Ocultar
Demencia

Historia en Breve -

  • Si los cambios en la memoria o capacidad de razonamiento que manifiesta son tan graves como para que los noten sus amigos y familiares, podría estar frente a un deterioro cognitivo leve (MCI, por sus siglas en inglés)
  • Si los cambios mentales son tan significativos que interfieren con su capacidad para funcionar o vivir de forma independiente, podría ser demencia
  • Es crucial tener una dieta Cetogénica alta en grasas, moderada en proteínas, y baja en carbohidratos para proteger la salud cerebral, y esto se recomienda para prácticamente todas las personas, pero sobre todo para aquellas que están preocupadas por su salud cerebral
 

¿Pérdida de la Memoria o Demencia?

Agosto 11, 2016 | 24,863 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

Prácticamente todas las personas tienen momentos de olvido, pero ¿cómo saber si sus fallos de memoria son los típicos lapsus diarios o un signo de algo más grave, como la demencia? Este es un problema común, especialmente al envejecer.

En los habitantes de los Estados Unidos, la idea de perder la capacidad mental provoca el doble de miedo que perder la capacidad física, y el 60 % de los adultos del país expresa estarun poco o muy preocupado por la pérdida de memoria.1

Aquí, lo positivo es que, la mayoría de los breves incidentes con la memoria no son realmente tan importantes como para entrar en pánico. Conforme envejece, la velocidad cerebral para procesar la información puede disminuir, lo que significa que podría tomarle más tiempo recordar quien escribió el libro que lee, o el nombre de su compañero de juegos durante su infancia.

La palabra está en la punta de la lengua, pero incluso si no puede recordarla, es capaz de reestructurar sus pensamientos para transmitir su mensaje. Esto es bastante normal, como los llamados "momentos de vejez", o como los neurocientíficos llaman "cambios inadaptados de la actividad cerebral".

Los ejemplos incluyen enviar un correo electrónico a la persona equivocada u olvidar una cita.

Esto ocurre debido a que su cerebro percibe muchas de sus tareas diarias como patrones y podría regresarlo a su red neuronal por defecto (DMN, por sus siglas en inglés), la zona cerebral que es responsable de su pensamiento enfocado hacia el interior, como soñar despierto, en ese momento.

En pocas palabras, a su cerebro le toma un instante cuando necesita estar realmente enfocado, lo que ocasiona un pequeño lapso de memoria, pero completamente normal.

Pérdida de Memoria: ¿Cuándo Debe Preocuparse?

Si los cambios en la memoria o capacidad de razonamiento que manifiesta son tan graves como para que sus amigos y familiares los noten, podría padecer a un deterioro cognitivo leve (MCI). El MCI es un ligero deterioro de las capacidades cognitivas que incrementa su riesgo de desarrollar una demencia más grave, incluyendo la enfermedad de Alzheimer.

Si los cambios mentales son tan significativos que interfieren con su capacidad para funcionar o vivir de forma independiente, podría ser demencia. Por ejemplo, en ocasiones, es normal tener problemas para encontrar la palabra adecuada, pero si se le olvidan frecuentemente las palabras y repite frases e historias durante una conversación, podría tener algún problema.

Otra señal de alerta es perderse o desorientarse en lugares conocidos (a diferencia de si necesita ocasionalmente preguntar direcciones).

Si más tarde es capaz de describir un momento en el que estuvo olvidadizo--como extraviar las llaves--eso es una buena señal; un signo más grave es no poder recordar situaciones cuando la pérdida de memoria que causó un problema, a pesar de que sus seres queridos se lo describan. Otras señales de alarma de MCI o demencia son:

Presentar dificultad para realizar tareas cotidianas, como pagar cuentas o cuidar de la higiene personal

Hacer la misma pregunta una y otra

Mostrar dificultad para tomar decisiones

Exhibir un juicio deficiente o comportamientos sociales inadecuados

Tener cambios en la personalidad o perder el interés en las actividades favoritas

Padecer lapsos de memoria que pongan a las personas en peligro, como dejar la estufa prendida

Tener incapacidad para reconocer las caras o los objetos familiares

Negar que existe un problema de memoria y enojarse cuando otros sacan el tema

Señales de Alerta de Alzheimer en Etapa Temprana

Más de 5 millones de habitantes en los Estados Unidos padecen la enfermedad de Alzheimer, y el número es cada vez mayor. En este país, una persona desarrolla la enfermedad cada 66 segundos; y para el año 2050, se espera que la prevalencia de Alzheimer será casi el triple, al alcanzar 13.8 millones de personas.2

En el 2016, ya es la sexta causa principal de muerte en los Estados Unidos, y es una de las enfermedades que no tienen cura conocida o algún método probado para ralentizar su progresión.

Asimismo, la Asociación de Alzheimer compiló las diferencias entre los síntomas de la demencia, incluyendo la enfermedad de Alzheimer y los típicos cambios relacionados con la edad:3

Signos de Alzheimer/demencia Típicos cambios relacionados con el envejecimiento

Signos de Alzheimer/demencia: Tener una falta de juicio y toma de decisiones

Típicos cambios relacionados con el envejecimiento: Tomar una mala decisión de vez en cuando

Signos de Alzheimer/demencia: Mostrar incapacidad para administrar un presupuesto

Típicos cambios relacionados con el envejecimiento: Fallar en una pago mensual

Signos de Alzheimer/demencia: Perder la noción de la fecha o temporada

Típicos cambios relacionados con el envejecimiento: Olvidar que día es y recordar más tarde

Signos de Alzheimer/demencia: Presentar dificultad para tener una conversación

Típicos cambios relacionados con el envejecimiento: Olvidar a veces la palabra que desea utilizar

Signos de Alzheimer/demencia: Extraviar objetos y ser incapaz recordar donde encontrarlos

Típicos cambios relacionados con el envejecimiento: Perder objetos de vez en cuando

Un Nuevo Juego Para Teléfono Portátil Podría Ayudar a Diagnosticar la Demencia

La investigación acerca del Alzheimer sugiere que los signos preclínicos de esta enfermedad podrían ser evidentes 20 años antes de que realmente se establezca, lo cual permite una intervención mucho más temprana, si estos cambios son identificados.4

Sin embargo, por lo general, para el momento en que su memoria comienza a deteriorarse notablemente, alrededordel 40 a 50 % de sus células cerebrales ya fueron dañadas o destruidas. Es posible que un nuevo juego para teléfonos portátiles llamado Sea Hero Quest ayude en la búsqueda de un método fiable para tener un diagnóstico temprano.

El juego registra las capacidades de navegación espacial de los jugadores, que se encuentran entre las primeras series de habilidades perdidas, en los casos de demencia. Los neurocientíficos esperan utilizar los datos recolectados de cientos de miles de jugadores para identificar un rango normal de habilidades de navegación, y finalmente, desarrollar directrices para identificar la demencia de forma temprana.5

Es posible que los análisis sanguíneos que miden las proteínas cerebrales (proteínas liposomales) también ayuden a predecir el Alzheimer hasta 10 años antes de que aparezca la enfermedad.

Otro grupo de biomarcadores podría predecir la enfermedad dentro de un espacio de tiempo de dos a tres años, con una precisión de más del 90 %; además, la tomografía por emisión de positrones (PET, por sus siglas en inglés) y las pruebas retínales ofrecen esperanza de tener una detección temprana.

Si desea probar su propia función cognitiva en este momento, hágase la prueba de Examinación Gerocognitiva Auto-Administrada (SAGE, por sus siglas en inglés). Está una prueba casera de 15 minutos de duración, desarrollada por el Dr. Douglas Scharre, de la División de Neurología Cognitiva del Centro Médico Wexnerde la Universidad Estatal de Ohio.

Puede descargar la prueba SAGE desde el sitio web de la universidad. De acuerdo con Scharre, esta prueba sencilla se correlaciona muy bien con pruebas cognitivas más amplias y es una excelente forma de obtener una evaluación temprana de su función cognitiva.

Si es tomada a intervalos regulares de tiempo, también puede servir como una alerta temprana, en caso de que su puntaje comience a disminuir.

Si Su Memoria Tiene Lapsus, Cambie a una Dieta Cetogénica, DE INMEDIATO

Si tienen lapsus de memoria muy frecuentemente, que incluso le produzcaun atisbo de inquietud o duda en su mente, es el momento de tomar medidas. La realidad es que puede disfrutar de una aguda función cerebral hasta una edad avanzada y la pérdida de memoria puede ser una señal de advertencia temprana de que están por venir cambios cerebrales más graves.

Es crucial llevar una dieta cetogénica alta en grasas, moderada en proteínas y baja en carbohidratos netos para proteger su salud cerebral, y esto se le recomienda a prácticamente todas las personas, pero sobre todo a aquellas que están preocupadas por su salud cerebral.

Este tipo de alimentación implica restringir casi todo, excepto los carbohidratos de vegetales sin almidón, y reemplazarlos con cantidades bajas a moderadas de proteínas de alta calidad, y altas cantidades de grasas beneficiosas.

Es una alimentación que le ayudará a optimizar su peso y reducir el riesgo de enfermedades degenerativas crónicas, mientras protege su cerebro. Alimentarse de esta manera le auxiliará a cambiar el modo de quema de carbohidratos por el de quema de grasas, que a su vez provoca que su cuerpo produzca cetonas (también conocidas como cuerpos cetónicos o cetoácidos).

Las cetonas pueden nutrir a su cerebro y prevenir la atrofia cerebral. Incluso podrían restaurar y renovar las neuronas y la función nerviosa cerebral, posteriormente a un daño. Además de consumir una dieta cetogénica, los triglicéridos de cadena media (MCTs, por sus siglas en inglés) son una principal fuente de cetonas, que se encuentran en el aceite de coco. Como ha señalado el British Journal of Nutrition:6

"A diferencia de la mayoría de las demás grasas alimenticias que son altas en ácidos grasos de cadena larga, el aceite de coco contiene ácidos grasos de cadena media (MCFA, por sus siglas en inglés). Los MCFA son únicos, ya que son fácilmente absorbidos y metabolizados por el hígado, y pueden ser convertidos en cetonas.

Los cuerpos cetónicos son una importante fuente de energía alternativa cerebral, y podrían ser beneficiosos para las personas que tienen un desarrollo o ya tienen un deterioro de la memoria, como en la enfermedad de Alzheimer (AD, por sus siglas en inglés)".

Los MTCs Presentes en el Aceite de Coco Son un Extraordinario Alimento Para el Cerebro

Muchas personas han oído que el pescado es un alimento para el cerebro, debido a su concentración de grasas omega-3. Sin duda, estos son importantes, pero también lo son los MCTs. Los triglicéridos de cadena media (MCT) son grasas que no son procesadas ​​por el cuerpo de la misma manera que los triglicéridos de cadena larga.

Generalmente, una grasa tomada del cuerpo debe mezclarse con la bilis liberada de su vesícula biliar, antes de que pueda ser descompuesta por su sistema digestivo. Sin embargo, los triglicéridos de cadena media van directamente a su hígado, que convierte de forma natural el aceite en cetonas, sin pasar totalmente por la bilis.

El hígado libera inmediatamente las cetonas en el torrente sanguíneo, donde son transportadas al cerebro para ser utilizadas como combustible.

De hecho, en las personas afectadas por la enfermedad de Alzheimer, las cetonas parecen ser la fuente preferida de alimento para el cerebro.

Según la investigación de la doctora Mary Newport, poco más de dos cucharadas de aceite de coco (aproximadamente 35 mililitros [ml] o 7 cucharaditas rasas) le proporcionarían el equivalente a 20 gramos de MCTs, que es lo indicado, ya sea como una medida preventiva contra las enfermedades degenerativas neurológicas, o como un tratamiento para un padecimiento ya establecido.

Asimismo, la intrigante investigación ha demostrado ser prometedora en el uso del aceite de coco para tratar la enfermedad de Alzheimer. Un estudio encontró que 40 ml/día de aceite de coco extra virgen produce mejorías en el estado cognitivo de las mujeres que padecen esta enfermedad.7 Otro análisis señaló que:8

"... [C]ada vez hay mayor cantidad de pruebas que sustentan el concepto de que el coco podría ser beneficioso para atender la obesidad, dislipidemia... resistencia a la insulina y la hipertensión--Estos son los factores de riesgo para las enfermedades cardiovasculares y diabetes tipo 2, y también para el Alzheimer.

Además, los compuestos fenólicos y hormonas (citoquininas) que se encuentran en el coco, pueden ayudar a prevenir que se agregue el péptido amiloide-β, el cual inhibe potencialmente una fase esencial de la patogénesis del Alzheimer".

Estrategias Alimenticias Adicionales Para Ayudar a Prevenir la Enfermedad de Alzheimer

Con el fin de revertir la tendencia de Alzheimer, para tener una salud óptima, simplemente debemos volver a aprender como comer. Los alimentos procesados ​​de conveniencia están literalmente matándonos, contribuyen no solo a la demencia, sino también a la diabetes, enfermedades cardiacas y cáncer.

La belleza de seguir mi plan de nutrición optimizado es que le ayuda a prevenir y atender prácticamenteTODAS las enfermedades degenerativas crónicas, incluyendo la demencia. Cuanto antes empiece, mejor. Además de seguir una dieta cetogénica, también son importantes las siguientes estrategias alimenticias:

Evite el azúcar y la fructosa refinada. De preferencia, asegúrese de mantener sus niveles de azúcar a un mínimo y su fructosa total a menos de 25 gramos por día, o por los menos 15 gramos por día si tiene resistencia a la insulina/leptina o cualquier otro problema relacionado.

Evite el gluten y caseína (principalmente el trigo y productos lácteos pasteurizados, pero no evite las grasas lácteas, como la mantequilla). La investigación muestra que su barrera hematoencefálica se ve afectada negativamente por el gluten. El gluten también hace que el intestino sea más permeable, lo que permite que las proteínas entren en el torrente sanguíneo, donde no pertenecen.

Posteriormente, eso sensibiliza su sistema inmunológico y promueve la inflamación y la autoinmunidad, ambos pueden desempeñar un rol en el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer.

Optimice su flora intestinal, al consumir regularmente alimentos fermentados o tome un suplemento probiótico de alta calidad.

Aumente el consumo de todas las grasas saludables, incluyendo los ácidos grasos omega-3 de origen animal. Algunas fuentes de grasas saludables son los aguacates, mantequilla elaborada con leche orgánica y sin pasteurizar de animales criados con pastura, yemas de huevo orgánicos de gallinas camperas, coco y aceite de coco, frutos secos crudos, productos lácteos sin pasteurizar, aves y carnes de animales alimentados con pastura. También, asegúrese de recibir suficiente cantidad de grasas omega-3 de origen animal.

Un mayor consumo de grasas omega-3 EPA y DHA ayuda al prevenir el daño celular causado por el Alzheimer, lo que retrasa su progresión, y reduce el riesgo de desarrollar este trastorno.

Reduzca su consumo general de calorías y/o intente al ayuno intermitente. Las cetonas se activancada vez que reemplaza los carbohidratos con aceite de coco y otras fuentes de grasas saludables. El ayuno intermitente es una poderosa herramienta que le proporciona a su cuerpo el impulso que necesita para recordar cómo quemar grasa y solucionar la resistencia a la insulina/leptina, que son los principales factores que contribuyen a la enfermedad de Alzheimer.

Mejore sus niveles de magnesio. Existe una interesante investigación preliminar que sugiere firmemente la relación entre una menor cantidad de síntomas de la enfermedad de Alzheimer y mayores niveles de magnesio en el cerebro. Desafortunadamente, la mayoría de los suplementos de magnesio no atraviesan la barrera hematoencefálica. Sin embargo, en el futuro, el treonato de magnesio parece y resulta ser prometedor para tratar esta enfermedad y podría ser más favorecedor que otros métodos.

Consuma una alimentación rica en folato. Sin duda alguna, los vegetales son la mejor forma para obtener folato y debemos comer diariamente muchos vegetales. Evite los suplementos de ácido fólico, que son la versión sintética de folato de menor calidad.

Pautas Generales de Estilo de Vida Para Prevenir elAlzheimer

Además de la alimentación, hay otra serie de factores de estilo de vida que pueden contribuir o evitar que tenga una óptima salud neurológica. Por lo tanto, las siguientes estrategias también son importantes para realizar cualquier plan de prevención de la enfermedad de Alzheimer:

Haga ejercicio. Hacer ejercicio produce un desarrollo del hipocampo y mejor memoria,9 y se ha sugerido que el ejercicio puede desencadenar un cambio en la forma en que la proteína precursora amiloide se metaboliza, lo que ralentiza la aparición y progresión de la enfermedad de Alzheimer.10

Asimismo, hacer ejercicio aumenta los niveles de la proteína PGC-1 alfa. La investigación ha demostrado que las personas con Alzheimer tienen menos cantidad de PGC-1 alfa en el cerebro, y las células que contienen mayor cantidad de la proteína producen menos cantidad de la tóxica proteína amiloide, asociada con la enfermedad de Alzheimer.11

Optimice sus niveles de vitamina D, al exponerse prudentemente a los rayos del sol. Se rebeló un fuerte vínculo entre los bajos niveles de vitamina D en pacientes con Alzheimer y los malos resultados en las pruebas cognitivas.

Los investigadores creen que tener niveles óptimos de vitamina D podría aumentar la cantidad de importantes sustancias químicas cerebrales y proteger las células cerebrales a través de una mayor eficacia de las células gliales al cuidar las neuronas dañadas para devolverles la salud.

Asimismo, la vitamina D podría ejercer algunos de sus efectos beneficiosos en la enfermedad de Alzheimer a través de sus propiedades antiinflamatorias y de estimulación inmunológica.

Es de vital importancia mantener niveles suficientes de vitamina D (50 a 70 ng / ml) para tener un buen funcionamiento de su sistema inmunológico y combatir la inflamación que está asociada con este padecimiento.

Evite y elimine el mercurio de su cuerpo. Los empastes deamalgamas dentales, que contienen un 50 % de mercurio, son una de las principales fuentes de toxicidad por metales pesados. No obstante debe estar saludable antes de que se las extraigan.

Una vez que se haya ajustado a mi tipo de alimentación mencionado en mi Plan de Nutrición Optimizado, puede seguir el protocolo de desintoxicación de mercurio y luego encontrar un dentista biológico que se las remueva.

Evite y elimine el aluminio de su cuerpo. Las fuentes de aluminio son los antitranspirantes, utensilios antiadherentes, coadyuvantes de vacunas, etc. Para obtener recomendaciones de como desintoxicarse de aluminio, vea mi artículo anterior, "El Primer Caso Práctico que Muestra la Relación Entre el Alzheimer y la Toxicidad por Aluminio".

Evite las vacunas, ya que la mayoría contienen mercurio y aluminio, que son agentes y neurotóxicos e inmunotoxicos muy conocidos

Evite los anticolinérgicos y las estatinas. Está demostrado que los medicamentos que bloquean la acetilcolina--un neurotransmisor del sistema nervioso-- aumentan el riesgo de demencia. Estos medicamentos incluyen a ciertos analgésicos para dolor nocturno, antihistamínicos, somníferos, ciertos antidepresivos, medicamentos para controlar la incontinencia y ciertos analgésicos narcóticos.

Particularmente, las estatinas son problemáticas ya que suprimen la síntesis de colesterol, agotan los niveles cerebrales de la coenzima Q10 y son precursores neurotransmisores; de igual forma, evitan que los niveles adecuados de ácidos grasos esenciales y antioxidantes solubles en grasa lleguen a su cerebro, al inhibir la producción de biomoléculas indispensables, conocidas como lipoproteínas de baja densidad.

Desafíe a su mente todos los días. La estimulación mental, especialmente aprender algo nuevo, como aprender a tocar un instrumento o un nuevo idioma, está relacionada con un menor riesgo de Alzheimer. Los investigadores sospechan que el desafío mental ayuda a fortalecer al cerebro, lo que le hace menos susceptible a tener lesiones relacionadas con la enfermedad de Alzheimer.

© Copyright 1997-2017 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.