Ocultar
Particulas de Plasticos

Historia en Breve -

  • Los plásticos se pueden encontrar en prácticamente todas las áreas de su hogar: en contenedores de todo tipo, bolsas, artículos para bebés, productos electrónicos e incluso ropa y productos para el cuidado personal, en forma de microfibras y microperlas
  • Las microperlas, pequeñas bolitas de plástico que se encuentran en jabones personales, exfoliantes faciales y pasta de dientes llegan a las plantas de tratamiento de las aguas residuales, obstruyen vías acuáticas y entran en el estomago de los animales marinos con el plástico que atraen otras toxinas
  • Las microfibras de plástico de la ropa también representan una seria amenaza para la vida marina y emigran a los campos y a nuestros alimentos, por medio de los pescados y otros productos del mar
 

Cómo la Ropa y los Productos para el Cuidado Personal Destruyen el Ambiente y Distribuyen Plástico a los Alimentos como los Mariscos

Marzo 18, 2017 | 21,831 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

Mientras que la mayoría de nuestros abuelos utilizaban ​​en recipientes reutilizables, reciclables o degradables hechos de vidrio, metales y papel para guardar sus alimentos, la generación actual ha crecido rodeada de plásticos no biodegradables fabricados con sustancias químicas tóxicas.

Decir que los plásticos están "en todas partes" ya no es una exageración. Los puede encontrar en casi todo su hogar: en contenedores de todo tipo, bolsas, artículos para bebés, productos electrónicos e incluso ropa y productos para el cuidado personal, en forma de microfibras y microperlas.

El plástico desechado—tanto grande como microscópico—circula en el ambiente, afectando nuestros océanos y contaminando nuestro suministro de alimentos, finalmente, se las ingenia para entrar en nuestros cuerpos donde pueden acumularse a través del tiempo.

Y, las posibles consecuencias catastróficas, ambientales y biológicas incrementan con cada botella y bolsa que son desechadas, cada vez que se baña y cada vez que abre la llave del agua.

Plástico --Una Comodidad Más Dañina

Muchas de las sustancias químicas utilizadas en la fabricación de plásticos, como bisfenol-A (BPA) y bisfenol-S (BPS), perturban el desarrollo embrionario y se han relacionado con la obesidad,  enfermedades cardíacas y el cáncer.

Los ftalatos desregulan la expresión de los genes y de las hormonas, causando así anomalías que pueden transmitirse a generaciones futuras. El DEHP (di (2-etilhexil) ftalato), que se encuentra en los tubos PVC, puede causar múltiples daños en los órganos.

Según el Worldwatch Institute, mundialmente, se producen alrededor de 299 millones de toneladas de plásticos cada año y hasta 20 millones de  ellas termina en nuestros océanos.1 El Programa Ambiental de las Naciones Unidas,  afirma que por lo menos 46 000 partículas de plástico en cada milla cuadrada del océano.2

El policarbonato, el poliestireno y el tereftalato de polietileno (PETE) dañan el fondo del océano, y el plástico que flota, como el polietileno de baja densidad (LDPE), polietileno de alta densidad (HDPE), polipropileno y el hule espuma se acumulan y forman enormes islas de basura flotante.3

Las microfibras4 de la ropa representan una seria amenaza para la vida marina y emigran a los campos agrícolas y posteriormente a nuestros alimentos.

Y las microperlas, las diminutas bolitas de plástico que se encuentran en los jabones, exfoliantes faciales y pasta de dientes llegan a las plantas de tratamiento de aguas residuales, tapan los canales de agua y entran en el estomago de los animales marinos, donde atraen otras toxinas.

Si se enfoca en los efectos ambientales o biológicos, nuestro descuidado uso del plástico realmente necesita atención y revisión inmediatas.

Las Microperlas Poseen Graves Peligros Ambientales

Según un informe anterior de National Geographic,5 se estima que en 2012,  4 360 toneladas de microperlas fueron utilizadas en productos para el cuidado personal que se vendieron en la Unión Europea (UE) , y toda esa cantidad termino en los desagües.

De acuerdo con un estudio realizado en 20156 pueden haber hasta 236 000 toneladas de microperlas en el las columnas de agua de nuestros océanos. Como lo indicó National Geographic:

"Un estudio terminado en 2015 por Environmental Science & Technology descubrió alarmantemente que todos los días,  [8] trillones de microperlas estaban entrando a los ambientes acuáticos a través de los Estados Unidos.

Esta inquietante estadística plantea la cuestión de cómo tales cantidades masivas de microplásticos están afectando a la vida marina.

... Como lo reiteró el estudio del Instituto Francés de Investigación para la Explotación del Mar, "Las ostras que consumen microplásticos comen más algas y las absorben más eficientemente... [su] capacidad de reproducirse ha disminuido a la mitad"...

Los organismos que alimentan los filtros son componentes vitales de las redes alimenticias marinas, y su desaparición podría representar una seria amenaza para numerosos niveles tróficos, y tal vez para los seres humanos que dependen de estas especies como fuente de alimento.

Otra preocupación con estas raras partículas que entran en los océanos es que las sustancias químicas de los microplásticos están causando dificultades reproductivas en las ostras, lo cual es un punto muy importante...

Se ha comprobado que las sustancias toxicas como el DDT y el BPA se adhieren a partículas microplásticas... que posteriormente "entran en la cadena alimenticia cuando son ingeridas por la vida acuática, lo que se acumula en las aves, peces, mamíferos marinos y,  potencialmente en los humanos".

Los Estados Unidos y Canadá Prohibieron las Microperlas, Pero La Unión Europea Ignora el Tema

En respuesta al estudio de Ciencia y Tecnología Ambiental mencionado anteriormente, el entonces presidente Obama firmó un proyecto de ley en diciembre 2015, que prohibía el uso de microperlas de plástico en los productos para el cuidado personal con el fin de proteger los canales de agua de los Estados Unidos.7 La prohibición entra en vigor en julio del año presente.

A partir de julio 2018, las microperlas tampoco serán permitidas en los cosméticos y, a partir de julio 2019, deben eliminarse de los medicamentos sin receta vendidos en los Estados Unidos.8

A partir de julio de 2018, la prohibición de las microperlas en productos para el cuidado personal también entra en efecto en Canadá,9 Mientras que la UE no ha tomado ninguna medida al respecto.

Según un reciente artículo en el periódico Británico Independent,10 La decisión del Reino Unido de seguir el ejemplo de prohibir las microperlas en los cosméticos "podría ser una violación de la legislación de libre comercio de la UE", y si se determina que la prohibición de las microesferas "restringiría el tratado  libre comercio", la prohibición del Reino Unido probablemente se retrasará y finalmente será inaplicable. Cada año, sólo el Reino Unido arroja hasta 86 toneladas de microperlas en los canales de agua.11

Las Microfibras De Ropa Agravan la Contaminación de Plásticos

Las microfibras son otro contaminante común del agua y las fibras acrílicas liberan la mayoría de las micropartículas.12 Las pruebas revelan que cada lavado de una chamarra de lana sintética libera 1.7 gramos de microfibras y entre más vieja sea la chamarra, más microfibras libera.13

Diferentes tipos de máquinas también liberan variantes cantidades de fibras y sustancias químicas de  la ropa. Los investigadores descubrieron que las lavadoras comerciales (que tienen la tapa en la parte superior) liberaban aproximadamente 530 % más microfibras que las lavadoras residenciales (que se tienen la tapa en la parte frontal).14

Hasta el 40 % de estas microfibras salen de las plantas de tratamiento de aguas residuales y terminan en los lagos, ríos y océanos circundantes. Para abordar el problema, los científicos ahora les están solicitando a las empresas de electrodomésticos consideren agregar  filtros para capturar las microfibras.15

Wexco actualmente es el distribuidor exclusivo del filtro Filtrol 160,16 cuyo objetivo es capturar las fibras no biodegradables de la descarga de la lavadora. Sin embargo, en realidad no soluciona el problema a largo plazo, ya que las fibras simplemente terminan en los vertederos.

Las Micropartículas del Plástico Amenazan la Vida marina en Muchas Maneras

Una vez que llegan a las columnas de agua, todas estas partículas de plástico bloquean la luz solar, que necesaria para que el plancton y las algas sobrevivan, y las ramificaciones de esto repercuten  en toda la cadena alimenticia. Asombrosamente, en algunas partes del océano, la cantidad de platico es mayor que el plancton en un factor de 6 a 1.17

También se ha demostrado que las microfibras liberadas durante el proceso de lavado aumentan la mortalidad entre las pulgas de agua.18 En otro estudio, la presencia de fibras plásticas redujo el consumo total de cangrejos, gusanos y langostinos (llamado langosta Norway), lo que de esta manera amenaza su crecimiento y supervivencia.19,20

No es sorprendente que los investigadores de la Universidad de California en Santa Bárbara (UCSB, por sus siglas en inglés) hayan vinculado los microplásticos y las microfibras a la contaminación en los peces.21

Las pequeñas perlas, ingeniosamente imitan a las fuentes naturales de alimentos, y las microfibras, que son aún más frecuentes que las microperlas, inclusive son más fáciles de consumir, tanto por los peces  como por otros mariscos.

Sin embargo, la investigación demuestra que estas partículas no pueden ser desechadas. Una vez consumidas, tienden a permanecer en el cuerpo y se acumulan, lo que con el tiempo, aumenta su acumulación en los cuerpos de los animales más arriba de la cadena alimenticia.

Cuando Abigail Barrows, investigadora jefe de Global Microplastics Initiative, analizo los 2 000 peces marinos y de agua dulce, el 90 % tenía restos de microfibra en sus cuerpos.

Resultados casi idénticos se reportados por Amy Lusher, una investigadora de microplásticos con sede en el Reino Unido quien fue co-autora de un estudio realizado en 201422 sobre la contaminación microplásica en el noreste del Océano Atlántico.

También se han encontrado microfibras en la mayoría de las muestras de agua del río Hudson,23 y los estudios demuestran que las concentraciones de fibras tienden a ser particularmente altas en los sedimentos de las playas cerca de las plantas de tratamiento de aguas residuales.24

Para empeorar las cosas, estas microscópicas fibras plásticas absorben toxinas como una esponja, lo que absorbe PCBs, sustancias químicas retardantes de llama, pesticidas y cualquier otra cosa que se encuentre en el agua.

Y dado a que muchas de estas toxinas se unen a las grasas, las fibras permiten que las toxinas se bioacumulen mucho más rápido en el cuerpo mucho, lo que aumenta en cantidad a medida que avanzan en la cadena alimenticia.

Se ha demostrado que estas sustancias químicas causan daño hepático, tumores hepáticos y signos de alteración endocrina en peces y otros mariscos, incluyendo menor fertilidad y función inmunológica débil.

Los Mariscos son una Fuente Significativa de Plástico en la Cadena alimenticia

Con todo este plástico actuando como alimento en la cadena alimenticia, no es de extrañar que los investigadores también lo estén encontrando en nuestros alimentos.

El año pasado, al citar un reporte25 del Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales del Reino Unido  [DEFRA], el Daily Mail dijo:26

"Los microplásticos se han encontrado en una amplia variedad de especies, incluyendo zooplancton, mejillones, ostras, camarones, gusanos marinos, peces, focas y ballenas.

Las sustancias químicas en los microplásticos ingeridos por un organismo pueden desintegrarse de las partículas del plástico y entrar en los tejidos del cuerpo... [DEFRA] dijo que hay pruebas de estudios que demuestran que pequeñas partículas de plástico pueden atravesar las membranas en las células, lo que causaría daño e inflamación.

Al  analizar los inconvenientes en los seres humanos, [DEFRA] dijo: "Varios estudios demuestran que los microplásticos están presentes en los mariscos vendidos para el consumo humano, incluyendo mejillones en las granjas de mejillón del Mar del Norte y las ostras del Atlántico. "La presencia de microplásticos marinos en los mariscos podría representar una amenaza para la seguridad de los alimentos".

Según el reporte del DEFRA, comer seis ostras podría introducir alrededor de 50 microperlas de plástico en su cuerpo. Un tercio de los peces capturados en el Canal de la Mancha también contiene microperlas, al igual que el 83 %  de los langostinos vendidos en el Reino Unidos.27

Cómo Podemos Ayudar

Nuestra "cultura de lo desechable" ha dejado un rastro de destrucción, tanto en términos de impacto en el medio ambiente como en los humanos. Ahora, ¿Cómo podemos ser parte de la solución? En resumen, al convertirse en un consumidor más consciente en cuanto a la fabricación de los productos que compra, cómo pueden afectarle y lo que les sucederá una vez que los descarte.

Hoy en día, muy pocas personas son capaces de vivir un estilo de vida que no genere basura, pero cada uno de nosotros puede dar pasos pequeños pero determinantes con el objetivo de reducir la basura plástica de todo tipo. Estas son algunas sugerencias a considerar:

Reduzca el uso de todos los productos que vengan en  plástico: Compre productos que no estén hechos o empaquetados en plástico. Mientras que los artículos implicados son infinitos, aquí están algunas ideas:

Utilice bolsas reutilizables cuando vaya al supermercado

Si tiene antojo de café, lleve su propia taza y no le ponga tapa ni popote

No compre agua embotellada, en cambio lleve agua de su casa en botella de vidrio

Guarde los alimentos en recipientes o frascos de vidrio en lugar de recipientes de plástico o bolsas

Para las sobras del restaurante, lleve su propio recipiente

Evite la bolsa de platico de la tintorería

Evite los artículos de cuidado personal que contengan microperlas. Muchos productos que contienen microperlas, lo especifican en la etiqueta, aunque también pueden aparecer como "polietileno" o "polipropileno" en la lista de ingredientes

Evite ropa de microfibra, como la lana sintética  y/o lave lo menos frecuentemente posible

Recicle lo que pueda: practique reciclar y reutilizar los productos siempre que sea posible y/o participe en los eventos para reciclara plástico que se llevan a cabo en las escuelas locales, donde le pagan por libra de plástico

Apoye la legislación: Apoye los esfuerzos legislativos para gestionar los residuos en su comunidad; sea un líder en su empresa, escuela y vecindario

Sea creativo: ¡Si tiene una gran idea, compártala! La capacidad de las personas para crear maneras más inteligentes, reciclaje creativo e ideas de reutilización son muy mínimas, y estas estrategias son las que nos llevan a un mundo más sustentable.

© Copyright 1997-2017 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.