Ocultar

Historia en Breve -

  • El aceite de coco brinda beneficios magníficos cuando se utiliza en aplicaciones nutricionales, pero también puede utilizarse en el baño para reemplazar muchos productos contaminados con sustancias químicas dañinas
  • Como limpiador facial y humectante, el aceite de coco hidrata y humecta. Por ser antimicrobiano y antibacteriano de forma natural, también es un gran desodorante y ayuda a combatir los hongos de los pies. Al aplicarlo sobre las heridas, ayuda a sanar los tejidos dañados más rápidamente
  • Es un aceite excelente para cocinar, pues el aceite de coco contiene ácido láurico, un ácido graso de cadena media que combate el Alzheimer, la obesidad, la resistencia a la insulina y la hipertensión, todos los cuales son factores de riesgo de enfermedades cardiacas y diabetes tipo 2
 

15 Razones para Tener un Frasco de Aceite de Coco en el Baño

Septiembre 26, 2016 | 43,282 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

Mientras que múltiples compañías fabrican y comercializan FMCG--bienes de consumo de alta rotación – nuevos y mejorados que utilizamos todos los días, como jabón, pasta de dientes, desodorante y loción corporal, uno de los mejores productos, y más naturales, ha estado bajo nuestras narices, por así decirlo.

El aceite de coco tiene un aroma agradable y, además de ser muy económico, es una sustancia increíblemente versátil y terapéutica. Aproximadamente, desde mediados de la década de los 90, la población ha utilizado cada vez más el aceite de coco para una variedad de aplicaciones, como limpiador, desodorante y sanador.

Las preguntas “¿De dónde viene realmente el aceite de coco?” y “¿A qué huele?” son pertinentes. El aceite de coco, como la mantequilla, es una sustancia sólida que se convierte a su forma líquida al alcanzar los 76 grados.

Mientras que es indisoluble a temperatura ambiente, toma una consistencia cremosa al mezclarla con agua con una batidora. Si no ha sido sometido a un proceso de blanqueamiento, refinación o desodorizante, el aceite de coco libera una fragancia ligera que podría esperar—como a coco.

Dos Tipos de Aceite de Coco--de Grado Comercial y Virgen

El interés relativamente reciente de los muchos usos del aceite de coco también provoca preguntas acerca de su producción. Hay dos tipos básicos: aceite de coco de grado comercial y virgen.

Aceite de coco de grado comercial – Este producto se realiza con la copra, que es la carne seca del coco. Generalmente se seca al sol, humo u horno, o con una combinación de los tres. Aunque, cuando se utiliza copra estándar para producir aceite de coco, no es estéril y, por lo tanto, no es adecuado para el consumo humano.

Se “purifica” o refina a través de un proceso llamado RBD, que significa, refinado, blanqueado y desodorizado. De acuerdo con Coconutdiet.com:1

“Se utiliza una temperatura alta para desodorizar el aceite y generalmente se filtra a través (blanqueado) de arcilla para eliminar las impurezas. Por lo general se utiliza hidróxido de sodio para eliminar los ácidos grasos libres y prolongar su vida útil.

Esta es la forma más común de producir en masa el aceite de coco. La forma más antigua para producir aceite de coco refinado era a través de una refinadora física/mecánica. Otros métodos más modernos también involucran solventes químicos para extraer el aceite de la copra para una mayor producción”.

Aceite de coco virgen – En comparación, el aceite de coco, al igual que el aceite de oliva, es mejor cuando es "virgen" y "prensado primero". Como al prensar una bolsita de té que ha estado en remojo en agua hirviendo durante algunos minutos, la primera cantidad de agua contendrá la mayor cantidad de extracto del té.

La segunda vez que use la bolsita de té, el resultado no estará tan concentrado. Así es con el aceite de coco. Coconutdiet.com continúa:

 “El aceite de coco virgen solo puede lograrse al utilizar la carne fresca del coco o lo que se conoce como aceite que no es de copra. Las sustancias químicas y las altas temperaturas no se utilizan para refinar, pues el aceite de coco puro y natural es muy estable y tiene una vida útil de varios años.

Actualmente hay dos procesos principales de fabricar aceite de coco virgen:

Secado rápido de la carne de coco fresca, la cual se utiliza para extraer el aceite. Con este método, se utiliza una cantidad mínima de calor para secar rápidamente la carne de coco y el aceite se extrae de forma mecánica.

Molienda húmeda. Con este método, se extrae el aceite de coco de la carne fresca del coco sin secarla primero. La ‘leche de coco’ se extrae primero a través del prensado.

Luego, el aceite se separa del agua. Los métodos que se pueden utilizar para separar el aceite del agua son: ebullición, fermentación, refrigeración, enzimas y centrifugado mecánico".

¿Por Qué Tener un Frasco de Aceite de Coco en el Baño?

El aceite de coco crudo y orgánico, además de ser lo suficiente bueno para consumirse (hablaremos sobre ello en un minuto) tiene una plétora de beneficios que se obtienen de otras formas además de su ingestión. He aquí una lista de 15 beneficios del aceite de coco, en ningún orden particular:

1. Rasurada suave – Si alguna vez se ha visto agobiado por la piel roja e irritada después de rasurarse, el aceite de coco es tanto una sustancia calmante como antibacteriana.

2. Recuperación de las erupciones – Otros problemas de erupciones, desde el sarpullido por el pañal a las reacciones alérgicas leves, pueden remediarse con aceite de coco. El glicol propileno es una sustancia química que se encuentra en los humectantes comerciales que podría causarle irritación en la piel y dermatitis.

3. Bálsamo para labios – Utilice el aceite de coco para humectar, nutrir e hidratar los labios resecos sin comer involuntariamente interruptores endócrinos.

Un estudio acerca del contenido de metal de los bálsamos para labios reveló concentraciones altas de plomo, aluminio, cadmio, cromo y manganeso, algunas de las cuales se han relacionado con efectos adversos para el desarrollo reproductivo y la salud.2

4. Limpiador facial – Tan efectivo como un limpiador para la cara, al mezclar partes iguales de aceite de coco y de castor se conoce como un limpiador facial con aceite. Aplíquelo sobre la piel con un masaje ligero y retírelo suavemente con un paño caliente.

El noventa por ciento de los limpiadores faciales que compra contienen sustancias químicas dañinas, como lauril éter sulfato sódico o laurilsulfato sódico, los cuales, en combinación con otras sustancias químicas, pueden formar nitrosaminas causantes de cáncer.3 El aceite de coco incluso puede mejorar el acné.

5. Desmaquillante – No solo puede limpiar su rostro, sino que también puede utilizarlo como desmaquillante natural – incluso eliminará el rímel y el delineador difíciles.

6. Crema de noche – Mientras que lo ideal es no utilizar aceite de coco debajo del maquillaje, aplicar una capa ligera antes de irse a dormir hidratará su piel, debido a que sus ácidos grasos forman un emoliente natural. Si la piel alrededor de sus uñas está dura y despellejada, trate sus cutículas con un masaje calmante con aceite de coco para mantenerlas suaves.

7. Desodorante – Una pizca de coco mezclada, si lo desea, con un aceite esencial como el de lavanda es muy efectiva - mucho mejor que los antitranspirantes que contienen aluminio, el cual se ha relacionado al Alzheimer.

Otra receta combina 3 cucharadas de cada uno de los siguientes ingredientes: aceite de coco, polvo de arruruz (o harina de maíz, maicena) y bicarbonato.

8. Antifungicida para pies - Debido a que es antimicrobiano y antibacteriano, el coco es muy efectivo para combatir el pie de atleta. Frótelo sobre la planta de sus pies después de cada baño.

Los compuestos antivirales, antibacterianos y antifungicidas del aceite de coco han demostrado inactivar los microorganismos como las bacterias, levaduras y hongos.4

9. Baño relajante – Como una alternativa a los baños de burbujas que podrían inducir infecciones del tracto urinario, especialmente en los niños, ponga una cucharada de aceite de coco en su bañera con algunos aceites esenciales. Es humectante y ayudará a matar las bacterias.

10. Exfoliante corporal – La combinación de partes iguales de aceite de coco con sal de mar, azúcar o bicarbonato para preparar un exfoliante casero suaviza, alisa y humecta la piel.

11. Loción corporal – Los humectantes que compra en el supermercado generalmente contienen sustancias químicas dañinas, como aluminio, ftalatos, parabenos, formaldehido y glicol propileno.5 El aceite de coco es una alternativa aromática y humectante que no contiene ninguno de estos.

12. Pasta dental – Para combatir el deterioro dental e incluso blanquear los dientes, prepare usted mismo una pasta dental con aceite de coco al mezclar una cucharada con ½ cucharadita de bicarbonato y 2 gotas de aceite esencial de menta. Cepíllese como siempre.

13. Oil pulling – Funciona casi como un enjuague bucal, solo que no debería hacer gárgaras con él. Conforme lo pasa vigorosamente por su boca de cinco a 15 minutos, penetra el tejido suave entre las encías y extrae las bacterias que causan caries, placa y mal aliento.

14. Al aplicarse a las cortadas o heridas infectadas, el aceite de coco desarrolla una capa de sustancias químicas protectoras naturales que también lo protegen del polvo, hongos, bacterias y virus. Al aplicarse a las heridas, acelera el proceso de curación de los tejidos dañados.

15. Combate el cabello encrespado - Las personas con cabello que tiende a encresparse recurren frecuentemente a la silicona, o a los geles y espumas a base de alcohol para cubrir el cabello, evitar que absorba la humedad y seque el tallo del cabello.

Todo lo que necesita son solo unas gotas de aceite de coco para un acondicionador natural para el cabello que lo dejará suave y con un brillo sedoso.

Propiedades Curativas del Aceite de Coco

El aceite de coco virgen se ha descrito como con un “sabor inolvidable a nueces y vainilla (e) incluso más ligero y rico que la mantequilla".

Un artículo del New York Times afirmó que, mientras que alguna vez se satanizó el aceite de coco por la campaña que indicaba que “las grasas saturadas son malas para usted", se ha vuelto aceptado:

“La grasa saturada principal en el aceite de coco es el ácido láurico, un ácido graso de cadena media. El ácido láurico aumenta los niveles del colesterol HDL bueno, o lipoproteína de alta densidad, y del colesterol malo LDL, o lipoproteína de baja densidad, en la sangre, aunque no se cree que afecte de forma negativa el índice general de ambos.

… Se han realizado innumerables afirmaciones sobre la salud acerca del ácido láurico. De acuerdo con sus defensores, es una sustancia maravillosa con posibles propiedades antibacterianas, antimicrobianas y antivirales que también podría, en teoría, combatir el VIH, eliminar el acné y aumentar la velocidad del metabolismo”.6

Incluso al aplicarse de manera tópica, el aceite de coco tiene propiedades curativas. Un supuesto hecho es que, mientras que los antitranspirantes que contienen aluminio están relacionados con el Alzheimer, el aceite de coco lo evita, debido a sus ácidos grasos de cadena media (AGCM) que se absorben y metabolizan fácilmente en el hígado y que pueden convertirse en cetonas. Un estudio afirmó:

“Los cuerpos cetónicos son alternativas importantes para la fuente de energía del cerebro y podrían ser benéficos para las personas que están desarrollando o ya padecen una deficiencia de la memoria, como Alzheimer (EA)…

(También podría) ser beneficioso en el tratamiento de la obesidad, dislipidemia, LDL elevado, resistencia a la insulina e hipertensión – estos son los factores de riesgo de (enfermedades cardiacas) y de diabetes tipo 2, así como de EA”. 7

Se ha pronosticado que el Alzheimer afectará a 1 de cada 4 personas en Estados Unidos en la siguiente generación, en competencia con la obesidad y la diabetes, aunque las evidencias sugieren que los cuerpos cetónicos en el aceite de coco podrían ayudar a restaurar y renovar las neuronas y la función nerviosa del cerebro, incluso después de que se ha presentado el daño.

Alternativas Dañinas para el Aceite de Coco

En cuanto al aceite de coco en la cocina, incluso como limpiador doméstico, hay algunos puntos a considerar:

  • El aceite de coco virgen tiene un punto de humeo de 350 grados, así que, al cocinar, lo mejor es utilizarlo a temperatura baja. El aceite de oliva se cocina de más a tan solo 250 grados, lo cual podría causar oxidación, lo cual le haría más daño que bien a su cuerpo.
  • Puede sustituir el aceite de coco con mantequilla o aceite de oliva, sobre todo, en vez de los supuestos aceites vegetales. Esta es la razón.

Múltiples estudios han revelado que el aceite de coco brinda beneficios increíbles en su uso nutricional. Uno de los cambios más dramáticos que puede hacer para su salud será reemplazar los aceites vegetales supuestamente saludables de soya, maíz y semilla de algodón, como la canola, al saltear los alimentos u hornear pasteles y galletas.

Es curioso notar que las poblaciones polinesias, quienes han utilizado aceite de coco entero como base de su alimentación durante innumerables generaciones, no padecen enfermedades cardiacas. ¿Por qué?

Es una contradicción directa a lo que ha afirmado durante algunas décadas la medicina convencional, acerca de que las grasas saturadas son malas para usted y le ocasionarán obesidad, niveles altos de colesterol, enfermedades cardiacas y Alzheimer.

La verdad es que, la grasa saturada como la del aceite de coco y el de oliva es natural, no las sustancias elaboradas en un laboratorio con métodos como la hidrogenación y la hidrogenación parcial que convierten los ácidos grasos poliinsaturados en grasas trans.

Los aceites vegetales y de semillas se someten a un doble impacto de átomos de hidrógeno y temperaturas altas, lo cual genera un aceite más barato de larga vida útil que es muy malo para su salud.

Además, cuando se calientan los aceites vegetales a temperaturas altas, los compuestos químicos se descomponen, quedan "atrapados" en sus células, se oxidan y generan radicales libres peligrosos que causan afecciones, como las enfermedades cardiacas y el cáncer. Este es un artículo atemporal sobre el tipo de aceite con el que debería cocinar.

© Copyright 1997-2016 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.