Ocultar
Consumo de Sal

Historia en Breve -

  • La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los Estados Unidos está en el proceso de desarrollas objetivos voluntarios para reducir el sodio en los alimentos
  • Cada vez más evidencia pone en duda si la sal es la verdadera culpable de las enfermedades cardíacas, la presión arterial y otro tipo de enfermedades
  • La industria de la sal afirma que eliminar la sal de los alimentos hará que los fabricantes añadan otros remplazos químicos potencialmente dañinos
 

Las Últimas Medidas Severas en los Alimentos: Guerra contra la Sal

Junio 6, 2016 | 8,219 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

La sal ha sido retratada como un villano en la alimentación durante décadas y ha sido culpada del aumento en las tasas de presión arterial alta, enfermedades cardíacas y derrames cerebrales. La gran mayoría de la sal consumida por las personas que viven en los Estados Unidos proviene de los alimentos procesados, incluyendo aquellos que tal vez no considere salados.

De hecho, alimentos como el pan, que contienen pollo, huevo y pasta componen aproximadamente un tercio del consumo total de sal en el país, esto de acuerdo con Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos.1

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los Estados Unidos, actualmente está en el proceso de desarrollo de objetivos voluntarios para reducciones de sodio en los alimentos pero no ha indicado cuando se establecerán esos objetivos.

Finalmente, la FDA Podría Responder a una Vieja Petición

El Centro para la Ciencia en el Interés Público (CSPI) presentó una petición en el 2005 en la que pedía a la FDA reducir el sodio en el suministro de alimentos y revocar su GRAS (generalmente reconocido como seguro). La petición original se presentó mucho antes, en 1978, cuando el CSPI pidió fijar un límite en el contenido de sal en los alimentos procesados.2

En 1983, otra petición por parte del CSPI logró que se pusiera el contenido de sodio en las etiquetas de los productos de alimentos. La FDA afirmó que en el 2014 estaban por emitir normas sobre la reducción de sodio, pero para febrero del 2015, seguían sin publicarse. Con respecto a lo que causó el retraso, Politico informó:3

"Hay teorías acerca de qué fue exactamente lo que retrasó estos objetivos. Algunos ex oficiales de la FDA culparon a sus homólogos del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS).

Una fuente dijo, "estuvo en la HHS durante años". Algunos dijeron que el creciente debate sobre el estado de la ciencia del sodio mitigó las ganas de la Casa Blanca de involucrarse en esta situación.

Otros dijeron que a la administración le preocupaba producir demasiados debates sobre "estado paternalista" de las políticas de nutrición a la vez".

Finalmente, en octubre del 2015, el CSPI presentó una demanda contra la FDA para presionar a la agencia con el fin de que establezca una fecha límite para publicar lar normas sobre la reducción voluntaria de sodio. Parece que su estrategia puede haber funcionado y le dieron hasta el 1 de junio para responder, pero no todos están muy contentos con la posible reducción de sodio.

Industria de la Sal: La Reducción de Sal Dará como Resultado un Cóctel de Sustancias Químicas en Sus Alimentos

Además de los fabricantes de comida chatarra, la industria de la sal tiene mucho que perder si las personas que viven en los Estados Unidos comienzan a consumir menos sal. Incluso han señalado una posible desventaja de eliminar la sal de los alimentos procesados – la adición de remplazos químicos.

El remplazo de las grasas saturadas en los alimentos con grasas sintéticas trans – actualmente conocidas por contribuir con las enfermedades cardíacas, entre otras – es un ejemplo de una política de salud pública4 yendo por un mal camino y lo mismo podría pasar al forzar la restricción de la sal.

Morton Satin, vicepresidente de ciencia e investigación en el grupo de la industria The Salt Institute, dijo a Plitico:5

"No creemos que esto esté justificado… ¿Cuál es el impacto? La sal se remplazará con un cóctel de sustancias químicas. Simplemente no pueden quitar la sal. Tienen que darle un buen sabor a los alimentos".

Otro líder de la industria señaló, "No podemos hacer todos estos cambios y esperar que el gobierno se dé la vuelta y diga saben qué, fue un error – y todos los sustitutos que se están utilizando son aún peores".6

¿Debería Restringirse la Sal?

La verdadera pregunta es si la sal realmente es mala para usted. Para ser claros, el consumo de alimentos procesados ricos en sodio está lejos de ser saludable – pero, ¿Ss la sal el problema?

Los beneficios para el corazón de restringir el consumo de sal han sido cuestionados desde hace algún tiempo. En el 2011, una revisión sistemática de los datos que involucraron a 6 500 personas encontró que no había evidencia suficiente para recomendar una restricción de sal.7

Entre las personas con la presión arterial alta y normal, la restricción de sal no se relacionó significativamente con la mortalidad en general o la mortalidad por causas cardiovasculares. Mientras que entre las personas con insuficiencia cardíaca congestiva, la restricción de sal se relacionó con un mayor riesgo de mortalidad.

Una actualización de la revisión, publicada en el 2014, también encontró que "no hay la evidencia suficiente para confirmar efectos clínicamente importantes del consejo alimenticio y la sustitución de la sal en la mortalidad cardiovascular" entre personas con presión arterial alta y normal.8

Sin embargo, otro meta análisis encontró que las personas con insuficiencia cardíaca que limitaron su consumo de sodio tuvieron un riesgo 160% mayor de muerte en comparación con las personas que no limitaron su consumo de sal.9

Algunos estudios han demostrado un modesto beneficio de la restricción de sal entre algunas personas con presión arterial alta, pero la evidencia no abarca al resto de la población.

¿Qué Pasa Cuando No Consume la Suficiente Sal?

La FDA y el Servicio de Inspección de la Seguridad de los Alimentos (FSIS) recomiendan limitar su consumo diario de sodio a menos de 2 300 miligramos (mg).

Aconsejan una reducción adicional a 1 500 mg (sólo poco más de media cucharadita) para las personas de 51 años de edad en adelante, afroamericanos, personas con hipertensión, diabetes o enfermedad renal crónica (esto abarca aproximadamente a la mitad de la población de los Estados Unidos).

Sin embargo, en el 2013 el Instituto de Medicina (IOM) concluyó que no existe evidencia suficiente para recomendar reducir el consumo de sal por debajo de los 2 300mg.10

De hecho, existen riesgos bastante reales por consumir muy poca sal y las recomendaciones para la población en general de restringir el consumo de sal a niveles muy bajos, de hecho, aumenta las tasas de una gran variedad de enfermedades.

Por ejemplo, en un estudio, una alimentación baja en sal causó un aumento en la resistencia a la insulina, que es un factor de riesgo para la diabetes tipo 2 – y el cambio ocurrió en sólo siete días.11 Una investigación publicada en JAMA también encontró que consumir menos de 3 000 mg de sodio al día podría aumentar su riesgo de morir a causa de una enfermedad cardíaca.12

Una alimentación baja en sodio incluso está relacionada con mayores niveles de colesterol y triglicéridos13 y un mayor riesgo de muerte en los diabéticos (otra población a la que por lo general se le recomienda restringir su consumo de sodio).14

Las Complicaciones Mortales de Consumir Muy Poco Sodio

También está la hiponatremia, en la que su cuerpo tiene muy poco sodio, lo que hace que los niveles de líquidos aumenten y sus células comiencen a inflamarse. La hiponatremia es más común en personas de edad avanzada y atletas (cuyos niveles de sodio podrían agotarse debido a la sudoración excesiva y por consumir demasiada agua).

Esta inflamación puede causar una serie de problemas de salud, desde leves hasta severos. En el peor de los casos, la hiponatremia puede ser mortal, al provocar inflamación cerebral, coma y muerte. Pero la hiponatremia de leve a moderada tiene efectos más sutiles que tal vez ni usted ni su médico relacionen con un problema de deficiencia de sodio, incluyendo:

Nausea, vómito y cambios en el apetito

Dolor de cabeza

Confusión

Alucinaciones

Pérdida de energía

Fatiga

Incontinencia urinaria

Nerviosismo, ansiedad irritabilidad y otros cambios de humor

Debilidad muscular, espasmos o calambres

Convulsiones

Inconsciencia

Coma

El Sodio Podría Ser Peligroso Si No Consume Suficiente Potasio

Si consume muchos alimentos procesados y no muchos vegetales, existe una buena probabilidad de que su proporción entre sodio y potasio esté desequilibrada. Si no está seguro, pruebe mi aplicación gratuita My Fitness Pal, que le permite poner los alimentos que consume y calcular la proporción automáticamente.

Generalmente, se recomienda que consuma cinco veces más potasio que sodio, pero la mayoría de las personas que viven en los Estados Unidos consumen dos veces más sodio que potasio. Es un desequilibrio que podría causar muchos problemas de salud relacionados con el consumo excesivo de sal.

Su cuerpo necesita potasio para mantener niveles adecuados de pH en los líquidos corporales y también desempeña un papel integral en la regulación de la presión arterial. Es posible que la deficiencia de potasio pueda ser más responsable de la hipertensión (que es un factor de riesgo para las enfermedades cardíacas) que el exceso de sodio.

Un desequilibrio en la proporción sodio-+potasio puede causar hipertensión y la mejor forma de lograr este desequilibrio es llevando una alimentación rica en alimentos procesados, que se distinguen por su bajo contenido de potasio y su alto contenido de sodio.

De acuerdo con un estudio federal realizado en el 2011 sobre el consumo de sodio y potasio, aquellos con el mayor riesgo de enfermedad cardiovascular fueron las personas que llevaron una alimentación muy rica en sodio y muy baja en potasio.15

De acuerdo con la Dra. Elena Kuklina, una de las autoras principales del estudio, el potasio podría neutralizar los efectos dañinos para el corazón de la sal.

Obviamente, las personas que consumieron mucha sal y muy poco potasio tuvieron más del doble de probabilidad de morir a causa de un ataque cardíaco en comparación con las personas que consumieron cantidades iguales de ambos nutrientes.

Para Optimizar Su Proporción entre Sodio--Potasio Enfóquese en Reducir el Consumo de Alimentos Procesados

Establecer normas voluntarias para reducir los niveles de sodio en los alimentos es una forma equivocada de mejorar la salud pública. Una mejor opción sería restringir el consumo de alimentos procesados. La mayoría de los alimentos procesados no tienen ningún valor nutricional para su salud, aunque contuvieran poco sodio.

De acuerdo con la FDA, el 77% del consumo de sodio de las personas que viven en los Estados Unidos proviene de alimentos procesados y alimentos de restaurantes, cuando reduce el consumo de alimentos procesados, también reducirá automáticamente el consumo de sal procesada.

Esto es lo que deberían de fomentar las agencias de salud pública. Si tiene un desequilibrio en su proporción sodio-potasio, esto puede ayudarlo:

  • Primero, elimine todos los alimentos procesados, que contienen mucha sal procesada y muy poco potasio y otros nutrientes esenciales.
  • Coma alimentos enteros, no procesados, idealmente orgánicos y locales para asegurar su óptimo contenido nutricional. Este tipo de alimentación naturalmente le brindará mayores cantidades de potasio en proporción al sodio.
  • Cuando consuma sal, elija la sal natural. Creo que la sal del Himalaya podría ser su mejor opción, ya que contiene poco sodio y mucho potasio en comparación con otros tipos de sal.16

© Copyright 1997-2016 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.