Ocultar
sugar

Historia en Breve -

  • Una alimentación alta en azúcar es un importante factor de riesgo para la enfermedad cardiovascular en los niños y representa un riesgo significativo, incluso muy por debajo de los niveles del consumo actual
  • La Asociación Americana del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés) recomienda limitar los azúcares añadidos en los niños de 2 y 18 a un máximo de 6 cucharaditas (25 gramos); niños menores de 2 años no deben tener consumir ningún producto con azucares agregados
  • La esperanza de vida disminuye a medida que aumenta el peso; la obesidad moderada reduce la esperanza de vida en tres años, mientras que la obesidad severa puede reducir la vida útil hasta en 10 años
 

Como una Alimentación Alta en Azúcar Podría Causarle Muerte Prematura

Septiembre 7, 2016 | 39,504 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

Los investigadores han encontrado una fuerte relación entre el consumo excesivo de azúcar y las crecientes tasas de obesidad y enfermedades graves como la diabetes, el cáncer, la enfermedad cardíaca y el Alzheimer.

Las comidas altas en azúcar son un problema principalmente originadas por la industria de alimentos procesados. En realidad, no tendría este problema si cocinara con alimentos enteros. Desafortunadamente, la mayoría de las personas siguen comiendo alimentos mucho más procesados que alimentos reales, y las consecuencias para la salud de esta elección son significativas.

Según un estudio realizado en 2014,1 el 10 % de las personas en Estados Unidos consume un 25 % o más de sus calorías diarias en forma de azúcares añadidos. La mayoría de los adultos (71.4 %) consumen por lo menos el 10 % de sus calorías diarias de azúcar añadido.

Las personas que consumieron el 21 % o más de sus calorías diarias en forma de azúcar fueron dos veces más propensas a morir por enfermedad cardiaca en comparación con las que consumieron el 7 % o menos de sus calorías diarias de azúcar añadido. El riesgo casi TRIPLICÓ entre las personas que consumieron el 25 % o más de sus calorías de azúcar.

Eso significa que al menos el 10 % de la población adulta, en Estados Unidos, está en esta categoría de riesgo triplicado.

Una vez que entienda la biología metabólica, no le sorprenderá ver que estas estadísticas son justamente lo que se debería esperar.

La Alimentación Alta en Azúcar También Promueve la Enfermedad Cardiaca en los Niños

Una investigación más reciente muestra que una alimentación alta en azúcar también es un importante factor de riesgo para la enfermedad cardiovascular en los niños—y representa un riesgo significativo, incluso muy por debajo de los niveles del consumo actual.

Como se indicó en la última declaración científica sobre el consumo de azúcar en los niños de la Asociación Americana del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés), que finalmente admitió, reconoció y publicó el mes pasado en la revista Circulation:2

"Una fuerte evidencia sustenta el vínculo entre los productos con azucares añadidos a un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular en los niños a través de un mayor consumo de energía, mayor adiposidad y dislipidemia...

[E] s razonable recomendar que los niños consuman ≤25 g [ramos] (100 calorías] o ≈ 6 cucharaditas) de azúcares añadidos al día y evitar los azúcares añadidos en los niños menores de 2 años de edad. "

Considerando el hecho de que la enfermedad cardíaca es la principal causa de muerte en los Estados Unidos,3 reducir el consumo de azúcar no es una cuestión que debe tomarse a la ligera. Como padre, usted tiene todo el control sobre la salud futura de su hijo.

Por supuesto que esta recomendación está muy por debajo de lo que es ideal en los niños, que debería ser menos de 1 cucharadita de azúcar por día.

¿Cómo el Azúcar Afecta al Cerebro?

Otro estudio reciente proporciona nuevas pistas sobre la adicción al azúcar, al explicar cómo el azúcar afecta a las células cerebrales. Según lo informado por The Independent:4

"Nuestras células cerebrales-- que son las que más azúcar consume de todos los órganos--controlan el metabolismo y la sensación de hambre, más lo que se pensaba..."

Investigadores de la Universidad Técnica de Munich usaron imágenes de tomografía por emisión de positrones (PET, por sus siglas en inglés) para demostrar que la insulina y la leptina controlan y regulan el consumo de azúcar en las células cerebrales--tanto en las células neuronales como en las células no neuronales.

Cuando están desaparecidos los receptores de insulina en la superficie de los astrocitos (células no neuronales que mantienen la homeostasis en el cerebro), termina con una mala regulación del hambre, lo que puede provocar comer en exceso y sentirse hambriento todo el tiempo.

Matthias Tschöp, Director de la División de Enfermedades Metabólicas, dijo para The Independent:

"Por primera vez, nuestros resultados muestran que los ideales procesos metabólicos y conductales no solo son regulados por las células neuronales, otros tipos de células cerebrales, como los astrocitos, desempeñan un papel crucial."

Además, es bien sabido que el azúcar aumentará la liberación de dopamina (el neurotransmisor que lo hace sentirse bien). Entre más azúcar consuma más resistente se hará al efecto de la dopamina y cada vez necesitara más. Algo similar a la resistencia a la insulina.

Las Cetonas Son un Mejor Combustible Cerebral

Si bien su cerebro es uno de los órganos con más deseo de azúcar, es bien sabido que el cerebro no requiere glucosa. En realidad, funciona mejor cuando quema cetonas-- un subproducto que se genera cuando el cuerpo quema grasa como combustible principal.

De hecho, la evidencia sugiere que el principal culpable de la enfermedad de Alzheimer y otras enfermedades neurodegenerativas es la quema constante de glucosa por parte de su cerebro.

En las personas con diabetes, por ejemplo, ciertas neuronas del Alzheimer o el Parkinson han desarrollado resistencias a la insulina o han perdido la capacidad de utilizar eficazmente la glucosa. Como resultado, las neuronas empiezan a morir. Cuando las cetonas están presentes, estas neuronas pueden recuperarse y podrían desarrollarse nuevamente.

La Obesidad Severa Puede Robarle una Década de Vida

Las dietas altas en azúcar y el consumo regular de sodas, son la principal causa de la obesidad,5 que durante mucho tiempo ha sido reconocida como un factor de riesgo para muchas enfermedades que pueden robarle años a su vida. La enfermedad cardiaca coronaria, derrame cerebral, enfermedades respiratorias y el cáncer, son solo algunas de las pocas enfermedades asociadas a la obesidad, que aumentan su riesgo de muerte prematura. Un reciente estudio que analizó los datos de casi 4 millones de adultos de 32 países, encontró que:6

  • Las personas con sobrepeso, con un índice de masa corporal (BMI, por sus siglas en inglés) de 25 a 29.9, perdieron aproximadamente un año en su esperanza de vida
  • La obesidad moderada (BMI entre 30 y el 34.9) disminuyó su esperanza de vida en tres años
  • La obesidad severa (BMI de 25 a 39.9) puede disminuir has 10 años su esperanza de vida

Curiosamente, el exceso de peso parece tener un impacto más negativo en la salud de los hombres, ya que su riesgo de muerte prematura fue tres veces mayor que el de las mujeres obesas.

Entre los hombres con peso normal, el riesgo de morir antes de los 70 años fue 19 % y el 29.5 % en los que fueron moderadamente obesos. Entre las mujeres de peso normal, el riesgo de muerte antes de los 70 años fue del 11 % y sólo el 14.6 % en las que fueron moderadamente obesas. Esto representa un mayor riesgo absoluto del 10.5 % en los hombres y un aumento del 3.6 % en las mujeres

Sospecho que esto está relacionado con los niveles más elevados de hierro que los hombres suelen tener. Las mujeres tienen niveles más bajos debido a la pérdida de sangre durante sus períodos. El exceso de hierro combinado con la resistencia a la insulina es una potente mancuerna para la enfermedad. Puede revisar mi artículo anterior sobre la ferritina que explica este tema más detalladamente.

Las Recomendaciones Sobre el Azúcar Están Cambiando

Azucar al Dia

Durante mucho tiempo, nunca hubo una recomendación límite para el azúcar, aparte de la recomendación de comer azúcar "con moderación"-- algo que prácticamente es imposible si lleva una alimentación a base de alimentos procesados. Esto finalmente está cambiando. La AHA ahora recomienda limitar diariamente el consumo de azúcar añadido:7,8,9,10,11,12,13

  • 9 cucharaditas (38 gramos) para hombres
  • 6 cucharaditas (25 gramos) para mujeres
  • 6 cucharaditas (25 gramos) para los niños y adolescentes entre 2 y 18 años
  • Cero azúcares añadidos para los niños menores de 2 años

El Instituto Nacional de Salud (NIH, por sus siglas en inglés) también ha emitido recomendaciones en cuanto al azúcar, lo que sugiere que los niños entre 4 y 8 años deben limitar su consumo de productos con azúcares añadidos a un máximo de 3 cucharaditas al día (12 gramos), y los niños de 9 años en adelante menos de 8 cucharaditas. La realidad es que prácticamente todas las personas se beneficiarían si optaran por la recomendación en los niños de 2 años.

Los Niños Consumen Tres Veces Más Azúcares Agregados que la Recomendación Actual

Según la AHA, los niños comen un promedio de 19 cucharaditas de azúcar al día—alrededor de tres veces más de la cantidad recomendada, y la evidencia claramente indica que esta tendencia alimenticia está relacionada con nuestras actuales epidemias de obesidad y enfermedades crónicas.

Una sola lata de soda o bebida con sabor a fruta puede contener aproximadamente 40 gramos de azúcar, lo que hace a las bebidas azucaradas especialmente peligrosas para los niños pequeños. Los cereales para el desayuno, barritas de granola, bagels y pastelillos también tienden a contener altas cantidades de azúcares añadidos, lo que convierte el desayuno estándar en una receta para la enfermedad y la muerte prematura.

El Dr. Miriam Vos, profesor asociado de pediatría en la Universidad de Emory y Children´s Healcare de Atlanta y autor principal de la declaración de la AHA sobre el azúcar, dijo para Reuters:14

"El azúcar puede influir en la salud de las personas en un número de maneras. Por ejemplo, está ligada al aumento de peso, niveles más altos de colesterol, peor control del azúcar en la sangre y al hígado graso. Todos estos—niveles de colesterol, aumento de peso, resistencia a la insulina e hígado graso--son padecimientos conocidos—que aumentan el riesgo cardiovascular en la edad adulta".

Veinticinco gramos de azúcar por día es mi límite recomendado, además, con la advertencia adicional de que si es parte del 80 % de las personas que son resistentes a la insulina o leptina (sobrepeso, diabetes, presión arterial alta o está tomando una estatina), debería disminuir su consumo total de fructosa a tan solo 15 gramos por día hasta que sus niveles de insulina y leptina se hayan normalizado.

Yo elegí llevar una alimentación virtualmente baja en carbohidratos sin azúcares agregados y alrededor de 15 a 35 gramos de carbohidratos netos diarios (carbohidratos menos fibra total).

La Respuesta de la Asociación del Azúcar

Como era de esperar, la Asociación del azúcar no está muy contenta con la recomendación del azúcar de la AHA, que ellos llaman "desconcertante". En un comunicado de prensa el 24 de agosto, la Asociación de la Azúcar respondió":15

"En un año, las recomendaciones tanto de las Directrices Alimentarias del 2015 (personas de 2 años en adelante) como las de la Administración de Alimentos y Medicamentos (personas de 4 años en adelante) emitieron un objetivo del 10 % de azúcares añadidos en un esfuerzo para proporcionarles a las personas una herramienta que les ayude a llevar una alimentación saludable, la AHA publicara sus propias recomendaciones completamente diferentes.

La AHA recomienda 6 cucharaditas de azúcares añadidos en un varón activo de 16 [a] 18 años—esto representa solo el 3 % de sus calorías... La conversación en cuanto a los azúcares añadidos esta descontrolada y las creencias de las personas superan a lo que en realidad demuestra la evidencia científica... "

Ellos indican que el enfoque excesivo de la AHA "en cuanto a los azúcares añadidos es opuesto al asesoramiento de la Academia Americana de Pediatría (AAP, por sus siglas en inglés), que históricamente es quien ha tenido la última palabra sobre la alimentación de los niños."

La idea de que la Asociación de Azucareros quería que las recomendaciones de la AAP fueran la guía, nos muestra los tantos años que las industrias azucarera y la de los alimentos chatarra han estado presionando y donado dinero para influir en las decisiones de la AAP!

La Asociación de Azucareros no solo ha sido un "socio corporativo" de la AAP,16 pero la AAP también aceptó US$ 3millones de Coca-Cola Company para desarrollar un sitio web de salud para niños.17

En otras palabras, la industria azucarera ya tiene a la AAP comiendo de la palma de su mano. Ahora tienen que luchar por su derecho para vender nuevamente alimentos con alto contenido de azúcar a los jóvenes, lo que significa que tienen que crear estudios más parciales que apoyen su posición sin fundamentos.

Para obtener más información sobre la vulnerabilidad de la industria azucarera, vea mis artículos anteriores, "Los Secretos Revelados de la Industria Azucarera", "Un Nuevo Estudio Descubre que la Industria Azucarera ha Saboteado por Décadas a la Política de Salud Pública".

La Obesidad Esta Vinculada a Más de Doce Canceres

Las dietas altas en azúcar no sólo alimentan a la obesidad, sino también al cáncer. Según la Sociedad del Cáncer, el exceso de peso contribuye a aproximadamente el 20 % de todos los casos de cáncer, y la reciente investigación de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) sugiere que el cáncer pronto podría superar a las enfermedades cardiacas como el asesino número 1 en los Estados Unidos. Como lo reportó CBS:18

"A partir del 2014, el cáncer ha superado a las enfermedades cardiacas y es la causa principal de muerte en 22 estados... En el año 2000, fue la principal causa de muerte en sólo dos estados".

Los investigadores también advierten que la obesidad pronto superará al tabaco como la principal causa de cáncer. Todo esto tiene lógica una vez que entienda la ciencia de la nutrición que la respalda. El azúcar aumenta la insulina y el IGF-1 que son activadores muy potentes de la vía mTOR, que suprime la autofagia y la capacidad de su cuerpo para aniquilar a las células cancerosas.

En resumen, las células cancerosas necesitan glucosa para prosperar, y los carbohidratos se convierten en glucosa en el cuerpo. Con el fin de matar de hambre a las células cancerosas, tiene que eliminar su principal fuente de alimento, es decir, los azúcares, que incluyen todos los carbohidratos no vegetales.

Otto Warburg recibió el Premio Nobel en 1934 por sus investigaciones, al identificar que el combustible principal del cáncer fue la fermentación anaeróbica de la glucosa. Las investigaciones más recientes19  también han concluido que el azúcar en realidad aparece iniciar el crecimiento del cáncer.

Con base en una revisión de más de 1 000 estudios, un análisis publicado en The New England Journal of Medicine (NEJM, por sus siglas en inglés) ha identificado a otros ocho tipos de cáncer asociados con la obesidad, además de los que habían sido previamente identificados.20,21,22

Las mujeres con sobrepeso también aumentan el riesgo de cáncer de mama, endometrial, colon y renal, mientras más tiempo permanezcan con el exceso de peso, y para algunos tipos de cáncer, entre más peso tenga, mayor es su riesgo.23,24 Los cánceres actualmente vinculados al exceso de peso son:

 

Colon

Esófago

Riñón

Mama

Útero

Estomago

Hígado

Vesícula

Páncreas

Ovario

Meningioma (cáncer cerebral)

Tiroides

Mieloma Múltiple (Cáncer en la sangre )

Endometrial

Cómo el Azúcar Alimenta al Cáncer

Uno de los principales mecanismos por los cuales el azúcar promueve el cáncer y otras enfermedades crónicas es a través de la disfunción mitocondrial. Cuando el cuerpo quema azúcar como su combustible principal, se crean niveles mucho más elevados de especies reactivas al oxigeno (ROS, por sus siglas en inglés), que generan radicales libres secundarios que causan daño mitocondrial y ADN nuclear, junto con problemas en la membrana celular y en las proteínas.

Comer snacks muy tarde, especialmente debido a los carbohidratos, puede agravar estos riesgos. Hay evidencia bastante convincente que demuestra que cuando provee combustible a las mitocondrias en un momento en que no requieren de grandes cantidades, como cuando está durmiendo, el sistema genera cantidades excesivas e innecesarias de ATP , que a su vez desencadena las ROS, activando así la misma cascada de daño mitocondrial y en el ADN que acabo de mencionar.

También hay evidencia que indica que las células cancerosas han dañado uniformemente a las mitocondrias, por lo que comer poco antes de irse a acostar probablemente es una muy mala idea, si tenemos en mente que sus células necesitan la menor cantidad de combustible cuando está durmiendo. En lo personal trato de yo como 6 horas antes de irme a acostar.

Una Alimentación Adecuada Puede Reducir Significativamente su Riesgo de Cáncer

El cirujano ortopédico Dr. Gary Fettke ha revisado la evidencia que demuestra que llevar una alimentación alta en grasas saludables y baja en carbohidratos netos (carbohidratos totales menos fibra, es decir carbohidratos sin fibra) puede reducir significativamente el riesgo de cáncer. Fettke es una de las varias personas que ahora promueven el modelo metabólico del cáncer.

A principios de este año también entrevisté Travis Christofferson, autor de un libro fenomenal llamado: "Tripping Over the Truth: The Return of the Metabolic Theory of Cancer, Illustrates a New and Hopeful Path to a Cure.

En pocas palabras, los defectos nucleares genéticos que se pensaba que eran responsables del cáncer en realidad ocurren posteriormente. El daño mitocondrial ocurre PRIMERO, lo que a su vez provoca mutaciones genéticas nucleares que podrían causar el cáncer.

La buena noticia es que puede optimizar su función mitocondrial, al abordar su alimentación y al hacer ejercicio. Como lo indica Fettke, una de las consideraciones principales es el metabolismo de la glucosa dentro de las mitocondrias. El azúcar alimenta el cáncer mientras que las grasas lo matan.

Las células saludables pueden utilizar glucosa o cuerpos cetónicos de la grasa como fuente de energía, pero el cáncer esta metabólicamente restringido a usar únicamente glucosa. Las células cancerosas por lo general carecen de la flexibilidad metabólica y simplemente no pueden metabolizar las cetonas, y esta es la razón por la que la cetosis nutricional parece ser tan eficaz contra el cáncer.

Una Dieta Alta en Grasa y Baja en Azúcar Disminuye la Inflamación

La inflamación también es un importante factor, o daño mitocondrial que puede causar el cáncer (y muchas otras enfermedades crónicas), y nuestra actual alimentación moderna a base de alimentos procesados ​​es altamente inflamatoria.

Los principales culpables son las grasas poliinsaturadas (PUFA´s), grasas trans y azúcares agregados en todas sus formas, especialmente la fructosa procesada (como el jarabe de maíz de alta fructosa), así como los granos refinados. Los ingredientes artificiales también pueden promover la inflamación.

Al reducir la cantidad de carbohidratos netos que consume y sustituirlos con grasas saludables, lograra cuatro cosas que disminuirán las inflamación y ralentizara el crecimiento del cáncer. Podrá:

  1. Bajar el nivel de glucosa en suero
  2. Reducir el nivel de mTOR
  3. Reducir el nivel de insulina
  4. Bajar el factor de crecimiento insulínico tipo 1 (IGF-1, una potente hormona que actúa sobre la glándula pituitaria para provocar efectos metabólicos y endocrinos, incluyendo el crecimiento y replicación celular. Los niveles elevados de IGF-1 están asociados con el cáncer de mama entre otros)

De hecho, una de las razones básicas por las que una dieta alta en grasas saludables y baja en carbohidratos netos (cetosis nutricional) funciona tan bien para la salud general y la prevención de enfermedades se debe a que baja la inflamación hasta casi hacerla desaparecer.

Y cuando la inflamación desaparece, su cuerpo es mucho menos propenso a las enfermedades y/o puede curarse de cualquier padecimiento.

Como lo dijo Fettke en la conferencia anterior, la investigación sobre la base metabólica del cáncer nos presenta un nuevo conjunto de opciones de prevención y tratamiento contra el cáncer, incluyendo los siguientes:

  • Limitar o eliminar el azúcar y los carbohidratos netos (carbohidratos sin fibra) para evitar alimentar a las células cancerosas
  • Limitar o eliminar los aceites y las grasas trans PUFA con el fin de prevenir la formación de radicales libres dañinos y partículas de LDL dañinas, pequeñas y densas
  • Limitar el consumo de proteínas (recomiendo utilizar una fórmula de medio gramo de proteína por libra de masa corporal magra) para evitar estimular la vía mTOR
  • Aumentar el consumo de antioxidantes (por medio de alimentos enteros y/o suplementos) para contrarrestar el daño de los radicales libres
  • Aumentar el consumo de grasas saludables para alimentar a las células sanas, mientras mata de hambre a las células de cáncer. Las grasas saludables incluyen el aguacate, el aceite de coco, aceite MCT (que es una fuente de cetonas), mantequilla de leche de vacas alimentadas con pastura y yemas de huevo de gallinas camperas sólo por nombrar algunos.

La Alimentación Alta en Azúcar También Promueve la Enfermedad del Hígado Graso No Alcohólico

La enfermedad de hígado graso no alcohólico (NAFLD, por sus siglas en inglés), que afecta hasta un 25 % de las personas,25 se define como una acumulación excesiva de grasas en el hígado, sin tener que consumir mucho alcohol. NAFLD también es el tipo más común de enfermedad hepática crónica en los niños.26

El consumo excesivo de carbohidratos netos, sobre todo fructosa en las sodas y jugos, está fuertemente relacionado a NAFLD, que si no se atiende, puede aumentar el riesgo de carcinoma hepatocelular (cáncer de hígado).

La razón de esto es porque, a diferencia de otros azúcares, casi toda la fructosa que consume es enviada al hígado, y si consume grandes cantidades de ella--su hígado se abrumara y se dañara de la misma manera que lo hace el daño por el consumo de alcohol y otras toxinas.

Como se indicó en un estudio realizado en 2015: "... el consumo de carbohidratos es…es probablemente el principal factor que contribuye a NAFLD no el consumo de grasa alimenticia."27 La investigación de la Universidad de Tufts muestra que tomar incluso una sola bebida azucarada cada día aumentara su riesgo de daño hepático y NAFLD.28

Consejos para Reducir su Consumo de Azúcar Añadido

Una de las formas más importantes para reducir drásticamente en su consumo de azúcar y fructosa es simplemente consumir alimentos reales, ya que la mayoría del azúcar añadido que termina consumiendo proviene de alimentos procesados. Otras maneras de reducir el azúcar en su alimentación, son:

  • Reducir, con el objetivo de eliminar, el consumo de azúcar que agrega a los alimentos y bebidas o que consume en forma de alimentos procesados ​​y bebidas azucaradas
  • Usar Stevia o Lo-Han en lugar de azúcar y/o endulzantes artificiales. Puede aprender más sobre los mejores y peores sustitutos de azúcar en mi artículo anterior, "Sustitutos del Azúcar--Lo Que Es Seguro y Lo Que No"
  • Usar fruta fresca en lugar de frutas enlatadas, o azúcar para las comidas o recetas que incluyan un poco de dulzura
  • Uso de especias en lugar de azúcar para darle sabor a su comida

© Copyright 1997-2016 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.