es Tratada con Medicamentos Tóxicos

El cuidado tradicional tampoco ofrece buena esperanza a los enfermos de AR. Todo lo que hacen es mejorar o tratar los síntomas--por lo general el uso de medicamentos altamente tóxicos, incluyendo prednisona, metotrexato y medicamentos que interfieren con el factor de necrosis tumoral, como Enbrel.

Es por eso que soy tan apasionado en difundir esta información porque como Sarah lo puede confirmar, hay una alternativa, y esta estrategia sin medicamentos realmente funciona. Usted no tiene que sufrir innecesariamente al someterse en un modelo de tratamiento convencional.

Una vez que fue diagnosticada, Sarah fue a ver a un reumatólogo conocido en Milwaukee, quien le dijo que tenía que dejar de correr o correría el riesgo de entrar en discapacidad permanente. Él le  recetó una dosis baja de metotrexato, que en realidad es un medicamento contra el cáncer.

Si bien puede ser eficaz, las complicaciones y los efectos secundarios son crueles. Sarah tuvo que revisar su estado hepático cada mes y aunque únicamente tomaría una dosis baja durante unos tres meses, ella comenzó a perder pelo.

Un investigador de reumatología de la Clínica Mayo que ella fue a ver, le dijo que siguiera tomando el medicamento, pero que le quitaría de 15 a 20 años de su vida...

"'Yo estaba muy asustada en lo que el medicamento le haría a mi cuerpo', dice Sarah. 'El fisioterapeuta que me recomendó hacerme la prueba para detectar la AR, dijo que había mucho que yo podía hacer en términos naturales. Así que leí muchos  libros sobre la artritis reumatoide y diferentes tratamientos alternativos.

Leí que había una posibilidad de que estuviera relacionada con la infección y con las dosis bajas que habían sido recetadas. Entonces vi su nombre en un libro que estaba leyendo. Lo investigue, encontré su oficina en Chicago, e hice una cita. '"

Protocolo del Dr. Brown

El libro al que se está refiriendo es The Road Back: Rheumatoid Arthritis, its causa and its treatment, (El Camino de Regreso: Artritis Reumatoides, Su Causa y Su Tratamiento) escrito por el Dr. Thomas McPherson Brown y Henry Scammell. El Dr. Brown era un reumatólogo bien respetado, certificado por el consejo (falleció en 1989), pero él era un rebelde.

No estaba de acuerdo con el uso de prednisona, que era el tratamiento estándar para la AR en los años 40 y 50. Creía la AR era una infección causada por micoplasmas, así que en cambio, utilizó el antibiótico tetraciclina.

Finalmente, modificó su tratamiento a formas discriminatorias más potentes de la tetraciclina, como la minociclina. El Dr. Brown finalmente ayudó a más de 10,000 pacientes que estaban en proceso de remisión. Vi por primera vez su obra en un especial 20/20 hecho poco antes de morir en 1989 y realmente me inspiró.

Decidí estudiar su trabajo, comencé a utilizar su protocolo en los pacientes con AR en mi práctica, y quede muy impresionado con los resultados. Con el tiempo, modifique el protocolo al grado en que abandoné los antibióticos por completo.

Tratamiento de Sarah

Cuando vi a Sarah por primera vez, hablamos de su alimentación y me sugirió que podría haber una influencia genética implicada ya que era escocesa-irlandesa. Muchos de los miembros de su familia también tenían problemas autoinmunes, como esclerosis múltiple (EM) y esclerosis lateral amiotrófica (ELA). Su historia genético sugirió que podía tener una intolerancia al trigo y al gluten.

"Usted dijo que debía eliminar eso de mi alimentación, al igual que los alimentos procesados ​​y el azúcar. También hizo la prueba del tipo metabólico. Hice un cuestionario muy completo para ver la manera en que metabolizaba los alimentos, sobre mis niveles de energía y sobre el estrés en mi vida.

Junto con mi tipo de sangre, me recetaron un protocolo muy especial de los alimentos que me ayudarían a sanar... Hice muchos jugos de vegetales, lo que realmente me ayudó. Tomaba  probablemente 48 oz de jugo verde al día.

También tomaba productos lácteos sin pasteurizar. Incluso usted recomiendo huevos crudos y yemas de huevo crudo. Dado a que estaba en Wisconsin, encontré una granja orgánica cerca del vecindario. Mi leche cruda y mis huevos provienen de esa granja. Conocía la manera en que eran criados los animales y la manera en que eran cultivados los vegetales por los agricultores locales. También consumí muchos probióticos y aumenté mis niveles de vitamina D".

La Importancia de la Vitamina D y los Probióticos

La vitamina D es un componente muy importante. Estimula de 200 a 300 péptidos antimicrobianos que incluso son más poderosos que los antibióticos, los cuales ayudan a mejorar y regular el sistema inmunológico y combatir las infecciones. Sarah, como muchas otras personas con AR, se dio cuenta que sus síntomas empeoraron durante el invierno, y a menudo se desvanecían durante el verano. Esto es lo que se llama una pista gigante de que la vitamina D realmente funciona...

Invariablemente, al menos que esté abordando agresivamente su nivel de vitamina D a través de la exposición al sol o la suplementación, los niveles sanguíneos de vitamina D disminuirán peligrosamente por enero, febrero o marzo, cuando la exposición al sol es muy deficiente. Optimizar su vitamina D es muy importante, normalmente le recomiendo a las personas con AR revisarse sus niveles ​​cada mes, con el fin de ajustar la dosis que está tomando.

Esencialmente, si está utilizando un suplemento, necesita tomar las dosis requeridas para alcanzar y mantener un nivel terapéutico de 50 to70 ng/ml. Nutrir su microbioma intestinal es otro componente importante. Además de comer más alimentos fermentados y/o tomar un probiótico de alta calidad, es igualmente importante disminuir el consumo de azúcar de su alimentación, ya que alimenta los microbios patógenos y perjudica su sistema inmunológico, dejándolo susceptible a las enfermedades autoinmunes de todo tipo.

"Aprendí a fermentar mis propios vegetales. Hice mi propia Kombucha y kéfir de coco. Me tomó casi dos años para lograr que mi sistema nuevamente se equilibrara, pero de inmediato, note la diferencias. En unas dos semanas mis antojos de trigo, pan y azúcar disminuyeron... Hicimos un análisis de células vivas antes y después de la alimentación. Mi análisis de células vivas mostró que tenía un intestino permeable y proteínas digestivas en mi torrente sanguíneo.

Regresé tres meses después de haber llevado una estricta alimentación. Me sentí mejor; Perdí casi 10 libras. Tenía mucha más energía y me sentí más ligera. Pero cuando me hicieron el análisis de células vivas y me mostraron en la pantalla que mis glóbulos están perfectamente completos, fuertes y saludables--cuando vi que mi sangre cambió por completo--es cuando realmente creí que los alimentos eran la medicina...

Tuve la oportunidad de reanudar mis actividades regulares... tuve la oportunidad de regresar a correr. Ese año, después de seguir el protocolo por alrededor de un año, de hecho gané todo un triatlón... Así que gane una carrera después de que me dijeron que jamás volvería a correr. Poco a poco y lentamente los síntomas disminuyeron. Después de dos años de ser muy estricta [con mi alimentación], mis síntomas pasaron completamente a un estado de remisión, y han permanecido así. Ya han pasado más de 10 años.

Sigo haciendo ejercicio. Ahora mismo, hago capoeira brasileña, que incorpora las artes marciales, danza y acrobacia. Todavía puedo hacer gimnasia. Todavía puedo vueltas hacia atrás a los 43 años. Todavía corro, ocasionalmente. Todavía nado y monto bicicleta. Hago yoga y esquí cross-country cuando estoy en el norte. Así que estoy muy activa y muy saludable. De hecho, creo que al haberme ayudado, realmente alargué mi vida. Me siento mucho más joven que mi edad".

Hay Esperanza para los Pacientes con AR

Ya no veo pacientes, así que esta no es una motivación para que me vengan a ver--de hecho, ya no es posible. Pero yo estoy comprometido en compartir este tipo de información y espero inspirar no sólo a pacientes, sino también a otros médicos para que adopten estas estrategias. Puede cambiar literalmente vidas (y salvarlas). También puede ayudar a otras enfermedades autoinmunes como la esclerosis múltiple y la enfermedad inflamatoria intestinal, que tienen un proceso de enfermedad similar.

Estoy muy agradecido en que Sarah haya decidido darme una actualización y compartir su historia. Rara vez tengo la oportunidad de recibir retroalimentación de personas que he curado, así que fue un placer escuchar lo bien que la está pasando. También pensé que sería una poderosa fuente de inspiración para muchas otras personas, para que se den cuenta que hay esperanza; hay alternativas a los medicamentos tóxicos y realmente pueden funcionar.

La recuperación de Sarah es un poderoso testimonio de la capacidad de auto-sanación del cuerpo, siempre y cuando le de lo que necesita y el apoyo con un estilo de vida saludable.

"'Si únicamente le hubiera hecho caso a los médicos occidentales, ¿dónde estaría hoy? No quiero ni imaginarlo', dice Sarah. 'Pero incluso cuando le dije al médico [lo de mi mejora], mostro como si estuviera decepcionado o enojado por haberme atrevido a probar ese método. Dijo que quería que siguiera tomando metotrexato y seguía manteniéndose escéptico sobre la alimentación aunque había funcionado en mí.

Después fui con otro reumatólogo sólo para comprobar mi estado. Ella dijo: 'Esa enfermedad regresara en 10 a 12 años y posiblemente terminara explotando en tu cuerpo. Ella también me recomendó que siguiera tomando los medicamentos a pesar de que estaba completamente libre de síntomas´.

Muchas personas no tienen el valor de hacer lo que hizo Sarah. Están atrapados en el paradigma convencional o tienen miedo a rechazar las "órdenes" de su médico, o no pueden o no quieren gastar el dinero extra. A pesar de que yo era un practicante DO—difícilmente, fuera de la norma de la convención—la compañía de seguros de Sarah se negó a pagar por cualquiera de mis pruebas o visitas de tratamiento. Ella hizo lo que más pudo para apelar la negación de su seguro de reembolso, pero por lo único que pagaron fue por el medicamento que le recetaron inicialmente.

Ella terminó gastando alrededor de $ 2,000-3,000 dólares. Pero después de un par de años nunca más tuvo que verme otra vez. Tampoco tuvo que seguir viendo a otros especialistas, o tomar un medicamento tóxico por el resto de su vida--que por cierto, prácticamente está garantizado que acortaría su vida en una década o dos. Así que después de todo, fue un dinero bien gastado.

"'Fue una inversión', dice Sarah. 'Para comprar los alimentos que necesitaba comprar, tuve que gastar un poco más de dinero. También pasé mucho tiempo en mi cocina, pero sin duda valió la pena. Realmente cambió mi vida. Crecí apegada a los alimentos. Yo lo veo como magia. Si lo ve desde otra perspectiva, es como la energía o el chi, la manera en que los alimentos mejoran la energía de nuestros cuerpos. Es tan poderoso que creo que es la cosa más importante que tenemos en la vida.'"

Resumen Importante de Cambios en Su Estilo de Vida Si Tiene AR

No tengo la menor duda de que el protocolo descrito anteriormente es muy eficaz para tratar la artritis autoinmune como la artritis reumatoide. Le recomiendo a cualquier persona con esta enfermedad adoptar este protocolo. En mi experiencia, los reumatólogos convencionales tienen muy poco que ofrecer excepto medicamentos peligrosos que sólo alivian los síntomas y no hacen nada para tratar la causa subyacente de la enfermedad, que sigue arruinando su cuerpo y causando devastadoras deformidades articulares.

En resumen, aquí está un resumen de los principios nutricionales que Sarah ha implementado, en de acuerdo con mi protocolo de tratamiento para la AR sin medicamentos. Si usted o un ser querido tiene artritis reumatoide, no tengo las palabras suficiente para motivarlos que comparta este artículo y el protocolo con ellos, ya que podría cambiar radicalmente sus vida como lo hizo en Sarah.

Coma alimentos REALES. Elimine los alimentos procesados, azúcar, sobre todo fructosa y la mayoría de los granos. Para la mayoría de las personas, lo mejor sería limitar la fruta en pequeñas cantidades. En mi experiencia, si  es incapaz de reducir su consumo de azúcar, tiene pocas probabilidades de mejorar. Coma alimentos sin procesar, de alta calidad; orgánicos y de ser posiblemente, cultivados localmente.

Consumas muchas grasas omega-3 de alta calidad de origen animal. El aceite de kril parece ser particularmente útil, ya que parece ser una preparación anti-inflamatoria más eficaz que el aceite de pescado regular. Es particularmente eficaz si se toma simultáneamente con astaxantina, que es un potente bioflavonoide antioxidante derivado de las algas.

Coma sus alimentos lo menos cocidos posible. También es muy recomendable el jugo de vegetales.

Tome 4 mg de astaxantina al día. Ha demostrado reducir eficazmente el dolor asociado con la inflamación. En un estudio, los pacientes con AR experimentaron una mejora del 35 por ciento en los niveles de dolor y una mejora del 40 por ciento en su capacidad para realizar las actividades diarias después de tomar astaxantina por sólo ocho semanas.

 

Es particularmente importante para cualquier persona que toma prednisona, ya que puede reducir la visión y causar ceguera. La astaxantina ofrece una potente protección contra las cataratas y la degeneración macular relacionada con la edad.

Optimice su deficiencia de vitamina D. La vitamina D está fuertemente relacionada con el desarrollo de la AR. Desde mi punto de vista, ahora es virtualmente criminal tratar a una persona con AR y no monitorear sus niveles de vitamina D para confirmar que estén en el rango terapéutico de 50 a 70 ng/ml.

Consuma de 4 a 6 onzas de vegetales fermentado al día, que suministrará aproximadamente 10 billones de bacterias beneficiosas, que representa aproximadamente el 10 por ciento de la población en su intestino. La mejor manera de aprender a prepararlos adecuadamente es obteniendo el libro GAPS o leer mi entrevista con Caroline Barringer.

Incorporar el ejercicio regular en su rutina diaria.

Si lucha con dolor por la AR, lo invito a probar una dosis baja de naltrexona (LDN). (Sarah no lo necesitaba). LDN es barata y atóxico, y tengo una serie de informes médicos que documentan la increíble eficacia para ayudar a que las personas dejen de tomar los medicamentos peligrosos para la artritis. Aunque se trata de un medicamento y estrictamente hablando, no una terapia natural, ha proporcionado un alivio importante y es mucho más seguro que los medicamentos tóxicos comúnmente utilizados.

Otros Analgésicos Naturales

Uno de los problemas principales con AR es controlar el dolor. Si esto no se logra, puede entrar en un ciclo depresivo que puede claramente empeorar su sistema inmunológico y expandir su AR. El objetivo es logra estar lo más cómodo y libre de dolor como sea posible con la menor cantidad de medicamentos. Además de bajas dosis de naltrexona, que tiene una buena tasa de éxito, aquí hay algunos otros suplementos alimenticios atóxicos que pueden ser útiles para el tratar el dolor de la AR:

La curcumina (cúrcuma), en particular, ha demostrado ser eficaz contra el dolor agudo y crónico. La curcumina es más conocida por sus potentes propiedades anti-inflamatorias. Se ha demostrado influir en más de 700 genes y puede inhibir tanto la actividad excesiva y la síntesis de la ciclooxigenasa-2 (COX2) y 5-lipoxigenasa (5-LOX), así como otras enzimas que se relacionan con la inflamación. En experimentos con ratas, la cúrcuma resulto bloquear las vías inflamatorias asociadas con la artritis reumatoide.

Un estudio1 publicado en abril 2012 reveló que una forma altamente biodisponible de curcumina fue más eficaz en aliviar los síntomas de la AR, incluyendo la sensibilidad y la hinchazón de las articulaciones, que el medicamento  NSAID Voltaren. No sólo eso, las personas que únicamente tomaban curcumina en realidad fueron los que experimentaron mayor mejoría  en todos los ámbitos.

Boswellia, también conocido como Boswellin o "incienso indio" es otra hierba que ha demostrado ser particularmente útil contra la inflamación artrítica y el dolor asociado.

El jengibre también tiene propiedades anti-inflamatorias y puede ofrecer alivio al dolor. El jengibre fresco funciona bien sumergido en agua hirviendo como un té o rallado en el jugo de vegetales.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 Phytotherapy Research March 9, 2012