Los Exámenes Físicos Anuales Podrían Hacer Más Mal Que Bien

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Noviembre 04, 2015 | 37,493 vistas

Historia en Breve

  • Los estudios en los que se ha asignado a personas al azar a que se realicen un examen físico anual, o a que no lo hagan, encontraron que no hay una diferencia significativa entre la salud de ambos grupos
  • Para las personas saludables, los estudios físicos generalmente no son necesarios y podrían causar más daños que bien, al ocasionar que se realicen exámenes innecesarios que no son efectivos para prevenir la enfermedad
  • La Academia Americana de Médicos Familiares ha identificado 15 procedimientos de rutina que tienen poco valor y que podrían ser más dañinos que útiles. Entre estos encontramos el electrocardiograma, las pruebas de Papanicolaou, los exámenes pélvicos y el análisis del antígeno prostático específico (PSA)

Por el Dr. Mercola

Estados Unidos gasta más en salud per cápita que cualquier otra nación desarrollada, aun así, las personas en Estados Unidos se encuentran entre los ciudadanos más enfermos del mundo desarrollado y están en el número 50 de la lista mundial de esperanza de vida.

Las personas en Estados Unidos también están en los últimos lugares en todo, desde mortalidad infantil, hasta obesidad, enfermedades cardiacas e incapacidad.1 Un número creciente de estudios sugieren que parte del problema es la intervención médica excesiva.

Las personas en Estados Unidos se realizan – y pagan – una enorme cantidad de análisis y tratamientos médicos innecesarios o inefectivos.

De acuerdo con un reporte realizado por el Instituto de Medicina, aproximadamente el 30 por ciento de todos los procedimientos médicos, análisis y medicamentos podrían ser innecesarios, a un costo de más de $750 mil millones al año.2

La peor parte es que este tratamiento excesivo hace que las personas estén más enfermas, en lugar de más saludables. Mientras que a la mayoría de las personas les hace falta creerlo, hay una relación inversa entre el dinero que se gasta en salud y el bienestar en Estados Unidos.

Un Nuevo Estudio Sugiere que los Exámenes Médicos Anuales Podrían Hacer Más Daño que Bien

Mientras que algunos estudios han destacado una amplia variedad de tratamientos innecesarios, una de las investigaciones más recientes sugiere incluso que los exámenes médicos anuales podrían hacer más mal que bien.

El examen médico anual es la razón número uno para las visitas al doctor y cada año, un tercio de las personas en Estados Unidos entran a la oficina del doctor para una revisión de rutina, en la que son pesadas y medidas, y la mayoría de las veces, para algún tipo de análisis médico.

El costo de los exámenes médicos anuales y de los análisis realizados suma alrededor de $10 mil millones cada año.3 Pero, ¿las personas en Estados Unidos reciben lo suficiente a cambio de esta inversión masiva? Según reportó CNN:4

"'Esta visita especializada no ha probado nada, en cuanto a mantener la salud', dice el Dr. Ateev Mehrotra, profesor asociado de políticas del cuidado de la salud y medicina en la Escuela Médica de Harvard.

Mehrotra coescribió un editorial5 en la edición más reciente de New England Journal of Medicine en el que dijo que el examen médico era anticuado. Señala que los exámenes médicos en las personas saludables pueden ocasionar un montón de análisis innecesarios y visitas que no son efectivas para prevenir la enfermedad.

En vez de usar el tiempo para procesos innecesarios y exámenes, Mehrotra afirma que la misma cantidad de tiempo y dinero se gastaría mejor al concentrarse en los pacientes que están enfermos y que necesitan cuidados médicos. Dice que los exámenes médicos de rutina 'tienen sentido en teoría, pero no están basados en la realidad'".

De acuerdo con el Dr. Mehrotra, el examen médico anual debería reservarse para una subcategoría más pequeña de la población, quienes se beneficiarían mucho más. Como afirmó la revista Time,6 los estudios previos en los que se ha asignado a personas al azar a que se realicen un examen físico anual, o a que no lo hagan, encontraron que no hay una diferencia significativa entre la salud de ambos grupos.

Uno de tales estudios fue publicado en 2012. En ese tiempo, menos personas estaban dispuestas a escuchar la idea de que un examen médico anual podría no promover la salud entre la población general.

Para Poner al Paciente Primero, Se Necesitan Grandes Cambios en el Sistema

Aun hoy, sigue la controversia acerca de si se necesitan o no los exámenes médicos anuales. No todos están de acuerdo con las conclusiones del Dr. Mehrotra. Otros han contraargumentado diciendo que el examen médico anual es una buena forma para que las personas desarrollen una relación con su doctor principal.

El Dr. Allan Goroll, profesor de medicina en la Escuela Médica de Harvard, escribió un editorial7 a favor del examen médico anual, en el que dice que el problema no es el examen mismo; sino que los doctores no tienen tiempo de brindar un cuidado realmente personalizado con base en el historial y en las circunstancias del paciente.

El Dr. Goroll sugiere que esto podría tratarse al permitir que las enfermeras y los asistentes médicos registrados realicen los exámenes, para que así dejen a los doctores principales libres para concentrarse en desarrollar la relación con los pacientes y brindarles un cuidado personalizado.

También argumenta que es necesario cambiar la forma en la que se les paga a los doctores y propone que se reemplace la tarifa tradicional por un servicio con un plan de pago que tome en cuenta los resultados de los pacientes.

Los Análisis de Sangre que Aconsejo Se Realice Anualmente

Mientras que la evidencia es bastante clara en cuanto a que los exámenes anuales brindan un beneficio mínimo, sí creo firmemente que ciertos análisis anuales pueden ser extremadamente útiles para detectar una enfermedad temprana. Como regla general, le recomiendo que se realice anualmente los siguientes seis análisis.

Presión arterial. Idealmente, la presión arterial debería estar alrededor de 120/80 sin medicamentos. Si sobrepasa los 60, su presión sistólica es el factor de riesgo cardiovascular más importante.

Si está debajo de los 60 y no tiene otro factor mayor de riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, se cree que su presión diastólica es el factor de riesgo más importante.
Peso e índice de cintura a cadera, el cual puede ser un poderoso indicador de la sensibilidad a la insulina y de su riesgo de desarrollar diabetes y enfermedades cardiacas.
Vitamina D. Optimizar su vitamina D es una de las cosas más fáciles y económicas que podría hacer por su salud.

Pero, la única forma de determinar su dosis óptima es con un análisis sanguíneo.

Idealmente, debería mantener un nivel de vitamina D en suero de 50 a 70 ng/ml todo el año.
Panel de lípidos en ayuno, que incluye el colesterol total, LDL, HDL y triglicéridos. La clave es concentrarse en el índice entre estos lípidos, no en las medidas individuales aisladas.

Para conocer más, vea "7 Factores Que Debe Considerar Si le Dicen Que Su Colesterol Está Muy Alto" Un lipoperfil NMR también puede brindarle una evaluación más exacta del riesgo.
Insulina y glucosa en ayuno. Su nivel de insulina en ayuno refleja qué tan saludables son los niveles de glucosa en su sangre con el tiempo.

Un nivel normal de insulina en la sangre en ayuno es menor a 5, pero idealmente debería ser menor a 3.

Un nivel de glucosa en ayuno menor a 100 mg/dl sugiere que no es resistente a la insulina, mientras que un nivel entre 100 y 125 confirma que tiene prediabetes.

Estudios han demostrado que las personas con un nivel de azúcar en la sangre en ayuno entre 100 y 125 mg/dl tienen casi un riesgos 300 por ciento mayor de padecer enfermedad coronaria, que las personas con un nivel menor a 79 mg/dl.
Ferritina en suero. Mientras que muchas personas tienen deficiencia de hierro, lo que podría traer problemas, tener demasiado hierro es igual de común y podría ser incluso más peligroso.

El hierro es poderoso estrés oxidativo, así que una cantidad excesiva puede aumentar su riesgo de padecer enfermedades cardiacas.

Idealmente, monitoree sus niveles de ferritina y asegúrese de que oscilan entre 60 y 80 ng/ml.

Para disminuir su nivel de hierro, done sangre o realícese una flebotomía.

Los Siete Procedimientos Más Usados e Innecesarios

La campaña Choosing Wisely (Elegir Inteligentemente) de la Academia Americana de Médicos Familiares (AAFP, por sus siglas en inglés) ha identificado 15 procedimientos de rutina que tienen poco valor y que podrían ser más dañinos que útiles.8

De acuerdo con la AAFP, debería considerar las siguientes recomendaciones antes de aceptar cualquiera de estos 15 procedimientos, siete de los cuales he integrado a la siguiente lista. Para conocer el resto, vea el resumen en la página de internet de la campaña Choosing Wisely de la AAFP.9

También entrevisté recientemente al Dr. David Lewis acerca de los peligros de las sigmoidoscopias y colonoscopias flexibles de rutina, que son generalmente recomendadas a aquellas personas que tienen más de 60 años.

Sorprendentemente, el Dr. Lewis reveló que el endoscopio raramente se desinfecta adecuadamente entre el uso con diferentes pacientes y generalmente está contaminado. La única forma de evitar esto es asegurarse de que el endoscopio haya sido desinfectado con ácido peracético amortiguado.

Tristemente, la mayoría de los endoscopios se limpian actualmente con glutaraldehido, el cual no los desinfecta completamente. Próximamente publicaré una entrevista en la que entra más a detalle, aunque también habla de ello en su nuevo libro Science for Sale (Ciencia a la venta).

Absorciometría con rayos X de doble energía (DXA) para evaluar la osteoporosis Evite las evaluaciones DXA para la osteoporosis en las mujeres menores a 65 años, o en los hombres menores a 70 años que no tengan factores de riesgo. No es una forma de evaluación rentable para los pacientes jóvenes con riesgo bajo.
Electrocardiogramas anuales Los electrocardiogramas anuales u otro tipo de examen cardiaco no se recomiendan para los pacientes con riesgo bajo y sin síntomas.
Prueba de Papanicolaou Las mujeres menores a 21 años o aquellas que hayan tenido una histerectomía debido a una enfermedad no cancerígena no necesitan un Papanicolaou anual.
Estenosis de la arteria carótida No se realice una evaluación de estenosis de la arteria carótida en pacientes asintomáticos. Las evaluaciones pueden ocasionar cirugías innecesarias que podrían causar daños que sobreasan los beneficios.
Revisión de cáncer cervical Las mujeres menores a 30 años no deberían ser sometidas a una revisión de cáncer cervical con un análisis de HPV, por sí solo o en conjunto con una citología, ya que esto puede ocasionar más análisis y procedimientos invasivos. Además, no hay que revisar en busca de cáncer cervical a las mujeres mayores a 65 años que antes hayan sido revisadas adecuadamente y que no tengan un riesgo alto de padecer cáncer cervical. Las evidencias muestran muy pocos beneficios de la revisión después de los 65 años.
Inducción electiva del trabajo de parto y cesáreas Evite las inducciones electivas no médicas de parto entre la semana 39 y 41, a menos de que se estime que el cérvix es favorable. También evite las instrucciones electivas y que no hayan sido indicadas médicamente para el trabajo de parto o cesárea antes de 39 semanas.
Examen pélvico para recetar anticonceptivos orales Un examen pélvico u otros exámenes físicos son innecesarios para recetar anticonceptivos orales.

Las Evaluaciones del Cáncer de Próstata Carecen Esencialmente de Sentido

La AAFP también recomienda evitar la revisión rutinaria de cáncer de próstata en la que se utiliza un examen antígeno específico prostático (PSA)  o un examen digital rectal, ya que tienden a tener como resultado el diagnóstico excesivo de tumores de próstata, muchos de los cuales son benignos y no requieren tratamiento.

Estados Unidos gasta $10 mil millones cada año para tratar el cáncer de próstata, aunque los estudios sugieren que 30 millones de hombres que son revisados anualmente en busca de cáncer de próstata se arriesgan debido a los números ridículamente altos de positivos falsos.

Más de la mitad de los hombres mayores tienen evidencia patológica de cáncer de próstata. Por lo tanto, el PSA tiene poco sentido, lo que explica por qué se muestra que apenas tiene un impacto en los índices de mortalidad. De acuerdo con los investigadores de la Universidad de Stanford, el examen PSA no indica nada más que el tamaño de la glándula de la próstata y, de acuerdo con el Dr. Gilbert Welch, profesor en la Escuela de Medicina de Dartmouth, "La revisión de cáncer de próstata es la representación del diagnóstico excesivo".

Una gran cantidad de daño es ocasionado por los tratamientos innecesarios para la próstata, después de un examen PSA erróneamente positivo. Se estima que se necesitan sacar 15 próstatas para prevenir sólo una muerte por cáncer de próstata y estos procedimientos quirúrgicos traen consigo serios efectos secundarios, como impotencia e incontinencia.

Actualmente, no hay buenos estudios comparativos que indiquen cuáles tratamientos producen los mejores resultados, así que las preferencias y hábitos personales del médico son los que generalmente dictan sus recomendaciones, en vez de que lo haga la ciencia. Pero, puede ser proactivo y asegurarse de que su nivel de vitamina D esté entre los 40 y 60 ng/ml para prevenir cualquier patología prostática.

¿Necesita un Examen Pélvico Anual?

En 2014, el American College of Physicians (ACP) publicó nuevas recomendaciones en las que insta a los internistas que dejen de hacer exámenes pélvicos rutinarios en mujeres que no estén embarazadas, a menos de que haya síntomas que pudieran indicar que existe un problema. Según reportó The Washington Post:10

"Citando 60 años de investigaciones, el ACP no encontró evidencias de que el examen, realizado cerca de 63 millones de veces al año a un costo aproximado de $2.6 mil millones, detecte el cáncer u otras condiciones serias. El examen, según reportaron los investigadores, sí causó daños: Un tercio de las mujeres reportaron incomodidad, dolor, vergüenza o ansiedad – lo que ocasionó que algunas de ellas evitaran por completo los cuidados de salud.

Aproximadamente para el uno por ciento de las mujeres, un descubrimiento sospechoso desencadenó una cascada de intervenciones que provocaron ansiedad - como exámenes y cirugía, los cuales traen consigo el riesgo de que haya complicaciones en condiciones que casi siempre resultan ser benignas".

La US Preventive Services Task Force está revisando actualmente las evidencias y se espera que haga alguna recomendación en los meses siguientes. Mientras que los exámenes pélvicos anuales están cubiertos actualmente por la Ley de Cuidados Asequibles (Affordable Care Act), las recomendaciones del cuerpo especial determinan los procedimientos que son cubiertos sin pago compartido. Si llegan a la misma conclusión que el ACP, el número de exámenes pélvicos de rutina podría disminuir de todas formas, por no ser cubierto en la visita anual "para la salud de la mujer".

De acuerdo con George Sawaya, profesor de obstetricia, ginecología y ciencias reproductivas, y epidemiología y bioestadísticas en la Escuela de Medicina de San Francisco, el examen pélvico anual es "más un ritual que una práctica basada en la evidencia".

Un estudio11 que coescribió en 2013 encontró que mientras que los ginecólogos tienden a creer que es una forma efectiva de revisar si hay cáncer de ovario, esto no es verdad. De hecho, no existe actualmente ningún método efectivo para detectar el cáncer de ovario… El estudio también concluyó que muchos doctores lo realizan simplemente porque los pacientes lo esperan y porque desean asegurarse de ser compensados adecuadamente por la visita.

Estudios Refutan el Valor de los Mamografías

Treinta y nueve millones de mujeres en Estados Unidos se realizan una mamografía cada año. A lo largo de su vida, una de cada ocho mujeres recibirá un diagnóstico de cáncer de seno, pero CUATRO de ocho recibirán al menos un positivo falso en una década. Desafortunadamente, trabajar con positivos falsos significa que muchas mujeres mueren innecesariamente.

Los tratamientos como la quimioterapia y la cirugía son riesgosos. Muchas no mueren debido al cáncer mismo, sino por el tratamiento y si, para empezar, una mujer no tiene realmente  un cáncer maligno, morir debido al tratamiento tóxico es doblemente trágico.

Mientras que algunas mujeres se benefician de ellos, la mayoría de los estudios notan que el índice que muestra cuántas vidas realmente salvan las mamografías es extremadamente bajo – y las revisiones de rutina tienen consecuencias dañinas.

No sólo queda expuesta a la radiación ionizante, la cual puede elevar su probabilidad de desarrollar cáncer de seno en el futuro, sino que cuando le dan un positivo falso, generalmente se le guiará hacia una serie de intervenciones médicas innecesarias que podrían tener como resultado el sufrimiento físico y psicológico, esfuerzos financieros e incluso cáncer. La evidencia es clara; casi todas las mujeres deberían evitar las mamografías, ya que causan más daño que bien.

Los positivos falsos pueden tener como resultado la pérdida de un seno o, en casos raros, incluso la muerte. El diagnóstico de cáncer también podría interferir con su elegibilidad para obtener un seguro médico. Un número creciente de estudios refutan actualmente la validez de la mamografía como herramienta principal contra el cáncer de seno.

Uno de los más recientes, publicado el 6 de julio de 2015 en JAMA Internal Medicine12,13 confirmó los descubrimientos previos que muestran que las mamografías han causado tratamientos innecesarios, mientras que prácticamente no han tenido ningún impacto sobre la cantidad de muertes por cáncer de seno.

Las investigaciones previas14 han demostrado que por cada vida que la mamografía ha salvado, tres mujeres serán diagnosticadas en exceso y tratadas con cirugía, radiación o quimioterapia, para un cáncer que podría nunca haberles dado ningún problema a lo largo de su vida. El segundo estudio15,16,17 publicado en Journal of the Royal Society Medicine declara su conclusión directamente en el título, que dice: "Las mamografías son dañinas y no deberían utilizarse".

En resumen, décadas de escaneo rutinario del cáncer de seno con un mamógrafo no han hecho nada para disminuir las muertes, mientras que han causado que más de la mitad (el 52 por ciento) de las mujeres que se someten a este examen sean diagnosticadas y tratadas en exceso. De acuerdo con el autor principal Peter C Gøtzsche, si las mamografías hubieran sido un medicamento, "habría sido retirada del mercado hace mucho tiempo".

Recomendaciones Actualizadas de la Sociedad Americana contra el Cáncer Sobra las Mamografías

Incluso la Sociedad Americana contra el Cáncer (ACS, por sus siglas en inglés), la cual tiene un largo historial de apoyo a las mamografías, revisó recientemente sus recomendaciones para las mujeres con un riesgo promedio de cáncer de seno. Las nuevas recomendaciones son las siguientes:18

  • Las mujeres entre los 40 y 44 años deberían tener la opción de iniciar las revisiones anuales de cáncer de seno con mamografías si desean hacerlo. Deben considerarse los riesgos de la evaluación, así como los beneficios potenciales.
  • Las mujeres entre los 45 y 54 años deberían realizarse una mamografía cada año.
  • Las mujeres de 55 años o más deberían hacerse una mamografía cada dos años o tener la opción de seguirlo haciendo anualmente. La revisión debería continuar siempre que la mujer tenga buena salud y se espere que vivirá diez años o más.
  • Todas las mujeres deberían estar familiarizadas con los beneficios, las limitaciones y los daños potenciales conocidos relacionados a la revisión de cáncer de seno. También deberían estar familiarizadas con la apariencia normal de sus senos y sentir y reportar inmediatamente a un médico cualquier cambio.

Evitar los Cuidados Médicos Innecesarios Podría Prolongar su Vida

Una de las razones por las que comparto información de forma tan entusiasta acerca de la alimentación saludable, el ejercicio y otras estrategias de un estilo de vida saludable es porque pueden ayudarle a mantenerse fuera del círculo de la medicina convencional, la cual tiene una tendencia de ocasionar exámenes, tratamientos, costos y sufrimiento innecesarios. Mantenerse a sí mismo saludable al tomar sabias decisiones de estilo de vida es la mejor forma de reducir, en primer lugar, su necesidad de cuidados médicos.

De todas las estrategias de un estilo saludable que sé que pueden tener un impacto significativo en su salud, normalizar sus niveles de insulina y leptina es probablemente la más importante. No cabe duda de que es una necesidad absoluta si desea evitar las enfermedades y disminuir la velocidad de su proceso de envejecimiento. Esto significa modificar su alimentación, evitar las cantidades excesivas de fructosa, granos y otros ingredientes proinflamatorios, como las grasas trans.

Usted puede optimizar más rápidamente su alimentación al revisar mi Plan Nutricional completo. Otras estrategias que le pueden ayudar a estar saludable son las siguientes (aunque no está limitado a ellas):

  • Optimice sus niveles de vitamina D para que estén entre los 50 y 70 ng/ml.
  • Consuma alimentos REALES. Más del 90 por ciento de las calorías que consumen las personas en Estados Unidos provienen de alimentos procesados. El único y mayor cambio que puede hacer para mejorar su salud es modificar esto. Evite todos los alimentos procesados y limite severamente la comida de restaurante. Ya sea usted, su pareja o alguien a quien conozca bien debe invertir algún tiempo en la cocina y preparar sus comidas con alimentos enteros.
  • Consuma suficientes grasas omega- 3 de origen animal de alta calidad – corregir su índice de omega-3 a grasas saludables omega-6 es un factor poderoso que le ayuda a las personas a vivir más tiempo. Esto generalmente significa aumentar su consumo de grasas omega-3 de origen animal, como aceite de kril, mientras que disminuye su consumo de grasas omega-6 dañadas (piense en los aceites vegetales procesados y las grasas trans).
  • Evite tantas sustancias químicas, toxinas y contaminantes como sea posible – Esto involucra tirar sus tóxicos limpiadores, jabones, productos de higiene personal, aromatizantes ambientales, aerosoles contra insectos, pesticidas para el pasto e insecticidas, por nombrar algunos y reemplazarlos con alternativas que no sean tóxicas.
  • Evite los medicamentos recetados – los medicamentos farmacéuticos matan cada año a miles de personas – es un efecto secundario esperado de la acción del medicamento. Y, si se adhiere a un estilo de vida saludable, probablemente jamás vuelva a necesitarlos, en primer lugar.
  • Aprenda cómo lidiar efectivamente con el estrés – el estrés tiene un impacto directo en la inflamación, la que a su vez es la base de muchas enfermedades crónicas que cada año matan prematuramente a las personas, así que desarrollar mecanismos efectivos para lidiar con él es un gran factor que promueve la longevidad.

Meditar, orar, hacer actividad física y ejercicio son opciones viables que pueden ayudarle a mantener el equilibrio emocional y mental. También creo firmemente en utilizar herramientas de psicología energética, como las Técnicas de Liberación Emocional (EFT, por sus siglas en inglés) para tratar problemas emocionales profundos, los cuales a veces se encuentran ocultos.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 Medical News Today January 10, 2013
  • 2 Wall Street Journal September 21, 2012
  • 3, 6 TIME October 14, 2015
  • 4 CNN October 16, 2015
  • 5 New England Journal of Medicine October 15 2015; 373:1485-1487
  • 7 New England Journal of Medicine October 15 2015 ; 373:1487-1489
  • 8, 9 AAFP Choosing Wisely Campaign
  • 10 Washington Post October 12, 2015
  • 11 American Journal of Obstetrics and Gynecology 2013 Feb;208(2):109.e1-7.
  • 12 JAMA Intern Med. 2015;175(9):1483-1489
  • 13 Heartland August 21, 2015
  • 14 The Lancet October 30, 2012 [Epub ahead of print]
  • 15 Journal of the Royal Society of Medicine September 2015 108: 341-345
  • 16 Natural Society September 27, 2015
  • 17 Greenmed Info September 13, 2015
  • 18 American Cancer Society, Mammograms