Ocultar
Obesidad

Historia en Breve -

  • Un reciente estudio encontró que casi una de cada cinco muertes en los Estados Unidos se relaciona con la obesidad, la cual es casi tres veces más alta de lo que antes se estimaba
  • La cantidad de personas de los Estados unidos que tienen sobrepeso o están obesos es probablemente mucho más alta que lo que dicen los estudios, ya que la herramienta que más se utiliza es el IMC, el cual no es exacto ya que no toma en cuenta la distribución de grasa corporal
  • Las muertes relacionadas con la obesidad también comprenden las ocasionadas por diabetes tipo 2, hipertensión, enfermedad cardiaca y hepática, cáncer, demencia y depresión, debido a que casi todas ellas tienen una disfunción metabólica como factor subyacente común
  • La única manera efectiva de revertir estas tendencias es realizar cambios en la alimentación y en el estilo de vida; los medicamentos definitivamente no son la solución
 

1 de Cada 5 Muertes Está Relacionada con Esta Epidemia Mitológica

Noviembre 15, 2016 | 18,768 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

Un nuevo reporte revela estadísticas impactantes sobre el alcance que tiene la epidemia de obesidad para robarle la salud y la longevidad a las personas en los Estados Unidos. La Universidad de Columbia junto con la Fundación Robert Wood Johnson, examinaron el impacto real que tiene la obesidad en las tasas de mortalidad.1

El estudio encontró que casi una de cada cinco muertes en los Estados Unidos se relaciona con la obesidad, la cual es casi tres veces más alta de lo que antes se estimaba.

El efecto varía aproximadamente según el género, raza y edad. Entre más joven se es, más grande es la influencia que tiene la obesidad en la mortalidad. Y contrario a un estudio2 hecho anteriormente, la obesidad no ayuda a proteger si se es una persona mayor.

El estudio de Columbia encontró el porcentaje siguiente de muertes relacionadas con un IMC (índice de masa corporal) alto:

  • Mujeres afroamericanas: El 26.8% de las muertes se relacionaron con un IMC de 25 o mayor (sobrepeso u obesidad)
  • Mujeres blancas: 21.7%
  • Hombres blancos: 15.6%
  • Hombres afroamericanos: 5%

Los autores comentaron:

"Creemos que es fundamental para la población de los Estados Unidos y para quienes construyen las políticas, que reconozcan que esto pone en peligro la salud de la población y el aumento paulatino de más de un siglo en la esperanza de vida, debido a esta epidemia de obesidad.

De hecho, la evidencia ya ha tomado en cuenta las altas tasas de obesidad como un factor que contribuye significativamente en la esperanza de vida relativamente baja de los Estados Unidos entre los países con ingresos elevados."

Pero Podría Ser Incluso Peor...

Los índices de obesidad podrían ser mucho peores que lo que sugieren estos estudios debido a un par de motivos.

Primero, el número de personas en los Estados Unidos que tienen sobrepeso o están obesos aumenta cada año y ya es considerablemente más alto de lo que era en 2006, año en que se obtuvieron los últimos datos y que se utilizaron en el estudio de la Universidad de Columbia.3

Segundo y más importante, el estudio se basa en el IMC para medir la obesidad, el cual es un índice con muchas inexactitudes que no toman en cuenta el porcentaje de grasa corporal ni la distribución de la misma.

Cuando se toman en cuenta esas variables, la cantidad de personas que cumplen con los criterios de obesidad es mucho más ELEVADA— ¡es posible que se eleve al doble! Incluso sin ajustar la grasa corporal, si las tendencias de obesidad son exactas, el impacto social será mucho peor en 2030.

Las tasas de "obesidad mórbida" (personas con un IMC arriba de 40) han aumentado en un 350% durante los últimos años.4

Según la información que podemos obtener de los indicadores simples, el tamaño de la cintura predice mejor las enfermedades cardiacas que el peso corporal o IMC.

Determinar el tamaño de la cintura es sencillo. Con una cinta métrica, mida la distancia alrededor de la parte más pequeña del abdomen justo debajo de la caja torácica y arriba del ombligo. Si no está seguro si la circunferencia de su cintura tiene una medida saludable, siga estas directrices:

  • Para los hombres, tener entre 37 y 40 pulgadas significa sobrepeso y más de 40 pulgadas es obesidad
  • Para las mujeres, tener entre 31.5-34. pulgadas significa sobrepeso y más de 34.6 pulgadas es obesidad

La Obesidad Como Presagio de Muerte

Desafortunadamente, las estadísticas de obesidad son un poco engañosas de determinar debido a que la obesidad como tal nunca se toma como causa de muerte. En lugar de eso, las complicaciones de la obesidad, como las enfermedades cardiacas o diabetes, son las culpables de la muerte de una persona.

Si tiene sobrepeso, su riesgo de padecer varios problemas de salud se multiplica. Ocho enfermedades relacionadas con la obesidad representan 75% de los costos del cuidado de la salud en los Estados Unidos. Estas enfermedades son:

Diabetes tipo 2

Enfermedad de Hígado graso no alcohólica (EHNA)

Hipertensión

Síndrome de ovario poliquístico

Problemas de lípidos

Cáncer (especialmente de seno, endometrial, de colon, de vesícula biliar, de próstata y renal5)

Enfermedad cardiaca

Demencia

Las cuatro enfermedades de la columna izquierda se relacionan con el síndrome metabólico, el cual es un factor común en la obesidad. Sin embargo, muchas otras enfermedades también entran dentro de esta categoría, me refiero a la columna de la derecha. Y se deberían añadir muchas más a la lista.

De acuerdo con el Director General de Salud Pública, además de lo anterior, la obesidad aumenta el riesgo de padecer asma, trastornos del sueño (como la apnea del sueño), depresión, complicaciones en el embarazo y resultados quirúrgicos pobres.

Aunque la obesidad se relacione con el síndrome metabólico y las enfermedades mencionadas anteriormente, esta no es la causa; es simplemente una indicación. La relación común entre la disfunción metabólica y el consumo de azúcar/fructosa en exceso es la causa principal.

Por favor considere que puede padecer disfunción metabólica y ser propenso a desarrollar "enfermedades relacionadas con la obesidad", incluso si su peso corporal es bueno--no puede basarse solamente en el IMC, pues no le proporcionará la información completa.

La Presión Social Propicia una Disfunción Metabólica Descontrolada

La presión socioeconómica y el sistema alimentario que consta únicamente de alimentos no saludables hacen que sea mucho más difícil que muchas personas adopten un estilo de vida saludable.

Esto está compuesto de un gran cumulo de desinformación en el mundo, información que muchas veces proviene directamente de las regulaciones gubernamentales y de las personas que supuestamente son expertos en nutrición.

 Una creencia que ha contribuido a que la salud occidental siga empeorando es el mito de que "una caloría es una caloría".

Esto es una de las primeras cosas que aprenden los nutriólogos en la escuela, pero desgraciadamente, ¡es completamente FALSO! Otro mito muy común es que la obesidad es el resultado de comer demasiado y de ejercitarse muy poco--es decir, consumir más calorías de las que se consumen. Esto ha llevado a pensar que las personas que padecen obesidad simplemente son "flojas".

Pero existen fuerzas sociales que van más allá de los hábitos personales. Una gran cantidad de niños se están volviendo obesos, y la "flojera" no es precisamente un adjetivo que se les pueda atribuir fácilmente.

Los cambios que ha habido en la sociedad durante los últimos 60 años han creado un tipo de efecto domino que eliminará la salud humana—un medio ambiente donde los alimentos cambian drásticamente, combinado con poco ejercicio y la exposición cada vez mayor a químicos que provocan efectos adversos biológicamente y que se utilizan en las industrias y en la agricultura.

Clave entre estos cambios en el entorno alimentario, es el uso excesivo de azúcar, el cual se añade prácticamente a todos los alimentos procesados principalmente en forma de jarabe de maíz de alta fructuosa.

Y es aquí donde interviene la falacia "una caloría es una caloría", ya que una caloría de grasa no produce el mismo impacto en el cuerpo que una caloría de azúcar. El factor principal que provoca la obesidad es el exceso de azúcar en la alimentación occidental, especialmente de fructosa.

El problema se acrecentó más debido a la declaración que hizo la Asociación Médica de los Estados Unidos sobre que la "obesidad es una enfermedad", lo cual ocasiona que se ignoren las causas que provocan obesidad y alienta a que la Industria Farmacéutica vaya al rescate.

Convenientemente, han salido al mercado dos nuevos medicamentos de prescripción que ayudan a bajar de peso, y se están desarrollando dos vacunas contra la obesidad.

Los medicamentos no son la solución, no importa que tan convincente pueda ser la campaña publicitaria. La única manera de revertir estas tendencias es hacer cambios en la alimentación y en el estilo de vida.

El Azúcar en Exceso Actúa Como un Veneno, Similar al Consumo de Alcohol

De acuerdo con uno de los expertos principales en obesidad infantil, el Dr. Robert Lustig, dice que las cantidades excesivas de azúcar pueden convertirse en toxinas que contribuyen en gran medida a la obesidad, así como a padecer muchas enfermedades mortales y crónicas.

La investigación muestra que la fructosa puede activar las células gustativas en el páncreas, el cual puede provocar que el cuerpo segregue insulina en exceso y aumente el riesgo de padecer diabetes tipo 2. El azúcar en la alimentación combinada con amino ácidos producen productos de glicación avanzada (AGEs por sus siglas en inglés) en el cuerpo, y estos compuestos pueden provocar daños que conlleven a enfermedades y envejecimiento prematuro.

La idea de bajar de peso con sólo tomar en cuenta las calorías simplemente no es una manera válida de abordarlo, ya que el cuerpo metaboliza la glucosa y la fructosa de dos maneras completamente diferentes.

La fructosa se descompone de forma parecida al alcohol, daña al hígado y provoca disfunción mitocondrial y metabólica de la misma manera como lo hace el etanol y otras toxinas. El hígado inmediatamente transforma la mayor parte de la fructosa que consume en forma de grasa, para el almacenamiento.

Así que sube de peso debido a que consume el tipo equivocado de calorías, contrario a consumir demasiadas calorías, y el problema se amplifica debido a que no realiza la cantidad de ejercicio necesario.

La personas promedio en os Estados Unidos consume un tercio de libra de azúcar al día, de la cual la mitad es fructosa. Como recomendación básica, sugiero mantener el consumo TOTAL de fructosa debajo de 25 gramos por día. Podría serle útil esta tabla de fructosa para obtener un estimado de la cantidad de gramos de fructosa que consume cada día.

Consejos para Eliminar la Obesidad, De Una Vez por Todas

Para tener una salud óptima y vivir muchos años, es necesario regresar a llevar un estilo de vida más parecido al de nuestros pasados cazadores y recolectores.

Nos hemos desviado demasiado de los alimentos para los que estamos diseñados para comer, así que regresar a lo básico centrándonos en alimentos completos, frescos y sin procesar, con la menor cantidad de azúcar y granos posible, evitará que la mayoría de las personas aumenten de peso. Llevar dicha alimentación y estilo de vida, ¡es la mejor manera de tener una vida larga y saludable!

Elija Adecuadamente los Alimentos

Para obtener una guía completa sobre nutrición, , revise mi plan de nutrición óptimo. En términos generales, sólo céntrese en consumir alimentos completos y sin procesar, idealmente orgánicos, que provengan preferentemente de fuentes locales, sustentables y saludables. Para obtener un mayor beneficio nutricional, consuma una buena porción de sus alimentos crudos.

Aunque ciertamente existen diferencias particulares entre las personas, a la mayoría le muy bien llevar una alimentación alta en grasa saludables (de 50 a 70% de las calorías que se consumen), cantidades moderadas de proteína de alta calidad, muchos vegetales.

Su alimentación general debe consistir de una cantidad muy mínima de carbohidratos que no sean de origen vegetal. Para endulzar, puede utilizar la planta Stevia, o azúcar natural de caña y miel en cantidades pequeñas.

Consuma Grasas Omega-3 de Alta Calidad de Origen Animal

Aumente el consumo de grasas omega-3 y reduzca el de grasas procesadas omega-6. Una grasa omega-3 de origen animal como el aceite de kril es esencial para la salud cardiaca y cerebral.

Lleve un Programa Completo de Ejercicio, que También Incluya Ejercicio de Alta Intensidad

Incluso si lleva la mejor alimentación del mundo, aun así necesita hacer ejercicio—y ejercitarse efectivamente—si desea optimizar su salud. Debe incorporar ejercicios para la zona core, entrenamiento de fuerza, estiramientos adecuados, así como actividades intensas.

Considere combinar estos ejercicios con ayuno intermitente para energizar al máximo el metabolismo. Se ha comprobado científicamente que el entrenamiento de resistencia extremo ha demostrado causar más daño que beneficios, por lo que evitarlo.

Optimice su Vitamina D

El factor importante cuando se trata de vitamina D es el nivel de sérico, el cual idealmente debe ser de entre 50—70ng/ml durante al año, y la única manera de determinar esto es a través de un examen sanguíneo.

El método al que prefiere es la exposición solar, pero también puede hacer uso de algún suplemento de vitamina D3 en caso de ser necesario. La mayoría de los adultos necesitan alrededor de 8 000 UI de vitamina D al día para lograr los niveles éricos de 40 ng/ml.

Si toma algún suplemento de vitamina D, también necesita asegurarse de obtener suficiente vitamina k2, ya que estos dos nutrientes trabajan en conjunto para asegurar que el calcio se distribuya a los lugares adecuados del cuerpo.

La deficiencia de vitamina K2 es en realidad lo que produce los síntomas de toxicidad de la vitamina D, la cual también consta de calcificación inadecuada que puede llevar provocar el endurecimiento de las arterias.

Los vegetales fermentados pueden ser una fuente excelente de vitamina K2 siempre y cuando utilice el cultivo iniciador adecuado diseñado para generar vitamina K2, como el cual ofreceremos más tarde este año. El queso Gouda y Edam también son buenas fuentes.

Reduzca su Estrés y Hágase una Limpieza Emocional

Estos frecuentemente son factores emocionales subyacentes al aumento de peso, por lo que es importante hacer una limpieza emocional con regularidad. De hecho, el estado emocional interviene en casi todas las enfermedades físicas y aun así es un factor que a menudo no se toma en cuenta.

El estrés impacta directamente en la inflamación, la cual es la causa de muchas enfermedades crónicas que acaban gente prematuramente con la vida de las personas cada día. Meditar, rezar, hacer yoga y las herramientas de energía psicológica como las Técnicas de Liberación Emocional (EFT por sus siglas en inglés) son todas alternativas viables que pueden ayudar a eliminar el estrés y a desaparecer bloqueos emocionales ocultos.

Evite Tantos Químicos, Toxinas y Contaminantes Como le Sea Posible

Esto incluye eliminar los productos para la limpieza del hogar que son tóxicos, jabones, productos personales de higiene, cosméticos, aromatizantes, repelentes de insectos, pesticidas e insecticidas, por mencionar unos cuantos, y reemplazarlos con alternativas no tóxicas.

Grounding o Caminar Descalzo Sobre la Tierra

Cuando camina descalzo sobre la tierra, los electrones libres se trasfieren desde la tierra al cuerpo por medio de las plantas de los pies. Estos electrones libres son algunos de los antioxidantes más potentes conocidos por el hombre.

Los experimentos han demostrado que éstos, disminuyen el dolor y la inflamación, mejoran el ritmo cardiaco, propician el sueño profundo y diluyen la sangre, lo cual impacta benéficamente a su salud.

La falta de grounding debido al uso excesivo de calzado de caucho o plástico ha contribuido al aumento de las enfermedades modernas, al permitir que prolifere desmesuradamente la inflamación crónica. Así que entre más camine descalzo sobre la tierra, será mejor.

Los lugares ideales son la playa, cerca o dentro del agua y sobre el pasto con el rocío de la mañana. Si pasa demasiado tiempo en interiores, debería considerar invertir en un tapete de earthing.

Beba Mucha Agua Fresca y Pura Todos los Días.

Asegúrese de Descansar y Dormir Muy Bien para Restaurar el Cuerpo.

© Copyright 1997-2016 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.