Para Tener una Salud Óptima, Cuide su Microbioma Oral y Evite el Fluoruro, los Enjuagues Bucales Agresivos y las Amalgamas

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Septiembre 03, 2016 | 29,269 vistas

Historia en Breve

  • Miles de estudios han relacionado la enfermedad oral con las enfermedades sistémicas, como el Alzheimer, derrame cerebral, enfermedades cardiacas y diabetes.
  • Para optimizar su microbioma oral, deje de usar enjuagues bucales antibacterianos. Además, evite la pasta dental con fluoruro y el agua fluorada.
  • El mercurio es otra sustancia relacionada con la salud dental que puede causar estragos. El 50 % del relleno de la amalgama es mercurio, una neurotoxina y toxina ambiental persistente.

Por el Dr. Mercola

Aunque a menudo se ignora, su salud dental tiene un impacto significativo en su salud general. Es difícil lograr la salud física de alto nivel, si pasa por alto su salud oral.

El Dr. Gerry Curatola, fundador de Rejuvenation Dentistry, tiene más de 30 años de experiencia en la odontología biológica. Según afirma Curatola, la boca es la “entrada al bienestar corporal total”. Ciertamente, miles de estudios han relacionado las enfermedades orales con las enfermedades sistémicas.

La inflamación es conocida por ser una fuerza causante de enfermedades, responsable de la mayoría de las enfermedades crónicas y la gingivitis, y otras enfermedades orales, producen inflamación crónica leve, que puede tener un efecto dañino en cada uno de los sistemas de órganos principales del cuerpo.

Por lo tanto, las enfermedades orales pueden contribuir a desarrollar trastornos como el Alzheimer, diabetes y enfermedades cardiacas, por nombrar algunos. La gingivitis avanzada puede elevar hasta 10 veces su riesgo de sufrir un ataque cardiaco fatal. Y, de acuerdo con Curatola, si tiene un ataque cardiaco relacionado con la gingivitis, 9 de cada 10 veces, será fatal.

También hay 700 % más incidencia de diabetes tipo 2 entre las personas con gingivitis, gracias a los efectos inflamatorios de la microbioma desequilibrada en la boca.

El Cuidado de su Microbioma Oral

Cuando entran a su sistema circulatorio las bacterias que causan deterioro dental y gingivitis, ocasionan que el hígado libere proteínas C-reactivas, las cuales tienen efectos inflamatorios en el sistema circulatorio entero. Así que, atender la microbioma oral una gran parte de la salud bucal.

Lograr la salud oral realmente se trata de promover el equilibrio entre las bacterias en la boca. Curiosamente, los probióticos no funcionan en la cavidad oral, así que, no es tan fácil como añadir bacterias benéficas a su boca. En cambio, como paso inicial, necesita dejar de eliminar los microbios que se encuentran en ella. Curatola explica:

“Los patógenos se reconocen actualmente como microbios residentes desequilibrados… [L]as mismas bacterias que nos mantienen vivos pueden tener una manifestación patogénica cuando se las perturba.

He estado llamando la atención acerca de dejar el "negocio de los pesticidas". También hablo sobre los pesticidas naturales. No solo el triclosán, la clorhexidina y los tipos sintéticos, sino también el aceite de árbol de té, aceite de tulsi, aceite de orégano y otros aceites antimicrobianos, que... tienen un poderoso efecto interruptor en la microbioma oral.

En la boca, no deseamos tener una "política de tierra afectada", eliminar todas las bacterias y esperar que las buenas regresen… [L]as bacterias buenas, básicamente, tienen menos oportunidad de establecer una microbioma equilibrada sanamente cuando se las perturba, desnaturaliza o deshidrata con productos a base de alcohol".

Evite los Enjuagues Bucales y la Pasta Fluorada

Así que, como su primer paso, deje de usar los enjuagues bucales antibacterianos. En cambio, considere tomar nutrientes que apoyen la salud oral y de las encías. Dos nutrientes importantes son la vitamina C y la coenzima Q10 (CoQ10). A menudo, el sangrado de encías señala una deficiencia de CoQ10.

También hay una variedad de sales homeopáticas que pueden ser beneficiosas para la salud oral, como el sílice, calcárea fluórica (fluoruro de calcio), fosfato de calcio y carbonato de calcio.

No hay que confundir el fluoruro de calcio con la fórmula química del fluoruro de sodio que se encuentra en las pastas dentales, el cual es tóxico y tiene una advertencia de veneno.

El fluoruro no solo daña su microbioma; sino que también tiene muchos otros efectos dañinos para la salud. De hecho, la exposición excesiva al fluoruro, a través de la pasta de dientes, el agua fluorada y otras fuentes, ha ocasionado una epidemia virtual de daño por el fluoruro.

Actualmente, los dientes de 4 de cada 10 adolescentes en Estados Unidos están dañados por el fluoruro, un problema conocido como fluorosis dental.

Muchas personas asumen que utilizar pasta dental con fluoruro y beber agua fluorada es un problema que solo se relaciona a la salud dental. Aunque, de acuerdo con un análisis científico de 500 páginas,1 el fluoruro es un interruptor endócrino que puede afectar los huesos, la glándula tiroides, la glándula pineal e incluso los niveles de azúcar en la sangre.

Además, al menos 34 estudios realizados con humanos y 100 realizados con animales han relacionado el fluoruro con el daño cerebral,2 como un menor IQ en los niños, y estudios han demostrado que la toxicidad por fluoruro puede ocasionar una gran variedad de problemas para la salud.

Los Peligros de las Amalgamas de Mercurio

Además de los agentes fluorados y antibacterianos, el mercurio es otra sustancia relacionada con la salud dental que puede causar estragos en su salud.

Las “amalgamas de plata”, a pesar de su nombre, contienen mercurio en su mayoría, una neurotoxina y son un peligroso contaminante ambiental bien conocido. Cerca del 50 % del relleno de las amalgamas es mercurio; el resto es una mezcla de cobre, estaño, plata y zinc.

Las amalgamas de mercurio se han utilizado en la odontología durante más de 150 años. Pero esto NO significa que son seguras. Las amalgamas se han relacionado a una larga lista de problemas de la salud, como fatiga, pérdida de memoria, temblores, problemas en la coordinación motora, incapacidad para concentrarse, migrañas, cambios de ánimo, ansiedad y problemas autoinmunes.

Noruega, Dinamarca y Suecia han prohibido las amalgamas de mercurio, al señalar los peligros ambientales y para la salud. Entonces, ¿por qué las siguen usando la mitad de los dentistas en Estados Unidos? La respuesta es: porque son económicas y fáciles de usar, lo que aumenta las ganancias de los dentistas.

¿Su Compañía de Seguros Todavía Se Mueve en la Edad Media?

Además, muchas compañías de seguros dentales no cubren el 100 % del trabajo de restauración sin amalgamas, lo que mantiene vivo el encanto de estas. Por ejemplo, algunas políticas de las aseguradoras solo pagan las amalgamas en los molares; si desea resinas, tendrá que pagar de su bolsillo.

Las políticas que sí pagan los empastes de resina en los molares podrían solo cubrir el costo de una amalgama, lo que significa que usted tendrá que pagar la diferencia. Esto es realmente inaceptable, considerando los riesgos a la salud relacionados con las amalgamas de mercurio.

Además, mientras que las amalgamas son muy fuertes, capaces de resistir décadas de uso en su boca, en realidad, debilitan sus dientes. Es necesario taladrar una mayor cantidad de materia dental para colocar la amalgama, en comparación al uso de los materiales de resina modernos.

Por lo tanto, los dientes rellenos de amalgama son más propensos a las quebraduras, lo que requiere mayor trabajo de restauración. Los materiales de resina tienden a tener un efecto opuesto, al ayudar a mantener e incluso fortalecer la integridad del diente.

¿Cuántas Amalgamas Son Demasiadas?

Sabemos ahora que el mercurio de las amalgamas no permanece “aislado” mágicamente de forma inerte en la mezcla de metal. En cambio, el relleno libera vapores de mercurio cada vez que se estimula, como cuando come o se cepilla los dientes.

La pregunta que sigue sin respuesta es: ¿Qué cantidad de amalgamas representa una amenaza definitiva para la salud? ¿Es peligroso tener una amalgama? O, ¿el riesgo es insignificante hasta que se llega a cierto número de estas?

Todavía no tenemos una respuesta definitiva para esto. Sin embargo, sí sabemos que el mercurio es un poderoso supresor inmune y que es extremadamente tóxico para el sistema nervioso central (SNC). Por lo tanto, si experimenta síntomas inmunológicos o del SNC y tiene amalgamas en la boca, éstas podrían ser un factor contribuyente. Así mismo si tiene alguno de los signos clásicos de toxicidad por mercurio, como:

Una amalgama típica contiene entre 750 y 1000 mg de mercurio.3 Esto es casi 500 000 veces más mercurio del que se encuentra en los mariscos contaminados. Consumir mariscos contaminados con mercurio puede exponerlo aproximadamente a 2.3 mcg4 y esa cantidad fue suficiente para que los científicos lanzaran una advertencia mundial en el 2006.5

Los análisis sugieren que una sola amalgama podría liberar hasta 15 microgramos (mcg) de mercurio al día.

Estos vapores de mercurio pueden atravesar fácilmente las membranas celulares y cruzar su barrera hematoencefálica y llegar al sistema nervioso central, donde pueden causar problemas psicológicos, neurológicos e inmunológicos graves.

De acuerdo con un análisis científico extenso6 sobre el mercurio y la salud de los niños, realmente NO hay ningún nivel seguro de exposición al mercurio. Así que, cualquier dentista que le diga que la exposición al mercurio debido a las amalgamas es “mínimo” e “intrascendente” le está haciendo un daño reprobable.

¿Debería Retirarse las Amalgamas?

La respuesta a esto depende realmente de su salud general y del número, edad y condición de sus amalgamas. Como regla general, Curatola recomienda hablar con un dentista biológico calificado acerca de retirar sus amalgamas en caso de que:

Todos estos factores aumentan la cantidad de vapor de mercurio que se libera de sus amalgamas, lo que aumenta el riesgo de experimentar problemas relacionados con la toxicidad por mercurio.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que retirarse las amalgamas puede presentar una amenaza seria para su salud por sí misma, si se realiza sin las precauciones de seguridad adecuadas. Por esta razón, es importante encontrar a un dentista biológico calificado que esté capacitado para retirar las amalgamas de forma segura. También sería sensato tomar medidas para aumentar su función inmune antes de retirarlas, para ayudar al proceso de desintoxicación.

Cuando se retiran las amalgamas, se libera una gran cantidad de mercurio. Si no se han tomado las medidas necesarias, su cuerpo puede repentinamente verse inundado con una dosis masiva de mercurio, lo que podría causarle problemas renales agudos. Yo mismo experimenté esto hace más de 25 años, cuando un dentista no biológico retiró mis amalgamas.

La odontología biológica ve sus dientes y encías como una parte integral de su cuerpo y cualquier tratamiento médico que se realiza toma esto en cuenta. Los dentistas biológicos están muy conscientes de los peligros relacionados a los materiales tóxicos, como las amalgamas.

Algunas de las medidas que necesita tomar para protegerse (y a su dentista) durante la extracción de las amalgamas son:

Brindarle una fuente de aire alternativa e indicarle no respirar por la boca

Colocar un dique de goma en su boca para que no trague o inhale ninguna toxina y utilizar un aspirador dental de volumen alto cerca del diente en todo momento, para eliminar el vapor de mercurio.

Utilizar un rociador de agua fría para minimizar los vapores del mercurio

Lavarse la boca inmediatamente después de la extracción (el dentista también debería cambiarse los guantes)

Limpiar inmediatamente su vestimenta protectora y su rostro después de la extracción.

Utilizar purificadores de aire en el consultorio

Ya es Tiempo: DEMANDE la Odontología sin Mercurio

El factor de cambio para la odontología sin mercurio es el Convenio de Minamata sobre el Mercurio. Consumers for Dental Choice dirigió una coalición mundial para asegurar que las amalgamas entraran en ese Convenio, cuyo objetivo es un mundo sin usos antropogénicos (hechos por el hombre) del mercurio.

Minamata invita a cada nación a cambiar los seguros y los programas del gobierno, de favorecer a las amalgamas, a preferir los materiales sin mercurio. Con el Convenio de Minamata a punto de confirmarse, esta es nuestra oportunidad para ayudar a que Consumers for Dental Choice lleve las cosas al siguiente nivel, su aplicación en todas las naciones.

Usted puede ayudar hoy con una donación generosa, a sabiendas de que yo la igualaré dólar por dólar, hasta $100 000. Las donaciones están exentas de impuestos y pueden realizarse en línea o enviando un cheque a:

Consumers for Dental Choice
316 F St., N.E., Suite 210
Washington DC 20002

Actualmente, lo único que dificulta la demanda del consumidor de la odontología sin mercurio son las compañías de seguros y los terceros responsables de pagos que piden el uso de amalgamas. Para otorgarle el poder de tomar el control de su salud, Consumers for Dental Choice ha desarrollado herramientas que usted y su dentista pueden utilizar para desafiar la decisión de su compañía de seguros dentales de negarle su derecho de elegir el cuidado dental sin mercurio. Conozca más al visitar DemandYourChoice.com.7

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 Fluoride Action Network, National Research Council Findings 2006
  • 2 Fluoride Action Network, Fluoride and the Brain
  • 3 IAOMT.org, Toxic Teeth: The Chronic Mercury Poisoning of Modern Man
  • 4  Mercurypoisoned.com March 12, 2004
  • 5 Ambio February 2007
  • 6 Curr Probl Pediatr Adolesc Health Care September 2010
  • 7 Demandyourchoice.com