Inmunoterapia para el Cáncer – Esta Novedoso Avance Es Mucho Más Peligroso de lo Que Se Promueve

Inmunoterapia para el Cancer

Historia en Breve -

  • Los medicamentos de inmunoterapia, también conocidos como inhibidores de los puntos de control se consideran un avance en el tratamiento contra el cáncer, pero sus efectos secundarios son graves, incluso letales y pueden presentarse entre el 20 y más del 50% de los pacientes
  • La tecnología del receptor de antígeno quimérico (CAR-T) involucra la reingeniería genética de las células inmunes del pacientes para combatir los antígenos relacionados con los tumores, lo que destruye a las células malignas
  • Aunque mata el cáncer eficazmente, el tratamiento generalmente crea tormentas descontroladas de citoquinas que causan efectos potencialmente mortales, así como la aparición grave de diabetes tipo 2 y otros sorprendentes problemas de salud

Por el Dr. Mercola

Los medicamentos de inmunoterapia se consideran el mejor y más novedoso avance en el tratamiento convencional contra el cáncer. La tecnología del receptor de antígeno quimérico (CAR-T), ha generado mucha esperanza, pero al mismo tiempo mucha preocupación.

CAR-T involucra la reingeniería genética de las células inmunes del paciente para combatir los antígenos relacionados con los tumores, por lo tanto destruyen las células malignas.

Por desgracia, aunque todas estas terapias parecen ser sumamente eficaces para atacar y destruir las células malignas, también pueden causar daños en los tejidos y órganos sanos, lo que deja a muchos pacientes con problemas de salud, aunque por una razón completamente diferente.

También aquí hay otra cuestión importante en juego.. Las terapias con CAR de las células T como la desarrollada por Novartis (véase a continuación) ha obtenido el estatus PRIME1 (Medicina prioritaria) por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA por sus siglas en inglés).

PRIME es similar al programa2 llamado Terapias Innovadoras ofrecido por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los Estados Unidos.

Ambos programas de medicina prioritaria tienen como objetivo acelerar la aprobación de medicinas con el fin de darle esperanza a los pacientes a los que les queda muy poca o nada de esperanza.

Aunque esto es admirable, también es un camino peligroso que también puede terminar afectando a las personas que no padecen de enfermedades letales – las personas que no están dispuestas a jugar a la ruleta rusa con su salud por una oportunidad de supervivencia.

Los Ensayos con Medicamentos de Inmunoterapia Muestran que los Efectos Secundarios Son Comunes

Un estudio3 publicado en el 2010 encontró que el ipilimumab – un medicamento de inmunoterapia que bloquea el antígeno-4 del linfocito-T citotóxico, utilizado para combatir el melanoma avanzado – causado por los efectos secundarios graves en aproximadamente el 20% de los pacientes.

Otro estudio4 publicado en el 2015 encontró eventos adversos en el 24% de los pacientes que recibieron ipilimumab y cuando se utilizó en combinación con nivolumab, otro medicamento de inmunoterapia, ocurrieron reacciones adversas severas más de la mitad del tiempo.

A pesar de eso, el estudio5, financiado por Bristol-Myers Squibb, concluyó que la terapia combinada "tuvo un perfil de seguridad aceptable".

Recientemente, un estudio, publicado este verano encontró que el 30% de los pacientes que recibieron pembrolizumab o nivolumab sufrieron "efectos secundarios interesantes, raros o inesperados" a causa del tratamiento.

En general, se observaron no menos de 242 efectos secundarios diferentes, incluyendo efectos en la piel, así como en los sistemas gastrointestinal, hepático, endocrino y renal, diabetes mellitus y pancreatitis. Un cuarto de estas reacciones fue grave o potencialmente mortal y requirieron de hospitalización.

Actualmente, Novartis está buscando la aprobación para el CLT109, un medicamento que demostró ser efectivo contra la leucemia limfoblástica aguda pediátrica de células B.6 En la fase 2 del estudio, el 82% de los pacientes pediátricos y jóvenes experimentaron una remisión completa.

Sin embargo, para muchos, la victoria duró poco. Seis meses después, el 40% tuvo una recaída. Algunos de los efectos adversos también fueron graves. El 15% de los pacientes experimentó eventos neurológicos y psiquiátricos de grado 3, incluyendo encefalopatía (función cerebral anormal) y delirios.

Los Ensayos en Adultos con Leucemia Se Suspenden Después de Muertes Adicionales

Juno Therapeutics7 está trabajando en una inmunoterapia para adultos con leucemia linfoblástica aguda de células B refractarias.

Recientemente se suspendió la fase 2 del ensayo por segunda ocasión en este año debido a la muerte de dos pacientes que desarrollaron edema cerebral, días después de recibir su tratamiento.8 Uno de los pacientes tenía menos de 30 años de edad.

En julio, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) ordenó detener el ensayo después de la muerte de tres pacientes. Estos pacientes también murieron a causa de edema cerebral. Como lo informó CNN:9

"…Los investigadores señalaron como probable culpable a la adición de fludarabina al régimen de pre-acondicionamiento. La fludarabina es un medicamento de quimioterapia que se utiliza como complemento en el tratamiento… en un esfuerzo para aumentar la eficacia de la terapia experimental.

En este curso de tratamiento en particular, el pre-acondicionamiento consiste en una dosis fuerte de quimioterapia para matar las células de cáncer con el fin de permitir el crecimiento de células T nuevas que matan el cáncer.

Es como oprimir el botón de reinicio en el sistema inmunológico. Pero una interacción imprevista entre la fludarabina y las células JCAR015 modificadas genéticamente resultó ser letal".

La reanudación del ensayo está programada para agosto – pero esta vez sin el uso de fludarabina. Pero a pesar de esto, otros dos pacientes murieron, exactamente, por el mismo problema que los primeros tres, lo que sugiere que el medicamento de quimioterapia no era el problema después de todo.

Brad Loncar, fundador del fondo de inmunoterapia contra cáncer dijo para STAT News10 que Juno "iba demasiado rápido. Esto es terrible. Han matado a un par de personas y pareciera que, en parte, se debe a que se precipitan para obtener los resultados".

El Sistema Inmunológico Descontrolado Ataca a los Órganos Sanos

Recientemente, el New York Times publicó un artículo muy completo que vale la pena leer, ya que habla sobre los problemas que ha tenido que superar Chuck Peal, quien formó parte del estudio sobre el melanoma en Yale. Él recibió una combinación de ipilimumab con nivolumab.

Siete semanas después, desarrolló una aparición aguda de diabetes – una forma completamente nueva de diabetes tipo 1 para ser exactos, relacionada con este tipo de medicamentos que alteran el sistema inmunológico. La diabetes tipo 1 por lo general aparece durante la infancia, pero estos casos inducidos por los medicamentos que involucran a pacientes mayores que de pronto pierden toda la producción de insulina.

Como lo informó el artículo:11

Rápidamente salió del estado de conciencia, su presión arterial cayó, sus niveles de potasio aumentaron y su nivel de azúcar en la sangre aumentó a 10 veces más del nivel normal.

"Pasó 24 días en el hospital… Primero su páncreas comenzó a fallar, después sus intestinos se inflamaron y sufrió de disfunción renal y "para colmo", tenía fiebre de 103 y no sabíamos por qué", el Dr. Kluger dijo en una entrevista durante la crisis…

El cuerpo de Peal comenzó a atacarse a sí mismo, una reacción severa por parte de su sistema inmunológico que fue un efecto secundario de un tratamiento promovido como milagroso que tenía como objetivo salvar su vida…

A medida que aumenta su uso, los médicos se están dando cuenta de que representa un riesgo grave que se origina de lo mismo que lo hace efectivo.

Un sistema inmunológico descontrolado puede atacar órganos vitales sanos, como los intestinos, hígado y pulmones, pero también los riñones, las glándulas suprarrenales y pituitarias, el páncreas y en algunos casos raros, el corazón.

Los médicos de Yale creen que la inmunoterapia está causando un nuevo tipo de diabetes, con al menos 17 casos hasta el momento, el del Sr. Peal entre ellos".

Jugando con Fuego

Según el Dr. John Timmerman, un oncólogo e investigador de inmunoterapia en la Universidad de California, el uso de inmunoterapias es un juego peligroso. "Estamos jugando con fuego", dijo para The New York Times, poco después de haber perdido a una paciente debidos a los efectos secundarios del tratamiento.

Semanas después de que el medicamento la envió a un estado de remisión del cáncer, de repente desarrolló síntomas de resfriado y gripe, que rápidamente la mataron. ¿Cuál fue la verdadera causa de la muerte? Una respuesta inflamatoria masiva, descontrolada, debido a un sistema inmune en mal estado. Como se informó en el artículo destacado:12

"Con las vidas que salvamos y los miles de millones de dólares que se pueden generar--$ 250 000 o más, es el precio de venta de algunos regímenes de un año--no se han realizado suficientes investigaciones sobre los riesgos de las nuevas terapias", dijo William Murphy, un profesor de dermatología de la Universidad de California, Davis, quien revisa las subvenciones gubernamentales relacionadas con la inmunoterapia.

Es "un área masivamentepoco estudiada", dijo el Dr. Murphy, y agregó: "La prioridad No. 1 son los efectos antitumorales. Todo lo demás, por severo que parezca, es considerado el precio que vale la pena pagar".

De hecho, según Murphy, sólo tres de las 500 propuestas de investigación que examinó se centraron en la toxicidad. También vemos el mismo problema en investigaciones de otros medicamentos y vacunas.

Los desarrolladores de medicamentos están principalmente interesados ​​en averiguar si el medicamento funciona. ¿Es eficaz? Sin embargo, si un medicamento es eficaz en el tratamiento para el dolor de manos y mata al paciente, ¿Cuál es el beneficio?

El Programa Breakthrough Therapy Incrementa el Riesgo de los Pacientes

El programa Breakthrough Therapy de la FDA (y el PRIME europeo) empeora la situación. Al acelerar las aprobaciones, la investigación de la toxicología termina rezagándose aún más, lo que significa que más pacientes terminan siendo utilizados como conejillos de indias sin estar inscritos en un estudio formal.

Esta es una perspectiva particularmente aterradora a la luz de que los desarrolladores de medicamentos están cada vez están más enfocados en las vacunas como el medicamento preferido para todo tipo de dolencias.

Claramente, quieren que las vacunas reemplacen en gran medida a los medicamentos porque no hay ninguna responsabilidad implicada con las vacunas, aunque las personas mueran.13

En cuanto a los medicamentos de inmunoterapia, ya estamos viendo que algunos oncólogos que ya los empezaron a aplicar, aunque todavía no están preparados para abordar los muchos efectos secundarios inusuales.

Como señaló Timmerman, el oncólogo que perdió a un paciente que tenia síntomas parecidos a la gripe:14 "Si tan solo hubiéramos conocido el poder que habíamos desencadenado, que fue lo que le provocó tanto daño en su sistema de órganos, la hubieras salvado".

El Cáncer como una Enfermedad Metabólica

El cáncer es en gran medida una enfermedad metabólica, no genética, y no todos los tratamientos funcionarán para todos los cánceres.

Dicho esto, creo que se realizarán grandes avances-- incluso para los cánceres difíciles de tratar--una vez que los fundamentos metabólicos del cáncer se reconozcan más ampliamente.

Es increíblemente trágico que el enfoque actual es emplear células inmunológicas genéticamente modificadas para combatir el cáncer, desencadenando lo que representa una tormenta de citoquinas incontroladas en el cuerpo, cuando abordamos el metabolismo del cáncer esto se puede hacer sin efectos secundarios dañinos.

Dos excelentes libros escritos sobre este tema son "Cancer as a Metabolic Disease: On the Origin, Management and Prevention of Cancer," by Thomas Seyfried, Ph.D.15, y "Tripping Over the Truth: The Metabolic Theory of Cancer" by Travis Christofferson. Seyfried es uno de los pioneros en aplicar la cetosis nutricional para el cáncer, una terapia basada en el trabajo del Dr. Otto Warburg quien recibió el Premio Nobel de Fisiología o Medicina en 1931 por haber descubierto el metabolismo de las células malignas.

Estos dos libros tuvieron tanto sentido para mí que escribí una guía práctica sobre cómo ayudar a las personas a hacer el cambio hacia la quema de grasa como su combustible principal, que es el cambio metabólico preciso que la mayoría de las personas necesita con el fin de tratar eficazmente no solo el cáncer, sino también las enfermedades cardiacas y neurodegenerativas. El libro, "Fat for Fuel", saldrá a la venta en mayo 2017.

No Necesita Medicamentos para Corregir el Metabolismo Energético Disfuncional

Warburg descubrió que el cáncer en realidad es causado por un defecto en el metabolismo de la energía celular de la célula, relacionado principalmente con la función de las mitocondrias (las pequeñas cargas eléctricas dentro de sus células).

En mi opinión, esta información es la clave para el cambio ya que no solo es la base para casi todos los cánceres, sino prácticamente todas las enfermedades conocidas por el hombre, porque en el centro de las dolencias más graves encontrara la disfunción mitocondrial.

En la actualidad, la industria del cáncer se centra en los efectos negativos del problema, razón por la cual la "guerra contra el cáncer" ha sido un fracaso tan miserable.

En mi entrevista con Seyfried, él criticó específicamente a la inmunoterapia, al manifestar que: "Las medicinas personalizadas, los inhibidores de los puntos de control—todo este tipo de terapias básicamente se están enfocando en los efectos descendentes de la enfermedad."

El inhibidor de los puntos de control es otro nombre para CAR-T o medicamentos de inmunoterapia. Como lo describe el Instituto del Cáncer Dana-Farber en su página sobre la definición de los puntos de control del Inhibidor Inmunológico",16 es un término descriptivo, ya que estos medicamentos básicamente evitan que las células cancerosas utilicen las moléculas de los puntos de control inmunitario para ocultar y evadir el ataque por las células T del sistema inmunológico.

Al asegurarse de que las células T puedan reconocer a las células cancerosas como malignas, su sistema inmunológico podrá liberarse exitosamente del cáncer--a veces con bastante rapidez.

Sin embargo, como acabamos de comentar, los efectos pueden ser graves y/o letales. Y si Seyfried y otros que están estudiando la teoría metabólica del cáncer llegaran a tener la razón, dicho trauma sería totalmente innecesario.

Muchas personas que les reaparece el cáncer también son más propensas debido al tratamiento inicial. Por el contrario, si piensa en el cáncer como una enfermedad metabólica, puede abordarlo y controlarlo sin crear toxicidad sistémica.

Como explicó Seyfried, usted hace esto al abordar el combustible que las células del cáncer están utilizando, sobre todo glucosa y glutamina.

"Lo que tenemos que reconocer... es que si el cáncer es una enfermedad metabólica mitocondrial, y si llegara a desarrollar cáncer debido a la insuficiencia mitocondrial en ciertas poblaciones de células y ciertos tejidos, si evita que sus mitocondrias entren en este estado disfuncional ..." entonces la probabilidad de contraer cáncer disminuirá significativamente. ¿A qué porcentaje? Yo diría un mínimo de 80 %.

El cáncer, como dije en mi libro, probablemente es una de las enfermedades más controlables en la Tierra... Una vez que entiende el concepto del cáncer, que es una enfermedad metabólica, es muy sencillo abordar ese problema."

Publique su comentario