Ocultar
Oncologo

Historia en Breve -

  • A pesar de una guerra de décadas contra el cáncer, y los "más avanzados" tratamientos conocidos por los oncólogos del siglo XXI, muchos diagnósticos de cáncer siguen siendo una sentencia de muerte
  • Las peticiones de los paciente para posibles tratamientos experimentales, naturales o innovadores, son usualmente denegados por los oncólogos que niegan desviarse del protocolo estándar de los hospitales
  • La película Surviving Terminal Cancer (Sobrevivir a un cáncer terminal) sigue la historia de los que han sobrevivido a un cáncer terminal al enfrentarse al sistema y tomar su salud y tratamiento contra el cáncer con sus propias manos
Artículo Anterior Siguiente Artículo
 

El Estado Atroz del Tratamiento Contra el Cáncer en los Estados Unidos

Abril 9, 2016 | 85,073 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

Ser diagnosticado con glioblastoma multiforme, un tipo de tumor cerebral, es considerado una sentencia de muerte por la medicina moderna.

A pesar de una guerra de décadas de duración contra el cáncer, y los "más avanzados" tratamientos conocidos por los oncólogos del siglo XXI, las personas que desarrollan este cáncer agresivo y de rápido crecimiento, tienen un pronóstico de alrededor de 15 meses de vida--si tienen suerte.

El tratamiento agresivo, el cual incluye cirugía, radioterapia y la quimioterapia, con frecuencia se inicia, a pesar de que los oncólogos saben que no van a curar la enfermedad. Si alguna vez se encuentra frente a este escenario de pesadilla, se puede imaginar la desesperación que sentiría por encontrar algo, cualquier cosa, que pudiera ofrecerle esperanza.

La mayoría de las personas acuden a sus oncólogos o neurocirujanos con la solicitud de posibles tratamientos experimentales o innovadores, pero es poco probable que reciba algún tipo de ayuda que se desvíe del protocolo estándar de hospital.

No es que no existan opciones de tratamiento como estas; si las hay. El problema es que el oncólogo no puede, o no los va a prescribir. Hacerlo sería arriesgar su reputación y su licencia médica, si deciden demandarlo.

En la película de abajo se entrevista a un número de oncólogos que describen detenidamente su predicamento. Pero el problema es aún más grande que esto. Los tratamientos modernos contra el cáncer no están preparados para tratarlo de forma individual. Su objetivo principal es el de validar las terapias experimentales para futuros pacientes con cáncer, muchos años después.

Debido a la burocracia reguladora, la avaricia de las compañías farmacéuticas, las fallas en el proceso científico, y la falta de una voluntad universal para ver qué es lo mejor para cada uno de los pacientes, el tratamiento moderno contra el cáncer falla en un inaceptable porcentaje de las veces.

Como dijo Albert Einstein, “la definición de locura es hacer la misma cosa una y otra vez, y esperar resultados diferentes”. Esto describe en resumen al tratamiento moderno contra el cáncer.

Video disponible solo en inglés

¿Cómo Sobrevivió un Hombre al Cáncer Terminal?

El Dr. Ben Williams, Ph. D., Profesor emérito de psicología experimental en la Universidad de California, San Diego, no debería estar aquí hoy. Él debería ser una de las estadísticas--una de las más de 15 000 personas que mueren de glioblastoma multiforme cada año en los Estados Unidos.1

Sin embargo, está vivo--19 años después de su diagnóstico inicial de glioblastoma multiforme. Su supervivencia es catalogada por sus médicos como un raro golpe de suerte, pero Williams cree lo contrario.

En su libro “Surviving Terminal Cancer: Clinical Trials, Drug Cocktails, and Other Treatments Your Oncologist Won’t Tell You About”, (Sobrevivir a un cáncer terminal: ensayos clínicos, cócteles de medicamentos y otros tratamientos de los que su oncólogo no le hablará), detalla la estrategia de múltiples facetas que utilizó para superar la enfermedad. Relata su historia de primera mano en la película anterior, Surviving Terminal Cancer.

Cada vez es más claro que con el fin de ganarle al cáncer, hay que atacarlo desde varios ángulos, sobre todo en el caso de un cáncer cerebral complejo. Y eso es lo que hizo Williams.

Describió un extracto de hongo que se utiliza usualmente para tratar el cáncer en Japón. Tiene toxicidad cero, pero ni siquiera es mencionado en los Estados Unidos.

Él hizo su propia investigación, averiguó acerca de la posibilidad de utilizar medicamentos no cancerosos existentes de uso no autorizado para el tratamiento de esta enfermedad mortal. Cuando la patente de un medicamento expira, su potencial para obtener grandes beneficios se desploma. Como tal, las compañías farmacéuticas normalmente los abandonan en favor de nuevas actividades más rentables.

Los Medicamentos Abandonados son Prometedores, Pero los Oncólogos No se los Prescriben

Algunos de estos medicamentos abandonados han mostrado ser prometedores para el glioblastoma multiforme, pero no son ofrecidos a los pacientes en los Estados Unidos. Aunque no estoy a favor de un exceso de prescripción de medicamentos, si enfrenta un pronóstico mortal es probable que esté dispuesto a correr el riesgo de los efectos secundarios si se le da una oportunidad de sobrevivir.

Las altas dosis de Tamoxifeno, un medicamento contra el cáncer de seno, es un tal medicamento que ha mostrado ser un poco prometedor en el tratamiento del glioblastoma multiforme.2

El medicamento cloroquina contra la malaria también es prometedor.3 Incluso hay una buena probabilidad de que su neuro-oncólogo puede estar al tanto de los estudios prometedores realizados con estos medicamentos, pero no va a ofrecerlos como un tratamiento potencial porque se consideran experimentales. Como Williams dijo:

"No tiene absolutamente ningún sentido para mí no utilizar todo lo que podría tener un beneficio, siempre y cuando las toxicidades fueran aceptables. ¿Por qué no querría alguien agregarlos? Parecía ser totalmente irracional que las personas no usaran todo lo que estaba disponible".

Cuando la Medicina Moderna les Falla, los Pacientes con Cáncer Recurren a la Automedicación y al Mercado Negro

Con el fin de sobrevivir, Williams volvió a automedicarse, una perspectiva peligrosa desde cualquier punto de vista, pero de nuevo, cuando su vida está en juego está dispuesto a tomar el riesgo. Y su historia no es la única.

Muchos han viajado a otros países, con recetas falsificadas, enfermedades fingidas para tener acceso a diferentes medicamentos e incluso los medicamentos comercializados y nutracéuticos, en el "mercado negro" con el fin de tener aunque sea una oportunidad de supervivencia.

En el caso de Williams, su cóctel diario de medicamentos de uso no autorizado y los productos naturales funcionaron. En sólo seis meses, su tumor cerebral había desaparecido y no ha vuelto desde entonces.

Hay más de un puñado personas que han desafiado las probabilidades y vivido un mucho tiempo con glioblastoma multiforme, y que también han tomado el asunto en sus propias manos.

Ahora, Williams pasa la mayor parte de su tiempo tratando de ayudar a otros con cáncer terminal, y hace este libro, el cual se actualiza anualmente, sin costo para los pacientes que tienen cáncer y lo necesitan.

Los Combatientes Naturales Contra el Cáncer Son Ignorados por la Medicina Moderna

La naturaleza es un recurso muy valioso para la lucha contra el cáncer, sin embargo, los productos naturales, incluso los que se han estudiado intensamente, también quedan fuera de los planes de tratamiento para los pacientes con cáncer. La curcumina, uno de los ingredientes bioactivos más estudiados de la cúrcuma — el cual es un claro ejemplo.

Exhibe más de 150 acciones potencialmente terapéuticas, incluyendo las propiedades anti-cancerígenas. Como ha señalado el Dr. William LaValley-- un médico oncólogo pionero de la medicina natural a quién he entrevistado con anterioridad sobre este tema, la curcumina es única, ya que parece ser universalmente útil para casi cualquier tipo de cáncer.

Superficialmente, esto parece inusual, considerando el hecho de que el cáncer consiste en una amplia variedad de diferentes defectos genéticos nucleares.

Una razón para esta proclividad universal anti-cancerígena es la capacidad de la curcumina para la disfunción mitocondrial principal que es probablemente una de las causas fundamentales del cáncer. Una vez que entra en una célula, también afecta a más de 100 procesos moleculares diferentes.

Y, como explico el Dr. LaValley, ya sea que la molécula curcumina ocasione o no un aumento en la actividad de un objetivo molecular particular o se reduzca/inhiba la actividad, los estudios muestran repetidamente que el resultado final es una potente acción contra el cáncer.

Además, prácticamente la curcumina no es tóxica, y no afecta negativamente a las células sanas, lo que sugiere que selectivamente se dirige a las células de cáncer--todos los cuales son claros beneficios en el tratamiento contra el cáncer.

Incluso, la Investigación ha demostrado que funciona sinérgicamente con ciertos medicamentos de quimioterapia, mejorando la eliminación de las células cancerígenas. Si tiene cáncer, la curcumina es una sustancia que debería tomar, pero su oncólogo no se la recomendara.

Para Sobrevivir al Cáncer, Muchos Deben Desafiar a Sus Médicos

Si menciona el hecho de que utiliza enfoques para combatir el cáncer que están fuera del ámbito de su experiencia como oncólogo--cosas como suplementos, la marihuana medicinal, preparaciones herbales, y mucho más--es posible que se le llame la atención, sea reprendido, amenazado o incluso expulsado de la práctica.

Williams nunca les dijo a sus oncólogos sobre su tratamiento auto-prescrito; sabía que iba a caer en oídos sordos. La industria del cáncer debe aprender de las personas que han vencido los obstáculos y sobrevivido al cáncer terminal — estudiar sus métodos y tratar de aplicarlos a otros — pero en vez de eso, son ignorados.

Es una situación desafortunada cuando los pacientes deben desafiar activamente a sus médicos con el fin de sobrevivir. Como explicó Williams, ir en contra del consejo de sus médicos inicialmente fue un acto de desesperación, pero era necesario para salvar su vida. Ciertamente esto se aplica a la mayoría de los oncólogos convencionales, pero existen excepciones--a los médicos que están abriendo un nuevo camino para encontrar una cura para el cáncer.

Esto incluye al Profesor Marc-Eric Halatsch, un Consultor Neurocirujano Principal de la Universidad de Ulm, en Alemania, que junto con sus colegas han desarrollado un nuevo protocolo de tratamiento para la recaída de glioblastoma.

Se basa en una combinación de medicamentos (muy similares a los tratamientos tempranos del VIH) "no se han concebido tradicionalmente como agentes de quimioterapia, pero tienen una sólida historia de ser bien tolerados y ya son comercializados y utilizados para otras indicaciones no cancerígenas".4

Como se señala en la película presentada, a pesar de que el protocolo utiliza los medicamentos convencionales, él ha puesto su reputación para dar un paso fuera del tratamiento convencional aprobado contra el cáncer.

Los Pacientes con Cáncer Deben Tener Acceso a lo Mejor de la Medicina Oriental Y Occidental

El Dr. Raymond Chang, quien aparece en el video anterior, es uno de los pioneros en la integración de la medicina de Oriente y Occidente. Él es conocido por su trabajo en productos botánicos chinos anti-cancerígenos, que involucran especialmente a los polisacáridos bioactivos y a hongos medicinales.

Él y sus colegas del Instituto de Medicina Este-Oeste han creado la base de datos de Asia en Materia Anti-cancerígena, la cual reúne a la medicina tradicional asiática con posible acción anti-cancerígena en una base de datos a la que pueden acceder todos.5 En su libro, "Beyond the Magic Bullet―The Anti-Cancer Cocktail” (Más allá del remedio mágico — El coctél anti-cancerígeno), explicó el Dr. Chang:

"Aunque los científicos ganan peleas ocasionales en la batalla contra el cáncer, la guerra global va por mal camino. Abundan las historias acerca de medicamentos revolucionarios que podrían estar disponibles en el futuro, pero no ofrecen ninguna ayuda real para aquellos que actualmente tienen cáncer.

En la actualidad, los enfoques convencionales dependen de una estrategia estrechamente enfocada a tratamientos, en los cuales, en el mejor de los casos, los médicos utilizan solo uno o dos medicamentos u otras terapias a la vez.

Si bien esto podría ser aceptable en un entorno de laboratorio o un ensayo clínico, se ha hecho poco para disminuir el número de personas que mueren cada año por esta terrible enfermedad.

Sin embargo, recientemente la estrategia central de la medicina convencional se ha vuelto a analizar, y ha surgido un nuevo enfoque, posiblemente más eficaz-- uno que combina lo mejor de la sabiduría de Oriente con la ciencia de Occidente".

Se Ha Proyectado Que Más de Medio Millón de Personas Morirán de Cáncer en el 2016

En el 2016, se espera sean diagnosticados cerca de 1.7 millones casos nuevos de cáncer en los Estados Unidos, mientras que casi 600 000 personas morirán por esta enfermedad.6 Esto, por sí solo, es casi 1 650 personas que mueren CADA DÍA en los Estados Unidos.

Las agencias de salud pública afirman que estamos ganando la guerra contra el cáncer, pero entre el 2003 y 2012 las tasas de mortalidad por cáncer solamente se redujeron un 1.8 % anual en los hombres y un 1.4 % anual en las mujeres.7 Por su parte, el Informe Mundial sobre el Cáncer del 2014 emitido por la Organización Mundial de la Salud (WHO, por sus siglas en inglés) predice que las tasas mundiales de cáncer aumentarán un 57 % en las próximas dos décadas.8

El informe se refiere a la predicción como "un desastre humano inminente", tomando nota de que los países alrededor del mundo deben renovar su enfoque en cuestión de prevención en vez de solo dar el tratamiento. Christopher Wild, Director de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer, dijo a CNN:9

"No podemos evitar el problema del cáncer. Se necesita desesperadamente un mayor compromiso en la prevención y la detección temprana con el fin de complementar los tratamientos mejorados y abordar el alarmante coste mayor del cáncer en todo el mundo".

Hay tanto que se puede hacer para reducir el riesgo de cáncer, pero no espere hasta que tenga el diagnóstico — debe tomar medidas preventivas desde hoy. Usualmente, el cáncer no se desarrolla durante la noche, lo que significa que en primer lugar, tiene la oportunidad de hacer cambios que posiblemente puedan prevenir el desarrollo del cáncer. La mayoría de nosotros tenemos todo grupos de células cancerígenas microscópicas en nuestro cuerpo.

La razón por la que no todos desarrollan cáncer se debe a que mientras que su cuerpo tiene la capacidad de equilibrar adecuadamente la angiogénesis, evitará que los vasos sanguíneos se formen para alimentar a estos tumores microscópicos.

El problema surgirá únicamente si, y cuando las células cancerígenas logran obtener su propio suministro de sangre, en cuyo punto se pueden transformar de inofensivas a mortales. Es mucho más fácil prevenir el cáncer que tratarlo una vez que se ha arraigado.

Las Estrategias Más Importantes Para Prevenir el Cáncer

Creo que prácticamente puede eliminar el riesgo de cáncer y las enfermedades crónicas, y mejorar significativamente sus posibilidades de recuperarse de un cáncer, si actualmente lo padece, siguiendo estas estrategias relativamente simples.

  1. Coma Alimentos REALES: Busque eliminar de su alimentación todos los alimentos procesados. Por lo menos, coma una tercera parte de sus alimentos en forma cruda. Evite freír o asar ​​al carbón; en vez de eso, hierva, escalfe o cocine al vapor sus alimentos. Considere agregar a su comida alimentos completos, plantas, especias y suplementos que sean anti-cancerígenos, tales como los brotes de brócoli, la curcumina y el resveratrol.
  2. Carbohidratos y Azúcar: Necesita reducir y eventualmente eliminar de su alimentación al azúcar/fructosa y los alimentos a base de granos. También, esto se aplica a los granos enteros y orgánicos sin procesar, ya que tienden a descomponerse rápidamente y a aumentar su nivel de insulina.
  3. La evidencia es bastante clara, ya que si quiere evitar el cáncer, o actualmente padece de cáncer, DEBE evitar absolutamente todas las formas de azúcar, sobre todo la fructosa, los cuales son combustibles contaminantes que generan un exceso de radicales libres y daño mitocondrial secundario.

  4. Proteínas y Grasas: Considere reducir sus niveles de proteína a un gramo de proteína por cada kilogramo de masa corporal magra, o medio gramo de proteína por libra de masa corporal magra.
  5. Reemplace el exceso de proteínas con grasas de alta calidad, tales como los huevos orgánicos de gallinas criadas con pasto, carne de animales alimentados con pasto de alta calidad, mantequilla cruda de animales de pastoreo, aguacates, pecanas, macadamias, y aceite de coco.

  6. Alimentos Transgénicos: Evite los alimentos transgénicos, ya que suelen ser tratados con herbicidas como el Roundup (glifosato) y posiblemente sean cancerígenos y contribuyan a la disfunción mitocondrial. Elija alimentos frescos y orgánicos, de preferencia que sean cultivados localmente.
  7. Grasas Omega-3 de Orígen Animal: Normalice su proporción de grasas omega-3 y omega-6 a través del consumo de anchoas, sardinas, salmón silvestre de Alaska o tome aceite de kril de alta calidad, y disminuya el consumo de aceites vegetales procesados.
  8. Optimice Su Flora Intestinal: Esto reducirá la inflamación y fortalecerá su respuesta inmunológica. Los investigadores han descubierto un mecanismo dependiente de microbios a través del cual algunos tipos de cáncer organizan una respuesta inflamatoria que alimenta su desarrollo y crecimiento.
  9. Ellos sugieren inhibir las citoquinas inflamatorias las cuales podrían ralentizar la progresión del cáncer y mejorar la respuesta a la quimioterapia. Los alimentos fermentados son especialmente beneficiosos para la salud del intestino, y el proceso de fermentación que participa en la creación de chucrut produce compuestos anti-cancerígenos, tales como los isotiocianatos, indoles y sulforafanos.

  10. Haga Ejercicio Y Muévase Más: Siéntese menos, muévase más y trate de caminar 10 000 pasos por día. El ejercicio también reduce los niveles de insulina, lo que crea un ambiente de bajo contenido de azúcar el cual desincentiva el crecimiento y la propagación de las células cancerígenas.
  11. En un estudio de tres meses, se descubrió que hacer ejercicio altera las células inmunológicas y las convierte en formas más potentes para combatir enfermedades en los sobrevivientes de cáncer que acababan de terminar la quimioterapia.

    Los investigadores y organizaciones contra el cáncer recomiendan cada vez más hacer del ejercicio regular una prioridad, con el fin de reducir el riesgo de cáncer y ayudar a mejorar los resultados del cáncer.

    Hacer ejercicio también podría ayudar a desencadenar la apoptosis (muerte celular programada) de las células cancerígenas. Idealmente, su programa de ejercicios debe incluir entrenamiento en intervalos de alta intensidad (HITT, por sus siglas en inglés), ejercicios de equilibrio, resistencia, y flexibilidad.

  12. Vitamina D: Existe evidencia científica de que puede disminuir el riesgo de cáncer a más de la mitad, simplemente a través de optimizar sus niveles de vitamina D con una exposición solar adecuada. Su nivel sérico debe mantenerse estable en 50 a70 ng/ml, pero si recibe tratamiento para el cáncer, debería estar más cerca de 80 a 90 ng/ml para tener un beneficio óptimo.
  13. Si toma vitamina D por vía oral y tiene cáncer, sería muy prudente monitorear regularmente sus niveles de vitamina D en la sangre, así como complementar su vitamina K2, ya que la deficiencia de vitamina K2 realmente es lo que produce los síntomas de la toxicidad de la vitamina D.

  14. Duerma: Asegúrese de que este obteniendo la suficiente cantidad de sueño reparador. La falta de sueño puede interferir con su producción de melatonina, lo cual se asocia con un mayor riesgo de resistencia a la insulina y a un aumento de peso, los cuales contribuyen a la virilidad del cáncer.
  15. Exposición a toxinas: Reduzca su exposición a las toxinas ambientales, tales como pesticidas, herbicidas, productos químicos de limpieza del hogar, productos químicos plásticos, aromatizantes sintéticos y cosméticos tóxicos.
  16. Exposición a la radiación: Limite su exposición y protéjase de la radiación producida por los teléfonos celulares, torres, estaciones base y estaciones Wi-Fi, además minimice su exposición a las exploraciones médicas basadas en radiación, incluyendo radiografías dentales, tomografías CT y mamografías.
  17. Control del estrés: El estrés por todas las causas es un importante factor que contribuye a la enfermedad. Posiblemente el estrés y los problemas emocionales no resueltos podrían ser más importantes que los físicos, por lo que debe asegurarse de atenderlos. Mi herramienta favorita para la resolución de problemas emocionales son las Técnicas de Liberación Emocional (EFT, por sus siglas en inglés).

¿Ha Sido Diagnosticado Con Cáncer?

Una de las estrategias más importantes que conozco para atender el cáncer es matar de hambre a las células, privándolas de su fuente de alimento. A diferencia de las células del cuerpo, las cuales pueden quemar carbohidratos o grasa como combustible, las células cancerígenas han perdido la flexibilidad metabólica. El Dr. Otto Warburg recibió el Premio Nobel hace más de 75 años por calcular esto, pero prácticamente ningún oncólogo utiliza actualmente esta información.

En la ligad de abajo, puede revisar mi entrevista con el Dr. D'Agostino para más detalles. Integrar una dieta cetogénica con la terapia de oxígeno hiperbárico es mortal para las células cancerígenas. Esto las debilita, al privarlas de su fuente de alimento. Esta sería la estrategia que recomendaría a los miembros de mi familia si fueran diagnosticados con cáncer.

© Copyright 1997-2017 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.