Ocultar
Proteina

Historia en Breve -

  • El objetivo de rapamicina en mamífero (mTOR, por sus siglas en inglés) es una antigua vía de señalización molecular, que es responsable del crecimiento o reparación, lo cual depende de si es estimulada o inhibida
  • Para regular ascendentemente el mantenimiento y reparación, aumentar la longevidad, y reducir el riesgo de cáncer, es necesario suprimir la vía mTOR, y la forma más eficaz de hacerlo es al limitar el consumo de proteínas
  • Para la longevidad, el objetivo es una alimentación alta en grasas saludables, baja en carbohidratos netos, con cantidades moderadas de proteína de alta calidad. Idealmente no más de aproximadamente 1 gramo por kilo de masa corporal magra
 

Cómo y Por Qué Demasiada Cantidad de Proteína Desencadenan el Envejecimiento y el Cáncer

Mayo 7, 2016 | 30,279 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

El experto en antienvejecimiento, el Dr. Ron Rosedale, fue de los primeros en advertir a la gente sobre los peligros de comer demasiada proteína--una postura que ha recibido mucha crítica en los últimos años, aunque ahora, una creciente investigación aporta un fuerte sustento a esta noción.

La conferencia presentada fue en febrero de este año en Vail. En ella, el Dr. Rosedale detalla la conexión ancestral entre la proteína, el objetivo de rapamicina en mamífero (mTOR), el proceso de envejecimiento, y la formación del cáncer.

Él comienza al ofrecer un fragmento de sabiduría absolutamente sencillo pero profundo en el que "su salud y esperanza de vida probablemente serán determinadas por la proporción de grasa, frente al azúcar, que quema durante toda su vida".

En esencia, propone que cualquier alimento que ayude a quemar grasa probablemente es beneficioso para la salud, y cualquiera que le haga quemar azúcar probablemente no lo es. Esto es en gran parte porque el azúcar es un combustible "sucio", y las grasas y las cetonas son quemadas mucho más limpiamente, lo cual causa mucho menos daño oxidativo.

Las hormonas y la comunicación entre ellas desempeñan un papel importante, y esas hormonas son determinadas por los alimentos que consume. De acuerdo con Rosedale, "debe comer hoy para controlar las hormonas que le indicaran lo que necesita comer mañana".

En pocas palabras, esta hipótesis ignora por completo el dogma de "consumo de calorías gasto de calorías", y ​​en su lugar se centra en los alimentos que favorecen a las hormonas y los factores de crecimiento que hacen que su cuerpo queme grasa, en lugar de azúcar.

La Restricción de Proteínas--Una Importante Estrategia Alimentaria Para Tener una Salud Óptima

La alimentación baja en carbohidratos apareció por primera vez hace unos 25 años. En particular, se descubrió que la alimentación baja en carbohidratos facilitaba la pérdida de peso.

En ese momento, la mayoría de las personas recomendaban reemplazar los carbohidratos con altas cantidades de proteínas, y esta alimentación baja en carbohidratos y alta en proteínas (como la Atkins) funcionó bastante bien con el propósito de perder peso.

La grasa alimenticia fue evitada casi universalmente, ya que la mayoría de los expertos adoptaron el 'mito de bajo en grasa' y se consideró que promovía la obesidad y las enfermedades cardiacas. Sin embargo, Rosedale quería atender a los diabéticos, y para ese propósito, fue uno de los pocos que promovieron una alimentación alta en grasas.

Uno de los problemas principales con el exceso de proteínas o aminoácidos es que estimulan la mTOR, la cual a su vez estimula el crecimiento en lugar de la regeneración. Las calorías de las grasas no estimularon la mTOR, leptina o insulina. En esencia, fueron metabólicamente calorías libres.

Rosedale encontró que una alimentación alta en grasas saludables funcionó bastante bien para los pacientes con diabetes y con enfermedades cardiacas. Con el tiempo, descubrió que la restricción de proteínas fue otro factor importante que podría afectar a la salud, e incluso más específicamente, al proceso de envejecimiento.

¿Por Qué la Alimentación Paleo No Estimula la Longevidad?

El Dr. Rosedale opina que, si bien, la dieta Paleo podría ayudar a imitar una alimentación que optimizará el éxito reproductivo, no necesariamente le ayudará a vivir más tiempo, debido a que la extensión de vida y la capacidad reproductiva no van de la mano.

"En general, no podemos usar la naturaleza para que nos indique cómo vivir una vida larga y feliz", dice, "porque a la naturaleza no le importa [la extensión de la vida]. El propósito de la naturaleza es conseguir que los genes sean transmitidos [a la siguiente generación]".

Desde una perspectiva evolutiva, los nutrientes tuvieron que ser asignados por un organismo, ya sea para a) el crecimiento, replicación y reproducción, o b) el mantenimiento y reparación, lo que le ayuda a tener una vida más larga.

Como regla general, la naturaleza mantendrá a un organismo con vida el tiempo suficiente para replicarse y reproducirse; no le importa mucho acerca de mantenerlo con vida posteriormente a la reproducción, y es por eso que envejecemos y morimos. "Lo que queremos hacer es aplicar esa ciencia después de la reproducción," dice Rosedale.

La Extensión de la Vida Se Basa en Mecanismos de Reparación Que Regulan Ascendentemente

En cualquier momento dado, existe una competencia en su cuerpo entre el daño celular y la reparación. A medida que el daño sea mayor que la capacidad del cuerpo para repararlo y regenerarlo, el deterioro entra en acción. "Si pudiéramos reparar el daño tan rápido como se produce, podríamos vivir para siempre", dice.

La razón por la que no podemos seguir el ritmo de este mantenimiento es porque nuestros mecanismos de reparación también se dañan con el tiempo. Por lo que su mejor oportunidad de vivir más tiempo es al regular ascendentemente sus mecanismos de reparación, ya que simplemente no puede detener que ocurra el daño. Simplemente, al respirar provoca oxidación y daños.

Afortunadamente, todos los organismos, incluyendo a los humanos, están equipados con un mecanismo por el cual las células pueden sobrevivir a la privación de nutrientes (el hambre), y eso es parte de la respuesta.

Recuerde, los alimentos que consume influirán ya sea en a) la reparación, lo que le ayudará a vivir más tiempo, o b) la reproducción, su cuerpo está ingeniosamente equipado con "sensores de nutrientes" que le ayudan a determinar cómo será utilizada la nutrición.

La insulina, la leptina, y el factor de crecimiento similar a la insulina (IGF, por sus siglas en inglés) son ejemplos de hormonas que detectan a los nutrientes, los cuales a su vez regulan el metabolismo, el crecimiento, la diferenciación y la supervivencia celular. Organizar todos estos sensores de nutrientes es el objetivo de rapamicina en mamíferos (mTOR).

De acuerdo con Rosedale, la mTOR es la vía de señalización más importante de su cuerpo. Es una vía antigua que se encuentra en prácticamente todos los organismos, incluyendo en las bacterias.

¿Por Qué la mTor Es Tan Importante para la Longevidad?

Su vía mTOR organiza todos los sensores de nutrientes disponibles en su cuerpo, y decide si las células deben replicarse ahora o seguir con vida para replicarse en un momento más oportuno en el futuro, cuando hay más abundancia de nutrientes.

Esta última parte del mecanismo permite la extensión de la vida, y esta es la razón por la que la restricción calórica parece ser tan eficaz en hacer que los organismos vivan más tiempo. En un experimento, la vida útil de un ratón se amplió de dos a cuatro años al inhibir los receptores de IGF a través de una alimentación restrictiva de calorías.

Otra investigación citada en la conferencia de Rosedale ha demostrado que al utilizar un compuesto de medicamento que inhibe la hormona del crecimiento, fueron capaces de revertir los signos del envejecimiento, tomando en consideración que esto podría parecer contrario a la intuición, ya que algunas personas mayores toman la hormona del crecimiento con propósitos de revitalización.

Como señaló Rosedale, aparentemente "hay una dicotomía, al parecer, entre el crecimiento, la reproducción y la longevidad". También, señala que hay una reacción cruzada entre la insulina y el IGF. Los niveles altos de insulina son perjudiciales para la salud, en parte al estimular los receptores de IGF, que es una hormona de crecimiento.

Por supuesto que los niveles altos de insulina también causan resistencia a la insulina, lo cual tiene un efecto adverso en su metabolismo. Sin embargo, al estimular a la hormona del crecimiento, la insulina alta disminuye eficazmente la longevidad, ya que el crecimiento y la longevidad no pueden ser promovidos de forma simultánea. Tendrá que elegir entre uno u otro.

La Restricción de Calorías, Longevidad y Función Tiroidea

Aparte, dado que estamos hablamos de hormonas, un estudio del 2005 señaló que "algunos de los efectos comunes y consistentes de la restricción calórica... incluyen una menor masa de grasa, especialmente la grasa visceral, menor circulación de insulina circulante y concentraciones de IGF-1, mayor sensibilidad a la insulina, baja temperatura corporal, menor masa libre de grasa, menores niveles de hormonas tiroideas y menos estrés oxidativo".

De acuerdo con Rosedale, este es un dato importante, ya que, si inicia una alimentación cetogénica, alta en grasas, baja en carbohidratos netos, posiblemente note que sus niveles de hormona tiroidea disminuyen, lo que podría suscitar una preocupación acerca de una enfermedad de la tiroides.

Tales preocupaciones son injustificadas (siempre y cuando su nivel de hormona estimulante de la tiroides [TSH, por sus siglas en inglés] sea normal). De hecho, este es un estado mucho más saludable, dice Rosedale.

"Define el funcionamiento, al asignar más recursos para el mantenimiento, reparación y la longevidad", dice. "No es una enfermedad de la tiroides ... porque la TSH no aumenta, que es como se define el hipotiroidismo".

El Consumo de Proteína Determina Su Concentración de IGF

Por lo que, el IGF es un actor clave cuando se trata de la longevidad. Parece ser que al inhibir el IGF puede aumentar la vida útil y reducir el riesgo de cáncer (recuerde, el cáncer es una proliferación descontrolada de células malignas. Al redirigir la energía de proliferación hacia la reparación y mantenimiento, inhibe el crecimiento del cáncer). Y ¿qué nutriente es el que determina su nivel de IGF? La proteína. Un alto consumo proteico eleva los niveles de IGF, y un menor consumo lo disminuye.

Como señaló Rosedale, hay una gran diferencia entre una alimentación rica en proteínas y baja en carbohidratos, y una alimentación con un alto contenido de grasa y baja en carbohidratos. El primero aumenta los niveles de IGF, y el último no lo hace.

En las etapas iniciales de la revolución de niveles bajos de carbohidratos, no hubo distinción entre los altos niveles de proteínas o altos niveles de grasa, y puesto que la grasa fue difamada, la mayoría de la gente sustituyó a los carbohidratos con proteínas. Funcionaba bien para la pérdida de peso, pero también fueron evidentes sus inconvenientes.

Desde entonces, los investigadores han descubierto que la alimentación baja en proteínas prolonga la vida de las moscas, y la razón subyacente es que mejora la función mitocondrial e inhibe el mTOR. De acuerdo a los autores, "los mecanismos moleculares responsables de la prolongación de la vida de las moscas tienen importantes implicaciones para el envejecimiento humano y las enfermedades como la obesidad, diabetes y cáncer".

La Rapamicina, el Riesgo de Cáncer y la mTor

La rapamicina, la cual es un inhibidor del mTOR, es un agente antifúngico que también inhibe el cáncer. Curiosamente, además es un supresor inmunológico, y en la medicina, se utiliza para suprimir la función inmunológica durante el trasplante de órganos para evitar el rechazo del órgano.

La investigación muestra que los pacientes con trasplante renal realmente tienen una menor incidencia de cáncer--a pesar de haber disminuido la función inmunológica--y se considera que este resultado es debido a los efectos protectores de la rapamicina.

Parece contradictorio, ya que una función inmunológica fuerte usualmente se considera fundamental para la supresión del cáncer, por lo que estos descubrimientos sugieren otra cosa, y que algo muy poderoso está en juego.

Ese "algo" es el mTOR. Al inhibir el mTOR, la rapamicina inhibe fuertemente el cáncer, a pesar de tener baja función inmunológica.

Entonces, ¿qué más afecta al mTOR? Los aminoácidos y la glucosa afectan directamente al objetivo de rapamicina en mamíferos (mTOR, por sus siglas en inglés), lo cual es la razón por la que los carbohidratos y las proteínas tienen un efecto tan negativo en la salud y el envejecimiento.

La insulina y otros factores de crecimiento regulan gradualmente la mTOR, razón por la que es tan importante mantener niveles bajos de insulina e IGF.

Recuerde, el mTOR regula el crecimiento y la reparación. Cualquier crecimiento es promovido, mantenido o reparado, dependiendo de si el mTOR es regulado ascendente o descendientemente. Cuando el mTOR es suprimido, el mantenimiento y la reparación se regulan ascendentemente y esto resulta en una mayor longevidad, que es lo deseado.

El Ejercicio y el Ayuno Regulan Ascendentemente el Mantenimiento y Reparación de la Expresión Genética

Una vez más, el mTOR detecta la disponibilidad de nutrientes, y de acuerdo a esto, dirige la energía. Por lo tanto, su alimentación puede tener una enorme influencia en su vida. La glucosa y los aminoácidos son los nutrientes y el combustible necesarios para la replicación y la reproducción. Si mantiene bajos los niveles de glucosa, aminoácidos, insulina y los factores de crecimiento al igual que el IGF, suprimirá el mTOR, lo que permitirá regular ascendentemente el mantenimiento y la reparación de la expresión genética.

Asimismo, el mTOR desempeña un papel importante en la autofagia, el proceso por el cual su cuerpo realiza la limpieza de desperdicios, incluyendo las toxinas, y recicla los componentes celulares dañados. Un proceso similar es conocido como mitofagia, donde las mitocondrias dañadas se limpian y se sustituyen por otras nuevas y saludables, y en gran medida, este proceso también está regulado por la mTOR.

Al impulsar los procesos de autofagia de su cuerpo, disminuye la inflamación, ralentiza el proceso de envejecimiento, y optimiza la función biológica. La autofagia se produce en respuesta al estrés. El ejercicio es una forma por la que estimula la autofagia. El ayuno es otra manera. Como fue señalado en un estudio en el 2011, publicado en Molecular Cell Biology:1

"En todos los eucariontes [incluyendo a los seres humanos], la vía de señalización mTOR acopla la abundancia de energía y nutrientes con la ejecución del crecimiento y división celular, debido a la capacidad de la proteína quinasa mTOR para detectar simultáneamente la energía, nutrientes y el estrés y, en metazoarios [incluyendo a los seres humanos], los factores de crecimiento.

En los últimos años, un avance significativo en nuestra comprensión acerca de la regulación y las funciones de mTOR han revelado la vital implicación de esta vía de señalización en la aparición y progresión de la diabetes, el cáncer y el envejecimiento".

El Exceso de Proteína Suprime la Autofagia y Aumenta el Riesgo de Cáncer al Estimular la mTOR

De todos los componentes que estimulan la mTOR, los aminoácidos son los estimuladores más potentes. Por lo tanto, el consumo de grandes cantidades de proteína también es una de las maneras más rápidas para suprimir la autofagia, lo cual evita que su cuerpo limpie efectivamente los desechos y las células dañadas.

De acuerdo con Rosedale, incluso si hace todo bien para mantener los niveles bajos de glucosa e insulina, aun así, la mTOR seguiría estando elevada si consume demasiada proteína.

También, señala que prácticamente todos los tipos de cáncer están asociados con la activación de la mTOR, por lo que, sin duda, esto es algo que debe evitar. Esta es la razón por la que recomiendo limitar las proteínas a alrededor de 40 a 70 gramos al día, lo cual depende de su masa corporal magra.

La fórmula específica es un gramo de proteína por cada kilogramo de masa corporal magra, o medio gramo de proteína por libra de masa corporal magra. Para determinar su masa corporal magra, reste su porcentaje de grasa corporal de 100. Por ejemplo, si tiene 30 % de grasa corporal, entonces tiene el 70 % de masa corporal magra.

Luego multiplique ese porcentaje (en este caso, 0.7) por su peso actual para obtener su masa corporal magra en libras o kilos.

En el pasado, Rosedale solía recomendar limitar a 0.75 gramos por kilo de masa corporal magra, en caso de tener diabetes. En la actualidad, se considera que esto en realidad podría ser una cantidad más ideal para todos, y que incluso podría disminuirla porque su cuerpo conservará la proteína cuando suprima la mTOR y aumente el mantenimiento y reparación.

Dicho esto, la proteína es importante para el mantenimiento y el crecimiento muscular, por lo que definitivamente hay un delicado equilibrio que necesita ser logrado.

Fuentes Proteicas

cuanta proteina tiene

Las cantidades importantes de proteínas se pueden encontrar en la carne, pescado, huevos, productos lácteos, legumbres, frutos secos y semillas. Algunos vegetales también contienen cantidades generosas de proteínas--por ejemplo, el brócoli. Cuarenta gramos de proteína no es una gran cantidad de alimento—lo cual es el equivalente a una pechuga de pollo de seis onzas.

Para determinar si recibe o no demasiada proteína, solo tiene que calcular los requerimientos de su cuerpo basado en su masa corporal magra, y anotar todo lo que come durante unos días. A continuación, calcule la cantidad de proteína diaria que ha consumido de todas las fuentes.

Si actualmente tiene un promedio mucho mayor de lo óptimo, ajústelo según sea necesario. La siguiente tabla proporciona una visión general de la cantidad de proteína que se encuentra en varios alimentos.

Carne roja, carne de cerdo, aves de corral un promedio de 6-9 gramos de proteína por onza.

La cantidad ideal para la mayoría de las personas sería de una porción de 3 onzas de carne o mariscos (no 9 o 12 onzas) lo que ofrecerá cerca de 18-27 gramos de proteína

Los huevos contienen un promedio de 6-8 gramos de proteína por huevo. Por lo que un omelet hecho con dos huevos contiene cerca de 12-16 gramos de proteína.

Si agrega queso necesita calcular la proteína que contiene (échele un vistazo a la etiqueta de su queso)

Las semillas y frutos secos contienen un promedio de 4-8 gramos de proteína por cuarta de taza.

Los frijoles cocidos contienen un promedio de 7-8 gramos por cada media taza.

Los granos cocidos contienen un promedio de 5-7 gramos por taza.

La mayoría de los vegetales contienen cerca de 1-2 gramos de proteína por onza.

¿Restringir las Proteínas es Aún Más Importante Que Restringir los Carbohidratos Netos?

Ya que los niveles de la mTOR pueden ser elevados, incluso si sus niveles de glucosa e insulina son bajos, y dado que el mTOR regula la distribución de la energía, el crecimiento y la reparación, ahora Rosedale considera que incluso restringir las proteínas puede ser más importante que restringir los carbohidratos netos (carbohidratos totales menos fibra).

De hecho, esta teoría fue comprobada y descubrió que es verdadera. Como señaló Cell Metabolism, acerca de un estudio realizado en el 2014:2

"La longevidad y la salud fueron optimizadas cuando la proteína se reemplazó con carbohidratos para limitar la alimentación compensatoria por proteínas y suprimir el consumo de proteínas... Los resultados sugieren que la longevidad puede ser extendida en animales alimentados ad libitum a través de la manipulación de la proporción de macronutrientes para inhibir la activación del mTOR".

Vale la pena señalar que no hicieron pruebas en una alimentación alta en grasas. Solo analizaron los carbohidratos en comparación con las proteínas, y si estas fueran sus únicas opciones, de hecho, restringir las proteínas podría ser más importante que restringir a los carbohidratos.

Sin embargo, también existen muchos inconvenientes por consumir una gran cantidad de carbohidratos sin fibra, así que esto está lejos de ser una solución ideal. Su mejor alternativa es reemplazar los carbohidratos netos con grasas saludables de alta calidad, y eliminar las proteínas, que es justo lo que necesita su cuerpo (como se describe anteriormente).

Cuidado: La Alimentación Cetogénica Puede Ser Alta en Proteínas o Alta en Grasas, Pero Solo estas Últimas Aportan los Verdaderos Beneficios

Ahora, aquí es donde las cosas podrían confundirse, porque también la investigación3 ha demostrado que utilizar cuerpos cetónicos impulsa el crecimiento tumoral y la metástasis. (las cetonas son ácidos elaborados por su cuerpo cuando quema la grasa en lugar de quemar carbohidratos como combustible principal).

Este descubrimiento parece ser completamente contradictorio con muchos otros estudios que muestran que una dieta cetogénica efectivamente "mata de hambre" al cáncer. Pero hay una respuesta a esta aparente contradicción, la cual Rosedale explica en su conferencia.

"En realidad, no es la cetogénesis, lo que buscamos", dice. "Es la quema de grasa. No son lo mismo. Puede llevar una dieta cetogénica al consumir proteínas. No son las cetonas, necesariamente, las que le dan el beneficio, es el hecho de que quema la grasa, y las cetonas son un subproducto. Así que tiene que especificar si [promoverá una] dieta cetogénica la cual es una alimentación cetogénica alta en grasas.

Realmente la quema de grasa es el beneficio. Como resultado, obtendrá las cetonas que necesita su cerebro. También ellas proporcionan beneficios ... Así que una alimentación cetogénica es una buena alimentación, pero no porque es cetogénica. Es [buena] porque es una indicación de que quema la grasa".

¿Cuál Es la Dieta Ideal? Imagine una Alimentación Baja en Carbohidratos, Moderada En Proteínas, con Alto Contenido de Grasa

Considero que es absolutamente vital, no importa qué tipo de cáncer este tratando, para incorporar una dieta cetogénica alta en grasas, es decir, una alimentación alta en grasas saludables, como el aguacate, el aceite de coco, la mantequilla, el aceite de oliva y las nueces de macadamia, baja en carbohidratos netos (carbohidratos totales menos fibra), y cantidades moderadas de proteína de alta calidad. Idealmente no más de aproximadamente 1 gramo por kilo de masa corporal magra.

Este tipo de dieta, junto con el ayuno máximo puede integrarse fácilmente en cualquier plan de tratamiento contra el cáncer que decida seguir. Más importante aún, en primer lugar, este tipo de alimentación podría ser clave para prevenir el cáncer y otras enfermedades crónicas. También, parece ser la clave para la longevidad, y ayudará a optimizar su peso, ya que comer de esta manera le ayudará a cambiar del modo quema de azúcar al modo quema de grasa, como su principal combustible.

© Copyright 1997-2016 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.