Ocultar
Como Limpiar Heridas

Historia en Breve -

  • El peróxido de hidrógeno (o agua oxigenada) es una solución antibacteriana eficaz que nunca debe ser utilizada en sus cortadas y heridas. Interrumpe el tejido sano y prolonga la curación
  • Los jabones antibacterianos están llenos de antisépticos y productos químicos tóxicos; estos tampoco mejorarán su tiempo de curación
  • Todo lo que necesita para limpiar sus heridas y empezar el proceso de curación es agua y jabón suave, sin triclosán, ni triclocarbán o fragancias
 

Peróxido de Hidrógeno, o Agua y Jabón Para Limpiar Sus Heridas

Junio 18, 2016 | 14,459 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

Cortarse o rasparse, tanto dentro como fuera de su hogar, es algo común. Estas aberturas cutáneas producen una oportunidad para el crecimiento bacteriano y las infecciones. La primera limpieza de la herida ayudará a eliminar las bacterias no deseadas y crear un entorno para ayudar al área abierta a sanar.

La mayoría de las personas recurren ya sea al jabón y el agua, o al peróxido de hidrógeno para limpiar la zona antes de vendarla. Deberá utilizar el limpiador más eficaz sin perturbar el tejido para estimular a que el área se recupere. Sin duda, uno de estos materiales es mejor que el otro.

¿Por Qué el Peróxido de Hidrógeno es una Excelente Opción?

El peróxido de hidrógeno es utilizado desde la década de 1920 como un antiséptico, ya que es eficaz para matar las bacterias. Un antiséptico es una sustancia que previene el crecimiento de microorganismos causantes de enfermedades, tales como las bacterias.

Probablemente su madre recurrió a la botella café de peróxido de hidrógeno cuando era niño y se hacía cortadas o raspaduras.

Es posible que recuerde que le dolía al ser aplicado en su cortada. Ese dolor o malestar fue el resultado del peróxido al activar los receptores del dolor en su cortada o raspadura, conforme destruía a las bacterias en el área. Este es mucho más seguro y eficaz que el alcohol para frotar (isopropílico) que comúnmente se utiliza, y mancha menos que el yodo.1

Su Herida Necesita Oxígeno Para Sanar

La cicatrización de las heridas es un proceso normal que su organismo realiza ya sea si la herida es un corte muy fino o una gran incisión después de una cirugía. En cualquier caso, sus cortadas, raspaduras y heridas se curan más rápido, mejor y con menos cicatrices cuando hay mucha cantidad de oxígeno disponible.2

La composición química del peróxido de hidrógeno es H2O2, el cual contiene una molécula adicional de oxígeno en comparación con el agua cuya composición es H2O. Cuando vierte peróxido de hidrógeno en una cortada o raspadura, se dará cuenta del burbujeo en el área, ya que el peróxido de hidrógeno libera una molécula de oxígeno y se convierte en agua.

¿Cómo Destruye el Peróxido de Hidrógeno a las Bacterias?

El peróxido de hidrógeno actúa contra las bacterias, rompe las membranas celulares abiertas al atraer a los electrones. Dentro de las bacterias se encuentra una enzima llamada catalasa, la cual produce la efervescencia que observa cuando el peróxido de hidrógeno reacciona con la enzima y libera la molécula de oxígeno.3

El peróxido de hidrógeno es un antiséptico muy bueno, pero no es capaz de distinguir entre células sanas y aquellas de las bacterias en la herida. El peróxido atrae a los electrones de sus membranas celulares sanas, destruyéndolos, y reacciona con la catalasa en sus células, al producir la misma efervescencia.

Realmente, las bajas concentraciones de peróxido de hidrógeno son producidas por su cuerpo después de metabolizar el azúcar o carbohidratos, al estimular la cicatrización de las heridas.

Sus células tienen catalasa para inactivar el peróxido de hidrógeno producido en el interior de las células, pero son poderosas contra el peróxido de hidrógeno que es aplicado a una cortada desde el exterior.

El excesivo daño oxidativo a las células ocasionado por el peróxido de hidrógeno externo ralentizará la cicatrización de heridas y elevará su riesgo de formar cicatrices.4 Sus células utilizan la catalasa para inactivar el peróxido de hidrógeno producido por el cuerpo para el oxígeno y el agua después de que la insulina metaboliza el azúcar dentro de las células.

Este enlace entre la insulina, el azúcar metabolizado, la oxigenación y el peróxido de hidrógeno producido por su cuerpo podría ser una razón por la cual las personas que tienen diabetes resistente a la insulina se curan más lentamente.

En la actualidad, la mayoría de los médicos no recomiendan utilizar soluciones antisépticas de ningún tipo para limpiar heridas o lesiones por la misma razón, el peróxido de hidrógeno no es recomendable. A menudo, este antiséptico destruye las células sanas, cura lentamente y aumenta su riesgo de formar tejido cicatrizado.5

Sin embargo, si necesita un potente y eficaz antiséptico, el peróxido es mi primera opción, ya que es mucho más seguro que el yodo o el alcohol para frotar (isopropílico). Siempre viajo con una botella de aerosol de peróxido, ya que también es útil para limpiar las manchas de la ropa, especialmente cuando es utilizado junto con el jabón.

La Verdad Sobre el Jabón Antibacteriano

A pesar de que la primera patente para el jabón antibacteriano fue presentada en 1984 por David Poshi y Peter Divone, la cual fue una barra de jabón Dial que hizo su primera afirmación en la década de 1940. Dial no puso "antibacteriano" en su publicidad, pero anunció su jabón como una manera para conseguir que su cuerpo estuviera "súper limpio", al destruir a las bacterias y los gérmenes.

Dial utiliza un producto químico, hexaclorofeno, un agente antibacteriano que actualmente ha demostrado causar daño cerebral en los recién nacidos. En 1970, la compañía recibió la orden de eliminar la substancia química de su jabón.

Una vez que Poshi y Divone probaron su producto químico, triclosán, contra las bacterias y recibieron la patente, Dial fue el primero en añadirlo en sus productos, al afirmar que "los gérmenes estaban muertos al contacto".6

Actualmente, los jabones antibacterianos contienen el producto químico triclosán, a pesar de la inmensa cantidad de investigación que demuestra los problemas de salud negativos que este desencadena.

Las empresas de jabones antibacterianos han montado grandes campañas publicitarias, al afirmar que los jabones harían su entorno más seguro y que proporcionan una capa adicional de protección contra las enfermedades.7

En diciembre de 2013, después de 40 años de estudio, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos anunció que revisaría la seguridad del triclosan, al citar estudios que sugieren que puede interferir con los niveles hormonales en animales de laboratorio y aumentar el crecimiento de las bacterias resistentes a los medicamentos.8,9

El 16 de diciembre de 2013, la FDA expresó su preocupación acerca de que el jabón antibacteriano aumentaría la cantidad de bacterias resistentes a los medicamentos. Otra declaración, publicada solo tres días antes por el Dr. Colleen Rogers, el Microbiólogo principal en la FDA, indicó que los jabones antibacterianos no eran eficaces contra las bacterias:

"De hecho, actualmente no hay evidencia de que los jabones antibacterianos de venta libre (OTC, por sus siglas en ingles), sean más eficaces para prevenir enfermedades que lavar con agua y jabón común".

En cualquier caso, en septiembre 2016 se espera que sea emitida una decisión de la FDA, después de una demanda que fue presentada por el Consejo de Defensa de Recursos Naturales (NRDC, por sus siglas en inglés), en respuesta a décadas de retrasos por parte de la FDA para reglamentar a favor o en contra del triclosán y otras sustancias antibacterianas.10

Los Peligros del Triclosan

El triclosán es una sustancia antiséptica, y no se recomienda para limpiar las cortadas y raspaduras, ya que prolonga la cicatrización de heridas y aumenta el riesgo de formar cicatrices. Sin embargo, también hay otras razones por las que no debe utilizar jabones antibacterianos en su casa.

En junio de 2015, la agencia responsable de la supervisión del uso de productos químicos en la Unión Europea anunció que el triclosán sería eliminado de los productos de higiene debido a que los riesgos de utilizar el producto eran superiores a cualquier beneficio percibido.11 La investigación ha relacionado a los productos químicos utilizados para hacer jabones antibacterianos con:12,13,14

Trastorno hormonal endocrino

Mayor riesgo de cáncer

Inhibición de las bacterias acuáticas y algas necesarias para tener un ecosistema equilibrado15

Resistencia a los antibióticos

Mayor incidencia de las alergias a los cacahuates y fiebre del heno

Interferencia con la contracción muscular y la actividad

Bio-magnificación del producto soluble en grasa; parecen tener mayores niveles en el tejido más arriba en la cadena alimenticia

Interrupción de la función tiroidea

Alteración de la expresión de genética de las hormonas tiroideas

Mayor riesgo de tumores hepáticos en los ratones16

¿Cómo Lavarse Correctamente las Heridas?

La mejor manera de limpiar una cortada, raspadura o herida es con un jabón suave y seguro, y abundante agua. Elija un jabón sin triclosán, triclocarbán o fragrancia.17 Antes de limpiar su cortada, debe lavarse las manos. Esto ayuda a reducir el potencial para transferir bacterias de la mano a la herida.

Mientras limpia la herida puede ocurrir una hemorragia de leve a moderada. Después de limpiar, aplique presión directa para detener el sangrado y si es posible eleve el área por encima del nivel del corazón. Esto ayuda a reducir la cantidad de sangre hacia la zona, para ayudar a detener el sangrado.

Enjuague la herida con agua entre cinco y diez minutos. Esto ayuda a eliminar la suciedad y los residuos del área. Es posible que sienta más agradable el agua fría que el agua tibia, pero cualquiera de las dos es adecuada. Si tiene un rociador en el fregadero de la cocina, puede intentar utilizarlo para ayudarse a limpiar la herida.18

Después de enjuagar minuciosamente entre cinco a diez minutos para eliminar la suciedad y los residuos, utilice un jabón suave con un paño limpio o una gasa para lavar el área, y presione suavemente.

Restregar con fuerza puede alterar el área y prolongar el tiempo de curación sin ningún beneficio adicional por limpiarla. Cubra el área para mantenerla húmeda y limpia. Las heridas que se mantienen húmedas y sin costra se curan mejor y son menos propensas a formar cicatrices.19,20

¿Por Qué la Plata Debe Estar en Su Gabinete de Medicinas?

Las propiedades antimicrobianas de la plata son conocidas desde hace 400 A.C., y hasta principios del siglo XX, la plata se utilizaba comúnmente como un agente antimicrobiano para atender heridas. La ciencia moderna no solo ha confirmado los efectos antimicrobianos de la plata,21,22,23,24,25 incluso ha demostrado ser eficaz contra las bacterias resistentes a los antibióticos.26,27

Las pruebas como éstas revelan que la plata desestabiliza la estructura de las membranas celulares de las bacterias, lo cual las hace más porosas, y permite a la plata entrar en la célula bacteriana y destruirla.

Asimismo, una gasa de hidrofibra que contiene plata ha mostrado ofrecer una protección eficaz contra la proliferación de una amplia gama de microorganismos aerobios, anaerobios y resistentes a los antibióticos.28 Además, las nanopartículas de laplata incorporadas en un gel termo-sensible han demostrado ser eficaces contra el Staphylococcus aureus.29

Un estudio realizado en el 2010 descubrió que la plata coloidal destruyó eficazmente a los estafilococos resistentes a los medicamentos, Escherichia coli, Salmonella y Pseudomonas aregnosa,30 el último de los cuales ocurre normalmente en los hospitales y en las personas con sistemas inmunológicos debiles.31

Al considerar el riesgo de contraer una infección resistente a los medicamentos, parece razonable concluir que mantener una botella de plata de alta calidad en su botiquín sería una estrategia prudente para utilizarla cada vez que tenga una cortada, raspadura u otra herida tópica.

Consejos Para Acelerar la Curación

Una vez que la herida este limpia, hay varias medidas que puede realizar para aumentar la velocidad de la cicatrización y reducir el potencial de cicatrices.

1. Miel

La miel fue utiliza para combatir infecciones hasta el siglo XX. Sin embargo, por lo general la miel procesada de grado-A que encuentra en la tienda de abarrotes no es más que jarabe alto en fructosa y de hecho puede elevar el riesgo de infección. En vez de esta, utilice la miel de Manuka sin pasteurizar. Esta miel es producida por las abejas que liban las flores de Manuka y podría ser más eficaz que los antibióticos contra algunos tipos de bacteria.32

2. Aceite de Coco

El aceite de coco virgen tiene doble beneficio ya que mantiene su piel húmeda y mejora su proliferación de fibroblastos, así como la cicatrización de heridas.33 Únicamente, utilice el aceite de coco virgen en la zona, dos veces al día.

3. DuoDERM

El DuoDERM es una marca de gasas hidrocoloides34 que cubren la herida, la protegen de las bacterias y la mantienen húmeda para mejorar el tiempo de curación. Además, reducen el dolor en el área mientras proporcionan una cubierta protectora.

4. Evitar Fumar

Evite fumar. La cicatrización de heridas requiere un buen suministro de sangre y fumar reduce el suministro de sangre a la piel a través de la vasoconstricción, y disminuye la absorción de vitamina A, necesaria para la salud cutánea y la cicatrización.35

5. Alimentación

Hay varias opciones que puede tomar cada día que reducirán su tiempo de curación y mejorarán su salud en general.36

Betacaroteno o vitamina A

A menudo, los alimentos ricos en vitamina A o betacaroteno son de color naranja, como los camotes, las zanahorias y las calabazas de invierno. No tome un suplemento de vitamina A si está embarazada, está lactando o intenta quedar embarazada.

Vitamina C

Su cuerpo la utiliza para producir colágeno y formar tejido nuevo. Es soluble en agua. Puede tomar hasta 3 000 miligramos (mg) por día. Disminuya su cantidad en caso de presentar diarrea.

La vitamina C interactúa con algunos medicamentos, incluyendo la quimioterapia, el estrógeno, la warfarina y otros. Si toma medicamentos consulte con su farmacéutico acerca de las interacciones conocidas. Los alimentos que son ricos en vitamina C son las frutas cítricas, vegetales de hojas verdes, el brócoli y las bayas.

Zinc

Estimula la cicatrización de heridas y puede ser utilizado como un suplemento oral a través de pastillas de zinc o aplicado directamente sobre la herida en forma de crema. NO aplique en heridas abiertas y no tome un suplemento a largo plazo. Los alimentos que son ricos en zinc son las semillas de calabaza, las ostras, la carne de ternera, la carne de res, los anacardos y los champiñones.

Vitaminas B

Pueden acelerar la curación de heridas y mejorar la salud cutánea. Los alimentos que son ricos en muchas de las vitaminas B incluyen a las espinacas, el brócoli, el hígado de ternera, las lentejas, el perejil y el chile morrón.

Bromelina

Es una enzima que se encuentra en la piña, podría reducir la inflamación, los moretones y mejorar el tiempo de curación.

L-arginina

Es utilizada después de una cirugía para mejorar la cicatrización. Los alimentos que son ricos en arginina incluyen al chocolate, los cacahuates, la carne de pollo, la carne de res, la carne de cordero, la leche y el queso.

Cuando Acudir con un Médico

Es posible que necesite ver a un médico para atender una cortada o herida, ya sea inmediatamente después de la lesión o en algún momento después de una infección. Los siguientes signos y síntomas suelen requerir atención médica.37

Su cortada no deja de sangrar

Su herida es muy grande y/o muy profunda

Tiene suciedad o residuos incrustados que no puede eliminar

Es una herida en una arteria o tiene una profundidad cercana al hueso

Es una herida causada por una mordida de animal o humano

La herida parece estar infectada, tiene pus de color verde o amarilla, tiene un área roja alrededor que se expande, la piel que rodea a la herida luce "arrugada", el área alrededor de la herida es mucho más caliente que la piel circundante, y tiene unas líneas rojas que parecen provenir del área

[+] Fuentes y Referencias

© Copyright 1997-2016 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.